One-shot Playa [Pokémon Rol]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Amane, 30 Noviembre 2019.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Nickmoji Gang Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,228
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Playa [Pokémon Rol]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    980
    Título: Playa.
    Fandom: Pokémon Rol Championship.
    Personajes: Dante Miles, Emily Hodges, Alpha Xenodis.
    Palabras: 887
    Summary: "Una quejumbrosa Emily se encontraba tironeando del brazo del chico, haciendo pucheros para conseguir convencerle."
    N/A: Gold-Kun Nekita now estoy enamorada de la dinámica de estos tres y tengo que escribir cosas de ellos, porque osea, Dante es su padre from now on (?)

    —Venga, Dante~ Vamos a la playa~

    Una quejumbrosa Emily se encontraba tironeando del brazo del chico, haciendo pucheros para conseguir convencerle.

    Pero aquella vez parecía ser la única en la que Dante no estaba dispuesto a ceder ante los caprichos de Emi. Simplemente se encontraba mirando hacia otro lado con un leve sonrojo en sus mejillas, intentando ignorar a la chica.

    Para su desgracia, tenía que hacer el doble de esfuerzo.

    —¡Eso, eso! ¡Vamos a la playa! ¡Ya hemos entrenado lo suficiente, a veces es bueno descansar!

    Alpha se había encontrado con la pareja en su viaje por Udan y los tres habían decidido pasar algo de tiempo juntos, ¡y por supuesto el castaño no iba a decirle que no a una buena tarde en la playa!

    Mucho menos si significaba poder ver a Emily en bikini.

    Emily infló las mejillas al ver como el chico se resistía y decidió entonces intentar recurrir a su arma definitiva. Soltó el brazo de Dante para acercarse aún más a su posición, agarrando su camisa para obligarle así a mirarla.

    —Por fi~ —pidió, mirándole directamente a los ojos con esa expresión de cachorrito abandonado que tan bien sabía hacer.

    Dante intento evitar su mirada, pero no tenía escapatoria alguna.

    —E-está bien… —acabó murmurando, siendo incapaz de decirle que no a la chica.

    Emily se separó de un salto, sonriendo, mientras exclama un alegre “yey” antes de coger a ambos chicos de la muñeca y salir corriendo hacia su nuevo destino.

    * * *
    Llegaron a la playa del Sur en apenas unos minutos, Emily podía correr realmente rápido si se lo proponía.

    Soltó a los chicos y estos no tardaron en apoyarse sobre sus propias rodillas, intentando recuperar el aire.

    —¡Venga, Alpha! ¡Una carrera hasta el agua!

    El castaño no necesitó escuchar nada más para recuperar el aliento e incorporarse, mirando a Emily con llamas en los ojos. ¡Ganaría aquella carrera!

    Ambos empezaron a correr, la chica deshaciéndose del vestido que usaba en la isla por el camino, hasta finalmente alcanzar el mar. Se metieron en el agua y, nada más hacerlo, olvidaron la anterior carrera. D-de todas formas había llegado al mismo tiempo…

    Con un suspiro Dante caminó hasta la prenda que Emily había dejado desperdigada por la arena, recogiéndola y doblándola con cuidado.

    Caminó con tranquilidad hasta la sombra de un árbol donde dejó la prenda y poco después se sentó, apoyándose en el tronco. Todos sus pokémon se acomodaron alrededor, al igual que el equipo de Alpha y Emily.

    Echó un último vistazo hacia el agua, comprobando que el par estaba bien, simplemente jugando salpicándose el uno al otro, antes de cerrar los ojos y sentir como el sueño se apoderaba de él.

    * * *
    —¡Ya sé, Alpha!

    Los dos jóvenes habían decidido salir del mar después de un largo rato jugando y nadando, y en ese instante se encontraban tumbados en la arena, mirando al cielo.

    >>¿Qué te parece si intentamos coger unos cocos?

    —¡Me parece muy buena idea!

    Con una energía que parecía no acabarse nunca, no tardaron en ponerse en pie de un salto y salir corriendo hacia las palmeras que había no muy lejos de la orilla.

    Decidieron que Emily se subiría a los hombros de Alpha para intentar alcanzar la fruta, y así lo hicieron. Sin embargo, la tarea resultó ser más ardua de lo que pudiera parecer en un principio.

    —¡Alpha, acércate más, que no llego!

    —¡Em, no puedo moverme mucho contigo encima!

    —¿Qué estás insinuando?

    —¡N-nada!

    Entre tambaleos, Emily fue capaz de finalmente tocar con sus dedos uno de los cocos. La alegría inundó su rostro, pero no tardó en pasar a una mueca de terror cuando la fruta resbaló de su mano y acabó cayendo sobre la cabeza de Alpha.

    —¡Kya! —gritó, sintiendo como el chico acababa cayendo por el golpe y consecuentemente, ella también.

    Dante se despertó alarmado, distinguiendo el grito de la chica sin dificultad. Se puso en pie con rapidez, mirando hacia todos lados al percatarse que ya no estaban en el agua.

    No tardó en encontrarlos, por suerte, tirados en el suelo a pocos metros de donde él mismo se hallaba.

    Se acercó corriendo, ayudando a Emily a levantarse para comenzar a inspeccionarla intentando encontrar alguna herida o golpe, pero lo único que tenía era un montón de arena por todo su cuerpo.

    —H-hey, que yo también me he hecho daño —se quejó Alpha, repentinamente molesto por ver que toda la atención de Dante se centraba en la chica.

    El castaño simplemente se puso de cuclillas, pudiendo estar así a la altura de Alpha, y lo miró con cuidado, colocando su mano sobre la cabeza del mismo.

    —Lo siento, ¿estás bien?

    Alpha no entendió muy bien por qué, pero su rostro se sonrojó y tuvo que apartar la mirada, asintiendo levemente.

    Dante suspiró y se puso en pie, ayudando al otro chico a hacerlo también en el proceso.

    No tardó en darse cuenta del coco que estaba tirado en el suelo, cerca de donde los había encontrado, y no hizo falta mucho más para que pudiese entender lo que había sucedido.

    >>Creo que es hora de volver a casa.

    Y Emily y Alpha solo pudieron asentir con la cabeza, sintiéndose como dos niños pequeños siendo regañados por sus padres después de hacer alguna travesura.
     
    Última edición: 30 Noviembre 2019
    • Adorable Adorable x 6
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso