Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

Tema en 'CLAMP' iniciado por siberian, 28 Diciembre 2009.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2580
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 10 El joven de intercambio
    Era un domingo muy caluroso pero a pesar de las circunstancias del clima, se sentía una suave brisa que chocaba con los rostros de 3 jóvenes que descansaban ese día, en la casa de uno de ellos. El viento jugueteaba con los cabellos de las dos chicas que se encontraban en casa de su amigo. Los 3 amigos esperaban pacientes a la llegada de la cuarta, quien había salido por unos momentos para atender una llamada. Sakura, Syaoran y Tomoyo, comían galletas hechas por el joven chino, mientras esperaban que Meilin regresase; se preocuparon por ella cuando atendió pues inmediatamente se pegó el auricular al oído, su rostro cambió al igual que su tono de voz, a uno de enojo.

    -Me preocupa Meilin. Creo que se ha tardado mucho-comentó Tomoyo con un poco de preocupación, al terminar de comer una galleta.
    -Tienes razón. Syaoran, ¿sabes quien la habrá llamado que la hizo ponerse tan mal?-preguntó Sakura.
    -No lo sé. No me ha dicho nada-contestó el joven chino, con seriedad.
    -Ya veo…-dijo la joven de ojos esmeraldas, con un sonoro suspiro.
    En ese momento, Meilin pasó corriendo delante de ellos sin decir nada. Las lágrimas que se corrían por sus ojos le evitaban articular palabras.
    -¡Meilin!-gritó Syaoran, intentando detenerla pero sin conseguirlo.
    -¿Qué crees que le haya pasado?-preguntó Sakura exaltada.
    -No lo sé-contestó levantándose.
    -Será mejor que nos vayamos. Creo que debemos darle privacidad-comentó Tomoyo con inocencia.
    -Tienes razón, será mejor irnos-concordó la joven de ojos esmeraldas-nos veremos luego.
    -Si, adiós-dijo Syaoran, recibiendo un beso en la mejilla por parte de Sakura.

    Cuando las dos chicas hubieron abandonado la casa, Syaoran se dispuso a encaminarse hacia la habitación de su prima. Abrió lentamente la puerta del cuarto y la vio tendida sobre su cama, llorando sobre sus brazos apoyada en la almohada. Entró con mucha cautela pues le conmovió el verla de esa manera, y como era de costumbre que las chicas llorando fueran su debilidad, no dudó en poner gentilmente su mano sobre la espalda de Meilin y ofrecerle un pañuelo.

    -No llores-le dijo cariñosamente.
    Meilin alzó su mirada y tomó el pañuelo de Syaoran.
    -Muchas gracias-dijo después de secarse las lágrimas.
    -Dime, ¿qué te sucedió?-preguntó preocupado, sentándose a su lado.
    La joven china no respondía y simplemente fijó su mirada hacia la ventana, con mucho enojo.
    -¿Meilin?-preguntó insistente.
    -La persona que me llamo al teléfono hoy, fue Chang-contestó seria.
    -¿Y por qué estás enojada?-preguntó confundido.
    -Pues él y yo terminamos antes de que regresara a Japón.-contestó seria.
    -¿¡¿Qué dices?!?-preguntó sorprendido.-creí que te gustaba.
    -Así es. Pero tuvimos una pelea y se acabó, además ya me olvidé de él-contestó levantándose de su cama.
    -¿Qué clases de pelea?-preguntó intrigado.
    -Eso ya no importa. Me olvidé de él y conocí a Eriol Hiragizawa-dijo con el rostro iluminado y acompañado de una sonrisa.
    -¿Y qué hay de Tomoyo?-preguntó levantándose y acercándose a su prima.
    -¿¿Daidouji?? ¿Qué pasa con ella?-preguntó confundida.
    -¿¿Qué no has notado nada raro entre ella y Hiragizawa??
    -¿De qué hablas?-dijo levantando su rostro para recordarlos.
    Después de varios segundos pensándolo bien, se dio cuenta de lo que hablaba Syaoran.
    -Tienes razón. Hay algo raro entre esos dos-concordó sentándose nuevamente en la cama con decepción y resignación.
    -Sería mejor que te olvidaras de ese sujeto.-comentó seriamente.
    -¡Pero Syaoran! ¡Me quedaré sola y no quiero!-exclamaba entre sollozos.
    -Tranquilízate Meilin-decía tratando de quitársela de encima, pues lo estaba asfixiando con un abrazo.
    -Primero Tú y Kinomoto, después Chang y ahora Eriol-decía con mucha tristeza.
    -No te preocupes por eso. Creo que será mejor si te olvidas de Hiragizawa para ayudar a Tomoyo-dijo con una sonrisa.
    -¿De verdad crees que eso es lo que debería hacer?
    Syaoran simplemente asintió, sonriente.
    -¡De acuerdo!-exclamó levantándose con una enorme sonrisa y parándose triunfante-pero no le dejaré el camino libre, tan fácilmente.
    Su primo simplemente la miraba con una gota estilo anime, sobre su cabeza.

    Al siguiente día, todos se presentaron al colegio con mucha alegría. Se saludaron cordialmente y se sentaron a esperar al profesor. Tomoyo seguía teniendo sonrojos al ver a Eriol desde el día de la feria cultural y no podía sacárselo de la cabeza. A la joven azabache le quitarían los vendajes de su mano esa misma tarde y esperaba ansiosa que así fuera. Cuando el profesor finalmente entró al salón de clases, todos guardaron silencia y sacaron sus cuadernos para, lo que esperaban fuera, recibir las clases.

    -Tengo un anuncio que darles-dijo seriamente, tomando una tiza- esta tarde se nos une un nuevo estudiante de intercambio. Su nombre es Xú Chang (siendo “Xú” el apellido, y “Chang” el nombre.) El viene de Hong Kong, espero que todos le den la bienvenida-dijo escribiendo su nombre en el pizarrón.
    Los ojos de Meilin se abrieron como un plato al escuchar eso, al igual que los de Syaoran.
    -Pasa, por favor-dijo amigablemente el profesor.

    Al salón de clases entró un muchacho que aparentaba como máximo, 16 años de edad. Su cabello era de color castaño claro y sus ojos de un color azulado, muy hermoso. Su mirada no era mala ni amigable, simplemente seria y pareciese como si se estuviera concentrando en un solo punto. Y en efecto, así lo era, se estaba concentrado en Li Meilin, quien lo miraba con furia desde su asiento.

    -Él estará con nosotros hasta que termine el año escolar. Espero que todos se lleven bien con él-comentó el profesor.-puedes tomar el asiento al lado de la srta. Li.

    Chang se dirigió con su mirada fría hasta su asiento. Se podía notar que tenía una personalidad muy seria y que era de esas personas cuya forma de hablar era muy seca y fría. Para sorpresa de todos, el joven de intercambio despojó una enorme sonrisa al llegar delante de Meilin. Todos vieron esa escena con asombro pues no se imaginaban que se conocieran.
    Cuando, para suerte de Meilin, sonó el timbre del receso, los 3 jóvenes que se encontraban juntos el día anterior, se fueron a sentar cómodamente sobre el pasto y colocaron una manta para su comida.

    -Syaoran, ¿Tú sabes por qué el chico de intercambio le sonrió tan ampliamente a Meilin?-preguntaba curiosa la joven de ojos esmeraldas.
    -¿Te refieres a Chang?
    -¿¿¿Lo llamas por su nombre???-exclamó Sakura, sorprendida.
    -Vaya, seguramente debe ser un amigo de uds de la infancia-comentó Tomoyo, igualmente asombrada.
    -No, es que…-decía un poco nervioso-Xú Chang era el novio de Meilin en China-contestó finalmente.
    -¿¿Lo dices en serio??-exclamó Sakura, aún más asombrada.
    Syaoran simplemente asintió.
    -¿Y qué les sucedió?-preguntó Tomoyo con intriga.
    -No lo sé. No me había dicho que terminaron, hasta ayer por la tarde-contestó con seriedad.
    -¿Quieres decir que la persona que llamó ayer a Meilin, era el joven Chang?-preguntó sorprendida e intrigada, la azabache.
    -Así es. Meilin me dijo que terminó con él antes que ella regresara a Japón, pero la llamó ayer para decirle que él también vendría y por eso se puso enojada-relataba.
    -Seguramente pelearon por teléfono. Pobre Meilin…-dijo Sakura.
    -Me sorprende que haya venido hasta Japón, como estudiante de intercambio-comentó Syoran.
    -¿Por qué lo dices?-preguntó la joven de ojos esmeraldas, con mucha intriga.
    -A Chang nunca le pareció correcto abandonar el país y por eso nunca lo hizo. Prefería quedarse a entrenar las artes marciales en casa en lugar de viajar, por eso le cuesta mucho hablar japonés, aunque aprende rápido-contestó Syaoran.
    -¿Tú crees que haya venido por Meilin?-preguntó Sakura, exaltada.
    -No lo creo. El decía que no dejaría el país al menos que tuviera una buena razón para ello. Seguramente su familia está en problemas nuevamente-respondió con seriedad.
    -¡Vaya! Parece como si lo conocieras desde la infancia-comentó Tomoyo.
    -Él solía entrenar con nosotros. Es muy bueno en las artes marciales.
    -Ya veo-murmuró Sakura.

    Mientras tanto, al otro lado del patio del colegio……

    -Dime, ¿¡¿qué estás haciendo en este lugar?!?-preguntó Meilin, de forma demandante.
    -Quisiera que habláramos…-contestó Chang.
    -¡No tenemos nada de que hablar! Yo me iré de regreso a China cuando termine el año escolar y no quiero que me esté molestando-le respondió furiosa.
    -Meilin, sabes que fue un simple error. Perdona-dijo agachando su cabeza.

    *****Flash Back*****
    -¿¡¿Te irás a Japón?!?-exclamó un furioso joven chino.
    -Así es. Regresaré con Syaoran por el resto del año-contestó felizmente.
    -¿¿Qué hay de nosotros??-preguntó serio.
    -Solamente me iré por unos meses…deberías venir conmigo-sugirió con una sonrisa.
    -Sabes que no dejaré China-contestó enojado.
    -Me iré con Syaoran y no hay nada que puedas hacer para evitarlo-dijo frustrada.
    -¡Como quieras!-le gritó furioso mientras se iba de ese lugar.

    *****Fin del Flash Back*****
    -Dime, ¿se puede saber a qué has venido a Japón?-preguntó intrigada.
    -Mi familia está teniendo problemas económicos nuevamente. Creen que estaré más seguro en este lugar hasta que encuentren un lugar estable para vivir, en Hong Kong-contestó con su típica mirada fría.
    -Ya veo…-dijo con un suspiro.
    En esos momento, Meilin recordó lo que Syaoran le había dicho acerca de Tomoyo y Eriol.
    -Comprendo-murmuró la joven china, agachando su mirada.
    -¿Sucede algo?-preguntó Chang.
    -No te preocupes. Es algo que debo hablar con una amiga-contestó sonriente.

    Al término de las clases, Tomoyo se dirigía a su consulta médica para que le quitasen los vendajes de su mano. Meilin había salido rápidamente del colegio para poder alcanzarla y hablar con ella. Cuando finalmente pudo alcanzarla le ofreció sentarse en una banca que había cerca del lugar donde estaban. Meilin mostraba una leve tristeza en su rostro y Tomoyo la miraba preocupada.

    -¿Te sucede algo?-preguntó la azabache viéndola con preocupación.
    -Daidouji, hablé con Syaoran y me hizo darme cuenta de algo.-comenzó a decir la joven china- francamente yo también lo había notado antes pero no quise darle mucha importancia hasta ahora que me doy cuenta que no debería ser un obstáculo en tu camino.
    -¿De qué hablas?-preguntó confundida.
    -Sé lo que sienten tú y Eriol-dijo finalmente.
    Un pequeño sonrojo se apoderó de las mejillas de Tomoyo, acompañado por una sonrisa.
    -¿Cómo te diste cuenta?-preguntó curiosa.
    -Lo sé por la manera en que se miran y se sonríen-contestó Meilin.
    -Yo también creía lo mismo pero no estuve segura hasta que me lo confesó-comentó la azabache.
    -¿Qué dices? ¿Ya se te declaró?-exclamó sorprendida
    Tomoyo simplemente asintió.
    -¿Y qué le dijiste? ¿También te le declaraste?-preguntó curiosa.
    -No…-murmuró agachando la mirada.
    -¿¡¿Porqué no?!?-exclamó Meilin con mucho asombro.
    -Pues verás, cuando él me lo dijo no estaba segura de mis sentimientos pero ahora si lo estoy, aunque no estoy segura que los acepte-contestó seriamente.
    -Deberías hablar con él y confesarle todos tus sentimientos-dijo Meilin casi en una exigencia.
    -Pero..., ¿qué hay de ti?-preguntó curiosa.
    -No te preocupes por eso. Pienso darle otra oportunidad a Chang -contestó con una sonrisa- ahora, te exijo como amiga, que le confieses tus sentimientos a Eriol-concluyó, guiñándole el ojo.

    Continuará……….

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    hime sakura

    hime sakura Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    60
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    sabes ahora me doy cuenta de un pequeño error de ortografia
    es meiling no meilin =)
    o x lo menos creo yo XD
    me encanto como se comporto meiling en este capitulo tan buena amiga
    aunq a veces me dan celos de como la trata shaoran grrr pq q ya lo deje en paz jiji es de sakurita XD
    yo sudando calenturas ajenas XD bueno como sea volviendo al tema
    me encanto estuvo perfecto tu capitulo espero el siguiente!!
    sayooooooooooooooo!
     
  3.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2873
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 11 Operación cupido.
    Esa tarde habían decidido pelear contra una creación de Sakura para que la azabache pudiese filmar una de sus típicas películas. Tomoyo esperaba paciente que los dos chinos y Sakura se pusieran sus trajes, al lado de Kerberos y Yue. Esa tarde, los acompañaba causalmente un joven de mirada fría y seria: Xú Chang.
    La azabache sostenía su cámara impaciente por ver como luciría Sakura con el traje que había confeccionado para ella. Le habían sacado los vendajes de su mano hacía ya, 3 días y aún no le confesaba a Eriol sus sentimientos, como se lo había prometido a Meilin que así lo haría.

    -¿Por qué se tradarán tanto?-se quejaba Kerberos-seguramente el mocoso y la chiquilla hacen que Sakura se retrase.
    -No te preocupes, estoy segura que no tardarán-comentó Tomoyo con una dulce sonrisa en su rostro.-Disculpe joven Chang, lo noto muy callado-agregó dándose la vuelta para verlo.
    -¿Hacen esto todos los días?-preguntó con seriedad.
    -¿Hacer qué?-preguntó confundida.
    -Usar magia en lugares públicos para filmar una película-contestó de la misma manera, seria.
    -No siempre, solo de vez en cuando-contestó sonriente.
    -Ya veo-murmuró.
    -Disculpa Tomoyo, ¿Quién es este otro mocoso?-preguntó Kerberos, interrumpiendo la conversación.
    -Su nombre es Xú Chang-contestó la azabache.-es el novio de Meilin.
    -¿¡¿Qué dices?!? ¿¡¿La chiquilla tiene novio?!?-exclamó sorprendido y burlonamente.
    -¿¿A quien crees que le dices “chiquilla”??-exclamó Chang, con enojo.
    -Dime, ¿se puede saber qué haces aquí? ¿Acaso tienes magia?-preguntó Kerberos.
    -No.-contestó seriamente, sin rodeos.
    -Escucha Fú Tan…
    -Mi nombre es Xú Chang.-replicó con enojo.
    -Este lugar puede ser muy peligroso para un chiquillo sin magia, como tú-continuó diciendo Kerberos, despectivamente.
    -Él tiene grandes poderes-replicó Yue.
    -¿Qué dices?-exclamó el otro guardián, sorprendido.
    -Es verdad que no usa magia, pero puedo sentir que tiene más fuerza de la que imaginas, Kerberos. Ese muchacho posee grandes habilidades en las artes marciales, si no me equivoco- comentó Yue.
    -Así es. ¿Cómo lo sabes?-preguntó Chang, intrigado.
    -Por que él es Yue: el otro guardián de las cartas y puede sentir poderes en las demás personas-contestó Syaoran, apareciendo repentinamente, luciendo el traje confeccionado por Tomoyo.
    -Ya veo-murmuró serio.
    -¿Qué sucede? ¿De qué hablaban?-preguntó Meilin, quien también apareció repentinamente usando el traje especial que hizo Tomoyo.
    -Mei…Mei…Meilin-dijo Chang con las palabras entrecortadas pues quedó prendado de su belleza.
    -¿Qué sucede?-preguntó intrigada, al verlo sonrojado.
    -Te ves muy hermosa-dijo al fin, dejando ver una sonrisa en su rostro.
    -¿De verdad lo crees?-preguntó Meilin sonrojada mientras jugueteaba con sus dedos.
    Chang simplemente asintió sonriente. (Por supuesto que Tomoyo grababa la escena).
    -¡Sakura, te ves bellísima!-exclamó Tomoyo al ver a su amiga salir de la camioneta, luciendo un hermoso traje. La azabache giró inmediatamente la cámara hacia Sakura para poder filmarla usando ese traje.
    -Tiene razón-concordó Syaoran, acercándose a su novia con un sonrojo en sus mejillas.
    -Muchas gracias-contestó Sakura, quien también se encontraba sonrojada.
    -Dinos Kinomoto, ¿qué carta usará esta vez, para crear esas criaturas extrañas?-preguntó Meilin.
    -¡Ya sé!-exclamó parándose delante del grupo-Llave que guardas el poder de mi estrella, muestra tu verdadera identidad ante Sakura: quien aceptó esta misión con tigo, ¡Libérate!-dijo para hacer que la llave tomase forma de báculo.- ¡Trueno!

    Comenzaron a caer muyos rayos y apareció una criatura eléctrica en el cielo. Yue le lanzaba bolas de energía, mientras que Kerberos protegía a Sakura de las descargas eléctricas que podría recibir. A pesar de estar enterado de la magia, esa era la primera vez que Chang observaba su uso y los poderes de Syaoran.
    Tomoyo, como era de esperarse, grababa todas las escenas con mucha alegría, pero no duró por mucho tiempo puesto que vio que una enorme bola de energía eléctrica, iba sobre ellos.

    -¡Meilin, cuidado!-gritó la azabache, advirtiéndole del peligro.
    Chang saltó delante de Meilin para protegerla y dando un salto, pateó la bola de electricidad, contrarrestando el ataque.
    -¡Meilin!-gritó Syaoran desde arriba (pues estaba sobre Kerberos) con mucha preocupación.
    -¡No te preocupes. Estoy bien!-gritó la joven china, acudiendo al lado de su novio, cuya pierna se encontraba malherida por el choque eléctrico que recibió-¿Estás bien?-preguntó asustada.
    -Si-contestó seriamente, levantándose con dificultad.
    -¡Tomoyo, cuidado!-gritó Sakura, advirtiendo desde lo alto.
    -No te preocupes, ella está bien-dijo la vos de Eriol, quien repentinamente se encontraba al lado de la azabache.
    -¿¿Eriol?? ¿Qué haces aquí?-exclamó Sakura, sorprendida.
    -Sentí la presencia de una carta y pensé que estarías en problemas-contestó con una sonrisa honesta.
    -Ya veo-contestó Sakura, bajando para poder hablar de frente.
    -Dime, ¿qué hacían?-preguntó curioso, el joven de anteojos.
    -Estábamos graban una magnífica escena para crear una película de la maravillosa Sakura-contestó Tomoyo sonriente.
    -Ya veo. Disculpen, no quise interrumpir-comentó Eriol, un poco arrepentido.
    -No te preocupes, podremos hacer otra escena, ¿verdad Tomoyo?
    -No hay ningún problema-respondió la azabache con una sonrisa que provocó un ligero sonrojo en Eriol.
    -Muy bien. Ahora, desde el principio…
    -¡Espera!-gritó Meilin, interrumpiéndola.
    -¿Qué sucede?-preguntó Sakura, confundida.
    -Creo que Chang está herido-contestó la joven china, con mucha preocupación.
    -Tiene razón. Será mejor llevarlo a que lo revisen-añadió Syaoran, seriamente mientras ayudaba a Chang a ponerse de pie.
    -Ya veo…-murmuró Sakura, con un aire de decepción.
    -No necesitamos al mocoso, a la chiquilla ni al niño feo para termina la película-refunfuñó Kerberos, acercándose a Sakura.
    -¡Kero!-replicó la dueña de las cartas.
    -No te preocupes. Nosotros llevaremos a Chang a revisión, tú puedes quedarte y terminar la película-dijo Syaoran, amablemente.
    -De acuerdo-contestó Sakura, sonriente.-ahora, desde el principio…
    -¡Casi lo olvidaba!-exclamó Tomoyo de repente, interrumpiendo a su amiga-Tengo ensayo con el coro esta tarde-comentó suspirando con decepción.
    -Ya veo. Supongo que tú también Eriol.
    -Así es.-contestó el joven de anteojos, sonriente.
    -Muy bien. Nos veremos luego-dijo Sakura, despidiéndose de sus amigos.
    -¡Nos veremos luego!-exclamaron al unísono.

    Tomoyo y Eriol se fueron caminando juntos para ir al ensayo del coro. En el camino hablaron de lo mucho que a la azabache le gustaba poder grabar a Sakura durante sus hazañas. El joven de anteojos la escuchaba respetuosamente y la observaba con una enorme sonrisa dibujada en su rostro. A pesar de haber sido rechazado, no le importaba escuchar sus relatos acerca de lo mucho que le encantaba estar al lado de Sakura.
    Cuando llegaron al lugar del ensayo, les sorprendió mucho ver que no había nadie en ese lugar, a excepción de la maestra de música.

    -Disculpe, creí que hoy habría ensayo-dijo Tomoyo buscando a los demás del coro, con las vista pero sin obtenerlo.
    -Así es srta. Daidouji. El joven Hiragizawa y ud participarán como dueto en el concurso musical de esta semana-contestó la maestra, sonriente.
    Tomoyo se quedó callada por unos momentos, hasta que finalmente se resignó a decir un simple “ya veo”.
    -¿Qué canción ensayaremos juntos?-preguntó Eriol con una sonrisa.
    -Me gustaría que fuera una canción única. Que no la hayan cantado antes, para sorprender al jurado-contestó pensativamente, la maestra de música.
    -¡Tengo una idea!-exclamó el muchacho sonriente-Tomoyo, ¿qué te parece si cantas la canción que aprendiste cuando eras pequeña?
    -¿Te refieres a la que cantaba en la primaria?-preguntó sorprendida, la azabache.
    Eriol simplemente asintió.
    -Me parece una perfecta idea-contestó Tomoyo.

    Eriol se sentó delante del piano y comenzó a tocar, acompañado de la dulce y suave voz de Tomoyo, que a pesar de los años, no había cambiado en lo absoluto y seguía siendo una voz que promovía la paz y la tranquilidad. Cuando hubo terminada la canción, la profesora de música los felicitó y se despidió cordialmente de ellos. El joven de anteojos se ofreció a hacerle compañía a la azabache hasta su casa. Cuando llegaron a la mansión Daidouji, Sonomi se alegró mucho al ver al joven que acompañaba a su hija, así que lo invitó a pasar y tomar el té.

    -Muchas gracias por la comida-dijo Eriol antes de probar unas galletas que le habían ofrecido.
    -Y díganme, ¿Cómo les fue esta tarde en el ensayo con el coro?-preguntó Sonomi con una sonrisa.
    -Nos fue muy bien. La maestra nos inscribió para participar en el concurso de canto de esta semana-contestó Tomoyo, con una sonrisa dulce mientras tomaba un poco de té.
    -¿Cantarán a dueto?-exclamó Sonomi.
    -Así es. Tocaré el piano a su lado, mientras canta-contestó el joven de anteojos con una amplia sonrisa, que provocó que Tomoyo se ruborizara. (Cosa que Sonomi notó, pero no dijo nada).
    -Ya debo irme-dijo Eriol, viendo la hora en su reloj y levantándose.
    -¿te vas?-preguntó Sonomi, levantándose.
    -Si. Muchas gracias por el té y las galletas-contestó el joven de anteojos, haciendo una noble reverencia.
    -Hasta luego-contestó la madre de la azabache.
    Sonomi se sentó nuevamente y miró a Tomoyo con una gran sonrisa.
    -¿Qué sucede?-preguntó la azabache un poco intrigada.
    -Dime, te gusta ¿cierto?
    Tomoyo no dijo nada ya que estaba sorprendida de esa pregunta. Su cara se puso roja como un tomate.
    -Creo que eso contesta a mi pregunta-añadió su madre entre risas.- ¿ya se lo dijiste?
    -No-contestó la azabache.
    -¿Por qué no?-preguntó confundida.
    -No creo estar segura de que eso es lo que quiera hacer-contestó Tomoyo seriamente, fijando su vista en la taza delante de ella.
    -Ya veo. Aunque debo decir que deberías decírselo, después de todo, eres igual de valiente que Nadeshiko.-comentó sabiamente.
    -Tú le tenías mucho cariño a la madre de Sakura, ¿cierto?-preguntó Tomoyo sonriéndole.
    Sonomi simplemente asintió sonriente.
    -Creo que deberías decirle al joven Eriol, como te sientes-comentó Sonomi-es un chico muy guapo-concluyó, guiñándole el ojo mientras abandonaba la habitación.

    Mientras tanto, delante de la residencia Kinomoto……

    -Apresúrate Syaoran. Debes decírselo-exigía Meilin empujando a su primo hacia la entrada de la casa de Sakura.
    -No entiendo por qué quieres hacer esto.-se quejaba el joven chino.
    -Es sencillo: quiero ayudar a Daidouji para que se le declare a Eriol-contestó Meilin.-Recuerda que ella te ayudó mucho a declarártele a Kinomoto.
    -De acuerdo-accedió al fin.
    Syaoran tocó el timbre de la puerta de la residencia Kinomoto.
    -¿Si? ¡Hola Li!-exclamó Fujitaka, abriendo la puerta sonriente.
    -Buenas noches, sr. Kinomoto-dijo Syaoran un poco nervioso, mientras se inclinaba respetuosamente.
    -Buenas tardes-contestó Fujitaka.
    -Buenas tardes sr. Mi nombre es Li Meilin y soy la prima de Syaoran-comentó, inclinándose.
    -Ya veo. Y díganme, ¿vienen a visitar a Sakura?
    -Así es-contestó el joven chino.
    -De acuerdo, pasen. Sakura está en su habitación, la llamaré.-dijo Fujitaka.

    ----------
    Meilin y Syaoran comían rebanadas de pastel hecho por Fujitaka, mientras esperaban a Sakura. Cuando la dueña de las cartas por fin bajó, se sentó en la sala a hablar con sus amigos. Por unos momentos, los dos chinos no se animaron a decirle nada hasta que por fin, Syaoran se armó de valor y comenzó a hablar.

    -Sakura, hay algo que queremos decirte-dijo Syaoran un poco nervioso.
    -¿De qué se trata?-preguntó confundida.
    -Se trata de Eriol y Daidouji-contestó Meilin, seriamente.
    -No entiendo. ¿Por qué todos quieren hablar de Tomoyo y Eriol?
    -¿¿No te has dado cuenta??-exclamó sorprendido, Syaoran.
    -En verdad, Kinomoto es una chica muy distraída-comentó Meilin con una gota de sudor estilo anime, detrás de su cabeza.
    -¿¿De qué están hablando??-preguntó Sakura, aún más confundida.
    -Que Tomoyo y ese chico llamado Eriol, se gustan-contestó seriamente, Kero quien apareció de la nada.
    -¿¡¿QUÉEE?!?-exclamó Sakura con asombro.
    -¿¡¿Tú también te habías dado cuenta?!?-exclamó Syaoran.
    -Por supuesto que sí-contestó el pequeño guardián.
    -P-pero…-la dueña de las cartas, no lograba articular ninguna palabra.
    -¡Reacciona Kinomoto! Estamos aquí porque queremos que nos ayudes a lograr que Daidouji le confiese sus sentimientos a Eriol-comentó Meilin.
    -¿No podríamos simplemente preguntarle para estar seguros?-preguntó Sakura, inocentemente.
    -Daidouji admitió la situación. ¿Nos ayudarás?-dijo Meilin, con seriedad.
    -De acuerdo-contestó Sakura con un poco de nerviosismo.
    -¡Yo también quiero ayudar!-exclamó Kero.
    -¿Qué puede hacer una esponja de baño para ayudarnos?-preguntó Meilin, despectivamente.
    -¿¡¿A quien le llamas “esponja de baño”, chiquilla?!?-exclamó Kero, con enojo.
    -Tranquilícense los dos. Debemos idear un plan-dijo Syaoran seriamente.
    Meilin soltó una carcajada de estilo malévola y dijo:- yo ya tengo un plan. Lo llamaremos: “Operación cupido”.

    Continuará…………
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Ok, me da algo de miedo esa "Operacion cupido" xD en especial si tomamos en cuenta a la que ideo esa estrategia. No puedo creer que pongas las continuaciones tan rapido, cuando me dijiste que habias actualizado pense: Oh que bien, un capitulo mas y de pronto me apareces con todo esto, jaja por eso es que te adoro :acoso: xD

    Bueno ya en serio, no puedo creer que Eriol se le haya declarado tan rapido, Tomoyo no estaba muy segura pero ahora si siente algo por el, espero que pronto pueda ser sincera con sus sentimientos, no hay nada peor que ver a dos personas que se gustan y no dan el paso por pena o miedo :o. Por otra parte, me imagine muy apuesto al novio (o ex novio) de Meiling, no se sabe por que pelearon pero al parecer ya se van a reconciliar dentro de poco.

    Cuando me imagino a Tomoyo y a Eriol cantando y tocando a duo me dan ganas de gritar:shaaa: es que esos personajes son tal para cual, incluso la madre de Tomoyo ya noto ese obvio interes entre ellos, como siempre la unica que no se da cuenta es Sakura :rolleyes: tan despistada ella jejeje.

    Bueno, espero tu arsenal de contis ;) te esta quedando muy lindo el fic.
     
  5.  
    hime sakura

    hime sakura Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    60
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    awwww me muero T.T
    enserio me encanta tu fic
    para variar sakurita y su cualidad de DISTRAIDA XD
    haha q linda mi sakurita y tomoyito aww
    operacion cupido da miedo X3
    pero iwal espero verlo pronto
    por cierto concuerdo contigo PAN-CHAN
    me dan ganas de no se q cuando imagino a ellos dos en dueto o.O
    nos seguimos leyendo
    sayooonaraaaaa
     
  6.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    50
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    "arsenal d contis" jajaja xD. Estoy tratando d publicarlo lo más rápido posible ya q entro a clases este lunes :(. Cuando entre al colegio d nuevo no podré publicar tan seguido...
    Bueno me alegra q te hayan gustado las continuaciones xD
     
  7.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2877
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 12 El sentimiento de Tomoyo;
    (Los planes fracasados)
    Estaban a un día del concurso de canto y los participantes de la secundaria de Tomoeda se encontraban ensayando por última vez, ese día. Como era receso, todos los alumnos se encontraban en el patio del colegio degustando sus almuerzos. Syaoran, Sakura y Meilin, esperaban pacientes a que terminara el ensayo del coro para poder comenzar a efectuar la primera parte del plan. Chang se había recuperado rápidamente del choque eléctrico que había recibido en su pierna. Meilin le había rogado, prácticamente, que se sentara con ellos en el receso pero el joven de Hong Kong prefirió jugar al football pues era parte del equipo.
    Sakura aún vestía el traje de las animadoras ya que Meilin no le dio tiempo de que se cambiara después de su práctica.

    -¿Todavía te duele la cabeza?-preguntó Syaoran un poco preocupado.
    -Si-contestó entre sollozos, la joven de ojos esmeraldas.
    -Kinomoto, en verdad que eres distraída ¿en qué estabas pensando?-exclamó Meilin.
    -No podía concentrarme por pensar en Tomoyo…

    *****Flash Back*****
    La entrenadora de las animadoras (porristas, como las quieran llamar) sonaba el silbato cada 5 segundos para arrojaran su bastón en el aire y lo volviesen a cachar.

    -¿Será cierto que Tomoyo y Eriol se gustan?-pensaba Sakura mientras lanzaba su bastón en el aire.-No entiendo que clase de plan quiere hacer Meilin-en esos momentos, su bastón se le deslizó de las manos cayendo sobre su cabeza.

    *****Fin del Flash Back*****
    Syaoran y Meilin miraban a Sakura con gotas estilo anime detrás de sus cabezas.
    -Bien, si quieres saber cual es mi plan, puedo asegurarte que comenzaremos con la primera parte, hoy-comentó la joven china, triunfantemente.
    -Creo que estás exagerando con tu plan-comentó Syaoran.
    -¿¡¿Qué dices?!?-exclamó Meilin un poco frustrada.
    -Tiene razón, ¿no sería mejor hablar con Tomoyo?-concordó Sakura.
    -Mi plan es a prueba de todo. Estoy segura que no fallará-dijo la china, levantándose triunfalmente.
    -Dinos, ¿Cuál es la primera parte de tu plan?-preguntó Syaoran, intrigado.
    -La esponja de baño y yo ya planeamos la primera parte-contestó Meilin-y será: dejarlos solo en el salón de música para que se lo digan todo-añadió triunfante y con un brillo en sus ojos.
    -P-pero…-intentó decir Sakura, en vano.
    -Sin excusas, Kinomoto-replicó Meilin-este será el último ensayo de Eriol y Daidouji. Lo mejor será aprovecharlo y encerrarlos-agregó decidida.
    -Mira hacia atrás-dijo Syaoran suspirando y con una gota anime sobre su cabeza.
    Cuando la joven china giró su cabeza hacia atrás para ver qué sucedía, se llevó una gran sorpresa-y a la vez, decepción-al ver que la azabache se acercaba a ellos, sonriente.
    -¡Daidouji!-exclamó Meilin con asombro-¿¿Qué haces aquí?? ¿¿No deberías estar ensayando??-tartamudeaba exaltada.
    -No te preocupes, el ensayo de hoy ya terminó-contestó sonriente.
    Meilin suspiró con decepción y agachó la cabeza.
    -¿Sucede algo?- preguntó la azabache un poco confundida.
    -No te preocupes, no es nada-contestaba entre sollozos con la mirada aun gacha.
    -Ya veo…-murmuró Tomoyo-¡No puede ser! ¡Olvidé mis apuntes de matemáticas en el salón de música! Regresaré en uno minutos-dijo apresurándose al salón de música.
    -Meilin, siento mucho que no funcionara tu plan…-dijo Sakura condescendientemente.
    -¡Aún tenemos el plan B!-dijo levantando la mirada triunfante y con una enorme sonrisa, haciendo que Syaoran y Sakura sufrieran una caída anime.
    -¿Cuál es el plan B?-preguntó curioso el joven chino con gotas anime en su cabeza.
    -Será el mismo: encerrarlos en el salón de música-contestó Meilin.
    -¿De qué hablas? El ensayo del coro ya terminó-dijo Sakura.
    -Lo sé, Kinomoto. Solo observa-contestó guiñándole el ojo y tomando un lapicero.-¡Eriol! Necesito que le lleves este lapicero a Daidouji al salón de música, porque lo dejó olvidado-gritó Meilin hacia el joven de anteojo que se encontraba a varios metros de ellos.
    -No te preocupes, yo puedo llevárselo. Debía ir al salón de música, de todas maneras.-dijo un sonriente Yamazaki, tomando el lapicero y yéndose de allí.
    Sakura y Syaoran habían sufrido otra caída estilo anime al ver esa escena. Por otra parte, Meilin aún no procesaba lo que había pasado, y simplemente miraba a Yamazaki alejarse con el lapicero en mano.

    ------------
    Sonó el timbre del colegio anunciando el término de las clases. Tomoyo se fue en su limusina, no sin antes despedirse de sus amigos, al igual que lo hizo Eriol. Solamente quedaban 3 jóvenes chinos y Sakura.

    -Meilin, ¿te quedarás aquí?-preguntó Chang, con seriedad.
    -Así es. Kinomoto, Syaoran yo nos quedaremos en la biblioteca para terminar con un reporte-mintió Meilin.
    -De acuerdo. Nos veremos luego-dijo el joven de Hong Kong, alejándose de allí.
    -¿Para que querías que nos quedáramos?-preguntó Syaoran seriamente.
    -Pues para ejecutar el plan C-contestó Meilin, nuevamente triunfante.
    Sakura y Syaoran la miraba con gotas anime detrás de sus cabezas.
    -¿Cuál es el plan C?-preguntó Sakura, intrigada.
    -Usaremos un teléfono público para llamar a casa de Daidouji y Eriol-contestó Meilin.
    -¿Y eso de qué nos servirá?-preguntó Syaoran confundido.
    -Pues porque fingiremos ser ellos para meterlos en una cita-contestó la china-llamaremos a Daidouji y le diremos que la maestra de música la necesita en el patio del colegio y le diremos lo mismo a Eriol y cuando lleguen aquí se dirán todo-agregó decididamente.
    -Suena como un buen plan-concordó Sakura.
    -Tienes razón. Hagámoslo-dijo Syaoran con una pequeña sonrisa.
    La joven china sacó una moneda de su bolsillo y se aproximó emocionada al teléfono público. Insertó la moneda y marcó al número de Eriol y esperó a que contestaran.
    -¿Aló?- preguntó la voz del susodicho, al otro lado.
    Meilin se aclaró la garganta y comenzó a fingir una voz diferente a la suya- Buenas noches joven. Es de parte...de…maestra...música…-había mala señal y costaba entender lo que decía.
    Del otro lado, Eriol tapó el teléfono para que no lo escucharan hablar y se dirigió a la persona sentada delante de él-Disculpe maestra. Creo que es para ud-agregó extendiéndole el teléfono.
    -¿Aló?- se escuchaba la voz de la profesora de música.
    -¿¿Quién habla??-preguntó Meilin confundida y sobresaltada.
    -Creo que quería hablar conmigo, soy la profesora de música de la secundaria Tomoeda-contestó la mujer.
    -¿¡¿QUÉEEEE?!?-exclamó Meilin, colgando el teléfono.
    -Meilin, ¿¿qué te sucede??-preguntó Syaoran, preocupado.-¿Quién era?
    -La profesora de música-contestó suspirando y agachando la mirada.
    Syaoran y Sakura suspiraron decepcionados.
    -Creo que será mejor irnos. Nos vemos-dijo la joven de ojos esmeraldas mientras se alejaba.
    -Nos vemos-contestó el joven chino.

    ------------
    Al siguiente día, todos se encontraban de regreso en el colegio. Había un particular grupo de 8 jóvenes, sentados sobre una pequeña manta celeste. Degustaban sus almuerzos y hablaban de muchos temas interesantes. Finalmente, el tema que más atrajo la atención de Naoko fue el concurso de canto se realizaría esa misma tarde.

    -Es verdad Tomoyo, el joven Hiragizawa y tú participarán en el concurso de canto de esta tarde, ¿cierto?-preguntó la joven de anteojos con mucha curiosidad.
    -Así es. Será en el teatro de la ciudad-contestó la azabache, sonriente.
    -Están invitado a ir-agregó Eriol, amablemente.
    -Muchas gracias-contestaron todos al unísono.
    -Oigan, ¿no les parece raro el joven Xú?-preguntó Chiharu.
    -¿A qué te refieres?-preguntó Tomoyo, confundida.
    -Pues que se la pasa solo todo el tiempo y no habla con nadie-contestó Chiharu.
    -Es verdad. También es muy serio y no sonríe a menos que esté con Meilin-agregó Rika.
    -Tienen razón…-murmuró Naoko.
    -¿Saben de dónde proviene la palabra “raro”?-preguntó Yamazaki, repentinamente.
    Chiharu comenzó a ahorcarlo con enojo.

    La azabache se levantó y se dirigió a salón de música, pues quería practicar una vez más. La última semana le había estado yendo mal en los ensayos debido a que no conseguía concentrarse, teniendo a Eriol al lado. Se sonrojaba constantemente y se distraía, equivocándose con la letra de la canción.
    Cuando estaba por llegar al salón de múscia, chocó repentinamente con alguien.

    -Disculpe-dijo la azabache levantando la mirada para saber con quien había chocado.
    -Ten más cuidado-dijo el joven de Hong Kong, seriamente.
    -Si, perdone joven Chang-se disculpó nuevamente.
    -Llámame solamente Chang-dijo viéndola con su mirada profunda y ojos azules penetrantes.-Tú eres Daidouji.
    -Sí, pero puedes llamarme Tomoyo-contestó sonriente.
    -Creí que tus ensayos con Hiragizawa ya habían terminado-comentó serio.
    Un ligero sonrojo se apoderó de las mejillas de la azabache.
    -Tienes razón, pero quisiera practicar una vez más. No he podido concentrarme en la letra…-contestó aun sonrojada. (Cosa que cualquiera notaría)
    -Tranquila. Estoy seguro que no tendrás problemas, me han dicho que tienes una voz muy hermosa. Te deseo suerte-dijo manteniendo su mirada fría y alejándose de ese lugar.

    ------------
    Ya era hora del concurso de canto. Había, por lo menos, doscientas personas en el teatro. Cuando por fin llegó el turno de los concursantes de la secundaria Tomoeda, la azabache se recordó las palabras que le había dicho Chang esa misma tarde y así consiguió concentrarse y calmarse.

    -Recibamos a los concursantes de la secundaria Tomoeda: Tomoyo Daidouji y Eriol Hiragizawa-dijo la presentadora.

    Eriol comenzó a tocar el piano y Tomoyo comenzó a entonar las dulces melodías. Sonomi había llevado consigo a sus guardaespaldas para que grabaran la participación de su hija. Meilin tenía planeado ejecutar el plan D después de que terminara de cantar.
    Cuando terminó el concurso de canto, anunciaron a los ganadores, quienes resultaron ser Tomoyo y Eriol. Tras bastidores, el joven de anteojos se apresuró a invitar a la azabache a salir esa noche, como en una cita y ella aceptó muy feliz. La azabache lucía un hermoso vestido largo que le llegaba hasta las rodillas y le resaltaba a la perfección, cada curva de su cuerpo. El vestido era de color negro azabache y hacía tono con su cabello. Eriol lucía un camisa de vestir, color azul y pantalones negros.
    Meilin pensó que se encontrarían en sus casas así que se fue a un teléfono público para intentar contactarlos a sus casas y efectuar su plan. Sakura y Syaoran intentaron decirle que no se encontraban en sus hogares, pero fue en vano ya que se había ido lo más rápido posible…
    Sonomi se mantuvo en la ventana, observando la lluvia caer y esperando a que regresara su hija. Finalmente, Tomoyo regresó en la limusina de Eriol y él la llevó hasta el portón de su casa, para despedirse.

    -Quería felicitarte, cantaste muy hermoso-comentó el joven de anteojos, galantemente.
    -Muchas gracias-contestó sonriente.
    -Fue una hermosa velada, la pasé muy bien-agregó Eriol.
    -Igual yo…
    -Supongo que ya me voy, nos vemos-dijo dándose la vuelta para marcharse.
    Eriol sintió como Tomoyo lo tomaba de su mano así que se dio la vuelta para verla.
    -Espera, yo quería decirte que…-se ruborizó tiernamente-yo siento que tú me… yo siento que tú también me gustas mucho, Eriol.-dijo finalmente.
    El joven de anteojos la miraba y le ofreció una tierna y cálida sonrisa.

    Sus rostros se acercaron poco a poco hasta que unieron sus labios en un beso apasionado. Sonomi observaba la escena desde la ventana, apoyando su cabeza sobre su mano derecha ya que se encontraba conmocionada y muy feliz. Eriol se encontraba muy feliz; agradecía el hecho de haberse encontrado con Chang esa tarde, ya que de no ser así no hubiese tenido la idea de invitar a Tomoyo a salir esa noche……

    *****Flash Back*****
    -Hiragizawa-dijo la voz seria de Chang.
    -Muy buenas tardes joven Chang, ¿qué sucede?-dijo el joven de anteojos, con una sonrisa.
    -Meilin ha estado muy ocupada haciendo no sé que cosas con Syaoran y Kinomoto. No quiero que se siga frustrando así que toma esto-dijo extendiéndole una tarjeta.
    -¿Qué es esto?-preguntó confundido.
    -Es la dirección de un buen restaurante. Creo que podrías llevar a Daidouji-dicho eso, se alejó de ese lugar

    *****Fin del Flash Back*****
    Sakura y Syaoran observaban esa escena desde detrás de unos arbustos. La joven de ojos esmeraldas tuvo una idea e invocó a la carta Flor para agregarle un toque tierno a la situación.
    Meilin se había regresado a la mansión Li con mucha decepción pues no puedo efectuar su plan D, aunque sus intenciones eran efectuarlo al siguiente día pues aún no estaba informada de lo que estaba pasando entre ellos.

    Continuará………..
    Espero les haya gustado el capítulo:D. Lamento decir que el lunes entro a clases y ES POSIBLE (nótese q hablo en condicional) q no pueda publicar las continuaciones tan rápido:(. Bueno espero comenten.;)

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    hime sakura

    hime sakura Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    60
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    waaaaaaaaaaaaaa!!
    q kawaiioso X3
    hoy si me moria de felicidad
    aww te tierno y romantiicoo
    enserio aw se besaron o.O
    q lindos q lindos
    ahora q sakurita y shaoran se den un besito tmb o.O
    jiji
    bueno nos seguimos leyendo...
    pd.
    q mal iwal io ia entrare al cole pero hare lo posible para siempre estar atenta a este lindo fic =)
     
  9.  
    Kathya

    Kathya Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    437
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    No,no, no... No puedo creer que después de tanto tiempo me interese tanto un fic. Me llamó la atención el título que posee y lo comencé a leer. En verdad me gusta mucho tu manera de narrar, de expresar las cosas de manera sencilla y sin irte por las ramas, siguiendo una línea clara. En verdad el argumento me parece excelente y la pareja que formaste también. Me gustó muchísimo como fueron sucediendo los hechos... Y con respecto al último capítulo que publicaste, amé la parte en que Mei- Ling tramaba todo para que Tomoyo confesara sus sentimientos. Fue súper cómico. x'D Además que al final fuera Chang el que actuara así, tan secamente y lo solucionara así de fácil, eso estuvo espectacular.
    Seguiré tu fic, porque en verdad me encantó. =DD
    P.D suerte con la escuela :)
     
  10.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    41
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Hola!! grax x leer mi fic y me alegra q te gustara :D. Francamente me divertí mucho escribiendo los planes d Meilin xDxDxD....muchas grax, nuevamente, x leer mi fic y x el comentario. ;)
     
  11.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2603
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 13 Planes vacacionales
    *****Flash Back*****
    -Que bueno que vinieras a visitarnos.-comentó Sonomi con una enorme sonrisa, mientras se sentaba delante de su hija y Eriol.
    -Muchas gracias por invitarme a tomar el té.-contestó respetuosamente.
    -Díganme, ¿qué harán durante las vacaciones?-preguntó la Sonomi, curiosa pero se podía notar que tenía algo en mente.
    -Aún no lo sabemos. Es posible que salgamos con Sakura y Syaoran-contestó sonriente, la azabache.
    -Tengo una mejor idea: saldré de viaje por negocios hacia las montañas heladas. Podrían hospedarse en mi cabaña-comentó la madre de Tomoyo, mientras le daba un sorbo al té.
    -Me parece una magnífica idea, podré invitar a Sakura y a Syaoran-exclamó la azabache.

    Mientras tanto, en la residencia Kinomoto…….

    -Gracias por la comida-dijo un nervioso joven chino, quien se encontraba en casa de su novia para cenar.
    -Li…
    -Dígame sr. Kinomoto-dijo sobresaltado el joven chino quien siempre se ponía nervioso en presencia de Fujitaka.
    -¿Qué harán en las vacaciones?-preguntó el padre de Sakura, muy calmado y sonriente.
    -P-pues…yo…quería…-el nerviosismo no le permitía articular bien las palabras-yo quería…saber si ud. Le da permiso a Sakura de que nos acompañe a Hong Kong por una semana.-dijo finalmente.
    -¿¿Lo dices en serio??-exclamó sorprendida, la joven de ojos esmeraldas.
    Syaoran se limitó a asentir.
    -De acuerdo.-contestó Fujitaka, muy sonriente.
    -Se quedará en la mansión de mi madre y no se preocupe, nuestras habitaciones serán separadas-agregó nerviosamente.

    *****Fin del Flash Back*****
    Era el último día de clases y los alumnos de la secundaria Tomoeda no podían esperar más para irse a sus hogares y disfrutar de las vacaciones. Todos hacían planes de qué harían durante las vacaciones, algunos de ellos saldrían a visitar a algún pariente o algo por el estilo. Meilin regresaría a China al siguiente día, así que su primo Syaoran la iría a dejar al aeropuerto, acompañado por Sakura, Tomoyo, Eriol y Chang.
    Cuando finalmente sonó el timbre, todos los alumnos salieron apresuradamente del salón de clases. Iban felices porque el próximo ciclo escolar, estarían en el primer año de bachillerato.

    -¡Tomoyo, espera!-gritó Sakura, corriendo hacia su amiga.
    -Apresúrate Sakura, o llegaremos tarde-dijo la azabache un poco acelerada.
    -Si.

    Ambas debían estar a tiempo en la mansión Li, donde se realizaría una pequeña fiesta de despedida para Meilin.
    Había transcurrido ya, un mes desde aquél beso de Tomoyo y Eriol. Dos días más tarde, el joven ojiazul decidió que ya sería tiempo para pedirle que fuese su novia oficialmente y ella, felizmente lo aceptó….

    *****Flash Back*****
    Era una calurosa tarde un domingo. A pesar de las condiciones del clima, se mecía una suave brisa que jugueteaba con los cabellos color azabache de una joven colegiala muy hermosa, quien se encontraba delante del joven que le había dado su primer beso. Se encontraba ruborizada pues no se habían visto ni hablado desde esa noche hasta entonces. El joven inglés se posó delante de ella extendiéndole una honesta y cálida sonrisa que le calmó el nerviosismo a la colegiala.
    Estaban en el templo Tsukimine, delante de un frondoso árbol de cerezo que no permitía que el viento se llevase ninguna de sus hermosas flores.
    El ojiazul miraba embelezado a la chica delante de él y no dudó ni un solo segundo en tomar su mano…

    -Te ves muy hermosa esta tarde-mencionó sonriente.
    -Muchas gracias, Eriol-contestó devolviéndole el gesto.
    -¿Sabes? Quisiera pedirte algo…-dijo un poco nervios, viéndola de frente.
    -¿Qué sucede?-preguntó curiosa.
    -Quería pedirte que seas mi novia, por favor-dijo viéndola a los ojos.
    Tomoyo dejó escapar un silbido de sorpresa. Lo miró así por unos momentos, pero cambió su rostro a uno sonriente.
    -Por supuesto-contestó felizmente.
    -Quiero hacerte una promesa-comentó sonriente.
    -¿Eh?-exclamó Tomoyo con confunsión.
    -Es algo muy común en Inglaterra. Cuando dos personas aceptan estar juntas, se hacen una promesa. Quisiera prometerte algo-explicó acortando la distancia entre ellos.
    -De acuerdo-contestó emocionada.
    -Bien, prométeme que estará a mi lado-dijo Eriol tomando ambas manos de la colegiala.
    -Lo prometo. Promete que siempre estarás a mi lado-contestó la azabache acercando más sus rostros.
    -Lo prometo-dicho esto, concretó la acción y besó aquellos labios carnosos que le provocaban tanta tentación y no lo dejaban concebir el sueño.

    *****Fin del Flash Back*****
    Mientras tanto, Meilin estaba hablando a solas con Chang en la mansión Lin……

    -¿Qué te sucede?-preguntó el joven de Hong Kong, un poco angustiado-Te noto triste. Dime, ¿acaso no querías que Daidouji y Hiragizawa estuvieran juntos?
    -N-no es nada…-contestó suspirando-espera, ¿¿cómo sabes que quería unir a Daidouji con Eriol??-exclamó confusa.
    -Estuviste muy ocupada con Syaoran y Kinomoto. Te notaba muy concentrada en trabajos extraños y noté como todos tus planes se centraban en Daidouji y cuando hablé con ella, pude notar su sonrojo por pensar en Hiragizawa, así que le mostré la dirección de un buen restaurante para que salieran juntos-contestó con seriedad.
    -¡Chang!-los ojos de Meilin se comenzaron a llenar de lágrimas.
    -¿¿Qué te sucede??-preguntó preocupado al ver las lágrimas cayendo por su rostro.
    -¡Eso lo hiciste por mí! ¡Eres el mejor novio!-exclamó felizmente arrojándose a él y estrechándolo fuertemente contra su cuerpo.
    -Meilin, ya llegaron Sakura y Tomoyo-dijo Syaoran apareciendo repentinamente e interrumpiendo la escena.
    -Ya bajaré-contestó con una sonrisa.
    -De acuerdo. Te ayudaré con tu equipaje-dijo su primo, levantando las maletas.

    Bajaron las escaleras y se encontraron con Tomoyo y Sakura. Syaoran acomodó el equipaje de Meilin en el baúl de la limusina y después entró nuevamente a la mansión para la pequeña despedida de su prima. Eriol no había podido ir a la despedida debido a un inconveniente en su mansión pero había prometido que iría al aeropuerto a despedirse de ella.
    Después de la pequeña celebración, se dirigieron al aeropuerto donde se encontraron con el joven de anteojos quien cargaba un ramo de flores y los recibía sonriente.

    -¡Eriol, viniste!-exclamó felizmente Meilin, abrazándolo.
    -Espero nos volvamos a ver. Fue un placer conocerte-dijo el inglés entregándole las flores.
    -Lo mismo digo. Hasta pronto-contestó la china.
    -Ojala regreses pronto- dijeron Sakura y Tomoyo al unísono.
    Meilin se acercó y le susurró a Tomoyo al oído:-Mucha suerte con Eriol-dicho eso, se alejó y le guiñó el ojo.
    -Chang, ¿no regresarás a Hong Kong?-preguntó la azabache, intrigada.
    -Aún no es tiempo.-contestó serio.
    -Ya veo…-murmuró la azabache.
    -Bien, ¡nos veremos pronto!-gritó Meilin perdiéndose entre los demás pasajeros del avión.
    Chang no dijo nada y simplemente se fue del aeropuerto, caminando.
    -¿Porqué Chang no regresará a Hong Kong?-preguntó Tomoyo.
    -Su familia está pasando por problemas y no puede regresar hasta que sus padres encuentren un nuevo lugar para vivir-contestó Syaoran.
    -¿Quieren ir de día de campo?-preguntó Eriol con una sonrisa mientras mostraba una canasta de comida, provocando que lo miraran con gotas de sudor anime detrás de sus cabezas.
    -Vienes muy preparado-comentó Tomoyo con una dulce sonrisa.
    -E-Eriol, ya tenías planeado preguntarlo ¿cierto?-dijo Sakura, quien no quitaba la expresión de sorpresa al ver la canasta de comida.
    -Si, verás… este día dejaría a Spinel con una canasta de comida pero Nakuru salió de compras y se lo llevó consigo y se me ocurrió que podríamos aprovecharla-contestó sin quitar su cara de diversión.
    -De acuerdo. Un día de campo suena como una buena idea-comentó la azabache, sonriendo y parándose al lado de su novio.

    -----------
    Los 4 jóvenes se encontraban degustando los postres hechos por Eriol. Habían intentado invitar a Chang para que los acompañase pero el joven de Hong Kong se limitó a decir un escueto “no” e irse con su porte serio.

    -¿Qué harán para las vacaciones?-preguntó Sakura, curiosa.
    -Iremos a esquiar a las montañas heladas y nos hospedaremos en una cabaña, deberían venir con nosotros-contestó Eriol.
    -No podremos acompañarlos, iré con Syaoran a Hong Kong por una semana-contestó Sakura.
    -Es una lástima, me hubiera gustado mucho verte con un maravilloso traje de esquiadora. ¡Te verías divina!-comentó Tomoyo, causando caída anime por parte de su amiga.
    -¿Por cuánto tiempo estarán en las montañas heladas?-preguntó seriamente, Syaoran.
    -Solamente iremos por 3 días -contestó Tomoyo, sonriente- ¿cuánto tiempo estarán en Hong Kong?
    -Estaremos en China por una semana. Mi madre quiere conocer mejor a Sakura-contestó el joven chino.
    -Ya veo…-murmuró la azabache.-tenía tantas esperanzas de poder grabar a la bella Sakura esquiando en las montañas heladas, supongo que tendré con conformarme con tus fotos de China…-dijo suspirando decepcionada.
    -¿Cuándo se irán a las montañas?-preguntó Sakura.
    -La siguiente semana-contestó Eriol con una sonrisa.
    -Ya veo… creo que nosotros nos iremos antes-comentó Sakura.
    -Es una lástima…pero te grabaré cuando regreses de China y hagamos otra película-añadió emocionada, la azabache causando otra caída anime por parte de Sakura.

    Mientras tanto, en la residencia Kinomoto……

    -¿¿Por qué se tardará tanto?? Seguramente está con ese moco…-se quejaba Touya, quien esperaba impaciente a la llegada de su hermana, sentado en el sofá al lado de Yukito.
    -No te preocupes, estoy seguro que no tardará-comentó el joven de cabellos grises, tratando de tranquilizarlo.
    -No puedo creer que mi papá que haya dejado a cargo de la casa nuevamente. Te juro que ese monstruo se ha de estar divirtiendo con ese mocoso que nunca se aleja de ella-refunfuñaba el moreno.
    -Cálmate Touya, estoy seguro que Li cuidará bien de Sakura. Sabes que la quiere mucho y no dejará que le pase nada malo-dijo sabiamente, Yukito.
    El moreno simplemente ignoró el comentario pues estaba impacientado.
    -Yuki… ¿recuerdas ese día?-preguntó el moreno, viéndolo de frente.
    -¿Qué día?-preguntó el joven de cabellos grises, un poco intrigado y confundido.
    -Estábamos en ese mismo sofá, el día en el tú por fin aceptaste…
    -¡Ya llegué!-gritó Sakura al entrar a la casa, interrumpiendo las palabras de su hermano.
    -Vaya, ya era hora monstruo. No me digas que te quedaste dormida en un parque y por eso tardaste tanto-dijo burlonamente, el moreno.
    -¡No me digas monstruo!-exigió enojada.
    -Hola Sakura-dijo sonriendo, el joven de cabellos grises.
    -Yukito, hola. Un momento, ¿qué hacen uds. 2 aquí?-dijo dirigiéndose a ambos-¿papá te dejó a cargo de la casa de nuevo?-preguntó dirigiéndose a su hermano.
    -Así es. Se fue de expedición y dice que regresará dentro de 5 días así que Yukito y yo nos quedaremos aquí.-contestó el moreno.
    -Ya veo…-murmuró la colegiala.
    -Oye, ¿cómo es eso que te irá dentro de 3 días? Papá me dijo que ayudara con el equipaje-comentó Touya, con seriedad.
    -¿¿A dónde irás??-preguntó sorprendido Yukito.
    -Iré a Hong Kong con Syaoran-contestó sonriente.
    -¿¡¿Qué dices?!?-exclamó Touya, enojado-¿¿Irás sola con ese mocoso?? ¿¿Te quedarás sola en su casa??
    -Tranquilízate hermano, nos quedaremos en la mansión de su madre.-contestó tratando de tranquilizarlo.
    -Espero que sus habitaciones sean separadas o ese mocoso se las verá conmigo cuando regresen-advirtió celoso.
    Yukito miraba la escena divertido y no podía ocultar su enorme sonrisa.

    Continuará……….
    Ya entré a clases y mi horario me impide escribir muy seguido pero trataré de publicar las continuaciones lo más seguido posible.;)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  12.  
    hime sakura

    hime sakura Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    60
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    amo las escenas de celos que hace touya XDD
    hehe por otro lado me encanto la parte donde Eriol les dice q hagan un dia de campo haha q gracioso ese Eriol XD me encanta que siempre tenga ese toque divertido q tenia el mago clow y lo de yukito viendo la escena de celos de touya por sakura me ree encanto hehe, por otro lado me encanta como escribes, es una lastima que no puedas hacerlo tan seguido como antes pero bno suerte en tus estudios =)
     
  13.  
    Kathya

    Kathya Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    437
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Awww ;___; ya bastante has sorprendido con la rapidez de tus continuaciones, y aún con escuela y todo, siguen siendo rápidas en verdad... No sé como haces. D:
    Pero bueno, me gustó mucho la continuación, tiene un toque muy sencillo que me gusta, ¡por fin son novios ese par de tórtolos *-*! ¡Qué lindo! Y ahora espero saber como les irá en sus vacaciones a las dos parejas en sus diferentes lugares... Y Touya, jaja, obviamente deberían ser habitaciones separadas, tienen quince años... ¿y los dejan salir así solos hacia China? x'D Qué suerte que tienen...
    En fin, no me quiero perder eso... ahora bien, ten cuidado que tienes algunos errores de dedo, y también algo de puntuación... pero no es mucho. A pesar, me encanta como redactas... Seguiré esperando tu continuación... ¡Besos y mucha suerte! ºOº
     
  14.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Creo que después de mucho tiempo me he pasado por aquí y me llamó la atención el nombre de tu ff. Me gusto mucho la forma tranquila en que se dieron las cosas entre mis personajes favoritos :). Has hecho un trabajo excelente narrandolo de una manera sencilla y divertida al mismo tiempo. Estoy muy curiosa de saber que le dirá Touya a Yuki, además de que fue muy gracioso el enojo de Touya xD. El siempre es tan sobreprotector.
    Todo esta excelente lo único que note de raro fueron los errores de tipeo que tienes en algunas partes pero no es nada grave. Es sólo cuestión de que prestes más atención al escribir para que te quede aún mejor tu ff ;). Por lo demás todo me pareció genial.
    Sigue así, esta preciosa la historia. Muy al estilo del manga original.
    Esperare ansiosa el siguiente cap.
    Salu2.
     
  15.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    OMG me he perdido pero ya regrese y me lei todo ToT hermoso, simplemente me encanta como describes ala linda Tomoyo en este fic ;)

    Me parecio mu tierno el primer beso de Eriol y Tomoyo, y bueno, algo despreocupada la actitud de Fujitaka ante el hecho de que su hija de vaya de vacaciones con su novio por una semana, bueno Shaoran es lindo, respetuoso y todo...pero sigue siendo hombre xD en fin...creo que en el anime si hubiese sido igual, el confia mucho en Sakura, y por supuesto amé que Toya se pusiera celoso.

    Sigo sin entender eso que Toya quiere decirle a Yukito, rayos!! siempre alguien interrumpe:(, espero que pronto se revele ese secreto. Por otra parte OMG Tomoyo acepto ser novia de Eriol, la parte donde se hicieron las promesas me parecio de lo mas lindo:shaaa: ya quisiera yo conseguir a un chico tan sensible, apuesto y cool como Eriol pero bueh...mejor despierto de mi sueño jejeje.

    Espero que pronto coloques la conti amiga, aunque ya entraste a clases mañana es sabado, no quiero ser exigente pero si tu me dejas con tantas dudas y ganas de leer mas no puedo evitarlo asi que conti pronto! ;)
     
  16.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2468
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 14 Las montañas heladas
    Una joven colegiala se encontraba tranquilamente en su habitación estudiando con un diccionario en mano, sentada delante de su escritorio en dirección a la ventana que proyectaba un hermoso atardecer esa tarde de martes.
    El pequeño guardián había abandonado su habitación para encaminarse a la mansión Hiragizawa y poder competir con los videojuegos, contra su guardián contraparte. La joven había accedido a que se fuera esa tarde y así aprovecharía ella a estudiar en calma hasta que el sonido de alguien tocando a su puerta, la despistó por un momento…

    _Adelante-dijo Sakura, alejando su vista del diccionario para girar a ver hacia la puerta de su habitación.
    _Monstruo, Tomoyo vino a visitarte-dijo Touya, asomando la cabeza por la puerta.
    _Dile que suba-contestó la colegiala, levantándose de su asiento para dirigirse a la puerta.

    No tardó mucho tiempo, cuando la azabache por fin se encontraba en su habitación.

    _Disculpa que haya venido sin avisar pero es que quería despedirme de ti y pasar los últimos momentos juntas antes de que te vayas con Syaoran-comentó con un tono un poco empalagoso.
    _No te preocupes por eso Tomoyo-respondió Sakura sentándose nuevamente delante de su escritorio y tomando el diccionario.
    _ ¿Qué haces?-preguntó la azabache, intrigada.
    -Practico chino. He estado leyendo el diccionario y aprendiendo chino con la ayuda de Syaoran-contestó con una ligera sonrisa.
    _Ya veo. […] ¡Sakura te traje algo muy especial!-exclamó Tomoyo, tomando un bolso que traía consigo.
    _ ¿De qué se trata?-preguntó curiosa.

    La azabache sacó un hermoso Kimono de estilo chino, de su bolso y lo extendió para que pudiera verlo a plenitud.

    _T-Tomoyo, ¿qué es eso?-preguntó confundida y a la vez sorprendida de ver tan hermoso traje.
    _No pensaste que te dejaría ir sin un hermoso traje ¿cierto? -dijo maliciosamente- confeccioné este kimono para que lo uses en china. Estoy segura que a la mamá de Syaoran le gustará mucho verte luciendo un traje de su país-agregó guiñándole el ojo.
    _ ¿Tú crees?
    _ ¡Oh claro! Ya verás que la harás muy feliz y te aceptará…si sabes de que hablo-contestó riéndose maliciosamente.
    Sakura parpadeaba rápidamente sin comprender a lo que se refería, mientras su amiga seguía riendo.
    _ […] Tomoyo, ¿estás emocionada porque irás a esquiar con Eriol?-preguntó curiosa.

    La azabache simplemente asintió con una sonrisa.

    _ Ya veo. ¡Me hace muy feliz el saber que ya encontraste a ese alguien especial! -exclamó saltando hacia su amiga y tomando sus manos- Aunque nunca me dijiste quien era esa persona a la que le tenías tanto afecto... pero estoy segura que quien sea que reciba tu amor es una persona muy afortunada y estará muy feliz de que esté al lado de alguien más como tú lo estás por esa persona.
    _ Tienes razón, me hace muy feliz estar al lado de Eriol pero… pero aun no estoy muy segura si me he olvidado de esa persona, completamente-comentó con seriedad.
    _ ¿Aun quieres mucho a esa persona?-preguntó Sakura viéndola a los ojos.
    _ Será muy difícil poder olvidarme de ese ser tan especial para mí pero estoy empezando a creer que el afecto que le sentía no era algo como lo que siento por Eriol-respondió con un brillo en sus ojos al ver a Sakura al rostro.
    _ Espero que esa persona sepa lo especial que es para ti. Y dime, ¿Quién es?-preguntó la joven de ojos esmeraldas, sintiendo mucha curiosidad.

    La azabache sintió un palpitar fuerte y acelerado al escuchar esa pregunta. Los nervios se apoderaron de ella por unos instantes pero fue capaz de tranquilizarse y estuvo a punto de contestarle pero una llamada telefónica –para suerte de ella- la interrumpió.
    Tomoyo se sentó en la cama de Sakura para esperar a que ésta terminara de hablar. Por unos instantes, la azabache giró su cabeza y su mirada se posó sobre una foto que su amiga tenía sobre su escritorio. La foto que guardaba en ese lugar, solía ser de Nadeshiko o de ellas juntas pero ésta era diferente: mostraba a Sakura y a Syaoran en su primer aniversario. Al ver dicha foto, sus ojos reflejaron un leve brillo de tristeza pero se cambió a una amplia sonrisa pues le bastaba con saber que su amiga era feliz y ella esperaba poder tener una foto como esa sobre su escritorio dentro de un año. […] Un momento, ¿deseaba tener una foto acompañada de Eriol? Por primera vez, se sintió muy feliz al pensar en ello y supo que en realidad sentía algo muy fuerte por el inglés.
    Después de algunos minutos, la joven de ojos esmeraldas colgó el teléfono y se dirigió a su amiga.

    _Disculpa que me tardara.-dijo inclinándose pidiendo disculpas- Era Syaoran y me dijo que cambiaron la hora del vuelo de mañana hacia Hong Kong…
    _Ya veo ¿se irán más temprano?-preguntó curiosa.
    _Así es. Nos iremos a las 9:00am-contestó con una leve sonrisa.
    _Ya debo irme.-comentó la azabache, poniéndose de pie.
    _ ¿Tan rápido?-exclamó Sakura, inocentemente.
    _Así es. -contestó tranquilamente- te deseo un feliz viaje.-agregó, abandonando la habitación y previamente, la casa.
    _Gracias. Adiós.

    Sakura se sentó, nuevamente, delante de su escritorio y continuó su labor de aprender el idioma chino.
    Al siguiente día, la colegiala de ojos esmeraldas fue, con ayuda de su no conforme hermano, al aeropuerto donde se despidió del susodicho y sus demás amigos. Eriol y Tomoyo se fueron con Sonomi 2 días después. Al llegar a las montañas heladas, la sra. Daidouji dejó que se instalaran en la cabaña mientras ella saldría a una reunión importante de su trabajo, no sin antes decirles que podrían ir a esquiar todo lo que quisieran.
    Como ambos eran expertos en esquiar, no tuvieron ningún problema en acostumbrarse al exagerado relieve de esas montañas y tampoco sufrieron caídas ni golpes fuertes como algunos esquiadores novatos quienes, aparentemente, también habían escogido las montañas heladas como lugar vacacional.
    Eriol se detuvo un momento precipitadamente viendo hacia un camino nevado muy hermoso, pues estaba rodeado por enormes pinos que formaban un especie de arco comos si los hubiesen colocado de esa forma, apropósito.

    _ ¿Sucede algo?-preguntó la azabache, viéndolo preocupada.
    _ ¿A dónde llevará ese camino?-preguntó más para si mismo que para ambos.
    _No lo sé, nunca había venido a este lugar antes- contestó viendo el camino en cuestión.
    _Me gustaría ir a caminar por esa montaña, ¿qué te parece?-sugirió con una sonrisa y una cara inocente como la de cualquier niño que termina de hacer una travesura.
    _Me parece una buena idea.-contestó la azabache, devolviéndole la sonrisa.

    Dejaron los esquís y se fueron a caminar para conocer mejor el lugar. […] Mientras tanto, en Tomoeda había un joven ojiazul quien escuchaba atentamente al noticiero de esa tarde…

    _ Reportaje del clima nos informa que se presentará un frente frío desde parte de China hasta las zonas más altas de Japón. Pedimos se queden en sus casa y se abstengan de ir a lugares nevados- informaba la reportera.
    _Meilin…-murmuró Chang al escuchar dicha noticia.

    No solo las personas en Tomoeda y el resto de Japón escucharon el reportaje del tiempo, si no que también Syaoran vio dicho reportaje.
    El teléfono sonó en la mansión Li de Hong Kong y el joven mago contestó precipitado pues también estaba preocupado.

    _ ¿Aló? ¿Chang?-exclamó Syaoran.
    _ Dime, ¿están todos bien?-preguntó el ojiazul, preocupado.
    _ Si.-contestó secamente.
    _ Daidouji y Hiragizawa…
    _ Lo sé. Deberíamos llamarlos-concordó Syaoran sin siquiera dejar que terminara de hablar.
    _ ¿Ya le dijiste a Kinomoto?- preguntó serio.
    _Aún no. No quiero preocuparla.
    _De acuerdo. Adiós-concluyó Chang, colgando el teléfono publico del cual llamaba.

    Syaoran colgó el teléfono y continuaba viendo el reportaje que mostraba cuan fuerte sería el frente frío y cabía la amenaza de una tormenta.

    _ ¿Quien era?-preguntó una inocente voz detrás de él, haciendo que apagara el televisor precipitadamente y se diera la vuelta.
    _ N-no era nadie… se… se equivocaron de número-contestó con nerviosismo.
    _ Ya veo. […] Que frío siento, deberíamos encender la calefacción-dijo Sakura temblando un poco.
    _ Tienes razón. China nunca ha sido un lugar muy frío-concordó Meilin, quien apareció repentinamente.
    _ P-pero…no...no…-los nervios impedían que Syaoran pudiese articular bien las palabras.
    _ ¿Qué te sucede, Syaoran?-preguntó Meilin, viéndolo confundida.
    _ No es nada…-contestó agachando la mirada.

    Mientras tanto, en las montañas heladas……

    _Está comenzando a hacer mucho frío, creo que deberíamos regresar a la cabaña-comentó temblorosamente, la azabache.
    _ Tienes razón. Creo que sería mejor regresar -concordó el joven de anteojos.

    La azabache simplemente asintió mientras se frotaba los brazos para darse calor.
    Cuando empezaron a caminar, el viento soplaba cada vez más fuerte y comenzaba a caer la nieve por montones. Caminaron por mucho tiempo y ni siquiera se dieron cuenta cuando ya habían transcurrido 2 horas y aún no encontraban el camino de regreso a la cabaña. Después de mucho tiempo, el cielo se encontraba cubierto por nubes que no permitían ver los tenues rayos del sol y sus huellas habían sido borradas por el viento. Se encontraban totalmente perdidos…

    _Creo que nos hemos perdido-dijo Tomoyo con un tono preocupado mientras buscaba el camino con la mirada, sin poder obtenerlo.
    _Tienes razón.-concordó parándose a su lado-. Creo que se trata de una tormenta-añadió.
    _ ¿Crees que nos estén buscando?-preguntó un poco afligida, agachando el rostro.

    Eriol vio su mirada triste y se conmovió. Se acercó lentamente a ella y le levantó el mentón dulcemente con su mano.

    _No te preocupes, encontraremos el camino de regreso -dijo extendiéndole una cálida sonrisa-. Sonríe, no me gusta verte triste.
    _Muchas gracias-dijo devolviéndole el gesto.

    Los dos jóvenes siguieron caminando con la esperanza de poder encontrar el camino de regreso a la cabaña sin obtener resultados positivos pues no se imaginaban que estaban yendo hacia el sentido contrario. […]
    Sonomi había regresado a la cabaña antes de tiempo pues había visto la noticia de la tormenta y le recomendaron que se fuera antes que empeorara. Para su mala suerte, no encontró a su hija ni a Eriol en la cabaña y sabía que habían salido a esquiar pero le parecía extraño que no hubiesen regresado, por lo que dedujo que se encontraban en problemas o posiblemente la tormenta los había perdido.
    Desesperada, tomó el teléfono y llamó para preguntar si todos los esquiadores regresaron de las montañas pero le informaron que Tomoyo y Eriol no regresaron.
    Sonomi llamó a sus guardaespaldas y diversas autoridades para que buscasen a su hija y a Eriol. No era de extrañarse que en poco tiempo, estuviese anunciada la desaparición de esos dos jóvenes y de algunos otros que no tuvieron tanta suerte y la tormenta los lastimó de gravedad.
    Mientras tanto en China, el teléfono sonó nuevamente y Syaoran contestó rápidamente…

    _ ¿Aló?-exclamó el joven mago.
    _Mocoso, ¿está Sakura? –preguntó la voz de Kero al otro lado.
    _ ¿Keberos?-preguntó confundido y a la vez, sorprendido de escucharlo.
    _Así es. Pásame a Sakura, tengo que hablar con ella- su voz sonaba preocupada y algo agitada.
    _ ¿Sucedió algo malo?-exclamó con preocupación.
    _Tomoyo y Clow desaparecieron.

    Continuará……….
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  17.  
    Kathya

    Kathya Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    437
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Awww nooo, pobrecitos. ToT Igual, con Eriol, como que no es tan preocupante, pero aún así no es lindo que estén perdidos. Y ahora además se preocuparán todos... Uf, quisiera saber que pasa...
    Una cosita... no utilices el "[...]" porque te da la sensación como que la historia está cortada y le falta un pedazo. Si ahí termina la idea, sólo utiliza punto y aparte y ya. Y recuerda que para los diálogos lo que se utiliza son guiones medios, no bajos. ;)
    En fin, quedé con la re intriga, suerte con la próxima. !
     
  18.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    35
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    ok tendré lo d "[...]" en cuenta y tambn lo d los guiones ;) Solamente estaba escribiendo como lo he visto en libros :P pero bueno...lo tendré en cuenta
     
  19.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Pluma de
    Escritora
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Ojala no les pase nada malo ToT. No pensé que Kero le llamaría a Syaoran siendo que nunca se llevaron bien xD. Supongo que Eriol podrá salir junto con Tomoyo a salvo de todo esto.
    Te quedó increíble este cap. Me gusto muchísimo.
    Sigue así. Ya soy una más de tus fans ;3.
    Salu2.
     
  20.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    2898
    Re: Perfecto para olvidar (Tomo&Eriol)

    Perfecto para olvidar
    (Tomoyo&Eriol)
    Cáp. 15 Una cálida tormenta de nieve
    *****Flash Back*****
    -¿Aló?-exclamó el joven mago.
    -Mocoso, ¿está Sakura? –preguntó la voz de Kero al otro lado.
    -¿Keberos?-preguntó confundido y a la vez, sorprendido de escucharlo.
    -Así es. Pásame a Sakura, tengo que hablar con ella- su voz sonaba preocupada y algo agitada.
    -¿Sucedió algo malo?-exclamó con preocupación.
    -Tomoyo y Clow desaparecieron.
    -¿¡¿Qué dices?!?- exclamó sorprendido.
    -Así es. Los están buscando por todas partes pero aún no los encuentran-contestó Kero, con mucha seriedad y ala vez, preocupación.
    -¿Crees que debería decirle a Sakura?-preguntó con inocencia.
    -¿¡¿Qué no le has dicho nada, mocoso?!?-exclamó en forma de regaño.
    -¡No soy ningún mocoso!-le gritó enojado.
    -¿¿Por qué no le has dicho nada?? ¿¿Acaso en China no sale el reportaje del clima??-preguntó de forma un poco irónica.
    -No quería preocupar a Sakura.-contestó serio.
    -Pues creo que ya es demasiado tarde, deberías decírselo-dijo exigente.
    -De acuerdo.-dicho esto, colgó el teléfono.

    *****Fin del Flash Back*****
    ------------
    Los dos jóvenes aún no encontraban el camino de regreso a la cabaña y parecía como si cada paso que daban los alejaba más de su destino. El hambre llegó rápidamente y se apoderó de ambos haciendo que se detuvieran a descansar sobre el tronco de un pino que había caído a causa de las fuertes ráfagas de viento que soplaban a su alrededor.

    -Está comenzando a soplar más fuerte el viento-dijo Tomoyo frotándose los brazos para calentarse.
    -¿Tienes mucho frío?-preguntó Eriol con preocupación al verla tan temblorosa.
    -No te preocupes, estoy bien-contestó sin cesar de frotarse los brazos y estornudando un poco.
    -Toma, podrías enfermarte-dijo sonriente, mientras le extendía su bufanda.
    -¿Estás seguro? Te congelarás-replicó con inocencia.
    -Si. No te preocupes, yo estaré bien pero no quiero que te enfermes-contestó colocándole la bufanda alrededor de su cuello, galantemente.
    -Muchas gracias-dijo sonriéndole.
    -No te preocupes, regresaremos a salvo-dijo tranquilizador, devolviéndole la sonrisa.
    -No me preocupo por mí si estoy a tu lado.-contestó sonrojada y sin detener su sonreír-.Es por mi madre por quien me preocupo. Debes estar muy preocupada.
    -Ella es una persona muy fuerte, estoy seguro que se encuentra bien-comentó galantemente.
    -Eso espero…-dijo suspirando profundamente.
    -Deberíamos seguir, está por anochecer-sugirió Eriol, viendo hacia el oscuro cielo.
    -Tienes razón-concordó Tomoyo, levantándose.

    Ambos continuaron caminando en su afán de encontrar la cabaña aunque cada vez más les parecía distante la posibilidad de hacerlo. Tras caminar una hora más, se vieron en medio de centenares de pinos que rodeaban una especie de cabaña abandonada. Pensaron que sería mejor esperar que alguien los encontrara en esa cabaña, que morir de frío así que no dudaron en entrar a ésta.
    La puerta principal se encontraba floja y por esa razón se le hizo fácil la entrada. Solamente había una especie de manta vieja y ni un solo mueble; daba la impresión que no había habido una sola alma en esa cabaña, por mucho tiempo.

    -Será mejor que nos acomodemos aquí-dijo el joven de anteojos, extendiendo la pequeña manta sobre el suelo y dándole una señal para que se sentara.
    -De acuerdo.-contestó la azabache con una leve sonrisa mientras se acomodaba sobre la minúscula manta.
    -¿Te sientes mejor?-preguntó con amabilidad, sentándose a su lado.
    -No te preocupes por mí, estoy bien.-contestó apoyando su cabeza sobre el hombro de Eriol.
    -Prométeme que estarás conmigo-dijo con una sonrisa inocente.
    -Lo prometo. Promete que estará conmigo-contestó acortando la distancia entre ambos rostros.
    -Lo prometo.-dijo besándola dulcemente y estrechándola más hacia su cuerpo para calentarla.

    Tomoyo se quedó dormida con su cabeza apoyada sobre el pecho de Eriol. Mientras tanto, la tormenta se hacía cada vez más fuerte y eso dificultaba el trabajo a las personas quienes buscaban a todos los jóvenes perdidos.
    En China, se le dificultaba el trabajo a un joven muy nervioso quien tendría que darle una mala noticia a su novia…….

    -Sakura-dijo Syaoran, deteniéndola suavemente del brazo.
    -¿Qué sucede?-preguntó preocupada al ver el nerviosismo en su rostro.
    -Yo…yo…-sus palabras eran entrecortadas pues no sabía como decírselo sin molestarla- Yo quería decirte que…hay una fuerte tormenta en Japón….
    -¿¿En serio?? Creo que deberíamos llamar a Tomoyo-dijo exaltada.
    -Tomoyo y Hiragizawa desaparecieron.-dijo seriamente.
    -¿¡¿Qué dices?!?-exclamó sorprendida.
    -La tormenta los ha de haber perdido y no han regresado aún. […]-comentó tratando de tranquilizarla.
    -¿¿Cómo sabes eso??-preguntó sobresaltada.
    -Kerberos llamó. Me dijo que la tormenta está muy fuerte en Japón-contestó serio.

    Unas pequeñas lágrimas brotaron de los ojos de Sakura, conmoviendo a Syaoran quien se acercó a ella lentamente.

    -No llores, estoy seguro que regresarán a salvo-dijo extendiéndole un pañuelo y abrazándola.
    -¿¿No creen que deberíamos hacer algo por ellos??-exclamó Meilin apareciendo repentinamente.

    Había escuchado toda la conversación y decidió decir algo a quedarse callada y esperar que Sakura dejase de llorar.

    -¿Qué dices?-exclamó Syaoran- ¿Cómo haremos algo desde China?-preguntó casi irónicamente.
    -Eso déjamelo a mí.-contestó Meilin, triunfantemente.
    -No me digas que será otro de tus planes…-dijo el joven mago, viéndola con una gota anime detrás de su cabeza.
    -Así es. Lo llamaré: “Plan Montaña de Nieve”-contestó con una enorme sonrisa, causando que tanto Sakura como Syaoran sufrieran una caída anime.
    -¿Cómo funcionará tu plan desde China?-preguntó la de ojos esmeraldas, con mucha inocencia.
    -Ya se los dije. Eso déjenmelo a mí-replicó, guiñando el ojo y abandonando la habitación.

    Meilin la verdad no había pensado en nada pero pretendió haberlo hecho para tranquilizar a Sakura. Se fue a su habitación e intentó concentrarse en un plan que sirviera pero se dio cuenta que ninguno de sus planes serviría. Mientras tanto en Japón, un ojiazul se preocupaba por su novia…
    Chang insertó una moneda en un teléfono público y esperó a que le contestaran.

    -¿Aló?-se escuchaba la voz de Meilin –un poco agitada- al otro lado.
    -Meilin, que bueno escucharte-contestó el serio joven de Hong Kong, soltando una pequeña sonrisa.
    -¡Chang! Que bueno que llamas, dime ¿está todo bien en Japón?-preguntó un poco preocupada.
    -La tormenta está aumentando cada vez más.-contestó serio.
    -Ya veo…-su voz sonaba decepcionada- Y dime, ¿encontraron a Daidouji y Eriol?
    -Aún no… ¿Te preocupan?-preguntó con cierta inocencia en su ronca voz masculina.
    -¡No puede ser!- exclamó repentinamente.
    -¿Qué sucede?-preguntó preocupado.
    -No es nada.-contestó suspirando- avísame si los encuentran.
    -De acuerdo.-contestó y dicho eso, colgó el teléfono.

    El teléfono público por el cual estaba llamando, se encontraba sospechosamente cerca de la residencia Kinomoto. Era muy extraño que estuviese afuera a esas horas de la noche en plena tormenta (aunque no afectara tanto la ciudad) y cerca de una casa ajena.
    Mientras tanto, en la cabaña abandonada…

    Eriol observaba por una ventana de la cabaña, esperando que llegase a pasar alguien más que necesitara ayuda o que estuviera buscándolos. Tomoyo seguía dormida, esta vez, sobre la manta y cobijada por uno de los tantos suéteres del ojiazul. Había estado temblando por mucho tiempo y eso había provocado conmoción en Eriol, haciendo que la cubriera con uno de sus suéteres dejándolo más vulnerable hacia las frías ventiscas.
    Cuando el joven de anteojos miró hacia atrás, vio como Tomoyo abría sus ojos lentamente y se sentaba en el suelo.

    -¿Por cuánto tiempo me quedé dormida?-preguntó inocente.
    -No te preocupes, no fue por mucho.-contestó sonriéndole.
    -Te podrías enfermar sin tu abrigo-replicó tiernamente.
    -No te preocupes. No me gustaría que te congeles.-repuso amablemente, sentándose a su lado.
    -¿Sabes? No me gustaría que se preocupen por nosotros pero… me gustaría mucho estar a salvo con mi familia y amigos-dijo agachando su rostro con pequeñas lágrimas brotando de sus ojos.
    -No me gusta verte triste. Sonríe por favor-dijo levantando su rostro y acercándola a su pecho para abrazarla- ya verás como saldremos de aquí.
    -Muchas gracias.-dijo abrazándolo fuertemente y secándose sus lágrimas.

    Mientras tanto en Tomoeda, más gente se preocupaba por las personas en las montañas heladas…

    -¿¿Cómo están todos??-preguntó Fujitaka entrando a la casa, repentinamente y quitándose el abrigo.
    -Papá, ¿qué haces aquí?-preguntó Touya con asombro.
    -Las expediciones fueron canceladas a causa del clima.-contestó entrando en la sala- ¿Cómo está Sakura? ¿Sabes algo de ella?
    -Si, la llamé hace una hora. A ese monstruo no le hace daño ni una tormenta-contestó el moreno con cierto tono burlón.
    -¿Se sabe algo de las personas en las montañas heladas?-preguntó con más preocupación.
    -Han encontrado a algunas personas pero aún no encuentran a Tomoyo-contestó Yukito, quien miraba atento el noticiero.
    -Será mejor que llames a Sonomi. Talvez eso la tranquilice-sugirió Touya.
    -Tienes razón.-contestó Fujitaka yéndose hacia donde estaba el teléfono.

    Repentinamente sonó un ruido que provenía de la habitación de Sakura. Fue como si alguien estuviese entrando por la ventana.

    -¿¿Qué fue eso??-exclamó Touya.
    -No lo sé. Será mejor que vayamos a ver-contestó Yukito.

    Touya tomó un bate para estar seguro en caso que fuera un criminal entrando por la ventana. Cuando llegó a la habitación de Sakura, encontró la ventana abierta pero no faltaba nada así que la volvió a cerrar para que no cayera la nieve dentro de la casa.
    No notaron la ausencia del <Muñeco de felpa de Sakura> que era como Touya solía llamarle a Kero. El guardián había tomado su forma original y volaba, con mucha dificultad, entre la tormenta llevando a un ojiazul sobre su espalda.

    -Y dime, niño feo, ¿Por qué quieres rescatar a Tomoyo y a Clow?-preguntó con cierto tono de ironía.
    -No me gusta que Meilin se preocupe-contestó serio, sosteniéndose fuertemente de la espalda del guardián.
    -Así que esto lo haces por esa chiquilla.-comentó de forma burlona.
    -No es ninguna chiquilla-replicó enojado.
    -Oye niño feo, ¿cómo piensas encontrarlos en medio de esta tormenta sin usar magia?-preguntó ignorando su comentario.
    -No se necesita la magia para encontrarlos. Además, Syaoran me enseñó muchas cosas acerca de tus poderes comentó que tú puedes sentir la presencia de ese mago-contestó serio, intentado evitar que las fuertes ventiscas se lo llevaran.
    -En eso tienes razón.-contestó jactándose de sus poderes- Ese mocoso debería aprender a respetarme más.
    -Solamente encuentra la presencia de ese mago y yo los sacaré de la nieve-dijo demandante.
    -Yue tenía razón. Este niño feo en verdad que tiene grandes poderes- pensaba Kerberos volando contra viento, con mucha dificultad.-Pero me cuesta creer que todo esto lo haga por esa chiquilla.

    Mientras tanto, en la cabaña abandonada……

    -¿Por qué no usas tus poderes para sacarnos de este lugar?-preguntó Tomoyo con cierta inocencia.
    -No creo que mis poderes funcionen en estas condiciones-contestó un poco serio.

    En ese momento, una fuerte ventisca azotó la cabaña haciendo que se zafara por completo, la puerta principal. Tomoyo y Eriol se abrazaron fuertemente con la esperanza de que pronto terminara la tormenta.
    Sonaría extraño para cualquiera que se encontrara en una situación como esa pero este el caso: a pesar de encontrarse en medio de una fuerte tormenta de nieve, se sentían más unidos que nunca y por si fuera poco, el corazón de Tomoyo palpitaba rápidamente inexplicablemente pues era la primera vez que se sentía así. El calor del abrazo los mantenía alejados del peligro de congelarse y poco a poco, el sonrojo de la azabache aumentaba al igual que su ritmo cardíaco.

    -Te ves muy hermosa-comentó Eriol viéndola a la cara.

    Esas palabras la hicieron sonrojar aún más, ¿¿HERMOSA?? Le parecía extraño que la halagara en una situación como esa. ¡El viento le había revuelto sus oscuros cabellos! A pesar de eso la había llamado hermosa, cosa que le pareció muy sincero y a la vez, un poco extraño pues cada palabra proveniente de su boca la hacía sentir... ¿diferente?
    De una manera que no se había sentido antes…
    Se acomodaron, nuevamente, sobre el suelo y se cobijaron –como pudieron- con la pequeña manta y se durmieron abrazados. Faltaban pocas horas para el amanecer y debían descansar aunque fuera un poco pues no aguantarían toda la noche despiertos, sabiendo que no los encontrarían.
    Después de 2 horas de haberse dormido, escucharon un fuerte ruido que los hizo despertar rápidamente y, para suerte de ellos, se encontraron con la silueta de una persona……

    [FONT=&quot]Continuará……….[/FONT]​
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Cargando...
Similar Threads - Perfecto olvidar (Tomo&Eriol)
  1. Melody cleary
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    195
  2. Mary Shirou
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    196
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso