DC Primera Jornada de Trabajo [Mi Primera Vez...]

Tema en 'Fanfics sobre TV, Cine y Comics' iniciado por Luncheon Ticket, 8 Agosto 2020.

  1.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    558
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Primera Jornada de Trabajo [Mi Primera Vez...]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1648
    La zona central de Metrópolis era impresionante, el caballero que viajaba sentado en el asiento de un transporte público estaba boquiabierto al presenciar tal panorama a través de la ventanilla. Había vivido miles de experiencias extraordinarias con anterioridad, pero observar tantas estructuras amontonadas, la ingente cantidad de vehículos y la multitud de habitantes pululando a su alrededor le producía una significativa sensación de asombro. El autobús circulaba sobre las numerosas avenidas, moviéndose aceleradamente entre la selva de concreto. Ésta se componía de señales de tráfico, semáforos, carteles de publicidad, tiendas, parques espaciosos, edificios de departamentos y varios rascacielos de una altura monumental, haciendo honor a sus nombres. Pronto estaría por arribar a su destino, el célebre edificio del Daily Planet. El chofer anunció la parada y él descendió por la puerta de atrás.

    Estaba habituado a los paisajes rurales, grandes extensiones de campo donde no había más que hierbas, plantaciones y animales de granja. Tanto ruido y movimiento le dejaba desconcertado. En un primer momento, sus sentidos casi enloquecieron por la alta exposición de sonidos e imágenes. Se acomodó el nudo de su corbata, como un gesto para decirse a sí mismo que tenía todo bajo control. Se aseguró de que su traje gris estuviera prolijo y que sus zapatos negros permanecieran bien lustrados; estaba todo en orden. Alzó su mano para examinar las posiciones de las manecillas de su reloj de pulsera, llegaba con unos trece minutos de anticipación. Sonrió satisfactoriamente e ingresó al edificio.

    Una vez dentro, y luego de utilizar el elevador, se presentó ante el director editorial, el señor Perry White. Él le dio una cordial bienvenida en su despacho y, después de comentarle algunas normas y directrices generales, se ofreció a acompañarlo hasta el sector de la redacción para presentarlo delante de sus futuros colegas. De un momento a otro, ambos individuos se hallaron atestiguando una estampa singular: los tonos de llamada de una buena cantidad de teléfonos oyéndose casi por doquier, las teclas de las máquinas de escribir resonando intempestivamente al ser presionadas, varias personas caminando con paso apresurado entre las mesas y los archiveros a la vez que llevaban y traían montañas de carpetas o documentos, el tenue aroma del café y algunos ligeros vestigios de tabaco. El caballero de gris se hizo a la idea de que ese sería el ambiente en el que debería trabajar de ahora en más. Perry se dirigió a sus empleados después de llamarles la atención.

    —Oigan todos, por favor permítanme un momento de su tiempo para presentarles a su nuevo compañero, el señor Clark Kent —y entonces extendió uno de sus brazos hacia él para señalarle, con ese gesto protocolar que se suele usar en tales casos.

    —Buenos días —saludó gentilmente el aludido, acomodándose el puente de sus anteojos de marco grueso—. Desde hoy trabajaré aquí ocupando el puesto de reportero, espero llevarme bien con cada uno de ustedes —concluyendo su saludo, sonrió de forma amistosa, todo con el fin de causarles una buena primera impresión.

    Los demás correspondieron tales palabras asintiendo afirmativamente desde donde se encontraban. Ya habría tiempo de hablar personalmente con él más adelante. Unas puertas de doble hoja se abrieron repentinamente y las pisadas firmes de unos tacones que provenían desde allí se hicieron audibles. Era sabido de quién se trataba. Esa seña particular, aquella actitud, solo podían corresponder a una persona.

    —Espero que esta flamante incorporación sea el “refuerzo” que te pedí desde hace unos días, Perry —la voz era delicada y suave, pero exhibía un fuerte matiz de autoridad y determinación.

    El jefe de redacción se llevó una mano en la nuca a la vez que cerraba los ojos y sonreía, para dar a entender que más le valía hacer caso a su reportera estrella, la reconocida Lois Lane. Aquella dama en cuestión tenía un porte encantador y refinado, pero también audaz. Vestía una falda blanca, en contraste con su larga y lisa cabellera, y una camisa violeta con algunos botones desabrochados en la parte superior, dejando ver sutilmente su escote. Esto daba a entender que la señorita anteponía la comodidad y la personalidad propia antes que el recato. Clark no se explicaba cómo era que no le podía quitar la vista de encima, se había quedado embelesado. Ella no era como las mujeres que había conocido en su pueblo natal, más dóciles o tímidas. Lois tenía ese aire independiente que atraía la mirada de los varones que la conocieran.

    —¿Y bien, Perry? Estoy esperando una respuesta, y más vale que sea afirmativa —insistió ella.

    —Muy bien, señor Kent. Me temo que su suerte está echada —y levantó los hombros junto con las manos, en señal de resignación—. De ahora en más, usted queda a disposición de la dama aquí presente. No puedo hacer nada; yo me encargo de publicar el tabloide, y ella se encarga de atraer la atención de los lectores. Y ambos somos muy buenos en lo que hacemos. Diviértanse juntos —finalizó, para retirarse a continuación.

    El hombre de gris no pudo atinar a decir nada, prefirió presentarse también ante ella. Llevó una de sus manos hacia el ala de su sombrero y se prestó a decirle su nombre y apellido, pero fue interrumpido por la mujer.

    —Saltémonos el procedimiento, ¿quieres? Alcancé a escuchar que tu apelativo es Clark Kent —e hizo ademán de ir a su escritorio para que él le siguiera—. Mi nombre Lois Lane, eso es lo único que debes saber, por ahora. El tiempo es tirano, y nosotros debemos aprovecharlo como si valiese más que el oro; ya te acostumbrarás a este ritmo —notando que él se quedaba algo cohibido, quiso cerciorarse de entender bien por qué—. No eres de por aquí, ¿cierto? —interpeló, dedicándole una mirada de soslayo y sin dejar de caminar.

    —No, señorita Lane —contestó él, manteniendo sus modales, lo que hacía un contraste considerable en comparación a los de ella—. Provengo de Smallville, un poblado que queda en Kansas.

    —Muy bien, “Smalville” —el modo en que ella había dicho esa última palabra no era en burla, sino más bien era una forma muy rápida, simple y personal de asignarle un apodo al “chico nuevo”—. Presta atención, éste será tu escritorio —señaló un mueble que estaba vacío, esperando a llenarse eventualmente con una máquina de escribir y elementos de redacción—. Y éste, el que está justo al lado, será el mío —mientras decía eso, se acercó a otro mueble para apoyarse sobre su superficie, sin dejar de observarle—. Las reglas son las siguientes: número uno, cubrirás las notas que yo te diga que tengas que cubrir —a medida que enumeraba, enseñaba su puño derecho y elevaba cada uno de sus dedos al mencionar una condición—. Número dos, todo lo que redactes pasará primero ante mis ojos antes de ser aprobado para la publicación. Número tres, aquí no hay horarios definidos. Si queremos tener una primicia, debemos estar disponibles en todo momento. Y número cuatro, falta a una de las reglas anteriores y considérate despedido. ¿Alguna pregunta?

    —Ninguna, señorita Lane. He entendido perfectamente —lejos de estar descontento u ofendido, a Clark le cautivaba esa manera de ser; tan decidida, tan indómita.

    —Excelente —comentó Lois, demostrando satisfacción. No quería admitirlo, pero había algo en la serenidad y la modestia de ese hombre que le ocasionaba una fuerte sensación de intriga. Era como si un aspecto de él le llamara poderosamente la atención, pero no podía saber exactamente por qué—. ¿Sabes? Desde que gané mi primer Pulitzer mucha gente me ha preguntado cuál era mi secreto. Y jamás les respondí nada. Porque el “secreto” en cuestión consiste en eficiencia, disposición y vocación. Por ese mismo motivo, muchos novatos que trabajaron conmigo han terminado renunciando. La idea de que yo, una mujer, les enseñase a aquellos hombres cómo hacer las cosas les molestaba sobremanera. ¿Tendrías algún problema con eso tú también?

    Dándose cuenta de su drástico momento de sinceridad, Lois paró de hablar súbitamente. Ella no solía ser así, alguien presta a contar cosas personales, tampoco deseaba demostrar mucha empatía. De verdad había algo enigmático en ese caballero, quien le hacía despojarse de sus defensas, como si pudiera ser de su entera confianza, y casi sin conocerlo. Elucubrar sobre eso le hizo estremecerse, ocasionando que un portalápiz derramara todo su contenido sobre su escritorio, cayendo de él un montón de plumas, biromes, lápices y reglas. Clark, con una velocidad inusitada, reunió todos los artículos antes de que siquiera tocaran el suelo, frente a la atónita mirada de su acompañante.

    —No creo tener ningún problema con eso, señorita Lane —dijo él, y volvió a poner el portalápiz ya lleno otra vez en su sitio—. Haré lo posible para cumplir con nuestros objetivos. Prometo no decepcionarla —diciendo esto, sonrió de una manera que demostraba mucha seguridad.

    —Este… digo, está bien. Ahora iré a traer unos informes para empezar a trabajar con las columnas para la edición de mañana —alejándose de allí, Lois quiso fingir su impresión. Se preguntó si en realidad lo que sentía por ese tipo era un poco de atracción. No, de ninguna manera. No podía aceptar tal cosa. Más bien era admiración, a lo sumo. Decidió engañarse a sí misma y concluir que era una suerte de admiración. Pero, ¿exactamente por qué?

    Clark quiso prepararse para empezar con su labor apenas regresara su nueva colega. De ser así, trabajar allí no estaría para nada mal. Una parte de lo que ella le dijera antes terminó por darle vueltas en su cabeza. Era lo del “secreto”. Todos, sin excepciones, tenían su propio secreto. ¿Terminaría por develar el de aquella dama tan especial? ¿O acaso ella sería quien descubriera el suyo? Planteándose esas dudas, se acomodó la corbata, sintiendo debajo de ella, y de su camisa blanca, la sensación de otro traje, de otra identidad. Una que esperaba surgir como el inicio de una leyenda mítica.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    También te anotaste aquí??? Qué grata sorpresa, me impresionas!!!


    OK. vamos al escrito y de verdad me ha parecido adorable este Clark Kent en su llegada al Daily Planet, con su aire campesino pero refinado, modesto y dispuesto a colaborar porque, antes de ser Superman, es más bien un hombre de bien que se dedica a lo suyo sin estorbar a nadie, y mucho menos a la flamante y despampanante Lois Lane; que dicho sea de paso me alegró en sobremanera que bajara un poco la guardia ante el "novato" por sentir que no era sólo un simple pueblerino sino algo más que eso. Sin duda un buen comienzo para una relación romántica de antología, faltaba más.

    Perdón por el spoiler, espero tengas nociones del mundo de Harry Potter ya que andaré por esos lares presentado también mi escrito para esta actividad. Gracias por participar.
     
    • Adorable Adorable x 2
  3.  
    Elliot

    Elliot Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    305
    Pluma de
    Escritor
    Nunca vi nada protagonizado por Sups en mi infancia, pero si que me vicié un montón a series animadas de otros superhéroes como Batman y Spidey, y de este último siempre disfruté ver su vida personal fuera del traje. Me metí tanto en este relato por ese tipo de ambientación que por momentos olvidé que trataba sobre la identidad secreta del héroe estrella, lo cual me gustó mucho. Al parecer el pueblerino de buen corazón tuvo un buen primer día de trabajo en la gran ciudad, y una gran primera impresión de Lois <3
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    558
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gracias por tu comentario, querida amiga.
    Y sí, me anoté también en esta actividad para hacer un aporte a nuestra adorable compañera Nanita.
    Me alegra que te hayan gustado las particularidades de mi escrito, además.
    ;)!

    En cuanto a tu adelanto del fic de Harry Potter, te puedo decir que sí tengo nociones, al menos de las tres o cuatro primeras películas.
    Y si aún me pierdo o no entiendo lo sificiente al leerlo, te lo haré saber, seguro podrás resolverme esas eventuales dudas.
    Hasta entonces.
    :DD!


    ¡Ey! ¿Qué tal?
    Gracias a ti también por tu parecer.
    De hecho, tampoco vi ninguna serie del sups en mi infancia, pero quise participar en la actividad y la idea vino a mí muy de repente.
    Traté de pensar en otras series o personajes... pero la esencia del "hombre de acero" afloró en mi inspiración literaria con mucha fuerza... como si de la nada yo decidiera atender a un llamado de la acción, me metiera en una cabina de teléfono mientras abro la parte delantera de mi camisa y saliera con otro traje a cumplir con mi deber (sí, así de loco se sintió) (?)
    (Bueno, ya es sificiente de tanto delirio).
    Y nos seguimos leyendo, entonces.
    :DD!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    Its

    Its Adicto

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    1,565
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Una historia de Superman! Y curiosamente sus poderes y su identidad como superhéroe han quedado en segundo plano, pero igualmente ha tenido mucha fuerza. La historia me ha parecido muy interesante, con una mezcla de ingenuidad y entusiasmo de parte de él y una gran presencia de Lois Lane. Una mezcla fascinante. Has dotado a ambos personajes con una personalidad marcada y atrayente. La entrada al trabajo ha sido muy realista, toda la descripción del entorno, la presentación de Clark, etc. parecía muy real, como estar viendo realmente una de las películas. La descripción de ella me ha encantado, esa imagen de mujer fuerte, independiente y echa a sí misma, con ese pequeño contraste cuando baja la guardia con el novato. Ha sido una escena tan tierna. Aix, me he quedado con ganas de seguir leyendo más.

    Me impresiona el amplio vocabulario que usas, siento que siempre aprendo algo nuevo en tus historias. Ya sé que lo repito mucho pero qué le vamos a hacer. Sabes que escribes excelente, la narración es fantástica, la ortografía impecable... y además, la historia engancha desde el primer momento y es muy fácil sumergirte en ella. Un fantástico relato como siempre, felicidades.

    Por si no ha quedado claro, quiero otra historia de estas *-*
     
    • Adorable Adorable x 2
  6.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    558
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Ey, It's! Bienvenida, amable señorita.
    Me llamó la atención la parte en la que dices que las personalidades están bien marcadas, y eso precisamente quise lograr. Hubiera querido desarrollarlas todavía más, pero se me hubiese alargado demasiado (Lois claramente debe usar una "máscara" para sobrevivir en una sociedad donde solo subsiste el que tiene más carácter, el más fuerte y determinado, aunque muy en el fondo puede ser alguien sensible; mientras que Clark en sí es alguien más tranquilo, abierto, transparente y sincero, a pesar de su otra identidad... son como dos caras de una misma moneda).
    Con respecto a tu sugerencia de seguir esta historia, la tomaré de la siguiente forma: si algún día tengo una idea para escribir sobre ellos, no dudes de que te avisaré.
    Saludos.
    :DD!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  7.  
    Mana

    Mana Equipo administrativo Líder de Orientadores Orientador

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2015
    Mensajes:
    1,646
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hace tiempo que debía pasarme por acá. :3
    Y ya que he terminado de leerlo, Dicc, ya lo sabes, pero, es importante que te lo diga, ¡Adoro tus escritos!

    Me encanta la narración del primer día de trabajo de Clark, y la impresión que tuvo Lois desde ya sobre Clark, sin duda los mejores.

    Me encantó el final donde se narra que se acomoda la corbata sintiendo otro traje abajo, le da ese toque de intriga.

    Muchísimas gracias por tu participación, es un escrito maravilloso. :3
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    558
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Awwns... no hay ningún problema, señorita. Puedes demorar lo necesario, sé que tarde o temprano tu gentileza permitirá alguna respuesta.
    Y muchísimas gracias por tu opinión.
    Ah, lo que me recuerda... ¿te pasaste ya por el tema de los acrósticos? A que te das una buena sorpresa...
    ;DD!
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso