Pequeña crónica de la poetización para san valentín

Tema en 'Relatos' iniciado por Sir Lord Baltimore, 13 Febrero 2015.

  1.  
    Sir Lord Baltimore

    Sir Lord Baltimore Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    28 Diciembre 2010
    Mensajes:
    189
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Pequeña crónica de la poetización para san valentín
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    436
    Pequeña crónica de la poetización para San Valentín



    Y para todos ustedes, un presente para este catorce de febrero.


    "El Silencio Timando Escuchas Fascistas O Robando Ovejas En Sospechosas Trampas Acechantes; Jugadoras O Derrotadas, Inconscientes Del Odio."





    Fanti toma el té en una mesa redondeada a un lado de la sección exterior del café "Pétale parfumée"


    Viste un polvoriento saco gris con una orquídea en el ojal del último botón. El si es dado. Pasa y pasa los dedos entre el poco cabello blanqueado que rodea sus orejas y la nuca. Él es un caballero educado como los de antaño, pues con cuidado sorbe elegante mientras mira a los enajenados enamorados que llenan la calle. "Pobres nenes dopados", pensó tan alto que la observación casi se le escapa por la boca. Él es un pesado cuando llega la fecha del amor; siempre tan outsider le pasó la factura a su capacidad de ser conmovido.


    Una pequeña briza con olor a jazmín derribo su huraño semblante y sonrió tenuemente. De un momento a otro el ritmo de su temperatura estallo la tapa de sus sesos; sentía los acercamientos y saboreaba la saliva compartida. Dio un nuevo trago para levantarse de su asiento, camino como si pataleara y ya en el centro de la calle se detuvo pasivo.


    -Vale, ustedes no me conocen –señalaba a las parejas-, pero estas palabras que diré no son un susurro... ¡son un grito!


    El rugido final fue tomado cual aullido senil.


    -Os digo que si atienden a este viejo con una mirada; recibirán el único presente que los unirá como imanes.


    Fanti desabrocho el cinturón para bajar los pantalones, y de un bolsillo interno de su saco mostro a la multitud -que ahora estaba atenta- un reluciente puñal plateado.


    -Mirad -susurro-…


    Saco el cuchillo, y en un ágil movimiento rebano su cuello.


    Y como un rio carmesí, su cuerpo expreso sin vida los besos ardientes que derritieron su fortaleza, y que guardo hasta el último suspiro que cruzo su garganta. Poco a poco fue perdiendo el color a un amoratado tono suicida. La sangre que coagula al contacto con la orquídea desprende un olor almendrado y dulce; apasionado y apasionante. Es como un cálido recuerdo, o la consumación de los cuerpos; cualquier reminiscencia personal a la magia del cariño y la pasión.


    Ahora que los amantes lo atestiguaron, el sacrificio consumado es rodeado por festivas miradas que más que admirarle se burlan por morbosos motivos de placer.


    Para el final de la vida, Santi inspiro a las parejas tontas a tomarse en la vía pública.


    Víctimas de la esperanza.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso