Protegiendo a los seres que amo

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por dulcekagome, 4 Abril 2010.

Cargando...
?

que tal el fic?

Poll closed 14 Abril 2010.
  1. si me encanto, continualo n_n

    83.3%
  2. si, esta bien

    16.7%
  3. no me gusto

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    A simple vista y sin leer se ven puros diálogos amontonados, para eso existe la narración. Bien, creo que me tomaré la libertad de darte un ejemplo más amplio, es sólo para que me entiendas lo que te he tratado de decir, tomare prestados los dos primeros renglones de tú capitulo:
    Te diré con detalle dónde están los errores:

    Te explico: lo puse con colores para explicarte en qué consiste todo esto, los guiones que coloque son muy diferentes a los que tú colocas, a éstos se les llama “guiones largos” que son utilizados para las narraciones, los que utilizas son guiones cortos, sirven para entrelazar palabras compuestas, o bien, para ponerlas cuando el personaje está balbuceando. Necesitas estar calmada y relajada para poder entender lo que te voy a explicar ya que está un poco complicado de entender.
    Lo que está en color rosa es lo que dice o hace el personaje al momento de hablar, contestar o todo lo que tu quieras. Muchos escritores en CZ lo identifican más fácil por ésto: “dijo ella”, “contestó él con un nudo en su garganta”, “explicó el niño con detalle”, y cosas que se le parezcan, no es tan importante explicártelo por que si lo usas, pero siempre es de una manera muy breve que casi no nos dice nada. Si no entiendes lo que te explico por favor házmelo saber.
    Lo de color azul está más sencillo, ya que es un extra que se agrega para la narración, por ejemplo si no te convenció el que le hayas puesto “dije” u algo así se agrega un poquito más, es como si ahí mismo narraras y siguieras la historia.
    Se aprende poco a poco, pero ya es tiempo que sepas esto ya que a pesar de que mis post y recomendaciones no veo un avance en tu historia, esto es un poco malo, ya que si no prosigues te quedaras atrás y atrás. No lo hago por fastidiarte amiga, y tú lo sabes bien :),
    Adoré y alabé esa frase, me llegó un sentimiento extraño y muy bonito, no lo sé me pareció muy apegada al carácter de InuYasha y a la vez muy tierno.
     
  2.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    hola!!!!
    gracias por avisarme que ya actualizaste!!!
    este capitulo te quedo espectacular ^^
    me gusto mucho la parte donde Sango y Miroku platican amenamente
    y me fascino la pela por los dulces que tienen Inuyasha y Kagome ^^
    en fin espero la contiiii
    bye n_n
     
  3.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Amiga perdóname por no haberme pasado por aquí antes, pero los problemas se me vienen encima… ¿Quién digo que estas cosas solo ocurren en las novelas? (Preséntemelo para darle un puñetazo porque es una vil mentira.) Por el huracán que entró a Nuevo León se me han amontonado muchas cosas (Incluyendo el agua en la cocina xD) See, la cocina es mía y las escaleras de mis hermanos, pero por su culpa me di un buen sentón en el suelo ayer, me dolió…

    Tu fic ha avanzado, este capítulo fue muy largo, auque coincido con mi chibi que debiste poner un lemon (Si ocupabas ayuda, me hubieras dicho… *Sonrisa pervertida*) Has mantenido en buen nivel el carácter de ambos, pero te recomiendo que no uses tanta dulzura, que empalaga… (No quiero leer un fic “fresa” y de colores pastel) Lo que si me interesa es el plan de Naraku. Otro detalles, unos cuantos errores, además los diálogos. Son demasiados, debes narra un poco más. Por ejemplo, la escena donde Kagome le llama y lo manda al suelo, ahí podrías haber hecho algo como:




    Algo así podrías escribir, detallando ya que si lo haces con el puro diálogo la situación queda con esa sensación de que “algo le faltó” Bueno, espero que tomes en cuenta mis consejos, nos vemos después, espero poder pasar más seguido por aquí.
     
  4.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    476
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Hola dulce kagome ya habia dejado comentario y se borro,ToT pues estuvo muy bueno el capitulo que dejaste.
    solo una observacion separa los dialogos de la narracion solo eso nada mas esperare con ansia el siguiente capitulo.:D

    Ahora que planes tendra Naraku.

    saludos
     
  5.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Protegiendo a los seres que amo
    Total de capítulos:
    19
     
    Palabras:
    5065
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Octavo capitulo: !Por favor pequeños ahora no!

    —Bueno mamá, ya nuevamente estoy al corriente, así que mañana mismo partiremos a la época antigua— por fin podría descansar de todo lo que estudie, debido al gran tiempo de ausencia en la universidad. Producida aun por la búsqueda de los fragmentos de la perla.
    —Pero hija te marcharas ahora que falta muy poco para que nazca los pequeños—la angustia de la madre, se notaba claramente en la preocupación que mostraba por el tiempo de embarazo de su única hija, ya que el otro hijo era un joven de quince años que por el momento no tenía dicha situación
    —No te preocupes, te prometo que en cuanto nazcan vendré para que los conozcas —dándole aquella seguridad a su madre, como también dándosela para si misma debido a que no sabía si su parto implicaría algún riesgo tanto para ella como para sus cachorritos.
    —Esta bien pero cuídate mucho no quiero que te suceda nada malo
    ­­­—Descuida, bueno ahora me iré a dormir para amanecer con energía mañana que nos iremos en cuanto tengamos todo listo
    —Buenas noches hija, descansa mucho —dándole un abrazo de buenas noches y también a través de este darle todo el apoyo y las fuerzas necesarias que necesitaría en un futuro no muy lejano.

    En la habitación se en contaba una joven terminado de ordenar una “pequeña” maleta de color azul, la cual contenía tanto ropa de ella, como de su hijo o hijos, cuando tocan a la puerta esperando su autorización para ingresar a esta.

    ­—Inuyasha ¿para que tocas la puerta? tú sabes que no es necesario ­—a veces no entendía a su querido hanyou el por que tanto respeto hacia la privacidad de ella, si ellos ya eran novios.
    —Es que no me acostumbro todavía a entrar así —aunque él recordaba perfectamente todas la veces que estuvo en su habitación sin que ella lo percibiera o supiera, ya que en cuanto sentía a alguien cerca de la habitación salía lo más rápido posible.
    —Kagome necesito hacerte una pregunta ­— su mirada era de curiosidad e incertidumbre ya que no entendía el por que de la situación que se produjo en la sala mientras conversaba con su madre
    — Claro dime ­— la azabache se pregunta que era lo que el joven de cabellos plateados quería saber
    —¿Por qué te quieres regresar lo antes posible a la época feudal?
    —Es muy simple, por que quiero ver a mis amigos a demás de que ya me puse al corriente y las clases están a punto de finalizar — pero la joven no le contó todo, ella quería regresar por que algo le decía que la hora de la batalla para recuperar la joya rota por su causa se acercaba y ella no estaría en condiciones para luchar así que ella vería en que sería capaz de ayudar a su hanyou como a los que combatirán ya que la otra chica del grupo estaba en las mismas condiciones
    ­— Si es por eso entonces volveremos mañana mismo ­—algo le decía que no era toda la verdad, ya que se notaba que la miko algo le estaba ocultando algo sumamente importante, pero también algo le decía que tenían que regresar
    —Bueno mi amor me boy a dormir ¿vienes?
    ­—Claro, en seguida déjame ir por un vaso de agua —Él joven de cabellera plateada bajo lentamente las escaleras meditando acerca de la extraña sensación que tenia desde hace unos días —¿Acaso Kagome también tendrá esta extraña sensación? ­ —Después de tomar un refrescante vaso de agua sube a la habitación de su mujer y la encuentra recostada durmiendo placidamente
    —Que tierna se ve así — recordando los momento en que entraba por las noches a su habitación para observarla por horas como dormía la joven que le robo el corazón.
    Después de un rato decide acostarse para descansar, que mañana se marcharían a la época feudal.


    —¡Haaa! Que hermosa mañana ­—expresaba la joven mientras estirabas sus músculos, y tomaba una gran bocanada de aire diurno ya que su cuerpo inacostumbrado a dormir con el inmenso vientre que tenía no le permitía descansar plácidamente.
    —Bueno hija todas tus cosas están listan, por cierto ¿Qué les digo a tus amigos si llaman?—en esos momentos ella recordaba la ayuda que le proporcionaba su difunto abuelo, ya que él era el que fabricaba toda clase de enfermedades para explicar el por que de la ausencias de su nieta
    ­—¿Qué podemos decir? —meditaba la chica para ver si algo se le ocurría pero no había caso por mas que lo intentara no daba resultado.
    —Y si dices que fuiste a donde vivo yo, ya que ellos creen que soy de esta época —a veces la inteligencia del hanyou superaba mis expectativas, ante tales ideas, ya que no era la primera vez que me había salvado de una situación como esa.
    ­—¡Gracias Inuyasha sabía que podía contar con tigo! —Dándole un tierno abrazo en agradecimiento tomando por sorpresa al hanyou ya que no se esperaba tal acto.
    —Entonces eso diré, pero hija prométeme cuidarte si. Inuyasha cuídala si no quiero que nada malo le suceda —la preocupación de la madre no se comparaba con nada, la miko solo la abrazo dándole toda la seguridad que podía, mientras que él joven a su lado le confirmaba lo que ella le había pedido.
    —Bueno mamá llegó el momento de irme, despídeme de Souta nuevamente
    —Si hija yo te despido de tu hermano —le decía a la distancia mientras los veía entrar a la pagoda donde se encontraba en poso devora huesos.

    ***
    Al llegar a la época de guerras. La miko de un repente cae de rodillas al suelo haciendo que él hanyou se asustara por la repentina y peligrosa decaída de la joven.

    —¡¿ Kagome dime que te pasa?!—La preocupación del hanyou no se comparaba con nada ya que nunca había visto un decaída tan fuerte de la miko
    —No te preocupes es solo que de repente me sentí cansada, deben ser los bebes que requieren más energía — trataba de calmar al hanyou, pero ella no sabia por que se sintió tan débil
    —Lo mejor será que te lleve a la aldea, no quiero que te suceda nada — ayudándola a levantarse para después dirigirse a la aldea.

    Al acercarse a la aldea fueron recibidos por la otra Jove pareja, pero entre más se acercaban, la preocupación tanto de la exterminadora como la del monje aumentaban al ver el hanyou ayudando a la miko del futuro a caminar. Más aun verla en esas condiciones.

    —¿Inuyasha que le a ocurrido a la srta. Kagome? —exige respuestas el joven monje preocupado. A lo que el hanyou responde con detalles lo que sucedió al salir del poso.

    —¿Pero Kagome has comido bien, dormido lo suficiente? —por otro lado, las preguntas de la exterminadora no cesaban, haciendo que la joven se sintiera más ahogada ya que no le daban el tiempo suficiente de responderlas todas. Si no hubiera sido por el hanyou que la hizo parar sus interminables preguntaderas la miko hubiera terminado colapsando.

    —Inuyasha, lo mejor que podemos hacer para saber en que condiciones esta la stra. Kagome es preguntarle al anciano Myoga —le sugirió el monje, para que lo buscara y le preguntara por que Kagome tuvo una baja de energía tan fuerte
    —Menos mal que eres inteligente de vez en cuando —le dijo de una forma algo altanera, pero amigable mientras se iba en busca del anciano. Una mezcla bastante extraña según su amigo

    —Anciano Myoga… —le llamaba el joven de cabellos plateados, pero no daba señales de que apareciera —¿Myoga donde estas? —la paciencia del hanyou se estaba agotando
    —¡Maldita pulga vieja donde te has metido! —exploto por fin el hanyou buscándolo por todos lados. Al momento de encontrarlo al pobre anciano le dijeron unas cuantas verdades por parte de su amo, después de terminar su sermón ambos se dirigieron donde la miko.

    —Mmm… Kagome esto es algo muy extraño, que yo recuerde en mis años de vida que son muchos, nunca he visto tales síntomas — explicaba la anciana pulga analizando el estado de la joven miko
    —Entonces que hacemos anciano, no la puedo dejar así — pensaba el hanyou alguna cura para sanar a su dulce mujer, pero sin tener resultados
    —Inuyasha ¿Qué tal si le preguntas a Midoriko? Ella debe saber que “enfermedad” tiene —sugirió la exterminadora, haciendo que el hanyou se levantara de inmediato para ir en su busca, pero algo lo detuvo…
    —¿Cómo la encontraré si no tiene aroma? —pregunto a los demás ya que si él no sabia los demás puede que si
    —Busca a las shinigamis. Ella siempre que no esta Kagome se va con ellas —sugirió sango, para facilitarle el trabajo de buscarla
    —Entonces no tardaré, enseguida la traigo —fue lo último que se le escucho ya que se marcho e inmediato para ir en su búsqueda

    Después de buscarla un tiempo, la encontró en el río junto con las niñas. Él hanyou le explico todo lo recientemente acontecido y se dirigieron lo más rápido posible a la cabaña que ahora era de la miko

    — Mi niña ¿dime que es lo que sientes? — le pidió la miko que le explicara los síntomas.
    Después de decirle todo lo que sentía termino de hacer las inferencias suficientes para saber que Kagome no estaba “enferma” si no que le estaban envenenado a través de algo,

    —Mi niña te están envenenado — confirmo la miko-mariposa las sospechas que tenia, causando gran impresión entre las personas que se encontraban ahí, más aun él hanyou y la miko del futuro
    — ¿Pero como la están envenenando? — pregunta el pequeño zorrito, haciendo que todos se hicieran esa misma pregunta. A lo que la miko-mariposa les interrumpe
    —Esto se logra gracias a algo que le perteneció a la persona. Un objeto que estuvo mucho tiempo en contacto con ella o algo que nació de ella—concluyo de explicar la miko-mariposa para pensar en que le fue hecha dicha maldición
    La pela se shikon…— dijo débilmente la miko para que supieran los demás ya que esto se le había hecho antes.

    —Es verdad a Kagome Antes le habían hecho lo mismo — aporto con información la exterminadora para que supiera la miko
    —Entonces ¿ustedes ya saben quien es el que le causa esto a Kagome? —la voz de la miko sonaba esperanzada ya que si sabían quien era el culpable encontrarían mucho más rápido una cura para la maldición.
    ­—La persona que había causado anteriormente la maldición fue la miko Tsubaki —opinó el monje con un poco de duda ya que no se acordaba mucho acerca de esa situación
    —Si, tienes razón Miroku esa miko fue la que enveneno un fragmento de la perla y así pudo controlarla, pero ¿Quién le había proporcionado ese fragmento de la perla de shikon? — se cuestionaba la exterminadora buscando la respuesta a la nueva pregunta para dar con el demonio que ahora esta causando tanto daño
    —Él que… le dio el fragmento a Tsubaki… fue Naraku…—concluyo con una voz inaudible para el oído humano. Si no hubiera sido por que el hanyou que terminó gritando encolerizado todo lo que ella dijo, no hubieran sabido quien causaba esto
    —¡Maldito Naraku, esta vez yo te mato maldito! —rugía estas últimas palabras mientras se dirigía a la salida de la cabaña causando temor entre los presentes. Pero fue impedido ya que la miko le estaba pidiendo que se quedara con ella.

    —Inuyasha… por favor…quédate con migo…— le supliqué a duras penas. Después de ver su cara de impotencia seguida por una de tristeza se dirigió en dirección hacia mi para terminar dándome un reconfortante abrazo.
    —Me quedaré a tu lado por hoy pero mañana me iré en busca de ese maldito —susurró a mi oído para avisarme de sus planes, a lo que yo asentí con tristeza. Después dirigió su mirada hacia el hermano de Sango. Kohaku.
    —Kohaku necesito que me hagas un favor — le pidió al hermano de sango, mientras se levantaba para hablar con él. Su mirada se notaba algo ¿desesperada?
    —Kohaku ve donde vive sesshomaru… y dile que necesito de su ayuda con urgencia —concluyo el hanyou estas palabras con su cara oculta en su flequillo
    —“inuyasha esto es demasiado para ti…” —veía la cara de frustración que tenia en ese momento ya que él nuca la había pedido ayuda a nadie, excepto a mi. Lo peor es que yo no lo podía ayudar esta vez.
    —Claro yo iré en seguida —tomando la mononoke de Sango. El joven exterminador salio de la cabaña a toda prisa.

    ***
    —Naraku ¿has visto? la perla esta tomando efecto en Kagome —le aviso en voz sin sentimientos al demonio que estaba de tras de todo lo recientemente acontecido.
    —Tienes razón Kanna la perla ha empezado a reaccionar, eso quiere decir que ella esta en nuestra época —una lasciva sonrisa se dibujo en el rostro del ser de ojos color sangre y cabellos ondulados.
    —¿Cuándo atacaremos Naraku? — haciendo su aparición la mujer de ojos carmesí, que previamente estaba escuchando la conversación entre ellos
    —Muy buena pregunta Kagura aunque esta demás ¿no crees? — la geisha sólo atino a mirarlo con desprecio ya que más no podía hacer
    —por favor, no te andes con rodeos que no te queda —expresó con gran cinismo la joven del abanico, que ya por si estaba harta de todo eso.
    —Esta bien mi impaciente Kagura te lo diré. Mañana mismo atacaremos en la aldea del hanyou. Ya que sin Kagome la batalla se nos facilita en un cincuenta por ciento — concluyo el frió demonio con la sonrisa de la victoria en sus labios

    ***
    —¡Sesshomaru…Sesshomaru…! —le gritaba desde kirara el joven exterminador
    —Kohaku, ¿Qué quieres? — con la frialdad que lo caracterizaba desde que lo había conocido
    —Es Inuyasha, necesita de toda la ayuda posible —dio inicio a una larga explicación donde se le fue informado hasta lo más mínimo a el youkai de mirada dorada como su hermano.
    —Eso no es de mi interés. Dile que esta bastante grandecito para solucionar sus problemas—marchándose de la laguna donde habían estado conversando pero algo le sorprendió tanto al youkai como al joven exterminador.
    —Espera Kohaku yo iré — apareciendo en el lugar una joven de la misma edad de la miko del furo, trayendo a un demonio dragón de dos cabezas
    —Pero Rin en tu estado es peligro —le mencionó el joven pero esta no le hizo caso y se monto en el dragón
    —Si mi esposo no ira, por lo menos yo daré la cara ante la situación que esta viviendo mi amiga Kagome. Lo siento mucho Sesshomaru pero iré aunque me tenga que enfrentar a ti —le miro desafiante al hanyou, sin que este dijera nada para evitar que ella se marchara.
    —En verdad Rin, admiro tu valentía. —sorprendido de la forma en que actuó la mujer.
    ­— Es hora de marcharnos —en el momento en que se disponían a marcharse, el demonio de cabellos color plateado y de ojos dorados aparece a su lado custodiando a la joven mujer que ya no le faltaba mucho para dar a luz.

    El tiempo que usaron en llegar a la aldea no fue mucho ya que el palacio donde Vivian quedaba a unas dos aldeas al oeste de la de donde se encontraban el hanyou y la miko.

    —¡Llegamos Sango, Inuyasha! —Escuché gritar fuera de la cabaña al pequeño Kohaku, que había regresado con ayuda gracias al cielo.
    —Kohaku que bueno que regresaron pronto —le decía Sango abrazándolo, ya que ella siempre ha temido que nuevamente Naraku regresara por él
    —Si, pero me costo mucho convencer a Sesshomaru. Si no hubiera sido por Rin él no hubiese venido.
    —Entonces Rin fue quien lo convenció —le sorprendió a Inuyasha que Rin le convenciera ya que tenia muy en claro que a su hermano no había poder en el mundo que lo hiciera cambiar de opinión.
    —Muchas gracias — fue lo único que pudo decir ya que fue interrumpido por su hermano
    —No las des ya que yo solo vine a cuidar a mi mujer —expreso dejando bien en claro el disgusto que tenia por haber sido contradicho. Además de que su mujer lo había enfrentado por ayudar a otros humanos.

    —Kagome amiga mía mírate esta pálida —escuchaba hablar a Rin, pero yo ya no tenia fuerzas de responderle
    —lo mejor será descansar ya es de noche y mañana mismo partiré en busca de ese maldito de Naraku. —le avisó el hanyou para que se alistaran para la mañana.

    Todos se recostaron para descansar un poco. Esa noche la pareja que estaba pasando por un duro momento le costo mucho conciliar el sueño. Uno por la preocupación hacia el otro y el otro por buscar una forma de ayudarlos.

    Esa mañana se levantaron si ni un problema. Después de tener todo listo para su viaje. Una repentina nube de veneno inunda el lugar haciendo aparición en este el demonio por el que partirían en busca.

    —¡Naraku por fin apareces, maldito te derrotare! — le amenazo Inuyasha fuera de la cabaña mientras Sango, Rin y yo nos encontrábamos dentro de esta siendo protegidas por Shippo, Kohaku con ayuda de Kirara. Mientras las shinigamis realizaban un campo de energía con ayuda de Midoriko.

    —Inuyasha tanto tiempo sin vernos. Dime tu mujer sigue igual de hermosa — le dijo con una riza en sus labios, haciendo enfurecer aun más al hanyou
    —Maldito no te atrevas de hablar de ella —le grito en hanyou, mientras desenfundaba su colmillo de acero
    — Veo que no esta junto a ti. Dime ¿a caso esta envenenada? — rió el demonio cínicamente
    —Pero mira a quien tenemos aquí. Sesshomaru desde cuando eres tan buen hermano y ayudas a ese hanyou
    —Eso no es de tu incumbencia solo he venido a ajustar una cuentas pendientes que tenemos Naraku —le dijo con esa imponente voz que lo caracterizaba

    Después de esa “charla” empezó una terrible batalla donde se le unieron a Naraku la niña sin emociones y la mujer geisha. Pero esta última no le ayudaba en nada ya que esta combatía sin herir al grupo. Es más les estaba ayudando ya que si lo vencían ella podría obtener lo que más deseaba. Su libertada.

    En un descuido de la chica albina fue herida de gravedad haciendo que ya no pudiera controlar la perla envenenada haciendo que todo lo que tenía la miko del futuro fuera purificado rápidamente por las shinigamis.

    No puede ser — el demonio de cabellos ondulados vio como desaparecía la chica dejando la perla sin un portador.

    —¡Inuyasha ve por la perla! —le grité desde la entrada de la cabañaza que se encontraba aun con el campo de energía
    —“Kagome te has mejorado” — al verla nuevamente ayudándolo. En ese momento corrió lo más rápido que pudo y cogió la perla y en un ágil movimiento se la entrego a la verdadera dueña y se marcho a combatir nuevamente. Haciendo que Naraku se desesperara e iniciara un ataque hacia la cabaña.

    —¡Kagome! — se escucho en fuerte rugido por parte del hanyou, al ver como era destruida la cabaña con la mujer que amaba en compañía de las demás.
    Entre todo el polvo se empezaba a ver un fuete campo de energía que cubría todas las chicas que se encontraban el la cabaña.

    —¡Kagome! —Grito el hanyou de alegría al verla con las energías que siempre ella tuvo
    —No es posible si yo a ti te tenia casi muerta ¿como puedes tener nuevamente tus poderes espirituales?
    —Hola Naraku tanto tiempo sin vernos. Es verdad tú me tenias casi muerta, pero recuerda que yo tengo a alguien que me purifica rápidamente. ¿Recuerdas a Midoriko?
    —Maldición se me había olvidado que hora tenía a esa miko muerta. Ella era quien le había enseñado todo por eso desarrollo todos sus poderes tan rápido —se maldijo por haberse confiado tanto en que la miko no se entrometería en la batalla y más aun que le confió la perla a Kanna.
    —Bueno Naraku ahora pagaras por todo el daño que has causado —le amenace con mi arco y flechas
    —Eso esta por verse —me dijo, para después empezar un ataque en contra mía
    —¡Kagome ten cuidado! —grito Inuyasha al momento de ponerse frente mío y lanzar un poderoso ataque contra Naraku

    Ambos jóvenes empezaron a combatir ferozmente contra el demonio que tantas desgracias les causó.
    Después de un largo tiempo de batallar. Ya todos cansados de combatir, más aun Naraku que ya no tenia energía para continuar batallando.

    —¡Prepárate Naraku este es tu fin! — le grité al momento de lanzarle una de mis flechas con todo el poder espiritual que me quedaba en conjunto de un ataque de Inuyasha

    Este le causo gran daño. El demonio había perdido casi todo su cuerpo, sin energías para regenerarlo creyó que seria su fin. Pero sin saber que lo había ayudado en ese momento encontró una esperanza de salvarse.

    —¡Haaa! ¡Inuyasha mi vientre. Los bebes quieren nacer! — grite ante las fuertes contracciones que tenia en ese momento.
    —Gracia Inuyasha si no hubiera sido por que la dejaste embrazada no me hubiera salvado —dijo Naraku desapareciendo entre un densa nueve toxica.
    ­—Inuyasha los bebes ya están por nacer ayúdame.

    Partimos lo más rápido que pudimos hacia la cabaña más cercana y ahí sango con ayuda de Rin y otra joven empezaron con las labores de parto. Mientras que yo me encontraba fuera junto con sesshomaru y Miroku esperando que todo resultara bien.

    Continuara…

    N/A: ¡Hola amigas tanto tiempo sin vernos! (escribiendo). Bueno aquí les traje la conti de mi fic. Siento mucho la demora. Pero ahora ya no tardaré tanto ya que Salí de vacaciones :). Bueno espero que aya sido de su agrado y n estamos viendo lueguito!!!

    Sayo…;)
     
  6.  
    Bele inuxkag

    Bele inuxkag Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Junio 2010
    Mensajes:
    25
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Me encanto la contii amiga :D
    Inu lo adoro como se preocupa por Kagome *-*
    La mama de Kagome esta preocupa por ella y los bebes pero Kagome dijo que los traeria para que los conociera :)
    Naraku maldito por que le hace eso a Kagome
    Lo matare yo misma aunque como lo hago xD
    Sesshomaru ayudo a Inuyasha O.O por que Rin lo pidio para que ayudara a su amiga Kagome xD
    Rin se enfrento a su esposo xD
    AAAA!! Los bebes ya naceran :D !!!! Que kawai!!
    Ojala que todo resulte bien.

    Bueno amiga nos vemos en la prox contii

    Sayonara!! :D
     
  7.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    waaaaaaaaaa amiga por fin conti domo arigato por avisarme siempre casi me da un infarto cuando Midoriko dijo que Kagome habia sido envenenada pero que bueno que logro purificar la perla dentro de ella y waaaaaaaaa yo que estaba a punto de bailar de felicidad porque crei que derrotarian a Naraku antes de que nacieran los cachorros pero que malo que no fue asi ya que fue el nacimiento de esos pequeños adorables lo que lo beneficiò para poder escapar espero el cap de su nacimiento cuidate sayo...
     
  8.  
    rin chan

    rin chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    haaa soy primera!!

    no puedo creer q ya naceras emozooo!!!
    ay naraku ya ni deberia existir malditto!!!
    y me pregunto cuando naceran los de rin
    ayy qiero q nascan todos jajaja!!
    aunq pienso q es algo riesgado q todas se hayan embarazado
    aun sin asecinar a naraku
    wuua
    qiero seguir leyendoo
    espero el prox. ciao :)
     
  9.  
    Mina Guk

    Mina Guk Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    19 Octubre 2009
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    wow amiga abansas muy rapido y esto se pone muy interesante
    conforme abansa el trama, me gusta desde el primer capitulo k escribiste
    y he llegado a la conclucion de que quede con las ganas del nuevo capitulo
    espero que no demores mucho para seguir disfrutando de este ff
     
  10.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Buewno, ya me pase por aqui.
    Waaa no deje de gritar en esta conti de verdad este muy bien
    los bebes ya quieren nacer, mal momento para hacerlo
    pero lo mejor es que por fin sabremos cuantos son y como
    es que son, espero que tengan las orejitas del papa, pues las
    adoro...
    Solo que note un grave error!!!, estas arrando en tres personas distintas
    *en primera persona Aome
    *En primera persona Inuyasha
    *Y en tercera persona, narrador omnisiente

    Y que yo sepa eso no esta bien, deverias de decidirte por uno, que para mi el mejor para este caso es en 3° persona para que narres la historia vista desde varios angulos...

    Me gusta la trama, pues es solida, aunque va algo rapido. pero si esta bien,m e agrada.
    Sigue escribiendo amiga, vas bien.
    Te mando un abrazo y un kiss.
     
  11.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya pusiste la contiiii
    este capitulo te quedo magnifico ^^
    me gusto mucho la parte donde Sesshomaru va a ayudarle a Inuyasha aun sin intenciones de hacerlo
    y me perocupo bastante que justo en ese momento quisieran nacer los bebes de Kagome
    además me molesto mucho la suerte que tiene el maldito de Naraku
    espero la contiiiii
    bye n_n
     
  12.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    476
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Estuvo muy bueno el capitulo como siempre Dulcekagome que bien que Sesshomaru le ayudo a su hermano y eso fue gracias a Rin
    espero que pongas pronto la continuaciòn ya que ahora asi Kagome va a tener a sus bebes que emociòn.

    saludos.
     
  13.  
    MOONREBE

    MOONREBE Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    16
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    waaaaaa
    ya van a nacer que bonito
    pero que mal momento
    escojieron para nacer jejeje,
    hola
    el capitulo te quedo genial
    que emocion esta
    tomando un buen rumbo tu
    historia
    esperare la continuacion
    que estes muy bien
    sayonara......
     
  14.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Considerablemente se ve cómo has mejorado. La narración, los diálogos, la trama se profundiza más, y ahora se me facilita entender la historia. Me alegra que ya hayas avanzado con esto; sin embargo, ya has aprendido lo básico, sólo falta los detalles para que tu historia quede bien. Ahora lo que yo te diría es que no confundas mucho el tiempo verbal, (tiempo pasado, presente, futuro), a veces legabas a mezclarlos; y eso llegaba a confundir, por ejemplo:
    Bien, aquí vemos varios errores verbales. No es lo mismo “hacer” que “hacia”. Eso, es lo mismo que estás haciendo aquí. Por ejemplo, la oración en color rojo está mal empleada; estas explicando que su abuelo ya había muerto, por lo tanto, la palabra “proporcionaba” es incorrecta, en realidad debe ser “proporcionó” ya que estamos hablando de que ya lo había hecho. Y también la misma explicación va para las demás remarcadas; están en tiempos incorrectos. Es difícil acostumbrarse, pero practicando o poco a poco aprenderás cuando debe de ir y cuando no; a mí aún se me dificulta. O un ejemplo más claro, algunas ocasiones, si relees de nuevo el capitulo, hubo algunas narraciones, que al parecer, narraba Kagome. De eso se trata el tiempo verbal, a veces me confundía de quién estaba narrando, si tú o Kagome. Por ejemplo:
    Me intriga al saber lo que Naraku hizo con Kagome, la verdad no me lo esperaba. Que lindo detalle que los bebés ya van a nacer, pero vaya momento en que decidieron vivir D:, por unos momentos pensé que ésta vez, por fin se iban a deshacer del aquel demonio.
     
  15.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Protegiendo a los seres que amo
    Total de capítulos:
    19
     
    Palabras:
    4847
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Noveno capitulo: “una nueva familia”



    La joven miko del futuro se encontraba dentro de una de las cabañas de la aldea. Junto con Sango y Rin que le decían que estuviera calmada, que todo saldría bien, mientras que la joven Kimiko, que era la dueña de esa casita les ayudaba con el parto. Ya casi no le quedaban fuerzas para seguir, debido que el dolor ya la estaba dejando en un estado casi de inconciencia, pero en cuanto escuchó un agudo llanto le dio las fuerzas de seguir, de no rendirme ya que ese pequeño era su vida y no me rendiría hasta no tenerlo en sus brazos.
    ***

    —Inuyasha relájate, la señorita Kagome es muy fuerte ­—trataba de calmarlo, pero ese temor de perderlos, tanto a Kagome como al pequeño no le ayudaba mucho a tranquilizarse.
    —Relájate no le pasara nada. Si fue capas de aguantarte esto tres años, resistirá un parto como si fuera algo cotidiano
    —Muchas gracias hermano. Sabia que tu siempre me tratarías con “amor” — le dijo un poco de ira ya que siempre trataba de sacarle de quicios. Y lo estaba logrando

    Después de un rato de estarce paseando de aquí para aya, desesperando a todo aquel que lo viera, más aun a Miroku y Sesshomaru quienes le han acompañado en estas interminables horas. Sale de la cabaña una de las shinigamis quien le dice que ya había finalizado el parto dejándolo entrar para que viera a Kagome y al bebe.

    ***
    —Después de terminar todo, Aska dejo entran a Inuyasha lo cual calmo bastante a la miko ya que al fin podría descansar un poco del reciente parto.
    —Mi amor ¿Cómo te sientes, donde esta? — se notaba nervioso y preocupado. Haciendo que la joven que se encontraba en la cama se pusiera en su lugar.
    —Inuyasha Estoy bien, solo un poco cansada. Kossho trae al bebe —le hizo una seña de que aquí comenzaba la “Sorpresa”.

    Kossho traía al bebe envuelto en una de las mantitas que había traído de su casa. Se lo entrego y después se macho dejándolos solos a la pareja con el bebe.
    Inuyasha le descubrió la carita y su sorpresa fue igual a la de la miko cuando lo vio por primera vez.

    —Kagome es hermoso, mira tiene tu color de piel —le miraba con una cara de alegría que hizo que hasta ella se sintiera feliz y sin ese cansancio que la invadía.
    —Si tienes razón tiene mi color de piel. Pero tiene el mismo color de tu cabello, tus ojitos y lo mejor de todo, las orejitas de perro. Eso quiere decir que será un hanyou como tú — le hizo notar que se parecía mas a él que a ella y que le gustaba que fura así, ya que siempre el temor que le invadía era que la joven no los quisiera por ser un hanyou.
    —Muchas gracias por darme este hermoso bebe. Te prometo que seré un muy buen esposo y padre para este. — dijo con gran emoción mientras que lo demás veían.
    —¿Serás un buen papá solo para este? —pregunto con algo de ironía ya que el no sabia que le tenia una sorpresa que venia en camino a la cama.
    —¿No te entiendo? — le miraba con esa cara que le gustaba mucho.
    —Ya me entenderás no te preocupes. ¿Sabes? mejor mira detrás de ti y entenderás a la perfección.

    Inuyasha se volteo para ver lo que se encontraba detrás de él. Al principio se enojo ya que solo vio a quienes traían la sorpresa. Pero después de explicarle mejor la situación casi se cae de espaldas al ver sus grades sorpresas.

    — ¡No puede ser son tres! —Grito sorprendido al ver los otro dos “bultitos” que faltaban. — Al principio también yo me había asustado pero después de un rato uno se acostumbra.
    —Inuyasha no te quedes ahí como un tonto. Tómalos para que los conozcas—le dijo mientras le golpeaba un brazo suavemente haciéndolo reaccionar.
    —Kagome ¿pero como? ¿tres niños? —le miraba con una cara que daba demasiada risa, mientras tenia a los dos que faltaban.

    —No lo se. A mi también me asusto, pero te acostumbras, además son tan lindos…
    —Kagome. Uno es una niña — miraba a la bebe, mientras que ella le respondía positivamente
    —Mira que mona es igual a ti. Tiene tu pelo y esa carita llena de ternura como tú — le decía mientras la miraba.
    —Si tienes razón. Pero tiene tus orejitas y tus ojitos. Al igual que el otro pequeño —le entregó a la bebe y tomo al otro para conocerlo.
    —Ese es el que tiene algo de los dos — le dijo mientras que le pasaba el pequeño
    —Tienes razón. Es una pequeña mezcla de nosotros —concordó con ella acerca de la apariencia del pequeñito
    —¿Te has fijado? Tiene el cabello plateado con las puntas negras al igual que sus orejitas.
    —Si es verdad, también tiene los ojos dorados, pero con reflejos color chocolate.
    —Si es igual a nosotros. Al igual que los otros. ¿Cómo se llamaran?
    —Mmm… buena pregunta. Creo saber como se llamaran, claro si te gusta
    —Haber dime sus nombres. Si me gustan se quedan con ellos

    Tomé a los bebes como pude, ya que no es uno, si no tres. Después tome a mi primer hijo en nacer. Lo sabia ya que Sango me dijo.

    —Este se llamará al igual que su padre…Inuyasha…—dijo firme ya que así nadie estaría en contra. Menos Inuyasha.
    —Esta hermosa niñita se llamara Izayoi, en honor a tu madre —dijo con algo de cariño mientras veía a la pequeña bostezar
    —Kagome en verdad quieres llamarla así — el hanyou se notaba feliz al saber que la niña tendría el nombre de su madre.
    —Si, quiero llamarla así. Al tercero quiero llamarlo Inuzuke, ya que me gusta ese nombre, dime ¿te gustan los nombres o quieres cambiarlos? —pregunto por si acaso no le había gustado alguno, pero él me respondió que le había encantado. Así que esos serian sus nombres.
    —Inuyasha… Izayoi…Inuzuke…nuestros hijos. ¿Que hermoso no crees?
    — Tienes toda la razón. Descansa esto ha sido mucho por un día —dándole un beso en los labios para que descansara.
    —Sango ¿Dónde esta la dueña de la casa? —pregunto serio el hanyou
    —Kimiko esta fuera ¿para que la quieres? —indagó un poco la exterminadora
    —Solo quiero decirle si nos permite quedarnos aquí hasta que reconstruyamos la cabaña que se destruyo en la batalla contra Naraku.
    — no te preocupes yo le digo, tú solo preocúpate por cuidar a Kagome y tus hijos.

    Después de que Inuyasha hablo con Sango regreso al lado de su mujer y mirándola con ternura para después irse a ver los pequeños. Esa noche se quedaron en la cabaña de Kimiko, ella los dejó quedarse hasta que pudiéramos arreglar la cabaña.

    —Bueno nosotros nos marchamos a nuestra casa—dijo Rin mientras que Sesshomaru iba saliendo de la casa
    —Rin muchas gracias. No se que hubiéramos hacho sin tu ayuda —la joven solo dijo que cualquier cosa le avisaran.
    —Gracias Sesshomaru…—se escucho decirle a Inuyasha a su hermano a lo que él solo movió la cabeza indicando que no fue nada. Cosa que sorprendió mucho ya que este no era así.

    Después de que se fueron. Sango y Miroku se quedaron un rato jugueteando con los niños hasta que Inuyasha les dijo que los dejaran dormir. Después de un rato todos se encontraban todos recostados para dejarse caer en los brazos de Morfeo.

    Por la mañana se encontraban casi todos fuera de la cabaña, alongando sus cuerpos para empezar a trabajar en la reconstrucción de la cabaña, menos la miko que había tenido sus hijos el día anterior, la cual se encontraba recostada en la cama que le había prestado su nueva amiga Kimiko.

    —Bien. Ya es hora de empezar a trabajar —dijo el hanyou para que todos iniciaran sus respectivos trabajos
    —Inuyasha ¿reconstruiremos la cabaña en el mismo lugar? —pregunto el monje con algo de pesar ya que no había pasado un día de la última batalla y ya tenia que empezar a trabajar nuevamente.
    —Si para que Kagome no es sienta incomoda —Interrumpió Sango ya que conocía su amiga a la perfección
    — Bien entonces comenzaremos a construirla — dijo con energía el hanyou tomando madera con la cual construirían la cabaña.
    —bien Inuyasha yo llevare lo otro junto con Kohaku — le aviso el monje al hanyou ya que ellos serian lo que repararían la cabaña.

    ***
    —Sango dame a los bebes tengo que alimentarlos —le pedía la miko ya que no la dejaban levantarse
    —si yo te los trago espérame un poquito — le respondía la exterminadora. Tomo a inuyasha y se lo entrego a su amiga
    —Gracias Sango. ¿te pido otro favor? ¿Me podrías prestar el bolso que esta al lado de la cunita de los niños?
    —Claro ¿es la de color azul cielo? —preguntó mientras tomaba el bolso enseñándoselo a la joven que se encontraba amamantado a su hijo
    —Si, es ese Sango —la joven le entrego el bolso con cierta curiosidad
    — ¿Para que quieres este bolso? —la curiosidad le gano a la joven exterminadora haciendo que la mujer de cabellos azabaches terminara riéndose
    —Es que aquí tengo los pañales y toallitas húmedas para limpiar y cambiarle los pañales sucios
    —¿Pañales? ¿toallitas húmedas? —repetía mientras veía esas extrañas cosas que sacaba Kagome
    —¿Qué vas hacer con esas cosas? —La joven parecía una niña pequeña preguntado acerca de las nuevas cosas que nunca había visto
    —pues las ocupare a lo que termine de comer el pequeño

    Después de que el pequeño dejara de comer. Lo cual tardo su tiempo. Lo recostó en la cama y empezó a desvestirlo para después quitarle el paño sucio y limpiarlo para después ponerle un limpio y echarle un poco de talco para evitar que el sudor le causara alergias.

    —¡Wou! Kagome si que tienes experiencia en criar a niños —la exterminadora estaba sorprendida de que su amiga supiera tanto acerca del cuidado de un bebe
    —No es para tanto Sango. Cuando tienes a alguien que te enseñe es fácil. Ademán vi a mamá un par de veces cambiar a mi hermano Souta era un pequeño yo veía a mamá hacer esto. —explicaba la miko a su amiga
    —“Entonces ya se a quien pedirle que me ayude”. ¿Kagome me enseñarías a cambiar esos paños que le pones a tus hijos?
    —Claro yo e ayudaré no te preocupes. ¿Me podrías prestar a Izayoi por favor?
    —Si, en seguida te la traigo —tomo al pequeño y lo recostó cuidadosamente en su cuna. Después tomo a la niña que se encontraba despierta al contrario de su hermano y la llevo a donde se encontraba Kagome

    La joven azabache hizo lo mismo con la pequeña niña y ahora se disponía a hacerlo con su último hijo. Después de alimentarlo iba a cambiarle el pañal pero su amiga le pidió si la dejaba a ella hacerlo a lo que la madre de la pequeña acepta

    —A ver primero le saco su ropita —iba diciendo mientras le sacaba sus ropita y el paño sucio
    —Después le limpio y le pongo el paño limpio… por ultimo le coloco un poco de talco ­—terminando de arreglar a el pequeñito que se rió en todo momento
    —Lo ves no es tan complicado, es súper fácil —Le decía la miko a su amiga
    —Bien con esto ya estoy preparada en cierto modo para mis hijos
    —Sango ¿me podrías llamar a Midoriko?
    —Claro enseguida vuelvo con ella ¿te dejo el niño aquí o lo recuesto en la cuna junto con los otros?
    —Recuéstalo, mira esta bostezando — decía mientras le pasaba su pequeño niño.

    Después de dejarlo recostado en la cunita, la exterminadora sale de la cabaña en busca de la miko-mariposa. Después de un tiempo de buscarla la encuentra en el árbol sagrado, coda que le extraño mucho pero decidió no darle mayor importancia. Al explicarle que Kagome la necesitaba ambas partieron donde se estaban quedan hospedadas.

    —Mi niña ¿que necesitas? — preguntaba con ternura
    —Midoriko tu me puedes curar como lo hiciste en la batalla es que ya no soporto estar recostada si hacer nada —le explicaba a la miko que le entreno
    —de poder puedo. Pero hay un problema no puedes abusar de condición acabas de dar a luz así que igual estarás débil —le advirtió la miko para que no abusara.
    — esta bien te prometo no abusar de mi condición pero por favor ayúdame ya no aguanto mas estar acostada

    La mariposa se poso nuevamente en su frente iluminándola por completo. Después de unos segundo la miko recorvo todas sus energías, sintiéndose mejor de que estaba hace unos minutos atrás.

    —Gracias Midoriko ahora progre levantarme y ayudar aunque sea un la comida a Sango
    —Entonces me iré para que te levantes con mas tranquilidad
    —Esta bien pero no le digas a Inuyasha que estoy levantándome o si no me mandara a acostarme. ¿de acuerdo?
    —esta bien no diré nada a nadie —fue lo ultimo que dijo antes de salir

    —¡Haaa! Que bien se siente no tener ese enorme peso en mi. Pero echaré de menos no sentir sus pataditas dentro de mi ­—decía al terminar de colocarse su traje de miko nuevamente.
    —Bien ahora sacare a los pequeños a fuera para que respiren ya que es un muy bello día.

    Después de arreglar el coche de los pequeño. Que era para su suerte uno grande ya que ellos no sabían cuanto iban a ser. Los tomo con sumo cuidado dejándolos bien seguros para que no lastimaran.
    Al salir de la casita los rayos de luz le segaron por unos segundo debido a se había encontrado casi día y medio dentro sin salir. Al verla fuera todos se acercaron para preguntarle acerca de su estado y por que estaba fuera.

    —Inuyasha no te enfades Midoriko me ayudo, pero aun no puedo abusar de mi estado — trataba de tranquilizarlo ya que el era muy sobre protector
    —Esta bien pero hazle caso a la mariposa
    — ¡Que no es una mariposa .Es el alma de la sacerdotisa Midoriko! —le reclamo su mujer con las energías que la caracterizaban
    ­—¡Esta bien, esta bien! pero no uses el conjuro —decía con miedo a la miko, ya que la conocía a la perfección
    —Sabes que solo lo uso cuando te lo mereces…!abajo! —haciendo que el hanyou se estrellara de cara contra el suelo, dejándolo diez centímetros mas abajo de la superficie de donde estaban pisando los demás.
    —¿Kagome… por que lo haces…?—le pregunto mientras trataba de ponerse de pie, ya que aun estaba bajo el efecto del conjuro
    —Por que siempre tratas a Midoriko así, sabiendo que ella tomo esa forma — le regalaba todavía la miko
    —Esta bien ya no lo haré más. Pero no uses ese maldito conjuro —le continuaba pidiendo
    —Bien. Trato hecho. Ya no lo usare, siempre y cuando no te lo busques

    Después de esto todos retomaron sus actividades para aprovechar al máximo el hermoso día que dios les había dado. Las chicas aprovecharon de cocinar y limpiar un poco la casa y alrededor de esta también. Por otro lado los chicos se encontraban reparando la destruida casa. Miroku levantando los maderos, kohaku los clava para formar las paredes, mientras que Inuyasha iba en busca de más leños, ya que era quien más energía y fuerzas poseía.

    ***
    ­entre la penumbras de un mal cuidado palacio, rodeado de un gas tan venenoso que era capas de matar todo a su alrededor. Se encontraba un ser casi destrozado a causa de una reciente batalla. Si no hubiese sido por su condición de hanyou ya que anteriormente fue un humano. Hubiera terminado muerto.

    —Maldición esto no me lo esperaba. Me deje llevar por mis emociones. —hablaba un ser que estaba gravemente dañado
    —Me he confiado. Sabia que debía haber mantenido en mis manos la parla. Por lo menos tenia un has bajo la manga. Inuyasha cuando no volvamos a ver recordarle a tus hijos las gracias de haberme salvado. ¿quien pensaría que la perla me hubiese beneficiado de todas formas?... —hablaba para si mismo ya que todos sus aliados habían perecido en la batalla a acepción de un mujer demonio de ojos carmesí quien lo traiciono y se unió al enemigo.

    ***
    —¡Chicos el almuerzo esta listo! —gritaron las jóvenes al unísono. Pero no había respuesta alguna por parte de ellos
    —Shippo ¿podrías ir por ellos les dices que ya esta lista la comida? — le pidió la miko al pequeño kitsune que se encontraba jugueteando con los recién nacidos
    —Esta bien ¿pero que ago si no quieren venir?
    —Nada, te vienes y los dejas morirse de hambre —le dijo la exterminadora, muy seria de lo que decía cosa que causo que la miko se riera con una enorme gota de sudor en su cien
    —Esta bien, en seguida vuelvo con o sin ellos —dijo antes de marcharse conversando con la mononoke de la exterminadora
    —¡Haaa! Me iré a ver que quieren los niño —le dijo ya que la joven los sintió llorar
    — ¿Te ayudo? ­—le ofrece muy animada la castaña ya que eran sus primeros ahijados
    —Claro, tu sabes mis hijos son como tuyos. “Pero no le digas a Inuyasha que se pone celoso­” ­—lo último le susurro para que el hanyou no le escuchara, provocando que esta terminara sonando una sonora risa.

    ***
    —¡Bestia, Miroku, Kohaku. El almuerzo esta listo! ­—les gritaba a lo lejos el pequeño que venia acompañado de la gatita mágica
    —¡Chaparro como te atreves a llamarme así! —le gritaba desde lejos haciendo que los demás se preguntaran a quien le gritaba ya que no había escuchado nada
    — ¡Shippo ven para acá que te boy a castigar! —le amenazaba el hanyou al pequeño.
    —Inuyasha no te atrevas mira que Kagome te castiga a ti después —le recordó el pequeño haciendo que aumentara su ira
    —Pero Kagome no esta aquí —le respondió el hanyou. Después de esto dio un salto para llegar donde estaba el pequeño y acto seguido le dejo caer un fuerte coscorrón en su pequeña cabeza haciéndolo llorar
    —¡Buaaa… te boy a acusar a Kagome! —le amenazo el niño demonio
    —Hazlo. De todos modos no te creerá ahora —le comento el hanyou
    —Inuyasha ya déjalo, es solo un niño —le aconsejó el monje poniendo un mano en el hombro de este
    —¡Grrr…! Vamos que la comida se enfría —odiaba cuando el monje le daba concejos, ya que siempre tenia la razón
    —Vamos Shippo no te pongas a llorar, así le das en gusto—le consolaba el joven exterminador
    —Si, es verdad, ven vamos ganémosle a esos tontos ­—el estado de animo del pequeño se mejoro haciendo que su amigo también se alegrara y junto comenzaron a correr para llegar antes que los otros.

    ***
    —Kagome Inuyasha me pego cuando le avise lo de la comida —le acuso al momento de llegar cosa que le sorprendió a la miko
    —¿Por qué lo hiciste Inu? —le pregunto para asegurarse de lo que le había dicho el pequeño
    —El me llamo bestia —contraataco el hanyou, poniendo cara de ofendido cosa que hizo que todo el enojo de la miko desapareciera al instante
    —Pero Shippo ¿Por qué lo ofendes así? —ahora todo estaba en contra del pequeño que se había confiado en que la miko lo defendiera ciegamente
    —Pero…pero…él…—intento buscar un contra ataque, pero sin resultado positivo para el
    —Por favor no lo trate mas así Shippo ¿vale? Lo mismo para ti inu — le advierte al hanyou ya que lo conocía a la perfección
    —¡Hek! Te dije que no me haría nada —dijo con una sonrisa de victoria. Pero no lo dijo tan fuerte por miedo a que su mujer lo escuchara
    ­—Eres un…—pero el pequeño fue interrumpido por la llamada de la miko para que fueran a comer
    —Lo siento Shippo pero me llaman para comer.

    En el momento de la comida ambos es comportaban como uno niños. Era algo normal para un pero para el otro no tanto ya que era bastante mayor. Pero el mayor tenía a su mujer la cual lo consentía como tal. Fomentando a su comportamiento.
    — ¡Buaaaa! — se escucho el llanto de uno de los bebes
    —Inuyasha puedes ir a ver que necesita —le pidió su mujer ya que ella estaba ocupada con los platos sucios
    —¿pe…pe…pero…que hago? —el nerviosismo del hanyou aumentó al escuchar ahora a dos de sus tres hijos llora
    —Solo ve si están sucios o tiene hambre —le dijo la madre de ellos con toda calma
    —Esta bien…enseguida…boy…­dirigiéndose a la cuna de ellos —“son solo tus hijo no te harán nada” —se daba animo al verlos ahora todo llorando.

    Continuar…

    N/A: Hola amigas como han estado. Bueno aquí les traje conti. Además les quiero agradecer a la nuevas lectoras y las que me han dejado su post en especial a mi sensei windmiko a quien e veces llego e desesperar ya que me trata de ayudar y un le entiendo(a veces no mas)bueno espero que haya sido de su agrado y nos vemos en la próxima conti saludos a mi amiga bele InuXKag!!!

    Sayito…;)
     
  16.  
    Bele inuxkag

    Bele inuxkag Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Junio 2010
    Mensajes:
    25
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Hola Amigaa!!

    Estubo bella la conti TOT

    Nacieron lo bebes *-*
    Que tierno fue Inuyasha cuando vio a su primer hijo ^.^
    Aunque cuando se da cuenta que son 3 xD HAY MORI
    Inuyasha , Izayoi y Inuzuke Kawaii
    Son una mezcla de los dos
    SON HANYOUS!!! ;D
    A reparar la cabaña Inuyasha, Miroku y Kohaku xD
    Menos mal que Midoriko le dio fuerzas a Kagome
    Kagome tenia todo listo para sus bebes xD
    Aunque Sango no tenia idea de que eran las cosas xD
    Como le enseñaba a Sango a cambiarle los pañales a los bebes
    ella tenia experiencia ya veia a su mama como cuidaba a su hermano ;)
    Kagome cuando le dice a Sango que sus hijos son como los suyos y que no se lo diga
    a Inuyasha por que si no se pondra celoso y es verdad
    Jajaja Shippo llamando bestia a Inu para molestarlo
    y este pegandole xD pobre Shippo :( te voy a acusar a Kagome XD
    wow Kagome defendio a Inu :)
    Sierto eso le ofende a Inuyasha quiero decir que le digan bestia pobre
    Inuyasha que es malo con Midoriko que es una mariposa
    Se merecia el Abajo! soy mala xD
    Que hara ahora Inu los 3 bebes estan llorando
    Que no tema de los bebes por que no le haran nada :D

    Ay amiga me emocione ToT gracias por los saludos
    Te adoro
    Sayonara!!!
     
  17.  
    jeniYasha

    jeniYasha Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    94
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    WAAAAAA!!! ke lindo!! kiero ver a los bebes ¡Voy a ir al sengoku!! xD
    jaja ya me imagino a inu! haciendo callar a los bebes! pero su paciencia se va a agotar!!
    primera vez ke a shippo le sale mal su plan! :( lastina era muy bueno! hasta yo lo use! xD
    jeje sango se esta preparando para sus hijos con miroku? pillina! jaja descubrimos su plan!
    graxx x avisarme y te kedo genial!
    espero la conti! y kiero saber ke va a hacer inu cn los bebes xDD
    ~~~sayito~~~
    ~~~dulcceammor~~~
     
  18.  
    Tifanny

    Tifanny Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    Hola amiga lamento no aver comentado antes pero es que mis post se borran, me encanto la conti que lindo que Kag e Inu ayan tenido trillizos jaja que risa cuando iIuyasha se da cuenta de que son tres y cuando Kagome le dice a Sango que son como los de ella pero que no le diga a inuyasha ya que se pone celoso.Bueno amiga espero la conti.
    Atte:
    Tifanny
     
  19.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya actualizaste ^^
    el capitulo simplemente te quedo espectacular!!!!
    mi parte favorita fue cuando Inuyasha y Shippo se pelean y luego Kagome defiende a Inuyasha, y Shippo se molesta jajaja
    además me encantola parte en donde Kagome le da la sorpresa a Inuyasha y le muestra a sus tres hijos n///n
    espero la contiiiiii
    bye n_n
     
  20.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Re: Protegiendo a los seres que amo

    waaaaaaa amiga gracias por avisarme de la conti sabes que me encanta tu fic ^o^
    awwww que lindo que Kagome tuvo trillizos n///n me encanto como describiste a la
    niña jejeje justo como me imagine que seria XD y sobre todo que la llamaran Izayoi
    wow es cierto a pesar de ser primeriza Kagome los cuida como una experta
    espero el siguiente cap ansiosa cuidate y avisame plis sayo...
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso