Long-fic Pokémon Sagas: Negro y Blanco

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Emilion, 23 Octubre 2016.

  1.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1066
    Prólogo

    En un palacio majestuoso en donde se deslumbraba su forma aristocrática, pero en aquel momento no era para admirar ese enorme palacio, pues el futuro de Unova se encontraba en peligro, no solo de humanos, sino también para los pokémon. Los vínculos entre entrenador y compañero iban a ser rompidos por una organización que busca su felicidad, liberándolos de su unión, aquel motivo se debió para evitar el maltrato que sufrían al combatir con otros de su misma especie. Ellos buscan la paz y la armonía, ese fue el sueño que anhelaban, pero, eso significaría no más entrenadores.

    Pero aquella idea no era la mejor solución, y eso nos preguntamos mi compañera y yo, ¿separar entrenador y pokémon, llegará a ser igual? ¿Acaso quieren separar nuestros vínculos con nuestros amigos y compañeros que nos acompaña en nuestra aventura?, lo pensé en un momento y llegué a una conclusión. ¡Claro que no! No iba a permitir que nos separen de nuestros amigos, y con esa respuesta en mi cabeza, mi compañera asintió en estar de acuerdo conmigo, entonces fuimos con prisa hacia el cuarto de la sala del trono, en aquel lugar se hallaba la persona causante y líder de la organización que buscaba separarnos de nuestros amigos para siempre.

    —¿Cuánto falta para llegar al cuarto de trono? —le pregunté a mi compañera.

    —Ya falta poco, tan solo debemos subir un piso más —respondió con un semblante triste.

    Yo me di cuenta de ello, y le pegunté —¿Qué te ocurre?

    Ella volteó a verme —¿Por qué? —no logre comprender a su pregunta, mi compañera bajo su mirada mientras seguíamos corriendo—. ¿Por qué tiene que pasar todo esto? ¿Y por qué él tiene que estar involucrado en esto?

    Nos quedamos en silencio, no sabía que responder, pues yo también me lo preguntaba a cada momento en que avanzaba hacia ese cuarto. No podía comprender el motivo por el cual él estaba ocasionando esto a su región natal, cuando ambos lo conocimos, era una persona amable y bondadosa con nosotros y los pokémon, no tenía una respuesta clara.

    —No lo sé —ella se quedó viéndome, y proseguí con voz decidida—. Pero lo sabremos cuando nos encontremos con "él".

    Ella mostro un rostro lleno de seguridad, volviendo a ser la misma —Tienes razón —de pronto miro impresionada cuando contemplo una gran puerta—. Ya hemos llegado.

    Nos detuvimos en seco para luego mirarnos mutuamente, estuvimos decididos a averiguarlo. Juntos abrimos la gran puerta y lo primero que vimos tras abrirla fue a "él" sentado en un trono como si de un rey se tratase.

    —Bienvenidos. Los estaba esperando, mis dos grandes amigos —su voz sonaba tan calmada a pesar de lo que ocasiono, con aquella naturalidad que lo representaba.

    Nos miramos confundidos, él sabía que era el causante de aquella tragedia y lo tomo como si se tratada de un juego. Intente decir algo, pero mi compañera se me adelantó.

    —¿Por qué estás haciendo esto, N? ¿Por qué intentas separarnos de nuestros compañeros?

    Él se levantó de su trono y dio unos cuantos pasos —Los pokémon no necesitan de nosotros, ellos tienen el mismo derecho de ser libres. Las personas dicen que lo hacen por amistad, encerrándolos en Poké Ball's para así entrelazar sus lazos y haciéndolos batallar con otros. A eso lo llaman ser unidos, y para qué... —se detuvo para vernos fijamente, y cuando prosiguió, nos sorprendimos con lo que dijo—. Solo para ser abandonados por ser débiles, por no ser lo suficientemente fuerte los dejan guardados, o incluso, siendo liberados por no mostrar ser útiles en algo.

    Y con esa respuesta nos dejó mudos. Yo sabía a qué se refería, lo había vivido en carne propia, y sé cómo son los entrenadores con los pokémon, pero N no podía culpar a todos por los errores de otros. Vi a mi compañera, ella también sabia de esa misma crueldad.

    —¡No puedes culpar a todos, N! Hay personas que todavía tienen un vínculo con sus pokémon, y eso lo sabes muy bien.

    —Tienes razón —respondió con calma—. Pero tus verdades son muy débiles a comparación de mis verdaderos ideales.

    —N, sé muy bien cómo te sientes. Durante mi viaje he conocido a personas crueles, pero también he conocido a personas maravillosas que solo se divertían con sus pokémon. Tienes que comprender que hay personas que nos le importa perder o ganar. Lo que verdaderamente les importa es pasarlo bien junto a sus pokémon —le dijo en un tono afirmativo, viéndola tan segura, sonreí pensando que hay esperanza en este mundo.

    —Entonces... demuestren que sus verdades son más fuertes que mis ideales.

    En ese mismo momento, el palacio tembló, destruyéndose el techo, nosotros quedamos anonadados como lo que vimos, siendo espectadores, observamos una nube negra que disparaba relámpagos a cada segundo. Mi compañera se quedó impresionada, pero yo sabía de quien se trataba, y eso era porque lo conocí al empezar mi viaje.

    En frente de nosotros apareció un pokémon de aspecto negro y forma de dragón que descendió para colocarse por atrás de N.

    ¡GROAR…!

    Su rugido hizo que nosotros retrocediéramos por el fuerte viento que este provoco.

    Mi compañero miro con gran asombro —¿Ese pokémon es?

    —Sí, es el pokémon legendario Zekrom —respondió N, sonriendo con gracia—. El pokémon de mis ideales.

    Nosotros nos preguntábamos ¿cómo N pudo capturar al pokémon legendario? Y comprendimos sobre sus intenciones, avanzamos con determinación para confrontarlo y poner fin a esta tragedia. Aquella batalla que se librada por el futuro de los humanos y los pokémon.

    N camino hasta llegar a unos metros de nosotros —Entonces, comencemos con el combate mis queridos amigos: Ash, Hilda.

    En ese instante, nosotros actuamos con decisión mientras dirigíamos nuestras manos hasta llegar a nuestras respectivas Poké Ball's.

    Notas del Autor:

    Hola gente aquí Emilion escribiendo su primer fanfic jejeje se que se va preguntar que estás escribiendo y respondo algo que debió pasar en el anime se les podrá agradar este tipo de fanfic diferente al anime esperó haberlo hecho bien ya que soy todavía un novato en esto bueno si más que decir el primer capitulo lo haré la próxima semana ya que será largo .

    Posdata: Agradezco a algunos personas de acá del foro por sus grandiosas historias ya me inspirado en crear mi primer fanfic.
     
    Última edición: 17 Noviembre 2017
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hmmm, buen comienzo, Emilion :B. Bienvenido seas a FFL, tierra en donde somos más exigentes, pero no a nivel de FF.net u otras partes.

    De momento, la historia comienza con Ash, Cilan y... ¿Hilda? Hmmm, normalmente me quejaría pero dejando el fanatismo mío de lado, ¿Cómo hubiera sido un animé con esos tres desde el comienzo? owo. Bueno, creo que el problema es el Ash nerfeado, aunque aquí no parece haber ese problema xD.

    A ver cómo desarrollas la batalla, compa... ah, y te mando un par de consejitos

    Acá con lo de "no ocurriera nada" y "no pasase nada" estás cometiendo una redundancia innecesaria. La acción de N la narraría yo de esta forma:

    "Esas palabras salieron de su boca con un nivel de calma y naturalidad tan intensos... ¡Era como si no pasase nada en absoluto!"

    Además, deberías intentar evitar los números en los diálogos y vigilar la puntuación. N debería decir "Bienvenidos... los estaba esperando, mis dos grandes amigos"

    Y también...

    Quedaría mejor si N dijera "Puede que tengas razón... pero tus verdades son muy débiles si las comparamos con los ideales que yo poseo"

    En fin, pronto veremos qué sucede, supongo... ¡Hasta la próxima!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1768
    Hola gente aquí Emilion, escribiendo el primer capitulo de está saga espero que lo disfruten.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 01: Viajando a la región de Unova

    En el mundo de los pokémon, un lugar increíble y mágico en donde comienza los sueños de los entrenadores junto a sus queridos pokémon; viajando, descubriendo y explorando.

    Nuestra historia comienza en la maravillosa región de Kanto donde un entrenador sueña con convertirse en el mejor maestro pokémon. El nombre de aquel entrenador es Ash Ketchum de pueblo Paleta, un chico de 15 años que sigue con su aventura en el mágico mundo de los pokémon. Luego de su derrota en la liga Sinnoh, había transcurrido un mes donde ahora se embarca en un nuevo viaje de investigación junto con el profesor Oak y su madre Delia hacia la nueva región conocida como Unova, que sin saberlo, esto lo llevaría a un conflicto que decidida el futuro de los pokémon.

    En una vivienda de dos pisos aproximado, se encontraba nuestro héroe, Ash Ketchum, que se alistaba para comenzar su viaje.

    —Muy bien, ya terminé —se colocó su casaca como último accesorio, aunque luego su compañero amarillo le aviso con su pequeña pata, la gorra que su madre le hizo en el día anterior—. Oh, gracias amigo, casi me lo olvido —sonrió—. Bien, ahora ya estoy listo.

    En eso su madre lo llamó —Ash, hijo. Ya tenemos que irnos. El profesor Oak nos está esperando en su camioneta.

    —¡Enseguida voy! —agarro su mochila mientras sujetaba la puerta de su habitación—. Vamos Pikachu, ya nos están esperando —el pokémon le respondió con un "Pika" para luego cerrarlo—. ¡Región de Unova, ahí vamos!

    Ash bajo con rapidez por las escaleras hasta que llegó a la puerta de salid, donde lo esperaba el profesor Oak junto a su madre.

    —Apresúrate muchacho, que el avión se nos va —dijo Oak con su clásica voz de regaño.

    —¡Lo siento! —se disculpó muy apenado, pero antes hecho un último vistazo a su morada, donde se encontraba el pokémon psíquico—. ¡Adiós, Mr. Mime!

    —Mi mi —el pokémon de igual forma se despedía del joven entrenador.

    Entonces Ash y compañía se dirigieron hacia el aeropuerto, donde su avión los esperaba para el ansiado viaje hacia la desconocida región.

    En un lugar lejano de la región, más específicamente en la base del equipo Rocket, el trió de rufianes que siempre perseguía al Pikachu de nuestro querido héroe; Jessie, James y Meowth. Los tres estaban teniendo una conversación secreta junto a su líder Giovanni.

    —Saben lo que tienen que hacer. ¿Verdad? —habló su líder con su acento firme.

    —¡Sí, señor!

    —Ahora, vayan a cumplir con nuestro objetivo.

    El trió emprendió su marcha para cumplir con su objetivo dado.

    —¿Crees que ellos lo lograrán? —preguntó su asistente.

    —Tal vez. Pero lo importante, es que ellos atraerán a esa organización que actualmente se encuentra escondido en la región de Unova.

    -O-O-O-O-O-

    Pasado el tiempo, nuestro héroe se encontraba en el avión con destino a Unova.

    —¡Qué bien! —el entrenador se acomodó muy relajado en su asiento.

    —Te ves emocionado, hijo —dijo Delia, quien estaba a su lado.

    Volteó a verla —Y como no estarlo, mamá, si habrá nuevos pokémon en esa región.

    —Tienes toda la razón, muchacho —comento Oak—. Los pokémon de la región Unova; son únicos y distintos a cualquiera que has visto en las otras regiones.

    —¡¿En serio?! —el entusiasmo de Ash, creció aún más—. Ahora con más razón me gustaría conocerlo muy pronto.

    Pero sin que nuestro querido entrenador se diera cuenta, el equipo Rocket se encontraba por detrás de ellos, totalmente disfrazados.

    —Mira eso, Jessie —indico James.

    Ello observo lo señalado por su compañero, sonriendo con gracia —Vaya. Al parecer, el bobo también irá a la misma región que nosotros.

    En eso Meowth sonrió con malicia —Entonces, aprovechemos para capturar a Pikachu.

    -O-O-O-O-O-

    En la región de Unova, siendo más preciso en pueblo Arcilla. Nos ubicamos en una casa de dos pisos, en donde una joven se estaba preparando para salir de su hogar; su apariencia era de una chica de quince años, sus ojos eran azules, su cabello era largo y castaño además que lo llevaba recogido en una gran coleta, su gorra era blanca y rosa con una poké ball en la frente, viste una camiseta blanca de manga corta, un chaleco negro y unos shorts azules con los bajos rasgados, calzaba unas botas negras, tenía una muñequera en su mano derecha junto a su videomisor en la izquierda, y por último, una mochila de color rojo.

    —Ya estoy lista —sonrió muy emocionada por iniciar su viaje.

    —Hilda, ¿ya estás lista? —era la voz de su madre, quien la llamaba desde el primer piso.

    —Enseguida bajo —antes de salir, cogió su licencia de entrenador, dando pequeños brincos, para luego bajar por las escaleras—. Por fin soy una entrenadora pokémon, ahora solo falta conseguir a mi primer pokémon, y luego ganar la liga de Unova.

    —Al fin, ya has bajado —dijo su progenitora, que veía las noticias en la televisión.

    Al escucharlo, Hilda infló sus mejillas mostrando un rostro enojado —¡Vamos, mamá! Ni que me demoraba tanto en alistarme.

    —Bueno, si tú lo dices. Sera mejor que te apresures, ya que tu amiga Bel se habrá ido al laboratorio de la profesora Encina.

    Se alteró, sorpresivamente —¡Qué...! No puede ser que se haya ido sin mí, si ayer prometimos ir juntas.

    —Hija, ya debes de conocer que a Bel siempre se le olvida esos detalles.

    —Tienes razón, tengo que dirigirme de inmediato al laboratorio —tomó rápido su desayuno, para luego agarrar su mochila e irse directo hacia la puerta principal. Pero su madre la detiene.

    —Hilda, ¿no te olvidas algo? —le preguntó con los brazos cruzados.

    Se puso a verificar con rapidez su mochila—. No lo creo, Mamá.

    —Y como explicas esto —sostenía entre su mano, un objeto muy conocido para la joven.

    Ella se exaltó —¡Mi licencia de entrenador!

    Suspiro —Mira que eres olvidadiza, Hilda. Deberías saber que sin esto, no puedes obtener tu pokédex y tú primer pokémon —le entrego dicha licencia a su olvidadiza hija.

    Río apenada —Lo siento, pero me has salvado de una, mamá —ya lista, estaba saliendo por la puerta—. Bueno, ya me voy. ¡Adiós, mamá! —levanto el brazo mientras caminaba en dirección al laboratorio de la profesora.

    —¡Cuídate mucho, y recuerda llamarme por el videomisor!

    —Sí, lo haré. Y no te preocupes, cumpliré con mi meta como entrenadora.

    —Suerte en tu viaje, hija —entonces ella cerró la puerta.

    -O-O-O-O-O-

    Llegando a la región de Unova, luego de varias horas de viaje; Ash y Pikachu fueron los primeros en bajar del avión, siendo seguidos por el profesor Oak y su madre Delia.

    —¡Pikachu, mira! Al fin hemos llegado a la región de Unova —gritó Ash con emoción.

    —¡Ash! El profesor Oak y yo, nos vamos a recibir nuestro equipaje —aviso Delia.

    —En un momento los alcanzó, voy a observar primero el lugar.

    Su madre comprendió el motivo de su hijo —Pero no te tardes mucho, recuerda que nos estara esperando la compañera del profesor Oak.

    —Está bien —asintió—. No me tardaré mucho, mamá —entonces partió hacia otra dirección del puerto, estuvo observando el área hasta llegar al mar en donde pudo divisar a un pokémon en forma de pez muy desconocido—. ¡Vaya! Has visto a ese pokémon, Pikachu.

    —Pika chu —le respondió igual de impresionado.

    —Es increíble, ¿no lo crees, amigo? Me imaginó que habrá más pokémon en la región. —Ash se emocionó por su primer descubrimiento, pero no duró mucho, cuando un gancho agarró a su compañero eléctrico—. ¡Pikachu...!

    Ash pudo observar a tres sujetos que sostenía aquel artefacto sobre su pokémon.

    —¿Quiénes son ustedes? ¡¿Y qué hacen con mi Pikachu?! —les preguntó, enojado.

    —Dices quiénes somos... —los tres sonrieron para levantar sus disfraces, revelando su identidad al entrenador de Kanto.

    —No pueden ser... —Ash mostró un semblante serio—. ¡Equipo Rocket!

    —Es bueno verte de nuevo, bobo —dijo Jessie con una sonrisa burlona.

    —Está vez, nos llevaremos a tu rata kuki —secundo James de igual forma.

    —Bueno hasta la vis-... ¿...Eh...? —Meowth se sorprendió cuando Ash los ignoro, y se fue directo al gancho con la intención de liberar a su compañero amarillo.

    —Pikachu, ya falta poco —le hablo, mientras abría el artefacto con fuerza.

    —¡Haz algo, Meowth! —reclamo Jessie.

    —Eso haré —el felino activo un botón que provoco una fuerte descarga eléctrica.

    —¡Argh...! —se quejó el entrenador.

    Pero sin que nadie lo esperada, una nube negra apareció en el puerto, haciéndose cada vez más grande en el trayecto. Y entonces se escuchó un "BOOM", causado por un rayo que cayó en dirección a donde estaba Ash y Pikachu. El equipo Rocket tuvo que soltar el gancho con la intención de evitarlo.

    —Será mejor que nos vayamos, antes de que llamemos la atención de la gente —recomendó James.

    Comprendiendo la situación, el equipo Rocket se marchó enseguida del lugar. Pero dentro de la nube eléctrica; Ash y Pikachu se encontraban ilesos de aquel ataque.

    —¿Te encuentras bien, amigo? —preguntó, liberándolo de inmediato.

    —Pika pi —le respondió en afirmación.

    —Menos mal, que no te ocurrió nada —suspiró lleno de alivio, pero de repente, noto la mirada seria de su pokémon inicial, que comenzó a liberar pequeñas cargas eléctricas en ambas mejillas—. ¿Qué te ocurre, amigo?

    Dirigiendo su vista a donde apuntaba su compañero, Ash visualizó la figura de un pokémon totalmente desconocido que se encontraba encima de la tormenta eléctrica.

    —¿Quién es ese Pokémon? —pregunto anonadado.

    Pero Ash no se daría cuenta, que aquel encuentro con el misterioso pokémon, sería el comienzo de la tragedia que se iba a aproximar en la región de Unova.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Hola gente aquí Emilion por fin estrenando el primer capitulo del fic je, je, je. Bueno gente di un comienzo parecido al anime pero habrá ya diferentes formas en los próximos capítulos que serán ideas mías ya que me encanta cuando Ash comienza su aventura por la región ya es genial cuando inicia bueno el siguiente capitulo no sabré cuando lo haré pero será increíble Emilion cambio y fuera.

    Posdata: Los nombres de Bel y la profesora Encina, los coloque en el idioma español, ya que me agrada más de esa forma, y por ese motivo no les puse Bianca y Juniper respectivamente.
     
    Última edición: 17 Noviembre 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    No tengo mucho qué comentar, la verdad. El capítulo transcurrió muy fluido, aunque sigues teniendo algunos pequeños fallos... por ejemplo, el jefe del Team Rocket no es "Geovanni", sino Giovanni. -w-

    Hilda tuvo un comienzo bastante... pues... "default" xD. Aunque se nota que su memoria no es su mejor atributo :V jeje... a ver cómo será el encuentro con Ash y con Cilan :P

    A ver qué ocurre luego n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    2010
    Hola gente aquí Emilion con el segundo capitulo de Pokémon Sagas, bueno sin más que decir disfruten del episodio.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 02: Un nuevo rival aparece

    Aun dentro de la masa eléctrica producida por aquel misterioso pokémon. Ash no podía articular una palabra al respecto, mientras observaba como el dragón negro lo veía fijamente, pero, este comenzó a descender de la nube eléctrica poco a poco con el fin de acercarse al entrenador. Sin embargo, ocurrió algo que lo desconcertó demasiado, puesto que Pikachu le lanzo su ataque eléctrico, deteniéndolo en su aterrizaje, entonces el misterioso pokémon también lanzo el mismo ataque pero con una potencia descomunal, que dejo a Pikachu aturdido. Ash reaccionó ante lo sucedido, yendo a donde se hallaba su compañero de viaje para protegerlo.

    —¡Déjalo! —gritó, colocándose por detrás de su pokémon y encarando al dragón negro.

    —¡GUARH...! —el misterioso pokémon rugió con fuerza, para luego comenzar a brillar con intensidad, rodeando el cuerpo de Ash con dicha luz—. No eres la persona a la que busco.

    El entrenador de ojos cafés estuvo sorprendido que el pokémon misterioso se comunicada con él mediante la telepatía, pero hubo algo que lo inquieto.

    —¿A qué te refieres, con buscar a esa persona?

    Tú no tienes los ideales suficientes de lo que realmente busco de un elegido —Enfatizo el pokémon negro con sus ojos penetrantes.

    —"¿Elegido? ¿Ideales?" —Ash no comprendió a lo que se refería, e intento buscar una respuesta, pero se sorprendió, cuando el misterioso pokémon volvió a adentrarse en la nube eléctrica—. ¡Espera! ¡Oye! ¡¿A qué te refieres con elegido, y qué son esos ideales que has estado hablando?!

    El pokémon dragón no le respondió, marchándose de ahí junto con la nube eléctrica. Ash se preguntó el motivo de su aparición, pues supuso que lo estaba buscando, pero dejo atrás sus dudas cuando su compañero amarillo había despertado.

    Lo cargo en sus brazos —Amigo, ¿te encuentras bien? —el pokémon solo afirmo con su cabeza, aliviando al entrenador. Pero enseguida apareció su madre junto con el profesor Oak, teniendo una cara de preocupación.

    Delia se acercó hasta llegar con el entrenador —Ash, hijo, ¿te encuentras bien?

    —Sí, mamá. Me encuentro bien, y Pikachu igual —le respondió.

    —Menos mal —la mujer se calmó enseguida—. Cuando vi que aquella nube negra se encontraba cerca del lugar donde te encontrabas, pensé que algo malo te había ocurrido.

    —Me alegro que no te haya pasado nada, muchacho —dijo el profesor Oak.

    Ash se rasco la cabeza apenado junto con una pequeña risa —Lamento mucho, si los preocupe demasiado.

    —Bueno muchacho, es momento de ir afuera. Estoy seguro de que la profesora Encina nos debe de estar esperando en el estacionamiento.

    —Está bien —respondió el entrenador, yendo con ambos hacia la salida del aeropuerto. Pero este siguió pensando sobre el encuentro con aquel dragón negro y el equipo Rocket. Suspiro, ante tales cosas en su primer día en la nueva región—. "Al parecer, tendré más sorpresas en Unova".

    Estando en la salida del establecimiento, vieron como una camioneta aparecía hasta llegar a ellos; revelando a una mujer joven con un peinado muy peculiar y además llevaba una bata blanca, deduciendo que se trataba de la profesora Encina.

    —¡Bienvenido a la región de Unova, profesor Oak! —saludo cordialmente con un tono jovial y muy alegre.

    —No, el gusto es mío, profesora Encina al haberme invitarme —respondió Oak.

    —Muchas gracias, profesor —entonces dirigió su vista en ambos acompañantes—. Y ustedes son...

    —Ah, ellos son mis invitados; Delia Ketchum y su hijo Ash Ketchum. Espero no haber incomodado con la visita, profesora Encina —explico el profesor de Kanto.

    Ella lo negó con una sonrisa —Para nada, profesor. Es más, también son bienvenidos.

    Tanto Ash como Delia, agradecieron el gesto de la profesora. Pero ella se quedó observando al pokémon eléctrico, mostrando cierta impresión y asombro.

    —No lo puedo creer. Es un Pikachu —lo admiro—. Es la primera vez que veo a un pokémon de Kanto.

    —Profesora Encina, ¿puedo decir algo? —pregunto Ash.

    —Claro, Ash.

    —¿Acaso no hay Pikachu's en la región de Unova?

    —A decir verdad, tu Pikachu es único aquí —explico su duda, añadiendo algo más—. Y eso no es todo. En la región de Unova, hay pokémon que no habrían en Kanto —dicho esto, la emoción de Ash por explorar la región crecía—. Bien, suban a mi camioneta, les mostraré mi laboratorio.

    El trayecto del viaje resulto increíble, los oriundos de Kanto podían visualizar fascinados a los pokémon de la región; siendo únicos y raros. Pero en la mente de Ash, esperaba muy ansioso en llegar al laboratorio.

    -O-O-O-O-O-

    En un sendero lleno de árboles y arbustos, Hilda caminaba en su recorrido de llegar al laboratorio de la profesora.

    —Ya falta poco para llegar —dijo en un tono alegre—. Por fin, mi aventura como entrenadora pokémon va a comenzar.

    En ese momento, saco un pequeño folleto que mostraba a los tres pokémon iniciales de su región de origen.

    —Hum... ¿A quién escogeré como mi compañero de viaje? —estuvo indecisa—. Vaya, será una decisión muy difícil.

    De pronto, se percató que el cielo oscurecía, dándose con la sorpresa que había nubes negras a su alrededor, indicando la posible llegada de una tormenta.

    —¡Ah...! No puede creer que vaya a llover —se apresuró en llegar a un árbol cercano—. Debo quedarme aquí hasta que pase la llu...

    Para su sorpresa, no hubo una sola gota en el área.

    —Esto es extraño —observo con intriga en como la nube negra se dirigía a otro lado—. Bueno, tengo que ir cuanto antes al laboratorio —entonces volvió a emprender su camino.

    -O-O-O-O-O-

    Luego de un largo tiempo, los tres de Kanto ingresaron al interior del gran laboratorio pokémon; siendo algo asombroso y magnifico.

    —Sean bienvenidos a mi laboratorio —dijo la profesora Encina.

    —Vaya, sí que es grande —admiro Delia, impresionada.

    —Sí que es grande, ¿no lo crees amigo? —Ash solo recibió un "Pika" del pokémon.

    La profesora les estuvo enseñando cada función que realizaba en el laboratorio, pero entonces se acercó uno de sus ayudantes para comunicarle de algo importante.

    —Profesora Encina, necesito que venga, un nuevo entrenador ha venido para su iniciación.

    — Entonces, ¿los tres ya han llegado? —le pregunto.

    —En realidad, solo ha venido uno de los tres entrenadores —le respondió su asistente.

    —Así que faltan dos. Bien, infórmale que ahora iré a recibirlo —enseguida la profesora se dirigió a una habitación que estaba cerca de su posición.

    —Está bien, profesora —se marchó enseguida del lugar.

    Ash al escuchar aquello, mostro mucha curiosidad — Profesor Oak, ¿qué es lo que ocurre?

    —Bueno muchacho. Como sabrás, la profesora Encina además de estudiar a los pokémon también se dedica a entregar a los nuevos entrenadores su pokémon inicial —le explico de la situación.

    Ash logro entenderlo, y se emocionó —Entonces, ¿también hay una liga pokémon, verdad?

    Oak sonrió tras entender la pregunta del entrenador, y decidió responderla —Sí, muchacho, también hay una liga pokémon en Unova.

    La profesora Encina volvió junto con una pequeña mesa con ruedas que traía consigo; tres poké balls y tres pokédex. Ash comprendió enseguida que se trataba de los pokémon iniciales, y se acercó a la mujer.

    —Profesora Encina, ¿puedo acompañarla?

    Ella le sonrió al chico, sabiendo que tenía gran fascinación por los pokémon de Unova —No hay ningún problema en que vengas, Ash.

    Ash junto con Pikachu se fueron de la sala para acompañar a la profesora, dejando a su madre y al profesor Oak observando las maravillas del lugar. Al llegar a la sala principal, Ash pudo observar a un chico que tenía la misma edad que él.

    —Veo que has llegado temprano, Trip —dijo la profesora, revelando el nombre del muchacho.

    —Buenos días, profesora Encina —saludo de forma cordial—. He venido por mi primer pokémon y mi pokédex.

    —Sí, me han informado de eso al respecto —contesto ella, mientras traía las tres poké balls—. Bueno, es momento que salgan.

    Al lanzarlo, las tres esferas se abrieron saliendo un pequeño destello para revelar a los tres pokémon iniciales, que para Ash era algo nuevo y desconocido.

    La profesora se acercó al muchacho —Bueno Trip, aquí tienes tu pokédex, ahora solo debes elegir a tu compañero de viaje.

    —Gracias profesora —recibió el artefacto para acercarse a los tres pokémon.

    —Y bien... ¿A quién vas a escoger como tu compañero? —le pregunto ella.

    — Vamos a ver... —los miro de forma determinada para dar su elección, pero Ash se acercó a su lado mirando también a los iniciales.

    —¿No crees que son grandiosos? —preguntó—. Aunque debes escoger con cuidado, ya que el pokémon que escojas, será tu compañero de aventura.

    —Eso ya lo sé. Es lo básico de un entrenador —dijo Trip, pero observo sorprendido la presencia del pokémon que estaba en el hombro de Ash—. Vaya, pero si es un Pikachu —instintivamente saco su cámara de su bolsillo y le dio una foto—. Bien, ya lo tengo guardado.

    El chico prosiguió a observar a los tres pokémon, ignorando por completo la presencia de Ash, que solo provoco un poco de fastidio para el chico de Kanto.

    —Ahora veamos... —sacó su pokédex, viendo la información del trió.

    "Oshawott el pokémon nutria, usa concha como arma para luchar".

    "Snivy el pokémon serpiente, le gusta absorber los rayos de sol para su vitalidad".

    "Tepig el pokémon cerdo, lanza pequeñas flamas desde su hocico".

    Trip los analizo y les tomo una foto a cada uno —Bien, escojo a Snivy.

    El pokémon planta se sintió orgulloso por ser escogido, mientras los demás le tuvieron algo de envidia.

    —Muy bien, Trip. Aquí tienes la poké ball de Snivy —le entrego dicha objeto—. Además, te entrego estás cinco poké balls para que captures a tus propios pokémon durante tu viaje.

    —Muchas gracias, profesora —le agradeció, recibiendo el regalo de la profesora. Estuvo listo para partir del laboratorio, pero se detuvo viendo la sala como si intentada buscar. Entonces volteo su vista hacia la mujer de bata—. Profesora Encina.

    —¿Qué ocurre, Trip? —le pregunto con suma intriga.

    —Me estaba preguntando si "ellas" ya han venido aquí.

    Ella comprendió el motivo de su pregunta —Todavía no vienen, Trip. Hasta ahora, tú fuiste el primero que vino hoy día.

    Trip solo sonrió para emprender su camino hasta la salida —"Así que todavía no vienen esas dos revoltosas, ¿eh? Ellas tendrían que saber, que la puntualidad es lo más básico de un entrenador".

    De imprevisto, Ash corrió hasta alcanzarlo —Oye, eso ha sido grandioso. ¿Pero sabes cómo comenzar tu aventura junto con tu pokémon?

    Trip se volteó, observando con indiferencia al chico de cabellos oscuros —Es algo muy básico. Solo tengo que capturar primero a mis pokémon, para así retar a los ochos líderes de gimnasios, y entrar a la liga pokémon.

    —Eso significa que no necesitas mi ayuda —Ash estuvo a punto de regresar al laboratorio, hasta que oyó la voz de Trip.

    —Espera, ¿eres entrenador pokémon?

    —Sí, porque lo preguntas —dijo extrañado.

    —Pues te reto a un combate pokémon —hablo de forma directa.

    —Para mí genial tener un combate pokémon, ¿qué dices amigo? —Pikachu solo respondió en afirmación estando emocionado para el reto.

    —Entonces vayamos al patio del laboratorio para comenzar nuestro combate —Enseguida Trip partió hacia el lugar escogido, dejando atrás al oriundo de Kanto.

    Ash se apresuró en alcanzarlo —Oye, espérame.

    Apareció el primer rival de Ash en la región de Unova, pero, ¿cómo se desarrollada el combate entre ambos entrenadores?

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Hola gente aquí Emilion el capitulo a empezado ahora la trama poco a poco bueno agradezco por el apoyo que me han dado , aunque mi segundo fic no tuvo tanto apoyo igual agradezco que lo hayan leído jejeje bueno el siguiente capitulo será mañana.
     
    Última edición: 13 Enero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hmmm... interesante conti. ¡No sabía que Delia y Oak también estaban en Unova con Ash! No sé si me habré saltado esa parte en mi afán de leer más o menos rápido, pero igual xP. Es algo interesante

    Tienes ciertos errores de ortografía todavía. En especial con el uso del "vaya", puesto que pones "valla" casi todas las veces, aunque en una última sí lo escribiste bien. Si vas a corregir una, haz el favor de corregir todas a la próxima n_nU

    Y bueno, no sé por qué, pero el Trip en esta historia suena más antipático que el del animé... y eso que no ha mostrado su discriminación hacia Kanto, aún o_oU. Solo espero que no repita tanto su frase de "Es algo básico", porque también noté que la dice mucho.

    Como sea, espero el siguiente episodio y también espero te pases por alguno de mis fanfics que verás en mi firmita :)

    Hasta la próxima n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1878
    Hola gente bueno aquí Emilion volviendo con el tercer capitulo de Pokémon Sagas gracias a los comentarios y las personas que han visto mi fic se los agradezco mucho bueno que comencemos con el episodio.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 03: Hilda, una chica admiradora

    En el patio trasero del laboratorio, ambos entrenadores se encontraban en su respectivo lugar para empezar su combate. Este sería la primera batalla tanto para Ash como para Trip.

    —Será un combate de uno contra uno, quedo claro —dijo Trip, explicando la regla.

    —Por mí, está bien —acepto el oriundo de Kanto.

    Trip sujeto su poké ball en su mano —Muy bien, ¡Sal Snivy!

    —¡Pikachu, yo te elijo! —el roedor eléctrico salto de su hombro, preparado para enfrentarse con el pokémon planta.

    —Hablas en serio —Trip hizo una mueca de sorpresa.

    —¿Ocurre algo? —pregunto curioso.

    —Porque utilizas a Pikachu, siendo un pokémon de tipo eléctrico cuando mi Snivy que es de tipo planta.

    El chico de la gorra se rasco la cabeza —Eso es porque Pikachu es el único pokémon que tengo ahora.

    Trip bufo ante esa respuesta —Tan solo tendrás desventaja por tipo.

    —Entonces te demostrare que te equivocas —Ash ajusto su gorra—. ¡Comencemos!

    En otro lado del laboratorio, respectivamente en la entrada principal, Hilda había llegado un poco agotada por el largo recorrido que hizo desde su casa.

    —Al fin llegué... —dijo entre jadeos.

    —¿Quién es usted, señorita? —pregunto un asistente que se acercó hasta la castaña.

    Hilda inmediatamente sacó su licencia de entrenador, mostrándoselo —Soy una nueva entrenadora pokémon.

    —Ah, usted es una de los tres entrenadores que vendría hoy por su pokémon —fue lo que dedujo el ayudante de la profesora, recibiendo un asentimiento de ella—. Bien, señorita Hilda. Usted esperé en la sala de al fondo mientras yo me encargo de llamar a la profesora.

    —Entendido. Gracias por la hospitalidad —la joven de ojos azules agacho su cabeza en forma de agradecimiento mientras el ayudante se marchaba en busca de la profesora.

    Hilda se paseó en el interior del laboratorio cuando de repente observo a un pokémon de color azul entrando por una puerta del lugar.

    —Ese pokémon... ¿No es un Oshawott? —se preguntó, ingresando a la misma puerta donde este ingreso, solo para observar como el pokémon miraba atento algo desde la ventana. La joven se acercó hasta llegar a dicha ventana—. Oye pequeño. ¿Qué haces aquí?

    Por curiosidad se asomó para observar lo que el pokémon de agua veía, pudiendo divisar a dos personas juntas a sus dos pokémon combatiendo entre sí en el patio trasero.

    —Vaya. Al parecer van a tener un combate pokémon —dedujo ella, hasta que observo a una persona muy familiar—. Un momento... ¿ese no es Trip? —pregunto asombrada, para luego cambiarlo a uno molesto—. ¡Ah...! No puedo creer que haya llegado antes que yo.

    La joven no midió su grito, ocasionando que se asustada el pokémon de agua.

    Hilda reacciono apenada —Lo siento mucho, Oshawott.

    El pokémon solo golpeo su pecho o mejor dicho su concha marina, aceptando la disculpa de la entrenadora. Hilda solo opto por observar la batalla que iba a iniciar.

    —Vamos a ver cómo le ida a Trip en su primera batalla —dijo con mucho interés, pero luego recuerda a su amiga de cabello rubio provocando que tuviera un tic de enojo—. "Bel, me la vas a pagar por hacerme llegar tarde en nuestro primer día".

    "En el patio del laboratorio"

    —Snivy comienza con embestida —ordeno Trip, haciendo que el pokémon de plante fuera en dirección hacia a Pikachu.

    Ash reacciono ante ese ataque —Pikachu, esquívalo.

    Pikachu evadió el ataque de Snivy, entonces Ash noto un hueco entre ambos pokémon que podría aprovechar para un contraataque.

    —¡Pikachu usa ataque rápido!

    El pokémon eléctrico se dirigió con mucha rapidez hasta su adversario, golpeándolo directamente.

    —Nada mal —halago Trip, mientras su pokémon se recuperó del ataque recibido—. ¡Snivy usa ciclón de hojas!

    El pokémon serpiente creó desde su cola una gran tormenta conformada por hojas muy filosas, que fueron mandadas hasta el roedor eléctrico que no pudo esquivarlo a tiempo. Pikachu fue elevado hasta el cielo mientras recibía daño por las hojas.

    —Snivy, mándalo al suelo —ordeno su entrenador, haciendo que su pokémon estrellada a Pikachu desde arriba del campo.

    —Pikachu, ¿estás bien? —pregunto con preocupación, observando como su compañero se levantaba del suelo. Entonces analizo que su pokémon no podía acercarse mientras Snivy tuviera ese ataque lejano—. Pikachu usa tacleada de voltios.

    El roedor comenzó a correr mientras cargaba energía eléctrica en su cuerpo, pero este se sorprendió luego de notar que no podía acumular dicha energía.

    Ash se percató de aquello —¿Qué ocurre, Pikachu?

    —¿Qué es lo que ocurre? —pregunto Trip, esperando que continuara con la batalla.

    —No ocurre nada —le respondió—. Si no puede utilizar tacleada de voltios, entonces... ¡Pikachu usa rayo!

    El pokémon eléctrico empezó a cargar electricidad desde ambas mejillas, pero al igual que el anterior ataque, este no se pudo emplear.

    —"Pikachu no puede usar sus ataques eléctricos" —pensó, hasta que recordó el incidente en el aeropuerto—. "Debió ser ese pokémon misterioso".

    —Sí que eres un novato —se burló Trip—. Un entrenador sabría que no puede obligar a su pokémon a realizar ataques que este no conoce —suspiro resignado—. Y pensar que podrías ser un reto para mí.

    —¡Claro que Pikachu conoce ese ataque! —aclaro molesto, y decidió probar con otro ataque—. Pikachu utiliza cola de hierro.

    El pokémon corrió hasta su adversario, mientras su cola brillaba de un color plateado.

    —Lo sabía... —se dijo a sí mismo—. Pikachu solo no puede producir ataques eléctricos.

    —Snivy evade el ataque, y usa de nuevo ciclón de hojas.

    El pokémon planta esquivo el ataque del roedor haciendo que impactada al suelo, mientras se preparaba para lanzar su ataque de hojas.

    Ash actuó de inmediato —¡Esquívalo Pikachu!

    Tal como ocurrió en el anterior ataque, Pikachu no pudo evadirlo, volviendo a elevarse al cielo y al final caer desde arriba con graves daños en su cuerpo.

    "Tengo que pensar en algo rápido. Pikachu no puede realizar sus ataques eléctricos y además no puede acercarse por el ciclón de hojas... ¿Qué hare?" —Ash intento crear una estrategia ante ese problema.

    —Ese chico si que la tiene difícil contra Trip —dijo Hilda, que analizaba la batalla—. Trip tiene ventaja de tipo, ese chico no tiene ninguna oportunidad para ganarle.

    De repente, Oshawott comenzó a gruñir mientras observaba al chico de la gorra, sorprendiendo a la novata entrenadora.

    —Vaya Oshawott, al parecer estás confiando en que el chico ganara.

    El pokémon de agua lo afirmo moviendo su cabeza.

    —¿Estás seguro? —enfoco su vista en el entrenador del Pikachu, notando algo curioso—. Un momento... ese chico me resulta familiar.

    Hilda se puso a recordar el rostro del oriundo de Kanto, hasta que logro reconocerlo teniendo un rostro que demostraba impresión.

    —No puede ser... ¡Es él!

    —Pikachu, necesito que escuches lo que te voy a ordenar —dijo Ash que tenía algo en mente—. "Espero que está estrategia funcione, ya que definida el combate" —respiro hondo, y prosiguió con su plan—. ¡Pikachu usa ataque rápido!

    —No creas que eso te funcionada de nuevo —Trip decidió confrontarlo y acabar con la batalla de una vez—. ¡Snivy usa ciclón de hojas!

    El pokémon serpiente preparo su ataque en su cola mientras el roedor eléctrico corría hasta su dirección, cuando ambos pokémon se encontraban cerca el uno al otro, Snivy aprovecho la oportunidad de ejecutar su ataque de hojas.

    —Este combate se acabó —fue lo que dijo Hilda antes de presenciar el desenlace del combate, pero el grito de Oshawott la alarmo—. ¿Qué ocurre?

    El pokémon le dio señales con su pata para que siguiera viendo por la ventana.

    —¿Qué es lo que pa..? No puede ser, es imposible.

    —Esto se acabó. Gané el combate —dijo Trip, que cantaba victoria antes de tiempo.

    —¡Ahora Pikachu! —Ash grito a todo pulmón, sorprendiendo a su rival.

    —¿Pero qué?

    Trip solo observo anonadado, cuando Pikachu evadía el ataque de su pokémon dando varios giros alrededor del ciclón de hojas.

    —Eso es imposible.

    —¡Bien hecho, Pikachu! —Ash lo felicito por su buen trabajo—. Ahora utiliza cola de hierro.

    Trip reacciono enseguida —¡Esquívalo!

    Pero debido a la cercanía esto fue imposible, haciendo que Snivy recibiera de lleno el ataque mientras se formaba una pequeña cortina de humo que al dispersarse, se pudo mostrar al pokémon planta debilitado.

    —No puede ser... perdí —Trip no podía creer que su pokémon perdiera ante un adversario que tenía dificultad por tipo, dio un pequeño suspiro antes de sacar su poké ball—. Regresa Snivy, lo hiciste bien.

    —Fue un gran combate, ¿no lo crees, Trip? —dijo Ash, quien se acercaba al muchacho junto a su Pikachu que se encontraba de nuevo en su hombro.

    El entrenador de Unova solo dio un leve risa arrogante —Este combate yo lo perdí debido que es básico ganarlo mediante la experiencia —miro fijamente a Ash—. Pero la próxima vez que nos enfrentemos, te aseguro que esta vez yo ganare cuando mi equipo logre mejorar en los combates. Espero verte en la liga, si es que vas a participar.

    Trip se marchó del lugar, dejando solos a Ash y a Pikachu.

    —Hum... —el entrenador observo el cielo, decidiendo algo al respecto—. ¡Ya lo decidí! Voy a participar en la liga Unova, ¿qué dices amigo?

    El roedor eléctrico con un simple " Pika pika chu", estuvo de acuerdo en su decisión.

    Ash comenzó a caminar hasta el laboratorio —Primero debo decirle a mi madre y al profesor Oak lo que haré en la región —enseguida recordó lo sucedido con su pokémon—. "Y también debo informar a la profesora Encina sobre el problema de Pikachu".

    —No puede ser... —Hilda se apartó de la ventana luego de presenciar la batalla, teniendo una expresión que demostraba emoción absoluta—. Es en verdad Ash Ketchum, aquel entrenador que participo en la liga Sinnoh y quedo en semifinales.

    En eso la puerta de la habitación se abrió, apareciendo el ayudante de la profesora.

    En eso el ayudante de la profesora, entraba al cuarto donde se encontraba la castaña junto con el pokémon.

    —Con que aquí estabas Oshawott. Te he estado buscando por un buen rato —le regaño, haciendo que el pokémon fuera hasta él. Luego observo a la castaña que sonreía de forma nerviosa—. Ah, señorita Hilda. La profesora Encina la espera en la sala principal.

    —¡Voy enseguida! —dicho esto, emprendió camino hasta el ayudante, mientras pensaba lo ocurrido hace poco—. "No puedo creer que Ash esté en Unova, soy una gran fan suya".

    El comienzo de la aventura de Ash en Unova ha comenzado, mientras Hilda, una entrenadora novata también empezaría su aventura. Pero el destino los hará conocerse para enfrentarse a la tragedia que se vendría muy pronto.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Bueno gente acá Emilion acabando el capitulo bueno en el próximo capitulo Ash y Hilda se conocerán bueno esperen mañana el siguiente capitulo comente que les pareció el capitulo, Emilion se despide de ustedes lectores.
     
    Última edición: 29 Agosto 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Un poco simplista esta conti... no te lo tomes a mal, pero creo que las haces un poco apresurado n_nU. Es bueno ver que un fanfiction sea actualizado regularmente, pero yo que tú me tomo dos o tres días entre episodio para poder revisarlo. Entiendo tu entusiasmo, pero igual, es mucho mejor calidad que cantidad.

    Pero por lo demás, el episodio está bastante bien. Pikachu logró ganarle a Snivy, y esto debió haber pasado en el animé, en mi opinión xD. Pero por lo demás, todo va bien... y es un poco extraño que Delia no haya salido al patio trasero a ver batallar a su hijo n_nU... ¿Que acaso una madre no debería hacer eso aprovechando que también está a menos de doscientos metros de su hijo, por muy avezado que sea en los combates Pokémon? o_oU

    Oh, bueno n_nU. A ver qué sucede en capítulos posteriores... pero como dije, no deberías apurarte. Procura revisar tu ortografía y redacción, como cuando Hilda dijo "No puedo creer que Trip haya llegado primero antes que yo". Ahí vuelves a cometer una redundancia... en realidad el "primero" en esa frase está de más xP

    Hasta la próxima -w-
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Dr Kaos

    Dr Kaos Guest

    Oh, este fic lo intente seguir en FF hace un tiempo… pero por el ritmo tan rápido de publicación me fue imposible @_@...


    En fin…


    No soy muy fan de las “re-interpretaciones” de las series pasadas.… (Sobre todo por que tienden a quedar inconclusas, o bien dejan a ash demasiado OP y otros etc…)


    Pero debo decir que el prologo me pareció interesante asíque decidí darle una chance a la historia J


    El echo que desde el principio muestres la ante sala de lo que será el futuro enfrentamiento entre el inmortal y N me pareció un acierto (mas que nada porque siempre ah estado la duda de cómo hubiese enfrentado ash al Natural de B/N… )


    Además siempre quise ver Touko en el anime XD…. Respecto a ella… es demasiado temprano para opinar, veamos como la desarrollas y que clase de entrenadora resulta ser… por sobre todo cual resultara ser su gran sueño.


    el que sea una admiradora de ash… me párese intrigante pero a la vez me choca un poco… (Creo que yo la veía mas como una rival… pero son cosas mías XD) tal ves hubiese sido interesante que fuese algo que se descubriera de forma mas gradual…)


    Por otro lado la batalla contra trip me agrado… sobre todo con el resultado alterno al del anime… (-_- ese resultado nunca me convenció… sobre todo por que trip nunca pareció un rival de temer… ni siquiera al comienzo)


    En fin ansío ver como fusionaras los eventos del anime (a pesar del despelote… BW tenia elementos bien interesantes…) con los del video juegos y de que manera trataras a los pjs conocidos (espero las apariciones de cilan y iris + sus respectivos rivales… ) y no tan conocidos


    p.d: recomendaría ir un poco mas despacio con el ritmo de publicación, mas que nada para dar tiempo a nosotros de leer forma mas calmada los cap @_@
     
    • De acuerdo De acuerdo x 2
  10.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1882
    Hola gente aquí Emilion con un nuevo capitulo, saben he decidido hacer los capítulos de forma lenta para que entiendan la historia de una mejor manera, pues como sabrán ya estoy en el capitulo 28 de este fic pero he decidido mejorar los errores que había tenido en ese tiempo, bien comencemos.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 04: El regreso de la nube eléctrica

    En el interior del laboratorio, Ash buscaba desesperadamente a la profesora para que lo ayudara con el problema de su Pikachu.

    —¿Dónde se encontrada la profesora? —se preguntó, observando por todos lados hasta que pudo divisar a uno de sus ayudantes, acercándose—. Disculpa, ¿sabe dónde está la profesora Encina?

    —Ah, la profesora se encuentra ahora en la sala de al fondo —le indico con su dedo la dirección correcta.

    —Ya veo. Muchas gracias por su ayuda —Ash emprendió apresurado su camino hacia la sala principal donde se encontraba la profesora.

    —¡Espera un momento...! La profesora ahora está atendiendo a una nueva entrenadora —el ayudante trato de informale al chico, siendo algo tarde.

    -O-O-O-O-O-

    Hilda se encontraba sentada en uno de los asientos del laboratorio, esperando a la profesora Encina mientras tarareaba una canción para quitar su aburrimiento.

    —Vaya, la profesora está tardando mucho —dijo un poco impaciente, volviendo a recordar lo sucedido en el patio para adornarse una pequeña sonrisa—. Aún no puedo creer que Ash Ketchum este en Unova.

    Entonces apareció la profesora Encina con las poké balls y la pokédex.

    —Bien Hilda, estás lista para recibir a tu primer pokémon —dijo la profesora Encina que aparecía en la sala junto con Tepig y Oshawott—. ¿A quién escogerás como compañero?

    —Yo escogeré a... —antes de que pudiera elegir, Ash apareció de forma apresurada.

    —Por fin la encontré profesora.

    —Ash, ¿qué sucede? —le pregunto un poco desconcertada—. Ahora me encuentro ocupada atendiendo a una nueva entrenadora.

    —Lo siento mucho, no era mi intención interrumpirla.

    Hilda en ese momento se quedó viendo al chico de tez morena, totalmente emocionada de conocerlo en persona.

    —Es que algo le sucede a Pikachu y quería pedirle de su ayuda. Pero como veo que está ocupada, será mejor esperar cuando acabe —Ash se iba a retirar, cuando la joven de ojos azules decide hablar.

    —Por mí, no hay problema —dijo, agitando sus manos de forma leve—. Si es algo urgente, puedo esperar un poco más.

    —¿No hay problema en que esperes, Hilda? —pregunto la profesora.

    —Sí... —rápidamente se buscó una excusa—. Me dará más tiempo para poder elegir a mi compañero.

    —Bueno si es tu decisión —volteo su mirada hacia el entrenador de Kanto—. Ash, vamos a la sala de investigación para ver el problema que tiene Pikachu.

    Ash poso su vista en la chica de cabello castaño —Gracias por dejar que ayuden a Pikachu —dicho esto, se marchó junto con la profesora.

    —No puedo creerlo... Recibí un cumplido de Ash —Hilda se emocionó por breves segundos hasta que recordó lo que hizo hace un momento—. Ahora tengo que volver esperar. Bueno, vamos a ver a quién eli... ¡¿Eh?!

    Ante la sorpresa, Hilda solo pudo observar a Tepig en la sala, faltando el pokémon de agua.

    —¡¿Ahora donde te metiste, Oshawott?! —echo un vistazo en toda la sala, sin tener éxito alguno. Sin embargo, el pokémon de fuego le indico con su pata una puerta que se encontraba semi-abierta—. ¿Estas diciéndome que ahí se fue Oshawott? —Tepig lo afirmo moviendo levemente su cabeza—. Entonces, ¡en marcha!

    -O-O-O-O-O-

    En la sala de investigación, el profesor Oak junto con Delia, veían el paisaje desde la ventana del edificio cuando inesperadamente apareció Ash con la profesora Encina.

    —¿Sucede algo, profesora? —pregunto Oak.

    —Al parecer, algo le ocurre al Pikachu de Ash —le respondió, preocupando tanto a Oak como a Delia.

    —¿Pero qué le ocurre? —volvió a preguntar, mientras se acercaba hasta la profesora.

    —Profesor Oak, Pikachu no puede usar su ataques eléctricos —dijo Ash sumamente preocupado por el estado de su compañero.

    —Espero que no sea nada grave —dijo Delia, quien llego hasta donde estaba su hijo.

    —Ahora mismo vamos a ver lo que le ocurre realmente —dijo Encina, mientras colocaba a Pikachu en una capsula para examinarlo.

    -O-O-O-O-O-

    —¡Oshawott! ¿Dónde estás? —Hilda caminaba por el pasillo, buscando al pokémon en cada puerta que se encontraba. De repente, Tepig le aviso dando un gruñido, viendo al escurridizo pokémon corriendo cerca de su posición—. ¡Oshawott, ven! No puedes irte a otro lado mientras la profesora se encuentra ocupada.

    Al no escucharla, la oriunda de Unova decidió perseguirlo junto con Tepig.

    En las afueras del laboratorio, los pokémon salvajes se ocultaban temerosos ante la presencia de una gran nube negra que se acercaba precisamente al laboratorio. Mientras en el interior, la profesora Encina realizaba una biopsia a Pikachu, verificando el problema.

    —He estado revisando cada detalle... —habló la profesora, mostrando una cara triste—. Pero no pude encontrar el problema sobre el bloqueo de su electricidad.

    —No puede ser... —Ash se lamentó ante el hecho de que su pokémon ya no pueda combatir como siempre.

    —Pobre del pequeño Pikachu —dijo Delia.

    —Profesora Encina. ¿No hay algo que se pueda hacer? —pregunto el profesor Oak.

    —Tal vez si investigo más, podría encontrar el problema — Dijo la profesora mientras volvía a investigar.

    —Gracias por la ayuda que le haces a mi amigo —agradeció el chico de ojos cafés.

    — No te preocupes, Ash. Buscaré la solución a su problema.

    -O-O-O-O-O-

    —¿Dónde se habrá metido Oshawott? —Hilda de nuevo había perdido el rastro del pokémon, pero entonces se le ocurrió algo ingenioso—. Tepig puedes ayudarme a encontrarlo usando tu rastreo.

    El pokémon cerdo acepto su petición, comenzando a olfatear en todo el lugar, y cuando lo encontró, este empezó a correr hacia aquella dirección.

    Hilda también se puso a correr —Bien hecho, Tepig.

    En el transcurso de su recorrido, la joven pudo divisar a Oshawott que se encontraba viendo a través de la puerta.

    Mientras iba corriendo, encontró a Oshawott viendo a través de la puerta.

    —Por fin te encuentro, Oshawott —le dijo un poco enfadada—. Te metiste otra vez en problemas, ¿lo sabias?

    El pokémon nutria se sintió un poco mal por el regaño de la joven.

    —¿Qué has estado haciendo aquí? —le pregunto, observando en la habitación a Ash y la profesora Encina junto con otros dos personas—. Entonces... ¿Querías ver a Ash, cierto? —el pokémon solo asintió a su pregunta—. Ya veo. Te preocupa el estado de su Pikachu.

    De forma inesperada, se oyó fuertes estruendos en el tejado producto de unos truenos.

    —¡¿Eh?! ¿Ahora que está pasando? —se preguntó un poco asombrada.

    Pikachu aun dentro de la capsula, empezó a liberar pequeñas descargas eléctricas en sus mejillas, mientras se volvía a escuchar los truenos provocando alteración en los aparatos.

    —Es extraño que haya una tormenta ahora —dijo la profesora Encina.

    —Es verdad —respondió el profesor Oak—. El tiempo del clima no dijo nada sobre una posible tormenta en este día.

    Ash comenzó a presentir algo inesperado, ante la reacción de su pokémon.

    —"¿Acaso ese pokémon misterioso volvió a aparecer?"

    De pronto cayo un rayo sobre la antena del laboratorio, directamente a Pikachu, que recibió la potente descarga en todo su cuerpo. El laboratorio sufrió un apagón, mientras la nube negra se retiraba de aquel lugar.

    —¿Qué fue lo que ocurrió? —se preguntó Hilda, pero de pronto escucho la voz de Ash.

    —¡Pikachu! —el entrenador se acercó hasta la capsula que ahora se encontraba destruida—. ¿Estás bien, amigo?

    El roedor eléctrico afirmo mientras liberaba descargas eléctricas en su cuerpo, sorprendiendo a su entrenador.

    —Pikachu, volviste a usar tus ataques eléctricos —se acercó a abrazarlo con fraternidad.

    —¿No puedo creerlo? —se preguntó la profesora que veía la escena, recordando lo sucedido hace un momento—. "Solo hay un pokémon que podría controlar los truenos de esa manera".

    —Me alegro que no le haya pasado nada —dijo Delia, respirando aliviada.

    En tanto Hilda, mirando que la situación había mejorado, decidió que lo mejor era volver ante que la profesora se diera cuenta de su presencia.

    —Creo que es hora de volver a la sala de espera. Tepig, Oshawott —los dos pokémon obedecieron, siguiéndola. Hilda se dio cuenta que Oshawott se había encariñado con el entrenador de cabello azabache, sonriendo por la situación—. Ash, realmente es una persona increíble.

    -O-O-O-O-O-

    Pasado media hora, la electricidad en el laboratorio había vuelto. En ese tiempo, Ash les explicaba tanto al profesor Oak como a su madre, sobre el nuevo viaje que haría en la región de Unova.

    —Ya me suponía que esto pasaría —dijo la madre de Ash, toda alegre.

    —Bien por ti, muchacho. Era obvio que otra vez comenzarías tu aventura como entrenador —dijo el profesor Oak.

    Delia se acercó hasta su hijo con su mochila entre sus brazos —Ash, toma tu mochila, prepare todo lo que necesitas para tu viaje, en especial lo que tú ya sabes.

    —¡Gracias mamá! —contesto un poco avergonzado, mientras se colocaba la mochila.

    La profesora Encina se acercó hasta el entrenador de Kanto para luego extender su mano, mostrándole una pokédex.

    —Toma esto, Ash. Te servida para tu viaje.

    —Gracias Profesora —agradeció, mientras se preparaba para salir del laboratorio.

    —Ash, si quieres llegar al primer gimnasio, tienes que ir primero a la ruta 1.

    —Gracias profesora. Vámonos amigo —Pikachu dio un salto hasta llegar a su hombro, y entonces el entrenador salió del laboratorio para comenzar con su aventura.

    Luego de aquello, la profesora Encina se dirigió hasta la sala principal, donde Hilda la esperaba ansiosa.

    —Bueno Hilda, ya pensaste a que pokémon vas a elegir.

    La joven de cabellera castaña, sonrió para darle su respuesta — Sí, yo escojo a Tepig.

    La profesora le entrego la poké ball del pokémon, mientras continuaba con lo siguiente.

    —Toma estás cinco poké balls junto con tu pokédex.

    —¡Muchas gracias! —agradeció, recibiendo los objetos. Pero antes de marcharse, decidió hacerle una pequeña pregunta—. Profesora Encina, ¿sabe dónde está Ash?

    La mujer se sorprendió ante esa pregunta —Ash ya se ha ido. Ahora mismo se dirige a la ruta 1.

    —¡Gracias otra vez, profesora! —dicho esto, la novata entrenadora se apresuró en salir del laboratorio con un pensamiento en su cabeza—. "Debo darme prisa para alcanzarlo".

    La aventura para ambos entrenadores ha dado inicio, pero sin que Hilda se diera cuenta, un pequeño pokémon azul también había salido del laboratorio con el mismo objetivo.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Hola gente aquí Emilion acabando este episodio, bien debo decir que lo haré de forma lenta para otros lectores los lean y como recién estoy en este Foro como nuevo usuario me esforzaré en darles una buena historia de Pokémon, se que no viene al caso pero me encuentro muy feliz por el final de la temporada de "XYZ" y claro del beso de Serena hacia Ash que me dejo impactado y emocionado, bueno el próximo capitulo comienza la aventura de ambos así que me despido para la próxima entrega del capitulo, Emilion se despide de ustedes lectores.
     
    Última edición: 6 Febrero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Dr Kaos

    Dr Kaos Guest

    Asíque tepig,… interesante elección… y mijumaru (nunca me acostumbro a decirle Oshawott… -.-… ) ya se escapo… pobre Bel… se quedo sin inicial… O_o esperemos que la profesora tenga mas iniciales guardados…


    Ya sobre el capitulo se me hizo algo flojo… tal ves porque esperaba saber algo mas de Hilda junto a la elección de su primer Pokemon… y su primer encuentro con ash se me hizo algo forzoso (Mas que nada los pensamientos internos…)


    Pero esas son únicamente apreciaciones mías….


    Veamos que le espera ash y a la pequeña psicópata que le sigue los pasos en esta aventura O_o…


    p.d; se me hizo raro que el profesor oak no se pusiera ayudar a la profesora a descubrir el mal de pikachu jajajajaja…

    un saludo!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    2277
    Hola gente aquí Emilion con la continuación de este genial, bueno agradezco a los dos lectores que leen mi historia en este Foro, bien me decidí a corregir mis errores en ese tiempo, espero que lo disfruten comencemos.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 05: Una nueva compañera
    Luego de despedirse del profesor Oak junto a su madre, Ash se embarcó en su recorrido por la región de Unova. Era una bonita tarde en la ruta 1, un lugar plagado de muchos árboles.

    —Perfecto. Ya estamos en la ruta 1 —dijo Ash, respirando con profundidad, el aroma del bosque—. ¿No es fantástico, amigo?

    El pokémon eléctrico respondió con un "Pika" a su entrenador. De pronto se pudo observar a unos pokémon desconocidos que iban corriendo por los arbustos llevando consigo bayas dentro de sus bocas.

    —¡Wow! ¿Qué son esos pokémon? —inmediatamente saco su pokédex.

    "Patrat el pokémon observador, los patrat's trabajan en grupo mientras uno vigila al grupo".

    —Esto es genial Pikachu. Vamos a capturarlo —Ash estuvo preparado mientras su pokémon saltaba de su hombro para colocarse en posición de ataque—. ¡Pikachu usa Rayo!

    El roedor eléctrico lanzo su potente ataque hacia un Patrat que estaba desprotegido, dejándolo inconsciente.

    —Bien hecho amigo. Ahora, ¡poké bola ve! —lanzo la esfera hacia el pokémon normal.

    Pero cuando la poké ball iba a impactarle, aparecieron dos Patrat's que usando sus colas, batearon el objeto dándole directo a la cara de Ash.

    —¡Auchs! —el entrenador cayó al suelo mientras se sobaba el rostro por el golpe recibido.

    Pikachu corrió preocupado hasta su entrenador.

    —Estoy bien amigo —se levantó, notando que el Patrat debilitado se había escapado—. Que mala suerte. De seguro se habrá ido con sus amigos —sonrió mientras se ajustaba la gorra—. Bueno, será para la próxima oportunidad.

    Pikachu volvió a subir a su hombro, emprendiendo de nuevo su caminata por el extenso bosque.

    -O-O-O-O-O-

    Hilda se encontraba caminando por el sendero que conducía a la salida de su pueblo, observando a cada momento su mapa.

    —Según el mapa, estoy en la ruta 1 —lo confirmo al notar el letrero que encontró—. Si sigo por este camino llegaré enseguida al primer pueblo.

    Prosiguió a sacar su poké ball de su bolsillo derecho, liberando instantáneamente a su inicial de fuego que lo miraba curioso.

    La castaña se agacho a la altura de su pokémon —Escucha Tepig, lo principal de un entrenador es viajar junto a su pokémon para lograr conocerse mejor y...

    Bip Bip Bip —fue el sonido de su videomisor que interrumpió su práctica.

    Hilda pudo descubrir que se trataba de su madre, entonces decidió contesta.

    —Hola mamá.

    —Hola hija, ¿me preguntaba si ya habías obtenido a tu primer pokémon?

    —Pues mira mamá —rápidamente cargo a su pokémon inicial, mostrándolo en el aparato—. Él es mi compañero, Tepig.

    —¡Vaya! Así que has elegido a Tepig. Pues felicitaciones por tu compañero.

    —¡Gracias mamá! —mostro un ligero sonrojo debido al elogio de su progenitora.

    —¿Ahora dónde te encuentras, hija?

    —Me encuentro en la ruta 1, ahora me estoy dirigiendo a pueblo Accumula.

    —Con que ya estás en la ruta 1. Solo espero que puedas llegar a salvo al pueblo.

    La entrenadora tuvo una pequeña vena en su frente —¡Mamá! Voy a estar bien, recuerda que ya soy mayor.

    —¡Ah! Es cierto. Ahora que vas acompañada de Tepig, no necesito preocuparme por nada. Espero que te vaya bien en tu viaje. Nos vemos, hija —se cortó la llamada.

    Hilda soltó un pequeño suspiro —Mi madre nunca cambiará —entonces guardo su mapa para luego apretar emocionada sus manos—. Sigamos nuestro camino Tepig, tal vez pueda encontrarlo.

    Entrenadora y pokémon se adentraron en el bosque mientras los seguía una pequeña criatura de color azul. Entre tanto Ash y Pikachu, ambos recorrían los arbustos en busca de nuevos pokémon para su equipo.

    -O-O-O-O-O-

    En una cueva escondida entre los árboles, el equipo Rocket estaba teniendo una conversación secreta mediante una laptop.

    —Hemos entrado a la región —dijo James que informaba de su posición actual.

    —Hicieron un gran trabajo en la infiltración —halago la secretaria en la pantalla.

    —Ahora necesitamos que nos den a nuestros pokémon para cumplir la siguiente fase de nuestra misión —explico Jessie.

    —Negativo. No pueden traer ningún pokémon que no sean de esta región, solo llamarían la atención de las demás habitantes, en especial con nuestro objetivo principal.

    —"Un momento... ¿Entonces porque estoy aquí?" —se preguntó nervioso el felino.

    —Les entregaré estas poké balls junto con la información de su primera misión —enseguida aparecieron unas poké balls en el transportador mientras la impresora salía dicho papeles—. Suerte en su misión. Cambio y corto —entonces la laptop se apagó.

    James sostuvo los papeles —Bien, en marcha equipo.

    En cambio Jessie agarro una poké ball —Entonces, tenemos que capturar a nuevos pokémon para lograr buenos resultados en la misión.

    De pronto comenzó a oírse chillidos desde la profundo de la cueva, donde salieron unos pokémon con forma parecida a los Zubat's.

    Meowth se agacho para evitarlos —¿Qué son esos pokémon?

    —Vamos a averiguarlo... —James saco un artefacto parecido a la pokédex—. Según los datos de la base, estos pokémon son conocidos como Woobat.

    —Ya veo. Entonces uno de ellos nos servirá para nuestra misión —la mujer de cabellera pelirroja lanzo con astucia la esfera, atrapando a un Woobat, este se agito una y otra vez hasta que al final se detuvo—. ¡Je! Qué fácil fue capturarlo.

    —¡Perfecto! Ahora podemos cumplir con nuestra misión —dijo Meowth, entonces el trío se marchó de la cueva con dirección desconocida.

    -O-O-O-O-O-

    Ash exploraba emocionado la zona donde se había detenido, estuvo un buen rato buscando a nuevos pokémon junto con Pikachu.

    —Veamos que habrá por aquí... —giro su cabeza de un lado a otro, hasta que pudo divisar en un árbol a una bandada de pokémon voladores—. ¿Qué pokémon es? —respectivamente saco su pokédex para confirmarlo.

    "Pidove el pokémon paloma, a veces no entiende las órdenes que les da su entrenador".

    Ash guardo su aparato y giro su gorra en sentido contrario —Estás listo, amigo —el pokémon eléctrico dio un salto desde su hombro, preparado para la batalla—. ¡Utiliza Rayo!

    El roedor lanzo una fuerte descarga eléctrica hacia el árbo donde se ubicaba su objetivo, la mayoría de los Pidove's había logrado huir de su ataque, aunque uno no tuvo la misma suerte, cayendo debilitado en el suelo.

    Ash instintivamente saco una poké ball de su bolsillo —Pokébola, ¡ve!

    Lanzándolo hacia el pokémon, este fue absorbido por la esfera roja y blanca, entonces comenzó a moverse de un lado a otro hasta que al final se detuvo, alegrando tanto el entrenador como a su pokémon.

    —¡Qué bien! He capturado a mi primer pokémon de la región Unova —celebro junto con su pokémon, mientras recogía su poké ball del suelo.

    —¡Wow! Eso fue sorprendente —se escuchó una voz que se acercaba hasta su posición.

    —Esto... Gracias.

    Ash pudo reconocer que aquella voz se trataba de una bella joven de cabellera castaña que parecía tener su misma edad, noto que iba acompañada de un Tepig, entonces supuso que se trataba de su pokémon inicial, y viéndola de reojo, pudo concluir que era una entrenadora novata que recién comenzaba su viaje. Pero algo llamo la atención del entrenador de cabellos oscuros.

    —¿Quién eres? —toco su barbilla, pensativo—. Siento que te he visto de algún lado, pero no recuerdo en dónde.

    —¿Eh...? —la joven de ojos azules reacciono asombrada, no creía que el chico no la reconociera cuando se habían conocido en la mañana—. "No puedo creer que no me reconozca" —agacho un poco la cabeza, decepcionada.

    —¿Te ocurre algo malo? —le pregunto extrañado.

    Hilda inmediatamente levanto su mirada, viendo los ojos cafés del entrenador.

    —Tienes que recordarlo, nos conocimos en el laboratorio de la profesora Encina en la mañana —le explico de forma detallada con el fin de que la reconociera.

    Entonces el cerebro de Ash pudo recordar a una chica que la profesora atendía, justo en el momento cuando su Pikachu tuvo problemas con su electricidad.

    —¡Ah, ya me acuerdo! —golpeo la palma de su mano con la otra—. Tú eras una de los tres entrenadores que venían por su primer pokémon.

    Pikachu solo coloco una pata en su cabeza por la penosa memoria de su entrenador.

    —Sí, esa era yo —la muchacha sonrió luego de ser reconocida por la persona que admiraba—. No nos presentamos aquella vez. Mi nombre es Hilda y soy de pueblo Arcilla, y este es Tepig, mi pokémon inicial.

    —Es un gusto conocerte Hilda, Tepig —saludo junto con Pikachu—. Mi nombre es Ash Ketchum y soy de pueblo Paleta.

    La entrenadora de Unova rió de forma leve —Para serte sincera, ya sabía tu nombre.

    Ash parpadeo los ojos asombrado. Hilda tras notarlo, comenzó a ponerse nerviosa.

    —¡Ay no! ¡Qué he dicho! Ahora seguro pensara que soy una acosadora —fue lo primero que se vino por su cabeza, entonces quiso explicar este mal entendido—. Digo... te he visto por la televisión con anterioridad.

    Alzo una ceja, confuso —¿Por la televisión?

    —¡Claro! Has aparecido por la televisión tantas veces —explico, sin obtener resultados favorables ante la mirada del chico—. Ah, me refiero que has aparecido en cuatro ocasiones por las ligas regionales.

    Para la suerte de la joven, Ash por fin pudo entender lo que decía.

    —Es verdad. Yo he estado en esas ligas —comenzó a reír apenado—. Seguramente habré aparecido por la televisión en aquel tiempo, aunque me asombra que me conozcas.

    Solucionado el problema, Ash quiso preguntarle algo curioso.

    —Hilda, ¿qué haces en este lugar? ¿Acaso estás buscando pokémon?

    —Bueno, yo estaba caminando aquí... por... por... —no supo cómo explicar el motivo, hasta que decidió decir con la verdad—. En realidad yo estaba aquí porque venía buscándote.

    De nuevo Ash mostró un rostro intrigado.

    —Espera, espera —Hilda agito sus manos producto de sus nervios—. Es que he visto tú combate con Trip, y pues, quería conocerte en persona.

    —Ya veo. Así que solo querías conocerme.

    —Bueno, además de eso, quería pedirte algo —dijo, chocando sus dedos entre sí.

    —¿Y de qué se trata? —pregunto inocente.

    —Pues quería pedirte si yo... si yo... —comenzó a tartamudear, llamando la atención del chico que esperaba su explicación.

    —"¿Me pregunto qué querrá?" —se preguntó, notando algo peculiar en el asunto—. "Espera un momento... Ella vino a buscarme personalmente, y me hablo sobre la batalla con Trip. Ahora ya sé lo que ella quiere" —entonces decidió hablar—. No te preocupes Hilda, sé el motivo por el cual viniste hasta aquí.

    —¡¿Enserio lo sabes?! —respondió asombrada, no pensó que fuera tan obvia en su petición con el entrenador de Kanto.

    —Sí, era muy obvio. ¿Por qué no me lo dijiste antes?

    —Es que pensé que no aceptarías —respiro aliviada la entrenadora de Unova.

    —Cómo crees que no aceptaría un combate pokémon.

    —¡¿Eh...?! —El rostro de Hilda palideció, observando como el Pikachu de Ash se alistaba para la presunta batalla. Entonces agito sus manos de forma nerviosa—. ¡Espera, espera! Yo no me refería a eso.

    Ash mostró un rostro lleno de confusión —Entonces, si no es un combate pokémon, no sé qué otra cosa puede ser.

    —Bueno, yo me refería a... a... a... —apretó los labios para decirlo de forma rápida su petición—. ¡Quisiera acompañarte en tu viaje!

    —Ya entiendo... —se cruzó de brazos, viéndola—. ¿Pero por qué?

    Hilda extendió ambas manos —Pues verás, como soy una entrenadora novata y tú eres un entrenador experto que ha logrado viajar por distintas regiones. Me estaba preguntando si podrías ayudarme en mi viaje por toda la región, digo, yo también tengo el mismo objetivo que tú en querer participar en la liga Unova.

    —Yo no tengo ningún problema en que vayas conmigo. ¿Verdad Pikachu?

    A Hilda le brillo los ojos junto con una sonrisa —¡Muchas gracias Ash!

    —¡Bien! —Ash aferro ambas manos en su mochila mientras observaba a sus nuevos compañeros de viaje—. Vayámonos a pueblo Accumula.

    -O-O-O-O-O-

    Llegado el anochecer, nuestros héroes habían llegado a pueblo Accumula, donde lo primero que hicieron fue en hospedarse en el centro pokémon.

    —Ustedes déjenme a sus pokémon, y en la mañana estarán en buena forma —dijo la enfermera Joy que recibía las poké balls de ambos entrenadores—. Aquí tomen su llave de habitación, y gracias por venir al centro pokémon.

    —Bien Hilda. Vamos a descansar, porque mañana tendremos un largo camino hasta llegar al primer gimnasio —explico Ash que iba caminando junto a su nueva compañera.

    —Es perfecto para mí —apoyo la idea, mientras sonreía internamente—. "Mi aventura como entrenadora comienza".

    En otro lado del pueblo, respectivamente en un Hotel, el equipo Rocket se encontraba viendo los detalles de la misión.

    —¿Cuál es nuestro primer objetivo, James? —pregunto una ansiosa Jessie.

    —Tal parecer que nuestra misión es espiar a un grupo —contesto su compañero de cabellera azul—. Ya veo. Nuestro objetivo dada un discurso a las diez de la mañana en la plaza de este pueblo.

    —Eso significa que debemos prepararnos para ese día —dijo Meowth, entonces sus dos compañeros asintieron con decisión en el primer objetivo para su organización.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Muy bien chicos hasta acá dejo con el capitulo fue un poco fácil encontrar cualquier error que había cometido en ese tiempo cuando era un novato en escribir. Bien, espero que hallan disfrutado del capitulo. Comenten que les pareció, Emilion se despide de ustedes lectores.
     
    Última edición: 6 Febrero 2019
    • Me gusta Me gusta x 3
  13.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Uff, pido disculpas por estar ausente en estos últimos días... pero no me he perdido de mucho, por suerte (no te lo tomes a mal xD)

    Los episodios estuvieron bien construidos y también narrados, aunque cometes ciertas redundancias todavía

    Hilda no tiene por qué usar las mismas palabras que Ash, por muy fangirl que sea -w-U. Hubiera estado mejor que ella respondiera "Me parece perfecto" o "Me parece un buen plan", por ejemplo.

    En cuanto al desarrollo de la trama, parece que no hay mucha diferencia con los hechos del animé, aún... aunque me parece un poco idiota el que a Jessie y James no les permitieran llevar a sus Pokémon a Unova en esta ocasión... sí, ya sé, que era para que ellos tuvieran pokes de Unova, pero igual... si son un equipo criminal, les debería valer gorro y llevar COMO MÍNIMO tres Pokémon cada uno para "joderse al Mostaza" xD

    Pero bueh -w-U. A ver qué sucede después n__n... nos vemos en otra
     
    • De acuerdo De acuerdo x 2
  14.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1913
    Hola gente aquí Emilion con la continuación de este genial fic espero que lo disfruten mucho ahora que la temporada de "XYZ" a terminado las cosas van a cambiar al respecto en la nueva temporada de "Sol y Luna" pero bueno dejando eso de lado, comencemos con el fic.


    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 06: La relación entre entrenador y pokémon

    Era una mañana en pueblo Accumula, dentro de un lujoso hotel; un grupo de personas que vestían con trajes medievales, estuvieron conversando de algo sumamente importante.

    —¿Estamos todos reunidos? —pregunto uno de ellos.

    —Sí. Tan solo falta el señor Ghetsis para irnos a la plaza del pueblo —habló otro.

    De repente la puerta se abre, ingresando una persona que vestía diferente al resto; su cabellera era verde y su edad pasaba más de los treinta años, pero lo curioso fue que llevaba un parche de color rojo en su ojo derecho.

    —¡Ah, señor Ghetsis!

    Entonces el grupo pasó a arrodillarse en forma de mostrar respeto.

    —Pueden levantarse mis queridos subordinados —dijo Ghetsis, el grupo hizo caso a su petición. Luego prosiguió a hablar—. Como ustedes saben, nos dirigimos a la plaza por un único motivo... —levanto ambas manos bien alto, y paso a gritar con fuerza—. ¡La liberación de los pokémon!

    Todos sus subordinados comenzaron a gritar de igual manera luego de escuchar sus preciadas palabras.

    —¡Viva el señor Ghetsis!

    —¡No más abuso a los pokémon!

    —¡No más entrenadores!

    —¡No más gimnasios!

    —¡No más ligas!

    Y así sucesivamente, cada uno de ellos dio su opinión al respecto.

    —Mis queridos subordinados. Desde el fondo de mi corazón me alegra escuchar lo que piensan sobre la liberación de los pokémon —Ghetsis siguió con los brazos levantados—. Por nuestra unión, lograremos nuestros verdaderos sueños. ¡Viva el equipo Plasma!

    —¡Viva! —gritaron con sumo entusiasmo.

    El hombre de cabellera verde continúo con su discurso —Por el equipo Plasma. Ahora vamos a hacer entrar en razón a todas las personas de este pueblo.

    El grupo pasó a dirigirse hacia la salida del establecimiento para cumplir con su deber.

    —Disculpe señor Ghetsis —se acercó uno de ellos, haciendo que este le prestara atención—. ¿El rey también vendrá?

    Ghetsis paso a tocar su hombro, mostrando un rostro de tristeza —Me temo que "él" no podrá venir. Aún no puede mostrarse ante la gente.

    —Es cierto. Me disculpo por esa pregunta tan incómoda —comenzó a arrodillarse.

    —No es una molestia tu pregunta. Entiendo con todo mi corazón la fe que le tienes hacia nuestro rey. El salvador de esta región —Ghetsis paso a levantarlo—. Ahora vámonos hacia la plaza.

    —¡Sí, mi señor!

    En unos pisos más arriba del mismo hotel, dos muchachas caminaban por el gran pasillo llevando consigo alimento. Se detuvieron en una puerta en específico, entonces una de ellas pasó a abrirlo lentamente.

    —Señor N, con su permiso.

    —Aquí le traemos su desayuno.

    —Muchas gracias. Anthea y Concordia —dijo un joven de larga cabellera, mientras pasaba a sentarse a la mesa con tranquilidad.

    —Con su permiso, nos retiramos —dijo Anthea, luego ambas salieron del cuarto.

    —Al parecer no saldrá hoy día —dijo Concordia, que caminaba al mismo paso que su compañera.

    —El señor Ghetsis le prohibió que saliera al exterior, aún es pronto para que la gente lo conozco en persona —le explico, mientras se dirigían a la sala principal.

    -O-O-O-O-O-

    —Que bien dormir —dijo Hilda, que recién había despertado, se mostró un conjunto de ropa ligera que usaba como pijama. Estiro un poco sus brazos y rápidamente dirigió su vista hacia la cama de su compañero, dándose con la sorpresa que ya no se encontraba ahí—. ¿Ya se habrá levantado? —echo un vistazo a su videomisor, quedando espantada—. ¡Ah...! Ya son las nueve de la mañana.

    Enseguida agarro su mochila y se fue directo al baño, cuando salió ahora llevando su vestimenta de viaje, pudo divisar por la ventana a su compañero de tez morena que estaba acompañado con sus dos pokémon en el patio trasero.

    —Increíble. Está fortaleciendo a sus pokémon —emocionada, se colocó su gorra mientras iba hacia la puerta de salida—. Yo también me uniré al entrenamiento.

    "En el patio trasero"

    —¡Pidove usa ataque ala, y Pikachu usa ataque rápido!

    Ambos colisionaron con su respectivo movimiento, aunque el ataque del tipo eléctrico fue tan fuerte que lanzo al pokémon volador hacia el suelo. Pidove se levantó con gran agitación e intento alzar el vuelo, pero sus alas resultaron muy dañadas para realizarlo.

    El entrenador de ojos cafés se acercó hasta sus dos pokémon.

    —Muy bien, es hora de descansar. Ambos estuvieron increíbles, en especial tu Pidove, ese último ataque ala está cada vez más fuerte.

    Ash se percató de la presencia de su compañera que se acercaba junto con su pokémon inicial.

    —¡Buenos días, Hilda!

    —Buenos días, Ash. ¿Cómo van en su entrenamiento?

    —De maravilla. Ahora estamos ayudando a Pidove a fortalecerse en la batalla.

    —¡Es estupendo! —lo halago, luego junto sus manos en forma de petición—. A mí también me podrías ayudar con ese entrenamiento. Por favor.

    —Por mí, está bien —le sonrió, mirando a su compañero—. Pikachu aún puede continuar.

    —Perfecto. ¡Vamos Tepig!

    Ambos pokémon estaban listos para iniciar con la práctica. Oshawott, quien se encontraba escondido detrás de un árbol, los observaba con gran admiración.

    —Tepig comienza con Ascuas —Hilda inicio con el primer movimiento.

    —Pikachu, intercepta con Rayo.

    El pokémon cerdo expulso una pequeña ráfaga de fuego desde su hocico, mientras el roedor eléctrico lanzo su potente ataque desde sus mejillas. Los ataques colisionaron, provocando una cortina de humo en el campo.

    —"Bien, esa nube de polvo me servida para atacar de sorpresa" —la entrenadora de ojos azules analizo la situación, y se preparó para contraatacar—. Tepig, ¡entra en la nube de polvo, y después usa embestida cuando yo te avisé!

    El pokémon de fuego hizo caso a su orden y se adentró en el humo.

    —"Nada mal para alguien que recién empieza su viaje" —Ash mostro impresión ante tal estrategia—. Pikachu, espera mi orden hasta que aparezca Tepig.

    El pokémon eléctrico se quedó quieto en su lugar, echando un vistazo hacia todos lados a la vez que agudizaba sus orejas para escuchar las pisadas de su oponente.

    —¡Ahora Tepig!

    El pokémon corrió a toda velocidad por detrás de Pikachu.

    —¡Pikachu, salta ahora!

    El roedor eléctrico dio un gran salto logrando evadir su ataque, ante la mirada atónita de la entrenadora y su pokémon.

    Ash apretó el puño derecho —¡Ahora usa Rayo!

    El ataque eléctrico logro impactar al pokémon de fuego, provocándole serios daños.

    —Tepig, ¿estás bien? —se acercó preocupada, entonces pudo observar que el cuerpo de su compañero se encontraba rodeado de electricidad estática—. Está paralizado.

    —Eso es todo, Hilda. Vayamos a descansar —sugirió Ash.

    —Tepig, regresa —lo devolvió en su poké ball, luego se quedó mirando al entrenador con suma impresión—. Eso fue increíble, ¿cómo lo haces?

    El chico comenzó a rascar su mejilla —Esto... Yo creo que con una buena estrategia y una gran persuasión se lograda conseguir la victoria... Supongo.

    —"Tengo que memorizar eso para mi primera batalla en el gimnasio" —pensó sonriente, yendo junto con el oriundo de Kanto de vuelta hacia el centro pokémon.

    -O-O-O-O-O-

    —Muy bien, chicos. Sus pokémon tardarán un poco en curarse —dijo la enfermera Joy, recibiendo las poké balls de ambos entrenadores—. Si quieren, podrían visitar el pueblo como parte de un turismo —le recomendó con una sonrisa.

    Ash se emocionó ante esa idea —Eso suena genial. ¿Quieres ir, Hilda?

    —Lo siento, Ash —se disculpó, apenada al rechazar su invitación—. Voy a quedarme acá, aún tengo que analizar mis errores para prepararme para el primer gimnasio.

    —No hay problema. Es bueno mejorar para los combates —camino hasta la puerta principal del establecimiento—. Nos vemos luego.

    Luego que Ash se fuera de turismo en el pequeño pueblo, Hilda se encontraba sentada en una mesa del comedor; leyendo un libro sobre combates pokémon.

    —Tengo que saber las diferentes formas de combate entre pokémon —enseguida cambio de página—. Además, debo coordinar mis ataques junto con mi compañero.

    De repente, la entrenadora de cabello castaño pudo observar a un pokémon azul que se dirigía a su posición, mirándola de forma alegre.

    —¿Un Oshawott?

    El pokémon nutria repentinamente salto hasta la mesa, viéndola fijamente.

    —¿Eh, qué ocurre? ¿Acaso te perdiste de tu entrenador? —dejo su libro, observándolo. Entonces algo se le vino a la mente—. Un momento... Yo te recuerdo. ¿No eres el Oshawott que estaba en el laboratorio de la profesora Encina?

    El pokémon de agua asintió con la cabeza ante esa pregunta.

    —Pero, ¡¿qué haces aquí?! La profesora debe estar preocupada por ti —decidió cargarlo, mientras apretaba un par de botones en su videomisor—. Tengo que comunicarle a la profesora sobre tu ubicación.

    Espero un par de segundos hasta que apareció la mencionada desde la pantalla.

    —¿Sí? Ah, hola Hilda, como va tu viaje junto a Tepig —dijo la profesora muy alegre.

    —Pues verá profesora, tengo a alguien que de seguro ha estado buscando —entonces le mostró en su pantalla al pokémon de agua.

    — Oshawott, con que ahí estabas —su voz sonó algo molesta—. Te he estado buscando desde ayer. No puedo creer que te hayas escapado sin autorización de nadie.

    El pokémon bajo su cabeza, avergonzado por el regaño.

    —¿Ahora qué hago con Oshawott? —preguntó, algo dudosa.

    —Ya que se encuentra contigo. Lo ideal sería enviarte su poké ball en el transportador.

    —Esa es una buena idea, profesora. Así podría reenviarla a usted, con Oshawott dentro.

    —Bien Hilda. Ve al transportador para entregarte la poké ball de Oshawott.

    —De acuerdo, profesora —colgó la llamada, dejando al pokémon nutria de vuelta en la mesa—. Oshawott, espera aquí. Ahora voy a traerte tu poké ball.

    Yendo a toda prisa, la entrenadora de cabello castaño se dirigió hasta la máquina; rápidamente comenzó a teclear algunos botones para realizar la operación de envío. Pasado diez minutos, logro obtener la poké ball de Oshawott, entonces decidió regresar al comedor.

    —Muy bien. Oshawott, aquí está tu... —se calló abruptamente, tras observar que el pokémon ya no se encontraba en la mesa—. ¡No de nuevo! ¿Ahora donde te metiste?

    -O-O-O-O-O-

    —Vaya, el pueblo es grandioso. Tengo que visitar algunas tiendas antes de partir hacia la siguiente ciudad —Ash camino por las calles, viendo cada lugar turístico—. Dawn tenía razón. Puede resultar muy divertido si la exploro por completo.

    —Oye, has oído que hay personas en la plaza —dijo un sujeto que pasaba por su lado.

    —Sí. Tal parece que un pequeño grupo dirá algo importante —respondió la otra persona.

    Luego de oírlo, Ash decidió investigar aquella plaza, yendo a toda marcha. Sin embargo, Oshawott que lo había visto cruzar por su lado, le sonrió para luego comenzar a perseguirlo.

    ¿Qué ocurrida en la plaza? Lo único que averiguara Ash, será el comienzo de la catástrofe en la región de Unova.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Bueno gente hasta aquí termina el capitulo esperó que lo disfruten y claro ya falta poco para el estreno de la nueva temporada de Pokémon que hasta ahora lo espero con ansias por ver como se desarrollada su trama, comente que les pareció el capitulo, Emilion se despide de ustedes lectores.
     
    Última edición: 6 Noviembre 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  15.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hmmm... nada mal. Vaya que Ghetsis es popular eh xD.

    Insisto en que debes vigilar tu ortografía -w-U. En la frase final pusiste "ocurrida" en lugar de "ocurrirá" como debe ser -w-U

    No obstante, al menos veo que sigues narrando las batallas de forma satisfactoria. Es algo bueno que Hilda haya decidido retirar a Tepig al verlo paralizado en frente de un poderoso Pokémon como es el Pikachu de Ash... es lo más lógico.

    A ver qué sigue, pues :V
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Dr Kaos

    Dr Kaos Guest

    bueno leído los dos cap que me faltaban....



    me gusto la manera en que hilda termino viajando con ash... aunque hubiera sido gracioso que eso inflara un poco de ash (eso de salir en televisión... la fama) daba para un momento cómico XD...

    por alguna razón esto me hiso ruido... tal vez porque el estilo de ash se basa más en la confianza en sus pokemon y el instinto en plena batalla... siendo la estrategia algo mas secundario...

    además a pesar de aparentar ser algo despistada, Hilda parece ser una chica aplicada... pero que lo más me causa curiosidad por ver es como será el camino de ellos dos... s obre todo porque la meta de hilda es la liga... por ende terminara convirtiéndose en rival de ash... (i like...)

    por otro lado se avecina el primer encuentro con los plasmas... el siguiente cap estará interesante...

    un saludo!
     
    Última edición por un moderador: 12 Noviembre 2016
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    2021
    Hola gente aquí Emilion con este genial fic, este capitulo será largo así que disfrútenlo y claro estoy viendo cada error de ortografía solo que hay algunas que debo cambiar por otras, sin más que decir comencemos.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.

    Capítulo 07: El discurso del caos

    Hilda seguía con su búsqueda por todo el centro pokémon; comenzando por los muebles hasta el patio. No importaba en cual lugar fuera, no logro encontrar un solo rastro del pokémon agua.

    —Oshawott. ¿Adónde te habrás metido? No puedo creer que de nuevo se haya vuelto a ir —dijo sumamente agotada, cayendo al suelo—. Si tan solo Tepig estuviera curado, de seguro lo hubiera encontrado con el rastreo —lloro de forma cómica, pero luego algo se le viene a la mente—. ¡Claro! Ya sé dónde puede estar... —se levantó, saliendo del establecimiento mientras recordaba el rostro de su compañero de Kanto.

    -O-O-O-O-O-

    Ash corría por las calles del pequeño pueblo hasta que pudo llegar a la plaza, pudo observar a una gran multitud reunida junto con pancartas que poseían el símbolo de una "P". Entonces decidió adentrarse entre la gente para descubrir de que se trataba en realidad.

    —Disculpe, señor. ¿Qué está ocurriendo aquí?

    —Pues tal parece que ese grupo va a hacer un discurso o algo así por lo que he oído.

    —¿Un discurso? —se preguntó algo curioso, entonces decidió entrar para descubrirlo.

    Paso entre la multitud hasta llegar a una zona donde se podía ver a aquel grupo. Cerca del lugar, respectivamente en la azotea de un edificio, el equipo Rocket se encontraba preparando lo necesario para su misión secreta.

    —Estamos en buena posición para escuchar a nuestro objetivo —dijo Meowth, observando mediante unos binoculares.

    —La máquina está en funcionamiento —dijo James, activándolo y colocándose también los binoculares.

    —Entonces escuchemos lo que dirán —dijo Jessie, imitando la acción de sus compañeros.

    Entonces dio comienzo al discurso, apareciendo entre el grupo de traje medieval, un hombre de avanzada edad que definía como su líder.

    —Bienvenidos sean todos por haber venido a esta pequeña charla que he hecho con mi grupo —habló con voz amigable—. Mi nombre es Ghetsis, y este es mi grupo. El equipo Plasma.

    —¿Equipo Plasma? —se preguntó Ash, pero antes de encontrar una respuesta, repentinamente apareció un sujeto encapuchado a su lado.

    —Disculpa, ¿me podría poner aquí?

    —Ah, claro. Yo no tengo ningún problema —acepto el entrenador. El joven solo le sonrió entre su rostro oculto para después observar a aquel grupo.

    —Nosotros somos una organización pacifista que solo busca la tranquilidad de nuestra región natal. Tenemos solo un único objetivo que es la felicidad de los pokémon.

    —¿La felicidad de los pokémon? —fue la duda de cada persona que escucho sus palabras.

    —Nuestro sueño es la igualdad entre nosotros y los pokémon —levanto los brazos—. Lo que eso significa es que dejemos a los pokémon en libertad, sin restricciones de nosotros.

    La gente reacciono atónita ante ese comentario, encontrándolo muy absurdo.

    —¿De qué está hablando?

    —¿Separarme de mis pokémon?

    —Vaya pérdida de tiempo.

    —¡Jamás me separaré de mi pokémon!

    —Hasta aquí les dejo esta pequeña reflexión a ustedes, piénselo bien, lo que en verdad harán con la felicidad de sus pokémon —Ghetsis paso a retirarse junto con su grupo que empezó a sacar las pancartas.

    Cuando el equipo Plasma abandono la plaza, la gente no hizo caso a sus palabras y solo prosiguieron a retirarse de la zona. Ash que aún estaba en el mismo lugar, no podía entender bien el asunto que hablaron hace poco.

    —¿La igualdad entre humanos y pokémon? —se cruzó de brazos, pensativo—. La verdad no lo entiendo del todo.

    —Tal vez yo pueda darte una explicación sencilla —dijo el chico encapuchado, que todavía no se había marchado—. Lo que se refiere es que debemos dejar en libertad a los pokémon tal como nosotros somos libres.

    —¿Dejarlos libres? —mostró un semblante intrigado—. No le veo el sentido de hacer eso, porque si estamos juntos a los pokémon, aprendemos a entendernos mejor con ellos como ellos a nosotros —de pronto escucho la risa del chico—. ¿Ah? ¿Dije algo gracioso?

    —No, para nada —paro de reír, observando al entrenador—. Estoy de acuerdo con tus palabras, incluso veo que tú tratas a los pokémon como compañeros, ¿o me equivoco? —alzo su vista en el cielo azul—. Personas como tú que pueden entender los sentimientos de los pokémon, hasta llegar a un punto en que no los consideras como armas de lucha. Es admirable.

    —Tienes razón —respondió con una sonrisa—. Los pokémon son nuestros amigos que siempre nos acompañada en nuestro viaje.

    —Sabes, quiero saber cómo eres con tus pokémon —enseguida saco una poké ball de su bolsillo—. Que tal un combate amistoso con un solo pokémon.

    —Lo lamento. Pero mis pokémon se encuentran ahora en el centro pokémon —dijo algo apenado por rechazar un combate.

    —Pues yo creo que tienes a un pokémon que quiere luchar —el chico levanto su mano para señalar a un pequeño pokémon que se encontraba por detrás del entrenador.

    —¡¿Eh?! Pero si es un Oshawott —reacciono sorprendido—. ¿De quién será?

    —Al parecer este Oshawott quiere luchar contigo.

    —¿En serio? —miro al pokémon nutria—. ¿Quieres luchar junto a mí?

    El pokémon agua solo golpeo su concha marina, y dando una mirada llena de seguridad.

    —Dice que sí quiere luchar junto a ti.

    —¿Puedes hablar con los pokémon? —Ash pregunto impresionado.

    —Podría decirse que algo así.

    —Está bien. Oshawott, luchemos juntos —enseguida el pokémon se puso delante de él—. Veamos que ataques tienes —entonces saco su pokédex.

    —Oshawott sabe concha filo, chorro de agua y embestida —el encapuchado se adelantó en informarle los movimientos.

    —Es cierto —lo verifico algo sorprendido—. ¿Cómo lo supiste?

    —Digamos que fue suerte —entonces lanzo su poké ball—. Sal Purrloin.

    —¿Qué pokémon es ese?

    "Purrloin el pokémon engañoso, este pokémon puede parecer adorable, pero solo es una farsa para engañar a los entrenadores y robarles sus pertenencias".

    —"Esa pokédex solo dice la información de su actitud, pero no explica los verdaderos motivos de su actitud" —pensó el encapuchado con algo de molestia.

    —Muy bien, ¡comencemos! —Ash se preparó para el combate—. Oshawott usa embestida.

    El pokémon agua corrió hasta su oponente, pero esto lo evito y aprovechando el momento ejecuto arañazo de forma constante. Oshawott dio un leve quejido de dolor a la vez que intento sobarse la cara que tenía algunas marcas por las garras del pokémon siniestro.

    —¿Está bien, Oshawott?

    El pokémon paro de sobarse, prosiguiendo a asentir con la cabeza.

    —Ahora usa Concha Filo.

    Oshawott enseguida se quitó la concha que se encontraba en su pecho y luego lo transformó en una cuchilla conformada por agua que lo rodeaba. Entonces comenzó a atacarlo de forma constante a Purrloin, que este continuo esquivando los ataques de forma ágil hasta que le lanzo arena en los ojos para enseguida contraatacar de nuevo con arañazo. Oshawott estuvo agotado luego de sufrir daño a la vez que veía borroso.

    —"¿Cómo lo hace sin dar ni una sola orden? Esto resulta parecido a mi batalla con Anabel" —se preguntó Ash que hasta ahora iba perdiendo el combate, observando al sujeto encapuchado—. "En ese caso debo usar ataques que él no pueda predecir"—entonces se preparó para realizar su plan—. ¡Oshawott, usa de nuevo Concha Filo!

    Oshawott volvió a realizar su ataque aunque se le dificultaba un poco en correr, pero su oponente volvía a evadir cada movimiento del pokémon agua, entonces volvió a lanzarle arena tras encontrar un punto vacío.

    —¡Oshawott, dispara tu chorro de agua por debajo de ti! —Ash aviso con fuerza, llamando la atención del encapuchado.

    El pokémon nutria disparo una potente cantidad de agua en su boca logrando elevarse en el cielo, Purrloin rápidamente dio un salto para atacarlo con arañazo.

    —"Eso es lo que esperaba" —sonrió ante la situación—. ¡Oshawott, vuelve a usar chorro de agua hacia arriba!

    Oshawott volvió a lanzar su carga de agua haciendo que descendiera al suelo de forma rápida, asombrando tanto a su oponente como a su entrenador.

    —Vaya, pudo sincronizarse con Oshawott aun sin ser su entrenador —dirigió su mirada hacia su pokémon, sonriendo en complicidad—. Pero, aun así no puede igualar la manera de reaccionar si esto se pusiera en contra de su propia situación.

    —¡Ahora usa Concha Filo! —grito entusiasmado.

    Oshawott se preparó para lanzarle su ataque, pero algo repentino ocurrió. Ante el asombro del mismo pokémon, que pudo observar como Purrloin se sujetaba con una sola pata en su concha marina.

    Ash se percató de la situación —¡Oshawott, aléjate de Purrloin!

    —Muy tarde... —menciono en voz baja el encapuchado.

    Purrloin utilizo su desarme con el propósito de tirarle su objeto, y luego aprovecho para atacarlo con arañazo haciendo que Oshawott cayera debilitado.

    —¡Oshawott! —Ash corrió hasta el pokémon inconsciente.

    —Lo has hecho bien. Regresa —el encapuchado lo guardo mientras recogía la concha marina que su pokémon había lanzado.

    En ese momento Oshawott había recuperado la conciencia, deprimiéndose por su derrota.

    —Oshawott, ¿estás bien? —se agacho a su altura—. No tienes por qué deprimirte. Un combate es para disfrutarlo sin importar el resultado.

    —Es realmente admirable la forma en como piensas acerca de los combates —dijo el joven misterioso, entregándole la concha marina a Oshawott—. Entrenadores como tú son admirables.

    —No es para tanto —contesto algo apenado—. Una batalla es para disfrutarlo junto con los pokémon. Es algo que siempre he tenido en mente desde que empecé mi viaje como entrenador.

    —Si ustedes trabajan juntos, estoy seguro que podrían mejorar más en los combates.

    —¿En serio lo crees? —miro al pokémon, acariciando su cabeza—. Que dices, Oshawott. ¿Quieres combatir junto a mí?

    El pokémon dio un salto frotando su cabeza en el pecho del entrenador.

    —Supongo que eso es un sí —dijo, también abrazándolo.

    El encapuchado se levantó del suelo —Será mejor que me retire.

    —Ah, disculpa por no presentarme. Soy Ash —también se levantó, sosteniendo a Oshawott entre sus brazos.

    —Lo siento. Pero no puedo darte mi nombre.

    —No te preocupes. Lo entiendo.

    —Hasta pronto, Ash —le sonrió, y luego se marchó de ahí.

    —Bien, Oshawott. Ahora tú y yo vamos a ser un gran equi...

    —¡Al fin te encontré, Oshawott!

    Ash se dio la vuelta, encontrándose con su compañera que venía agotada mientras observaba que Oshawott temblaba entre sus brazos.

    —Ah, Hilda. ¿Qué haces por aquí?

    —Estaba buscando a ese de ahí —señalo con su dedo al pokémon agua—. Tiene que volver con la profesora Encina al laboratorio.

    —Así que este es el Oshawott del laboratorio —recordó el momento en que conoció a Trip junto con los iniciales de Unova.

    —Sí, y debe volver con la profesora.

    Pero el pokémon se negó, aferrándose a la ropa de Ash.

    Hilda le asombro esa reacción del pokémon —Vaya, Oshawott se ha encariñado contigo.

    —Tengo una idea —Ash se acercó hasta la entrenadora—. Hilda, ¿podrías llamar a la profesora Encina?

    —Está bien —aceptó, comenzando a marca en su videomisor.

    "En el bosque de la ruta 1"

    —Sal amiguito. Eres libre de nuevo —dijo el joven encapuchado, liberándolo de su poké ball.

    El pokémon siniestro solo lo observo por leves segundos, mientras este sonreía.

    —Si te entiendo. Fue divertido el combate, te agradezco por la compañía que me hiciste en este día. Ahora será mejor que te reúnas con tus amigos que debe estar esperándote.

    El pokémon le hizo caso, volviendo a adentrase entre las hierbas. El chico prosiguió a quitarse la capucha revelando una cabellera larga y de color verde.

    —Ash, ha sido agradable conocerte.

    El primer encuentro que llevará el destino del poder de la verdad y el ideal ha comenzado.

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Hola gente acá acaba este grandioso episodio, ya la trama esta yendo en buen camino el próximo capitulo lo haré en estos días, bueno comente que le pareció este capitulo, Emilion se despide de ustedes lectores.
     
    Última edición: 6 Febrero 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  18.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Oh, ha cambiado un poco la situación en la que Oshawott y Ash se conocieron. Aunque el Oshawott sigue siendo el mismo en personalidad... o cuando menos a lo fácil que le ha sido apegarse a Ash xP. Pero bueno, como él dice, "los combates son para disfrutarlos sin importar el resultado". Lástima que ese tren de pensamiento solo le ha dado el trofeo de la Liga Naranja, porque se merece más que eso n_nU

    Pero bueno, me encanta también como aprovechas a N, cosa que los tontuelos guionistas no lograron ni a la de tres :V

    Eso sí, recuerda vigilar bien la ortografía...

    Es "ha", no "a" xP. Ten cuidado... aunque igual podría ser dedazo

    Por último, a ver qué hacen los Rocket a corto plazo... me despiertan curiosidad xP
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  19.  
    Emilion

    Emilion ¡Adoro escribir con mis parejas favoritas!

    Aries
    Miembro desde:
    23 Octubre 2016
    Mensajes:
    306
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Pokémon Sagas: Negro y Blanco
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    34
     
    Palabras:
    1747
    Hola gente aquí Emilion con un nuevo capitulo hoy estoy de buen humor, saben ahora las cosas anda muy bien respecto a la nueva temporada de Sol y Luna con la presentación de los nuevos personajes en especial Lillie que se volvió mi preferida bien comencemos.

    Aclaración: Pokémon no me pertenece, es de "Satoshi Tajiri y Pokémon Company". Solo me encargo de crear la historia de mi fanfic sin lucros comerciales.
    Capítulo 08: ¡Hay que entrenar a Oshawott!

    —Bien. Voy a llamarla —Hilda apretó el botón de su aparato. Espero unos segundos hasta que el rostro de la profesora Encina apareció en la pantalla.

    —¡Ah! Hola Hilda, ¿qué ocurrió con Oshawott?

    —Pues ha ocurrido un pequeño problema —rió nerviosa, mostrándole al entrenador de Kanto junto con el pokémon inicial de tipo agua.

    —Hola profesora Encina —la saludo con una sonrisa.

    —¡Ash! —la mujer se impresiono por su presencia—. Que sorpresa verte por aquí.

    Ash rasco un poco su mejilla —Lo que ocurre es que ahora viajo junto con Hilda.

    —Sí. Ahora viajamos juntos para recorrer toda la región con el fin de conseguir las ochos medallas —comento un poco nerviosa.

    La profesora pudo comprender perfectamente la situación, incluso pudo entender la intención de la entrenadora novata cuando le pregunto sobre Ash.

    —Me alegra saber que ahora viajen juntos. Así pueden ayudarse mutuamente en su camino como entrenadores pokémon.

    —¡Gracias profesora! —hablaron al unísono.

    —Entonces, ¿qué ha ocurrido? —volvió al asunto principal.

    Ash decidió tomar la palabra en explicar la situación.

    —Profesora, me preguntaba si podría quedarme con Oshawott.

    Hubo un silencio algo incómodo entre los entrenadores junto con el inicial.

    —Ash, ya deberías saber que eso no se puede hacer —dijo con voz seria—. Como sabrás, los pokémon iniciales solo son exclusivos para los entrenadores novatos.

    —Lo entiendo, profesora. Pero, Oshawott quiere viajar conmigo, es por esa razón que me siguió hasta pueblo Accumula.

    —La cosa no es tan sencilla, Ash. La nueva entrenadora que vendrá hoy, tiene que recibir a su pokémon inicial sin falta.

    —Lo entiendo profesora —sonrió con tristeza—. Si no se puede hacer nada, entonces solo tengo que regresar a Oshawott de nuevo al laboratorio.

    —Ahora que está resuelto ese asunto. Hilda, ya puedes enviarme a Oshawott en el transportador... —enseguida apareció uno de sus ayudantes en la pantalla, diciéndole algo en su oído. Luego de que se retirada, la profesora le sonrió a ambos entrenadores—. Tienes buenas noticias, Ash. Me acaban de informar que el nuevo entrenador no podrá venir por asuntos personales, explicando que demoraría en venir.

    —Eso significa que Oshawott puede venir conmigo —dijo Ash, sonriente.

    —Sí, te puedes quedar con Oshawott, pero debes cuidarlo. Entendido.

    —De eso se lo aseguro, profesora.

    —Como todo quedo hecho. La poké ball de Oshawott lo tiene Hilda. Espero que tengan suerte en su viaje, chicos. Adiós —se corto la llamada.

    Ash extendió sus brazos, levantando al pokémon con suma felicidad —Bien Oshawott, ahora puedes acompañarme en mi viaje por toda Unova.

    De repente observo el silencio de su compañera desde que la profesora le informo sobre la situación de Oshawott, quedando un poco preocupado.

    —¿Te ocurre algo, Hilda?

    —¡¿Ah?! —reacciono al escuchar su voz, volviendo a ser ella misma—. Ah, no me ocurre nada, Ash.

    —Menos mal —dijo, aliviado—. La profesora me dijo que tienes la poké ball de Oshawott.

    —Ah, es cierto —rápidamente saco el objeto pedido en su bolsillo derecho, luego extendió su mano, sonriéndole—. ¡Felicitaciones por tener a Oshawott, Ash!

    —Gracias Hilda —tomó la poké ball, luego miro a su nuevo compañero—. Ahora debemos entrenarte para nuestro primer reto en el gimnasio.

    —Ash, si quieres entrenar a Oshawott, podemos ir al club de batalla que se ubica en este pueblo —sugirió su compañera de cabellera castaña.

    —Excelente idea. Pero primero vayamos a recoger a nuestros pokémon del centro pokémon, y luego nos dirigiremos al club de batalla —dicho esto, el chico salió corriendo.

    Hilda, quien corría a su lado, estuvo meditando algo que llamo su atención desde que la profesora le informo sobre la situación actual del nuevo entrenador.

    —"¿Qué habrá ocurrido contigo, Bel? ¿Por qué no pudiste asistir al laboratorio, hoy día?"
    -O-O-O-O-O-

    —Chicos, ahora sus pokémon están en buena salud —informo la enfermera Joy.

    —¡Muchas gracias! —dijeron ambos, recibiendo sus respectivas poké balls.

    —Ahora vayamos por nuestras cosas —recomendó el entrenador de cabellera oscura, que iba corriendo hasta su cuarto alquilado junto con Pikachu que se encontraba en su hombro.

    Luego de unos minutos, ambos entrenadores ya estaban listos para partir a su nuevo destino.

    —Ash, ya estoy lista para ir al club de combate —aviso ella, colocándose su mochila en su espalda.

    —Muy bien. En marcha.

    Luego de abandonar el centro pokémon, ambos fueron con prisa hacia dicho lugar para mejorar el rendimientos de sus pokémon. Pero en otro lado, el equipo Rocket se encontraba en un gran edificio del pequeño pueblo.

    —Tal parece que nuestro objetivo se encuentra ubicado en este hotel —habló James.

    —Debemos continuar investigando lo que harán, y después daremos nuestro reporte al cuartel general —dijo Jessie.

    —Eso significa que debemos usar el modo espionaje para averiguar de sus próximos planes —comento Meowth, entonces el trió se ocultó entre las sombras de los edificios.
    -O-O-O-O-O-

    —Así que este es el club de combate —Ash miro impresionado el gran edificio junto con su compañero eléctrico.

    —Según los datos, es primordial para un entrenador novato entrar aquí, puesto que ayuda mucho en el fortalecimiento de su pokémon —explico la oriunda de Unova.

    Entrando por la puerta principal, ambos entrenadores se encontraron con un hombre de unos treinta años que vestía un traje de entrenamiento.

    —Sean bienvenidos al club de combate. Mi nombre es Don George, y soy el encargado de este lugar.

    —Mucho gusto. Mi nombre es Ash, y este es mi amigo Pikachu —se presentó, muy emocionado.

    —Yo soy Hilda, y es un gusto estar aquí —imito la misma acción, pero de forma cordial.

    —Ustedes vinieron por el entrenamiento para sus pokémon, ¿verdad? —les preguntó, recibiendo un asentimiento de ambos—. Acompáñeme, los guiare directo hacia la sala de enfrentamiento.

    Ambos entrenadores caminaron dentro de la instalación siguiendo al encargado del lugar, pero en una de las ventanas de afuera se podía observar a una sombra que había visto todo lo ocurrido para luego desaparecer con rapidez.

    —Entonces, este entrenamiento de que usted habla es a base de poder con otro entrenador que también está al mismo nivel que nosotros, ¿cierto? —dijo Hilda, observando cada sala.

    —Estas en lo correcto muchacha. Aquí pueden entrenar cómodamente a su propio nivel, con el único beneficio de que su pokémon gane experiencia en la pelea.

    —¡Suena genial! —contesto el oriundo de Kanto.

    —Nosotros recién comenzamos nuestro recorrido por Unova —Hilda se encargó de explicar sobre la situación de ambos.

    —Muy bien. Entonces ustedes debe ir a esta sala —Don George les mostró la puerta indicada a nuestros héroes.

    —Vamos Hilda —le ánimo, entrando al mismo tiempo.

    En el interior de la sala se encontraba un gran campo de batalla junto con máquinas especializadas en la curación instantánea de los pokémon.

    —Es la primera vez que veo un campo de batalla así de enorme —halago la entrenadora de ojos azules, impresionada por la decoración de la sala.

    —Escuchen muchachos. Ahora elijan su respectivo lugar de combate para dar comienzo a su entrenamiento —luego de observar como ambos entrenadores se pusieron en el lugar que escogieron, prosiguió con el desafío—. ¡Empecemos con el entrenamiento!

    Luego de iniciar con la prueba, dos entrenadores aparecieron en la sala para colocarse en el sentido contrario donde se ubicaban Ash y Hilda.

    —Sera un combate de un solo pokémon. ¡Comiencen!

    Ash saco una poké ball de su cinturón —Es momento de elegirte. ¡Sal, Oshawott!

    Saliendo de un gran destello, el pequeño pokémon nutria apareció en el campo de batalla mostrando una emoción al igual que su entrenador. Ash se percató de la reacción de su compañero amarillo.

    —Es verdad. Aún no los he presentado. Pikachu él es Oshawott, nuestro nuevo compañero de viaje —el chico solo observo como sus pokémon se saludaban mutuamente.

    —Yo te elijo, Tepig —dijo Hilda, imitando la misma acción que Ash. Cuando su pokémon salió, este se sorprendió por la aparición de su antiguo compañero del laboratorio—. Es verdad. Tepig, Oshawott ahora es el nuevo pokémon de Ash —le explico, recibiendo un asentimiento del pokémon fuego.

    —¡Sal, Patrat! —dijo el adversario de Ash.

    —Es momento de luchar, Lillipup —dijo el adversario de Hilda.

    —Ese es un Lillipup —Hilda sacó su pokédex de su bolsillo.​

    "Lillipup el pokémon perrito, este pokémon muestra valentía incluso a pokémon más fuertes que él".

    —Bien, Lillipup es del tipo normal. Así que solo tengo que usar mis enseñanzas que aprendí en la academia —dijo emocionada como ansiosa por tener su primer combate oficial.

    —Oshawott, está será tu segunda batalla. ¿Estás listo? —Ash le preguntó, mostrando un rostro lleno de confianza.

    Oshawott golpeo su concha marina seguro de sí mismo, mientras Pikachu le daba ánimos.

    —Comencemos, Oshawott —se expresó motivado, preparándose para la batalla.

    Cerca de aquella sala se podía ver una sombra que observaba el combate de ambos entrenadores desde una ventana. Ahora el entrenamiento de Ash y Hilda para prepararse para el primer gimnasio ha comenzado.

    ¿Quién será la misteriosa sombra que ronda en el club de combate?

    Esta historia continuará...

    Notas del Autor:

    Hola gente aquí Emilion con un nuevo episodio, bueno ahora Oshawott demostrada su valía en su combate como le irá, eso se sabrá en el próximo episodio ahora la historia empieza a toma una importancia, bueno a mis dos lectores de este genial y nuevo Foro en el que estoy, quiero agradecer por algunas cosas como errores o palabras que no deben venir pues digamos que aún me falta mejorar en la escritura pero ahora estoy mejor en cada párrafo que escribo, bueno comenten que les pareció este capitulo, Emilion se despide de ustedes lectores.

    Curiosidad: Se preguntaran por que he puesto el nombre de Bel en vez de Bianca, el motivo es muy simple, es que suena bien ese nombre al igual que la profesora Encina en el español, pero ojo yo he visto el anime de Blanco y Negro en su versión de Español-Latino, pues ahí lo veo desde las primeras temporadas.
     
    Última edición: 6 Febrero 2019
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,212
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, fue un capítulo bieeeeen ligero... yo los llamo "puente", puesto que llamarles "relleno" es una falta de respeto hacia el fanficker... creo. A menos que se dedique mayormente a fanfics de Naruto xD.

    Pero está bien, también me recordó que Bel no pudo asistir a buscar a su Pokémon inicial n__n. Me pregunto qué pasará con ella... y si el conchudazo de su padre estará metido en esto :P jeje...

    Como sea, a ver qué sucede n__n. Espero conti, pero no te sientas presionado, que esta época del año es bien pesada para todo mundo :V jeje

    Chaooooo :B
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Pokémon
  1. KaiUchiha
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    80
  2. KaiUchiha
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    79
  3. Lawl
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    233
  4. Kuroneko
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    96
  5. Sanjo
    Respuestas:
    11
    Vistas:
    233

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso