Long-fic Pokémon: La redención (Ash X Aria)

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por FanDeFic Sama, 15 Noviembre 2015.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pokémon: La redención (Ash X Aria)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1545
    Capítulo 7: “El drama de Aria”

    Ash, junto a su inicial y su nueva acompañante surcaban los cielos en Charizard. Ambos estaban sonrojados, y eso era debido a que Aria abrazaba a Ash, para no caerse del pokémon claro está, pero ninguno se atrevía a mirarse, además de que sus corazones latían a mil debido al contacto constante.

    —Ash, tú corazón está latiendo muy rápido, ¿qué te sucede? —preguntó preocupada sin mirarlo, bueno, lo sabía debido a que ella tenía su mano en su pecho… Y bueno, Ash estaba ruborizado debido a que sentía el busto de Aria en su espalda.

    —Yo iba a preguntar, lo mismo… ¿te sientes bien? —preguntó el azabache, si bien sabía que a ella también le pasaba lo mismo era debido a que sentía el palpitar de su corazón ya que estaba apoyado en su pecho… ya que ella lo abrazaba. Pero ninguno respondió nada, hicieron caso omiso a las preguntas de ambos. Poro Ash desvió un poco la mirada y vio un cajero automático pokémon, para posteriormente cambiar rápido de tema.

    — ¿Podemos hacer una parada antes, Aria? —preguntó mientras la miraba de reojo.

    —No me preguntes, yo soy la que te sigue aquí —habló alegremente, aún con esas sensaciones.

    —Bien Charizard, baja allí —su dueño le apuntó al lugar donde descender, el pokémon rugió y descendió. Una vez abajo Ash vio una puerta de vidrió reforzado, y con Pikachu en su hombro entro al lugar, mientras que la chica y el pokémon transporte lo esperaban afuera.

    —Bien… —sacó su pokédex, y en una máquina de las pares que había ahí, empezó a introducir sus datos… al rato tuvo acceso a su cuenta de entrenador pokémon—. ¡¿What the fuck?! —habló levantando un poco su tono de voz y su pokémon lo apoyó en su idioma— ¿Por qué tengo tanto dinero? ¿Soy millonario? No, no lo creo… Revisaré los informes de las ganancias en siete años —habló mientras miraba.

    —Por cada victoria, por cada derrota, por cada medalla, por cada liga, por cada pokémon visto, por cada pokémon capturado… Pero igual esto es mucho dinero para un simple entrenador, ¿por qué tengo tanto? —hablaba mientras miraba—. Ah… Por haber visto a todos los legendarios de las seis regiones y también por pelear con diversos de ellos. También me dieron mucho dinero por haber visto a Ho-Oh, Arceus y otras deidades. También dice que hicieron aportes amigos campeones y elite cuatro de diferentes regiones. Aquí también dice que hasta el momento vi a todos los legendarios y deidades —hablaba pensativo y serio—. ¿Pero cómo saben que vi a Ho-Oh? No lo sé, un misterio… Creo que sacaré cierta cantidad de dinero —habló para luego poner en la pantalla cierta cantidad y retirarla. Posteriormente cuando terminó, guardó el dinero y salió.

    —Bien, tengo suficiente dinero, así que estamos bien —habló Ash sonriendo—. Aún no me creo esa suma… tardaré en procesarlo —pensó…

    La pelirosa no se había percatado de que Ash había ido a sacar dinero, pero luego de lo que dijo reaccionó.

    — ¡Ah! ¡No, no puede ser! —gritaba en la acera mientras se arrodillaba y abría sus piernas (como se arrodillas las chicas en los animes)… lágrimas salían de sus ojitos rosa. Los pokémon y Ash no entendían qué le pasaba.

    — ¡¿Qué pasa Aria?! —el chico se preocupó mientras se agachaba y le sujetaba el hombro, pero hacer el tacto esas sensaciones volvieron aparecer; el corazón de Ash se volvió acelerar.

    —No podré viajar contigo Ash… perdón —hablaba la chica muy triste y arrepentida, pero más calmada.

    — ¿Pero por qué? —preguntó Ash confuso, asimismo sus pokémon estaban de la misma manera.

    —Es que tuve una discusión con mi madre y me echó de casa, lo único que traje conmigo es a mi querida Delplox… —habló mientras sacaba su pokéball y la acariciaba con su mejilla.

    — ¿Y qué tiene de malo…? —preguntó arqueando una ceja.

    —Que no traje dinero ni para cubrir mis gastos… Estoy sola en éste mundo, el único familiar que me quedaba me echó de casa —hablaba mientras volvía a llorar tiernamente, mientras que con la mano que no tenía la pokébola refregaba su ojito izquierdo. Ash la miró enternecidamente y le dijo.

    —Tranquila bonita, eso es lo de menos. Ya no llores que no me gusta verte llorar, una chica linda como tú no tendría que llorar —habló tiernamente mientras que sostenía el mentón de la chica con su dedo índice ligeramente encorvado. La chica paró de llorar y miró a Ash para luego sonrojarse y esas sensaciones que ha estado experimentando desde que se reencontró con Ash volvieron, pero más fuerte que nunca—. ¿Por qué tenía que decir eso? No es como si no lo fuera, pero, ¿habrá estado bien? El maldito subconsciente me traicionó —pensó el de gorrita para luego sonrojarse mientras miraba a la chica y su corazón latía constantemente. La respiración de ambos se estaba tornando rápida. Ambos sentían cosquillas en el estómago.

    —Yo, digo, tú, ¿crees que, soy linda, y bonita? —preguntó entrecortadamente y tiernamente.

    ¡Tengo que arreglar esto…! —volvió a pensar un poco desesperado, para luego hablar—. Si, si te dijera que no, supongo que estaría cometiendo un pecado muy grande… —habló mientras desviaba la mirada mientras se sonrojaba aún más y rascaba su mejilla con su dedo índice.

    En ese momento e ritmo cardiaco de ambos se aceleró radicalmente. Charizard y Pikachu quedaron boquiabierta cuando escucharon lo que le dijo a la chica. No obstante se sonrojaron los dos y Pikachu llamó su atención…

    —Piiikaaa piii —dijo el pokémon amarillo con una mirada picarona… posteriormente el momento se cortó entre ambos y volvieron a la realidad.

    —Enserio Aria, no te preocupes por el dinero —hablaba Ash mientras se levantaba.

    —No sé… es que me da pena… —hablaba mientras desviaba la mirada.

    —No es molestia para mí. Enserio —la chica lo miró a los ojos cuando dijo éstas palabras y vio que lo decía con sinceridad.

    —Gracias, Ash… —habló la chica delicadamente, para luego pararse y abrazarlo.


    —Aria… me matarás de un paro cardiaco si sigues así —lo que está en cursiva lo pensó. Posteriormente se separaron—. ¿Pero por qué me hace tan feliz que me abrace? No sé, o por ahí sí —volvió a pensar.

    Los pokémon volvieron a poner si mirada picarona. Posteriormente Ash propuso seguir su viaje. Se montaron en “dragón” y surcaron los cielos.

    Estuvieron volando por un rato… Pero Ash vio lo que buscaba; una tienda, que más bien era más grande que una y con un cartel gigante que decía Samsung y en su puerta había un guardia. El ojimarron se detuvo y descendió luego guardó a Charizard.

    — ¿Pika? —preguntó el pokémon confuso.

    — ¿Por qué nos detuvimos aquí? —preguntó de igual manera la chica.

    —Necesito comunicación —habló para luego entrar. Una vez entró se acercó a la recepción. El lugar era muy lujoso, había cristal por doquier, también diversas pantallas que hacían propaganda a esa marca y pasaban distintos tipos de artefactos de esa marca.



    —Hola… estaría buscando algo bueno, pero que me sirva para comunicarse —pidió.

    —Bueno, tenemos lo último en tecnología… —pero no pudo terminar porque Ash le dijo que le mostrara ese; el empleado se fue a una puerta que había a su costado y luego de unos minutos el vendedor llegó con una caja con el nombre de su respectiva marca.

    —Bueno éste es un Samsung Galaxy S6; tiene de memoria RAM unos 3GB, almacenamiento interno con tres opciones de almacenamiento de 32, 64 y 128 GB sin necesidad de micro SD. Chip de 64 bits, litografía de 14NM y cuenta con ocho núcleos… —en chico del lugar le daba las características, de todos modos Ash no entendía mucho. Pero cuando terminó de explicar Ash quedó convencido.

    —Bueno, me lo llevo y quiero otro más. Quiero dos S6 —el chico obedeció y fue a buscar otro.

    —Listo señor, ahora la forma de pago en que lo haremos y necesito su pokédex.

    —La forma de pago, efectivo… —habló cosa que sorprendió a todos, ya que generalmente a celulares de esos se lo sacaría en cuotas y con tarjera de crédito.

    — ¿Efectivo? —preguntó sorprendido.

    — ¿Está sordo? —preguntó dándole la pokédex.

    —No señor —contestó mientras Ash sacaba un fajo de dinero de su mochila y lo ponía sobre el mostrador… y había más de lo que valían los dos aparatos juntos—. Disculpe señor que le diga esto, pero ¿puedo verificar por arriba su cuenta bancaria y los informes? Es que, que saque esa cantidad en una sola vez, puede ser sospechoso —preguntó.

    —Claro… no hay nada ilícito en éste dinero —dijo, posteriormente comprobó que era todo legal… e hicieron el papeleo suficiente para que Ash sea el titular de los aparatos. Posteriormente se despidieron, y Ash salió afuera para empezar su camino nuevamente.

    Notas de autor: Bueno, Ash ya cambió así que por eso no se desmayó ni nada por el estilo cuando se enteró de su dinero que tanto tiempo fue acumulando. Bueno espero que disfruten la historia. También les diré que si bien fue un poco apresurado, lo hice a propósito, ya que usé algo que se denomina amor a primera vista… recuerdes que Ash sintió algo cuando atrapó a Aria cuando estaba por caer del precipicio.
     
    Última edición: 11 Diciembre 2015
  2.  
    Accel

    Accel Deprimente

    Capricornio
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2014
    Mensajes:
    964
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sin duda Ash cambió radicalmente.

    Es demasiado... Hahaha, no sé pero me da mucha gracia ese comentario hecho por Ash.

    En fin.

    No tengo mucho que expresar, sólo que sigas mejorando. Salud2, espero la continuación.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  3.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    598
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Momento momento, fue ella quien se comió el pan de pascua *cuelgo el teléfono* ahora si.


    Hello, Fan, veo que trajiste la continuación, vamos a leer* breves minutos de lectura* OMG.


    De seguro tenía que regar las plantas XD


    Yo también quisiera saberlo, pero ten envidió ya que ni siquiera puedo comprar una buna pc para seguir escribiendo T_T


    Momento; como abren las chicas las piernas en los animes ¿¿?¿?¿?¿?¿?¿?


    [​IMG]

    HEEEEEEEEEEEEEE

    Era necesariamente algo tan caro, me parece mucho.


    Bueno este capítulo me pareció algo de relleno, ya que no tuvo mucho contenido, solo que señalando algo que no me gusta mucho es que Aria parece una Bonnie inmadura (solo opino) Me gustaría ver algo maduro de ella, ( extraño a la Aria del anime)


    Por lo pronto no se cuál será el destino que les depara a estos chicos, supongo que ha entrenar.


    Espero la conti, bye.
     
    Última edición: 13 Diciembre 2015
    • Gracioso Gracioso x 2
  4.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pokémon: La redención (Ash X Aria)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1257
    Capítulo 8: “Unos días en una isla”


    El ojimarron había comprado los celulares, Pikachu y Aria estaban sorprendidos, o sea ¿qué había descubierto? Sí, había descubierto que en su cuenta bancaria pokémon tenía cierta cantidad de dinero que para ser honestos superaba las doce cifras… eso era debido a que él había vistos todos los legendarios y deidades, y no cualquiera tiene ese privilegio, además de que hizo muchas amistades que colaboraron.

    — ¿Pika pika? —preguntó curioso.

    —Nunca estaría demás la comunicación —contestó entendiendo lo que preguntaba su amigo. Posteriormente le dio uno a la chica.

    —Toma Aria, te doy uno… para que estemos comunicados, por las dudas. Pero nunca había hecho eso con mis otros compañeros… supongo que era porque no tenía ese dinero… —pensó…

    —No puedo aceptar esto, Ash, es mucho. Lo siento —se disculpó…

    —No hay peros, acéptalo como regalo… es por las duda. No tienes opción —explicó mientras desviaba la mirada y se sonrojaba. La chica dudó un poco, pero aceptó.

    —Bueno… no sé por qué haces esto, pero si dices que no tengo opción… —hablaba tímidamente—. Muchas gracias, Ash —agradeció tomando el objeto.

    — ¿Pika pika chu pi? —preguntó el roedor desde el hombro de su amigo.

    —Sí, tienes razón Pikachu, sigamos con nuestro viaje…

    —Sí, es verdad… —apoyó la chica guardando su aparato.

    No obstante el chico sacó a su pokémon volador, se montó y volvieron a surcar los cielos… dirigiéndose hacia el norte. Las emociones esas que ambos adolecentes sentían volvieron aparecer cuando sus cuerpos se tornaron adyacentes.

    Cada vez que estoy muy cerca de él… me pasa esto… es una sensación linda, pero es un poco desesperante, supongo… ¿puedo decir que Ash me gusta? —pensaba la chica…

    Mi corazón… se desespera en cuanto estoy con ella muy cerca… ¿Tengo que averiguar si es exactamente lo que creo que es… si en verdad… me gusta —razonó el ojimarron mientras miraba al frente—. Pero cambiando de tema, no sé cómo los miembros del comité directivo de la liga averiguaron que Arceus, Ho oh, entre otros legendarios estuvieron al alcance se mi vista… Maldición, son como dices omnipresentes después de Arceus —pensaba.

    En otro lugar, más bien en el laboratorio del profesor Oak, se estaba entablando una conversación.

    — ¿Entonces averiguó dónde está? —preguntó al profesor Oak, una Misty preocupada y triste a la vez… y en la residencia estaban todos los amigos de Ash, y su madre y al parecer todos estaban de igual manera.

    —Juntando lo que dijo Serena y que Charizard no está, cosa que Tracey dijo que Ash se lo llevó, y mis contactos me dijeron que lo vieron en Kalos, diría que tengo una 97% de probabilidades de que él sí esté en dicha región —informaba el preguntado.

    —Pero no nos preocupemos, se trata de Ash… se sabe cuidar bien solo; además de que está con Pikachu y Charizard —habló Gary despreocupadamente.

    —Ése no es el caso Gary, la cuestión es lo que dijo Serena antes de cortar la llamada. Digamos que Ash le contó todo lo sucedido a Serena y ésta dijo: “¡¡Olvídense de que alguna vez, Ash existió para ustedes, desgraciados!!”… eso nos hace pensar que Ash ya quiere tener comunicación con nosotros. Por eso queremos buscarlo y pedirle disculpas… —dedujo el Brock, no obstante todos asintieron, contradiciendo lo que decía Gary… Pero volviendo con Ash… éste estaba por decirle algo a Aria mientras tenía fijado sus ojos en una tienda.

    —Bajaremos a comprar provisiones… ¿tú sabes cocinar? —preguntó mientras le hacía seña a su pokémon que descendiera en la tienda, y así se hizo.

    —Más o menos, pero trataré de hacer lo mejor que pueda, ¿pero para qué necesitamos porciones? Si vamos a un centro pokémon, la comida es gratis, ya que así lo determinó Ligas S.A. haces un mes —explicaba la pelirosa un poco confusa.

    —Lo sé… pero no nos quedaremos en un centro pokémon, ya que iremos a una isla desierta unos días… Iniciaremos éste viaje ahí, para poder entrenar sin interrupciones. Dime, tú puedes quedarte y esperarme en algún centro pokémon si lo deseas y mantendremos comunicación vía celular. ¿Qué harás? Tienes un rato para pensarlo —preguntó e informó, mientras el pokémon aterrizaba. Pero Aria no lo dudó.

    —Voy contigo, no puedo quedarme en un centro pokémon después de decidir viajar contigo —hablaba mientras bajaba del pokémon.

    — ¡Pika pika! —el amarillo apoyó lo que decía la chica al igual que Charizard.

    —Me agrada que digas eso… —habló Ash mientras guardaba y Charizard y entraba a la tienda.

    ¿Le agrada? A mí me agrada que le agrade… —pensó con alegría, posteriormente lo siguió.

    Luego de comprar ciertas provisiones y ya que estaba allí una mochila para sus bienes, cabe destacar que como ninguno de los dos sabía cocinar bien que digamos, compraron un librito con recetas. Posteriormente retomaron su viaje al norte de Kalos, en el pokémon volador, surcando los cielos…



    Luego de volar tranquilamente, pasaron unas dos horas hasta llegar a destino… era una isla como bien dijo Ash, desierta; cosa que la hacía muy tranquila. Pero desierta hablando de humanos, pero sí había pokémon por algún lugar, si lo buscabas.

    —Ésta es, aterriza Charizard —pidió tranquilamente.

    — ¿Aquí es, Ash? —preguntó su compañera mirando los alrededores mientras Charizard descendía.

    —Sí… hay algo que quiero verificar... además de empezar con el entrenamiento… el tiempo está corriendo y el dinero no compra el tiempo —habló, y el pokémon aterrizó por completo.

    — ¡Pika pi! —apoyó el roedor alegre mientras su entrenador bajaba del pokémon y ayudaba a Aria.

    — ¿Has acampado alguna vez? —preguntó mientras mira los alrededores, para luego guardar a Charizard—. Vamos, tenemos que buscar un buen lugar para acampar —dijo mientras empezaba a caminar.

    —Sí, si había acampado cuando recién empezaba a hacer mi viaje para llegar a ser la reina de Kalos —Comentaba mientras seguía el paso de Ash a un metro, definitivamente no quería perderse—. Pero nunca había acampado en una isla desierta.

    La isla no era muy grande que digamos, sólo tenía unos quise kilómetros a la redonda, tenía una montaña en medio diversas rocas, diversos árboles alrededor al igual que palmeras a pocos metros de salir de la isla y en ese lugar había arena.

    El sol irradiaba, no había nubes, todo despejado… Y al parecer Ash había encontrado el lugar perfecto para acampar…

    —Es perfecto… —habló mirando una roca al lado de un lago, tenía unos seis metros a la redonda y el lado dos kilómetros, aunque era medía deforme, dos metros de alto y aún costado una roca un poco más pequeña haciendo de escalón, y era de la altura perfecta para poder bajar y subir sin dificultad alguna, bueno más o menos—. Armemos las tiendas aquí —dijo mientras subía a la dichosa roca.

    —Sí, es perfecto… —apoyaba Aria mientras subía también y el pokémon inicial de Ash exclamaba por encontrar tan buen lugar… no obstante Ash sacó a Charizard y le ordenó.

    —Busca una roca más pequeña para poner como escalón aquí —habló mientras apuntaba a la roca más pequeña que la que estaban parados. Posteriormente el pokémon obedeció y fue a buscar el pedido—. Yo armaré las tiendas… ¿Aria, me ayudas? —preguntó con una sonrisa.

    Esta tan lindo… Claro. —lo que está en cursiva, la chica lo pensó, aunque esas palabras fueron sinceras, ella quería estar segura… para después dar un paso más adelante…

    Notas de autor: Bueno, lo dejamos hasta aquí. Espero que les guste éste capítulo. Bye y nos leemos cuando me lean.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    598
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sabes ahora que lo recuerdo, con respecto con respecto a que has compro tan súper tecnológicos celulares, me hizo pensar en `` Ha ya entiendo, Fan se vendió a la empresa de Samsung Galaxy S6 que ahora patrocina sus productos mediante los fics´´ pero que método tan eficiente, que ya me dieron ganas de comprarme uno; tú y tus mensajes subliminales........


    Vamos a hablar del capítulo de hoy.

    Admito que los 2 se están enamorando perdidamente, pero a pesar de ello, casi no se conocen del todo, y como dicen las malas leguas,`` No puedes amar a alguien que no conoces´´ por eso n me llevo bien con la idea de amor a primera vista, pero tengo curiosidad de saber cómo manejas la relación en el trascurso de la historia.

    Veo que ahora, el chico Ash se ha dedicado a entrenar, y ha escogido el escenario indicado, una isla no tan desierta, pero me preguntaba si acaso Aria no o distraería durante el entrenamiento, porque cuando uno entrena, lo hace solo, pienso que Ash solo en una isla le daría un cambio más profundo y radical, pero no quiere dejar a la chica, se nota que al fin y al cabo, no le gusta estar tan solito XD

    2 Chicos solos en una isla, eso podría terminar con.......no mejor no lo digo, jaja.
     
    • Gracioso Gracioso x 2
  6.  
    Poikachum

    Poikachum Usuario VIP Comentarista empedernido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,746
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Pongo gracioso en el último por lo de : ¿tienen mente de Metapod? jajajajaja, eso ha sido muy bueno. El fic ha conseguido engancharme, tengo ganas de leer el próximo y ver como cambia Ash al lado oscuro. Es un fic bastante diferente a lo que estoy acostumbrado, sigue así :D

    Errores si los ha habido han sido mínimos y leves, la estructura facilita la lectura junto a una buena trama ^^
     
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pokémon: La redención (Ash X Aria)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1449
    Capítulo 9: “El comienzo del entrenamiento, y el susto de Aria”

    Después de haber llegado a la isla, nuestro héroe Ash se dispuso a armas la tienda de campañas y darle una orden a su Charizard… obviamente las tiendas había comprado en el mismo lugar donde compraron las provisiones.

    —Listo, están armadas —habló Ash a sus compañeros.

    —Sí, se ven tan bien… —habló la peli rosa esperanzada mirando las tiendas: Una era de color azul oscuro y la otra era rosa, en sí también eran bastante grandes, como para tres o cuatro personas cada una. Estaban muy firmes y eran resistentes al agua obviamente.

    —Pika, pi —apoyó el pokémon.

    —Ash, ¿recuerdas el libro de cocina que compraste en la tienda? Me lo das para leerlo, así aprendo algo para poder comer rico —habló la chica tímidamente.

    —Sí, claro —dijo buscando en la mochila—. Creo que también lo leeré para aprender —terminó cuando encontró lo que buscaba y se lo entregaba a la chica.

    —Gracias… —agradeció tomándolo.

    —Yo empezaré a entrenar… Yo estaré cerca, pero mantente alerta por los pokémon salvajes —habló seriamente mientras bajaba de la roca.

    ¿Se preocupa por mí? —pensó mientras un sonrojo aparecía es rostro—. ¡Claro Ash, no te preocupes! —habló alegremente… bueno, la chica tenía sospechas de que estaba enamorada de él, y de alguna manera eso la hacía feliz.



    Ash, estaba a cien metros de donde estaba Aria… estaba sentado en el suelo cruzado de piernas y brazos pensando, y Charizard y Pikachu que por el momento ellos estaban con él, esteban esperado a que su entrenador les dé alguna orden.

    —Bien… como sabrán, yo sólo tengo a ustedes dos, el propósito de éste viaje es empezar de nuevo, y fortalecernos como equipo, claro que tendremos que capturar nuevos pokémon para nuestro arsenal. El profesor Ciprés me dijo en una oportunidad en Kalos antes de venir aquí, que en ésta isla, hay un pokémon muy peculiar de su especie, es muy astuto, por eso ninguno de los ayudantes del profesor pudo capturarlo, por eso decidí empezar aquí… para capturarlo y ya que estamos no quedamos unos días para empezar nuestro entrenamiento —informó a sus pokémon, estos se pusieron de acuerdo con su entrenador— Presten mucha atención a sus alrededores y díganme; ¿no sienten como estamos siendo observados? —preguntó susurrando. No obstante los pokémon se centraron en sus alrededores, y su entrenador tenía toda la verdad… algo los observaba—. Tengo argumentos para suponer que es un Lucario… Pero dejemos esos de lado, y vamos esperar el momento adecuado para capturarlo, pero mientras tanto, vamos a entrenar —pidió, cosa que sus amigos asintieron—. Bien… ambos se someterán a los mismos entrenamientos más o menos, y será muy rígido —la actitud de Ash cambió completamente, puso un semblante de determinación. Sus pokémon asintieron animados— Armaré un programa de entrenamientos… —habló Ash sacando un lápiz y un papel de su bolsillo, para luego pensar y escribir. Mientras completaba el programa, Aria estaba queriendo conocer algunas de las especias que el libro le decía, para el mejoramiento de su arte culinaria. Ella estaba hurgueteando la mochila de Ash, sacando cada ingrediente.

    —Espero que Ash no se enoje, quiero conocer bien los ingredientes —hablaba, pero mientras buscaba más ingredientes revisó un bolsillo que no debía—. ¿Qué es esto? —preguntó mientras sacaba con sus extremidades, unos fajos de billetes verdes, y muchos. La expresión de la chica cambió a una de sorpresa—. ¿Por qué tiene tanto dinero un entrenador? Dudo mucho que haiga esta cantidad en su cuenta bancaria... Ahora que lo recuerdo, compró dos celulares como si nada y con efectivo… en ese momento pensé que era un ahorro de él, pero eso no quise aceptar el regalo—Aria lo pensó detenidamente— No… —pensó asustada, para luego hablar—… no creo que Ash sea narcotraficante, o esté en una organización mafiosa donde contrabandean personas… —la chica estaba delirando—. No, ¿si me trajo aquí para un encuentro con las personas del bajo mundo para venderme y exportarme y cuando esté en otra región esclavizarme? —los ojos de la chica se abrieron como platos al pensar en eso— No, Ash no es esa clase de persona… mejor guardaré todo, y le contaré lo que pasó cuando venga, seguramente debe a haber una razón para eso —hablaba mientras terminaba de guardar todo—. Seguiré leyendo el libro —dijo para ponerse en acción. Volviendo con Ash, ya había terminado el programa.

    —Bien, terminé… Podemos empezar —habló, para dar instrucciones— primero; empezarán entrenando su velocidad. Charizard, tu principalmente. Tú te especializas en volar para atacar más que nada. Pero quiero que también corras para atacar, por eso es indispensable aumentar tu velocidad. Y Pikachu, tú eres rápido, pero si podemos incrementar esa rapidez sería aún mejor. Por eso quiero que Pikachu le de cinco vueltas al lago… Charizard, quiero que tú le des una vuelta al lago. En marcha —habló… sus pokémon obedecieron, no objetaron nada, y así se pusieron a correr. Obviamente Pikachu lo pasó rápidamente y le llevaba una clara ventaja. Por parte de Ash, él seguía pensando en la misma posición y con los ojos cerrados.

    —Yo cambié, pero no completamente… ¿debería entrenar yo también? Así cambiaría totalmente… no sé —luego de meditarlo un poco, decidió entrenar él también, así que empezó a correr para alcanzar a Charizard, cuando lo alcanzó empezó a trotar a su lado —el pokémon se sorprendió y preguntó qué pasaba en su idioma característico.

    —Yo también entrenaré… obviamente mi programa no será el mismo que el de ustedes, pero sí entrenaré —contestó. Y así el protagonista de ésa historia se puso a entrenar.

    En otro lugar… más bien en Kanto, se llevaba a cabo una conversación. Todos sus amigos estaban muy preocupados por el paradero de Ash… Pero bueno, no tenían derecho a preocuparse; ellos le dieron la espalda, ¿no?

    — ¿Qué haremos? —preguntó May aun nostálgica.

    —Sí… nos portamos muy mal con Ash… No nos perdonará nunca —habló Dawn al borde del llanto… la chica no era de llorar, pero bueno, había perdido a su mejor amigo. Era entendible.

    —No podemos decirle a la policía… si hacemos eso, no nos creerán. Si bien la mayoría de las oficiales Jenny lo conocen a Ash, pensarán que salió de viaje nuevamente —habló Oak sabiamente.

    —Sí, es verdad… lo mejor sería buscarlo a Ash con los contactos que tenemos nosotros… —apoyó su nieto.

    —Pero se trata de Ash… volverá cuando tenga hambre ¿no? —Misty estaba esperanzada.

    —No lo creo… Si bien él nos apoyó siempre en nuestros sueños, y que nosotros le soltemos la mano… sin duda, lo que voy a decir espero estar en lo incorrecto, pero lo que hicimos habrá generado cierto odio hacia nosotros —habló Brock pensativo.

    —Pero no nos puede odiar, sabemos que Ash no es capaz de odiar a alguien… él no es así —hablaba Iris tratando de no pensar en lo que el moreno dijo.

    —Yo tampoco quiero pensar que Ash nos odie… Pero puede que tenga algo de razón Brock, en ese momento… cuando le dijimos todo lo que le dijismos… algo en Ash cambió, pero cambió a tal punto que ya no es el que era antes… O eso es lo que yo observé, bueno saben que soy muy perspicaz debido a mi profesión como conocedor pokémon —hablaba el chico de pelo verde.

    La más afectada de todas era Delia, la madre de Ash… si bien era su único hijo, no quería que la odiara. Ella en ese momento, por primera vez se sentía sola… algo que nunca sintió a pesar de que su hijo la mayor parte de su infancia no la pasó a su lado. Estaba destrozada.

    —Lo mejor será que busquemos a Ash sin hacer movilización alguna, y hacerlo tal y como lo dijo mi abuelo, con nuestros contactos —habló el profesor pokémon.

    Volviendo con Ash… ya había terminado de correr… Pikachu terminó junto con Ash y Charizard, a pesar de que él tenía que dar diez vueltas, y estos dos sólo dos... terminaron a tiempo.

    —Bien, fue algo agotador. Pero les prometo que valdrá la pena todo el esfuerzo —comentó Ash—. Lo próximo será… entrenar la fuerza, levantando cosas pesadas. Como no tenemos mancuernas ni nada por el estilo, lo haremos con rocas. Vamos a buscar algunas —habló mientras se encaminaba para los lados de la montaña, ya que alrededor de ésta estaban lo que el entrenador buscaba.



    Nota de autor: Bueno, hasta aquí el capítulo… díganme, ¿a qué se refería Ash cambiar completamente? Otra cosa, como dije, Lucario es indispensable, así que bueno… en el próximo capítulo hará su aparición. Espero que disfruten la historia. Sin más nada que decir, me despido.
     
    Última edición: 1 Enero 2016
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Ganador Ganador x 2
  8.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    598
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Nose que es peor, que te ignoren o que te odien. Bueno después lo discuto con mi perro.

    El capítulo es algo corto, yo lo senti corto pero es por mi mala costumbre de 4000 palabras, debo cambiar eso; en parte este capítulo es un pequeño avance de lo que será a en entrenamientos, me queda en duda saber como será.
    Claro que si, hasta yo me preocuparía aún si no me agradara.

    Bueno, tomando en cuenta, que la chica es joven, es la reina de una région, linda piel, una buena figura y que es bastante linda en todos esos aspectos; ganaría muchos billetes por ella............peeeeeeero no, si fuera yo mejor me la quedó sólo para mi en esa isla

    Me preguntaba en que momento saldría con la idea del Lucario, veo que ya llegó, hummm aber que pasa pero sabes que esta ultima parte me recordó bastante a tu otro fic, trata no no hacerlos parecidos.

    Nos vemos en el próximo comentario.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Poikachum

    Poikachum Usuario VIP Comentarista empedernido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,746
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Otro buen capitulo con un toque de humor: ¿Ash narcotraficante? jajaja. De momento entrenar con solo Pikachu y Charizard, a ver que pokémon capturara finalmente Ash :)
    Me ha gustado de principio a fin, se me ha hecho hasta corto, espero poder leer pronto la continuación. Vi algunos errores pero sencillos de resolver.


    Yo creo que Ash cambiara en corpulencia y en apariencia(¿Se dejará barba?).
    Hasta la conti ^^
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  10.  
    Accel

    Accel Deprimente

    Capricornio
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2014
    Mensajes:
    964
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    I liked.

    Éste es uno de los capítulos que me ha gustado más, aparte del capitulo cuando lo dejan de apoyar y comienza el "cambio"

    Hahahaha, y me encantó la parte cuando Aria consigue el dinero en la mochila de Ash, que gran imaginación tiene ¿No? x'D

    ¿A qué se refería Ash cambiar completamente? Pues, no sé, aparecerá alguien como Harley y... ¿Se cambiara al otro bando? xD ¿Bisexual? ¿Un triangulo amoroso entre Aria y el tipo parecido a Harley? ¿Quién hará el papel de hombre y quién el de mujer? Ya me salí de la pregunta... xD

    En fin, was very good, nos leemos luego.
     
    Última edición: 2 Enero 2016
    • Gracioso Gracioso x 1
  11.  
    Twisted MaFx

    Twisted MaFx [No se me Ocurrió un Titulo]

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Julio 2014
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritor
    Welp, descubrí el Fic hoy en la madrugada, y a Pesar de que hasta solamente hace unas Horas no conocía quien Era Aria (Miren mis super conocimientos de Pokemon :v), me gusto como manejas la Situación de Ash. Cambiando al tema romántico, para mi es un Poco acelerado, aunque tu concepto de amor a primera vista lo Justifica parcialmente, todos los capítulos me han gustado, sobre todo este ultimo con el Tema de Ash Narcotraficante xD.

    Me tuve que aguantar la risa a las 4:00 AM, Cabrón.


    Esperando la continuación, Saludos :P
     
    • Gracioso Gracioso x 2
  12.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pokémon: La redención (Ash X Aria)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1630
    Capítulo 10: La historia de Aria.

    Luego de un largo entrenamiento; de velocidad, fuerza, y después un par de batallas entre Pikachu y Charizard… y mientras estos batallaban, Ash se puso a pensar en el entrenamiento y nuevos métodos para que sea más eficaz. Luego de eso Ash y sus pokémon estaban por ir a donde Aria, para hacer algo de comer, debido a que estaba oscureciendo. Pero antes llamó a Ciprés y estaba hablando con él.

    —Sí, claramente yo financiaré todo no se preocupe… tiene un año y medio para hacer que lo terminen, con todo. ¿Altura? Uhm… la misma cantidad de metros que la torre Prisma… ok. Listo… espero que esté terminado para cuando termine mis objetivos. Dale, nos vemos profesor —por consiguiente la llamada se cortó. Luego, Ash se fue a donde su amiga, de momento. Cuando llegó se entró con Aría haciendo unos sándwiches y sacando comida preparada para pokémon de la mochila de Ash…

    — ¡Hola Aria! —saludó contento y con una sonrisa… a pesar de que después de la desafortunada situación que pasó el chico, parecía que no volvería a reír. Pero esa chica lo hace sonreír.

    — ¡Hola, Ash! —saludó la pelirroja con alegría—, ¡ya está la comida, a comer! —dialogó… ella estaba sentada sobre sus piernas, sobre un mantel a rayas azul y blanco, a un costado de las carpas. Dentro de un recipiente, estaban los alimentos del chico y la chica, y jugo de naranja.

    —Ah, muchas gracias por preparar esto, en verdad el entrenamiento me dio hambre —habló mientras se sobaba la barriga—. Charizard, tú tendrás que comer abajo, por cuestión de espacio y Pikachu te hará compañía —le habló pokémon volador fuego al ver que ocupaba mucho espacio en la roca en la que se encontraban situados. Ambos pokémon asintieron sin problemas. Luego, Ash bajó los platos de ambos. Aria sacó a su pokémon y bajó su plato para que coman con los pokémon de Ash.

    Mientras comían tranquilamente, Aria pensaba—. ¿Le preguntó acerca de todo lo que pasó… No, confiaré en lo que dijo en la tienda de Samsung! —pero algo la sacó de sus pensamientos, y era el chico que le había hablado.

    —Aria…

    — ¿Sí? —preguntó curiosa.

    — ¿Cuál es tu historia? ¿Por qué corrías a ese acantilado? —interrogó mientras le daba una mordida al sándwich, y la miraba de reojo—Por favor, no hagas flash back, que yo no puedo ver lo que imaginas.

    —No quiero aburrirte con mi historia… —musitó mientras ponía un semblante triste, en ese momento, Ash lo notó, y puedo ver en sus ojos que ella había sufrido mucho.

    —Aria… —habló tiernamente y comprensible el azabache mientras se movía para situarse al lado de chica, mirándola—. Puedo ver en tus nostálgicos ojos que sufriste mucho. Pero tranquila, yo estoy dispuesto a escucharte y ponerte el hombro… puedes confiar en mí —le dijo mientras sujetaba hombro de la chica. Las palabras y acciones del chico hicieron que el corazón de la chica dé un vuelco, y Ash reaccionó—. ¿Qué demonios dije…? Aunque es verdad, ¿pero habrá estado bien decirlo? Sí, porque es verdad —el corazón de la chica palpitaba muy rápido, a pesar de que se sentía triste, lo que le dijo nuestro protagonista la hacía feliz.

    — ¿Enserio lo dices? —preguntó sonrojada y tímidamente.

    —Claro. Tu historia jamás me aburriría —confesó con una sonrisa. Por parte de los tres pokémon, prestaban atención a lo que sucedía pero disimulaban para no molestarlos. Pero se sorprendieron por el cambio que tuvo el entrenador después de clavado de puñal que le dieron sus amigos, compañeros… su madre.

    —Está bien, te contaré... hace un año, mi mamá acordó un matrimonio para mí, cuyo chico fue mi novio un tiempo, unos meses; al principio todo era normal, pero luego me empezó a dejar de lado, no me prestaba atención, me trataba mal, y un día llegó a golpearme —a Aria se le pusieron los ojos cristalinos—, luego quiso tocarme para pasar a mayores, pero no lo dejé. Por las obvias razones que ya dije. Yo corté con él… mi madre aún no lo sabía. Luego empezó a acosarme, me seguía a todos lados, no me dejaba tranquila y su presencia me molestaba… un día se salió de control; y me salió correr con un arma blanca… yo crucé la calle, y pasé —lágrimas bajaban de la mejilla de la chica al recordar— y casi me choca un auto. Éste frenó, y me di cuenta porque se escuchó la frenada, pero el auto patinó. Yo pasé por un pelo, pero él no… a él lo envistió el auto. Yo tenía tanto miedo que me fui, le conté lo sucedido ese día a mi mamá, no sé por qué pero no le dije que fue el hijo del hombre con quien me arregló el matrimonio. A los días, yo no quería salir de mi casa… pasó un tiempo y luego me convertí en la reina de Kalos. En ese momento del accidente, mi madre se enteró de que el chico estaba internado porque lo chocó un auto, ella lo fue a ver. Mi madre fue muy ingenua al no asimilar los hechos que le conté, lo de mí prometido, por ese motivo nunca sospechó de él. Yo le decía que lo iba a visitar pero nunca iba. Pero hasta hace tiempo, me enteré de que faltaba poco para que le den el alta del hospital, en ese momento yo le dije que no me quería casar con él, pero por alguna razón, nunca pude decirle las razones, y me dijo que yo sí me iba a casar con él —Ash, escuchaba con incredulidad, y por alguna razón quería abrazarla y consolarla… veía como de sus ojos salían lágrimas que demostraba el sufrimiento que había pasado—, yo me volví a negar, y me dijo que si no me adaptaba a las reglar de su casa, que me vaya —ya no eran lágrimas, ahora lloraba desconsoladamente… Ash, no lo soportó más y la abrazó. La chica lloraba mientras tenía su semblante hundido en el pecho del chico, ella no pudo terminar de hablar, así que el azabache terminó por ella.

    —Luego, saliste corriendo sin más nada que tu compañera, y de tanta angustia, no te fijaste el camino y caíste al precipicio, y yo justo pasaba por ahí te llegué agarrar antes de que te pase algo terrible… —musitó acariciándole la cabeza… Aria estaba desconcertada… Ash la había abrasado y no sabía que hacer; si corresponder, o no. Y optó por el primero, y correspondió el abrazo… mientras aún lloraba. Los pokémon miraban enternecidos… pero ninguno dijo nada, no querían arruinar el momento.

    —Ahora que lo mencionas, no te agradecí por salvarme… me vida hubiese terminado en aquél momento, sino fuera por ti… gracias —habló tiernamente, sin despegarse del azabache.

    —No te preocupes, no pienses en eso que ya pasó… —le dialogó comprensible aun abrazándola.

    Luego de un unos segundos más se separaron… y siguieron comiendo, y Aría le preguntó su historia a su compañero.

    —Para serte honestos… mi mamá, mis amigos y ex compañeros, quisieron que abandone mi sueño de ser un maestro pokémon, pero no lo hice, y me fui de mi casa… todos me dieron la espalda, cuando yo siempre estuve ahí para ellos —la chicha no podía creer lo que escuchaba, estaba atenta a lo que decía y a la vez atónita, no podía creerlo—, digo, a mis ex compañeras que cada vez que perdían un concurso pokémon yo las animaba de vez en cuando, y al igual cuando perdían un gran festival. A otra que quería ser entrenadora pokémon tipo agua, también la apoyé, entre otros ex compañeros. A pesar de ello, yo nunca les dije que abandonaran sus sueños, y a mí que perdí la liga Kalos, me dijeron que abandone los míos… yo no lo acepté y me fui, ahora estoy más decidido que nunca a entrenar para cuando termine en un año, volver a entrar a la liga Añil y cerrar muchas bocas a lo largo de ese tiempo, yo tengo el criterio que hay que darlo todo hasta el final —explicó.

    —Ese es el espíritu; yo te apoyo, Ash. —confesó con una agradable sonrisa, aunque se notaba la tristeza del momento atrás.

    —Gracias…

    — ¿Sabes?… —preguntó la chica.

    — ¿Qué? —respondió con una interrogación, confuso mientras arqueaba una ceja.

    —Disciplina y perseverancia, tarde o temprano superan al talento. Puede que no hayas nacido con ese don para tales cosas, pero si luchas por lo que quieres hasta el final, lo tienes. Es tal y como lo dijiste, hay que darlo todo hasta el final —volvió hablar con sabiduría y su linda sonrisa.

    —Sí, tienes razón… gracias por las palabras de aliento —habló—. Me gustan tus ojos y tu sonrisa —comentó mirando fijamente a su semblante. Aunque eran verdad, el subconsciente lo había traicionado. Pero esas palabras causaron un gran sonrojo en la chica. Cuando Ash se dio cuenta de lo que dijo, no pudo evitar sonrojarse y habló avergonzadamente y tartamudeando un poco.

    —No, no quise decir eso, digo, es verdad, pero, no sé… —pero la chica lo interrumpió.

    —E-está bien, me-me gusta que me digas cosas lindas —habló aún con su rubor y balbuceando. Sus compañeros pokémon no pudieron evitar reírse por los actos y palabras llenas de vergüenza de ambos— ¡Oigan, ustedes!, ¡¿de qué se ríen?! —preguntó un poco sobre exaltado y sonrojado, pero en el caso de Aria, se tapó la cara de la vergüenza.

    Notas de autor: Bueno hasta aquí el capítulo, espero que les guste… disculpen si puse mucho romance y lo hice muy empalagoso. Es que hay usuarios querían ver un poco más del susodicho género. Omegavantage, no leas mi mente, estás spoileando xD.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  13.  
    Twisted MaFx

    Twisted MaFx [No se me Ocurrió un Titulo]

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Julio 2014
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritor
    Welp, aunque me gusto que pusieras un Capitulo dedicado el 90% al Romance, lo que mas me gusto e Intrigo fue la Llamada a Cipres, Si, que Ash tiene mucho dinero y todo, pero, ¿Una Construcción semejante a la torre Prisma?, Quiero ver a donde va a Parar esto. Por otra parte, debo decir que aunque la HIstoria de Aria explica muy bien lo del Precipicio,creo que entra un poco en Contraste con hacerse Reina de Kalos, aunque bueno, todo es posible.

    Sin mas que decir, saludos, y Esperare la continuación :P.
     
  14.  
    Poikachum

    Poikachum Usuario VIP Comentarista empedernido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,746
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Capitulo cercano a la shukulencia e.e okno XD. Bueno, el giro ha sido bastante increible, la historia de Aria es realmente triste pero ahi esta Ash para ``consolarla`` e.e. También me ha gustado como has descrito los hechos, las conversaciones, pensamientos...todo.

    Espero poder leer la continuación, errores leves y la trama va a mejor cada vez y eso me encanta, sin que se atasque :D
    Suerte y...e.e jajaja
     
  15.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola! Bueno, lamento la tardanza, pero no podrá ser otro capítulo por unas dos semanas, o menos ¿quién sabe? Mis disculpas.
    Pero hice éste post para decirles que se cambiará el título de la historia, pasará de: "Nuevo Ash... Nuevo sentimientos (Ash X Aria)" a " Pokémon: La redención (Ash X Aria)"

    Tengan un poco más de paciencia :)
     
    Última edición: 17 Marzo 2016
    • Informativo Informativo x 1
  16.  
    AssasinDPM

    AssasinDPM Encontré la mejor vía para amarte mejor

    Leo
    Miembro desde:
    31 Julio 2014
    Mensajes:
    19
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sin duda alguna me dejaste impresionado con este capítulo bro,gracias a ti ahora le tome cariño a la pareja(sin olvidar mi pareja favorita: el amourshipping).

    Aspectos Generales: Errores ortografícos(aunque parecen "Easter Eggs",es decir,son muy pocos la verdad).

    Solo espero que publíques otro capítulo,viejo,estoy leyendo el fic desde que salio. Así que por el momento,ese es todo el reporte,Saludos desde Vzla.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  17.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pokémon: La redención (Ash X Aria)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1031
    Capítulo 11: Momentos.


    El sol ya se había escondido, dando paso a una noche de luna cuarto menguante pero estrellada. La brisa era algo fría, por el simple hecho de que estaban al lado de una laguna, y a pocos kilómetros, se encontraba el océano.

    Luego de momentos de sonrojos y de cenar algo rápido, Ash, Aria y Pikachu se fueron a dormir, y Charizard y Delphox en sus respetivas pokébola. Obviamente Ash, en su respetiva tienda y Aria en la suya.

    Al parecer ambos entrenadores estaban sumidos en sus pensamientos, y Pikachu en la tienda de Ash se hallaba dormido. Aria se encontraba pensando en los momentos vividos ese día.

    Ay, ¿por qué habrá dicho eso? —pensaba detenidamente—. No creo que él sienta algo hacia mí… aunque eso me haría feliz. Osea, si me hace muy feliz que él sienta algo por mí, y me gusta que él especialmente me alague, sumándoles, todas esas cosas; como por ejemplo, el simple hecho de que cuando el no estuvo cerca, mi corazón se desesperó, quería que esté a mi lado. Y cuando estoy con él y me dice cosas lindas, mmm, no puedo evitar sonrojarme y que un sensación de felicidad se apodera de mí. También mi corazón se acelera de emoción, pero trato de disimular —meditaba ruborizada, con su cabeza en su almoneda y tapada.

    Pero por otro lado, Ash, se encontraba pensando en Lucario que acechaba en la isla, y también estaba pendiente de que los estuvo observando todo el día. Sin embargo, no puedo evitar desviarse del tema, cuando el hermoso rostro de la chica de cabellos rosas, apareció en su mente.

    — ¿Qué demonios?, cada dos por tres se me viene a la mente el rostro de ella, sé que es hermosa, y le queda chica esa palabra —dio un bostezo—. ¿Por ahí me estoy enamorando? O ya estoy enamorado, y sólo necesito confirmarlo... Es raro que yo piense en eso—pensó para cerrar los ojos y dormir acobijado junto a su inicial.

    Pero no muy lejos de ahí, entre las tinieblas de la noche, se entraba acechando un pokémon. Más bien el Lucario que Ash buscaba.

    —Vaya… tiene los sentidos muy agudos; al parecer sabe que lo observo, tiene cierto grado de orgullo, y tiene un rencor hacia algo o alguien un poco alto —sonrió—, también está decidido a entrenar para superarse a sí mismo. Y asimismo, está sintiendo algo hacia la chica que lo acompaña. Y por lo que parece, quiere capturarme —sonrió confiado—. Al medio día me presentaré… veremos si puede —terminó de hablar con cierto tono impotente en su vos… no tenía una vos ronca, ni de nena, obviamente por lo que se escuchó era macho el pokémon.


    Las horas pasaban, y nuestros héroes dormían plácidamente en sus respectivas tiendas. Mientras el tiempo corría sin parar, Arceus dijo; escuero, escue. A o que Giratina le respondió; charrrmanndeerr (chiste)


    Finalmente el sol se estaba haciendo presente en el oriente, para ir lentamente ocultándose por occidente. Y un entrenador se levantaba para su entrenamiento matutino.

    —Vamos, Pikachu —susurró, no quería despertar a su compañera de su sueño. Luego de despertar a su amigo, se vistió, debido a que estaba en su pijama, que suele ser no más de un short blanco y una remera azul. Luego de eso, agarró la pokéball de Charizard, y se fueron, lo bastante alejados como para no hacer ruido. Sacó a su pokémon tipo fuego volador, y montados en él se alejaron de la tienda. Nos sin antes sentir una penetrante mirada de los bosques de los alrededores. Lo dejó pasar y se fueron a destino.

    —Bien, Pikachu y Charizard… he estado pensando en un nuevo programa de entrenamientos, ya que el anterior no me convencía mucho —hablaba mientras sacaba un papel de su bolsillo y lo observaba—. Bien; empezaremos corriendo media hora; para ser exactos, corremos quise minutos y los otros quise trotaremos. Levantaremos cosas pesadas, para aumentar la fuerza. Esquivarán ataques unos de otros, para aumentar el reflejo, yo también esquivaré. Trataremos de crear nuevos ataques y patrones de movimientos, para un mejor rendimiento en batalla. Resistirán ataques a los que son vulnerables, conforme tengamos otros pokémon, para aumentar la resistencia; pero en sí, resistirán cualquier ataque. Cuando tengamos más pokémon, ustedes se encargarán de hacerle saber éste programa de entrenamiento —ya estaba por terminar, ya que guardó el papel—. ¿Apelan contra esto? —terminó con una pregunta, a lo que los pokémon se negaron.

    Luego de hablar se pusieron a entrenar, y Ash sabía que era observado por Lucario… y estaba esperando el momento adecuado para hacerlo parte de su equipo.

    Luego de una serie de entrenamientos, unas cuatro horas más o menos, decidió volver a la tienda de campaña, a preparar el desayuno. Mientras que Charizard y Pikachu seguían con el programa de entrenamiento un poco alejados. Que en ese momentos ambos se esquivaban los ataques para aumentar sus reflejos, y ya que está, su velocidad.

    Pero yendo por el lado de Ash, entró a su tienda y buscó en su mochila el libro que había comprado de gastronomía. Luego que decidió que buscar, preparó la mesa y las cosas para cocinar al estilo Cilan, que quién sabe de dónde sacaba esas cosas.

    El tiempo pasaba y Ash ya había preparado el desayuno para todos los pokémon y, obviamente Aria. Así que llamó a las criaturas que se encontraban entrenando, para luego llamar a Aria.

    Era de mañana todavía y Aria se encontraba durmiendo, así que entró a su tienda para despertarla, la miró por un momento.

    —Vaya, es linda hasta cuando duerme —dijo el chico con una sonrisa, al ver su semblante feliz y escuchar.

    La contempló un momento y la despertó entre—. ¡Vamos Aria, despierta —mientras zamarreaba a la chica dulcemente cuando la chica despertó Ash terminó de decir—, que quiero verme en esos hermosos ojos.

    Cuando la chica escuchó eso se ruborizó y su corazón dio un vuelco, era indicio de que los sentimientos de ella hacia él iban aumentando…

    Notas de autor: Disculpen la demora, enserio. Pero ya tengo el capítulo. Espero les guste.
     
    Última edición: 23 Marzo 2016
    • Me gusta Me gusta x 4
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  18.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    598
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hombre, no me di cuenta de que no había comentado el capítulo anterior, quizás porque me peri cuando mencionase que no escribirías por un tiempo, quizás por eso se me olvido; sorry.


    Bien, vamos al capítulo anterior que si bien era sobre la historia de Aria, pues me tomo de sorpresa porque mesclaste asuntos mas humanos, como el matrimonio, en novio que la trata mal; ok lo del arma blanca es nuevo por aquí; pero luego muchos hechos más problemáticas como dolorosos, en sí, es dura la vida que la chica ha tenido que pasar ( no me imaginaba que su historia seria así ); la pregunta es si se resolverán con el tiempo. Si me sorprendió que la historia tomara muchas situaciones muy humanescas, le sentí como que algunas cositas estaban sobrantes en la historia, pero bueno, eso no es un asunto a discutir ni nada.


    El capítulo 11 lo sentí corto (bueno ya sabes como soy con los capítulos, ya que yo escribo 5000 o mas); el amor empieza a surgir, de parte y parte; peor con respecto a la historia de aria, me pregunto si ese amor traerá consecuencias a sus vidas.


    Cierto, es verdad que están en una isla, pero recuerda que en una isla, las personas recuren un poco a su lado salvaje, así que creo que la ropa de Ash se desgatara durante el entrenamiento, tendrá que vestirse un poco conforme a la isla; lo mismo va para Aria, necesitan trajes de la selva XD


    Si Lucario no está en este fic, obviamente este fic no es de Fan XD

    [​IMG]
    Esto me recordó tu otro fic, casi igual, pero enserio, será igual ?¿?¿?¿?¿?


    Bueno, veamos que nos prepara el próximo capitulo.
     
    Última edición: 26 Marzo 2016
  19.  
    Accel

    Accel Deprimente

    Capricornio
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2014
    Mensajes:
    964
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Hola! ¿Qué tal? Te dije que comentaría, así que aquí está =P

    Éste capítulo lo sentí más lento comparado con los anteriores, creo, si no me equivoco es también el más corto, aun así me gustó. Algo que me desconcertó y no me esperaba fue el chiste tan malo que pusiste en la mitad del fic, fue tan malo que hasta me dio un poco de gracia, hahaha. Tampoco me esperaba la frase del final "que quiero verme en esos hermosos ojos." pero estuvo bien.

    En fin, sigue así pana. Nos leemos luego, adéu.
     
  20.  
    Ferstec

    Ferstec Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Abril 2016
    Mensajes:
    4
    Pluma de
    Escritor
    Tu fic es muy interesante debido a las distintas historias tanto de ash como aria y se nota que pronto nacerá un amor entre los dos y acaso serena se interpondrá en su relación es una incógnita que me deja muy intrigado
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso