Re-inicio. (intercambio navideño)

Tema en 'Relatos' iniciado por Lyden, 7 Enero 2015.

  1.  
    Lyden

    Lyden Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2013
    Mensajes:
    353
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Re-inicio. (intercambio navideño)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1013
    Para [​IMG] Drenwk, espero que te guste :V


    Se quejó por enésima vez en el día, todo para él era gris desde ese día hacía diez años cuando había tenido la elección de quedarse con su padre o irse con su madre. Nunca estuvo más arrepentido de su elección.

    Ahora, diez años después, estaba regresando a ese mismo lugar. Miró por ambos lados del auto, esperando que algo pasara, algo que cambiara su vida. Al otro lado del parque pudo ver como cavaban un hoyo y colocaban una lápida.

    Edgar solo esperaba, siempre esperaba. Esperaba una nueva vida, esperaba una buena vida. Pero nunca hacia nada.

    Después de dejar sus cosas en su cuarto le llamaron a cenar, bajó sin ganas con los audífonos puestos y una chaqueta que le quedaba grande. Esa mujer que lo tenía obligado a llamarla “madre” estaba sentada al otro lado de la mesa frente a su tío. Quien seguía triste por la muerte de su hermano

    Comieron en silencio como perfectos extraños que habían tenido que sentarse en una misma mesa en el restaurante. Nadie comió nada, nadie miró a nadie, parecían muertos con la vista fija en su comida.

    — Edgar, ¿Te quedaras conmigo?— preguntó su “madre”, pero sonó más a una orden. Él no dijo nada, solo comenzó a comer.

    Al terminar se limpió los restos de comida y se fue a recorrer el lugar con los gritos de esa mujer a sus espaldas. El bosque seguía tan espeso como siempre pero muy diferente, varias veces se perdió intentando buscar aquel árbol. Finalmente lo halló pero mucho, mucho más grande que esa pequeña planta de no más de cinco centímetros.

    — ¡Edgar! ¡Te he dicho que vengas aquí!— gritó la mujer, miró por encima de su hombro la dirección por dónde venían los gritos esa mujer seguramente iba a matarlo. Recorrió el lugar con la vista intentado ver algún lugar para escapar, nada. Miró arriba y comenzó a trepar, perdiéndose entre las ramas.

    Se sentó en la copa del árbol mirando hacia el sol que ya se ocultaba en el horizonte. Y cuando desapareció de su vista todo se volvió blanco. Bajó del árbol ya que no escuchaba ningún grito, cuando sus pies tocaron el suelo y su vista recorrió el lugar casi le da un infarto.

    Todo, TODO era blanco e infinito.

    — ¿D-dónde estoy?— se preguntó mirando a su alrededor, el árbol seguía allí. Se acercó hacia esa planta donde había una nota con escritura de plata, la arrancó con cuidado.

    Bienvenido a tú nuevo mundo, desea lo que quieras.”

    — Desearía una cama con forma de auto— se dijo sarcásticamente entre risas, a sus espaldas se escuchó un estruendo. Al darse la vuelta había una cama, con forma de auto. Se tropezó con sus propios pies y calló al suelo bastante sorprendido. Miró nuevamente aquella hoja de papel, la colgó en el árbol y se fue corriendo hacia ningún lugar.

    — Deseo una mansión rodeada de árboles— exclamó, como él esperaba una casa se formó a sus espaldas con muchos árboles

    Y así deseó y deseó hasta tener toda una ciudad; con centros comerciales; monumentos en su honor; parques de diversiones; rascacielos, etc. Se sentó en uno de los bancos del centro y se echó a reír, miró a su alrededor: todo estaba muy silencioso. Se levantó, aspiró mucho aire y dijo, sin pensar que se arrepentiría:

    — ¡Deseo que hayan personas!

    Su deseo hizo eco pasando entre los edificios, las plantas, hasta ese gigantesco árbol que se había hecho mucho más grande en el transcurso de los años. En medio de la calle esperó que algo sucediera, una bocina lo aturdió desde atrás

    — ¡Sal del medio, estúpido!— exclamó un hombre desde su auto. Edgar se movió dejando pasar al señor, alguien le golpeó en el hombro. Calló al suelo y sintió como le quitaban la chaqueta con unas risas por atrás, miró a su alrededor. Muchas personas le rodeaban, pero nadie hacia nada. Se levantó corrió hacia la zona norte, donde debería estar el árbol.

    Pero antes de llegar una explosión lo lanzó unos metros atrás, en el cielo miles de naves de guerra lanzaban bombas hacia esa ciudad. Corrió por las calles intentando resguardarse de las explosiones, al llegar al árbol se detuvo a respirar.

    — ¿Q-que está pasando…?— se preguntó con la frente apoyada en el árbol. Las explosiones pararon, el ruido de las sierras llenó en silencio. Estaban talando todos los árboles, miró hacia atrás la cuidad estaba destruida.

    Sintió su teléfono vibrar en su bolsillo al sacarlo sintió que su corazón se le iba a parar, Hora: 00.39 Fecha: 12-07-33.

    Las sierras pararon, la fecha de su teléfono comenzó a cambiar rápidamente 31-01-37. 29-12-40

    Miró como ese mundo que una vez soñó se destruía, consumido por las llamas; por el odio de un alma falsificada. Todo terminó siendo cenizas, y nuevo terminó siendo blanco e infinito.

    — ¿Ahora lo entiendes?— preguntó una voz suave a sus espaldas, miró a esa mujer de largo cabello rubio

    — ¿Qué debo entender?

    — Tu no lo recuerdas, pero diez años atrás lo deseaste, deseaste tener tu propio mundo, deseaste ser un creador. — contesto caminando hacia adelante. — Cuando deseaste que hayan personas, no te especificaste. Las almas no se pueden clonar, el mundo nunca será perfecto como esperabas. Tu error, fue esperar demasiado del futuro.

    Se despertó sudando, la nota a su lado estaba a medio escribir. El árbol era de cinco centímetros, se levantó penosamente. Había una nota a su lado

    Pensar demasiado en el futuro no es bueno. Todas las decisiones que tomas en tu vida forman tu destino, esperabas demasiado; hacías muy poco. Te doy una nueva oportunidad de hacer las cosas correctamente, no me falles.”

    Fecha: 12/05/2095.

    El árbol no estaba plantado, se levantó y se llevó la plantita consigo hasta donde estaba la ventana que daba a su cuarto. Para que crezcan juntos, sin esperar nada; pero haciéndolo todo.
     
Cargando...
Similar Threads - (intercambio navideño)
  1. Cranex
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    252

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso