One-shot de Pokémon - Red

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por redandblue, 31 Julio 2009.

  1.  
    redandblue

    redandblue Guest

    Título:
    Red
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Poesía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1558
    Red

    Ok, mi primer One-shot, editado por Verdana, mi nueva amiga de CZ : D


    Titulo: Red

    -Una mañana en Pueblo Paleta-

    Han pasado ya cinco años desde que aquel valiente joven, lleno de esperanzas, salió del pequeño pueblo, iniciando su viaje y con ello su leyenda.
    Entre aquellas verdes y enormes montañas que protegen al poblado, se dibuja una pequeña casa de madera, de color blanco y dividida en dos pisos, en ella habita nuestro amigo, en la parte superior se encuentra un balcón, por el cual, sale a recibir el fresco aire que resopla al amanecer.

    No fue si no hace 1 año, cuando llego a la bella región Sinnoh, en donde sus sueños y esperanzas le fueron arrebatados por un extraño grupo de hombres espaciales, al lograr frustrarles sus malévolos planes, consiguió salvar al mundo pokémon, pero a costa de su futuro...

    Un año atras....

    Con ayuda de 3 jóvenes y su inseparable amiga, aquel temerario entrenador, consiguió escabullirse en las instalaciones secretas de aquellos extraños sujetos. Mismos que habían planeado despertar al todopoderoso dios pokémon, con su imponente poder lograr dominar todas las dimensiones y ser los gobernantes de un nuevo universo, lleno de caos y oscuridad.

    Después de un largo y extenso trayecto, lleno de batallas, lograron derrotar a los 3 generales de aquel temible grupo, así consiguieron la localización del líder, quien se encontraba en Mt. Coronet, cuna de todas las leyendas de Sinnoh. Sin dudarlo aquel pequeño grupo de entrenadores, se dirigió a encarar al temible enemigo, sin imaginar lo que ocurriría en aquella enorme cordillera.

    Montados en sus pokémon, aquellos cinco se dividieron en dos grupos, unos se dirigieron por tierra, y otros por aire, logrando llegar primero el joven cabeza de azabache, montado en su Aerodactyl, junto a el llego su rubia compañera, escondiéndose entre aquellas ruinas, lograron ver como un sujeto de cabellera azul, montaba un singular ritual, recitando palabrería extraña, logro abrir un inmenso y oscuro portal, en la cima de Mt. Coronet, se empezó a dibujar un cielo oscuro, con nubes de tormenta, rayos y centellas comenzaron a invadir aquel horrendo panorama, llegando por una cueva, los otros tres integrantes del equipo, sin dudar atacaron al extraño hombre.

    A nuestro amigo no le quedo más que entrar en la disputa, dejando atrás a su extrovertida camarada, después de todo, la amaba con tremenda intensidad y no dejaría que algo le ocurriese. Una dura batalla comenzó, aquellas ruinas eran un enorme campo de batalla para nuestros héroes, usando sus habilidades, lograron derribar a aquel misterioso sujeto, todo parecía estar en calma ahora, aquellas nubes que cubrieron el hermoso y celeste cielo, habían desaparecido, pero aquel agujero negro, seguía ahí, rápidamente trataron de preguntarle al creador del siniestro como podían pararle, pero sus intentos fueron en vano, un ataque al corazón terminaba con su patética vida, antes de partir al otro mundo, con todas sus fuerzas volteo hacia el inmenso tunel de gusano, con su característica y maliciosa sonrisa replico: "Arceus"

    Todos pusieron una cara de espanto, no podían creer que aquel hombre había podido lograr su cometido, llamar al dios de todo lo existente e inexistente, aquel que decidía quien vivía o quien moría, el juez de todo, Arceus.

    Pronto, de aquel portal, se asomo su enorme cabeza, de color blanco , deslumbraba ante ellos, no sabían que hacer, sus pokémon tenían miedo, quien les dio la vida, ahora era su enemigo, un sentimiento un tanto maternal les invadió y no pudieron hacer nada, el chico rubio del grupo entro en una enorme crisis, la joven de cabellos azules no dejaba de llorar, el chico de boina rojiza no sabia que hacer, había quedado enmutado, ellos sabían que ante aquel ser supremo, nada podían hacer, era cuestión de tiempo para que terminaran sus vidas, solo los dos veteranos restantes, habiendo vivido tremendas y dolorosas batallas, podían mantener la calma.

    Decidido a terminar de una vez por todas con esto, el héroe de esta historia comenzó a platicar e implorar ayuda a sus pokémon, viendo lo decidido de este y quien era el quien de verdad les quería y se preocupaba por ellos, decidieron ayudarle, pues aunque aquel enorme pokémon era su creador, no había sido el quien los había cuidado, quien había velado por ellos todo ese tiempo, demostrando el amor que tenían por el, decidieron pelear a su lado.

    Arceus ya había salido por completo, su majestuosidad ponía algo nervioso al decidido entrenador, era el momento de la batalla final, todos los pokémon comenzaron a atacarle, el chico de gorra roja corrió, y comenzó a golpearle, aunque todos esos ataques parecían hacerle un daño mínimo, el todopoderoso pokémon se enfureció, usando psíquico, levanto al valiente joven y con toda su furia, uso su potente y poco conocido ataque, "Juicio final" sobre el...

    Ahora el destino de nuestro amigo, esta atado a una silla de ruedas, sin movilidad alguna, cualquiera pensaría que el a muerto, pero sigue entre nosotros, su amada le cuida diariamente, con la esperanza de que un día el pueda sonreír y verla directamente a los ojos, correr junto con ella y disfrutar del mundo. Aquel ataque final, lo dejo en un tipo de coma, la luz de sus ojos había desaparecido, su corazón y mente parecen seguir su funcionalidad, pero es incapaz de moverse o comunicarse de alguna forma, era su castigo por oponerse a la palabra de un dios.

    - Vamos adentro, el sol comienza a picar un poco - Decía la chica de rubia y larga cabellera, tomando por detrás la silla, para introducir al joven en su recamara.

    - Si...si tan solo esos 3 hubiesen llegado antes a calmarlo...todo hubiese sido diferente.- Aquella persona no pudo contener la enorme tristeza que invadía su corazón, el joven al que amaba estaba ahora en un estado inanimado, un destino peor que la muerte para muchos.

    Vemos en sus recuerdos, como después de recibir el ataque de Arceus, el chico azabache cayo al suelo, dejando a todos con una expresión de incógnita y terror. Cuando ya lo creían todo perdido, tres pequeñas formas rodearon al gigantesco pokémon, con un extraño poder, formaron un lazo rojizo alrededor de el logrando encerrarle de nuevo en aquella extraña dimensión de donde provenía, controlada ya la situación, nadie podía creer lo que había ocurrido, esas tres criaturas no eran otras mas que Mesprit Azelf y Uxie, un trió legendario, que en su tiempo fue salvado por nuestro héroe, quien yacía en el suelo sin lograr reponerse, el trió se le acerco, trataron de despertarlo, pero aun con todo su poder, no lograron nada, todos los presentes comenzaron a sollozar, era increíble todo esto, los pokémon que habían encerrado a Arceus, no pudieron hacer mas, que volver todo a su normalidad, con sus poderes psíquicos, mandaron a todos al pueblo de Sandgem, donde todo el mundo esperaba el regreso triunfal de nuestros héroes, sin saber lo que había ocurrido en aquella peligrosa montaña.

    - ¿Porque? ¡¡ ¿Por qué el destino es tan cruel?!! tu que amabas tanto a los pokémon, dabas tu vida por ellos, ¿Porque te toco esto?, no puedo entenderlo - Los sollozos de aquella joven, podrían estremecer a cualquiera. Ya en la habitación, abrazo al inmovil muchacho, aun sentado en su silla, arrodillándose ante el, comenzó a llorar nuevamente en su regazo, ella se había prometido, cuidarlo hasta el día que el volviera ser el de antes, aun incluso después de que todos los médicos le dijeron que su condición no podía si no empeorar, a pesar de todo eso ella seguiría a su lado, esperanzada a que el volvería a ser aquel energético entrenador.

    - Ahora ya que se cumplió tu sueño, no puedes disfrutarlo, sabes, el mundo te catalogo de su héroe, aquel que salvo al mundo incontables veces, aquel inexperto entrenador, ahora ya es todo un maestro pokémon. Pero... ¡a mi no me importa eso! yo te quiero de vuelta, si tan solo, tuviera una pequeña señal, algo que me de aun mas esperanzas.

    En la fría oscuridad de aquella habitación la triste y desesperanzada joven continuo su sollozo, sus cristalinas y saladas lagrimas recorrían sus rosadas mejillas, su ronco pecho parecía no soportar un gemido mas, estaba tan centrada en su tristeza que no se dio cuenta que alguien la acompañaba en su dolor, frente a ella cayeron dos húmedas gotas, manchando las mangas de su negra blusa, curiosa, dejo de llorar para luego elevar su mirada y ver que de los ojos de su amado, brotaban unas lagrimas de profunda tristeza.

    -Ye...¿Ye..llow?...



    Fin
     
  2.  
    POKEMOON

    POKEMOON Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    287
    Pluma de
    Escritora
    Re: Red

    Eso sí que fue hermoso ToT. Este One-shot de Red estuvo buenísimo. [Y no porque me gusta Red nadamás xD] La forma en que narraste fue espléndida. Muy buena narración, excelente diría yo :D. Me dio pena que Red luego de todo eso quedara paralítico semi-mudo, pero me alegró que aún vivía ToT.

    Bueno, de errores solo te puedo señalar algunos como:
    Me parece que quí es cayó la palabra ;). Alguna que otra falta de acento.

    Por ahora no recuerdo más, es que este escrito fue verdaderamente hermoso y no me dejó pensar en eso xP. Me imaginé todo perfectamente, no tuve problema en eso. Me lo imaginé al 100 % :eek: excelente xD.
    Espero poder ver otro trabajo tuyo tan bueno como este y hasta mejor. Chao, cuídate ;)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso