Personalidades.

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Mikura, 26 Junio 2011.

?

Que te parece el fic?

  1. Bueno...he visto mejores

    6 voto(s)
    18.2%
  2. Excelente, demasiado original, nada que haya leido.

    25 voto(s)
    75.8%
  3. No es nada nuevo....no lo sigas, esta malisimo.

    2 voto(s)
    6.1%
  1.  
    Mikura

    Mikura Usuario VIP

    Capricornio
    Miembro desde:
    15 Diciembre 2006
    Mensajes:
    2,397
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Personalidades.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1964
    Hola luego de tiempo sin estar en FFL debido a la mundanza, nuevamente vuelvo con el nuevo capitulo de mi fic Personalidades, espero que les guste este capitulo, que aunque es corto, les aseguro que les gustará. :)
    Sin más que decir, aqui se los dejo.

    Capítulo 3:
    “Desilusión.”

    “No puedes protegerla…”

    Eso había sido lo último que había logrado escuchar en mi cabeza. Ahora me encontraba muy aturdido, al igual que cansado. Al parecer alguien me había colocado en la cama, me pregunto… ¿Si acaso me había sucedido algo?

    Sentía ardor en mis mejillas, me dolían, al igual que sentía un leve dolor en mi estomago.
    De pronto escuché pequeños sollozos a la lejanía, así que decidí lentamente abrir mis ojos, para ver de dónde provenían.

    Notando a una sollozante Kagome en el pecho de su amigo Koga, quien había notado mi despertar, al mismo tiempo sentí su mirada llena de rencor hacia mí sin explicarme el por qué de ello.

    No es que siempre nos hubiéramos llevado bien, pero sabía que esa mirada significaba algo, algo por lo que debería preocuparme de sobre manera, y sentirme avergonzado. Pero no sabía el porqué debía sentirme así.

    —Kagome, Inuyasha ha despertado… ¿Quieres salir? ¿O prefieres…hablar con él? —preguntó este mientras hacía que Kagome lo voltease a ver.
    Seguidamente Kagome volteó a mirarme, sus ojos mostraban temor hacia mi persona, y no entendía por qué. Yo no había hecho nada… ¿O sí?
    — ¿Puedo salir un momento? —musitó Kagome mientras bajaba su cabeza, ocultado su bello rostro bajo el flequillo, al mismo instante en que encogía sus manos tocando levemente su pecho.

    —Es tu decisión Kagome…ve tranquila—Respondió Koga con serenidad mientras la acompañaba a la puerta de la habitación.
    Ahora solo me encontraba con este intruso llamado Koga.
    — ¿Qué haces aquí?—Cuestioné de manera seria al chico de coleta negra y ojos azules.

    — ¿¡Y todavía eres capaz de preguntar el qué hago aquí!? — Exclamó enojado— deberías agradecer que no llamé a la policía para que te llevaran preso idiota.

    ¿Llevarme…preso? ¿Qué diablos había pasado?

    — ¿A qué te refieres, porqué habrías de llamar a la policía? No entiendo de qué hablas Koga, ¿qué fue lo que sucedió? —realmente no entendía lo que estaba pasando, sé que Koga casi podría odiarme, pero no como para enviar a la policía tras de mí, cuando no he hecho nada.
    — ¡Estúpido! ¡No te hagas, quisiste asesinarla! ¡Quisiste matar a la persona que desgraciadamente te ama más que a su propia vida! —Me gritó—ella fue quien impidió que yo llamara a la policía—se quejó.

    Me había quedado estupefacto, sentía mi rostro caliente y por un instante mis manos temblaron ante la respuesta de Koga, simplemente no podía creer en sus palabras.

    No, eso no era verdad, son puras calumnias, ¿cómo yo sería capaz de hacer algo tan horrible? Y más a…Kagome.

    —Mientes…—fue lo que logré expulsar de mis labios.
    —No miento, puedes ver las marcas que has dejado en su delicado cuello, has sido un bruto Inuyasha, nunca te creí de tal cosa. Así que espero que desde hoy mismo te largues.
    —No me iré, yo no he hecho absolutamente nada, yo sería incapaz de lastimar a Kagome, primero me quitaría mi propia vida antes de hacerle algo tan atroz. —afirmé notando como él parecía ignorarme mientras se dirigía hacia la puerta.
    —Pues... — giró levemente su cabeza, mirándome con el rabillo de su ojo y de manera seria— será mejor que lo hagas—fue lo último que pude escuchar de él.

    Las palabras de Koga me habían dejado muy pensativo, no podía creer tal cosa, y menos viniendo de su boca, pues él está enamorado de Kagome y ha tratado de conquistarla aún teniéndome al frente. ¿Así que, como podría creerle?

    Aunque…algo sucedió, estoy seguro, ya que Kagome no suele mirarme de esa forma…con miedo.

    Seguidamente bajé mi cabeza, y llevé mi mano hacia mi rostro.

    — ¿Qué fue lo que sucedió?—me pregunté a mi mismo—por más intentos que hago por recordar, no soy capaz de hacerlo…me duele la cabeza al tratar…

    Seguidamente escuché que abrían la puerta, volteé mi rostro hacia aquel sonido, divisando a Kagome, quien se mostraba con una mirada nerviosa, y con una de sus manos encogida sobre su pecho.

    —Inu-yasha…—musitó nerviosa— ¿Cómo…estas? —balbuceaba.
    —Kagome…—inmediatamente bajé mi cabeza, no creía que le hubiese hecho daño, pero…si así fue, no merezco que siquiera me dirija la palabra—Kagome, yo…
    — ¿Que te ocurrió? —Cuestionó ella en un intento de valentía en su voz— ¿Porqué lo hiciste? ¿Acaso he hecho algo malo por lo que hayas querido hacerlo? ¿Ya no me amas? Porque si es así, no era razón para…que lo hicieras—agregó mientras se acercaba a la cama con cautela.

    — ¡Basta! ¡Kagome basta! —Exclamé mientras cerraba mis ojos y hacia un puño ambas manos.

    Inmediatamente levanté mi rostro y la observé con detenimiento.

    —Kagome, te juro por dios que no recuerdo que ha pasado—traté de explicar—no…no logro recordar absolutamente nada desde que vi mi reflejo en la pantalla de la computadora. No sé qué hice o dije, estoy completamente aturdido.
    — ¿Inuyasha, estas escuchando lo que dices? —Comentó Kagome mientras notaba como una lagrima bajaba de su mejilla izquierda—trataste de asesinarme—Confesó con una voz totalmente quebrada dejando pasar a aún más lagrimas.

    Así que…era cierto. Había tratado de matarla.

    Me había quedado estupefacto, no sabía qué hacer o qué decir, y lentamente fui bajando mi cabeza. De pronto había vuelto a sentir mi rostro caliente, notando como mi mirada se nublaba, culpa de las lágrimas que luchaban contra mí por salir.

    —Kagome…—musité casi al silencio su nombre, la tristeza y la vergüenza afloraban en mi pecho, dificultándome el habla— ¿Qué f-fue lo que ocurrió? Te ruego que por favor me digas que ha pasado—nunca en mi vida le había rogado a nadie de esta manera, pero era algo que necesitaba saber, sino, no podría estar con ella.

    Kagome me observaba mientras acercaba su mano hacia una de las mías, mientras la otra la llevaba hacia mi mentón, para que la voltease a ver.

    —Koga me dijo que soy una lunática…—musitó mientras me brindaba un tierno y cálido beso, provocando que mis fuerzas se fueran, permitiendo a mis lagrimas caer sin con suelo alguno.

    Rápidamente la abracé con fuerza, mientras le respondía aquel dulce amor que me brindaba, definitivamente ninguna mujer se comparaba con ella.
    Mis lagrimas caían, provocándome una sensación de impotencia pues no me era común llorar, a decir verdad, Yo Nunca lloraba.

    Mire su cuello, el cual poseía las marcas de mis manos y unos cuantos rasguños, ¿Cómo era posible que yo fuera capaz de algo tan atroz? ¿Cómo? Si yo la amo tanto.

    —Lo siento—dije en un vano intento de mirarla a los ojos, sin poder tener éxito.
    —Tranquilo Inuyasha…te contaré que fue lo que ocurrió—musitó a mi oído mientras acariciaba mi cabeza y espalda con cariño, tratando de calmar mis pequeños e inaudibles sollozos.

    Había pasado 1 hora, Kagome me platicó con tanta paciencia aquel acontecimiento, que realmente no podía comprender como había sido capaz de hacer tales cosas. Mi mente no comprendía al 100 % lo que ella me había comentado.

    Me encontraba aturdido y muy confundido, ahora no estaba seguro en querer decirle que se convirtiera en mi esposa, no si algo malo ocurría con mi interior.

    —Kagome… ¿Tú aún me amas? —apezar de saber que me amaba, realmente necesitaba escucharlo de sus labios.
    —Más que a mi propia vida Inuyasha. Te amo y seguiré a tu lado, no tienes por qué dudarlo—contestó Kagome con una dulce sonrisa en su hermoso rostro.

    —Eres especial Kagome, demasiado debía decir—comenté mientras bajaba mi mirada.
    —Sólo contigo—respondió ella mientras se acercaba hacia a mí, para juntar sus labios con los míos—pero tienes que comer algo para reponer energías, ¿de acuerdo? —agregó luego de besarnos.

    Seguidamente asentí con mi cabeza, Kagome se separó de la cama, mientras yo le seguía el paso. Al ponerme de pie, pudimos escuchar que algo había caído al suelo.

    Miré hacia abajo, sintiendo como casi mi corazón se salía de mi pecho, la cajita negra ¡El anillo de compromiso!
    Traté de tomarla lo más rápido posible, pero mi estado no era el mejor, el cual me impidió tomar la caja con rapidez, siendo Kagome quien había recogido la caja del suelo.

    — ¡NO! —exclamé, provocando en Kagome un susto, y obvios nerviosismos de chica enamorada.
    — ¡Por dios Inuyasha!—gritó con todas sus fuerzas.

    E inesperadamente escuchamos como la puerta de la habitación se habría estruendosamente, dejando ver a un Koga asustado por los gritos de Kagome.

    — ¡Pero qué diablos! —Se quejó al ver como Kagome daba brinquitos en un mismo lugar, olvidando aquel terrible acontecimiento— ¡Maldito estás loco! —agregó él observando aquella extraña escena, para luego irse por donde había entrado.
    —Kagome, espera—traté de calmarla, ya que aún si quiera había abierto la caja.
    — ¿Eh? ¿No pensarás quitármela, o si? —se quejó ella, mientras ponía una carita de ruego.

    Realmente no podía comprender como luego de lo que le hice pasar, aún quisiera ese pequeño objeto con todas sus ganas.

    —Kagome…—musité su nombre mientras la observaba, tomé todo el aire que pude, y respondí—realmente, si lo iba a hacer…pero, lo siento Kagome, no te propondré matrimonio—respondí con gran dolor en el centro de mi corazón, ya que realmente deseaba pedírselo. Pero no si algo pasa en mi interior.

    Dicho esto, Kagome dejó caer aquel objeto que por un instante le hizo sentirse tan llena de felicidad como nunca, dando paso a unas incesantes lagrimas. Realmente ahora si había terminado por matarla con aquellas palabras.
    Seguidamente me acerqué a ella tratando de brindarle un abrazo. Al principio no deseaba que le tocase, pero poco a poco dejó envolverse por mis brazos.

    Escuché como ahora era ella quien lloraba, escuché cada sollozo, cada “¿Porqué?” sintiendo como se partía mi alma en pedazos debido a aquella decisión.

    —Lo siento…—solo podía responderle eso. Realmente yo no era digno de recibir su amor, aún así, no quería que se lo diera a nadie más que a mí—.Pero prometo hacerte mi esposa hasta saber qué ocurre conmigo Kagome—comenté con determinación mientras la aferraba más a mi pecho—.Te lo prometo.

    Espero que les haya gustado este capitulo.
    Atte: Mikura 700
     
    • Me gusta Me gusta x 18
  2.  
    Logan

    Logan Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Febrero 2007
    Mensajes:
    202
    Pluma de
    Escritor
    jah! el primero en postear...que bien :p
    me gusto el cap, fue triste, realmente me dio lastima que inuyasha le diera ese rechaso justificado a kagome, imagino que yo haria lo mismo.

    Realmente lo senti un capitulo calmado, y eso que ya me habia acostumbrado a estar tenso luego de 2 capitulos como los que subiste :cool:
    en este pude decir que me relaje, pero cuando saliste con ese final me quitaste la calma :(
    te felicito, por mi parte me gusto mucho, apezar de que fuera como tu dijiste, "corto"

    Logan.........................
     
  3.  
    Ryukotsusei

    Ryukotsusei Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    8 Mayo 2011
    Mensajes:
    51
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por el aviso.

    Bueno estuvo intrigante la continuación, de pronto como que las personalidaddes multiples de Inuyasha se trasroscan y ya ni se cual es cual.

    Aunque lo que si me dio pena es que ya casi a punto de pedirle matrimonio Inu le dice que no a Kag. Eso no me gusto, al igual que a el lo que menos me gusta es ver llorar a una mujer, aun asi sea en lectura.

    Por un momento pensé que el amigo al que habia llamado Kag seria a Miroku, pero no tuvo que ser Koga (para variarle un poco ¿no?)

    Bueno sin mas que decir o sacar a mi paracer estuvo buenisima la continuacion, como siempre. No note errores en la escritura, y si los hay creo que ya fueron marcados.

    Una vez mas Avisame cuando subas la continuacion.

    SAYO!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,087
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡¡Awww!! Qué horor, justo cuando le pedirá matrimonio es tan trágico. Es increíble que no recuerde nada. :O Pobre Kagome, pobre Inushaya, es horrible, pero, ¿cómo olvidar que intentó matarla? NO es algo fácil de superar. :/

    En lo técnico vi ciertos detalles pero te remarcaré sólo este:
    Es apesar con s, y debes comenzar con mayúscula porque no es un verbo directo.Y en los puntos suspensivos deberías haber comenzado con minúscula.

    Bueno, espero ansiosa la continuación. Un beso. Un placer leerte como siempre.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    scbng

    scbng Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    17 Septiembre 2011
    Mensajes:
    20
    awwwwwwwwwwww... que mal :( justo cuando Inu le iba a proponer matri, le sucede "eso"... Kagome al inicio le tuvo miedo, luego eso desaparecio xq lo ama, sin embargo debe de darse cuenta tambien al igual que el, que algo no esta del todo bien con él :confused:, y aunque vio la cajita de la futura propuesta de Inu, él le dijo que no (aunque muy a su pesar de ella, ya que era x su bien :()
    Espero la conti pronto amix, cuidate mucho, besos y suerte! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Mitzuski fujitza

    Mitzuski fujitza K-POP

    Capricornio
    Miembro desde:
    18 Enero 2011
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    No puede ser como es posible que inu trate de asesinar a kagome:mad: ..... No, no, no... No es cierto y de paso al despertar ver a kagome en el pecho de koga llorando, debió ser duro para ella aceptar todo lo que le paso a inu, y de paso cuando estaba apunto de pedirle que se casara con el paso esto, todo lo ilusionado que se encontraba con la idea de casarse con su amada kagome para luego desistir por lo que había pasado.... esta muy interesante espero la conti ya quiero saber que pasa con inu:( ..... Lamento pasarme tarde por aquí pero no había tenido tiempo de entrar.... te deseo una feliz navidad ;)
    Sayo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    534
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola! Bueno, soy nueva en tu fic y la verdad que me sorprendió. ¡Cuanta imaginación tienes! Nunca leí una historia así, es increíble. Es simplemente genial, espero que no tardes mucho en subir la continuación.
    Note unos pocos errores, por ejemplo, hay acentos que no pones, comas demás, confusión de palabras y faltas de ortografía (en la palabra que siempre te equivocas es “a pesar”, tu la escribes ”apezar”).
    Igualmente, tu fic es muy bueno. Tienes una buena descripción y narración, por no volver a decir una GRAN historia. Avísame por favor cuando subas la conti, ya quiero saber que le pasará a Inu.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Mikura

    Mikura Usuario VIP

    Capricornio
    Miembro desde:
    15 Diciembre 2006
    Mensajes:
    2,397
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Personalidades.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2969
    Hola, como siempre, luego de mucho tiempo vuelvo con una continuacion de mis tantos fan fics, en esta ocasión vengo con "Personalidades"​
    Es algo corta, pero espero que les guste este nuevo capitulo :3​
    Sin más que decir, acá se los dejo :3​
    Capitulo 4:
    Una noticia inesperada.

    Había pasado una semana desde aquel acontecimiento, y todo parecía normal, a excepción del ánimo de ambos. Sobre todo los ánimos de Kagome; ella se encontraba muy desilusionada.

    Realmente me partía el alma el haberle dicho aquellas palabras, pero no quiero hacerle más daño del que ya le he hecho.
    Nuevamente me encontraba en el estudio, observé aquellos antiguos lugares que podía recordar mi mente antes del incidente.

    — Qué extraño. — Me dije— Al venir a este lugar me sentí extraño, pero ahora…es como si nada hubiese ocurrido. — comenté con extrañes.

    Al querer recordar algo, era como si mi mente de pronto fuera nublada contra mí voluntad, por más intentos no conseguía nada.

    De pronto escuché el sonido de mi reloj, eran las 2:30 de la tarde; y había quedado de verme con mi amigo Miroku. Él estudiaba siquiatría y hacia su tesis, debido a eso casi no le quedaba mucho tiempo para visitarnos a mí y a Kagome.

    — Inuyasha, ¿es cierto lo que me estás diciendo? — cuestionó Miroku de manera incrédula al terrible acontecimiento de hace una semana.
    — Lamentablemente sí Miroku es cierto, realmente no sé qué fue lo que me ocurrió en esos momentos. Simplemente sentí que mi mente se nublaba. Como cuando quedas de alguna manera inconsciente.
    — Que extraño Inuyasha… discúlpame por lo que te diré, pero si no estudiara siquiatría, no tendría estas dudas…— dijo Miroku mientras guardaba silencio por un instante— pero, respóndeme algo.

    — Habla Miroku, no te quedes callado— le exigí con poca paciencia.
    — ¿Hace cuanto iniciaste con esos lapsos de ausencia? — preguntó con curiosidad.— No lo sé…— respondí pensativo, cuando de pronto recordé aquellos sueños— Aunque he tenido sueños, o mejor dicho pesadillas, en dónde también trataba de asesinar a personas que conozco.
    — Ya veo… es extraño…

    Luego de un tiempo de estar conversando, llegó el momento de despedirme de mi amigo, puesto que tenía que seguir con sus obligaciones, y yo también.
    — Bueno Inuyasha, espero que todo vaya mucho mejor. Por cierto, sería mejor que fueras a revisarte, no es algo normal por lo que estás pasando amigo. Me preocupa que puedas estar mal. Prométeme que si algo grave llega a ocurrir, que me llamarás inmediatamente, ¿ok?
    — Esta bien Miroku, no te preocupes, trataré de mantenerte al tanto, ya que también me preocupa esta situación— le dije con sinceridad.

    Al llegar al departamento, busqué las llaves y abrí la puerta con tranquilidad. Topándome con una Kagome sentada en el sofá, y con una mirada perdida hacia el frente.

    — ¿Kagome? — Murmuré levemente con curiosidad— Kagome, ¿Qué pasa? —le pregunté con un tono de preocupación al ver su expresión, logrando sacarle de aquel trance en el que se encontraba.
    — ¡Inuyasha! —Pronunció mi nombre con sorpresa— pensé que llegarías un poco más tarde— agregó de manera nerviosa mientras que sus manos se encargaban de guardar algo en su bolso. Parecía que quería ocultarme algo.

    — ¿Qué tienes ahí? — Le pregunté provocando un gran brinco en ella, notando claramente como su piel se ponía de gallina.— ¿De qué hablas Inuyasha? Yo no tengo nada— intentó ocultarme de manera absurda su estado de nerviosismo.
    — Kagome, te conozco, no seas necia y enséñame qué es lo que ocultas en tu bolso.

    Seguidamente Kagome dio un suspiro lleno de resignación y nerviosismo. Sus ojos se pusieron cristalinos y sus manos estaban ligeramente temblorosas.
    Traté de tomar sus manos, pero no me lo permitió, en vez de ello se dedicó a sacar el objeto que ocultaba en su bolso.

    —Inuyasha…— pronunció mi nombre con timidez y cierto temor, mientras poco a poco sacaba el objeto, y por último me observó a los ojos con temor e inseguridad— Tenemos que hablar.
    — De acuerdo — comenté mientras sentía un leve escalofrió recorrer toda mi espina dorsal— Pero me estas asustando Kagome, ¿Qué ocurre? ¿Por qué te noto tan insegura?
    — Inuyasha… — pronunció mi nombre, para luego quedarse tan solo unos segundos en silencio, tomar aire y mover sus labios— Estoy embarazada— comentó tajante para que entendiera sin rodeos la gravedad del asunto.

    Me había quedado completamente frio, no podía articular palabra alguna, y mi mente se encontraba en blanco. ¿Cómo era posible que Kagome estuviera en cinta? Aunque no es del todo imposible, pero en este caso sí. ¡Siempre nos cuidábamos!

    — ¡Inuyasha dime algo por favor! No te quedes callado— dijo ella con una leve vergüenza, y unas dos lágrimas surcando por sus delicadas mejillas.
    — Yo…— intentaba hablar, pero al hacerlo de inmediato me quedaba mudo.
    — Sabia que no te alegrarías por la noticia— comentó Kagome con tristeza en su voz, lo que provocó que me pusiera alerta por tal comentario.

    — ¿¡Qué carajos dices Kagome!? — Expresé con un poco de mal humor ante su comentario— ¿Cómo se te ocurre decir eso? Claro que me alegra, pero… yo no… tenía planeado acertar un gol— dije completamente apenado.

    De pronto la mirada de Kagome se llenó de luz, y alegría ante mi acotación, provocando una risa por su parte.

    — ¿Un gol? Ja, ja, ja… Inuyasha, de todos tus comentarios, este fue el más gracioso. Te amo— Expresó ella con una tierna sonrisa en sus bellos labios, mientras se abalanzaba sobre mí y me abraza con gran ternura.
    — Yo también te amo Kagome— dije correspondiendo a su abrazo— no puedo creer que seré un padre… ¡Diablos Kagome!— Exclamé mientras me ponía de pie, tomando de la mano a Kagome y atrayéndola hacia mi— ¡Tendremos un hijo!
    — O hija— comentó ella.
    — ¡Será barón, ya lo dije! —Expresé con entera felicidad, mientras la alzaba al estilo de princesa.
    — Inuyasha, eso no lo decides tú— sonrió ella— pero, también hay algo que quiero decirte— agregó con un rostro un tanto preocupado mientras me pedía que la bajara.
    — ¿Qué ocurre? — cuestioné con curiosidad.

    — ¿Recuerdas el viaje a París, para la semana de la moda? — preguntó ella.
    — No me digas que te irás— contesté desanimado— ¿Pero no te hará mal el estrés? tendrás que comer bien, además, ¿Quien carajos se ocupará de mimarte, y de complacer tus antojos? — comenté preocupado, y a la vez un tanto entristecido por la noticia.

    Sí, lo admito, de pronto me volví aún más sobreprotector, pero como no he de preocuparme, si la mujer a la que amo se larga a París durante una maldita semana, y aún más preocupante ¡Con mi futuro hijo en su vientre!

    — Inuyasha, tranquilo. Yo me cuidaré de no estresarme, de que me mimen, y de que me complazcan todos los posibles antojos que pueda tener. Aunque, aún no los tendré, ya que vengo comenzando el embarazo amor— sonrió de manera dulce y comprensiva mientras acariciaba mi rostro con delicadeza.

    Seguidamente Kagome se me acercó, y me brindó un cálido beso en los labios. Acompañado de un abrazo.

    — Prométeme, que me llamarás todos los días, y me dirás cómo estás Kagome.
    — De acuerdo Inuyasha.

    Luego de unas horas Kagome recibió una llamada, en la cual le dijeron que tenía que marcharse antes a parís, para hacer los ensayos de las modelos en la pasarela, debido a eso, mañana en la mañana tendría que irse.

    — ¿Pero no puedes decirles que estas embarazada, y que tienes que ir al doctor? —traté de convencerla.
    — Inuyasha, tú sabes bien que no puedo decirles eso a los organizadores, además, es una gran oportunidad, y un gran honor ir a París para la semana de la moda. Lo siento, pero tendré que ir aunque no quieras— dijo ella mientras alistaba su maleta.

    Ciertamente no podía detenerla, era su trabajo y una de sus grandes pasiones el diseño de modas. Pero me preocupaba que se alejara de mí, y en ese nuevo estado.
    Era de noche, y sólo hoy podría tenerla en mis brazos, ya que mañana se marcharía, e irremediablemente comenzaba a extrañarle antes de que se marchara.
    Seguidamente me acerqué a ella, y la abracé por la espalda con ternura. Comencé a besar su cuello de manera dulce y apasionada, provocando en ella un leve escalofrío por tal acción.

    Me volteó a ver con una sonrisa, y me devolvió aquellos besos, dedicándome una dulce mirada llena de amor.

    — También te extrañaré Inuyasha— comentó ella leyendo mi pensamiento.
    Luego de un rato, Kagome terminó de hacer su maleta, y nos fuimos a la cama a descansar.

    El destino te favorece… ella se irá de tu lado por una semana, podrás estar tranquilo hasta su regreso, ya que cuando ella vuelva… La mataremos”

    Abrí mis ojos de golpe entre tanta oscuridad, había escuchado la misma macabra voz de hace una semana.
    Rápidamente mi respiración se hizo agitó, y sentí verdadero pánico por Kagome. Inmediatamente me levanté de la cama, volví a ver a Kagome, quien dormía plácidamente al lado derecho de la cama.

    Fruncí el ceño al sentirme impotente ante esta situación por la que pasaba, ya que no sabía qué era lo que ocurría con mi mente.
    Me dirigí al estudio, y me encerré en ese lugar, acercándome al sillón reclinable que tenia pasando ahí la noche.

    Me sentía mal, ya que, era la última noche que podía estar a su lado, pero este nuevo temor asechaba mi cuerpo y mente, temía de lo que pudiese hacerle a ella, y a mi futuro hijo. Tenía que protegerla… Protegerla de mi mismo.

    Eran las 3:30 de la madrugada, y no podía conciliar el sueño. Sentía que era constantemente observado, era demasiado incomodo.
    Tenía miedo que si me dormía, podría hacerle algo a Kagome, y debido a eso luchaba por no dormirme, pero era casi inevitable; me encontraba cansado, mis ojos de vez en cuando se cerraban, y con ello, la sensación de asecho se hacía más grande. Lo que provocaba que me despertara casi de golpe.

    Con mucho esfuerzo había llegado a las 4:00 de la madrugada, pero no podía más, mis ojos se cerraban sin mí consentimiento, hasta ya no poder más y caer en brazos de Morfeo.

    — ¿Inuyasha? — Escuché la voz de Kagome.
    — ¿Kagome? — inmediatamente abrí mis ojos, volteé a ver el reloj y vi que eran las 4:30 a.m.
    — ¿Qué haces aquí? — Preguntó de manera curiosa— ¿Acaso la inspiración te tomó por sorpresa? —sonrió con dulzura.
    — Eh… sí, estuve escribiendo un rato en la madrugada— contesté con una mentira para no preocuparle.
    — Oh, ya veo, ve a descansar a la cama, te notas muy exhausto.
    — Sí, en su rato iré…— contesté pensativo.

    Realmente era extraño, toda la noche sentí cómo me estuvo asechando esa presencia de antes, pero… sólo fue una molestia, no pasó nada grave, por suerte. Pero realmente era muy raro.
    Seguidamente me puse de pie, y me dirigí a la habitación, escuchando a Kagome tomar un baño, ya que pronto pasarían a recogerla para irse al aeropuerto.

    — Kagome, entraré a lavarme los dientes y lavarme el rostro un poco, ¿no te importa?
    — Sólo no mires— contestó ella desde la ducha.
    — De acuerdo— ¿Qué sólo no mire? Es injusto… ya hemos estado juntos 3 años, je, je… Seguidamente abrí la puerta y me dirigí al lavamanos.

    Lavé mi rostro, y luego me miré en el espejo del botiquín de primeros auxilios. Podía notar que aún poseía las leves marcas que me había hecho con mis manos en las mejillas.
    Me mantenía pensativo ante ese suceso… Y no daba crédito a lo que me había hecho a mí mismo.

    — Bueno… creo que no puedo estar pensado sólo en el pasado— musité a mí mismo, luego abrí el botiquín y de ahí saqué mi cepillo de dientes.
    Luego de lavar mis dientes me dirigí al estudio, y saqué la caja con el anillo para Kagome, de uno de los cajones de la mesa.
    — Supongo que aunque no quiera, tengo que hacerlo— dije ensimismado mientras observaba aquel objeto en mis manos.

    Inmediatamente me devolví a nuestra habitación, y me senté pacientemente en la cama.
    Luego de unos minutos mi paciencia se agotaba, Kagome no salía del baño, y ya quería decirle que la haría mi esposa luego de su viaje a parís.

    — ¿Kagome, ya vas a salir? — cuestioné impaciente, mientras mi pierna derecha se movía incontrolablemente debido a mi estado de ansiedad.
    — Estoy por salir, ¿por qué? — preguntó ella desde el lugar en el que se encontraba.
    — ¡Deseo hablar contigo, sal pronto! — le apuré— ¡Sino, te sacaré de ahí!

    Realmente nunca he sido una persona que se caracterice por ser paciente…

    — ¿Pero qué te pasa Inuyasha? Hoy estas más impaciente que de costumbre— dijo mientras salía del baño.

    Luego de quejarse un poco ante mi ansiedad, Kagome guardó silencio por un momento, con la toalla en su cabeza y otra alrededor de su cuerpo semi húmedo.
    Estaba estática, ya que yo me había acercado con gran rapidez hacia ella, poniéndome de rodillas, sonriéndole con amor mientras abría lentamente la caja con el anillo de compromiso.

    — Inu-yasha…— musitó ella sin poder creerlo.
    — Tú sabes las palabras que diré… ¿aún así, las quieres escuchar? — le pregunté sonriente, mientras sentía como mi corazón latía a mil por hora.

    Sin decirme nada llevó una de sus manos hacia su boca, y con sólo un movimiento de su cabeza me dio a entender que lo hiciera.
    Seguidamente, tomé una de sus manos, la miré a los ojos, los cuales estaba levemente cristalinos. Y le dije:

    — Sé que te desilusioné hace una semana, luego de algo desagradable…—seguidamente volteé mi mirada por un instante hacia el suelo, guardé silencio, luego proseguí— Y te seré sincero, aún no estoy seguro de hacerlo— la volví a ver a los ojos— Pero de lo que sí estoy seguro es de que te amo con toda mi alma Kagome Higurashi. De que te protegeré de todo mal que pueda acecharte; hasta incluso de mí de ser necesario. Te amo y nunca faltaré a mi promesa de protegerte, de apoyarte, y sobre todo de amarte hasta en tiempos difíciles.

    También deseo que nuestro fruto nazca al estar ya casados, y así terminar de formalizar nuestros lazos—le sonreí levemente nervioso— Sé que no soy el hombre perfecto, y que muchas veces te saco de e quicio…— e inmediatamente fruncí por un instante el ceño— Mmmm la mayoría de veces no sé el porqué de ello, pues bueno, ¿en qué estaba?... — volví a sonreír, para luego seguir con mi discurso— Y por eso, hoy estoy nervioso, ya que, aunque me pueda imaginar tu respuesta, aún así deseo escucharla salir de tus labios y de tu melodiosa voz. Así que… aquí voy:

    ¿Deseas convertirte en mi futura y maravillosa esposa? — le pregunté con un extraño nudo en mi garganta y un vacio incontrolable en mi estomago.
    — S-sí— contestó Kagome de manera nerviosa y alegre— ¡Sí, Acepto Inuyasha! —agregó repentinamente mientras se abalanzaba hacia mí en un tierno abrazo.
    — gracias…— realmente… gracias Kagome. De ahora en adelante, YO los protegeré.


    Algo extraño ¿no? x´D
    Pero espero que les haya gustado. Y como siempre, espero pronto volver con más :3

    Edit: Gracias Kohome, no me había percatado del pequeño error en la palabra "París" lo bueno es que ya lo he arreglado. Muchas gracias nuevamente :3
    Atte: Mikura 700.
     
    • Me gusta Me gusta x 8
  9.  
    Kohome

    Kohome Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,030
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola! Juraría haber comentado antes, pero al parecer no (o tal vez fue spam -.-')

    Que interezante, ¿qué tal que Inuyasha se esté volviendo loco? Fuu, eso sería terrible, aunque original, y genial al mismo tiempo.
    Que discurso el que se echó el pobre, XD, nunca había escuchado uno tan largo. Pero le dio ese toque tierno al momento.

    Oye, noté un pequeño descuido en la palabra "París", no sé dónde, pero la colocaste en minúscula jeje... en fin, fue pequeño.

    Bueno, avísame cuando esté la conti. Nos vemos luego por aquí.

    Sayito!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    iztrela

    iztrela Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Mayo 2012
    Mensajes:
    50
    Pluma de
    Escritora
    Leí todos los capítulos se me hace interesante ver que Inuyasha escuche esa voz interna que lo hace tan violento, y eso de que esté en un manicomio si es de sorprenderse, espero que me avises de la continuación.
    Saludos!!!
     
  11.  
    angel de esperanza

    angel de esperanza Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Marzo 2012
    Mensajes:
    34
    Pluma de
    Escritora
    Hola mikura, primero que nada gracias por avisarme de tu fic te quedo muy bien.
    Lo de esa otra voz se parece mucho a las transformaciones de Inuyasha en youkai, bueno pues como siempre tienes una narración excelente y unas ideas originales.Espero que me avises cuando publiques la conti.
    Atte.
    Un angel lleno de esperanza de que me avises sobre la conti:)
    Bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    340
    Pluma de
    Escritora
    KKYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYAAAAAAAAA......!!! >U<
    Perdón por apenas pasar... ya estaré un poco mas libre, ahorita lo estoy por eso ya me puse al corriente...
    NO INVENTES..!! Es algo perturbador, pero me gusta, es muy interesante como vas manejando la mente de Inuyasha, me agrada.
    me dió un gran ataque de risa lo de " pero... yo no... tenía planeado acertar un gol" hahahaha..!! XD

    Me ha gustado mucho, y espero que no te tardes en publicar la continuación.
    Ahora el sueño va teniendo sentido con la realidad, me refiero al viaje, pero me pregunto que tuvo que haber hecho Inuyasha para que en menos de media semana ya estuviera en la clínica psiquiátrica.?

    Espero que me avises! Gracias! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Mikura

    Mikura Usuario VIP

    Capricornio
    Miembro desde:
    15 Diciembre 2006
    Mensajes:
    2,397
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Muchas gracias a todas por sus comentarios, se los agradezco de todo corazón, pero mis queridas lectoras, no incurramos en el post "Conti, Conti" ó sin argumento, ya que son considerados Spam, y debido eso se los borrarán los lideres.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  14.  
    Logan

    Logan Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Febrero 2007
    Mensajes:
    202
    Pluma de
    Escritor
    Diablos, casi me pierdo este capitulo XD
    Fue algo interesante, o realmente deberia decir una sorpresa el que kagome estuviera en cinta ^^U
    Veo que miroku esta sospechando cosas, espero que pueda ayudar a inuyasha, y que este cuide de si mismo y de kagome. Realemente no me gustaria saber que él le hiciera algo a la pobre de kagome >_<
    Un buen capitulo miku, no he notado alguna falta, tal vez se deba al cansancio que siento, y si no tienes faltas en verdad, pues... Felicidades (?) xD
    Bueno, hasta aquí mi comentario, espero que avises al próximo linda ;)

    Logan..........
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    228
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola!

    Ya sabes lo de siempre amiga...lamento el haberme estado haciendo la muerta tanto tiempo x) pero por razones que tu comprenderás no podía entrar.

    Bueno me leí el capítulo que tenía atrasado (por suerte...solo era uno) y me quedé O.o la p*ta!!!porqueeeeeeeeeeeeeeeeeeee ash, pero bueno, no puedo reprocharte nada, tanto tu y yo tenemos alma de tsundere, (yo con una pequeña muestra de yandere, pero no es TAN notoria), y pues nos gusta hacer sufrir a nuestros indefensos personajes, por lo que no te diré nada al respecto, me encanta *-*

    En lo que respecta al capi, como te dije por MSN, no más leo la oración, "Una noticia inesperada" y la relaciono de inmediato con un embarazo, creo que es la costumbre de leer tantos fics en donde eso significa ESO XD, estaré al pendiente de que en mis fics nadie se lo espere. Por lo demás, sabes que me encanta tu fic, y a pesar de andarme haciendo la occisa, estoy pendiente de tus continuaciones, espero de verdad que Inuyasha no llegue al extremo de ser recluido en un manicomio, o muchas personas sufrirán por ello. Espero que la profesión de Miroku sirva de algo y pueda llegar a controlar ese...¿espíritu maligno?, será la madre, pero esta a pasos de arruinar la vida de Inuyasha y Kagome.

    *Eso último sonó feo, pero yo me refería a Kagome y compañía XD

    Así que he aquí el comentario prometido, no es TAN largo como me gustaría, pero ay se está dando sus topes con uno C:
    No dudes en recordarme en MSN tus actualizaciones, así como yo le hago XD
    Besos...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Ámbar

    Ámbar Rey

    Aries
    Miembro desde:
    26 Enero 2012
    Mensajes:
    284
    Pluma de
    Escritora
    Hola, como sabes me asignaron tu historia y eh venido con ganas de ayudarte, pero, lamentablemente no tienes ni una falla, asi que no hay nada recomendarte:).

    En base a tu FF debo decir que encanto, incluso mas de lo normal. Tu idea es muy original,así que doy mis felicitaciones n.n.

    Sin duda ver a un Inuyasha medio loco (?), es algo que no se ve todos los días en una histora, al menos en el anime hubo una parte en que se salía de control, sin embargo esta idea me ah dado una inspiración a estudiar psiquiatría, asi que gracias por hacerme el futuro mas agradable.
    La inesperada noticia me gusto sobremaneramente, un pequeño hijo de Inu, ¡Kagome debes estar muy feliz!

    Espero que nuestro adorado Inuyasha no le haga daño, y si lo hace Koga debe estar ahí para protegerla.

    Me avisas de tu proxima continuación, estaré impaciente esperandola...!!

    Atte: tu nueva lectora: Nakuru
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    DanyNeko

    DanyNeko Tú imaginación es el camino a la felicidad

    Sagitario
    Miembro desde:
    30 Enero 2011
    Mensajes:
    61
    Pluma de
    Escritora
    Wow. Esto es fuerte.
    No hay otra palabra para describirlo.
    Me ley hasta el 4 de un solo y ciertamente es muy fuerte, me aterra esa voz maquivelica.
    Si esta novhe no puedo dormir. Tú me concigues el psicologo (que no sea miroku ¬¬)
    Jajaja bueno no ¬¬. Buena suerte con el fic.
    Ja ne =3 By: Danny-chan =)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso