Pequenas memorias

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Amadaya, 21 Abril 2015.

  1.  
    Amadaya

    Amadaya Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    30 Octubre 2014
    Mensajes:
    2
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pequenas memorias
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    547

    Pequeñas Memorias


    Capítulo 1:

    El dolor es lo único que siento, entre llamas y vidrios rotos. Lo único que recuerdo son los gritos y sollozos de los que simulaban ser mi familia. Todavía escucho sus voces llamándose entre sí y tratando de salir del vehículo, el cual se avía salido de la carretera y caído por un acantilado. Yo no gritaba, no podía, estaba aturdida por el impacto. Con mis manos ensangrentadas y adoloridas recorría las paredes del auto buscando una salida. No podía abrir mis ojos por el intenso fuego. Del accidente no recuerdo más nada.

    Algunas partes que recuerdo estaba en un hospital. Al recobrar más o menos mi conciencia, estaba recostada en algo cómodo, una cama. Cuando abrí mis ojos me costó un poco acostumbrarme al brillo de lugar. Hera un pequeño cuarto, las paredes tanto como el techo y el suelo eran de madera, avía una linda ventana que iluminaba toda la habitación.

    Después de unos minutos estaba totalmente consiente y a mi mente vinieron imágenes sobre el accidente. Comencé a preocuparme por las personas que también venían en el auto. Me ardía algunas partes del cuerpo pero aun así traté de levantarme. No resistía el dolor. Todavía no me avía puesto en pie cuando me tropecé con una mesita que se encontraba al lado de la cama. De esta cayó una lámpara la cual se hizo trisas provocando un ruido que se pudo haber escuchado al otro lado de la habitación.

    Alguien entro por la puerta, era una señora de avanzada edad.
    -Oh dios mío –exclamaba la anciana –Que haces, te puedes hacer daño.

    Me subí de nuevo a la cama. La anciana salió un momento para buscar algo con que recoger los trozos de lámpara esparcidos por el suelo.

    -Audel –gritó ella –ven acá.
    Poco después entro por la puerta un chico joven como yo, sus cabellos eran largos y estaban desordenados de color castaño rojizo. Sus ojos eran de color verde esmeralda y tenía una mirada fría. Vestía como personas del campo y estaba un poco sucio.
    -Ven ayúdame –él termino de recoger los pequeños cristales de vidrio.

    -Cariño descansa primero y después te explicaremos lo que pasa –ella se dirigía a mí.
    -Quédate aquí y cuida de ella –esta vez se dirigía al chico –voy a comprar cosas para su estadía.

    No prestaba mucha atención a lo que ocurría ya mis recuerdos y pensamientos estaban revueltos. Me preocupaban un poco mis tutores. Aunque también me preguntaba dónde estaba. Decidí hacerle caso a la señora y esperar por respuestas.

    El chico se sentó en una silla al lado de la mesita. Me llamo mucho la atención una venda que tenía en el hombro izquierdo. El noto que lo observaba así que retire la mirada y comencé a examinar la habitación la cual era muy bonita y nostálgica. Había una estantería con libros viejos que parecían de una época muy atrás, uno de ellos resaltaba de los otros por ser más grande y con una tapa color ocre. El cual tenía escrito al respaldo ‘‘Mi Familia’’.
    Me sentía un poco cansada así que lo ignore aunque me daba un poco de curiosidad, pero antes de preguntarle al chico me ganó el sueño y me sumergí en otro mundo.
     
    Última edición: 21 Abril 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Aixa-chan

    Aixa-chan No se necesita una razón para estar feliz

    Acuario
    Miembro desde:
    27 Diciembre 2013
    Mensajes:
    94
    Pluma de
    Escritora
    Dos correcciones básicas: es "había", no "avía" y "era" en lugar de "hera"
    Fuera de eso, me gusta la redacción y está muy interesante, espero que lo continúes pronto, todo se ve muy dramático, y aunque no es generalmente lo que leo, ésto me está llamando mucho la atención. Espero que continúes :)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso