Pecado de Àngel

Tema en 'Relatos' iniciado por dajin, 12 Agosto 2010.

  1.  
    dajin

    dajin Guest

    Título:
    Pecado de Àngel
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1357
    Pecado de Àngel

    hola jeje esta es mi primera historia , por lo menos de tematica original y quise compartirla con ustedes....se aceptan todo tipo de criticas. XD

    ¿Cuánto mas duraría la tortura? Se cuestionaba un chico. Hacía mas de quince minutos que había terminado el horario de clases y el profesor seguía con su perorata de la cual nunca puso atención en toda la clase. Los únicos que atendían eran los que el denominaba nerds, que siempre iban tras notas excelentes, a el no le preocupaba eso, total el semestre terminaría en unas semanas y el tenia todo preparado.
    Al tocar el timbre el fue el primero de salir de ese lugar, estaba aburrido y cansado de estar en el campus, y de tomar esas aburridas clases, pronto iría a su casa y se dormiría todo lo que quedaba de la tarde.
    -oye! Que ya ni te despides de mi? Le cuestiono una chica a su espalda, el chico sonrió y se volteo para encontrarse con una chica pelirroja y de ojos verdes
    -lo siento es que estoy cansado de estar aquí, ya quiero irme a casa a dormir.
    La chica lo miro con una sonrisa, el era su mejor amigo de toda la vida, a pesar que desde hacia un tiempo ella sentía cosas por el. Siempre se recriminaba el no hacerle caso cuando eran mas jóvenes y el estuvo enamorado de ella, pero la chica con su estupidez y su obsesión con otro chico, nunca le llego a hacer caso.
    -nos vemos en la fiesta guapo. Grito una chica que había besado al chico. Él se sorprendió un poco pero luego sonrió, el era uno de los chicos mas populares en toda la universidad y por eso siempre lo andaban invitando a fiestas.
    -Daniel kingstein!!Volvieron a gritar en frente del chico, el miro hacia el lugar y se encontró con su hermana mayor, Massiel, tenia el pelo rubio igual que el , ella lo tenia un poco mas debajo de los pechos y el los tenia en punta por el uso del gel.
    -hola a ti también hermana. Contesto el chico sarcástico. La pelirroja se marcho del lugar, pues según tenia entendido los hermanos kingstein tenían algún tiempo sin verse y por eso les dejaba su espacio.
    Massiel llevaba a su hermano a rastras y cada vez que preguntaba que a donde iban solo le decía que era a casa. Pero el sabia que su visita no era común, total ella casi nunca acudía a el, aun pudiendo resolver el asunto juntos y en poco tiempo.
    -ya enserio dime, adonde me llevas. Le cuestiono Daniel ya harto del misterio y las andanzas.
    La rubia no tuvo que responder, frente a ellos se alzaba la imponente mansión Kingstein. Su casa. Mas bien la casa de su familia pues desde hacia un tiempo el ya no residía en ese lugar. Los recuerdos de muchas de las cosas que vivió en ese lugar se le metieron en la cabeza de golpe, pero el ya había aprendido a controlar eso y no le afecto tanto.
    La mansión era conocida en toda la región por ser una de las mas importantes y antiguas en todo el país, perteneciente a personas influyentes tanto en la bolsa como en el estado. La mansión constaba de tres pisos. El primero que fue remodelado al estilo victoriano consistía en un gran salo y un enorme ventanal con vista al jardín trasero, una biblioteca o u pequeño estudio en algunos casos, un comedor y un desayunador, también estaba la cocina y la cochera de la casa.
    En el segundo piso estaban las habitaciones que eran cuatro, contando el cuarto de huéspedes, también había otra biblioteca que pertenecía al padre de los chicos, y un pequeño baño al final del pasillo de las habitaciones, el piso también poseía una mini sala.
    -que hacemos aquí? Volvió a cuestionar Daniel con un notable mal humor.
    -vinimos a ver a tu queridísima madre.
    Dicho aquellas palabras salió una mujer pelirroja a abrasar al chico, este se dejo estrujar todo lo que la señora quiso, total era su madre, aunque no lo pareciera, también porque le tenia un cariño profundo aunque no le gustara ir por ahí diciendo esas cosas.
    La madre de los chicos, cuyo nombre era Shanny Kingstein, era una mujer hermosa, de ojos color ámbar, y una tez un poco bronceada, a lo cual se parece a Daniel, ultimo hijo que tuvo.
    Los hermanos Kingstein como fueron conocidos en sus tiempos de escuela, ya que la mayoría del tiempo estaban juntos. Eran tres. La mayor de ellas Celidee, quien justamente entraba en la casa, tenia el cabello rubio y unos ojos color azul. Massiel; la segunda, tenia el mismo cabello rubio, que le caía por los pechos y los mismos ojos azules.
    -buenos días hermanito!-expresó la Celidee abrazando al chico-mira te traje una sorpresa. Dicho esto halo al chico y lo tiro de bruces a la calle, chocando así, con algo o mas específicamente con alguien.
    Era una chica de tez pálida, cabello oscuro , ojos color café, delgada y de labios rosados, el chico la conocía pero no sabia de donde, tenia la vaga impresión de que esa chica le era extrañamente familiar, pero no lograba recordar.
    -Evelyn. Susurró al tiempo que ella lo miraba y se perdía en el mar de sus ojos color mercurio. Era ella, Evelyn. Su prima Evelyn.
    El reencuentro fue arruinado por un chico quien los separo de golpe, alegando que Daniel debía estar alejado de su cuñada, pues en efecto Evelyn iba a casarse pronto, por eso era su visita a su tierra natal.
    A Daniel no le cayó muy bien la noticia de que su prima iba a casarse, pero no le tomo importancia ya que de seguro eran suposiciones suyas o que no le agradaba el hecho de encontrarse en la casa de su padre después de tanto tiempo que la había abandonado.
    Evelyn se sintió feliz de que su familia la recibiera tan alegremente, pues según su apellido no pertenecía a la familia Kingstein, pues su madre, quien era hermana del padre de Massiel y los otros, se había casado con un hombre quien se encargaba de las fincas de la familia de Daniel. La familia no objeto cuando ellos se casaron, no les interesaba lo que ellos hacían mientras no perjudicara la economía del la familia, así que con todo y eso, nació Evelyn, quien era hija única.
    Daniel miro a su prima quien también lo miraba desde hacia un buen rato. Recuerdos de su años juntos en la finca afloraron inmediatamente, especial los últimos días que pasaron juntos, las cosas que vieron, que hicieron que vivieron, todo llego a su mente en un segundo, provocando un sonrojo en ambos sujetos, el cual no paso desapercibido para Massiel ni para Ryan quien era el nombre del cuñado de Evelyn y que también era afeminado. Cosa que irritaba bastante a Daniel.
    Despues de un rato hablando y recordando cosas ,Daniel decidió irse a su casa a descansar, pues en unos días tendría una fiesta y no quería tener ojeras, se despidió se su familia y se fue en su moto, pensando, etrañamente, en su prima.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso