Glee Práctica (Mike & Tina)[Glee]

Tema en 'Fanfics sobre TV, Cine y Comics' iniciado por Nami Roronoa, 17 Agosto 2012.

Tags:
  1.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Práctica (Mike & Tina)[Glee]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1641
    Hice esto para un desafío de Cody, un poco a las apuradas para serles honesta (me tomó sólo una hora y media) pero espero aún así lo disfruten :)

    Título: Práctica
    Autora: Rocio (Nami Roronoa/Dawnangel14)
    Fandom: Glee
    Personajes:Tina, Mike, menciones de otros New Directions.
    Parejas: Mike/Tina
    Palabras: 1340
    Rating: K+
    Summary: Tina ha fallado en un ensayo, causando el enojo de Rachel. Y no ha podido abandonar el escenario desde entonces...
    Advertencias: Situado en la segunda temporada (Lauren esta aún en el grupo).



    Tina Cohen-Chang nunca se había considerado a sí misma una perfeccionista. Trabajaba duro en el Club Glee, eso era cierto, pero aunque se esforzaba nunca había notado algún aspecto en el que fallara miserablemente, siempre daba lo mejor de sí y obtenía un resultado positivo. Hasta aquel día.

    Todo comenzó con una nueva idea del Sr Schue. Él había sugerido rendirle tributo a una de las diosas de la música, Beyoncé Knowles, y por supuesto que de inmediato todas las chicas (y Kurt) habían saltado de sus asientos apoyando la moción. Rachel intentó acaparar el solo como de costumbre, pero esta vez fue opacada completamente por Mercedes. Si había alguien que podía cantar las canciones de esa artista a la perfección era ella, no por nada era de sus favoritas.

    Mercedes había tomado el mando, con cierto apoyo de Santana, y entre ambas cantaron a dueto "Beautiful Liar". Todos quedaron maravillados con su presentación, pero claro que Rachel no se quedó conforme con mirar el escenario, no; ella tenía que brillar en el. Y así fue como los convenció (o más bien, obligó) a todos para que interpretaran un número musical de la cantante con ella como la voz principal (a regañadientes, permitió la participación de otras voces en el estribillo de la canción).

    El tema elegido por la morocha fue "Deja Vu", y no hubo duda alguna de que no era una canción sencilla. Requería una coreografía muy avanzada, no sólo una fuerte voz como la de ella. Mike y Brittany por supuesto se lucieron, pero el resto sorprendentemente logró seguirle el ritmo a la canción, incluso Finn. Bueno, todos excepto ella...

    A mitad del tema, Tina no logró seguirle el paso a sus compañeros. Hizo un paso en falso, tropezó, y cayó sobre Quinn. Ninguna de las dos se lastimó, por suerte, pero Rachel sufrió una de sus crisis nerviosas y estalló, diciendo que quien no se lo tomara en serio debería marcharse de inmediato. Entre Finn y Kurt lograron calmarla rápidamente, y Will decidió concluir ahí el ensayo del día.

    Sin embargo, las palabras de Rachel la habían afectado, a tal punto de que aún no había sido capaz de dejar el auditorio, ni siquiera se había bajado del escenario. ¿Cómo era posible que hubiese tropezado así? No quería pecar de vanidosa, pero por dentro sabía que era mucho mejor bailarina que Finn, Lauren, y algunos otros miembros de New Directions. Entonces, ¿cómo había sido que sólo ella había fallado? Estaba segura de que daba todo lo que tenía, adoraba el club Glee no sólo porque le había dado amigos en esa solitaria secundaria de Ohio; le apasionaba la música, el canto, el baile... ¿qué era lo que estaba fallando?

    —Sabía que estarías aquí.

    Ciertamente, ella no esperaba que alguien volviera por ella. Las clases habían terminado, después de todo, y hasta los músicos se habían marchado a sus casas. Todos sus compañeros se habían ido y ella se había quedado detrás, con la excusa de que aún había algo que debía hacer.

    Y ciertamente no esperaba que su novio hubiese vuelto por ella, ya que lo había visto marcharse primero que todos.

    —Yo... —comenzó a hablar ella, insegura de que decir— ¿Cómo sabías que estaba yo aquí?

    —Mercedes me dijo que te habías quedado atrás. Vine a asegurarme que estabas bien —contestó Mike Chang con tranquilidad—. ¿Lo estás?

    —No. Sí. No lo sé —soltó Tina rápidamente, insegura de que contestar. Si había alguien en quien confiar era él, era su novio por una razón después de todo, ¿pero qué podía hacer él al respecto de lo que sentía?

    —Esas son las tres opciones... —musitó el joven asiático, riendo un poco ante su reacción— ¿Es esto por lo que pasó con Rachel? Sabes que no fue tu culpa, ha estado alterada desde que el Sr. Schue le dio el liderazgo a Mercedes esta semana.

    —No, no es eso —dijo Tina, pensando cuidadosamente lo que iba a decir—. Bueno, lo es, en parte, pero no fueron sus palabras las que me molestaron.

    —Entonces, ¿qué es lo que te pasa, Tina?

    —Es sólo que... me he estado preguntando —suspiró ella—. ¿No he estado dando lo mejor de mí? Quizás este accidente fue una especie de advertencia, para avisarme que no estoy al nivel de los demás.

    —No digas eso —le dijo él, acercándose más a ella—. Sabes bien que no es el problema. Sólo fue un accidente, eres mejor bailando que la mitad de ellos.

    —Pero jamás estaré a tu nivel, o el de Brittany —replicó Tina—. Me estoy quedando detrás, puedo sentirlo... y no se que hacer al respecto.

    Un momento de silencio llegó mientras Tina meditaba su conclusión. Sí, hace un tiempo sentía ya que los demás avanzaban y ella seguía en el mismo nivel, sin ningún progreso aparente. Incluso Sam y Lauren, las más recientes adquisiciones del grupo, habían obtenido más solos que ella, y el progreso en particular de Sam era admirable. Santana y Brittany participaban más en el club, el baile de Finn había mejorado considerablemente, y la experiencia de Kurt con los Warblers de Dalton no había hecho más que contribuir a su ya gran talento.

    Tal vez así era como se suponía que fuese. Después de todo, era un año más joven que la mayoría, y aún le quedaba un largo camino por delante. Aunque pensándolo bien, le gustaría poder hacer algo al respecto. Kurt había competido con los Warblers, Santana se había impuesto y demandado más solos, Sam trabajaba en su canto todos los días... si tan sólo hubiese algo que ella pudiese hacer para progresar... para poder estar a su nivel nuevamente...

    Y repentinamente, todos esos pensamientos quedaron detrás cuando Mike le extendió su mano.

    —Baila conmigo —solicitó él.

    Ella lo miró confundida. Los músicos se habían marchado, ¿qué tipo de música iban a bailar? Tampoco entendía de que serviría bailar con él, aunque tenía que admitirlo, su sonrisa la convenció.

    Sin poder resistirse a él, Tina tomó su mano. Mike la impulsó hacia él y comenzaron una danza silenciosa. No le costó mucho adaptarse y seguirle el ritmo, era una especie de salsa mezclada con diferentes ritmos musicales que bailaban al compás del silencio. No entendía como, pero sus pies la guiaban, o mejor dicho, él la guiaba; no entendía como podía bailar sin música, pero debía ser uno de los efectos de ser un amante tan entusiasta de la danza.

    Comprendía que quería animarla, pero no podía entender por que motivo se dedicaba a bailar en silencio con ella. Sus giros y movimientos, perfectamente coordinados con los suyos, eran increíbles, sí, pero no veía la necesidad. ¿Había algún punto en este espectáculo?

    —¿Lo ves? —habló finalmente él, al mismo tiempo que la hacía girar sobre sus talones para proceder a girar él mismo—. Tal vez al principio te costó, pero pareces estar a mi nivel.

    Se quedó quieta por un momento, lo cual rompió la coordinación y Mike se detuvo. Pero eso era predecible, ya que él supuso que se detendría ante aquellas palabras. Muchas cosas pasaban por su cabeza mientras intentaba descifrarlas. ¿Qué estaba a su nivel? Pero si Mike estaba muy por encima de ella. Sus movimientos eran increíbles, era ágil y ligero, apasionado por lo que hacía...

    Pero no había adquirido esa habilidad con el simple hecho de nacer. Si mal no recordaba, él le contó que había trabajado en ello desde hace mucho tiempo, pero nunca se había animado a bailar fuera de su habitación hasta que se unió a los New Directions. Le había dedicado esfuerzo y tiempo, practicando cada día un poco en secreto, con el fin de mejorar. Y los resultados que observaba ella hoy en día hablaban por sí mismos.

    —La semana que viene haremos un dueto —propuso Mike—. Solos tú y yo. Prepararemos un número musical, y practicaremos todos los días. Todos se olvidarán del día de hoy.

    Y ante esa propuesta final, no pudo evitar sonreír. Había una razón (además de sus notables abdominales) por la que Mike Chang era su novio, y no podía creer que la había olvidado; siempre sabía como animarla, y exactamente que decir.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso