Protegiendo a los seres que amo

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por dulcekagome, 4 Abril 2010.

Cargando...
?

que tal el fic?

Poll closed 14 Abril 2010.
  1. si me encanto, continualo n_n

    83.3%
  2. si, esta bien

    16.7%
  3. no me gusto

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    476
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    rayos ya habia dejado comentario pero se borro, gracias por avisarme que actulizaste tu ff me gusto mucho el capitulo, ya nacieron los bebes de Inuyasha y Aome, describiste muy bien a los bebes.
    esto se esta poniendo muy interesante. espero pongas pronto la continuacion.
     
  2.  
    diana hatake

    diana hatake Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    30 Marzo 2010
    Mensajes:
    34
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    waw la conti estuvo super
    ya nacieron los bebes, inuyasha3 se enterneció con el primero pero.............
    no me gusto la actuacion que tuvo con los demas devio ponerse feliz pero no importa(si tomamos que es inuyasha3),
    por orto lado esa kagura fue muy bruta porque naraku tiene su corazon y la puede matar por voltiarepas.....
    aaaaaaaahhhhhh
    que hermosos son los bebes
    me parecio y bacano que haya una niña que tal todos hombres nonononno
    por otra parte midoriko hizo bien al darle fuerzas a aome y.......
    por fin aome defiende a inuyasha3 y no a shippo
    me dio mucha risa esto:
    por ultimo gracias por avisarme besos
     
  3.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Chibi linda, perdona por no estar presente… pero porque te quiero vuelvo. Veo que has mejorado mucho en tu fic, me entretuve un buen rato. Has mejorado mucho (con la ayuda de la gruñona de tu chibi windmiko) ¡no le digas gruñona! Bueno, ignorando olímpicamente a Yuuko ¬.¬ *La mira por sobre su hombro* Vas muy bien, pero te daré los siguientes consejos: Letra del foro. (¿Cuánto tengo que repetirlo? Dile a tu sensei que Izayoi, su sempai, cada día se enoja más porque esta regla no se cumple) Verdana tamaño 10, 2 del foro, te recomiendo dar una leída a tu fic. Hay ocasiones en que narras en tercera persona, y de pronto lo haces en primera persona con Kagome, sin previo aviso. Cuida mucho ese detalle… Otra cosa que me encanta señalar, porque lo aprendí pro mi misma :D Un capítulo NO puede iniciar con un diálogo. Bueno, me despido, tengo que controlar a mis hermanos que se están matando, ¡Dejen de imitar a la WWE!
     
  4.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Protegiendo a los seres que amo
    Total de capítulos:
    19
     
    Palabras:
    4984
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Capitulo diez : “La sorpresa de Rin Y Sesshomaru”



    — Bien ahora lo que tengo que hacer es…— se preguntaba el hanyou, ya que siempre quien se encargaba de ellos cuando lloraban era su mujer.
    —¡Haaaa! No se que hacer. Estos niños no dejan de llorar —admitía frustrado el pobre, con ambas manos sobre sus sensibles orejitas
    — ¿Pe... pero… a que rayos huele? —ahora al llanto de los pequeños se sumaba un asqueroso olor según su olfato
    — ¡Buaaaa! —el llanto de los pequeños era cada vez mas fuertes, haciendo que hanyou ya no aguantara mas.
    — ¡Haaaa… que boy hacer! —el hanyou por fin colapso dejándose caer sentado en el suelo junto con sus niños.

    Al llegar la miko al ver como le había ido a su esposo con sus tres pequeños hijos. Se sorprendió al verlos todo mareado con los tres bebes en sus brazo llorando sin cesar.

    — ¿Pero Inuyasha, como no has podido con los pequeños? —le reprocho al verlo así
    —Es que Kagome los tres me tienen tan confundido, además huelen muy mal — se intentó excusar
    — ¡Haaaa! no se como le haré para criar cuatro —dijo la miko tipo suspiro haciendo que el hanyou la mirara
    — ¿Cómo que cuatro? ¿el otro donde esta? —le dijo un tanto celoso
    — Si, cuatro y esta junto con los otros tres pequeños —le respondió un tanto risueña. Esto hizo que el hanyou se enojara y le respondiera
    —Yo no soy un bebe ­— levanto la voz haciendo que los niños siguieran llorando.

    Si se pudiera ver la escena cualquier terminaría riéndose. El hanyou con sus tres hijos llorando sin cesar a los pies de la cunita de los pequeños y la madre reprochándolo por no ser capas de mudar a sus niños. Fuera de la habitación donde se encontraban los bebes, el hanyou y la miko. Se Encontraban el resto del grupo viendo tremendo numerito que se estaba montando gracias al ojidorado.

    —Será mejor ayudarlo —informo el pequeños kitsune
    —No Shippo deja que Inuyasha aprenda —le dijo la exterminadora, mientras le tomaba del brazo para que no entrara.
    —Sango tiene razón, además la srta. Kagome se nota que esta algo enojada —Apoya el monje la idea de entrometerse en ese asuntito.

    Mientras en la habitación la miko se encontraba tomando cada pequeño y depositándolos nuevamente en su cunita que no era tan pequeña. Mientras que el hanyou se encontraba de pie al lado de esta mirando fijamente lo que su mejer estaba haciendo.

    —Bien Inuyasha hoy aprenderás a cambiarle los pañales a tus hijo. —le explico la miko con una linda sonrisa.
    — ¿A cambiar pañales? —repitió para después ser respondió por la miko positivamente
    —Mira Y aprende por que esta no va a ser la primera ni la ultima vez que lo harás —le advirtió su mujer de cabellos azabaches
    —Nuestro primer voluntario será tu pequeña Izayoi —le dijo a la pequeña tomándola en sus brazos para depuse depositarla en la cama en donde estaban durmiendo.
    —Inu tráeme ese bolso de ahí —le señalo el bolso de color celeste que se encontraba bajo la cuna.
    —Si. Será este —le pregunto mostrándole el bolso que tenia en sus manos
    —Si es ese tráemelo —después de entregárselo. La joven empezó a explicarle como cambiar lo pañales sucios
    —Mira lo primero que tienes que hacer es quitarle el pañal sucio —le dijo mientras le sacaba el sucio, haciendo que el hanyou pusiera una cara de asco por el olor.
    —Después tienes que limpiarla con estas toallitas húmedas. Seguido de esto le colocas el pañal limpio y le echas talco en su curpesito para que no tenga alergias por la transpiración a por si se ha mas allá del pañal y le colocas nuevamente la ropita si no se ha mojado. Bien ahora te toca a ti — termino de explicarle la miko a su esposo.

    —Bueno ¿ahora a quien le cambio yo?
    —A los dos niños —dijo el la miko con una enorme sonrisa, haciendo que el hanyou le saliera una norme gota de sudor en su cabeza
    — ¿A los dos? —mirando a su mujer con una cara que deba mucha risa.
    —Si a los dos y sin reproches —le advirtió su mejer con ambas manos en su cintura
    —Bien entonces empezaré con Inuzuke —tomo al pequeño y lo dejo en la cama para empezar a cambiarlo
    —Lo primero que tengo que hacer es sacar el pañal —mientras desvestía al pequeño para poder sacar el paño sucio.
    —Después limpiar al pequeño y ponerle el limpio y por ultimo echarle talco —pero en el último paso hubo un pequeño error. El hanyou por accidente puso demasiada fuerza en agitar el talco haciendo que todo se llenara del polvo blanquecino, dejando a todos lo presentes empolvados levemente.
    —Inuyasha no tenías que hacerle tan fuerte. — le dijo la miko toda empolvada
    ­—¡Haha…haha! —tosía el hanyou que termino mas empolvado que la joven
    —mira mejor préstame al niño y cambiarle a Inuyasha su pañal —le dijo la miko, mientras limpiaba con una toalla seca al pequeño “empolvado”
    —Si mejor le cambio Inuyasha —mientras lo tomaba para después dejarlo en la cama


    Después de limpiar a pequeño lleno de talco y cambiarle el pañal sucio al pequeño, los dejaron durmiendo en su cunita. Al salir de la habitación todos los integrantes del grupo y la joven Kimiko no cesaban de reír al ver al hanyou y la miko todos empolvados.

    — ¡Grrrrr… basta que yo no estoy para su diversión! —exploto el hanyou, haciendo que todos detuvieran sus risas al momento mientras que la miko solo se sacudía.
    —Sango, Kimiko ¿me acompañan al río para bañarme?
    —Si, vamos además nosotras también queríamos bañarnos —le dijo la exterminadora
    —Inuyasha ¿podrías cuidar a los pequeños mientras me baño?
    —Si ve no mas, yo me quedo con ellos. Además Miroku se ofreció a quedarse también —le advirtió el hanyou tomándolo por el cuello de su vestimenta para que este no fuera de mirón donde las chicas se irían a bañar.
    —Pe…pe...pero yo…—intentaba librarse de lo que el hanyou había dicho
    —Pero nada tu ye quedas para cuidar la cabaña mientras que yo cuido los niños
    —Shippo tu vendrás con nosotras ya que así cuidara que nadie este espiando
    —Si yo las cuidare de metiches —les dijo mientras el niño de apariencia de diez años miraba al monje. El cual se encontraba cabizbajo mientras que el hanyou aun lo tenia en su poder

    Todas las chicas se fueron de la cabaña para dirigirse al río e compañía de la mononoke y el pequeño kitsune. Mientras que en la casa se quedan el monje. El hanyou, el joven exterminador y los recién nacidos.

    — ¡Haaa…que delicia! Dejo la miko entrando a las frescas aguas del río
    —Si que rica esta el agua —Concordó su mejor amiga
    —Es verdad esta exquisita — las apoyo su nueva amiga
    —Echaba de menos darme un baño —reía la miko ya que hace unos días no se había podido bañar.
    —Una pregunta chicas ¿por que El joven Inuyasha le obligo al joven monje a quedarse en la cabaña? —pregunto la joven de la misma edad de la miko
    —Es que…él es un…—tartamudeaban las chicas ya que era algo complicado explicarle la realidad acerca del comportamiento del joven monje
    —Chicas no les entiendo —le dijo la chica mientras se reía de las cara que la jóvenes ponían al intentarle explicar el por que de esa situación
    —Mira el joven Miroku es un tanto pervertido, por eso mi esposo le ha obligado a quedarse ahí. —le explico la miko
    —Entonces por eso trajeron al pequeño Shippo
    —Si, si lo has pillado —le informo la castaña
    —Señorita Kagome ¿usted es la miko que cuidaba a la difunta anciana Kaede?
    —Si, ella me ayudo un poco en mis entrenamiento y me contó parte de mi pasado y quien me explico todo acerca de la pela de shikon —explico mientras veía la perla recuperada totalmente entre sus manos, la cual colgaba en su cuello.
    —Así que es esa la legendaria perla de shikon —expreso sorprendida la joven
    —Bien Kagome ya ha pasado mucho tiempo y los chicos tienen que estar desesperados ya que no pueden alejarse de la cabaña.
    —Tiene razón Sango lo mejor será irnos a la casa. ¡Shippo todo esta bien, no hay nadie cerca! —Le preguntaron para saber si era seguro salir del río
    — ¡No hay nadie cerca, pueden salir! —les respondió el pequeño.

    ***
    — ¡Haaaa… que fiasco me he perdido algo maravilloso! —suspiraba el pervertido monje
    —Cállate Miroku. Además si no te dejaba aquí tú te irías a espiar a las chicas y recuerda que una de ellas es mi mujer —le izo notar mientras que este le tenia por el cuello de su ropa, para dejarle bien en claro que ahora si la espiaba se le olvidaría que él era su amigo.
    —Si... si…ya entendí —dijo con miedo de que el hanyou le hiciera algo.

    En ese momento llegan las tres chicas en compañía de Shippo y Kirara y todas quedaron bastantes desconcertada al ver al hanyou tomando al pobre monje por el cuello de sus vestimentas.

    —Inuyasha ¿Por qué tienes al monje así? —sorprendida la miko de ver a su hanyou tan enojado
    —¡Hek! Solo le estaba dando un concejo de amigo —soltándolo de golpe para que no le preguntara mas
    — ¿Es verdad eso Miroku? —su mujer aun tenia la duda ya que el Monje era bastante mañoso
    —Si es verdad, cierto miroku —lanzándole una mirada asesina para que no se le ocurriera soltar la lengua
    —No te preocupes Sango Miroku ya te ha dicho, es mas por que tu y Kagome no preparan la cena es que tengo hambre —intento persuadirla el hanyou. Cosa que le resultó
    —Kagome Inuyasha tiene hambre ­ ¿no crees que es muy temprano todavía?
    —Si es verdad, es muy temprano todavía —la joven se fue donde tenia un bolso con dulces y le dio unos cuanto ara que no molestara que tenia hambre.
    —Kagome ¿Qué son esas cosas que le das de come a el joven Inuyasha? —curiosa la chica ya que nunca había visto esas comidas tan exóticas como le decía
    —Son dulces de mi época ¿quieres probarlos? —entregándole unos cuanto dulces
    — ¡Muchas gracias Kagome! —le agradeció con una enorme sonrisa
    —Chicas me ayudan necesito varios brazos —dijo con una enorme gota de sudor
    —Si ¿en que te ayudamos?
    —Ayúdeme a sacar a los niños a fuera, quiero aprovechar que es una tarde hermosa y ellos allá dentro deben aburrirse
    — ¡Si te ayudamos! —las dos jóvenes partieron corriendo a la habitación, seguida por la madre de los pequeños con una enorme sonrisa
    — ¡Pido a Izayoi! —gritaba Sango tomándola antes de que se la ganaran
    — ¡yo quiero a Inuzuke! —gritaba Kimiko tomándolo también ahora después llevárselo como lo hizo Sango
    —Bien solo quedamos nosotros me lindo niño —le hablaba haciéndole rosquillitas, lo que produjo que el niño se riera

    ***
    —Gracias por dejarnos solos allá dentro —le dijo Kagome con una cara de sentida
    —Lo sentimos, es que nos dejamos llevar por lindo que son tus bebes—dejaron ambas al unísono
    — ¡Haaaa! No importa —se resigno ya que ellas le ayudan mucho con los “peques” como ella les dice
    —Y bien dime Kagome ¿Cómo conociste a tu esposo? —le pregunto mientras le hacia caritas al niño pero fue interrumpida por la miko
    — ¡Sango, Kimiko llévense a los niños y no salgan! ­—le entrego mientras iba dentro de la casa. Para después salir con un arco y flechas
    — ¡Que sucede Kagome! —Grita su amiga, que era empujada por la miko, que después hizo un campo de energía
    — ¡son muchos demonio, vienen hacia nosotros! ¡avísale a Inuyasha!
    ¡Kagome sientes esas presencias malignas! —le grita el hanyou
    —Si, en cualquier momento llegarán —le advirtió mientras tensaba su arco
    — ¡Mira ahí vienen! —le advirtió el monje

    La miko vio que ya estaban demasiado cerca así que ella lanzó su primera flecha eliminando a unos varios. Mientras que por otro lado Inuyasha se encontraba desenfundando a tessaiga para iniciar también con sus ataques.


    — ¡Basta no eliminen a mis sirvientes! —se escucho un fuerte grito, que todo reconocieron al instante
    — ¡Sesshomaru que haces aquí! —dijeron toso al unísono. Mientras que bajaban las armas para no eliminar a mas demonios
    — ¡Es Rin! ¡empezó con sus labores de parto! —les dijo mientras que bajaba la joven que gritaba por sus fuertes contracciones
    — ¡Rin, amiga ven vamos tus niños quieren nacer!


    La miko deshizo el campo de energía que ella había creado antes de saber que le pasaba a s amiga.
    La chicas la recostaron en una de la camas y empezaron con la tediosa tarea de traer al los hijos de la mujer a el mundo.

    — ¡Vamos Rin tú puedes! —le alentaba la miko quien era quien se estaba encargando de el parto
    — ¡No te des por vencida ya falta poco! —le daba ánimos sango
    — ¡Haaaa! —gritaba la joven, culminando el parto, que había sido exitoso

    ***
    —Sesshomaru que te pasa ¿a casos estas nervioso? —le preguntaba burlesco
    — Claro que no —dijo nervio y algo irritable
    —Si estas nervioso —río el hanyou
    — ¡te dije que no lo estoy! —le golpeo el youkai el la cabeza a su medio hermano
    —Me las pagaras Sesshomaru —se le abalanzo el hanyou
    — ¡chicos basta, basta! ¡No es momento de pelearse! —trataba de tranquilizarlos el monje

    — ¿Chicos Rin ya….Que están haciendo? —se sorprendió la exterminadora al ver a Inuyasha sobre Sesshomaru mientras que miroku le tiraba al cabello al hanyou.
    — ¿Qué sucedió con Rin? —se asusto el youkai al haber escuchado el nombre de su mujer
    —Ella termino de dar a luz hace unos momentos —le informo la joven castaña

    El youkai al terminar de pronunciar las palabras la exterminadora entro como alma que lleva el diablo a la cabaña para ver a su mujer y sus descendientes.

    — ¡Rin Como te sientes! —pregunto al momento de sentarse al lado de ella
    —Me siento muy cansada. Pero feliz de tener tu hijos en mis brazos
    —Si a ver dame a mi… ¿Qué hijos? —se sorprendió el youkai de escucharle hablar en plural
    — Si hijos. ¡Sesshi somos padres de hermosas criaturas! —la joven demostraba una alegría que pronto se le pego al ojidorado mayor.
    —Sesshomaru ten aquí esta el primero que nació —le entrego la miko
    — ¿El es mi hijo? —dejo con una cara de alegría al ver al pequeño de ojos dorados y cabello plateado como el de él y con orejitas igual a las del hanyou pero estas eran negritas como el cabello de la madre. Este tenía solamente las marcas que el padre tenia en sus mejillas. En fin era la viva imagen de Sesshomaru, pero con un toque de Rin.
    —Rin ¿Cómo le pondremos a este? —aun teniéndolo en sus brazos
    —Mmm… Es muy simple como tú Sesshi
    — ¿Enserio quieres que tenga mi nombre? —le volvió a preguntar por si había escuchado mal
    —Si, además que mejor nombre que el tuyo —le elogio para que este le dejara ese nombre
    — ¿Y el otro niño como se llamara? —entregándole el pequeño para recibir el otro
    — ¿Kagome puedes traernos a Megumy? —le pidió la joven
    — ¿Cómo que Megumy? Ese es nombre de chica —le hizo notar el youkai
    — Y dime mi amor ¿Quién ha dicho que no es niña?

    El youkai se sorprendió al escuchar decir que era padre de un pequeño hijo, más aun en el momento en que le dijeron que también era padre de una bellísima hija. La pequeña tenia los ojos dorados su cabellos plateado y orejitas negras al igual que su hermano, pero con una diferencia que ella tenia las marcas tanto de la mejillas como la luna de su padre. Con la calidez y belleza que transmitía la madre.

    —A ella le pondremos Megumy ¿verdad? —se seguro también este con el nombre ya que la que le pondría los nombres era su madre.
    —Si mi amor así se llamara ella. Aunque yo quería llamarla Kagome ya que ella fue quien los trajo al mundo —le informo la joven de cabellos negros
    — Kagome ¿en verdad tú los trajiste al mundo? —nunca creyó que a la mujer que la izo pasar malos ratos al principio, cuando recién la conoció, ayudo a su mujer a dar a luz.
    —Si Sesshomaru yo ayude un poco —dijo orgullosa ya que ella nunca se hubiera negado ayudar a su amiga.
    —Kagome… muchas gracias por haberla ayudado —sorprendiendo a la miko por su actitud a que él nunca demostraba sus sentimientos con los demás.
    —Sesshomaru no es necesario que des las gracias
    —No Kagome al contrario lo es ya que sin ti no se que hubiera pasado con Rin y mis hijos.

    Después de darles alimento y arreglaran a los niños en la “cuna” de los hijos de la miko, que prácticamente era como una cama individual. Los niños se quedaron dormidos. Mientras que por el lado de los padres, la madre se encontraba recostada y el padre cerca de ella para atenderla en cualquier cosa que fuera necesaria.

    —Kagome hemos pensado mucho acerca de esto. No preguntamos si tú e Inuyasha quieren ser los padrinos de nuestros hijos —fuera directo al grano el adre de estos
    —Si, nos gustaría que lo fueran, además sabemos que ustedes nunca les harán daño y nada malo —agrego su esposa

    —Seria todo un honor ser los padrinos de sus niños —acepto primero la miko
    — ¿tú Inuyasha aceptas? —le pregunto el youkai
    —Kagome ya ha dicho lo que pensamos —dijo un tanto contento, pero sin que nadie lo percibiera acepto su mujer que lo conocía como nadie
    —Entonces o hay nada más que decir ¡nuestros hijos ya tienen a sus padrinos! —admitió emocionada la pelinegra
    — ¡Si que emoción! — admitió también la miko. Mientras que ambos esposos las miraban con caras raras.

    —Inuyasha ahora que ya estamos un poco mejor de salud ¿mañana vamos a ver a mi madre? —la miko puso una carita de perrito para que el hanyou no se opusiera
    —Mmm… no se los pequeños solo tienen días de nacidos
    —Di que si, te prometo que los cuidare mucho, además así también podré comprar medicinas para ellos en caso de cualquier emergencia —admitió triunfante la miko
    —¡Haaaaa! Esta bien iremos mañana, siempre y cuando dejes a alguien quien sea capas de cuidar y ayudar a Rin

    —Si quieren yo la cuido —se ofreció la exterminadora
    —Muchas gracias Sango te prometo que te traeré lo que tú me pidas. Rin y ¿tú necesitas ropita para mi ahijados?
    —No Kagome pero si puedes traerme de esos paños que les has puesto. Te lo agradecería mucho
    —Ni un problema yo te los traigo —le dijo la miko con una enorme sonrisa
    — Oye sesshomaru ya que estamos en confianza dime ¿por que has traído todos esos demonio?
    —Solo los traje para que custodiaran a mi mujer —dijo lo más calmado del mundo
    —No crees que has exagerado un poco —se burlo un poco el hanyou
    —Inuyasha dime que tiene de malo que Sesshomaru se preocupe por la seguridad de Rin
    —Nada, pero no se para que los tiene a todos a fuera si aquí estará segura
    —Por si acaso alguien quiere atarnos —le dijo nuevamente el youkai
    —¡Haaaa! Eres muy preocupado Sesshomaru, te pondrás muy viejo, a no me equivoqué ya lo eres —se burlo el hanyou. No había momento alguno donde estos hermanitos no se pelearan.

    Después de esto todos se prepararon para quedarse dormidos a que mañana tendrían un día muy agitado, después de todo.

    Continuara…


    N/A: Hola amigas siento la tardanza. He tenido un poco de problemas con la señal de Internet. Pero eso ya no importa quiero agradecer a odas las personas que se han tomado el tiempo de dejarme sus comentarios. Sensei Windmiko gracias por tu ayuda en verdad.
     
  5.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya actualizaste ^^
    el capitulo fue FABULOSO!!!!!
    me encanto la parte donde Inuyasha intenta encargarse de sus hijos y estos lloran y el no sabe que pasa y luego Kagome le dice que Inuyasha es un bebe e Inuyasha intenta cambiarles el pañal y al final deja todo hecho un desastre jajaja
    también me gusto mucho que Inuyasha y Kagome fueran los padrinos de los hijos de Sesshomaru y de Rin ^^
    y estoy muy intrigada que sucederá cuando Kagome vaya de visita a ver a su madre??????
    espero la contiiiiiiiiii
    bye n_n
     
  6.  
    jeniYasha

    jeniYasha Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    94
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    *_* hermoso!!!!
    los bebes de sessho y rin deben ser preciosos!!
    me dio mucha risa la parte en ke inu tiene ke mudar a los bebes!! todos kedaron empolvados jaja
    sesshomaru mostro expreciones!!!! milagrooo!!!! sera el fin del mundo!!! noooo!!!! kiero konocer a inu primero!!! xD
    pobre miroku! se perdio un gran espectakulo! jaja y shippo tuvo ke ir a espiar! jaja
    me enkanto!!
    espero la conti! y grax x avisarme!
    ~~~sayito~~~
    ~~~dulcceammor~~~
     
  7.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Hola amiga gracias por avisarme de la conti de tu fic
    que tanto me gusta jajaja me da risa la reaccion de Inu
    —Yo no soy un bebe ­— levanto la voz haciendo que los niños siguieran llorando.
    pobre Kagome XD
    awww y es muy dulce n///n
    que sean los padrinos de sus sobrinitos
    espero conti cuidate
    sayo...
     
  8.  
    kagomeichigo

    kagomeichigo Guest

    Re: Protegiendo a los seres que amo

    me encanto y gracias por avisarme padrinos de dos niños como se comportara inuyasha seguiran peliando como siempre esos dos son irremediables en fin estuvo muy bueno el capitulo y la conti y me encanta tu fic es muy interesante
    adios y avisame por favor
     
  9.  
    Elen Takmi

    Elen Takmi Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Mayo 2010
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    primero que nada hola espero que estes bien y que este caprichoso destino te trate bien ;)

    o me has dejado sin palabras esta relinda la conti, me encanto ha tenido de todo y cuando dijo de todo es todo, comedia, drama, romance, entre otras cosas.

    Me moria de la risa cuando inu estaba luchando por cuidar a sus bebes y ma aun cuando intento cambiarlos y el talco salio volando para todas partes y quedaron cubietos, jaaaaaa de solo imaginarmelos me moria de la risa que asta lagrimas me salieron :P

    Despues cuando las chicas intentaron explicar lo de miroku ja :P no podian :P

    aaa pero la parte mas tierna fue el nacimiento de los bebes de rin y sesshi a
    tuvieron una niña y un niño aa me los imagino hermosos como todo bebe ;)

    Pero que ternura que sesshi se preocupara por la seguridad de rin lo raro fue que le diera las gracias a kagome eso no es muy comun en el :P

    gracias por informarme cuidate mucho nos vemos en la proxima conti ;)

    besitos y abrazos se despide de ti tu amiga ROSA AZUL
     
  10.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    476
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    No, no lo puedo creer ya nacieron los bebes de Sesshomaru aparte se ve que va hacer un padre muy protector con sus hijos y ademas me gusto la forma de como los describiste.
    estuvo interesante el capitulo que dejaste por lo que se ve entre Sesshomaru e Inuyasha se estan llrvando un poco mejor , bueno a su manera de ellos, aunque discutan a cada rato.

    La parte que me gusto tambien es donde Inuyasha no sabe que hacer con sus bebes que estan a llore y llore no me puedo imagianr a inuyasha desesparado al no poder callarlos estuvo muy buena es parte.

    pues como simepre esperare la continuacion como siempre y gracias por avisarme que actualizaste.
     
  11.  
    Kinary

    Kinary Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    15 Abril 2009
    Mensajes:
    67
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Lindos hermosos bebes tiene kagome, pero me parece una manera muy sutil de narrar, me refiero a que deberias forcarkla un porquita, no se con exactitud como decirtelo, es como forzar al lector a netender y que se deje de distracicones. Lle vo leyendo tu Fanfic desde hace tiempo pero no me animaba a comentar, creo que las criticas que te dan son bastantes contyructivas.
     
  12.  
    rin chan

    rin chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    haaaayy niñaaa spere con ansias estta contiii muchas grax por traermelaa
    jijiji ayy q lindooo tubieron gemelittoss
    aunq no me agrada mucho el nombre de la niñaa jejeje pero
    me ncanttaann
    y me da risa q ahora sesshomaru e inuyasha seran compadres jjiji

    bueno niñaa grax pr hacerme saber x cielo mar y tierra
    q ya tennias la contii
    tkkkmmm
    grax bye;)
     
  13.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    ¡Kami-sama, agarrame confesada! ¡Santo Dios, ten piedad de mis pecados! *se persigna* ¡Es el fin del mundo, kyaaaa! (No puedo creer que Sesshoumaru mostró exprsiones *tiembla de miedo*) Bueno, un poco de Ooc con Sesshoumaru, pero es común, es difícil manejar como reaccionaría él con un hijo… brrr… que miedo… Bueno, es un buen capítulo, sólo que hay situaciones que pudiste narra un poco, otras un poco menos. También está el hecho de que utilizas demasiado los nombres de ellos, Kagome e InuYasha, también te puedes referir a ellos como “él, ella, hanyou, sacerdotisa, joven, semi-demonio, medio-demonio, peli-plateado, pelinegra…” etc, hay muchos adjetivos para no estarlos nombrando a cada rato, es muy tedioso que lo hagas… Me divirtió la parte de Inu, sólo que me confundí en varias ocasiones por los errores de dedo que tuviste, revisa un poco antes de subir el capi ¿ok?

    Bueno, me despido. Un beso y abrazo estrangulador enormes, jejeje.
     
  14.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    No me fastidias querida; al contrario, me agrada que no te tomes a mal los comentarios que te están haciendo avanzar más a la narración. A decir verdad, así empecé yo, sólo que no tenía a alguien que me orientara. Pero un usuario en particular me dio muchas tácticas, trucos y consejos. Y mírame, aquí estoy haciendo lo mismo que ella. Bien, a lo que voy:

    Te falla aún los puntos finales que te comento, los pones en algunos casos, pero en la mayoría no existe ese punto. Ten cuidado con el carácter de Sesshomaru, puedes ponerlo un tanto cariñoso, pero hazlo de manera disimulada. Este personaje es muy difícil de manejar a la hora de poner situaciones románticas. Considéralo un reto para las escritoras. Mmm… Te sigo recomendando la narración, vas muy rápido todavía, trata de tranquilizarte antes de poner una oración, ya que, por más simple que parezca, una oración o frase puede darle un sentido diferente a la trama. Me gusta cómo llevas tu historia, a otro nivel, pero cuida muy bien a los personajes, cometiste varios tropiezos en sus caracteres.
     
  15.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Protegiendo a los seres que amo
    Total de capítulos:
    19
     
    Palabras:
    67
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    seinsei e izayoi sama les agradesco las molestia en venir a ver mi historia y mas uaun que me ayuden a mejorala
    te adoro sensei nu se que haria sin ti y tus concejo espero ir mejorando.
    gracias a las demas lectoras que han dejados suss posts
    las adoro a todas cuidecen abaxos y bexos a todas atte.dulcekagome ;)
     
  16.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    wAAA AMIGA PERDONAME POR FAVOR, NO ME HABIA PODIDO PASAR, DE HACHO ESTOY ILEGALMENTE AQUI, SE SUPONE QUE ESTOY HACIENDO TAREA.

    Lo siento, me perdi de dos estupendos caítulos, por fin nacieron los bebes, waaa que lindo, de verdad quer me da emocion, los bebes son algo hermoso (Yo tengo uno (no es mio))
    aunque hubiese querido que pusieras imagenes.....

    waaa cambiar pañales, de verdad que es todo un arte complejo jsjsjsjs.
    y ahora los bebes de Sesshomaru , grrr no me cai bien rin, prefiero a Kagura pero bueno, esos son mis gustos, aunque si quiere podria ser el padre de mis hijos jsjsjs amo a mi Sesshy, lo que no entendi bien fue cuantos hijos tiene Sesshi 2???

    Bueno linda me voy, todavia tengo tarea y ya se me hizo tarde
    te mando un abrazo y un kiss, te cuidas, espero la conti.
     
  17.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Protegiendo a los seres que amo
    Total de capítulos:
    19
     
    Palabras:
    4660
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Capitulo once: “la sorpresa de el hanyou, la miko y sus amigas”


    Un nuevo día en aparecía en el sengoku. El sol irradiaba desde muy temprano. Nuestros grupo se encontraba recién despertando y dos de los integrantes, en conjunto de sus cachorros se encontraban alistándose para su nuevo viaje al la época actual.

    — ¡Inuyasha guardaste todo lo que te dije! —le gritaba desde la habitación de sus cachorritos
    — ¡Si pero no encuentro lo que llamas biberones! ¡Kagome a que rayos llamas así! —le respondía de igual manera el hanyou mientras corría de aquí para allá.
    — son esas botellitas donde les doy leche a lo niños —le respondió mientras cargaba en sus brazos a uno de los niños.
    — haberlo dicho antes —el hanyou empezó a olfatear el lugar, mientras que su mujer le miraba con una cara tratando de aguantar la risa.

    El hanyou olfateo por unos minutos y rápidamente encontró las botellas de leche de sus cachorritos que cada vez se ponían mas activos. Después de encontrar lo ultimo tomaron los bolsos y el coche de lo peques y dejaron fuera todo mientras que ellos se despedían y veían por ultimas vez a sus ahijados ya que al volver lo mas probable es que el youkai se los haya llevado.

    —Adiós Rin cuídate mucho tu y esas criaturitas —se despedía la miko pero antes de marcharse la pelinegra le llama
    —Kagome antes de que te vallas necesito que me hagas un muy grande favor —a la joven le extrañaba que la chica que se encontraba recostada pidiera de su ayuda.
    —Si dime, tú sabes que si puedo ayudarte lo haré
    —Necesito que me ayudes con algo sumamente importante para mi —le dijo mirándola con una cara de preocupación, contagiando a ella también
    — Rin me estas asustando. Por favor dime ¿que eso que te tiene así? —trato de ir directo al grano
    —Quiero…que me ayudes… necesito…que…—la joven de pronto se aferro fuertemente al futón
    —Necesito que tú me ayudes… mis hijos…por ellos quiero que me ayudes…necesito que ellos sean youkais no quiero que sufran. Se que te preguntas por que, pero es algo que solo yo sé. Quiero que ellos sean youkais, por favor kagome ayúdame yo se que tú y la perla pueden ayudarme. —terminó sumamente angustiada derramando lagrimas. A lo que la miko le entendió ya que ella también pasó por eso de cierta manera.
    —Rin creo saber tu razón y créeme que te ayudare en lo que este a mi alcance. Al regresar de mi viaje lo intentaremos te lo prometo —la azabache abrazo fuertemente a lo que la otra joven le corresponde para después darle las gracias y además pedirle que no mencione nada acerca de la conversación que tuvieron ya que esto fue una decisión que ella tomo por si sola.

    —Bien no tenemos que ir, Sango ¿necesitaras algo de mi época? —le pregunto a la castaña antes de marcharse
    —No kagome solo que te había pedido anteriormente —le respondió la exterminadora
    —Bien entonces si no hay nada mas que hacer no vamos —dijo el hanyou marchando seguido de su mejer que llevaba a sus cachorrito en el coche.

    Después de caminar el trayecto hasta donde se encontraba el poso tardaron un poco en viajara a la época actual de donde provenía ella y en cierto modo sus hijos.
    Primero tiraron todos los bolsos y el coche para que viajaran a la otra era. Después pasaron ellos, Kagome con Izayoi e Inuyasha con sus hijos Inuzuke e Inuyasha

    Al otro lado del pozo se encontraban todas las pertenencias que habían arrojado antes de saltar ellos y lo niños. Después de que inuyasha sacara todo rápidamente del poso. Salieron de la pequeña pagoda y se dirigieron dentro para ir a ver a la familia de la azabache.
    Al ingresar a la casa vieron que la madre de la joven se encontraba con su hermano comiendo una deliciosa torta de chocolate con caras un tanto melancólicas alo que ella supuso que era por su ausencia.

    —Mamá llegue, ¡estoy en casa! —dijo a la entrada de la cocina. A lo que su madre y hermano se sorprendieron ya que no se esperaban que ella viniera.
    — ¡Hija que alegrita tenerte aquí con nosotros! —dijo enérgica la madre mientras corría a abrazar a su hija
    — ¡Hermanita has vuelto te echaba de menos! —gritaba desde mas atrás su hermanito Souta
    — ¡Mamá Souta lo he extrañado muchísimo! —decía mientras se abrasaban fuertemente, siendo vistos por el hanyou desde el marco de la puerta.

    Los tres integrantes de la familia se abrazaron con gran alegría ya no se habían visto desde hace una mes aproximadamente. Ni uno de los familiares de la miko se dio cuenta de que la joven ya no tenía su enorme vientre. Es mas si no hubiese sido por el llanto de uno de ellos no se hubieran percatado de ellos.

    —Inuyasha ve a ver que es lo que necesitan —dijo la azabache mientras se separaba del fuerte abrazo de su madre y hermano
    — ¡Hek! Esta bien pero yo no los cambio de acuerdo —dejo mientras salía de la cocina e
    iba a ver que era lo que querían sus cachorritos.
    — ¿Cómo Kagome a que te refieres con que quieren? —aun no se percataban de el estado físico de su hija y hermana, respectivamente.

    — ¡Hija no puede ser ya los tuviste! —grito la madre de esta con ambas manos sobres sus mejilla, asustando a sus dos hijos ya que inmediatamente depuse de que ella grito salio como alma que lleva el diablo a la habitación donde se encontraban “su primer nieto”

    Al llegar ella se sienta al lado del coche donde se encontraba su primer nieto. Sin antes de preguntarle al hanyou si le daba el permiso de tomarlo.
    Al acceder este no lo piensa dos veces y quita la mantita que tenia el cochecito, mientras que detrás de ella se encontraba su hijo menor esperando a conocer a su primer sobrino.
    Lo ellos no sabían es que su nuevo integrante no era uno si no que eran tres.



    — ¡Hija tuviste tres! —la sorpresa de la madre era increíble
    — Inuyasha si que le pusiste empeño —dijo el hermano de la azabache, causando gran sorpresa entre los padre de lo niños ya que la madre del joven estaba embobada con los peques.
    — ¡Souta que cosas estas diciendo! —su hermana ante tal comentario solo pudo pronunciar dichas palabras y sonrojarse a tal grado de parecer un tomate
    —Souta no digas estupideces —el hanyou decía lo ultimo con la mano derecha empuña en forma de amenaza y con un evidente enojo.
    —Niégame que es mentira lo que he dicho — se notaba a leguas que ya no era ese niñito que un día le pidió ayuda para conquistar un su único amor
    — ¡Bueno… yo… emm…! —El hanyou no sabia que responder. Sin duda alguna el joven le había matado literalmente con esa pregunta
    — ¡Que tal si vamos a comer helado! —dijo saltando de improviso la joven de ojos achocolatados, seguida de los demás

    Se sentaron a la mesa a tomar un delicioso helado mientras que Souta regaloneaba a sus sobrinitos que traían una gorrita para escondes sus orejitas por si alguien se encontraba en casa.
    Ya habían pasado un buen rato, para ser específicamente ya eran como las cinco de la tarde. Inuyasha y kagome entraban viendo televisión mientras que los demás hacían sus quehaceres, por ultimo los bebes estaban al lado de sus padres despiertos jugando con algunos juguetes.
    De la nada si siente el timbre de la casa y la joven se dirige a ver quien era. Tal fue su sorpresa que dio un grito de alegría al ver a sus queridísimas amigas Yuka, Eri y Ayumi.

    — ¡Chicas que alegría verlas! —expreso emocionada la chica
    — ¡Kagome que alegría verte nuevamente! Nos tenias votadas aquí ni siquiera nos llamabas —le reprocharon sus amigas en un tono de broma
    —Si es verdad. Pero ahora estamos juntas…—pero fue interrumpida abruptamente
    — ¡Tu pancita! ¡ya te has mejorado! ¡quiero verlo! —la interrumpía un tras otra.
    — Pasen inuyasha esta con…—pero no pudo seguir por que ellas ya se habían marchado en busca de los pequeños
    — “!No puede ser los verán sin gorritas!” —se fue corriendo lo mas rápido posible

    Pero al llegar vio que los peques tenia la gorrita puesta y que su amado le hacia señas de que él se las había colocado para que no se dieran cuentas de sus apariencia. Logrando tranquilizar a la joven.

    — ¿Kagome por que tan agitada? —esa pregunta le pillo desprevenida
    —Por nada es solo…!que estaba ayudando a mi mamá afuera! Es todo
    —Ven siéntate a mi lado —le ofreció el hanyou. Para después seguir viendo esas personitas pequeñas en la caja con sonido.
    —Amiga dime como se llaman estas preciosuras —pregunta Yuka
    —El del cabello completamente plateado se llama Inuyasha, el del cabello plateado y con sus puntas negras se llama Inuzuke y por ultimo la niña se llama Izayoi como la madre de mi amado — término de decir mientras tomaba el brazo de peli-plateado, provocándole un leve sonrojo.

    Esto ultimo causo un sus piro por parte de las jovencitas que tenían a un bebe cada una.
    La tarde pasaba lentamente y las jovencitas no dejaban ni un solo segundo a lo pequeñitos.
    En eso uno de ellos se puso a llora mientras que con sus pequeñas manitos trataba de llegar a la gorrita que trae puesta. Ni Inuyasha, ni Kagome se habían percatado de esto.
    Solo la joven quien tenia en brazos a Inuzuke se percato y sin pensarlo dos veces le habla al bebe mientras le sacaba la gorrita.
    En el momento que le quita esta. Da un enorme grito, haciendo que los demás se voltearan a verla. Sorprendiendo al igual que ella.

    — ¡Que rayos le paso a tu hijo Kagome! —Grito espantada la joven
    — ¡Por que le has quitado la gorrita! —la madre del pequeño esta entre enojada y asustada ya no sabia como reaccionarían sus amigas.
    —Es… que …él… quería…que le sacara …la gorra… —dijo Ayumi temerosa por la reacción por parte de su amiga
    — Kagome ya no podemos confiar en ellas. Conocen demasiado de nosotros —el hanyou se levanto velozmente y se puso en posición de alerta ya que podrían avisar acerca de que ellos no son humanos.
    — Inuyasha por favor no las dañes. Ellas son inofensivas no te traicionaran — intentaba calmar la joven de ojos chocolate a su amado, pero este no escuchaba razones.
    —Kagome no me detengas ellas darán aviso acerca de nuestra condición —en un intento de detenerlo la miko vota accidentalmente la gorra del ambarino.

    Las joven al ver ahora a el padre de los bebes sin pensarlo dos veces le quitan las gorritas a los dos bebes restantes viendo que estos también tienen esas orejitas como de un perro.
    — No puede ser Kagome a esto te referías cuando nos decías que tu amor era muy diferente, algo como irreal —le preguntaban las chicas al unísono
    —Si. A esto yo me refería —dijo mirándolas decidida.

    Las chicas dejaron a los niños en la cillitas donde los tenías y se disponían a salir de ahí, pero al momento de salir de la entrada ven fugazmente unas siluetas de personas. Al momento de regresar sus vistas hacia el frente se dan cuenta de que se trataba de sus mejor amigas y su esposo.

    — ¡Chicas lo siento muchísimo pero no las puedo dejar ir hasta no explicarles todo —dijo firme mientras bajaba de las espalda del hanyou
    —Es…esta… bi…bien —terminaron de decir

    Todo se fueron dentro de la casa para que empezaran a explicarse el por que de esto que para cualquier persona seria algo irreal.

    —Bien comenzare desde el principio —inicio la miko
    —Todo comenzó en mi cumpleaños número quince, me estaba marchando al colegio cuando mi hermanito me pide que le pase a Buyo, que se encontraba en la pagoda cercana al árbol sagrado. Ahí dentro estaba un poso sellado con pergaminos cosa que me extrañaba demasiado —las chicas estaban poniendo el máximo de atención en lo que se les estaba relatando.
    — Entonces cuando encontré a mi gato de ese poso sale una mujer que tenia cuerpo de cien pies entonces esa “mujer” gritaba algo acerca de una extraña perola “Shikon” gritaba específicamente. Entonces esa demonio me arrastro dentro de el poso ahí al salir me percate que estaba en una época diferente a la mía. Alo lejos divisé un el árbol sagrado y me dirigí a ese lugar. —continuaba relatando la miko. Ahora las chicas ponían el doble de atención.
    — Al llegar encontré el árbol, pero tenia algo que sorprendió. En el se encontraba un joven de cabellos plateados, pero este se encontraba dormido y con una flecha clavada e su corazón. Sin pensarlo dos veces me acerque a él y vi sus hermosas orejitas — esto ultimo lo dijo mirando a su esposo.
    —después de esto me llevaron a una aldea donde me relataron todo acerca de mi y la perla de shikon. Ahí llego la cien pies y yo corrí hacia el bosque para evitar que esta destruyera la pequeña aldea. Al llegar al árbol sagrado vi que el muchacho estaba despierto y me llamaba por un nombre diferente al mío “Kikyo” —esto ultimo lo dijo con un deje de tristeza que paso desapercibido para todos meno para su madre.
    —Un poco sorprendida de ver al joven vivo ya que tenia una flecha en su corazón me descuidé y el demonio me ataco. Al momento de sentir un dolor y ver la sangre correr alcance a divisar un perla de un color rosado, que al parecer estaba dentro de mí.
    Sin pensarlo dos veces el chico demonio me pregunto se podía quitarle la flecha y romper el conjuro que lo mantenía preso al árbol. Sin saber las consecuencias libere a ese joven quien me llamaba por otro nombre. Al liberarlo este elimino de inmediato al demonio que se había comido la perla que estaba dentro de mí.

    Pero me equivoque acerca de ese chico, ya que este estaba tratando de obtener la perla que ahora tenia en mis manos. De un repente siento unos gritos ¡escapa! ¡corre!. Sin pensarlo corrí y vi que el peli-plateado me quería matar. La sacerdotisa del pueblo por su lado realizo un conjuro y me ordeno que apaciguara el alma del hanyou. Yo caí tirando la perla y el hanyou de la nada aparece sobre el puente que se encontraba frente a mí dispuesto a tomar la perla que estaba rodando a sus pies. Sin pensarlo mucho vi sus orejitas de perro y se me ocurrió una palabra para calmarlo ¡Abajo! Cayendo abruptamente de cara al suelo.

    Después de unos día en el lugar me adapte pero vario demonios querían la perla según “Kaede” la sacerdotisa del pueblo.
    Un día un demonio en forma de ave me quito la perla y vi que al tratar de eliminarlo se reconstruía yo tome un arco y una flecha, en esta amarre un pata del demonio y la lance para que lo matara pero al hacer esto la perla se rompió en mil pedazos por culpa mía. Fue así como comencé una nueva aventura donde tenía que viajar a la época sengoku donde conocí a mí mejor amiga. Sin ofenderlas y un niño que lo amo tanto como si fuera un hijo mas !ha! también conocí a un monje, claro muy opuesto a mis creencias ya que este tenias sus maña y créanme que no querrán conocerlas. Ahí tuve momentos felices como momentos amargos. Y al final pude reconstruir la perla y quedarme con el hanyou que me quiso matar un día. —termino de narrar la historia mientras se abrazaba a su amado.

    — ¿Entonces por esa razón faltabas tanto? —se dio inicio a las preguntaderas que iban a realizarle sus amigas
    —Si por eso faltaba tanto —reía nerviosa la miko
    —Y esa vez que fuiste al colegio sin el uniforme por que nos habías dicho que tenia sangre ¿era por que tú eliminabas demonios en la otra época?
    — Mmm… se podría decir que si —ella les iba a contar acerca de su vida. Pero no todo ya que esa ver era algo personal, para ella.
    —Entonces ¿tú eres una miko con poderes o algo por el estilo?
    —Si. Se podría decir así ya que yo soy la reencarnación de la mujer que se encargaba de proteger la perla de shikon.
    —¿Tú tienes esa famosa joya ahora en tus manos?
    — Si yo la tengo, ya que soy la encargada de cuidarla hasta que deje de existir —termino de explicar y les enseño la joya con un hermoso resplandor
    — Bien ahora díganme ¿Qué harán ante tal información? — el hanyou no podía esperar mas, necesitaba saber que harían esas humanas al saber sus identidades
    —Bien pues nosotras… no diremos nada. Guardaremos el secreto solo por que se trata de nuestra mejor amiga—dijeron las jovencitas.
    —Muchísimas gracias, en verdad no saben lo feliz que estoy por su respuesta —el agradecimiento de la joven no se comparaba con nada y de improviso se lanzo sobre sus amigas tanto de la secundaria como de la universidad.

    —Kagome queremos que nos aclares una cosa ¿Qué hubieras hecho si nosotras nos rehusáramos a guardarte el secreto? — dijo eri quien se caracterizaba por ser las mas curiosa de las cuatro.
    —Simple. Las hubiera aniquilado —dijo lo mas calmado del mundo el hanyou mientras niñateaba a sus hijos
    — ¿Enserio serian capas de matarnos? —dijo Yuka abrazada a las otras dos mientras sonreían temerosas ante las palabras del esposo de la azabache
    —¡No! hubiera buscado la manera de borras esa parte de sus recuerdos —intento arreglar el error que había cometido su amado
    —¡Ufff! Que alivio menos mal que te tenemos a nuestro favor —se relajaron por fin
    —Bueno ya es tarde me retaran si no llego luego —dijo una de ellas
    — Verdad como ahora tu “osito” se siente por que vienes de salida un rato con tus amigas—le dijo otra de las chicas
    — ¿Cómo estas saliendo? ¿Quién es el afortunado que cautivo tu corazón? —Kagome no tenía la más mínima idea de esto.

    —Si es que nuestra tímida amiga esta saliendo con un chico de la universidad —dijo esta golpeándole levemente el brazo a Ayumi
    — ¿Enserio amiga?
    —Si, es el joven Mitzumoto —dijo apenada la joven de cabellos ondulados
    — No en serio, es el joven dentista. El que siempre te hablaba y te hacia reír —aporto la miko.
    —Si es él. A que no sabes esta también ¡él le pidió matrimonio! —grito de la emoción Eri asiendo que las demás también la apoyaran con un grito
    — ¿Cuándo tenemos el festejo? —pregunto entusiasmada Kagome
    —En dos meces más ­—le respondió la futura esposa. Seguido de lo ultimo todas se pusieron a gritar, por su la do Inuyasha no aguanto mas y planta tremendo gruñido asustando a las chicas.

    — ¿Qué sucede? ¿Por qué nos gruñes así? — le reprocha al ver que gracias a sus gritos y el gruñido del hanyou lograron hacer llorar a sus hijitos
    — ¡Es que ustedes gritan como tontas! —ataco si un pensar las consecuencias
    — ¡bueno pues discúlpame por emocionarme ante las noticias que me dan mis amigas —las chicas miraban asustadas ya que sabían como era el temperamento de Kagome
    — ¡Hek! ¡has lo que quieras por mi hasta quédate afónica por tanto gritar! —de un salto llego donde se encontraba su mujer
    — ¡inuyasha esta bien! ¡es sabes solo gritare una vez más! —le informo
    — ¡Pues hazlo y…!
    — ¡Abajo! —grito a todo pulmón la joven, haciendo que el joven cayera de cara al suelo
    —por favor ayúdame a llevar a lo niños a mi habitación —tomo a uno de los niños y subió a su recamara.

    —Souta dinos algo ¿Cómo hace Kagome para estrellar a Inuyasha contra el suelo?
    —Creo que es gracias al rosario que una miko le puso y le pidió a Kagome que dijera algo para calmarlo—explico brevemente mientras veían como aun estaba de cara al suelo
    —Bueno entonces nos iremos a despedir de tu madre y hermana

    Todas subieron a la habitación de su amiga. Al entrar se despidieron y le volvieron a asegurar a la miko que su secreto estaba muy bien guardado.
    Se despidieron del hanyou y de Souta y se marcharon de la casa Higurashi.


    Continuara…

    N/A: hola amigas tanto tiempo sin escribirnos bueno me disculpo por la enorme tardanza en publicar una conti.
    Querida sensei tomare en cuenta tus concejo y te prometo que le pondré mas empeño a este fic ya que es el primero que he escrito. Bueno pronto subiré una conti en mi otro fic para que sepan. Gracias por esperar nus vemos bexos y abaxos de mi parte!!!!!

    PD: si son dos hijo los de Sesshomaru
    Atte.dulcekagome
     
  18.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    476
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo


    Hola amiga acabo de leer el capitulo estuvo muy interesante como siempre, que bien que las amigas tomaron relajadamente la situación de Kagome y al ver que sus hijos eran unos lindos cachorritos. Ellas sin son amigas de verdad y apoyar a su amiga.
    Y También que bien que le va ayudar a Rin.

    Pues animo!!! Sigue así, solo vi unos cuantos errores ortográficos leves, pero a un así esta padrísimo tu ff.
    Esperare el siguiente capítulo como siempre.
     
  19.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Hola amiga waaaaaaaa por fin pusiste conti como siempre me encanto
    que bien que ya viajaron a la època actual con los pequeños n_n
    jejeje y la reacciòn de la madre de Kagome obvia como toda abuela primeriza XD
    me dio algo de risa lo que dijo Inuyasha de los biberones — ¡Si pero no encuentro lo que llamas biberones! ¡Kagome a que rayos llamas así! —le respondía de igual manera el hanyou mientras corría de aquí para allá.
    jajaja pobre Inu aun tiene muchas cosas que aprender sobre ser papà pero lo que si me mato fue lo que
    dijo Souta — Inuyasha si que le pusiste empeño —dijo el hermano de la azabache, causando gran sorpresa entre los padre de lo niños ya que la madre del joven estaba embobada con los peques.
    — ¡Souta que cosas estas diciendo! —su hermana ante tal comentario solo pudo pronunciar dichas palabras y sonrojarse a tal grado de parecer un tomate
     
  20.  
    jeniYasha

    jeniYasha Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    94
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    me gusto mucho este capitulo!!!
    gracias x avisarme!!
    me gusto el comentario de souta! jaja "le puso empeño" jaja
    y las amigas de kagome ¿guardaran el secreto? estoy segura ke si!
    y si no? inu las mataria?
    kiero ver a esos bebes!!! deben ser hermosos!!!
    en especial x las orejitas!!
    espero la conti!!!
    ~~~sayito~~~
    ~~~dulcceammor~~~
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso