Long-fic Pecar como un Ángel

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Kourei, 23 Febrero 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pecar como un Ángel
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2455
    Re: Pecar como un Ángel

    ¡¡¡Y por fin puse una continuación!!!!

    Perdón por la tardanza, esta vez para que me perdonen no hay comentarios mios (¡¡eso si es para fiesta!!)​

    Gracias a luna sahara (me da tanto gusto volverte a ver), mi koohai (¡te quiero mucho!) InuuxLuLii (Otra chibi adorable) kagometaisho (perdoname por tardar) meiledriussi (te prometo que no vuelvo a tardar tanto) y ahomexInu(poco a poco se resolveran tus dudas)​
    No 0olviden unirse a "Clinica para dobles personalidades" No entren a curarse, sino ¡a superarse! http://foro.cemzoo.com/grupos/5339-clinica-para-dobles-personalidades/index.html



    Capitulo 5: “Y el destino nos volvió a unir”


    Sus ojos de color chocolate fueron lo mas extraordinario que en su vida había visto, iguales a una niña que en el mismo lugar había conocido cuando marchó. Pero eran distintos, tenía un brillo de inocencia y candidez, pero una profunda tristeza los embargaba y ponía en duda la claridad de su mirada. –Yo te conozco…-Declaró el albino sin aliento.- Tu eres Kagome Komori… El pequeño niño se alertó al contrario de la joven que permanecía en completo estado de calma. Inmediatamente negó con la cabeza pero la incredulidad del joven fue mayor. No se daría fácilmente por engañado, él la reconocía de cuando eran niños…

    -Se equivoca si cree que ella es Kagome señor Taisho… -Una voz femenina le contestó de forma brusca, el carácter agresivo de la chica salía a relucir.-Su nombre es Kari y es un miembro de la carpa de actores del pueblo.- Una mujer de complexión atlética apareció frente a sus ojos, toda una belleza era la joven de cabello castaño. Sus ojos eran del mismo tono y su pelo lo llevaba recogido en una coleta alta que le daba un aire más sofisticado y elegante. Pero aquello no inmutó al joven Taisho…

    -Diga quien es y como sabe mi nombre señorita.- Ordenó con expresión feroz. La chica no se intimidó, tenía un carácter invencible, y cuando se trataba de defender a Kari era capaz de todo… un niño rico malcriado como ese no le iba a ganar.

    -Yo soy Kishimoto Sango y sé si nombre al igual que todo el pueblo…

    -¿En serio?- Expresó con arrogancia.- No sabía que era tan famoso en el pueblo.

    -¿Cómo no serlo? Ustedes son unos niños ricos que vienen a competir en la elección del nuevo regente del pueblo… seguro que comprarán sus votos… o mejor, tal vez ni siquiera haya elección, tal vez ustedes ya la tengan arreglada…

    -Yo soy un Taisho, un hombre de palabra… jamás haría una cosa así.- Bramó con furia y dio media vuelta. La chica soltó una risa al verlo así, era tal como lo describieron los mayores del pueblo, un niño caprichoso e inmaduro.



    El joven contempló a la muchacha que estaba frente a él, en verdad era bella. Y por alguna extraña razón sentía que no podía marcharse de ahí sin ella. Sus ojos achocolatados, el pálido tono de su piel, su cabello que contrastaba con la nieve y la hermosa figura que ocultaba bajo esos harapos… en verdad era una belleza incomparable. Miraba embelezado a la joven que le transmitía en sus ojos una enorme alegría y lo hacía sentir vivo. Notó un leve tinte teñir sus mejillas y sonrió con petulancia, el encantaba ser el que causaba ese tono tan hermoso en su rostro. –Kari… -Una voz masculina pronunció el nombre del pequeño ángel que tenía enfrente. Sin saber la razón una rabia y furia indomable le corría por el cuerpo llenándolo de deseos homicidas contra el dueño de la voz. El la conocía… la había oído en otra parte… como olvidar al maldito rival que tuvo toda su infancia…

    -Kouga.- Masculló entre dientes.- Frente a él había aparecido su mayor rival, y lo peor… se estaba acercando a ella. Se controló por unos segundos, a él no tenía porque importarle tal situación, esa niña era una simple muchachas callejera y mugrosa. El moreno tocó el hombro de la joven. No, no le importaba pero preferiría verlo quemarse en el infierno.

    -Kari, está todo listo, esperamos que vengas a visitarnos…- Le sonrió lo mejor que pudo para deslumbrarla pero se dio cuenta que solo miraba a un tipo raro, un sujeto al lado del árbol sagrado que parecía un anciano con el cabello plateado y tan largo… pero también le era familiar. Vio la expresión fiera de sus ojos dorados y recordó el nombre de su opositor.- Inuyasha… ¿Qué haces de nueva cuenta en el pueblo anciana bestia? –Miró a Sango que se encontraba detrás con una enorme sonrisa en los labios.- ¿Acaso estás molestándolas?-Preguntó amenazador.

    -No vine por mi gusto lobo sarnoso… me obligaron.- Recalcó lo último en un tono mas elevado de voz.

    -Pobre de ti anciano, se ve que ya no puedes contra los que te mandan… debes venir por la elección del regimiento ¿verdad?

    -A eso hemos venido, ¿a que otra cosa sería?

    -Escuché que el rey ha decidido por fin reconocer este pueblo de ascendencia japonesa y es por ello que se celebrarán elecciones… y claro, como tu tío es el gobernador de la comarca designado por el rey… pues no podías perder la oportunidad.

    -Esa es una ofensa… si yo gano será porque soy mas querido en el Pueblo… además, que yo sepa cualquiera puede participar…- Habló obviando cada una de sus palabras, le encantaba hacer rabiar a ese lobo sarnoso.- Lo que yo no entiendo es que tienes que ver tú con Kagome…

    -¿Kagome? Yo no conozco a ninguna Kagome, la única que conozco es a Kari…

    -No me crean tarado…

    -No lo creemos…- Corrigió.-…lo sabemos…- Y una sonora carcajada se escapó de la mujer que escuchaba
    la par de berrinchudos… vaya personas que atraía Kagome… “Pero se ve que se gustan mutuamente… quisiera darle una ayudita al niñito rico”

    -Maldito lobo sarnoso… ¿te crees muy gracioso? –Dio dos segundos pero cuando vio que el joven contestaría de la misma manera se le adelantó y burló su forma de decir las cosas.- No lo creo, lo soy… ñañañaña…

    -Anciano, me las vas a pagar… ya tenía tiempo de querer verte para darte una buena lección.- Su mano formó un puño y amenazó al frente.

    -No gracias, ya he aprendido lo necesario de la vida… y mis conocimientos intelectuales son mayores a los de toda tu familia junta…- El peliplateado también formó un puño con la mano.- Aún no me aclaras tu relación con Kagome…

    -Ya te dije que no conozco a Kagome… pero sería un gusto conocerla si estás tan interesado en ella.- La distancia entre ambos se fue acortando y quedaron a centímetros.- Debo reconocer que si te interesas en Kari no tienes tan malos gustos… pero te advierto que ella no es para ti.

    -¿Y para ti sí?- Expuso irónico.- Créeme que yo podría ser el hombre ideal para esa niña y cualquier mujer, ¿quieres que te lo demuestre?- Lanzó una mirada inquisitiva a la joven que se asustó por eso. Tanto Sango como Kouga se sorprendieron, era muy raro verla en ese estado de pánico… ¿Qué sabía que le ponía así? Él vio la forma de actuar de la pequeña y se sintió culpable. No había medido sus intenciones, si ella apenas era una mocosa en pañales, no importaba que pareciera un hermoso ángel, la joven apenas y había venido al mundo y el ya tenía mas edad… se sintió como un degenerado.


    Trató de sonreírle a la joven pero el “lobo sarnoso” se interpuso en el camino. Trató de apartarlo, pero el actuaba para protegerla de ese idiota que la tenía tan intimidada. Estuvo casi a punto de darse por vencido pero detrás de él salió la pequeña con una dulce sonrisa, en verdad angelical. Se alegró internamente sin saber el por qué. Tan solo sentía que debía ser así. Ella le tomó por el rostro y le obligó a mirarla. Tuvo que bajar su rostro para buscar la mirada chocolatada de ella. –Sé que podrás oírme Inuyasha Taisho.-La voz en su mente le sonaba familiar, como si ya conociera a esa persona. La voz era melodiosa y angelical, eran las palabras de esa joven resonando en su mente.-No vuelvas a asustarme de esa manera… por un momento pensé que… no, mejor olvida lo que iba a decir… aún no estas listo y sigues siendo un tonto. No puedo creer que tardes tanto en darte cuenta. Nos veremos pronto… como me lo prometiste antes de irte de este pueblo.- Soltó su cara y caminó acompañada de Kouga y Sango. Se perdieron de vista en cuestión de segundos.


    *°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*


    La hermosa joven caminaba por las calles del poblado sin darse cuenta del camino. En algún momento del camino sus pasos la condujeron frente a la fuente en el centro del municipio. Una figura alta de gran corpulencia caminaba en la misma dirección. Sin querer ambos chocaron el uno contra el otro. La mujer cayó en una posición comprometedora sobre el caballero que paseaba por el lugar.
    Abrió sus hermosos ojos y encontró lo que menos esperaba ver en su vida, un par de orbes color ámbares tan intensos y hermosos como el sol de los humanos. Se sintió desfallecer nuevamente, ella recordaba alguna vez haberlos visto hace ya mucho tiempo, cuando aún tenía vida… los ojos mas bellos que vio hasta ese entonces.

    Se colocó rápido de pie y quiso emprender la huida pero fue detenido por hombre de cabellera platinada. Vestía un elegante traje de smoking y portaba con elegancia una corbata de la mejor marca. Su cabello tan liso y sedoso se movió al compás del viento acercándose a una mejilla de ella.- Señorita… no puede irse sin pedir disculpas.- Le reclamó de una manera cortes, pero a la vez tan fría y seca que a cualquiera le darían escalofríos. A cualquiera menos a ella. Si de carácter se trata ella podría ser mucho mas frívola que ese sujeto.

    -Usted es quien debe disculparse, debería ver por donde camina.- Le hizo frente y sonrió triunfal por dentro.- Pero como soy cortés le ofrezco una disculpa señor, lamento mi error y le disculpo su falta. En su nombre me pediré perdón ¿le parece?

    -Kikyou… tanto sin verte…- La joven tensó todo su cuerpo al darse cuenta de las palabras de ese hombre. La había llamado por su verdadero nombre, entonces no cabía duda sobre él. Ya sabía quien era.

    -Sesshoumaru… ¿Qué haces aquí?

    -Busco a una estatua de hielo con forma de idiota…- Expresó secamente. La joven rió quedamente, no era su estilo sonreír tan abiertamente como lo haría “Kagome” no, ella era una persona con más educación y clase. Pero no pudo reprimir una sonrisa ante el comentario.- También creí que podría encontrar brocheta de pervertido por aquí… desde que se escapó para seguir a mi hermano a lo largo del camino he escuchado por lo menos doce cachetadas, tres explosiones, setenta gritos y dos hordas de mujeres furiosas con antorchas.

    -Creo que hace un rato vi a otra horda unírseles… espero que el joven Komori se encuentre a salvo.

    -Yo no lo espero… si recibe su merecido castigo quedará muerto. Eso me serviría para no pagarle por sus malos servicios como “nana” de mi mascota preferida… En verdad que no sabe cuidar a ese perro tonto.

    -¿Te refieres a Inuyasha?- Preguntó divertida Kikyou. Hace mucho tiempo que no se divertía de esa forma, ni siquiera en el paraíso había sido tan feliz como a su lado. Aún recordaba aquellos sueños de pequeña de casarse con su príncipe y vivir feliz con él. Sueños donde su príncipe era él.

    La conversación era amena, pero no se dieron cuenta de que alguien les observaba desde la distancia. Una joven de cabellos azabaches miraba con dulzura la pareja formada por ellos dos. Ella ya lo sabía, el tiempo había llegado. Todos estaban llegando para revivir el pasado, esa niñez de la cual todos provienen no fue una simple coincidencia y cada quien juega su papel en la historia que entretejía el destino.

    N/DP: ESTO SIGNIFICA NOTA DE DOBLE PERSONALIDAD... PERO HOY NO HAY... BESOS Y UN ABRAZO... ¡¡LOS LLEVO EN EL FONDO DE MI CORAZON!! (QUIEN NO SE QUIERA AHOGAR MEJOR QUE SALGA YA)
     
  2.  
    KaSsUmIiI

    KaSsUmIiI Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Abril 2009
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    :ANYWORD: amiga perdona por no haber pasado antes lo siento, pero tenia cosas que hacer muchas tareas y cosas escolares u.u, me encantaron los capitulos, me gusto la parte en donde Kikyo se reencontro con sus padres y la aparicion de Shippo jaja me dio risa con ese Miroku nunca cambia, jaja no paraba de reir con lo de "la estatua de hielo con forma de idiota" tambien lo que le paso a Miroku conesas mujeres jaja y lo de "brocheta de pervertido" Xd amiga espero la conti avisame ¿si?, despues no me doy cuenta, me despido ***GARU****
     
  3.  
    kagometaisho

    kagometaisho Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Abril 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    wow!!! amiga porque no me dijiste que habías puesto conti? eso no importa porque ya estoy aquí y la leí... jejeje me gusto mucho en serio... creo que quedare traumada con la ultima frase "cada quien juega su papel en la historia que entretejía el destino." es simplemente... wow! Kawai!!!! y super!!! muero por saber que sucede!!! espero que no tardes mucho en traernos otra conti ojito^^
    Suerte amiga!!! mis mejores deseos!! (ojala tu inspiración tengo mucho trabajo que hacer XD) te cuidas!!!

    Sayonara!

    Te quiere tu amiguita kagometaisho.... XOXO
     
  4.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Sinceramente me gusto el capitulo, tiene ese toque cómico que me gusta. Aunque amiga sempai, no me haces caso con el ¡guión largo!, creo que nadie lo hace O_O; no recuerdo en que FanFic tuyo pero te lo mencione. Koga es un amor, siempre me ha gustado ese personaje, al igual que InuYasha.
    Sayonara
    :flecha:
     
  5.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    hola!!!!!!!

    que tal? me encanta la conti, me deja con un toque de misterio e intriga y ganas de saver que pasara con kagome, inuyasha, kikyo, sess....(Tara: ya entendio cabeza gueca) (Lara: no le grites asi pobresita :llorar:) grasias Lara tu si me comprendes (Mara: niñas, niñas comportence por favor) (Nara: si aganle caso a mi hermanita maños por favor siiiiii) oigan creeo que me estan desviando del tema me permitirian continuar por favor (todas:claro como tu digas Tara: tonta)
    pero que linda es Tara no crees bueno espero con ancias la conti me que do muy intrigada.

    besos bay!!!!!!!
     
  6.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Holaa Amigaa!!! Bueno que decir,, solo qe... ( Kumiko: estuvo horrible, ii vos no sabes escribir ni un comentario, tarada) ¬¬ cof cof insoportable, ¿quien dijo eso? (callate, te escuche ya vas a ver), Kumi basta, no me dejas escribir,, volviendo al punto...ME ENCANTO LA CONTI!!! LA verdad amiga, escriber muy bien, me encantan tus historias (a mi no) nadie te pregunto. Bueno amiga me voii por que Kumi me persigue ii me quiere pegar (no mientas!! estupida) shh callate que me quiero despedir, Nos Vemos amiga ii me uni a tu grupo!! :D (qe tonta qe sos, ya se dio cuenta!!) bueno perdon,, u.u Amiga me avisas cuando este la conti (ya la otra pidiendo cosas ¬¬) NO TE METAS KUMIKO!!! Perdon amiga,, Chauu!!
     
  7.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pecar como un Ángel
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2152
    Re: Pecar como un Ángel

    Gracias a luna sahara, windmiko, kagometaisho, kztrov, InuuxLuLii, les prometo que a la proxima les contesto como se debe... muajajaja. Quiero a todas las que se toman la molestia de leer el fic y mas aún a las que son una molestia leyendo sin comentar porque me hacen creer que a nadie le gusta...




    Capitulo 6: “Banquete del desastre”

    La vista era tenebrosa para todos los habitantes del pequeño poblado, nadie se atrevía a llegar a ese lugar tan sombrío y oscuro. El miedo y terror que inspiraba se debía entre muchas otras cosas a su nuevo dueño. Un hombre de aproximadamente cuarenta años de edad, tenía el cabello negro recogido en una coleta alta y gustaba de vestir con ropajes oscuros. Nunca era visitado, sus únicos allegados eran los hombres de seguridad y confianza que trabajaban para él. Nadie en el pueblo le tenía confidencia a pesar de ser el designado para vigilar la economía del pueblo. ¿La razón? Es de extrañarse que siendo Suecia una nación de economía tan próspera y un nivel de vida adecuado en este lugar la pobreza crecía día con día y la ruina obligaba a los habitantes a marcharse dejando en decadencia al pequeño pueblo sin nombre. Por ello los habitantes desconfían tanto de aquél hombre de ojos violáceos… algunos hasta juran que es un demonio y sus ojos en realidad son rojos.

    La anterior dueña de la casa falleció de un ataque al corazón cuando se enteró de que su nieta había desaparecido, pensando lo peor la pobre mujer se dedicó días y noches a buscarla pero la tristeza y el cansancio generados acabaron con su vida.

    La mansión ubicada a las afueras de la ciudad es una de las más vigiladas del mundo, pero a pesar de eso siempre es el victimada por los atracos de una joven que todos llamaban “Kari”

    Nadie sabe de donde viene, nadie se enteró de su vida pasada, sus padres o al menos su edad, la gente solo sabe que ella es quien roba esa mansión por las noches burlando de manera diestra y habilidosa a los guardias que resguardan la casona. La chica de aspecto sucio y que viste de harapos siempre cuida de un niño de seis años que le acompaña a cualquier parte. Se sabe que cuando es demasiada seguridad para ella, por las noches entra a una posada de la comunidad y toma alimento para el pequeño, pero siempre vuelve con una cantidad mayor de dinero a lo tomado y se lo entrega a los dueños. Es un misterio como siempre escapa y que a pesar de conocerla, el dueño nunca hace nada por atraparla fuera de sus terrenos. Tal vez él sabe quien es, tal vez la conoce, pero eso no podremos saber hasta el día que la misma Kari nos cuente lo ocurrido, aunque, como saben ella es muda. ¿Algún día podremos oírla hablar?


    *°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*

    Un enorme escenario preparado previamente por los artistas de la carpa fue enormemente aplaudido por los visitantes. El fin era crear más turismo y festejar el reconocimiento del pueblo como parte de la nación, y lo mejor era que funcionaba, desde que comenzó el festival al estilo de Japón la zona era muy visitada y la economía parecía salir poco a poco de su estancamiento. -Esta historia fue otra de los misterios de este mágico pueblo… ¿les gustó?-Preguntó el joven pelinegro que estaba sobre el escenario. La carpa de actores agradeció su presentación y aplausos. El moreno era el cuenta cuentos oficial para los niños, además de actor y sus compañeros representaban a la historia.- Gracias por su atención, los esperamos en la siguiente función.

    -¡No se vayan!-Gritó un pequeño.

    -¡Por favor otro cuento!-Pidió otro.

    Los quejidos y suplicas de los pequeños resonaron por todo el lugar a petición de que no se marcharan. Para tratar de calmarlos el pelinegro tomó el micrófono y les hizo la promesa de volver. Toda la gente se tranquilizó y disfrutaron del siguiente número, mientras que el joven actor bajó del escenario esperanzado e ilusionado por saber que su amiga habría escuchado la historia, su historia. –Kouga, no te desesperes.-Se burló su amiga Sango al verlo demasiado ansioso.- Seguramente pronto pasará a toda esa gente y vendrá directo aquí.

    -Eso espero Sango, necesito verla…

    -Pues creo que no se nota…-Burló de nuevo provocando un furioso sonrojo en el moreno y la naciente actitud defensiva. –Tranquilo, perdón… pero es que me causa tanta ternura ver como la quieres... Iré a buscarla, seguramente Shippou se atoró entre la gente y sabes que no estará aquí sin él.-Dejando al moreno sin palabras se retiró para buscar a su amiga, sonrió de nuevo al verlo perplejo. Kouga podría parecer demasiado intenso, pero también era muy tímido, una extraña mezcla.

    *°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*°*

    En la mansión de las afueras se podía ver una gran afluente de ricos empresarios y sus señoras que entraban a la gran casona. Nunca se había visto tal escena en el lugar, sobre todo con la fama que tenía el señor Komori de antipático y poco sociable. Pero debido a su gran influencia y amistad sobre el rey la fiesta de reconocimiento y aceptación de la aldea como parte de una comarca. Aunque aún faltaba el hecho de que no había un regente elegido por el pueblo, pero eso se vendría después.

    La fiesta transcurrió de lo más normal con invitados de la más alta clase social, para al anochecer dar paso al término de la velada. Se fueron despidiendo y la casa volvió a quedar en penumbras, justo como lo requería la ocasión tan “especial” que preparaba.-Señor Komori… ¿desea que se cumplan sus órdenes en este instante? –Le preguntó un empleado de aspecto extraño. Su cabello blanco con ojos rojizos era lo más destacable, un albino. Su actitud tan fría y altanera lo hacían uno de los que gozaban con mayores beneficios por parte de “su amo”

    -Ahora mismo, quiero que lleguen antes “mis queridos sobrinos”- Arrastró con desprecio las últimas
    palabras, denotando su asco con la mirada y su expresión. –Tengan cuidado con ella, no deseo confusiones… y si vuelve a herirlos les juró que seré yo quien el que los asesine.

    -Entendido señor… ella estará con nosotros en poco tiempo, se lo aseguro.- Y el empleado marchó a cumplir sus órdenes.

    Inmediatamente después un coche de moderna apariencia llegó a la parte delantera del enorme jardín y detuvo su marcha. Aunque la “era moderna” estaba por todo el país en ese sitio era casi imposible llegar con algún vehiculo moderno, por lo tanto los viajes eran a caballo o en coche. De el descendieron tres hombres de extrema elegancia y refinación, o al menos era lo que decían ser.

    El primero y mayor de los hermanos Taisho, Sesshoumaru, el frío y calculador hombre de negocios y embajador designado de la nación japonesa. Tiene una hija llamada Rin y su mayor deseo es controlar una comarca del país sueco, además de desear el exterminio de los de la especie de su medio hermano idiota. De naturaleza fría e indiferente, su llegada al pueblo era conseguir su propio beneficio y ridiculizar a su medio hermano por conseguir lo que el no logra.

    El segundo en descender fue el verdadero sobrino del señor Komori, su padre y él fueron hermanos. Único amigo del albino menor, un mujeriego empedernido que hacía instantes aún era perseguido por una turba de mujeres furiosas. Su propósito en la vida era conquistar a una dama, al menos, por cada país visitado, al ser hijo de empresarios adinerados nunca se preocupaba por el dinero gastado.

    Y por último el menor de los Taisho, de nombre Inuyasha, es el mas irresponsable, altanero, arrogante y presumido de los tres. Su carácter explosivo y su mal humor lo hacen sumamente molesto, fue obligado a venir al pueblo para participar en una ridícula “batalla perdida” contra su medio hermano por un puesto local. Su único motivo para seguir ahí era averiguar la verdad de “Kari” quien el cree conocer bajo el nombre de “Kagome Komori” la misma con la que jugaba y molestaba de pequeña en donde estaba el árbol.
    El señor los llamó a los tres y pasaron a la mansión donde un lujoso banquete los estaba esperando. –Siéntense mis sobrinos…

    -Lejanos por suerte…-Interrumpió el albino menor.- Déjese ya de tonterías y díganos para que nos quieren aquí.

    -Inuyasha, paciencia por favor… la sorpresa está a punto de llegar…

    -Cálmate amigo- Le expresó Miroku.- No deberías ser tan descortés, después de todo somos familia…

    -¡Feh!- Rezongó el chico malhumorado, causando en su amigo un suspiro. Después de todo siempre era así, no tenía caso decirle lo contrario o todo terminaría peor.

    -Como siempre eres un inmaduro, hermanito…-Alzó su potente voz el mayor, como siempre debía controlar el temperamento del joven.

    Un silencio se hizo presente en el lugar al escuchar un timbre de celular, el señor Komori se disculpó con sus invitados y tomó la llamada. Le vieron asentir y sonreír ampliamente al saber llegada su sorpresa. Se levantó de su asiento e hizo una seña para que abrieran las puertas de la sala principal.-Ha llegado tu sorpresa Inuyasha… -De ella salió una joven sostenida fuertemente por un muchacho albino, la chica peleaba con fiereza para soltarse de su agarre pero el hombre era mas fuerte.

    -¿Kagome?-Preguntó confuso el muchacho, mientras que a su hermano le había dado una impresión demasiado fuerte de la que aún intentaba recuperarse.

    -Inuyasha…-Llamó su atención y ensancho la sonrisa.-…te presento a Kari, tu prometida…

    N/dp: ¡Nervio total! Kari es la prometida de Inuyasha… pero seguimos con las mismas dudas ¿Por qué se llama Kari? ¿Cómo se conocieron Inu y ella? ¿Quién ganará las elecciones del pueblo? Y la más importante… ¿Por qué mi Lord se sorprendió tanto? (Yo sé, lo que pasa es que… *Izayoi arremete contra ella y la tira al suelo*) ¿¿¡¡Siempre tienes que adelantar lo que no deben saber!!?? Me despido chicas… un accidente… *Mira consternada a Yuuko y ve que está no reacciona* ¿Yuuko? ¡¿Yuuko!?
     
  8.  
    kagometaisho

    kagometaisho Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Abril 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    waaaa!!!! en serio!!! me quede con muchas dudas!!! espero que pronto pongas el proximo capi... este estuvo increible!!! inuyasha y kari... prometidos?!?!?! en serio.... ultimamente ando con los nervios de punta... y ahora esto, amiga creo que me quieres matar o hacerme sufrir con la espera... XD
    Espero que pronto lo continues o colapsare por completo :P me voy.... tengo tarea que hacer ¬¬ te cuidas!!!! beso!

    Sayonara!
     
  9.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Holaa Amiga!! No haii problema por la conti,, estas enferma, como yo snif snif jaja =P Me encanta como escribis ii este fic en especial. Es mui interesante ii tmb original, pero me parecio corta la conti =S me encanto Kouga, siempre tan bueno con Kagome ^^ ese Inuyasha siempre tan terco ii malhumorado u.u Igual lo amo =D jaja Bueno amiga me voi yendo,,, nos leemos!! me avisas cuando este la conti?? *.*
     
  10.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Me confunde demasiado el capitulo. InuYasha comprometido con aquella mujer, pero… no se me confundiste demasiado como para dar un gran relato como lo suelo hacer. Y bueno hablando de las tildes no vi errores ni tampoco de ortografía, sin embargo el capitulo se me hizo un tanto corto, pero la trama que le pusiste lo recompensa todo. No se pero me da la impresión de que Kagome es su prometida, no puedes ser tan cruel para decirme eso sempai. Se llama: Kagome Komori, ¿no? ¿No será que de cariño a Kagome le dice así por sus nombres? Kagome Komori. No se, son mis ideas y no te burles que si me pongo bien seria en esto. Si es otra chica… En fin, espero la continuación.
    Sayonara
    :poi:
     
  11.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pecar como un Ángel
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1236
    Re: Pecar como un Ángel

    Una conti corta pero reveladora, espero que no me maten, el lunes les tendré algo mucho mejor (promesas y no cumple) Muchas gracias por sus comentarios, pero ando sin tiempo y apenas puedo colocar el capitulo:

    Capitulo 7: “Conversación con el sr. Komori”

    El silencio reinó en la sala, todos los presentes quedaron sin palabras con el comentario del señor Komori. La mirada inconforme de Kari y la asesina de Inuyasha poco le importaban al susodicho quien solo se encontraba ahí con una sonrisa triunfante y lasciva. — ¡Yo no me casaré con quien tú digas! —La voz aguda que gritó en medio del silencio reclamaba por la imposición. Los hombres presentes voltearon a ver al dueño de tal voz, pero el solo miraba con fijeza a la joven quien le esquivaba la mirada.

    —Si lo harás…—Afirmó amenazante el hombre de edad avanzada. Realizó una señal con la mano para que soltaran a la mujer. — Acompáñame si sabes lo que te conviene niña… rápido.

    Con un enorme disgusto en el rostro contraído por la ira caminó detrás de él ante la sorpresa de la familia presente. Arrastraba los pies con pereza para intentar no llegar, pero después de una severa mirada avanzó como comúnmente lo hacía. Recorrieron gran parte de la mansión que parecía un laberinto lúgubre de grandes cuartos con puertas de madera antigua y cortinas cerradas. Así fue el trayecto hasta que llegaron frente a una puerta especialmente grande, sus finas talladuras emulaban a una escena del viejo continente pero la corrosión de la misma dejaba mucho que desear para admirar la obra de arte. —Entra de una vez. —Le instó con voz grave el hombre de crueles facciones.

    —Como digas…—Entraron al estudio y la sala era enorme, las cortinas cerradas de color rojo sangre lo hacían más sombrío y ver a ese hombre de ojos violáceos frente a ella no era un panorama alentador. —No voy a casarme con él…

    —Si lo harás, tú harás lo que yo diga si no quieres que te detenga en tus intentos por “despertarlo” ¿de acuerdo?

    —Tú no puedes impedirme nada…—La joven replicó molesta por su actitud tan altanera, pero enseguida calló. Llevó las manos a su boca para taparla, había hablado sin pensarlo. El hombre sonrió ante la inocencia de la muchacha, había caído por completo en su engaño.

    —Has hablado…—Con lentitud caminó a su alrededor rodeándola, acechándola, intentándola hacer caer aún más bajos sus trucos. —Tú habías prometido no volver a expresar palabras para mantenerla a ella a salvo…

    —Por favor… —La azabache tomó por la solapa al hombre y le miró a los ojos con suplica. —Dime que ella no pagará por mi culpa, estoy hablando sin pensar…— Bajó su mirada al suelo, derrotada. Cuanto hubiera querido confrontarlo y decirle en su cara que no aceptaría sus imposiciones, pero eso sería ser una egoísta, si ella seguía hablando ella peligraría…

    —Sé la verdad Kari… ¿acaso creías que con ese tonto nombre lograrías engañarme? —Rió con fuerza ante la mirada contraída de la joven que buscaba esconderse. Trató de articular palabra para retarlo, pero si lo hacía podría poner en peligro la verdad, debía averiguar que tanto sabía sobre su asunto. —Ese nombre es un juego de tu nombre original: Kagome Komori.

    — No necesito averiguar que tanto sabes, por lo visto estás enterado de todo.

    —Así es… Yo sé que tú eres Kagome Komori, la niña que creció en esta casa…—Se acercó con cautela y precisión hasta ella, sus amplios brazos rodearon el talle de la hermosa joven que trataba de zafarse de su fuerte agarre. —Sé que tú eres aquella chiquilla que vivía en esta mansión hasta la muerte de Kaede, yo te recuerdo… mi dulce Kagome…

    —Yo soy Kari, fue así como me bautizó aquella mujer que me salvó la vida…—Las débiles lágrimas rodaron por su mejilla y empaparon la camisa del hombre que la mantenía sujetada por el fino talle. Al inicio siguió con la resistencia, pero poco a poco su voluntad fue cayendo hasta que correspondió al abrazo…—No quiero la vida de Kagome…

    —No la tendrás mientras te siga protegiendo Kagome… por eso es que debes aceptar casarte con Inuyasha. —La abrazó más y ella se dejó vencer. La tomó del mentón y la acercó a su rostro mirándola con un extraño brillo. —Pero ¿sabes? Tengo un pequeño secreto para ti… no te obligaré a casarte, el compromiso se cancelará antes de que llegue a termino… así podemos estar unidos tú y yo…

    —Sé cuáles son tus intenciones y no me gustan, pero no puedo dejar de verte con cariño… a pesar de lo que hagas, a pesar de que me quieras de otra manera yo siempre te veré como lo he hecho desde niña…

    —Eso lo sé… pero verás que pronto cambiará…—Frunció el entrecejo y la miró con algo de coraje, pero pronto olvidó todo cuando vio en el reflejo de sus ojos oscuros su propia figura.

    —No, no cambiará…—Él de nuevo frunció el entrecejo y elevó el mentón un poco, no le gustaba que le llevara la contra pero por el momento era lo mejor, ya después ella vería que el tiempo le daba la razón. —…pero igual somos enemigos Naraku…

    —Dime como cuando eras niña Kagome… llámame… padre…

    n/dp: Mátenme cuando quieran… Nota: tengo un link para doujinshis hentai en mi blog, son de Inuyasha (alerta, los inugami son inuxKik) y hay dos un poco fuertes de sango y Kagome siendo violadas… los demás son pura Honey… mi inu y Kag.. ahhh… pasen por mi blog ^^
     
  12.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Tildes sempai, tildes son las que te faltan, más en los pronombres. Y hablando de mi predicción de mi anterior post, gane. ¿Vez Izayoi? le atine a lo que creía, no puedo ser que me emocione al ver que si le había atinado ja, ja, — Ok, ya —. Me gusto el desenlace y el capitulo, revelaste el nombre de Kari, y que su “padre” la quiere para él O_o;
    Es verdad es muy corta tu continuación, me hubiera gustado que InuYasha entrara en acción en este capitulo, ya que solo lo mencionaste en la narración y en el dialogo del padre y de Kagome.
    Sayonara
    :luz:
     
  13.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Hola Amiga! Tienes razon, el capitulo si fue corto pero estuvo muy revelador. Aun si, creo qe surgieron mas dudas. Nose porqe pero nunca te encuentro un error, ser que la trama es tan atrapante qe no me fijo en esos detalles? =P jaja. Igualmente, como ya tye dije, me encanta tu forma de escribir ii de redactar =D. Bueno, no tengo nada mas qe decir, Me voi amiga. Nos Leemos =)
     
  14.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pecar como un Ángel
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2033
    Re: Pecar como un Ángel

    Capitulo 8: “Ellos saben la verdad”


    En el mismo cuarto sombrío a donde llevara a aquella joven, reposaba el extraño hombre de ojos violáceos sentado en la silla frente al antiguo escritorio de madera antigua. Con la mano sobre su mentón en forma pensante y una sonrisa siniestra en el rostro apenas afectado por el paso del tiempo y las constantes expresiones de arrogancia. —Esa niña sigue siendo tan ingenua…—Exclamaba mientras en la otra mano reposaba una copa de vino tinto, seguramente de muy alta calidad y de las mas distinguidas marcas.

    —Pero eso conviene mucho a sus planes ¿no es verdad Naraku? —Comentó un niño albino de baja estatura, no aparentaba mayor edad a la de unos diez o doce años. Su piel mortalmente blanquecina y el aspecto rojizo de sus ojos le daban un aire de crueldad y precaución hacia su persona. —Si Kagome sigue engañada por ti conseguirás aquello que ella guarda tan celosamente… en verdad me sorprendió que la liberara del voto de silencio que ella cree que cuida a la otra…

    —No debemos confiarnos Hakudoshi, esa niña podría darse cuenta en cualquier momento de mi verdadero objetivo… Por eso lo hice, para que aún no sospeche…—Bebió un sorbo de su vino y bajo la mano de su mentón hasta el escritorio. —…Eso sí es qué no se ha dado cuenta aún y quiera hacerme creer lo contrario…

    —No creo que sea capaz de eso, no es muy apta para seguir un plan así…

    —Por eso es que eres tan diferente a mí Hakudoshi, subestimas demasiado al enemigo… esa es la razón de que no seas más que un sirviente para mi…

    —Verdad…—Sus pequeñas manos se cerraron en un puño de manera brutal, y la sangre comenzaba a dejar de circular, su piel apenas dejaba ver las consecuencias de ese acto, más blanca no podía ser. — Tan solo soy un objeto que sirve a tus propósitos.

    *º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*º*

    Ella caminaba por la plaza tratando de recuperarse de la impresión causada por culpa de aquél albino. Lo recordaba tan cariñosamente pero a la vez con algo de recelo hacia su persona, por culpa de su familia la de ella quedaba arruinada bajo el mando de la señora dueña de la mansión que murió hace años. La familia Taisho nunca aceptó que el pequeño pueblo fuera considerado por el país como una parte de él, siempre se les hizo menos y el apoyo que podían recibir al estar legalmente en un territorio de Suecia les era negado al no obtener el reconocimiento del rey.

    Fue cuando era una niña, aquella vez que llegó a salir por primera vez rumbo a las afueras que lo vio, alo, hermoso, tal y como era él, con su pose arrogante leyendo un libro sentado en las raíces del árbol de cerezos regalado por Japón. Ese árbol fue un obsequio del gobierno para demostrar apoyo a su gente establecida en Suecia. —Yo apenas tenía cuatro años cuando lo vi…—Rememoró para si la pelinegra de ojos antes marrones. —En ese entonces no comprendía porque mis padres me prohibieron acercarme a ese sitio hasta que supe que él lo frecuentaba… Lo que no entiendo es como logró reconocerme… ¿Cómo sabe que yo no soy Kagome?

    —Eso es algo que pronto recordarás…—Una voz detrás de sí le hizo despertar a la realidad, de pronto le pareció recordar aquel timbre de voz tan suave y dulce. Algo le decía que lo conocía porque nunca le agradó tanta melosidad en una voz… Sonrió discretamente por su idea, ¿a quien no le agrada una dulce voz? —A ti… siempre me reprochaste que no te hablara cerca del oído…

    — ¿Quién eres tú, esa que puede leer lo que pienso? —Preguntó mientras su cuerpo giraba de forma lenta hacia aquella voz. Con cautela examinó cada ruido y movimiento detrás de ella preparada para cualquier sorpresa o ataque repentino. Pero le sorprendió ver frente a ella una mujer de cabello azabache y ojos cafés idéntica a la forma que tenía ahora. En realidad era la chica real de la cual había copiado su apariencia. —K-Kagome…—Exclamó con sorpresa. Ahora recordaba de donde había conocido ese timbre de voz, era aquel tan molesto que a veces la irritaba y extrañaba tanto.

    —Hola, soy Kagome. —Le sonrió y tendió la mano a la cual apenas respondió la azabache. Tenía tanto tiempo sin verla, desde que era una niña. Al tocar su mano vino a su mente un recuerdo de cuando era pequeña, jugando con una niña más pequeña que ella en la fuente durante un día de Sol, cosa nada común en el norte de ese país, donde apenas llegaba verse los rayos de luz en el cielo pero no lograban calentar lo suficiente. —Me llamó la atención el ver que somos realmente iguales, ¿Cuál es tú nombre?

    —Tú puedes llamarme Kikyou…—Le expresó su verdadero nombre junto con una delicada sonrisa típica de su controversial y reservado carácter, aún con la desconfianza a todo y a todos ella debía merecer una excepción, estaba segura de que ella era la misma niña pequeña con la que jugaba cerca de la fuente. Retiró la mano y la verdadera Kagome sonrió más, su reflejo no se había dado cuenta de que ella era la misma joven de la ora noche que sorprendió en el negocio de sus padres. —Es verdad, somos iguales… como un reflejo.

    —Cierto, como un reflejo. —Ladeó la cabeza ocultando una débil risa y giró para enfrentar sus ojos cafés que la escrutaban con delicadeza y reserva. —Fue un placer conocerte Kikyou, pero ya tengo que irme, alguien me espera…

    —No te preocupes, lo entiendo…—Hizo una leve reverencia que provocó una sonrisa mordaz, lo que incomodó un poco a la de ojos antes marrones. — ¿Cuál es el motivo de tu risa?

    —De verdad lo siento pero me da un poco de gracia ver los excelentes modales que tienes, típicos del Japón del que descienden en estas tierras. De verdad eres muy educada y yo en cambio no, te pido que me disculpes. —Realizó la misma reverencia y se marchó por un callejón inmediato dejando a la pelinegra en total desconcierto.

    La miró de medio lado antes de correr hasta el callejón, él era demasiado impaciente y hacerlo enfadar era muy peligroso. No porque tuviera una actitud agresiva o ruda como su medio hermano sino que todo lo contrario. Su porte arrogante, esa frivolidad característica que acentuaba sus rasgos varoniles. Sus ojos crueles que examinaban con suma reserva a cada persona que llegaba a considerar algo. Sus hermosos ojos color dorado, que apenas reposaban sobre las personas, bellos ojos mortales. —Humana ¿ya te has presentado? —Le preguntó con su voz de tono frío, mientras yacía recostado en una de las paredes del callejón.

    —Si, y no me ha reconocido. —Ignoró por completo la arrogancia del hombre y prosiguió. —Aunque no entiendo porque hiciste aquello…

    —No sé a que te refieres…—Ella lo miró de forma interrogativa y recibió la devolución de su amenaza visual.

    —Lo sabes a la perfección, la has dejado con sospechas y confusiones al revelarle que sabes su verdadera identidad.

    —No tenemos tiempo para esperar que se dé cuenta. Ya la mayoría han despertado su conciencia y solo faltan ella y el idiota de Inuyasha. —La vio esconder el rostro entre el flequillo azabache. —Esos sentimientos que tienes no son apropiados para ti, sabes que puedes arruinarlo todo…

    —Lo sé… y no sabes cuanto lo lamento… pero te digo lo mismo de Kikyou…. Rin podría hacerte regresar si adelantas todos los hechos.

    —…—Observó con su mirada a la lejanía entre él y la joven, si Kagome tenía razón, Rin se encargaría de llevarlo personalmente hacia el Infierno, podría parecer una dulce niña pero de una manera que le costaba admitir, tenía cierto influjo sobre el albino. —No me importa en lo absoluto…

    —No te creo, pero ya no me interesa. Bien debes saber lo que haces o te arrepentirás... —Sonrió. Al verlo a los ojos supo que era hora de que se marchara, al igual que la joven que seguía ahí mismo en la fuente. Retrocedió dejando a solas al albino que seguía observando con fijeza a la mujer de ojos antes marrones.


    La chica metió la mano en la fuente para tocar el hielo. La delgada capa de escarcha permitió escribir lo que apenas fueron unas letras sobre el hielo. “¿Kagome?” fue lo que escribió. La representación de su apariencia era de esa niña, tenía su identidad. Pero nunca se esperó encontrarla en el mismo pueblo, creía conocerla de antes. —Es raro no recordarla hasta hoy… tal vez no le di importancia en ese entonces. Aunque me gustaría saber quien es…



    */*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

    N/dp: Gracias por soportar tanta espera de mi fic (vaya que se ha tardado) Les reitero que no es mi culpa, pero les tengo buenas noticias, me han prestado una computadora durante dos semanas y adelantaré todo lo que pueda de capítulos para mantenerles el ritmo de cada semana (Nota: Fue conseguida bajo engaños) Eso no era necesario Yuuko (y además la usa en las madrugadas cuando todos duermen) ya basta… (y lo que ve no es cosa de…) ¡Dije que basta! (Sigan esperando la continuación, que yo me encargo de que esta niña no logre colocarla muajaja) Eso lo veremos…
     
  15.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Tildes y más tildes sempai, a la mayoría les falla en el tiempo pasado, pero en tu caso es la excepción, el error esta en los pronombres y la palabra “sólo” que te había explicado con anterioridad de lo que significaba con o sin acento. Y también una que otra palabra comida, a xD. Me gusto la parte cuando Kagome y Kikyo se encontraron, la manera en que expresaste a Kikyo me gusto en realidad, no te saliste de su carácter ni de su escondida simpatía.
    Sayonara
    :Kikyo:
     
  16.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Sé que me he tardado mucho con este fic, pero prometo que ya mañana habrá continuación, unha sincera disculpa por mi tardanza. Los invito a leer mi nuevo long-fic: InuYasha: The tragic love song of destiny
     
  17.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pecar como un Ángel

    Hola! perdon por tardar tanto en comentar. Tu fic es muy interesante pero algo confuso e intrigante, lo que me encanta! xD ya se me fueron las ganas de comentar pero concuerdo cn windmiko sobre las tildes. Me gustaria saber quien es Rin en la historia ii que tiene que despertar en Kikyo y en Inuyasha, nos leemos amiga! ;)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso