Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por inariamy, 28 Junio 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    por alguna razón me pierdo demaciado en este foro @.@
    one-chan! esta vez si te pasaste! como que siempre si es una vampiro?? D:
    y los celos estan a flor de piel ;), me encanto la reaccion de Sheryl! es tan como yo xD que me identifico con ella jojo, Kohaku es el hermano de Kagome (bueno medio hermano ^^) no me lo esperaba! y ni hablar de su media hermana n_n cuando sabre que pasara ahora?
     
  2.  
    inariamy

    inariamy Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    22 Mayo 2008
    Mensajes:
    428
    Pluma de
    Título:
    Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    9156
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    Hola jejeje pues aquí regreso con la continuación lo siento por la tardanza es que andaba my ocupada en la escuela pero tengo un respiro, ruego su perdón chicas y lectores, pero bueno aquí les dejo la continuación gracias por sus comentarios, nos vemos.

    Aclaraciones:
    [ ] Narrado por el personaje.

    Preludio

    Capitulo11: El despertar.
    Débil mortal no te asuste de
    mi oscuridad ni mi nombre;
    en mi seno encuentra el hombre
    un término a su pesar.
    Yo, compasiva, te ofrezco
    lejos del mundo un asilo,
    donde a mi sombra tranquila
    para siempre duerma en paz.
    ----------------------------------------------
    [Sin pesarlo dos veces podría haberlo matado, sin pensarlo dos veces pude haberlo borrado de mi vida, no odio con facilidad, pero esa persona será para siempre odiada para mi, me daño, me humillo, me utilizo y aun así me negó, eso es algo que yo jamás olvidare y que hasta que no lo veo muerto mi alma no descansara.
    Siempre pensé en el odio como un sentimiento malo, pero ahora que poco a poco voy dejando de ser humana para convertirme en un vampiro me voy dando cuenta de que odiar no es tan malo después de todo.]
    --------------------------------------------
    [Midoriko y Kohaku fueron mis dos mejores amigos en la infancia, ambos hijos del padre, los respetaba grandemente, pero no me parecía muy buena la forma de gobernar del padre, mi madre siempre me decía que no debía de juzgar por que ser el padre era un responsabilidad muy grande, yo no entendía, pero con los años la amistad creció, claro ellos tenían que estar en el palacio, mientras yo entrenaba con mi padre, Midoriko era la que ocuparía el trono, por ser la mayor, Kohaku no estaba muy contento, por lo que cuando paso lo de la relación con la humana el fue el primero en querer gobernar, por que en ese entonces varias revueltas sucedieron por la hija ilegitima que había dado a luz la humana, Midoriko estaba furiosa y quería desasearse de la madre y de la criatura. Pero al ser hija de una humana sacerdotisa y un vampiro, ella había heredado un poder inigualable tanto del padre como de su madre, al darse cuanta Midoriko de que seria invencible decidió no matarla, pero no solo eso si no que al tomarle cariño a la criatura solo la madre fue matada, por mi, a mi me mandaron hacer el trabajo, es por eso que no podía dejar que recuerde eso, me odiaría, pero me odiara cuando despierte y vea su realidad, se que comenzara un guerra, pero mi orgullo esta sobre todo. No me importa perder lo que he cuidado por tanto años, por lo que me he perdido ciegamente, por tener deseos hacia ella como jamás me lo había permitido, esa mujer seria mi perdición y no me molestaba, haría lo que fuera para poseerla, pero antes de eso ella deberá someterse a mi.]
    ---------------------------------------------
    En aquella mansión oscura las campanas insensibles de las 12 sonaban, una y otra vez, acompañado del incesante sonido también estaba aquel grito desgarrador, Sesshomaru, Sango, Miroku, Koga, Kohaku, Naraku, Kagura, Áyame y Sheryl estaban detrás de la puerta de donde provenían los gritos, hacia un minuto que Midoriko junto con su dama e Inuyasha habían entrado a la habitación junto con el abuelo.

    —Lo inevitable llegara—dijo Kohaku mirando a Sesshomaru.
    —No me estés amenazando.
    —No es una amenaza amigo mío, es solo la verdad, Kagome guarda en su interior aquel poder procedente de su madre y uno procedente del padre, ningún vampiro en la historia había tenido tal suerte, ni yo o mucho menos mi hermana.
    —Estas diciendo que es más poderosa que el padre—dijo Koga.
    —Así es—dijo Kohaku mirando a Koga—Ella no sabe de su pasado, por lo que, cuando despierte tendrá deseo de sangre y de matar.
    —No matara a nadie de mi clan.
    —Aquel poder es segador, cuando el poder surja ella no reconocerá lo bueno o lo malo, solo saciara su sed de vampiro.
    — ¿Cómo es que ella solo tiene ese poder? —dijo Sesshomaru.
    —La humana, su madre, fue muy inteligente al pedirle al padre que le pasara sus poderes, pero ella también se los paso es por eso que la hace mas invencible, ya que es inmune a los ataques de vampiros y a la magia de los humanos, es por eso que mi hermana quería desasearse de ella por que una ves hubo uno así.
    — ¿Quién? —pregunto Sesshomaru.
    —Mi madre—dijo Kohaku—es por eso que la mato mi padre, fue la única manera.
    —Recuerdo ese suceso—dijo Miroku—La madre era poderosa y el padre temeroso de su poder la mato, haciendo que sus poderes entraran en el espejo sagrado, pero al hacerlo, este se rompió por lo que si llegara a nacer alguien con ese poder no podía ser matada, a menos que desde bebe.
    —Es por eso que mi padre se sintió presionado por matarla, lo que hizo fue que ella y la bebe huyeran, pero mi hermana le tomo cariño a la niña, por lo que al encontrarla le pidió a Sesshomaru que solo matara a la madre y no a la criatura, se la encargo, y he ahora, aquí esperando que ella despierte, yo no la odio ni tampoco la amo, pero al fin de cuantas lo que buscamos es Salir a la luz, ya no seguir ocultándonos de los ojos humanos, al contrario que no temas, no temer de ello, es por eso que me separe de la dictadura de mi padre y la de mi hermana, por lo que hice la mía, no soy el malo ni tampoco el bueno, solo busco la felicidad de mi especie.

    Los presentes miraban a los dos hombres mirándose desafiantemente, pero el tenia razón, el no era bueno ni malo, simplemente como cualquier otro, peleaba por sus creencias y por el bien suyo y de sus camaradas.

    —Concuerdo con trigo—dijo Sheryl mirando a ambos.
    — ¿En que señorita?
    —Que nadie es bueno o malo, simplemente luchamos por lo que queremos.
    —Así es, que bueno que piense igual.
    —No te pases, ella es de mi clan ahora, no dejare que se vallan contigo—dijo Sesshomaru.
    —Tranquilo, no pretendo hacer eso con tu prometida.
    —Que te quede claro que nadie de mi clan se ira contigo.
    —Kagome no es de tu clan por lo que me la puedo llevar.
    —Atrévete Kohaku y conocerás mi furia.

    Sheryl miraba con algo de tristeza en sus ojos a Sesshomaru ahora entendía mas que nunca, que ellos no podían seguir así, pero era algo por lo que había llegado, y llegaría hasta el final por ese sueño.
    -----------------------------------------------
    Kagome yacía en la cama, le había sido removido el maquillaje y también la ropa, solo tenía un camisón blanco, Midoriko permanecía a su lado, mientras la chica se revolvía de dolor en la cama.

    —Como se parece a su madre.
    —Lo siento mi Señora pero yo no conocí a su madre—dijo Inuyasha mirando a su señora.
    —Era una mujer muy bella, es idéntica a Kagome, el mismo tono de piel y el mismo color del cabello, pero su madre tenia un débil corazón, dejándose seducir por un demonio, no la odio a ella—dijo mirándola—pero espero que me pueda perdonar, hice lo que era necesaria, solo espero que ella no tenga ese frágil corazón.
    —Ella entenderá.
    —Eso espero Inuyasha, solo espero que no quiera matarme al despertar, no se como será, no se que reacción tendrá hacia mi.
    —Yo la protegeré si algo pasa, pero no creo, es su hermana.
    —No la había visto desde que tenia 5 años, ha pasado mucho desde eso, mírala, se ha convertido en una bella mujer, el señor Nobu me dijo que tiene los mismos ojos que mi padre.
    —Entonces deben de ser hermosos, mi señora, ¿podría responderme una pregunta?.
    —Claro.
    — ¿Cuál es la verdadera razón por la que mi hermano no quiere darle a la chica?

    Midoriko miro a su sirviente, era muy astuto y también lindo, sonrió y estaba apunto de responderle cuando un gemido atrajo la atención, miro a chica estaba empapada en sudor, sus mejillas estaban muy rosadas, no quería tocarla sabia que estaría ardiendo, eso era parte de la transformación.

    —Mi señora, ¿le dolerá la transformación? —pregunto el abuelo.
    —No sabría decirle, ella es la que lo siente no yo, pero es mejor que se retire, en cualquier minuto sucederá.
    —bien, me retirare.
    ------------------------------------------------
    El grupo dejo de mirar a Sesshomaru y Kohaku y miraron hacia la puerta que se abría apenas y pudieron mirar lo que pasaba adentro, el abuelo de Sheryl cerro la puerta tras el y los miro.

    — ¿Abuelo que paso?
    —La transformación de la chica será pronto.
    — ¿Ella esta bien? —pregunto Sango.
    —Su temperatura se ha elevado y el dolor no le deja descansar, aun permanece con los ojos cerrados, pero su cuerpo parece despierto.
    —Eso es malo.
    —Pues la señorita dijo que no, que ero lo normal.
    —Abuelo vamos para que descanses.
    —Esta bien.

    Sheryl se retiro, Sango estaba preocupada, tenia ganas de derrumbar la puerta.

    —Tranquila—le susurro Miroku.
    —No puedo, me preocupa.
    —A todos nos preocupa—dijo Áyame.
    —Pensé que preferías un perro a ella Aya-chan.
    —No me llames así, además, le tengo cariño a Kagome.
    —Si sobre todo tu—dijo en broma Koga.
    —Pues aunque no lo crean estoy preocupada por ella.
    — ¿Y si derrumbamos la puerta? —dijo Sango.
    —No seria buena idea—dijo Kohaku.
    —Tú no eres nadie Kohaku, así que cállate y ve a ver que pasa.
    —No puedo, nadie debe estar cerca cuando ella despierte.
    — ¿Y por que esta ahí tu hermana?
    —Midoriko nació con un poder sanador, pero no se si podrá sanar del todo el alma de Kagome.
    — ¿Qué pasa si no la cura?
    —Hay que pensar que si, por que si no, estamos muertos.
    — ¿Tan peligrosa es? —dijo Naraku.
    —Así es, ¿Cómo estarían ustedes si en 20 años no han probado una sola gota de sangre?

    Todos asentaron la cabeza en señal de que era verdad, todos estarían furiosos y sedientos.

    —Y a ese agréguenle los últimos sucesos.
    —Con razón y no quieres estar cerca de ella—dijo Sango.
    —Has dicho que recordara todo, hasta lo de su vida actual y pasada—dijo Naraku.
    —Así es pero, la disyuntiva seria, ¿si tendrá el carácter de Kagome?
    — ¿A que te refieres con eso?
    —Ella será transformado en un vampiro, no sabremos como se comportara, no será igual a la Kagome que ustedes conocen, los recordara, pero ya veremos como.
    —Estas muerto Sesshomaru—dijo Sango.
    —Cállate si no quieres que te saque del clan.

    Todos retrocedieron, Sesshomaru estaba de un muy mal humor.
    --------------------------------------------
    —Así que recordara todo.
    —Si, es eso lo que me preocupa.
    —Por que no le quita ese recuerdo.
    —Por que ella también sabría que se lo borre.
    —Eso es verdad mi señora.
    —Lo mejor será que se quede como esta.
    — ¿Cambiara físicamente?
    —Para que suceda de ese modo creo que esta transformación será muy…
    — ¿Muy que?
    —Ella sufrirá, pero al final todo será normal.
    — ¿A que te refieres con normal?
    —Ya veremos como su mente humana recibe al vampiro que dormía en ella, será Kagome sin ser ella.
    —Eso es algo normal.
    —Claro por que su subconsciente creo una personalidad, pero cuando el verdadero despierte cambiara.
    —Espero que no cambie mucho.
    —Ella odiara a todo aquel que le haya echo daño, entre esos estoy yo.

    Inuyasha la miro, la joven estaba preocupada, jamás la había visto así, la joven dama solo los miraba, intento evitar la escena, así que miro en dirección de la cama, vio como la chica ahora estaba tranquila y no sudaba.

    —Mi señora—dijo la joven.
    — ¿Qué pasa?
    —La señorita ya se ha detenido.

    Midoriko se levanto y miro a la chica pacíficamente.

    —La transformación esta casi terminada.
    --------------------------------------------------
    Sheryl miraba a su abuelo.

    —Tranquila hija.
    —No puedo creer aun que ella sea, ¿Por qué ella?
    —Lamento no habértelo dicho, pero fue mejor.
    —Ahora entiendo por que ella se gano el corazón de mi futuro marido.
    —Sheryl no digas esas cosas.
    —Es la verdad abuelo, aunque el me lo niega, se que es verdad, se aman, es mutuo.
    —Pero el se casara contigo.
    —Ya lo se abuelo, ¿pero cuanto durara antes de que la convierta en su amante?

    El anciano solo la miro, ella tenia razón, ambos estaban hechos el uno para el otro, y por lamentable que parezca, su nieta era la que perdería, no solo si orgullo si no por lo que había estado peleando por siglos, el amor de Sesshomaru.

    —Bueno te dejo, iré a ver como están las cosas ahí.
    —Esta bien.

    Sheryl cerró la puerta tras ella, miro al frente y suspiro, solo rogaba que la boda suceda, solo eso pedía.
    --------------------------------------------
    — ¿Qué pasara? —dijo Sango pegando su oído en la puerta.

    Todos la miraron, ella se separa de ahí y miro al grupo.

    —Solo hay silencio.
    —Eso es malo—dijo Kohaku—hace unos momentos ella estaba gritando como si se fuera a morir y ahora todo esta tranquilo.

    Se acerco a la puerta y se detuvo ante ella.

    — ¿Qué pasa? —pregunto Kagura.
    —Ya esta despertando.

    Loa presentes miraron hacia la puerta.
    -----------------------------------------------
    Tuvieron que cubrir sus ojos con ambas manos, la luz seguía brillando más y más, y un escalofrío recorrió a Midoriko, podía sentir el aroma nuevo y también el poder nuevo, ahora tuvo varios sentimientos encontrados. La luz era solo un poco menos brillante, retiro sus manos de su rostro y miro con atención como el cuerpo levitaba en el aire, vio como el camisón blanco era quemado por el cuerpo de la chica y como las cenizas caían en la cama debajo de ella, la luz envolvió el cuerpo, luego paso por sus cabellos desde la cabeza hasta la punta, hasta que la luz cubrió el cuerpo de la chica por completo, dejando ver solo una esfera de luz, la chica estaba en forma fetal en aquella esfera de luz, camino hacia ella, Inuyasha y la fiel dama la llamaron por su nombre, pero algo la llamaba a la esfera, ignoro las voces, ahora solo podía oír la voz de Kagome en su mente, diciendo, “hermana mía, ven a mi”.
    Al llegar a la esfera pudo ver como esta se abrió y como el cuerpo de la joven era expulsado de ella, sus pies tocaron la alfombra del cuarto, siguió mirándola, su cuerpo desnudo era ahora cubierto por sus cabellos, que habían crecido hasta sus rodillas, tapando su intimidad u su pecho, cayendo sobre su trasero y muslos, su piel era de un color parecido al papel, realmente estaba pálida, la luz se extinguió dejando ver la figura completa, Inuyasha y la joven miraron con asombro a la chica, era diferente.

    —Kagome.

    La chica que aun permanecía con los ojos cerrados, lentamente los abrió, dejando ver unos ojos rojos y luego de unos minutos se volvieron azules.

    — ¿Cómo te encuentras?

    Ahora miraba sus ojos, estaban tan fríos eran idénticos a los de su padre, la chica no le contesto solo se limito a mirar la habitación.

    — ¿Por qué estoy en el cuarto de un humano?
    —Es tu cuanto Kagome.
    — ¿Kagome? ¿A quien llamas con ese nombre?—dijo la chica mirando a su hermana con inocencia.
    —Ese es tu nombre.
    — ¿Quién eres tu? —pregunto Kagome mirándola duramente.
    —Soy tu hermana.
    —No te conozco, no se que hago aquí—camino hacia Midoriko peligrosamente—No se que hago aquí.

    Inuyasha se interpuso entre las dos, deteniendo a Kagome y recibiendo una mirada gélida como la de su hermano.

    — ¿Qué haces? —Pregunto Midoriko.
    —Puedo oler su miedo mi señora.
    —Eso no debería de suceder debería recordar todo.
    —No te enseñaron que es una falta de respeto hablar mientras hay alguien mas en la habitación.

    Kagome caminaba hacia la puerta.

    — ¿A dónde vas Kagome?
    —Mira creo que me confundes, no soy Kagome.
    —Pero es que si eres.
    —Ya te dije que no—dijo la chica apretando sus puños.
    —Señora creo que no debe de insistirle.
    —Yo soy Midoriko tu hermana y tu eres Kagome.
    — ¡Ya te dije que no soy Kagome!

    Diciendo esas palabras, un viento rompió las ventanas dejando volar millones de cristales en el aire, Midoriko fue protegida por Inuyasha, como hija del padre que era ninguna gota de su sangre podía ser desperdiciada, Midoriko ni en los brazos del chico dejo de mirar a la chica de cabellos azabaches, los cristales ni la tocaron, es mas caían al acercarse a ella.
    -------------------------------------------
    El grupo pudo oír los cristales rompiéndose, y sin pensarlo entraron a la habitación, primero Kohaku, luego le seguía Naraku, Kagura, Sango, Miroku, Koga, Áyame y de ultimo Sesshomaru.

    — ¿Qué pasa? —pregunto Kohaku.

    Todos vieron los vidrios en el suelo y manchados de sangre, la cual provenía de Inuyasha, Kohaku miro a su hermana en los brazos de su sirviente y luego miro a la chica de espaldas, camino hacia ella para ver de quien se trataba pero no hubo necesidad, la joven se volteaba lentamente, deteniendo el avance de Kohaku.

    — ¿Quién eres tu?
    —Soy Kohaku.
    — ¿Kohaku?

    Ella siguió observando a todos pero una vos le llamo la atención.

    —Kagome—había pronunciado Sesshomaru.

    La chica miro lentamente al ser que la había llamado así, lo miro por unos segundos, era parecido al que había protegido a la que decía ser su hermana, pero algo en el era familiar, de pronto su vista se nublo y como si fuera una visión recordó de donde había visto esa cara, con forme pasaban los segundos sus puños de apretaban mas contra su muñeca, Sesshomaru noto eso.

    —Tú—dijo la chica mirándolo con odio.

    Sesshomaru supo que había recuperado sus recuerdos, ahora lo mataría, lo haría pedazos, ella se acerco hacia el peligrosamente, los demás se apartaron dejando a Sesshomaru solo, la miro caminar hacia el, realmente había cambiado, sus ojos estaban sin vida y su piel pálida, sus cabellos simplemente hermosos y también su cuerpo, pudo ver la cuenca de su pecho y dedujo que eso también había cambiado para bien, miro sus labios, aquellos labios que había probado esa misma tarde en aquel callejón, donde la estrujo contra el, donde se alimento de ella de una manera tan excitante que hasta para el mismo le era imposible describirlo.

    —Se...sho...ma…ru.

    Un corriente eléctrico paso por toda su espalda, su vos era tan sensual que no podía distinguir el odio en cada palabra de ella, quería que lo volviera a repetir, tan sensualmente como le fuera posible, ya estaba llegando ha el, y ambos se miraron en silencio.

    —Kagome.
    —Ya les dije que ese no es mi nombre.
    —Es tu nombre querida.
    —Por que me hablas con tanta confianza, vampiro inferior.
    —Eras humana y ahora un vampiro, no te creas tanto.
    —Ahora todo es mas claro—dijo la chica mirando a Midoriko, ahora te recuerdo querida hermana—dijo apartándose de Sesshomaru y caminado hacia la nombrada—Tu mandaste a este vampiro de cuarta a matar a mi madre, por ordenes del que se decía llamar mi padre, era pequeña pero mis ojos no me mienten, tal ves en ese momento no lo entendí, pero tu no te has ganado mi odio hermana, si no el—dejo de mirar a Midoriko y volvió hacia Sesshomaru y con delicadeza toco su rostro, Sesshomaru quiso apartarla, era tan helada como el mismo hielo, miro sus ojos y fue un gran error se estaban convirtiendo en rojo carmesí, sintió lo metal de la sangre, pero era la de el, luego miro hacia su mano de ella, con su uña estaba arañando su mejilla, haciendo que una hilera de sangre recorriera el camino hacia su boca.

    —Tu te debes de quedar de mi, en cualquier momento puedo matarte y sabes muy bien a quien me refiero, pobre de esa humana que se enamoro de ti.
    —Tú eres esa humana, preciosa.

    Kagome lo miro con odio y le dio una bofetada, rasguñando su mejilla y atrayendo la atención de todos, la mejilla de Sesshomaru sangraba, su mirada cambio y tomo el mentón del joven.

    —Yo soy superior a todos ustedes y lo saben, yo no soy Kagome, yo soy un vampiro muy superior, hija del padre, cuida bien tus espaldas Taisho, que puedo matarte cuando estés durmiendo, sabes eso—se acerco a su oído—seria muy excitante matarte mientras duermes, piénsalo tu debajo de mi, una posición muy linda.

    Sesshomaru trago saliva, si que seria muy excitante, miro como ella se aparto de el y pasaba a lado de Kohaku.

    — ¿Quién eres tu?
    —Kohaku.
    — ¡Habla!
    —Te ofrezco algo mejor que esto, tu no eres Kagome, me queda claro, pero piénsalo, estarás mejor con migo, té ofrezco venganza a cambio de que me brindes apoyo en las guerra.
    — ¿Guerra?
    —Si una guerra se iniciara por ti.

    Kagome sonrió vilmente.

    —Yo no soy esclava de nadie.
    —Lo se querida, yo soy tu hermano Kohaku, si no quieres ver a tu padre no lo veas, pero tarde o temprano lo harás.
    —Eres el primero que habla con la verdad, ¿Qué clase de familia es esta? —rio por el comentario, mientras era vista por los presentes— una hermana que manda a matar a mi madre, un padre que traiciona el amor de su amante y de un ser que es capas de hacer el trabajo sucio, ¡Así quieres que vaya contigo hermana! —dijo mirando a Midoriko con rencor.
    —Tú no lo entenderías, eras pequeña.
    —Lo era, pero recuerdo bien, recuerda que soy más poderosa que tu o que cualquier otro en esta habitación.
    —No es necesario que lo repitas a cada rato.
    —Es lo mismo que digo no me este llamando por eso nombre.
    —Pero ese es tu nombre—hablo Sango.

    Kagome camino hacia ella y la miro sin emoción alguna.

    —Es hora de decidir Sango, si te vas con migo o te quedas con el que me mintió.

    La puerta se volvió abrir y Kagome miro la persona que se encontraba ahí parada mirando con cierto temor y recelo.

    —Por que me miras con odio Sheryl.
    —No lo estoy haciendo Kagome.
    —De nuevo ese nombre, ya me están hartando, y no soy muy paciente.
    —He venido para que te alejes de Sesshomaru.
    —Lo siento, pero el morirá.
    —No, el será mi futuro marido.
    —Tu futuro marido—Kagome rio con desdén mientras que Sheryl la miraba con odio.
    — ¡Apártate!

    Kagome miro a Sheryl de pies a cabeza.

    —Eres increíble—dijo Kagome riendo— aun sigues detrás de un hombre que no te ama, y que se la pasa pensando en alguien mas, que no eres tu y que aparte es humana, no te comprendo.

    Sheryl comenzaba a molestarse, Sesshomaru lo noto y se paro junto a ella.

    —No estés haciendo escenas aquí Sheryl, retírate.
    —No quiero Sesshomaru—dijo mirándolo.

    Kagome miraba la escena atentamente, algo en su interior despertaba y vagamente pudo recordar el amor que le profesaba a el, varias escenas surgieron en su mente, ella siendo alimento de el, las manos de el en su cuerpo, como había rasgado ese camisón aquella noche que se sintió violada, y por ultimo el beso en aquel callejón, eso la hizo enojar y mucho, Midoriko sintió una energía negativa proviniendo de ella, esa era una mala señal.

    —Sheryl apártate—dijo Kagome.

    Sheryl la miro y le dio terror verla, sus ojos estaban rojos y tenia una sonrisa que se enmarcaba mucho en su fino rostro, ella retrocedió instintivamente, su cuerpo se lo pedía, pero su cabeza quería quedarse ahí y enfrentarla. Cuando ya estaba en una distancia conveniente, Kagome camino hacia el y lo miro a la cara.

    — ¿Me temes?
    —No.
    —Ahora veremos cuan valiente puedes ser.

    Ella lo empujo, haciendo que el cuerpo de Sesshomaru golpeara la puerta y esta se rompiera dando a parar en el muro del pasillo, nadie se atrevió a meterse en la pelea, solo Sheryl intento meterse, pero fue aprendida por Midoriko, ella salió y miro al joven el cual comenzaba a ponerse de pie.

    —Niña tonta.
    — ¿A quien llamas niña?
    —A ti, a quien más—dijo mirándola.
    —Me las pagaras caro Taisho.

    Lo tomo por el cuello de su camisa y lo miro fijamente.

    — ¿Sigues sin temerme?
    —Yo no le temo a nada.
    —Claro que si.

    Lo libero de su agarre y callo al suelo.

    —Tú temes a algo.
    —Niña ingenua, no te pases.
    —Tu eres el que no debe de pasarse, me has hecho molestar y te has ganado mi odia, bravo por ti, te has ganado el odio de la hija del padre, mil felicitaciones.

    El aun seguía en el suelo, ella se arrodillo junto a el y lo miro con una sonrisa de triunfo.

    —vengare a mi madre.

    Dicho esto le dio un golpe en el estomago, Sesshomaru escupió sangre, Sheryl miraba todo y lloraba.

    — ¡Detente!

    Gritaban pero Kagome no se detenía, cada golpe que daba era por ella, por su orgullo pisado, por sus recuerdos cambiados, por la muerte de su madre, por la traición, por haberla echo dependiente de el, segada por la venganza Kagome golpeaba cada ves mas duro a Sesshomaru y este parecía no moverse, Sheryl gritaba fuertemente, Midoriko miraba con desesperación por que el joven no se defendía de la chica y fue ahí cuando recordó aquella platica con Kikyo.


    ----------------------flash back---------------------

    Midoriko miraba la habitación completamente vacía, se había sentado por orden de la joven que se encontraba mirando por la ventana.


    — ¿Qué se te ofrece Midoriko?

    —Mañana iré por mi hermana.
    —Así que después de toda mi deducción fue acertada.
    —Claro que si Kikyo, Kagome es mi hermana.
    —Siempre me lo supuse, tiene los ojos de tu padre y es idéntica a su madre.
    —Mi padre esta por despertar antes de dormir por 20 años, me pidió que cuidara de la pequeña y de que me deshiciera de la madre, ella ha crecido y ahora es una bella joven.
    —A si que se la quitaras a Sesshomaru.
    —Se la pediré de vuelta.
    —Es gracioso parece que estamos hablando de un objeto.
    —Cuida muy bien tus palabras querida amiga.
    —Disculpa pero sabes que yo estaba en contra de que esa humana de a luz a la pequeña.
    —Lo se, la mayoría lo estaba en desacuerdo pero tuvieron mas miedo de que les podía pasar si se oponían, la he cuidado en silencio, y Sesshomaru a ayudado bastante.
    — ¿Ayudado?, no me hagas reír Midoriko, ¿Qué no te has dado cuenta?
    —Claro que me he dado cuanta, no eres la única que me lo dice, y lo he visto claramente en los ojos de Sesshomaru, tiene una gran pasión por mi hermana.
    —Eso es lo preocupante Midoriko, Sesshomaru se ha enamorado de tu hermana, ya es demasiado tarde, ella no te la dará sin pelear.
    —Eso no será necesario Kikyo.
    — ¿Por qué?
    —Mi padre dijo que al despertar, ella recordara todo de su vida humana, eso incluye la muerte de su madre y el cambio de recuerdos por parte de el.
    —Lo odiara, eso si que no me lo esperaba.

    Midoriko se levanto y camino por el cuarto.

    —Solo espero que el odio que sienta en ese momento no la siegue.
    —Ella también esta enamorada de el, no quiero pensar que pasara.
    —Ni yo.
    —Lo mejor será que los alejes.
    —Si es que se va con migo.

    Amabas mujeres se miraron por un segundo y se quedaron en silencio.
    -------------fin del flash back-----------------
    Midoriko se distrajo y Sheryl se soltó y corrió hacia donde estaban los dos se aferro al cuerpo de Sesshomaru y espero con los ojos cerrados el golpe, pero jamás llego, miro hacia ella y la vio mirándola.

    — ¡Apártate Sheryl!
    —No, no dejare que lo mates.
    — ¿Por qué insistes en defenderlo?
    — ¿Por qué insistes en lastimarlo?
    —El me lastimo mucho.
    — ¿Por qué no lo comprendes?
    — ¿Qué debo comprender?, mato a mi madre y me borro los recuerdos y me mantuvieron prisionera en mi cuerpo, eso no es suficiente para quieres matar a alguien.
    —Lo hicieron por tu bien.
    —No es cierto.
    —Claro que si.
    —Apártate si no quieres morir también con el.
    —Es que no entiendes que el te ama.

    Kagome se detuvo y la miro.

    —El ama a la humana, yo soy un vampiro.
    —Se que aun te queda algo de Kagome, date cuenta, el esta enamorado de ti, no de mi, solo se casa por que yo se lo pedí, por favor Kagome detente.
    — ¿Detenerme?, no pidas imposibles, eres un vampiro, ¿Cómo osas rebajarte por proteger a alguien que no te ama?
    —Yo lo amo, el no me ama, pero yo si, es por eso que lo protejo y es por eso que debes dejarlo.
    — ¿Te sacrificarías por el?

    Sheryl la miro con desafío, la miro con odio por que recordó muy bien que ella hubiera echo lo mismo, se parto de ellos para dirigirse a Kohaku.

    —Me voy contigo.
    —muy bien.
    —Pero como te mencione antes, yo no soy esclava de nadie.
    —Me queda claro, hermana.
    —No me llames así.
    —Bien.

    Sintió como algo la cubría a lo que miro, un joven de cabellos negros la cubría con una sabana, ella se cubrió y luego miro al joven.

    —Gracias Naraku—dijo Kohaku.

    Kagome miro al joven y luego de eso sonrió, Naraku la miro y también le sonrió.

    —Naraku.

    Kagome coloco una mano en la mejilla de el, Sesshomaru estaba despertando y la escena que vio no le agrado, la joven que tanto deseaba estaba sonriéndole, a el, la persona que mas odiaba por haberle arrebatado lo que en esos años había cuidado, sintió una rabia enorme, esa mirada solo se la dedicaba a el y nada mas que a el, Sheryl pudo notar la molestia y simplemente bajo la cabeza. Luego de unos minutos Kagome se separa de el y siguió su camino hasta topar con Sango.

    —Sango, eso hora de elegir—dijo Kagome.

    Sango miro a sus amigos y camino hacia ella, Koga hizo lo mismo.

    —Que quede claro que solo me voy por ti, no por otra cosa—dijo Sango.
    —Bien—dijo Áyame—espero que tu elección sea la correcta, lo mismo va para ti Koga.

    El solo la miro y luego siguieron al grupo de Kohaku; Miroku y Áyame miraron con tristeza como la persona que mas querían en el mundo se iba.

    — ¡Cobarde!

    Kagome miro hacia donde estaba Sesshomaru.

    — ¿Por qué?
    —Tú no puedes irte—dijo Sesshomaru.
    —Pues ya ves que si puedo.
    —Tú dependes de mi—sonrió.
    —Ingenuo, que no te ha quedado claro que ya no soy una humana y por lo tanto no siento el amor que esa humana te tiene, soy un vampiro y no tengo sentimientos humanos, además no eres mi tipo.

    Siguió su camino junto con Kohaku, Sango, Koga, Kagura y Naraku, llegaron a la puerta principal, y todos estaban ahí, antes de irse Kagome hablo.

    —Los que quieran su libertad, los que quieran no temer mas de los humanos, únanse a mi, yo podre darles el poder que su Señor no puede, por favor, enamorado de una humana, ese es la actitud de un líder, yo creo que no, así que únanse a mi.

    Alguno que estaban ahí los siguieron, Sesshomaru estaba herido como para detenerlos, por lo que solo pudo ver como se alejaban lentamente, hasta que luego de un rato ya no la vio mas.

    —Sera mejor que descanses.

    El evadió la mano de ella y se levanto.

    —No necesito de tu ayuda.
    —Pero Sesshomaru seré tu esposa.

    El siguió caminado sin hacerle caso.

    —Si sigues gritándome ese compromiso se puede deshacer—dijo el seriamente.

    Llego a su habitación y cerro la puerta tras el, Sheryl no dijo nada solo se quedo callada mientras que los que quedaban en la mansión también hacían lo mismo, la chica salió de la mansión sin decir ni una palabra, sabia que las cosas cambiarían, sabia muy bien que a partir de ahora tendría que cuidarse de Kagome.
    -----------------------------------------
    Kagome miraba la luna, sus ojos azules resplandecían, no había sentimiento alguno en ellos, pero en silencio, y la luna como único testigo, derramo una lagrima, que solo ella sabia bien por que lo hacia, dejaba atrás todo, ahora todo lo que hiciera, seria para su venganza.

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    Nooooooooooooooooo! toritooooooooo! como pudiste hacer eso con Sesshomaru u_u casi me lo mataste one-chan xD pero bueno, creo que se lo merecia ^^
    Por otra parte, ese Naraku como siempre aprovechandose de la situación, encontre uno que otro error de dedo pero, se pasan porque extrañaba leer tu historia, solo trata de corregirlos si?
    Pasando de nuevo a la historia, me emocione tanto que quiero saber que pasara de ahora en adelante :( espero no te tardes mucho en subir lo que sigue y que sea un poquito más larga.. se podra? esperaba sangre por parte de Sheryl muajaja lo se soy medio cruel.. pero basicamente le esta quitando a Sesshy ademas.. no conforme quiere obligarlo a casarse con ella xD, one chan.. quien es el padre? estoy emocionada y no me perdere lo que sigue
    nos estamos leyendo n_n
     
  4.  
    ISYLU

    ISYLU Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Octubre 2008
    Mensajes:
    136
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    hola!! muchas gracias por avisar de la contii!
    estuvo genial, por fn el momento de la transformación!
    ayy pobre sessho, es verdad que se merecia una leccion pero tampoco para tanto!!´
    que pasará ahora que ella se fue?? como planeará la venganza?? y... que pasará entre Naraku y ella??
    ayyy tanta preguntas!!
    bueno espero a la conti!!
    te esta quedando genial el fic!!
    nos vemos!!!
     
  5.  
    inu

    inu Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    7 Mayo 2010
    Mensajes:
    28
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    wow! eso estuvo genial super mega impresionante!! wow! no tengo otra palabra! una kagome despiadada super! si bueno creo que si se merecia todo eso sesshomaru pero no tan extremo, pues todo estuvo genial lo supiste ordenar todo y los personajes quedaron bien solo que se te fue uno que otro error de dedo >.< tu sige con este fic por que esta ESTUPENDO!! manejas a los vampiros como de verdad son ai todos sadicos, frios, malos en pocas palabras pues tu cuentas con mi apoyo asta la proxima
     
  6.  
    anllely

    anllely Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Junio 2009
    Mensajes:
    66
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    Que cambio dio kagome y si no se llamo kagome como se llama entonces me pregunto ahora que sera de sesshomaro con el odio que le tiene lagome a el seguro intentara matarlo o otra pregunta mas por esa lagrima acaso ella lo sigue amando y que la humana aun esta ahi en algun lugar o sera cosa de que nos acostumbremos a que ya no estara la otra kagome. Ummmm
     
  7.  
    doncella

    doncella Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2009
    Mensajes:
    125
    Re: Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]

    Vaya que cosa más sorprendente ha sido genial,pero pobre de sesshomaru quedó super impactado viendo el cabio de humana a vampiro,pero se que kagome aun ama a sesshomaru a pesar de que se enteró de que el fue quien mató a su madre,la lucha que va aver entre los dos clanes talvez no termine todo en tragedia ojalá todo esto no se un obstáculo para que el amor entre kagome y sesshomaru se realize.
     
  8.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    ¡Amiga! ¡Me encanta! dios! Kagome (aunque dice que ella no es) Ha despertado!
    Sesshomaru por alguna razon siempre se ve mas sexy cuando lo estan volviendo mierda!!!
    Ah, valla, pobre, pobre, ingenua e insistente Sheryl... Ya te diste cuenta de que Sexymar... Digo Sesshomaru ama a Kagome? Aunque... Siento muchisima pena por ella...
    Y Sango se fuè con el grupo de Kagome, Naraku tratarà de conquistar a Kagome?
    Esto se pone cada vez màs bueno amiga. ¡Espero conti!
    ¡No tardes mucho pliss!
     
  9.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    478
    Pluma de
    Hola¡
    Esta muy buena la continuacion pero...
    Sigues cometiendo errores de dedo, ya me fije.
    La verdad espero que Kagome se junte más con Naraku ahora que se va de la casa de Sesshomaru, pero a la vez quiero que Sesshomaru se quede con Kagome, es algo confuso, me pregunto que nombre se pondra ahora Kagome: ¿Lady? ¿Win? ¿Master? ¿Not luser?, o cualquier otro nombre raro, no lo se pero espero saberlo pronto, por eso espero ansiosa tucontinuación:


    atte:razon
     
  10.  
    katica

    katica Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2008
    Mensajes:
    67
    Hola!!!
    hace rato no posteaba en tu historia jejejejeje
    kiero decirte k esta muy emocionante!!!!!!
    al fin kagome desperto su lado vampirico!!!! pero k mal k ahora odie a sess ToT
    espero k no pase nada entre ella y Naraku por... no ni pensarlo jejejeje
    ojala alla alguna batalla emocionante entre ellos pero k no salga mal porfavor jejejeje
    espero la conti!!!!
     
  11.  
    inariamy

    inariamy Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    22 Mayo 2008
    Mensajes:
    428
    Pluma de
    Título:
    Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    6930
    Gracias por sus comentarios jejejej que bueno que se acordaron de mi, mil disculpas por el atraso pero me enferme y estoy en exámenes así que no tengo tiempo, pero hoy me escape un rato de los deberes y me pasa para subirles la continuación nos vemos en el siguiente que espero que no sea tan tardado, adiós.
    Aclaraciones:
    [ ] Narrado por el personaje.

    Preludio
    Capitulo12: el doble de venganza y el triple de amor.

    Una dama encontré en la pradera,
    De belleza consumada,
    Bella como una hija de las hadas;
    Largos eran sus cabellos, su pie ligero, sus ojos hechiceros.
    ------------------------------------
    [Un sueño opresivo te despertará a menudo. Penosamente creerás cómo entonces puedo asustarte:
    Haré tu vida miserable con lamentos y golpes.
    Si por la mañana te encontraran heridas, dirás que te las hice para vengarme.
    Si caes enfermo, te atormentaré en tus pensamientos.][Ya no soy mas Kagome, por extraño que parezca aun tengo recuerdos de ese amor que la humana profesaba, pero soy un vampiro y como tal, necesito de mi venganza]

    ----------------------------------------
    [Venganza, es era una palabras normal para mi, los Taisho somos una familia poderosa y llena de respeto por nuestro clan, por lo que somos, vampiros, mi padre traiciono aquel código teniendo un hijo con una humana, al fin de eso, nació mi medio hermano Inuyasha, el cual posee sangre del clan y también humana. Siendo líder de un clan, aquella palabra era algo normal, pero esta ves, aquella palabra ha tomado un significado muy profundo y lastimoso, soy un vampiro lo juro, pero he traicionado aquel código y costumbres, por una simple razón, amo a un persona.]
    -----------------------------------------
    Despertaba de un profundo sueño, era la primera ves que dormía profundamente, jamás lo había echo ya que estaba alerta de la casa y de los que habitaban en ella, pero esta ves se desconecto de todo, solo quería dormir profundamente y no recordar lo que había pasado ya hace unos días, cuando ella despertó.

    — ¡Buenas noches amo!

    El miro con odio a la chica que estaba abriendo las cortinas para dejar pasar los rayos de la luna.

    —Creo que dije claramente que me dejaran solo, ¿No es así?
    —Así es, pero me ha mandado Midoriko, diciendo que necesita hablar contigo cuanto antes.
    —No quiero.
    —Ella dijo que dirías eso, pero me dijo que es urgente.
    —No.
    —Kikyo también esta aquí.
    — ¿Cómo has dicho?
    —Que ha entrado de prisa a la mansión y luego de hablar con Midoriko esta me mando a llamarte.

    Se levanto perezoso no podía creer que le doliera tanto el cuerpo, hacia ya siglos que no había experimentado tal dolor, de solo recordar a la persona que le había causado esos moretones, rasguños y golpes se le revolvió el estomago, solo recordaba esa sonrisa tan gélida y esos ojos azul profundo pero sin sentimiento alguno sentimiento.
    -----------------------------------------
    Sus pasos eran firmes pero lentos, como un animal al asecho, cauteloso y callado, Miro con su cautela hacia la ventana, un gota callo, suspiro, últimamente había estado lloviendo mucho, incluso rayos había, siguió su camino cuando fue detenida por una figura que se interpuso en su camino.

    — ¿Qué se te ofrece?
    —Mi amo te busca.
    —Recuerdo haberte dicho que no me hables de tu.
    —La busca mi amo.

    Kagome miro al joven, estaba oscuro el pasillo por lo que ninguno de los dos se distinguía, un rayo callo alumbrando a Kagome y al chica rubio.

    —Nos vemos Dominique.

    Dominique se aparto y la miro irse, ahora le quedaba claro que ya no era más la Kagome que le gustaba.

    —Por cierto, no me mires con esa cara.

    Dominique bajo la mirada.

    —Ya no soy humana.

    Sintió un escalofrió y miro esos ojos tan azules, ahora ella ya se había marchado, pero aun así sentía la sanción de temor.

    —Ella realmente es otra—dijo el rubio.
    —Y eso es extraño—dijo una vos masculina detrás de el.

    Se asusto bastante por lo que se alejo un poco.

    —Naraku, me has asustado.
    —No se por que se te hace raro, da gracias que no te ha matado.
    — ¿Debería de estar agradecido?
    —A Sesshomaru por poco lo mata, pero bueno, a ti no te tiene tanto rencor como a él, así que no creo que te haya matado, estas a salvo.
    —¡Que!.
    —Nos vemos.
    —Espera Naraku cuéntame de la paliza del vampirucho, espera…

    Dominique siguió a Naraku, mientras tanto Kagome entraba por la puerta de una habitación donde ya la esperaba Kohaku.

    — ¿Qué quieres? apenas y estaba despertando.
    —Disculpa pero creo que tenemos que ver a nuestro padre.
    —No.
    —Que directa, pero tenemos que ir, es muy raro que no recuerdes tu nombre pero que si recuerdes lo que viviste como humana.
    —Pues no se, solo se eso.
    —No se te hace raro.
    —Creo haberte dicho que no me mandaras.
    —Lo se, pero es necesario.

    Kagome lo miro seriamente, en esos días que había estado viviendo ahí le había parecido algo divertido, aun soñaba con el rostro de Sesshomaru, y aun podía oír los latidos de su corazón al revivir esos recuerdos, detestaba eso, ya que el lado humano salía a flor de piel. Si quería ir ahí, quería saber su nombre y también…

    —Iré.

    Kohaku la miro con algo de duda.

    — ¿Estas segura?
    —Así es, si es todo me retiro.
    —Bien.

    Kagome siguió su camino.

    —me desharé de el.
    -----------------------------------------------
    Sesshomaru miraba a ambas mujeres.

    —Me niego.
    —No puedes negarte—dijo Kikyo.
    —Claro que puedo mírame.
    —Aun sigues adolorido por la paliza que mi hermana te dio.

    Sesshomaru la miro con ojos asesinos, y Kikyo rio.

    —No les interesa—dijo un Sesshomaru molesto.

    —El despertar tuvo ya su lugar, y ahora sigue el de mi padre.
    —No me interesa Midoriko.
    —Es que ella tiene que ir.
    —Ella ya ha elegido el bando al que pertenece, al igual que los traidores de Sango, Koga.
    —Ellos se fueron por Kagome—dijo Midoriko.
    —Pero veas como lo veas, es una traición—dijo Kikyo.

    Los tres no dijeron nada, y luego de unos minutos de silencio incomodo, Sesshomaru hablo.

    — ¿Cómo se que no me matara tu padre?
    —Buena pregunta, la verdad es que no lo se.
    —No quiero morir en manos del padre, además tengo que arreglar unos asuntos con Kagome.
    —Ya paso Sesshomaru—dijo Kikyo—es que aun no superas que una mujer te haya golpeado casi hasta la muerte, entiéndela, estaba dolida.
    —No me causa gracias Kikyo.
    —Pues a mi si—rio.
    —Kikyo por favor.
    —Lo lamento Midoriko, bueno iré a reiré a fuera, con su permiso.

    Kikyo salió de la habitación, Sesshomaru tomo el lugar de Kikyo y miro hacia la mujer de cabellera castaña.

    —No iré.
    —Tienes que hacerlo, mi padre, el me pidió que al despertar estarías ahí y también mi hermana.
    —Ella nos odia por si no te has dado cuenta.
    —Lo se, pero ella ira.
    — ¿Cómo sabes?
    —Ella esta preocupada, quiero decir la verdadera Kagome.
    — ¿Qué estas diciendo?
    —Cuando mi padre despierte, en el cuerpo de Kagome solo podrá habitara una.
    — ¿Quieres decir que Kagome aun esta presente?
    —Así es por que crees que ella sabe todo lo que vivió la humana.
    —Entonces al renacer esta haciendo su propia mente.
    —Así es, ella solo recuerda desde que su madre ha muerto, y de ahí esta la mente de la humana, cuando mi padre despierte, en el cuerpo solo debe de haber una mente no dos, es por eso que ella ira, por que los dolores tanto espirituales, mentales y corporales son presa de sus días y también de sus noches, por lo que se, no debe de estar durmiendo muy bien.
    —No lo creo.
    —Es posible que en un cuerpo haya dos mentes, pero no es posible que esto dure para siempre, ella ira, ya que quera que el vampiro salgo y que su lado humana se vaya.

    Sesshomaru se levanto de su lugar y antes de salir hablo.

    —Iré, pero vendrán los demás.
    —Como quieras.

    Sesshomaru salió de la habitación y por un momento se quedo quieto en medio del desierto pasillo.

    —No quiero que ella se vaya—Murmuro.
    ---------------------------------------------------
    Se odiaba por sentir esos sentimientos de repente, Miro el suelo que estaba frente a ella, nadie la ha notada aun, nadie se ha dado cuenta, sigilosamente se ha puesto de pie, caminando a paso lento se ha metido en su habitación, cerro la puerta y se ha quedado detrás de la ventana, de nuevo derramo una lagrima, aquel sentimiento le oprimía el pecho, era casi inevitable, el sentimiento humano estaba ahí, lastimando su pecho, era por eso que iría a ver a su padre, después de que matara a la humana que estaba prisionera en su cuerpo mataría al padre, y seria la dueña y ama de los vampiros, sabia que poseía un poder inigualable y también una belleza inimaginable.

    — ¡Pero de que me sirve!—dijo aventando un mueble hacia el espejo que reflejaba su belleza.

    Los pequeños pedazos cayeron al suelo, ella respiraba agitadamente, y se toco el pecho, aquel dolor estaba cediendo, camino hacia la majestuosa cama y se sentó en ella.

    —De que me sirve lo que soy, si no puedo sacarme estos sentimientos humanos.

    Se recostó en la cama delicadamente, miro hacia la ventana y vio la luna.

    —Mañana será luna nueva.

    Sonrió para ella y luego miro sus manos.

    —Que buen escenario.

    Su risa se oía por los pasillos, Naraku el cual se encontraba en su habitación lo escucho y no pudo evitar temblar, aun se veía como la mujer que amaba, pero en su interior sabia bien que no era la misma, aun así la amaría, ahora no podía ser el bueno y el encantador, tenia que hacer lo que ella quisiera.
    ------------------------------------------------------------
    — ¿¡Que has dicho!?

    Midoriko entraba con cierto cansancio a su habitación.

    — ¿Qué no lo has oído Inuyasha?, Iremos mañana mismo ante el padre.
    —Claro que lo oí Miranda.

    La joven que hasta ahora también acompañada a Midoriko estaba sin su ropa de sirvienta, usaba una yukata negra y su cabello cobrizo llegaba hasta sus hombros.

    —Mirando, ¿Hacia cuanto que no te quitabas el uniforme? —dijo Midoriko.
    —Ya varios años mi señora, pero lo he hecho por su bien.
    —Lo se, mi padre te ha puesta como mi…
    —Guarura personal—dijo la joven de mirada cobriza y haciendo una reverencia.
    —Pero bueno mi señora, cree que mañana despierte.
    —Mañana es luna nueva, despertara.

    Miranda miro a Inuyasha con sienta desaprobación.

    — ¿Ahora por que la mirada desaprobadora? —pregunto el joven.
    —No era para ti si no para tu hermano, que testarudo.
    —Te diste cuenta—dijo Midoriko mirándola.
    —Así es, desde que vi a su hermano lo note.
    — ¿De que están hablando? —dijo el chico lleno de dudas.
    —De nada—dijo Miranda.
    —Ahora me lo dicen.
    —Bueno, pero no hoy, vamos vete—dijo la chica sacándolo—la señora tiene que descansar.
    —Pero me lo dicen luego.
    —Si, si, piérdete por ahí—dice sacándolo y cerrando la puerta suspirando. —no se como es que lo escogió aun es un novato.
    —Lo se, pero no puedo dejarlo solo, además su padre me lo encargo, ha crecido ya.
    —Es una lastima que el señor Inutaisho ya no este entre nosotros, era un vampiro sin igual, mi padre se llevaba de maravilla con el, era una persona muy buena.
    —Pero vaya, hasta inspirada te me has puerto Miranda.
    —Lo lamento mi señora es que es una figura a la cual aprecio.
    — ¿estamos hablando de una persona Miranda?
    —Lo siento cuando hablo de el me ponga así.
    —Estoy realmente muy cansada.
    — ¿Por qué mi señora?
    —Ese día cuando ella se transformo tuve que protegerme, tenia una energía tan negativa, que pensé que me transformaría.
    —Si lo sentí, pero no entiendo por que los otros no fueron afectados.
    —Es por que los vampiros que estaban con Sesshomaru, y Kohaku, son del nivel más alto que hay, tal ves ni se habrán dado cuenta, pero mi poder es más espiritual que físico, por lo que me ha costado mucho.
    — ¿Entonces ellos no fueron afectados por que sus poderes se basan en lo físico?
    —Así es.

    Midoriko se recostó en la cama y Mirando la arropo.

    —Así que el vampiro de hielo se ha enamorado.
    —Así parece.
    — ¿Vampiro de hielo? —dijo Midoriko.
    —Los chicos que entreno le llaman así, es un nombre que se ha ganado, ya que los rechazo de su clan por ser débiles.
    —Luego dice que no tiene gente en el clan.
    —El siempre se queja, pero me pareció incluible cuando se encariño con tu hermana.
    —El poder que envuelve a Kagome, provoca reacciones diferentes en los corazones de los vampiros, en el despertó amo.
    — ¿Qué quieres decir?, ¿Qué es solo por su poder?
    —Tal ves si o tal ves no, pero ese poder que ella tiene es un gran enigma para mi.
    —Pero no me queda aun claro algo, ¿Por qué de ella?
    —Creo que es de familia—sonrió—Después de todo su madre siendo humana sedujo a mi padre.
    —Cierto mi señora.
    —Algo debió de ver en ella para quererla, lo mas gracioso es que todos lo notan pero el no lo quiero aceptar, me ha molestado mucho que quiera casarse con Sheryl, cuando en realidad ama a mi hermana.
    — ¿Al propósito fuimos ese día?
    —No, pero que bueno que callo ese día, de verdad que esa Sheryl es tonta.
    — ¿Por qué lo dice?
    —Es de la edad de nosotros, la conocí y siempre ha sido la típica niña, que le cae bien a todos, que se ve y actúa tan femenina, es por eso que es tonta, siempre ha estado enamorada de Sesshomaru y el simplemente le tiene aprecio, pero ella no lucho por eso amor, tal ves sea fuerte y venga de una familia muy poderosa pero de que le sirve si el hombre que quiere le da igual si viene o va.
    —Cierto, es muy linda, pero nada astuta.
    —O tal vez si, ahora déjame descansar.
    —Muy bien señora.
    —Por cierto Miranda, no le sigas nada a Inuyasha.
    —Esta bien, nos vemos mañana.

    Miranda cerró la puerta y se encontró con Inuyasha el cual platicaba de lo más agradable con una joven pelirroja, camino hacia el.

    — ¿Interrumpo?
    —No Miranda.
    —Yo me voy, tengo que descansar—dijo Áyame.
    —El chico que tiene por nombre Koga, me ha dejado esto paras ti Áyame.

    La chica la miro fijamente y tomo el sobre.

    —Gracias.
    —De nada, Inuyasha vamos a dormir.
    —Claro, nos vemos Áyame.

    Áyame tomo la dirección contraria a la de los dos vampiros, llego a su habitación y en silencio cerro la puerta, se acerco a su pequeño escritorio y prendió la pequeña luz de mesa, tomo asiento y se dispuso a abrir la carta, la saco con delicadeza del sobre blanco y se dispuso a leer.
    -----------------------------------------------
    Kagome se despertó, miro hacia la ventana aun era madrugada, busca atentamente con su mente algún vampiro que este merodeando la mansión, nada, todos estaban dormidos, tal ves por que solo faltaban 2 horas para el amanecer, últimamente le costaba a su cuerpo acostumbrarse a la sangre humana que bebía. Kohaku se había encargado de traerlos, realmente tenia un buen concepto de su medio hermano, se preguntaba si el se parecería a su padre, aun no lo conocía y ya quería saber como era, seria como Midoriko, cabellera castaña y ojos igual o seria diferente, según había escuchado tenia los ojos de el y los cabellos de su madre, así que supuso que tendría los ojos azules.
    Aun tenia vagos recuerdos de su madre, recordaba esos cabellos azabachera y ese rostro bondadoso hacia ella, podía sentir que ella tuvo un gran corazón y que jamás quiso estar involucrada en esa guerra, a pesar de la época, ella es descendiente de una generación manchada, por el nacimiento de un bastardo, y de amabas sangres, su madre había cometido lo mismo, y por lo mismo había perecido.
    En el recuerdo que aun le quedaba podía recordar las extrañas vestimentas de su madre, ¿Rojas acaso?, volvió de nuevo a recordar y ahora lo veía claramente, su madre era una Miko, ahora que recordaba las conversaciones de Midoriko con el abuelo de Sheryl, ellos había estado comentando de la madre de ella, algo de que fue corrompida o que ella fue la que corrompió al padre.

    —Estupideces.

    Kagome se sentó en su ventana mirando la vista, veía la nieva caer y no sentía frio, ni mucho menos el viento.

    —Esto es lo que es ser un vampiro, no sentir.
    —Es cuestión de acostumbrarse.
    —No te he dado permiso alguno de entrar.
    —Perdón, pero he pasado y oído.
    —Pasa.

    Ella se bajo de la ventana y camino hacia el.

    —Naraku, ¿Es así como te llamas?
    —Si.
    —La humana sentí aun gran cariño hacia ti, yo soy algo diferente, pero si hay algo que no desecharía de mi corazón es eso, has paliado mucho por eso.
    —Lo he hecho bastante.
    —Así que de nuevo ese vampiro por nombre Sesshomaru ha impedido la felicidad de la humana.
    —De ti.
    —Algo curioso, no soy Kagome, ella esta muy guardada, con sus sentimientos, con sus pensamientos, pero yo soy otra, claro tengo algo de ella o mejor dicho ella tiene algo mio, se puede decir que me transformaron en humana para que no despertara sospechas, pero al hacerlo han provocado algo peor, una doble identidad, pero mañana eso terminara.
    — ¿Has decidido terminar con Kagome?
    —Con la humana, claro, pero sus recuerdos aun estarán en mi mente como uno, pero sus sentimientos lo dudo, ella siente un gran resentimiento hacia Sesshomaru y también un gran amo, no la comprendo.
    — ¿Es por eso que los dolores de cabeza no te dejan dormir?
    — ¿Cómo sabes eso?
    —He oído tus lamentos por la madrugada y cuando el sol se pone desaparecen.
    —Valla alguien me ha descubierto.

    Naraku la miro mas atentamente, desbordaba sensualidad, estaba realmente hermosa, tenia un camisón de manga larga y cuello en v negro el cual caí hasta la punta de su pie, sus cabellos azabaches y largos estaban en sueltos lo que la hacia verse aun mas sensual.

    —Por mas que me mires no veras nada más que la ropa que llevo puesta.
    —Es que luces muy linda.
    —Yo no soy como Kagome.
    —Se que en el fondo lo eres.
    —Te equivocas.

    Naraku se acerco a ella esta no retrocedió y lo miro fijamente.

    —Si fuera ella ya estuviera contra la pared, pero por lo que ves no soy así.
    —Siempre espere este momento.
    — ¿Cuál?
    —Sabes que me gustas, desde que no conocemos me gustas.
    —Lo se, recuerdo bien eso.
    —Vez no lo has olvidado, recuerdas tu enfado, cuando yo te ignorabas, ¿Lo recuerdas?
    —Lo recuerdo muy bien, es por eso me te ignore luego.
    —Pero luego vi lo maravillosa que eras y me enamore.
    —Tanto que te convertiste en vampiro, eso no se me olvidara, como corriste a los brazos de Kagura.
    —Te dije que no paso nada con ella.
    —Lo dudo, con esas confianzas que se tiene, sabes que mejor lárgate, esta conversación me ha aburrido bastante.
    —¿O es que estas celosa?
    —Un vampiros como yo no se da la oportunidad de tener esos sentimientos.
    —Cariño, se puede combinar lo rudo con lo cariñoso.
    —No me llamas así.
    —No me respondiste si estabas celosa.

    Kagome se acerco a el, ahora que se daba cuanta era mas alto que ella con una cabeza, lo miro con odio.

    —Por qué si soy superior a ti, ¿Estas más alto?

    Naraku rio a carcajadas y la chica hizo un puchero.

    —Recuerda que soy hombre.
    —Y recuerda que te supero en poder.
    —Lo se, lo se, bueno ahora me voy mi señora.

    Naraku estaba abriendo la puerta cuando sintió el cuerpo de Kagome detrás de él.

    —No te he dicho cuando te puedes ir.

    El cerro la puerta de nuevo y se voltio mirándola.

    —Me ha gustado eso de mi señora—dijo la chica sonriendo.
    —Entonces así te llamare.
    —No estoy celosa, simplemente que tu eres de mi propiedad.

    Naraku la miro con sorpresa y ella sonrió con cierta picardía.

    —Es bueno saberlo.
    —Así que más te vale alejarte de Kagura.
    —Claro.

    Naraku tomo sus cabellos entre sus manos, Kagome se quedo sorprendida por la acción.

    — ¿Qué acaso no me temes?
    —Nunca.
    —Los otros lo hacen, ¿Por qué tu no?
    —Por que yo se como eres realmente y por que te amo.
    — ¿Amor?
    —Así es.

    Kagome comenzó a retroceder y Naraku la condujo a la cama, ahí la tumbo ambos se quedaron mirándose.

    —Puedo ver en tus ojos la lujuria misma—dijo Kagome.
    —Has despertado en mí ese sentimiento.
    —Aléjate de mí—dijo con una vos firme y seductora.
    —Demasiado tarde mi señora.

    Naraku estaba enzima de ella, por lo que aprisiono su cuerpo, y de un momento para otro la beso, ella quiso alejarlo pero luego de un rato ella dejo de batallar, ambos se devoraban a besos, uno tras otro y tras otro, pero tuvieron que separarse ya que el aire les faltaba, se miraron por unos instantes, ella sonrió y ahora se puso enzima de el, los tirantes del camisón se habían caído sobre sus hombros y podía verse el comienzo de sus pechos, al notar la mirada de él en ese sitio sonrió.

    —Por el momento, confórmate con el beso.
    —Quisiera, pero eres realmente toda una vampiresa.

    Ella se recostó en el pecho de el y se quedo ahí.

    —Aun recuerdas lo que te dije aquella mañana.
    —Claro que si.
    —Aun sigue en pie.
    —Esperemos que pase mañana.
    —Realmente quiero ser tu esposo.

    Kagome se quedo callada.

    —Responde.

    El note el silencio por parte de ella, y luego de que no conteste el la miro detenidamente, su rostro mostraba sufrimiento.

    —Naraku me siento un poco mareada.
    — ¿De nuevo tus dolores de cabeza?
    —Si.

    Naraku la recostó sobre la cama y con su garra se hizo un pequeño corte en la muñeca.

    —Bebe.
    —Pero…
    —Tu solo bébelo, te sentirás mejor.

    Kagome se aferro a la muñeca del chico absorbiendo lentamente la sangre y pudo sentir al instante cierta calma, y luego de unos minutos se encontraba de nuevo en la cama.

    — ¿Qué fue eso?
    —Mi sangre tiene algo que calma el cuerpo.
    — ¿Cómo que lo calma?
    —Mi poder se basa en lo espiritual, por lo que tengo poderes curativos y también mi sangre.
    —Ya veo, es por eso que quiero que la humana se vaya de mi cuerpo y me deje en paz.
    —Pero al fin y al cabo serás Kagome, diferente, pero seguirás siendo ella.
    —Creo que si, después de todo es el nombre que mi madre eligió para mi.

    Kagome comenzaba a cerrar lo ojos.

    —Duerme, yo te cuidare por ahora.
    —Naraku…
    —Solo duerme.

    Antes de dormir profundamente Kagome hablo.

    —Quiero ser tu esposa.

    Naraku se quedo quieto, justamente cuando el sol daba los primeros rallos y la nieve que había caído esa noche poco a poco se transformaba en agua.

    —Siempre serás mía, Kagome.
    -------------------------------------------
    Sesshomaru caminaba hacia la cocina, el sol había salido ya, y como de costumbre todos dormían, o mejor dicho lo que quedaban, se acerco al refrigerados y saco una manzana de ahí al cerrarlo se encontró con unos ojos azul cielo.

    —Pensé que no regresarías.
    — ¿Crees que te abandonaría tan fácilmente?
    —Pues no se, Sheryl no le veo el caso a esto, así que será mejor que te enfoques en tu carrera.
    —Renuncie esta mañana.

    Sesshomaru la miro sorprendida.

    — ¿Y como lo tomo Kikyo?
    —Se ha molestado bastante con migo, pero luego de una larga discusión me dijo que estaba bien.
    —Eres una idiota, ¿Cómo te atreves a dejar eso?
    —Como le dije ha Kikyo, que lo hice por que te amo, y por que quiero ser tu esposa.
    —Por si no lo has notado, ahora no se puede.
    —No importa, esperare.
    —Sheryl, te aprecio—dijo tomando un mechón de cabello durazno—pero no pidas esas cosas.
    —Sesshomaru te estoy pidiendo un favor, además lo has prometido ante mi padre y mi madre que en paz descansen.
    —Lo se, pero.
    —No quiero que me rechaces.
    —No te estoy rechazando, pero yo…
    —Por favor, recuerda que me dijiste, que no casaríamos, ya he cumplido mi parte, he dejado mi trabajo para estar contigo.
    —Sheryl estas consiente que yo no te seria fiel.
    —Si, no me importa, por que se que al final regresaras a mi brazos por que yo seré la madre de tus hijos—dijo sonriendo la chica.
    —Valla no has cambiado.
    —Mis sentimientos hacia ti son lo mismo, y ahora que Kagome ya no esta, podemos estar juntos sin que ella perturbe esta felicidad.
    —No la menciones.
    — ¿La detestas?

    Sheryl lo abrazó y este le correspondió.

    —Yo jamás te haría algo así, siempre estaré ahí para ti.
    —Bien, entonces, esperemos a que se arregle esto y veamos que pasa.
    —Esta bien, ¿a que hora se van?
    —Antes de la media noche, Midoriko abrirá el portal, así que si vas estate lista.
    —Claro.

    Sesshomaru se iba a ir cuando Sheryl tomo su rostro y le plato un beso en sus labios, el vampiro dejándose llevar introdujo su lengua haciendo mas profundo el beso y luego de unos momentos, el se fue, la chica simplemente sonrió tristemente, sabia bien que no la amaba, pero regresaría, y lo primordial era quedar embarazada, así el tendría que volver, el estaría atada a ella hasta la muerte.

    —Esta es la guerra Kagome—dijo la chica antes de ponerse sus gafas de sol y salir de la mansión.
    -------------------------------------------
    Kagome despertó lentamente y lo primero que vio fue unos ojos realmente oscuros.

    —Pensé que ya te habías ido.
    —Te dije que me quedaría contigo.
    —Bien ya desperté puedes irte.
    —No quiero, ¿recuerdas tus palabras de ayer?
    — ¿Ayer?, un poco.
    —Dijiste que te casarías con migo.
    —Eso, lo veremos mas tarde por el momento tengo cosas en que preocuparme, dejémoslos para después.

    Kagome se levanto de la cama y cerro la ventana, luego se metió al baño, al salir unos minutos después aun estaba Naraku ahí en su cama.

    —Naraku retírate.
    —Temo decirte que no soy paciente.
    —Ni yo, se me puede olvidar lo de anoche y matarte.
    —Bien, me retiro mi señora, nos veremos por la noche.

    Kagome lo miro irse, y secándose el cabello tomo ha ciento en la cama.

    —Esto es lo ultimo que hare por ti—refiriéndose a su lado humano—me casare con el, por que aun tengo tus sentimientos, pero no me impidas odiar a Sesshomaru.

    Ella dejo la toalla a un lado y se levanto con una sonrisa triunfante.

    —Estate tranquila que hasta en sus sueños lo torturare.
    -----------------------------------------------
    —Es hora.

    Un grupo de encapuchados se adentro al bosque, era un grupo de 7 y en el frente estaba se dirigente, al llagar al corazón del bosque este se destapo y miro a los demás, Kohaku miro a sus subordinados y sonrió, estos se quitaron las capas, Kagome sonreía maliciosamente, mientras que detrás de ella, Sango, Koga, Kagura, Naraku, Dominique solo miraban.

    —Solo síganme y no se pierdan.
    ------------------------------------------------
    Las campanadas de la 12 sonaban en la gran mansión.

    — ¿Todos están listos? —pregunto Midoriko.

    Miranda e Inuyasha detrás de ella miraban a los demás, Sheryl esta junto a Sesshomaru, también estaban Miroku y Áyame.

    —Síganme.
    ------------------------------------------------
    — ¿Dónde estamos Kohaku? —pregunto Kagome.
    —Aquí es donde duerme el padre y donde algunas ves los humanos y los vampiros nos enfrentamos en guerra.
    — ¿Pero donde esa aquí exactamente? —dijo de nuevo la chica.
    —No estamos en la tierra, ni estamos en el infierno ni mucho menos en el cielo, se podría decir que estamos en el cuarto piso.
    — ¿cuarto piso?
    —El limbo, en pocas palabras...
    —El pulgatorio.

    Kagome y Kohaku se miraron, ya que aquella palabra no había salido de la boca del chico y el grupo miro hacia atrás y ahí estaba Midoriko junto con sus subordinados.

    —Hola de nuevo hermana—dijo Kohaku frente a Midoriko.
    —Hola hermanito—contesto ella.

    Kagome miro hacia los demás y como si hubiera sido el destino sus ojos azules chocaron con unos ojos dorados, ella sonrió maliciosamente y este le sonreía, ambos eran vistos, por Naraku y Sheryl.

    —Despídete de la humana—dijo Kagome en un susurro, solo para que el lo oyera, sus miradas se apartaron y ambos grupos se encaminaron al encuentro de lo que seria el comienzo y fin para algunos.

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 9
  12.  
    LadyWitheRose

    LadyWitheRose Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Enero 2009
    Mensajes:
    411
    Pluma de
    No lo puedo creer amiga muy buena continuacion
    ahora podremos saber que es lo que pasara cuando despierte "El Padre"
    que pasara con Sesshomaru y Kagome es un misterio pero
    siento que dos personas no estaran conformes con algunas decisiones :D
    Espero la continuacion y buen campitulo me gusto ;)
     
  13.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    478
    Pluma de
    Hola amiga, buena continuación :D
    Pero de todas formas me e dado cuenta de que en algunas partes has cometido errores con la mayuscula, y ademas repites oraciones y tambien me di cuenta que seguies con los errores de dedo, pero de todas formas me e quedado conforme con lo que lei, me gusto mucho y espero la proxima continuaión :D

    Bueno, adios Onee-chan~ ♥
    atte:razon
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    *--* Me encanta *--*
    Dios, me esta gustando eso de la pareja Naraku/Kagome... Ah, pero la prefiero con Sesshomaru.
    Sheryl me cae gorda -_- hojala se quede desaparecida en el limbo XD
    Kohaku es tan adorable, verlo así de malo me provoca muchas cosas, como abrazarlo *--*
    Espero conti, me avisas *--*
    bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    inu

    inu Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    7 Mayo 2010
    Mensajes:
    28
    no espocible!! me perdi tu cap :( pero estuvo bueno lo que no me gusto fue que se quedara con naraku (segun ella o puede q tu lo cambies)
    wow! y quien se quedara kag (humana) o kag (vampiro) sinceramente prefiero a la vampiro, note que se te fueron unos errores d dedo (pero a quien no? asi hasta ami me pasa =P) y como sera el PADRE? que hara? que pasara con kag? en algun momento se crusaran inu y kag? pondras conti? dejare de postear? cuando dejare de hacer preguntas?........... todo lo sabre en tu proximo cap cuidate
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    que mala eres!!!
    lo dejaste interesante n_n, ahora se volvieron a encontrar Kagome y Seshomaru, digo no se separaron por mucho pero... hay tension hay tension!! xD
    cuida tus faltas de ortografia, no hay muchas pero si me dieron lata para leer xD, cada vez se acerca el final de la historia y se pone interesante, quiero saber como despertaran al padre! *-*
    y si Kagome volvera a ser linda y tierna n_n
    nos estamos leyendo!! n.n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    inariamy

    inariamy Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    22 Mayo 2008
    Mensajes:
    428
    Pluma de
    Título:
    Preludio...[kagoxsesshoxnaraku]
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    6297
    Hola de nuevo chicas y chicos que bueno que les gusto la continuación me había cerrado el tema pero ya lo reabrí así que nos vemos en el próximo capitulo, nos vemos.

    Aclaraciones:
    [ ] Narrado por el personaje.

    Preludio
    Capitulo13: Canción blanca.

    Una vez mas
    ¿Y si pintamos de color blanco nuestros corazones rotos?
    ¿Sera menos doloroso separarnos?
    Si tan solo eso tuviéramos en común.
    Entonces esperaría por tu canción, por la canción blanca.
    Espero que nos encontremos la próxima nevada,
    A ver si así, podemos estar juntos solo por una ultima vez.
    ------------------------------------

    —Así que el pulgatorio—dijo Kagome mirando los largos pasillos por donde se encontraba caminando.
    — Un extraño nombre para el lugar donde vive el rey de los vampiros, ¿no?

    Kagome miro a Naraku el cual se encontraba a su lado, volvió sus ojos hacia su camino, sabía bien que detrás de ellos estaba el grupo de Midoriko, donde se encontraba ese detestable hombre llamado Sesshomaru y esa mujer de cabellos duraznos, a la cual sin sentido alguno quería matar, no sabia si era por su mirada con aires de rencor o aquellos ojos azules que miraban con amor al nombrado, en su mente, anteriormente. Dejo de pensar en ello cuando sintió la mano de Naraku alrededor de su cintura.

    — ¿Qué pasa? —dijo siempre mirando al frente.
    —Deja de pensar en eso— dijo el joven imitándola.
    —Aun no te he dado mi respuesta, así que no provoques que mi opinión cambie, además he hecho un trato con la humana.
    — ¿Qué clase de trato?
    —No matare al padre, pero si a Sesshomaru y a esa mujer llamada Sheryl.
    —Así que ella te lo pidió.

    Kagome se detuvo y lo miro a los ojos quedando ambos a una distancia un poco incomoda.

    —No, como dijiste, aun sigo siendo ella y siempre estará en mí, pero sus actitudes y recuerdos personales se irán con ella, a cambio me pide cuidar de sus amigos y de ti claro esta.
    — ¿Te casaras con migo solo porque ella te lo dice? —dijo el joven vampiro mirándola.
    —Anoche estaba cansada, y no recuerdo muy bien mis palabras y si te aceptara o no, ella no es quien influyo en mi decisión, sigamos—dijo caminando de nuevo.
    —Admite que te he encantado— dijo el joven siguiéndola y poniéndose a su altura.
    —En cierta forma se puede decir que si, no eres igual que todos los idiotas de por aquí, me temen sin razón alguna.
    —Le tememos a Kohaku y a Midoriko, es normal que también a ti y sobre todo si tu posees poderes que ni el mismo padre podría tener.
    — ¿Has visto al padre?
    —No, aun tengo 2 años como vampiro, ¿Qué no lo recuerdas hermosa?, fue la vez que me rechazaste y te fuiste con él— dijo refiriéndose a Sesshomaru.
    —Ni me lo recuerdes, deberás que los humanos son, unos seres sin razón alguna y con muy poco juicio, como se atrevió a volver con él, cuando en realidad él ni se lo pidió.
    — ¿Quieres que te diga algo Kagome?, un secreto.
    —Dime.
    —A Sesshomaru le gustas.

    Kagome se detuvo y los que estaban atrás de ellos siguieron hacia adelante, de nuevo los dolores que le atormentaban volvían, Naraku se percato de ello y no se despego de ella, pudo sentir la mirada de Sesshomaru al pasar junto a ellos.

    — ¿Qué le pasa? —dijo Midoriko detrás de ellos.
    —Tiene dolor de cabeza—respondió Naraku con una vos gentil.
    —Hay que llagar cuanto antes, el límite de dos mentes en un cuerpo esta expirando, en el cuerpo de ella solo debe haber uno, no dos.

    Kagome miraba a su hermana e ignoraba sus palabras y como pudo se levanto y siguió caminando.

    —Lo mejor será que duermas por un rato hermana—le dijo Midoriko.
    —Ni se te ocurra tocarme—dijo Kagome deteniéndose y mirándola desde la altura de su hombro.
    —Es por tu bien, si no tu cabeza podría explotar.
    —Te he dicho que no quiero y mucho menos viniendo de tu parte, así que vete.

    Midoriko miro de forma desaprobatoria a su hermana y de momento a otro le dio un pequeño golpe en la nuca, el cuerpo inconsciente de Kagome callo en los brazos de Naraku.

    —Pero que terca eres, te lo dije.
    —Discúlpala aun esta acostumbrándose—dijo en su defensa Naraku.
    —Hay que apurarnos, si no podría complicarse esto.
    —Claro.
    ---------------------------------------------------------
    Hacia ya unos segundos que habían pasado la escena de las hermanas y Naraku, Áyame se encontraba al lado de Miroku.

    — ¿Qué le habrá pasado? —susurro la pelirroja.
    —Deben de ser los dolores de cabeza, dé los cuales nos hablo Midoriko, según ella es muy común y sobre todo si hay dos personas en un solo cuerpo.
    — ¿Cómo es posibles eso Miroku?
    —Con un poder como el de ella es posible, pero si nos pasara a cualquiera de nosotros créeme que estaríamos muerto en unas horas.
    —Ya veo, espero que después de esto ella se encuentre mejor.
    —Lo estará pero no creo que sea la misma Kagome que conocemos.
    —Lo sé estoy consciente de ello, que no será la misma, mejor así, será uno de nosotros.
    —Recuerda lo que nos dijo Sesshomaru antes de salir hacia aquí, que hay que cuidarnos de ella, ya que no es Kagome en sí, tiene sus recuerdos pero tiene algo mucho peor en su interior, odio y rencor hacia los que la engañaron, es un tanto como Sesshomaru, pero sabemos que el jamás lo dirá.
    —Pero también hay algo que me preocupa, ¿Qué pasara con sus sentimientos hacia ella y los de ella hacia él?
    —Lo más probable es que ambos se olviden de eso.
    — ¿Tú crees?, lo dudo, ella sigue siendo Kagome.
    —Físicamente, pero no emocional ni sentimentalmente, ha cambiado, así que no podemos decir que es Kagome.
    —Kagome se ha ido, que mal, me agradaba, para ser humana era muy compleja.
    —Demasiado—dijo Sheryl detrás de Áyame.

    Ambos la miraron.

    —Dejen de hablar de ella, Sesshomaru se molestara si los oye.
    — ¿Por qué me molestaría? —dijo el demonio detrás de ellos.

    Sheryl le sonrió.

    —Nada, por nada.
    —Dejen de hablar estupideces y sigan su camino que al paso que vamos no llegaremos pronto y ya es tiempo que el padre despierte así que apresúrense— dijo Sesshomaru.
    —Claro— contestaron los 3 en coro.

    Sheryl, Áyame y Miroku caminaron, Sesshomaru se quedo mirando hacia atrás donde venia Naraku cargando el cuerpo inconsciente de Kagome, el se quedo ahí mirándolos, hasta que Naraku estuvo a su altura.

    — ¿Qué le pasa? —pregunto sin mirarlos.
    —Midoriko la ha noqueado para que descanse, ya que su cuerpo no soporta la presión.
    —Así que decidió desechar a la humana.
    —Si, así que no lo impidas.
    — ¿Por qué lo haría?
    —Todos aquí sabemos por qué lo harías.
    —Deja de decir estupideces Naraku, que ambos sabemos por qué quieres que se convierta en un vampiro completo.
    —De hecho si, ella ya no será la que siempre iba a ti cuando le tronabas los dedos, ¿eso es lo que te asusta? O es otra cosa.
    —Sigue y cuando el momento llegue te matare.
    —Muy bien hasta entonces, solo mira como me quedo con ella.

    Sesshomaru coloco sus garras en los cabellos de la chica deteniendo el paso de Naraku, ambos se miraron en silencio y retándose con la mirada.

    —Ella ya no depende de ti, ¿creo que a eso le temías? —dijo Naraku mirando cara a cara al demonio.
    —Cierto, temo eso, ella ha estado con migo sin decir nada.
    —Ella estaba segada por el cariño que te tenía, también para ella será duro, pero entiende que ella ha elegido un lugar y no es estar junto a ti.
    — ¿Y junto a ti, si?, Estas haciendo lo mismo que yo Naraku.
    —No me compares contigo, ella quiere esto, te dije que ya acepto mi propuesta de matrimonio.

    Sesshomaru se quedo en silencio y soltó los cabellos de la chica.

    —Solo estupideces salen de tu boca.

    Dicho esto él se fue, Naraku miro con una sonrisa triunfante como el demonio se iba herido, mintió, porque ella aun no le decía que si, pero que importaba había dañado el orgullo de él y eso le bastaba para ser feliz por ahora, siguió su camino con ella en brazos.
    --------------------------------------------------
    Kagura caminaba al lado de Dominique y Kohaku.

    —Kohaku, crees que es buena idea que Kagome sea un vampiro completo.
    —Si Kagura, si no le cumplo lo que le prometí me matara sin piedad alguna y no queremos que eso pase, ¿verdad?
    —No, si no el plan no funcionaria.
    — ¿De que plan hablan? —pregunto Dominique.
    —Pronto lo sabrás—Dijo Kohaku.
    ---------------------------------------------------------
    Por fin se habían terminado los largos pasillos, ahora ambos grupos llegaban a lo que parecía ser una gran estancia o como lo llamaríamos nosotros los mortales la sala de reunión , solo que había un pequeño detalle, aquel reciento era un tanto tétrico, lleno de telarañas, y de polvo, y también tanto en medio como en el techo habían unas cúpulas de cristal con unos bellos mosaicos, alrededor solo había arboles marchitos y ha unos 50 metros de ellos había un gran trono el cual como todo lo demás estaba desgastado, mostrando la edad de aquel castillo, sus invitados observaban cada detalle de aquel lugar y claro no se hicieron esperar los comentarios.

    — ¿Pero cuantos años tiene esto sin ser habitado? —dijo Dominique mirando el lugar.
    — tengo 200 años sin vivir en el, mi hermana tiene unos 100 antes que yo a si que ya te imaginaras—Dijo Kohaku mirándolo.

    Todos se percataron de un peculiar reloj, único en su tipo y por supuesto antiguo, en aquellas finas manecillas que al parecer eran de oro blanco con detalles en dorado e incrustaciones de rubíes en los finos números, este estaba sostenido por dos garras, al parecer de un dragón, símbolo de los vampiros. Este reloj marcaba las 12 en punto, ahora el retumbar de las campanas hacia eco por el viejo castillo.

    — ¿Cómo será ese despertar? —dijo Sheryl ha Midoriko.
    —No lo se, la ultima ves que tuvo lugar yo era aun muy pequeña.
    —Pero y luego de eso, ¿qué pasara?
    —Solo el sabe que es lo que pasara.

    Un aire helado cubrió la estancia haciendo que los presentes se estremezcan por aquella energía que emanaba del centro de la habitación, Naraku sintió como Kagome despertaba por lo que la bajo de sus brazos y dejo que se incorporara lentamente, tanto el grupo de Midoriko como el de Kohaku estaban atentos a lo que pasara, normalmente no había un clima especifico ahí y mucho menos había aire, por lo que eso era algo extraño, la velas que permanecían apagadas ahora eran prendidas por arte de magia, no se sorprendieron ya que eso era algo normal, claro esta para algunos.

    — ¿Qué pasa?—dijo Kagome mirando a Naraku.
    —Al parecer el padre esta por despertar.

    Naraku ayudo a poner de pie a Kagome, y ambos eran vistos únicamente por unos ojos dorados, ella se percato de ello por lo que dirigió una mirada hacia los ojos vigilantes, solo para recibir una no grata sonrisa.

    — ¿Pero quien se cree para estar mirándome y aparte sonreírme de ese modo?
    —Déjalo, ¿cómo sigues? — dijo atrayendo su atención y claramente su mirada.
    —Bien, pero ella no debió de hacerlo—dijo refiriéndose a Midoriko—me las pagara después de esto—dijo acomodándose la capa.

    Kagome dejo de hablar ya que sintió un escalofrío en su espalda, voltio lentamente y se encontró con un par de ojos idénticos a los suyos, por un instante pensó que se estaba mirándose en un espejo, pero su vista fue ampliándose mas hasta que diviso la figura completa, sabia bien que los demás se habían apartado y que solo ella estaba frente a ese ser majestuoso.

    —Kagome— dijo el ser frente a ella.

    En seguida supo de quien se trataba, el padre, su padre mejor dicho. Lo miro mas detenidamente, cualquiera hubiera pensado que era una falta de respeto ya que no disimulo en lo absolutos, sus ojos parecían cámaras observando y guardando todo en su memoria, cada parte, cada lugar. Era increíble que fuera el primer vampiro, la edad en el no se notaba pero si tenia cierto aire de madures, sus cabellos eran de un color marrón oscuro y estaban totalmente lacios, llegaban hasta la altura de su espalda, sus facciones eran delicadas y finas y sus ojos eran igual que los de ella, era robusto y alto, mas que Sesshomaru o que Naraku, mucho mas, tenia una mirada gélida y por extraño que parezca no carecía de pupila como los demás vampiros, miro sus ropas algo antiguas, no por el polvo, ni mucho menos por las telarañas, si no que era un kimono completamente negro, con bordados en dorado y en medio se podía divisar el comienzo de lo que parecía ser un tatuaje de un dragón, siguió mirándolo hasta que pudo ver como el se acercaba ha ella, lo suficiente para que ella se sintiera incomoda y a la ves en peligro de un ser tan majestuosa como peligroso rápidamente y con verdadera agilidad se aparto de el.

    — ¿Me temes hija? —dijo la vos mas varonil y gruesa que haya escuchado.
    — ¿Cómo te atreves a verme a la cara?, después de todo lo que hiciste te atreves a mirarme, ¿No te da vergüenza? — dijo Kagome mirándolo a los ojos.
    —No, la mujer que te dio la vida traiciono mi confianza y por eso yo hice lo mismo.
    — ¿Pero por que matándola? — dijo la joven con resentimiento.
    —Era lo mejor para todos, ella no podía soportar el echo de que tu tarde o temprano te convertirías en unos de nosotros.
    —Hubiera preferido morir junto con ella, así me hubiera ahorrado muchos problemas, y lo digo por tener la vida de una humana atada a mi.
    —Es tu otro yo, después de todo, naciste siendo humana pero no lo eras, ni mucho menos eres un semidemonio, eres uno de nosotros.
    — Ahora lo soy, ¿pero por cuanto tiempo esperas que sea sumisa?, ¿Por qué estas tan tranquilo cuando sabes que puedo matarte?
    —Soy tu padre por lo que tienes que respetarme.
    —Solo me procreaste, pero nunca viste por mí.
    —Claro que lo hice, en silencio vele por ti.
    —Solo vine aquí con un único motivo, y no es el de verte, ni mucho menos para decirte lo mucho que te he extrañado, he venido por que quiero que la humana desaparezca de mi mente.
    —Eso será fácil, pero, ¿ella esta de acuerdo?

    La joven solo asentó con la cabeza, él hombre se percato de la presencia de los demás, por lo que los miro a cada uno de ellos.

    —Mis queridos hijos, Midoriko, Kohaku, pero que alegría el verles de nuevo.
    —He venido por la promesa que te hice antes de que te durmieras.
    —Y la has cumplido al pie de la letra mi querida Midoriko, tu padre esta feliz, tú hermana resulto ser lo que esperaba, testaruda como la humana que fue su madre, pero hay algo que no me esperaba.

    Dicho eso miro a Sesshomaru y con un ademán le indico que se acercara a el, Sesshomaru se acerco lentamente y se inclino hacia el en señal de respeto.

    —Vamos muchacho levántate, ¿cuánto tiempo sin vernos?, si no mal recuerdo desde la muerte de tus padres.
    —Así es mi señor.
    —Midoriko me había pedido antes de que durmiera, que tu te hicieras cargo de mi hija.
    —Así es señor.
    —Y veo que fue un grave error.

    Sesshomaru miro a los ojos al demonio frente, podía ver rencor en sus ojos, por lo que simplemente bajo la mirada en señal de disculpas.

    —No hay necesidad que lo ocultes, pero por desgracia mi querida hija esta comprometida, desde mucho antes que naciera, cuando supe que estaba en camino, pero…

    Se detuvo en medio de la habitación y camino adentrándose al jardín y se hizo paso entre la maleza, donde todos los habían estado siguiendo, y ahí debajo de el árbol mas sano, se podría decir, había un tumba, la cual se veía como nueva en comparación con las demás

    —Pero como podrán ver murió no hace mucho.

    Midoriko miro impresionada la tumba y luego miro a su padre.

    — ¿Cómo es que sucedió esto padre?
    —No lo se, los del clan lo han puesto aquí, pero por lo que olfateo, es reciente, alguien se abra metido al palacio y lo mato, la razón de esa persona la ignoro y fue así de simple querida hija, pero calma, Kagome se casara, claro siempre y cuando ella quiera.
    —Eso es algo que no te importa en lo mas mínimo—dijo Kagome mirándolo.
    —Por favor no seas tan dura con migo, aun que no lo veas tengo sentimientos y que nada mas que en este mundo me importa tu Kagome, si no fuera así te hubiera matado junto con tu madre.
    —Pero que tan fácil te es hablar de ella.
    — ¿Me es?, hija mía, no sabes cuanto me dolió el perder a tu madre por su corazón de humana, codiciando, pero bueno la hora ha llegado, que te conviertas por fin en una vampira completa.
    — ¿Estas consiente que si lo haces podría matarte?, padre—dijo con cierta ironía en su ultima palabra.
    — Lo estoy, pero no lo harás eso te lo puedo asegurar hija mía.

    La joven rio y acto seguido se deshizo de la capa negra que la cubría dejando ver su perfecto cuerpo envuelto en una bello vestido satinado color negro sin manga alguna con un gran escote pronunciado en v, su cabellos había caído en su espalda en forma de una bella cascada y bailaba con la brisa helada que emanaba de su padre.

    —Estoy lista—dijo mirándolo.
    —Bien, dolerá un poco pero te acostumbraras y pase lo que pase no dejes de respirar.

    Kagome camino al lado de el y este la miro y luego dirigió una mirada hacia la parte de atrás, donde no se veía nada y lentamente se podía divisaba un cuerpo que salía de ahí.

    —Ayúdame por favor querida.
    —Con mucho gusto mi señor.

    Los presentes miraron hacia donde venia la voz y se sorprendieron al ver que se trataba de Kikyo, esta, envuelta en un kimono negro igual que el padre, camino en círculos alrededor de Kagome.

    — ¿Tienes el permiso de ella?
    —Eso ya me lo habrían preguntado, claro que lo tengo.
    —Bien entonces podemos comenzar, párate en la cúpula de en medio, ahí sentirás como si esta te absorbiera, déjate llevar.

    Kagome camino hacia ella y se quedo ahí mirando a Kikyo.

    —Y pase lo que pase, no dejes de respirar.

    Dicho esto la cúpula trago el cuerpo de la chica, todos miraban impresionados como es que desaparecía.

    —Ella estará bien ¿verdad?—pregunto Naraku a Kohaku.
    —Si, lo que me preocupa es que no busque la manera de regresar.

    La plática de los dos hombres era vista por el padre, quien miraba atento a Naraku.
    ---------------------------------------------------------
    Kagome apenas y podía respirar, no quería abrir los ojos, simplemente podía sentir como algo invadía sus fosas nasales, como si se ahogara, pero no había agua estaba segura de ellos, ya que hubiera sentido la humedad de esta, abrió los ojos estaba en lo que parecía ser un piso mas del castillo, miro al fondo y ahí podía ver una entrada, volvió a mirar a su alrededor y prosiguió a llegar a la puerta, donde no sabia que la esperaría.
    ------------------------------------------------------------
    Sesshomaru miraba como el padre hablaba con Naraku y junto a ellos estaba Kikyo, no presto atención y estaba por irse cuando Sheryl lo detuvo.

    — ¿Te sucede algo?
    —Estoy bien, regresa con los demás, saldré.

    Sesshomaru salió a lo que parecía ser otra parte del jardín, el cielo era de un color anaranjado por lo que parecía que era de tarde, se sentó un gran árbol, ahí ya sentado se puso a pensar, había una parte de el que no soportaba la idea de que la Kagome que conoció y amo se iría para siempre, se arrepintió de no haberle dicho lo importante e indispensable que era para el.

    —Hare que me necesites—dijo el demonio entre dientes— hare que tu deseo sea aquel que te lleve hacia mi y que de ello dependa tu propia vida…serás mía Kagome.
    ---------------------------------------------
    [Tengo miedo debo de admitirlo, no se donde estoy, no se como es que acepte esto, la parte humana me dice que me retracte en ser vampira completa, pero la otra parte me dice que tengo que soportarlo, no se en lo que me he metido, lo único que quiero es que aquellos recuerdos sean borrados de mi mente y de mi corazón por completo, que aquel sentimiento de que el me haga suya desaparezca, y que solo me pueda concentrar en ser mas fuerte y vengarme de los que me apartaron de mi madre. Y sobre todo aquella ves…]

    ----------------Flash back------------------
    —Te lo prohíbo.

    El grito retumbo por la mansión vacía, Kagome trago saliva, sabia que el reaccionaria así por lo que simplemente se rehusó.

    —Pero lo amo, realmente quiero hacer esto.
    —No Kagome, recuerda claramente lo que te dije, tú decisión fue quedarte y tu destino es servirme.
    —Lo se, pero el me ha pedido casarme y realmente es algo que quiero y deseo Sesshomaru.
    —Te di un carrera, te di un techo y te doy alimente y vestimenta, ¿aún así quieres hacer lo que te plazca?
    —Es que no es un capricho, lo amo, me he enamorado de el.

    Sesshomaru le dio una bofetada a lo que ella simplemente ignoro y bajo la mirada.

    — ¿Ves lo que causas?, no quiero lastimarte.

    Las lágrimas corrían por su rostro, Sesshomaru se acerco a ella y limpio su rostro con delicadeza.

    —Por tu bien es que hago esto Kagome, vas a tirar a la basura todo lo que te he dado, ahora lo amas pero no será que estas solo buscando un escape de mi.
    —Claro que no, eso jamás, pero lo que siento por el es único.
    — ¿Es diferente a lo que sientes por mi?—dijo Sesshomaru mirando a la chica.
    —Claro que si, es muy diferente.
    —Ahí tienes tu respuesta, es un capricho, un sentimiento no se gana ni se cambia de la noche a la mañana.

    Sesshomaru sabia muy bien que si no quería perderla tenia que chantajearla por que sabia muy bien que ella estaba enamorada de el, por un momento se sintió algo miserable por manipular a la humana, pero había algo mucho mas en juego, su orgullo y la pertenencia que ella es para el, mantuvo la mirada en la chica, la cual se frotaba la mejilla donde el, hacia unos momentos, le había dado una bofetada.

    —Kagome yo lo hago por tu bien, además eres joven para casarte y el es mayor, ¿cómo sabes que no te quiere solo por tu belleza?
    —El me ama por lo que soy, no por mi físico, además, tengo razones mas grande para casarme.
    — ¿Cuáles son esas razones?

    La puerta de la habitación se abrió estrepitosamente, este miro furioso a la figura que estaba parada ante ellos.

    — ¿Cómo demonio entraste? —dijo el demonio muy molesto.
    —Nadie estaba cuidando la puerta, además he venido por Kagome.
    —No debiste de venir Naraku, te dije claramente que me esperaras en la entrada—dijo Kagome apartándose de Sesshomaru y yendo hacia el humano.
    —No quise, es que pensé que no te atreverías a decírselo.
    —Estaba a punto de decirme ese algo cundo tu, humano, has entrado a mi habitación sin el permiso de nadie.
    —Ella me ha hablado de ti, y también me dijo tu naturaleza.

    Sesshomaru miro a Kagome y esta simplemente bajo la mirada.

    —Lo siento amo, pero si me voy a casar con el debo decirle todo y es por eso que tuve que revelar su naturaleza.
    —Has rato la promesa que me hiciste Kagome, después de esto hablaremos de tu castigo.
    —No aquí no abra un después y ella no se quedara aquí.
    —Así, no te das cuenta que te has metido a la boca del lobo—dijo Sesshomaru— mejor dicho del vampiro.
    —Así es, pero no me puedo echar para atrás ahora, además ella es mi mujer.

    Sesshomaru miro a Kagome, no pudo evitar que sus ojos quedaron rojos por la ira que en esos momentos sentía al saber aquella noticia, ella ya no era mas pura, y sobre todo el no había sido la primera persona que este con ella, y lo que mas le dolía es que tuvo que ser ese humano ,ese detestable ser frente a el, Kagome se sentía algo mal por decirlo así, pero ella quería ser libre y ya no seguir a mando a una persona que jamás le correspondería, quería ser otra, y sabia que con Naraku esa vida que siempre soñó podría ser realidad.

    — ¿Cómo te atreviste a tocarla?—dijo Sesshomaru muy enojado.

    Kagome sabía que esto pasaría, por lo que corrió hacia Sesshomaru y lo sujeto con todos sus fuerzas.

    —Vete Naraku, no vuelvas.
    —No te puedo dejar solo con el, te matara.
    —No lo hará, créeme, vete ahora no me vulvas a buscar por tu bien, vete.
    —No lo hare yo te amo.
    —Lo se y eso me basta, pero no puedo ser feliz, ahora vete, por el amor que me dices tener te iras, vete.

    Naraku se marcho y Kagome contuvo a el demonio, unos minutos después Sesshomaru estaba en el suelo de rodillas y ella también lo estaba, y sin soltarlo hablo.

    —Perdóname fui una tonta, lo lamento.
    —Eres detestable Kagome, sintiendo amor por un humano.
    —Soy humana, recuérdalo que de esos humanos de los cuales hablas y te expresas mal, yo formo parte de ellos—dijo con lagrimas en los ojos.

    Sesshomaru tomo sus brazos de ella que se encontraban en su cintura y la atrajo mas a el.

    —Pero tu querida, tu mi amada Kagome eres diferentes a ellos, no me temes, no nos temas, ¿Daria todo por que fueras un vampiro?
    — ¿Qué es lo que quieres decir?

    El estaba en una disyuntiva, por un lado su orgullo y por otro su amor hacia la humana, por mas que luchaba contra todo corduras que existiera en su cabeza, pudo divisar los bellos ojos de la chica, tan cálidos y llenos de alegría a pesar de la escena anterior, no pudo evitar el querer besarla ,estaba tan cerca de ella a unos cuantos sentimientos cuando la puerta se abrió de nuevo, ambos miraron a Áyame echa una furia y con una chaqueta en su mano, Kagome supo que era de Naraku por lo que se aparto y la cogió de la mano de la chica y se marcho a su habitación.
    -------------------Fin Del flash back------------------
    Sesshomaru fue sacado de sus pensamientos por un gran ruido proveniente del reciento donde hacia unos minutos se encontraba, fue hacia el corriendo y nunca podrá olvidar aquella imagen que vio, Kagome sostenía por el cuello a Sheryl, esta luchaba para zafarse, nadie hacia nada, Kagome tenía una expresión que el nunca podrá olvidar, había satisfacción en su cara, el se acerco con tranquilidad.

    —Kagome.

    Esta miro hacia el y soltó a la joven la cual respiraba aun pero con algo de dificultad, se acerco a el.

    —Aléjate Sesshomaru—le dijo Midoriko.

    Sesshomaru siguió caminando hacia ella y esta también, como si sus ojos se llamaran el uno al otro, ambos ya estaban a una distancia corta, el miro sus ojos de ella estaban vacios y sin expresión alguna.

    — ¿Qué fue lo que te paso? —dijo el solo para ella.
    —Desidi que la humana ya no estuviera mas, ahora soy un vampiro completo, al cual deberías temer Sesshomaru.

    No pudo evitar temblar, su vos era tan serena como dolorosa, la miro de nuevo y sonrió.

    —Así como conquiste a la humana te conquistare.
    —No creo, pero no esta de mas que lo intentes.

    Dicho esto ella se aparto de el y miro a la joven que aun estaba en el suelo inconsciente.

    —Pero que débil es.

    Naraku se acerco a ella y la miro de arriba para abajo.

    —Físicamente estas igual pero se que en el interior a sucedido el cambio.
    —Así es, ahora vamos.
    —No, aun no.

    Kagome miro hacia donde estaba Kohaku.

    —Tengo algo pendiente.
    — ¿Y que es? — dijo Kagome.
    —Acabar con mi padre.

    Todos miraron hacia el padre, el cual lo miraba de una forma desafiante.

    —Hermano, no lo hagas—dijo Midoriko desde donde estaba.
    —Demasiado tarde—dijo Kagome— ¿Qué acaso tu no quieres el trono…hermana?

    Continuara…

    Hola chicas disculpen el retraso, pues quiero hacer un lemo para el próximo capitulo, ¿Qué opinan? Y de que pareja quieren, eso si menos Sesshomaru y Kagome, dejemos lo mejor para el final jejejeje, nos vemos.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  18.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    ¡Buenisimo!, cada vez esta más interesante tu historia, espero que no mate a su padre y me encantara ver cuando Sesshoumaru comience a conquistar a Kagome, va a ser interesante y sobre el lemón, pues la verdad si me hubiera gustado de Sesshoumaru y Kagome pero si no se puede entonces de Naraku y Kagome, espero continuación pronto.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    inu

    inu Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    7 Mayo 2010
    Mensajes:
    28
    aaww!!!:eek: estuvo impresionante noo! el padre pliz q no lo maten y como es eso d q midoriko quiere el trono? akaso ella tambien queria matarlo? estuvo wow como deirlo impresionante cuando mostraste la ecena de kag con sheryl m uviera gustado q la matara :( jajaja no se x q pero me oviera gustado y pense que atacaria a sesshomaru como lo dijo anteriorment y m encanto la actitud d el padre bien relajado xD y kikyo q tiene q ver? digo :p aaaa! m gusto fiuss! no kiero q kag se qued con naraku ¬¬ m choca su actitud es muy... muy... ja! no se xD peo m choca jejejeje bueno m despido:D nos vemos en la proxima sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    :eek:Como lo dejaste así:eek:
    Simplemente estuvo genial, la espera después de todo valió la pena jeje, cuida un poco más la ortografía, tienes uno que otro errorcito de dedo que sin duda podrás corregir, por otra parte, pensé que Kagome volvería a ser Kagome, en fin, está quedando genial y cada capitulo se pone más interesante, ahora quiero saber que se traía entre manos Kohaku y Midoriko... por cierto... que paso con Sango?
    Ahora... No sé si este bien un lemmon con esta situación xD a menos de que cambies un pocote... si es así, me encantaría uno de Sherlyn y Sesshomaru (oh yeah)... pero que el piense en Kagome, lo que complicaría aún más las cosas jeje
    Nos estamos leyendo One-chan n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso