Perder para ganar

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por MelodiaVal, 3 Enero 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    666
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Perder para ganar
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    772
    hola, este es un fic que tengo reposando en mi compu hace... no lo se, desde octubre del año pasado xD, lo había hecho para un concurso y no lo entregue porque no me gusto como me quedaba, pero en fin, algún día lo iba a corregir y subir, así que espero les guste

    Perder para ganar

    El joven Uzumaki cayó al suelo con pesadez. Su nariz estaba rota, su cuerpo cansado, y su voluntad se arrastraba por los suelos. Era la gran final de boxeo, toda la tarde se lo recordaron, pidieron entrevistas, autógrafos, fotografías, todo al gran Zorro Uzumaki, el primer novato que llegaba a alcanzar una pelea contra el Rayo Uchiha, campeón mundial.

    <<Quién diría que terminaría en el suelo a punto de perder por K.O>> pensaba el rubio con una sonrisa irónica en el rostro. El árbitro contaba, y el muchacho de los ojos negros soltó un mohín desinteresado, con un agregado de desprecio, que incentivó al muchacho de ojos azules a ponerse de pie.

    —¡Miren! ¡Se está parando! ¡Naruto-kun se está levantando! —se oyó a una mujer de cabello rosa gritar desde el público, mientras con piernas temblorosas el joven de cabello rubio se colocaba de pie. Él no se rendiría tan fácilmente, menos que menos dejaría a la vista la pena que le causaba el notar como cada persona que lo rodeaba era falsa hasta la última fibra de su ser, ni tampoco dejaría atrás su sueño; el dominaría el campeonato, costase lo que le costase, porque no estuvo desde niño pisándole los talones a su amigo de cabellos azabaches para descubrir que en realidad nunca estuvo a la altura de este, menos que menos siendo el boxeo para el Uchiha un negocio, y para Naruto una pasión.

    —N-No te dejaré ganar tan fácilmente… ¡Sasuke! —musitó costosamente Naruto casi escupiendo el nombre del chico. —N-No te interpondrás en… mis sueños… —fue diciendo el joven rubio mientras se paraba y el muchacho de cabellos azabaches, serio, lo miraba con la cabeza inclinada. Y como siempre, un simple “Hmph” escapó de los labios del moreno, antes de que golpeara con el puño el estómago de su contrincante.

    La mirada de Naruto se vio nublada, y el hilo de sangre que le recorría la boca se volvió un escupitajo color carmesí que manchó notoriamente el hombro del joven que propinaba el puñetazo. En ese momento casi congelado, Sasuke aprovechó, y con su mano libre, corrió lentamente los cabellos sudados del Zorro Uzumaki, que se pegaban a su piel y cubrían su oreja.

    —Feliz cumpleaños Dobe —susurró con serenidad y frialdad el muchacho de orbes negros, antes de que el cuerpo de Naruto cayera al suelo inerte, pero aun consiente. <<Me… felicitó por mi cumpleaños>> pensó este con incredulidad; ni su amada esposa Sakura, ni su manager Jiraiya, menos que menos algún periodista o fan de los que decían “saber todo de su vida” fue capaz de decirle feliz cumpleaños, y el hecho de que nadie lo recordara, le dolía profundamente. Pero nunca debió dudar de Sasuke, porque a pesar de ser su rival era su amigo, aunque a veces sentía que eso no le alcanzaba. Por fin dejó de prestar atención al momento en el que el árbitro mencionó el 10. Por fin, pudo dejarse vencer sin remordimiento alguno.

    —¡Naruto! —clamó Sakura corriendo en dirección al muchacho. Esta, miró con odio al Uchiha menor, aquel que le robó el corazón, pero a quien trataba de olvidar con la ayuda de su esposo. —¿Qué le hiciste monstruo? —se quejó la muchacha mientras los paramédicos se llevaban al rubio. Nuevamente, el moreno se acercó y le quitó el cabello de la cara a la mujer de ojos verdes.

    —Solo lo hice feliz, así que ya no me sigas más, porque soy un Uchiha y tú… para mí eres solo una molestia, y creo que para Naruto también luego de olvidar la fecha en que nació —finalizó duramente el muchacho y las amargas lágrimas de Sakura cayeron sobre el suelo de manera punzante; no podía creer que olvidó el cumpleaños de su marido y mejor amigo… otra vez.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso