1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Que es esto que siento en mi pecho [nalu]

Tema en 'Fairy Tail' iniciado por Nai Dragnel, 10 Marzo 2015.

  1.  
    Nai Dragnel

    Nai Dragnel Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    15 Febrero 2015
    Mensajes:
    2
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Que es esto que siento en mi pecho [nalu]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    548

    Capitulo 1
    Que es esta Sensación en mi Pecho.

    En cierto gremio de Magnolia, un Dragón Slayer de fuego se encontraba pensativo (más bien confundido), ya que hace varios días sentía una extraña sensación en su pecho. Su pequeño gato compañero, algo preocupado al notar que su amigo llevaba unos cuantos días sin iniciar alguna pelea (bueno, casi) y que ni siquiera ha respondido a las constantes burlas de Gray y Gajeel por ser abandonado por Lucy para ir a una misión.

    Lo único que hacia Natsu era comer chocolates o exigirle a Mirajane una explicación del porque le había prohibido a él acompañar a la rubia maga celestial a dicha misión. Mirajane, que por enésima vez le explicaba, le respondió: —La misión solo requería magas, nada de magos. El pelirrosa solo suspiró y siguió comiendo de sus chocolates, los cuales habían sido lo único que ha comido desde que Lucy partió a dicha misión junto a Erza, Levi y Cana.

    Happy, que realmente estaba preocupado, le preguntó a su nakama si se encontraba enfermo, Natsu le responde que no estaba seguro que fuera algún resfriado, pero que sentía algo extraño en su pecho desde hace unos tres días (coincidentemente los mismos tres días que las jóvenes magas habías partido a su misión). El gato pensó que podría ser causado por alguna espina de pescado que el Dragón Slayer se había tragado, Natsu dudándolo algunos segundos le respondió que no lo creía.

    Mirajane, que era consciente del estado de ánimo de Natsu, se acercó a Él con su linda sonrisa y le dijo que lo que sentía era provocado por Lucy. El alado gato gritó desesperado al pensar que su compañero se había tragado a la maga celestial.

    La mayor de los Strauss ignorando la alocada suposición del gato, siguió con su conversación con el melancólico mago diciendo: —Natsu, ¿estas preocupado por Lucy?, ya imaginándose la respuesta. Él responde abiertamente que así era. La albina le pregunta: —Acaso piensas que Lucy es débil?, a lo que Natsu enfadado responde: —Lucy no es débil!, luego volteó su cara inflando sus mejillas y casi en un murmullo dice: —Solo es que quisiera protegerla en todo momento...
    Mirajane que escuchó el susurro de Natsu, lo miró fijamente y le sonrió muy picara, lo cual hizo que el Dragón Slayer se sonrojara y eso no era algo que pasase a menudo.

    La linda albina al final le pregunta: —Natsu, ¿que sientes por Lucy?.
    E-Eeeehh...!! —Gritó el mago totalmente avergonzado por la pregunta de la Strauss (ni él mismo sabía por qué), se llevó la mano hacia su pecho por reflejo al intensificarse su molestia y respondió sin pensar: —Siento una presión en mi corazón...
    La Strauss sorprendida al darse cuenta que el Dragón Slayer de fuego era tan inocente que ni Él mismo se había dado cuenta de sus propios sentimientos.

    No muy lejos, la menor de los Strauss usaba su TakeOver parcial de tigresa solo en sus oídos para escuchar la conversación que sostenía su hermana mayor y su amigo de la infancia.


    PD: Espero les halla gustado. Planéo varios Capitulos pero si es que Uds. estan de acuerdo.
    Este es mi Primer FanFic y traté de hacerlo lo mejor posible. Toda sugerencia o consejo será muy bienvenido.
     
  2.  
    Nai Dragnel

    Nai Dragnel Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    15 Febrero 2015
    Mensajes:
    2
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Que es esto que siento en mi pecho [nalu]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1577
    Capitulo 2
    Un Gran Consejo.

    La mayor de los Strauss suspiró y le dijo al pelirrosa: —Si quieres que lo que sientes deje de ser algo molesto debes seguir mi consejo al pie de la letra. La albina lo tomo de los hombros y comenzó a susurrarle a su oído. Lisanna al no poder escuchar lo que murmuraban, además de ver la cara de Natsu ponerse cada vez más colorada, su curiosidad fue cada vez mayor, así que comenzó a acercarse, pero se detuvo en seco cuando su hermana mayor dirigió una mirada endemoniada hacia ella, lo cual daba a entender que había sido descubierta espiando.

    El Dragón Slayer de fuego se alejó algunos centímetros de la Strauss diciendo que no podía hacer eso, que Lucy lo mataría si intentaba tal cosa. Mirajane lo observa y le responde: —Nunca pensé que el mago más fuerte de Fairy Tail sería un cobarde.... Ella sabía que era muy arriesgado jugar con el orgullo de Natsu, pero era la única forma de convencerlo. Un calor casi insoportable se sintió de inmediato en todo el gremio y parte del techo voló en pedazos por el rugido del Dragón de Fuego del pelirrosa. En ese mismo instante las puertas del gremio se abrieron de par en par y siendo atravesada por las cuatro chicas que volvían de su misión. La primera en entrar rápidamente fue Erza, preocupada por la explosión que logró ver justo cuando las cuatro magas se disponían a entrar a su querido gremio. Todo el mundo, al ver a la pelirroja envuelta en un aura oscura, apuntaron en dirección al Dragón Slayer de fuego en forma de acusación, para que así enfocara su furia solo en el causante de los destrozos y no en ellos.

    En ese mismo instante Natsu, aun escupiendo fuego, se volteó en dirección a la entrada logrando divisar a la rubia maga causante de su extraña "enfermedad" y sin pensarlo dos veces, de un salto cruzó todo el gremio en dirección a Lucy. En ese instante Erza se reequipaba a su armadura de Princesa del Purgatorio para así darle un escarmiento al pelirrosa. Cuando todos pensaban que el gremio sería totalmente destruido por la inevitable pelea entre esos dos, todos quedaron sorprendidos, en especial Erza al ver que Natsu ágilmente esquivaba su ataque ignorándola por completo para luego caer sobre la maga celestial, tomarla en sus brazos y llevársela quién sabe dónde. Todos en el lugar quedaron helados a excepción de las dos hermanas Strauss. La mayor con su usual sonrisa de demonio disfrazado de ángel y la menor que había seguido a la pareja sin que los otros se dieran cuenta.

    Lisanna siguió a la pareja sin que ellos lo notaran, llegando hasta la casa de Lucy. Los vio entrar por la ventana y una vez que estuvieron dentro la albina los espió desde la misma ventana sin ser vista, ya que usó su Take Over para transformarse en una pequeña ratoncita blanca. Lucy aún sorprendida y algo mareada por la extraña reacción de su nakama le exigió que la soltara, el pelirrosa obedeció haciendo que ella cayera sentada al suelo de su habitación, quedando Natsu sentado en la cama. Ella furiosa y aún algo adolorida por la reciente caída le exigió una explicación. El Dragón Slayer molesto con ella, y algo sonrojado la culpó de su "enfermedad". Lucy muy confundida le exigía que explicara de por qué la culpaba. el poniéndose cada vez más rojo le dijo que desde que ella lo había abandonado sentía un fuerte malestar en su corazón. La rubia algo más relacionada a estos temas sentimentales, ya que sin que él lo supiera, sentía lo mismo cuando estaba cerca de él, así que en su mente pasaron miles de ideas locas sin saber que estaba muy cerca de la realidad. La Strauss que seguía espiándolos comenzaba a sentir algo que no quería admitir.

    Natsu tomó a la rubia de sus hombros y la lanzó suavemente sobre su cama, Lucy todavía inmersa en sus locas ideas no reaccionó de inmediato a las acciones del pelirrosa. El mago se colocó sobre la rubia, la sujetó de sus brazos y comenzó a acercar su rostro al de ella, haciendo que su extraña sensación se hiciera cada vez más intensa con cada centímetro borrado. La maga celestial, mostrando algo de resistencia que con el paso de los segundos iba desapareciendo más y más entregándose a las acciones de Natsu. La distancia se hacía cada vez menor hasta que fueron escasos milímetros y justo cuando esos milímetros desaparecerían oyeron un extraño rasguño en la ventana lo que provocó que sus cabezas chocaran. El Dragón Slayer se asomó por la ventana sobando su cabeza por el golpe y de reojo creyó ver un pequeño ratón de color blanco escondiéndose detrás de unas macetas. El mago ignoró al pequeño roedor y entró otra vez (la pequeña roedor Lisanna estaba furiosa por lo que estaba viendo).

    Miró a su nakama que aún estaba muy sonrojada y pensó que no era buena idea lo que estaba haciendo, pero recordó el desafío que le hizo Mirajane en el gremio, así que se armó de valor nuevamente y se lanzó sobre la maga celestial que aún se encontraba en shock por lo sucedido, Otra vez Natsu se encontraba sobre Lucy acercando sus rostros hasta que al fin sus labios se posaron sobre los de ella. En el corazón de Natsu la extraña sensación se hizo inmensa, además de un cosquilleo en su estómago que ya había sentido en otras ocasiones (por ejemplo cuando despertaba en medio de la noche en la cama de Lucy, ella dormida y abrazada con su brazo y pierna sobre él, con su pelo algo alborotado, su olor a chocolate que con cada minuto que pasa se hacía su aroma favorito y con sus labios brillantes a la luz de la luna que entraba por la ventana). Justo cuando la ratoncita Lisanna estaba a punto de saltar sobre la pareja ahogada en ira y celos, Natsu sintió un conocido aroma a manzana roja, además de un aroma a pescado que se acercaba, pero por obvias razones decidió ignorar.

    Happy entró por la ventana imaginándose que podrían estar sus amigos en aquel lugar y lo que encontró fue tremendo para su inocente cabecita. Lo primero que pensó fue que el pelirrosa estaba tratándose de literalmente comerse a la rubia. La pareja que aún no se percataba que su alado gato los había descubierto siguió con lo que estaban haciendo. El beso era solo de contacto de labios, ya que el Dragón Slayer no sabía que más se podría hacer, pero eso fue suficiente para darse cuenta que su extraña molestia se hacía cada vez mayor, pero por raro que fuera para él, también se volvía más ameno. Era una sensación nueva y exquisita para el pelirrosa. Hasta que sintió algo inusual. La rubia que estaba bajo de él comenzó a deslizar sus manos por el cuerpo del Dragón Slayer, lo que provocó desconocidas reacciones en el cuerpo del mago. Natsu se dejaba llevar por la sorpresiva iniciativa de la rubia, pero se asustó cuando sintió la mano de Lucy metiéndose dentro de su pantalón, además de sentir la lengua de su ya excitada amiga deslizándose por sus labios.

    El mago, que a pesar de iniciar lo que estaba sucediendo, no tenía mayor conocimiento del tema mas que lo que estaba viviendo el aquel momento, así que se separó un poco de la rubia, lo que provocó que los dos recién se dieran cuenta de que eran vistos por su compañero azul, que se encontraba impactado de lo que era testigo. Lucy al darse cuenta se sintió tremendamente avergonzada, por lo cual levantó una de sus piernas con gran fuerza lanzando a su amado nakama por la ventana el cual cayó de cara al suelo de la calle. El Dragón Slayer que estaba en el exterior, mientras se sacudía el polvo de su, algo sudado atuendo, volvió a ver al pequeño ratoncito albino con lo que creyó unas lagrimillas saliendo de sus ojos, lo que lo dejó totalmente extrañado. En ese momento recordó lo que estaba haciendo hace algunos instantes atrás con su nakama y a su mente vinieron todas esas sensaciones que la rubia le hizo experimentar.

    Lucy estaba totalmente ruborizada, muy confundida y, aunque no lo reconociera, estaba bastante excitada por lo que acababa de pasar. El gato, aún impactado, salió rápidamente volando por la ventana en dirección al gremio. Ella, al igual que el pelirrosa que también lo vio salir, sabían que todos en su querido gremio se enterarían de lo sucedido, y eso era algo que ninguno de los dos permitiría, al menos no por el momento. El Dragón Slayer subió otra vez a la habitación de la maga celestial, la que todavía estaba sobre su desordenada cama. Se miraron algunos segundos algo sonrojados, pero dejaron sus nacientes sentimientos a un lado y se dirigieron velozmente a tratar de alcanzar a su gato amigo. La rubia sobre la espalda del pelirrosa, aunque se encontraba muy preocupada por lo que se enterarían sus compañeros no podía evitar que temblara su cuerpo al contacto con el del mago, que por su parte no podía dejar de pensar en todo lo que su nakama la había hecho sentir.

    PD: Me decidí subir el segundo capitulo porque el primero fue algo corto. espero les guste
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    FaZe Erza

    FaZe Erza Summoner.

    Sagitario
    Miembro desde:
    13 Diciembre 2015
    Mensajes:
    24
    Excelente capitulo , no tengo palabras , me encanto , espero la sgte parte :3
     
  4.  
    Silvia lezcano

    Silvia lezcano FoReVeR mili*-*

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Enero 2016
    Mensajes:
    3
    Muy lindo tú fics :)
     
  5.  
    makakenea

    makakenea Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    8 Mayo 2015
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Es una lastima que lo ayas dejado, realmente ¡me encanto!, con mis vagas esperanzas espero que algun dia lo continues :3
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso