Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

Tema en 'CLAMP' iniciado por allua, 12 Noviembre 2007.

  1.  
    allua

    allua Guest

    Título:
    Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2728
    Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    Bueno hacía mucho tiempo que no me pasaba y he estado escribiendo un poco. He decidido publicar una historia de Sakura y Xiao Lang., primera que publico de esta pareja. Espero que os guste.
    Allua

    Esa mañana Sakura se despertó desanimada. Hacía seis años que Xiao Lang se había marchado a China, y aunque seguían escribiéndose y llamándose por teléfono a Sakura le parecía que algo estaba fallando.
    Esa noche había tenido un extraño sueño. Había soñado con la carta Amor que había creado el día que Xiao Lang se había ido a Hong Kong. En su sueño la carta llamaba a Xiao Lang, le decía que tenía que volver porque algo terrible estaba a punto de ocurrirle a Sakura.

    Xiao Lang permanecía tumbado en su cama, con los ojos cerrados. Había soñado con una carta Sakura. Era hermosa, nunca la había visto, pero la carta lloraba en el sueño. La vas a perder, tienes que volver, está en peligro. Xiao Lang, debes correr para proteger a tu amada, si no regresas algo terrible le ocurrirá a ella y a nosotros.
    ¿Quién eres?
    Mi nombre es Amor, soy la última de las cartas Sakura y la más poderosa. Puedo ver el futuro sin necesidad de que ninguna otra carta esté conmigo. Soy la más poderosa de todas, ya que soy vuestra principal subordinada. De Sakura y Tuya. Mi poder no conoce límites y combina vuestra magia.
    Está en peligro. Yue y Keroberos también, y las cartas. Todos moriremos si no regresas. Vuelve.
    - Xiao Lang, eres un perezoso.- Entró Mei Ling en la habitación de su primo.- Son ya las doce de la mañana, no es normal que te levantes tan tarde. ¿Te encuentras mal?
    - No, no es nada... Creo que tengo que regresar a Japón...
    - ¡Eso es maravilloso! ¿Vas a darle a Sakura por fin ese anillo de compromiso de la familia que ha pasado por todas las generaciones? ¿Vas a decirle por fin a tu madre que te prometes con la cazadora?
    ¡Eso es fantástico!
    - Sí.

    Sakura permanecía dormida en su habitación. Habían pasado cuatro días desde ese extraño sueño de la carta amor y se sentía en peligro.
    Cerró los ojos y empezó a soñar.
    - ¿Qué quieres de mí?
    - Sakura, soy tu alma... Estamos en un grave peligro. Yue y Kero están débiles y tú también. ¿No ves el peligro que nos acecha?
    - ¿Qué puedo hacer?
    - No sé... debes proteger a las cartas y a tus subordinados.
    - ¿Qué ocurre? ¿Dónde estás?
    Ya se ha hecho de día. Estoy subida en el colegio de primaria.
    ¿Qué hago aquí?...
    - Ya falta poco. Te protegeré.
    - ¿Quién eres?
    - Pregúntale e tu corazón.
    - ¡Xiao Lang!.- Sakura se despertó de golpe y se encontró abrazada al oso de peluche que le había regalado su amor seis años atrás, antes de irse a Hong Kong.
    - Querido Li... ¿crees que vendrá a por mí para protegerme? – Le preguntaba al oso de peluche.- Si viene, le daré esto... Sakura removió entre sus papeles y sacó una baraja de cartas. Las cartas eran de color verde y ponían Cartas Xiao Lang. Los caracteres estaban en japonés y en chino y el libro donde estaban guardadas estaba tallado en madera con el signo sagrado del YingYang. – Se las daré, ellas son la pareja de estas otras.- Sakura cogió la baraja rosa que había en la derecha. Y cuando de nuevo estemos juntos, las cartas tendrán a su respectiva pareja.
    Pero la carta amor de esta baraja la tendrá que crear Xiao Lang, no tuve tanto poder... Y no quiero que mi carta de amor esté sin su pareja, la carta Amor de Li. ¡Querido Li, me ruborizó sólo de pensar en la mirada de Xiao Lang!... Mi alma le pertenece a él. ¿Crees que le gustará que le haya creado estas cartas?... Bueno, Li... – Sakura se sonrojó. - Estas cartas son mi regalo de compromiso para Xiao Lang... por si algún día llegamos a casarnos.

    Xiao Lang había terminado de preparar las maletas y se había quedado un momento dormido. Esa misma noche cogería el vuelo a Japón y le daría a Sakura el anillo y su corazón.
    Estoy en el colegio dónde la conocí. ¿Qué hago aquí?
    - Quiero verte... no puedo dejar de pensar en ti, porque te amo tanto... no quiero que nada nos separe, pero el peligro está muy cerca... Puede que no me vuelvas a ver, tal vez mañana no estaré viva... Pero te amo, y trataré de esperar por ti.
    - ¿Quién eres?
    - Sólo tu corazón conoce la respuesta.
    - ¡Sakura!.- Xiao Lang despertó de su sueño.- ¡Tengo que ir al aeropuerto ya!

    Sakura se despertó al día siguiente y cogió sus dos barajas de cartas. La de Xiao Lang y la suya.
    - Hola, hermanito. Estás muy guapo hoy, ¿es que tienes una cita? - Tomó el pelo a Tôya, al cual se encontró de camino a la cocina.
    - Pues... bueno... es que hoy... bueno, voy a ver a la chica nueva que llegó el otro día a la Uni, se llama Niam.
    - ¡Tôya enamorado! - Sakura rodeó a su hermano con los brazos y él la subió por los aires. - Cada día estás más guapa, monstruo. Eres igual que mamá, pero tampoco te lo tomes muy al pie de la letra, ¿vale?
    - ¿Qué tal está Yukito?
    - Sigue decepcionado porque te olvidaste de su cumpleaños y también porque le rechazaste, pero del resto bastante bien.
    Sabes, monstruo. No sé qué confianza tienes en que ese mocoso volverá. Tienes a Yukito totalmente enamorado, como siempre habías querido y lo rechazas por un sueño.
    - No sabes lo difícil que puede resultar olvidar al amor verdadero... se nota que tú no has encontrado a tu alma gemela.
    Por más que digas, Tôya, no pienso decaer de ánimo. Sé que Xiao Lang regresará por mí. Lo sé, porque lo amo tanto que me estalla el corazón cada vez que pienso en él.
    - Buenos días.
    - Hola, papá.- Sonrió Sakura y besó a su padre en el cabello.- Estás realmente guapo hoy. Seguro que Sonomi y el abuelo se van a morir de envidia en cuanto te vean dando esa conferencia. (Nota: El papá de Sakura, el bisabuelo y la mamá de Tomoyo se han reconciliado ya y suelen salir a menudo juntos para recordar a Nadeshiko y para que ella desde el lugar en el alto del cielo donde está esté feliz)
    - Gracias, hija.

    Sakura iba paseando por el parque del pingüino recordando la escena romántica que habían tenido allí ella y Xiao Lang. Cuando Sakura, rechazada por Yukito había llorado en los brazos de Xiao Lang. Tembló de la cabeza a los pies de sólo recordar el cuerpo de él entrelazado al suyo, sus manos rodeando su cintura y se imaginó sus labios besándola. Sintió que se estremecía al pensarlo y el círculo mágico se formó en medio de donde estaba. Sakura se encontró con dos cartas en su mano. En la izquierda con caracteres en chino y japonés. En la derecha en inglés y chino.
    - Pasión.- Sakura sonrió y metió las cartas entre las dos barajas que llevaba consigo. Se sentó en el columpio y se encontró tarareando una canción de amor. Cerró los ojos y por un momento olvidó que tenía que ir a la Universidad. Sintió unas manos acariciándola con ternura, un aroma que le recordaba a Xiao Lang y se imaginó su bello rostro. Los ojos castaños mirándola dulcemente, la boca de Xiao Lang mezclándose con la suya en un beso desenfrenado que llevaba demasiado tiempo esperando a ser dado. Su voz... – Es que yo te quiero, Sakura.- Dijo imitando la voz de su amor y rodeó el aire que despeinaba su cabello largo.
    Se preguntó si le gustaría a Xiao Lang tal y como estaba en ese momento. Tenía dieciocho años, era alta como Tôya y usaba gafas. El cabello normalmente lo llevaba recogido en un moño, con algún mechón suelto. Tenía una cintura estrecha y un cuerpo de vértigo como había tenido su madre. Había hecho algunas obras de teatro y estudiaba arte dramático en la universidad.
    Después trató de pensar en él. Sería alto, atractivo, tendría unos bíceps y unos abdominales perfectos y paseaba con él por la gran ciudad de Tokio. Todos admiraban a su novio y las chicas de su clase mirarían con envidia la bonita sortija de compromiso que él le había regalado.
    - Es que yo te quiero, Sakura.- Se volvió a repetir por séptima vez en el día.- No hables, sólo bésame, Xiao Lang... te he esperado. Todos decían que no vendrías, pero no les creía... ¿Qué me case contigo? ¡Claro Xiao Lang!, ten este es mi regalo de compromiso.- Sacó las cartas Xiao Lang del bolsillo y las miró con ternura.- La he hecho para ti, quiero que sean las compañeras de mi baraja. Estarán juntas para siempre, como nosotros.
    - Gracias.- Sakura miró al frente. No se había dado cuenta de que la habían vigilado durante todo el rato que había estado soñando despierta con Xiao Lang.
    Miró a la persona que había cogido la baraja Xiao Lang. Era un chico de su edad, tenía el cabello castaño y los ojos avellana. Los labios en una sonrisa y estaba colorado
    - ¿Quién... ¡No deberías escuchar las conversaciones ajenas
    - No era una conversación ajena. Estabas hablando conmigo.
    - Claro que no. ¿Quién eres? ¿Qué quieres?¿ Tú eres el que me quiere eliminar?
    - No, más bien soy tu futuro esposo y he venido desde muy lejos para protegerte. Una de tus cartas me ha venido a ver en sueños y tú también. - Sakura miró al joven y cogió la baraja de cartas de Xiao Lang. – Queridas cartas, si él es vuestro futuro dueño corred hacia él.- Sakura abrió un poco las manos. Sabía que la baraja era el detector de Xiao Lang. Si ese chico era él, las cartas lo sabrían.
    La primera carta en lanzarse a la carrera fue espejo y poco a poco el resto de cartas lo siguieron.
    Xiao Lang miró las cartas que se dirigían a él y sonrió de manera muy dulce - Sakura...
    - Sakura se había quedado parada y no era capaz de articular palabra, ni se podía mover. Sonrojada como un tomate lo observaba en silencio. Había soñado millones de veces con ese reencuentro y siempre se veía abrazada a él y besándolo. Pero no se atrevía a dar un solo paso. Temía que si se acercaba descubriera que era un sueño. Xiao Lang no estaría allí y ella de nuevo se sentiría sola.
    Xiao Lang la miraba detenidamente. No quería perderse un detalle de su amor y sólo deseaba besarla hasta estallar de pasión.
    - Yo... ¡Uhh!... No pensé... que tú... que aún... que estuvieras en Japón... ¿Qué haces aquí, Li?
    - Y... yo... te... te amo Sakura... y que... quería... dar... darte... Ten...
    - ¿Es para mí, Xiao Lang?
    - Es... esto... sí...
    - Sakura vio un pequeño cofre hecho en marfil con la forma de un corazón. Abrió el cofre y se mostró con todo su esplendor un anillo en forma de Luna, bordeado de estrellas. Estaba tallado a mano, se notaba, y era muy delicado.
    Además en el cofre había también un par de alianzas con estrellas talladas en oro.
    - Ca... cása... cásate con... conmigo, Saku... Sakura...
    - ¡Uhh!
    ¡Claro que sí, Xiao Lang! - Exclamó Sakura poseída por la emoción del momento. Se aproximó a Xiao Lang y lo rodeó con sus brazos. Él sintió el abrazo de Sakura y creyó que iba a morir de felicidad. Después con su mano acarició el rostro de Sakura, las cejas, los ojos, la nariz, la boca y en un ataque de deseo desenfrenado juntó su boca a la de ella. Jugó con sus labios, abriéndolos y cerrándolos con su lengua. Después dio pequeños bocados a su boca y terminó fundiéndose con la de Sakura en un beso tan tierno, dulce e indescriptible que sintió que todo su cuerpo se revelaba porque iba a morir de amor.
    Los dos se entregaron a un ruego de besos y caricias, miradas cargadas de deseo y de amor. El parque del pingüino subió por los cielos y un círculo enorme se formó entre Sakura y Xiao Lang. Dos cartas terminaron en las manos de ambos. En la mano de Sakura una carta verde con el signo del Ying-yang y en la de Xiao Lang una carta de color rosa, con una estrella en medio.
    - Es para ti... – Xiao Lang miró la carta que Sakura tenía en su mano.- La he creado para ti. – Sakura miró la carta y observó en Chino e inglés la misma palabra, COMPROMISO. El dibujo de la carta era el mismo anillo que él regaló a Sakura.
    - Y la que tengo es para ti...- Sakura se volvió a sonrojar y observó a Xiao Lang.
    Su carta tenía el dibujo de una baraja verde con el signo del Ying-Yang.
    - ¡Rompe el sello! - Gritó Sakura. Y la carta compromiso de su mano se abrió.
    - ¡Rompe el sello! - Dijo Xiao Lang y su carta también tomó forma humana. Ambas cartas se dirigieron una a la otra y se fundieron en un abrazo. Después volvieron a su aspecto de carta, pero la carta de Sakura llevaba además de la imagen del Ying-yang un anillo rodeándola y lo mismo la de Xiao Lang.
    Las dos barajas salieron de su sitio y se empezaron a unir. Las formas masculinas de la baraja Xiao Lang se mezclaron con las femeninas de Sakura. Entre todas las cartas salió una.
    - Mi misión ya ha concluido. He conseguido que os reunáis de nuevo y la razón porque fui creada se ha cumplido. Estáis juntos y nada os separará. ¡Adiós!
    - Es la voz de mi sueño.- Habló Sakura.
    - La del mío también.
    - Amor debía hacer que estuviéramos juntos para siempre, por ese motivo nació.
    - Ya nada nos separará, Sakura. Siempre permaneceremos juntos, tú y yo. Y nuestras barajas también. Somos uno.
    - Lo sé.
    - Tenemos que sellarlo...
    - Así lo haremos.- Xiao Lang cogió a Sakura entre sus brazos y se la llevó a su casa. La dejó en su habitación y en la penumbra de un cuarto oscuro se fundieron. Una nueva carta apareció “Nacimiento”.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    484
    Pluma de
    Escritora
    Re: Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    Hola amiga.
    Pues la verdad que me alegra saber que hayas publicado nuevamente algo y más aún sobre Shaoran y Sakura. Me encanta la manera en que narras tus historias, esta te quedo excelente. Aunque en algunas partes me maree un poco con respecto a lo que iba sucediendo, de todas maneras lo disfrute bastante.
    Espero breve otra historia.
    Suerte y cuidate mucho.
    Bye.
     
  3.  
    merlina

    merlina Guest

    Título:
    Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    67
    Re: Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    Hola allua ^^
    Se ve muy interesante este nuevo ff, me enrrede en la parte en que Sakura llega al parque Pingüino.Pero la carta, ¿nacimiento?...un hijo de ellos, seria hermoso!!!
    Bueno cuidate mucho.
    bye...
     
  4.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    Escribes un tanto enredado, en ocasiones olvidas de poner guiones y/o separaciones entre los diálogos y acciones. Cuida más el relato.
    Por cierto que también vas muy rápido, no te apresures con la historia, toma tu tiempo.

    La idea de que se haga una carta por cada cosa que hacen, digamos... ejem... "nacimiento" es un tanto complicada considerando a Touya xD!
     
  5.  
    yumi

    yumi Guest

    Título:
    Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    58
    Re: Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    hola
    si me gusto pero no lo entendi
    muy bien pero
    esta muy bueno
    siguelo tu puedes
    bye
     
  6.  
    elisa_ccs

    elisa_ccs Guest

    Título:
    Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    46
    Re: Promesa de amor eterno (Xiao Lang y Sak)

    Estoy de acuerdo can Pami con eso de qe escribes muy rapido,pero personalmente me gustó la manera en que lo enlazas todo
    espero tu conti, ¡eh!
     
Cargando...
Similar Threads - Promesa
  1. Keilani
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    615
  2. Sere
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    648

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso