Pasión Por La Música (NxH-GxM-SxS-NxT-SxT-SxI)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Selene-chan, 22 Diciembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión Por La Música (NxH-GxM-SxS-NxT-SxT-SxI)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    14
     
    Palabras:
    4628
    ¡Hola!

    Gracias por sus post a todas.

    Bueno, como Marlex me ha jodido tanto en que suba la conti de este fic, no he tenido más opción que terminarla a las rápidas, perdonen si hay faltas de ortografía jejeje.

    Bueno hermana, va dedicada a ti, pero no me vuelvas a apurar ^^u

    No es necesario decir que esta es la parte dos dep tercer capítulo ^^

    ----------

    Neji estaba en la gran mansión Hyûga, como hoy Hinata estaría en la escuela hasta tarde tenía un tiempo libre, ya que la había dejado encargada de los otros guardaespaldas. El joven ahora sólo se dedicaba a revisar unos itinerarios que le había enviado el manager de su prima, porque a pesar de tener tiempo libre sólo se dedicaba a trabajar, no existía otro pasatiempo en su aburrida vida.

    Sí, Neji Hyûga estaba aburrido ¿Pero que más podía hacer? Él era sólo un miembro de la rama secundaria de su familia, la famosa y prestigiosa familia Hyûga, quienes respetaban sus tradiciones más que nada en el mundo.

    —Bueno, creo que está en orden, el próximo fin de semana Hinata tendrá una agenda muy ocupada – Se decía a sí mismo. Por un momento dejó aquella hoja de papel de lado y se quedó mirando el reloj de la pared como si esperara por algo, aunque no era nada en realidad, sólo que estaba tan absurdamente aburrido que pensaba que algo o alguien vendría de un momento a otro, pero no, nada inusual pasaba nunca en su vida ¿Por qué algo así iba a suceder?

    —¡Por favor ayúdenme! – Escuchó de pronto una voz femenina. Arqueó una ceja algo confuso ¿Acaso alguna de las empleadas estaba gritando afuera?

    —¿Qué será ese escándalo? – Se preguntó un tanto molesto, pues si su tío Hiashi llegaba y se daba cuenta de ello armaría un gran alboroto. Salió hacia el patio indignado, cuando de pronto notó a una jovencita de cabello castaño, tomado en dos chonguitos y vestida con ropas chinas, corría delante de los dos perros guardianes, siendo perseguida por ellos.

    Una gotita recorrió la sien de Neji ¿Quién demonios era ella y por que huía de sus perros guardianes?

    —Neji-sama – Una de las empleadas más antiguas de la casa se apareció de improvisto, se veía un poco cansada pues al parecer había corrido, traía consigo la manguera del jardín dispuesta a mojar a los perros para que cesaran de perseguir a la chica.

    —¿Qué sucede aquí, anciana Chiyo? – Exigió saber el joven de ojos perla, apuntando hacia la muchacha, sin poder evitar reparar en lo hermosa que era, pero ese no era el punto —. ¿Quién es ella?

    —Esa jovencita es la nueva empleada que contrató Hiashi-sama, llegó desde China y debería haber estado aquí ayer pero creo que tuvo algún problema, aunque eso no es lo importante Neji-sama, si no hacemos algo será mordida – Explicó la anciana. El Hyûga tomó en sus manos la manguera y la apuntó hacia los perros, sin embargo antes de decir que dieran el agua volvió a fijarse en la chica, vaya que era linda.

    Sin más, el genio Hyûga dio la orden de que abrieran la llave de la manguera, dirigiendo el chorro a los dos perros, que al sentir el frío líquido corrieron asustados, aunque el chorro fue tan fuerte que a Neji se le salió de control, terminando por empapar completa a la pobre castaña.

    —¡Dios, pero que hombre más bruto! – Se quejó la muchacha de ojos chocolate, causando que una venita se marcara en la sien del castaño ¿Cómo se atrevía a ofenderlo de esa manera?

    —Bruta será otra, que se ha acobardado por dos perros inofensivos – Dijo con calma, cerrando sus ojos y soltando la manguera que comenzó a mojar el pasto del patio, hasta que el agua fue cortada.

    —¡Inofensivos mis calzones! – Exclamó Tenten Ama, que estaba realmente agotada por todo lo que había vivido. Primero nada más llegar a Konoha se perdía como una tonta y ahora un idiota la empapaba llegando por fin al lugar al que debía ir, sin contar con que había sido perseguida por dos feroces perros.

    Neji estaba sorprendido, ella rea muy extraña, era la primera persona que lo trataba así sin importarle si quiera quien era él, o es que esa chica era muy tonta o no lo conocía para nada. Bueno, antes Chiyo dijo que venía de China, tal vez era por eso. Y sinceramente, no había conocido a una persona más graciosa en toda su vida, irreverente y graciosa.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Todos comenzaron a aplaudir después de haber oído a los chicos, incluso Hinata tuvo que unirse al resto, porque ciertamente la habían sorprendido, no esperaba que fuesen buenos en realidad.

    Cuando ellos bajaron del escenario, Naruto pasó junto a Hinata y sin que nadie se diera cuenta, se acercó a su oído.

    —Ya lo sabes, Hinata, tenemos que hablar más tarde en la azotea de la escuela – Se alejó un poco y le sonrió sínicamente, causándole molestia a la chica porque él era un descarado, pero cuando le susurró, cuando le dijo esas palabas tan suavemente, de alguna manera la hizo temblar como nadie lo había hecho.

    Se sintió un poco tonta, pero no había sido su culpa, los chicos no solían acercársele de esa manera, aún era una inexperta en ese campo y pensaba que siempre lo sería, porque nunca había conocido a una persona que no la viera sólo como una cantante, como a un personaje famoso, sólo Naruto era la excepción, y también su amiga Matsuri.

    Pero ella odiaba a Naruto.

    —Bueno, he de admitir que estoy sorprendido, para ser la primera vez que tocaban juntos los cuatro ha salido increíble, Sai, se nota que sabes como tocar la batería – Dijo Kakashi al joven pelinegro, que sólo asintió de cabeza regresando a su asiento —. Por su parte, Naruto y Sasuke son realmente geniales ¿La letra es tuya Sasuke? – El azabache asintió y luego Kakashi volteó a ver a Gaara —. Y qué decir del vocalista, perfecto Gaara.

    Cada vez que alguien lo halagaba se sentía genial, cuando le decían que su voz era increíble, que su forma de cantar les deslumbraba. Eso deseaba, cantar… ser una estrella famosa y ser reconocido por todos, que cada persona que lo viera supiera quien era y le tuviera respeto; ese era su sueño.

    —Pero bueno, todavía me falta alguien ¿Verdad, pequeña Matsuri?

    La castaña dio un salto al oírse nombrada de los labios del profesor. Le miró incrédula; era cierto, había estado tan concentrada viendo las presentaciones de los demás –sobre todo en la de Gaara- que se olvidó por completo que ella también estaba ahí, que ella también debía presentarse.

    —E… etto… y-yo… - La castaña bajó la mirada, estaba completamente sonrojada y no sabía que decir, definitivamente no era capaz de hacerlo, tenía demasiado miedo de fallar, sobre todo después de la increíble presentación de Gaara y sus amigos.

    Notó de pronto que alguien la miraba fijamente, mucho más profundamente de lo que lo hacían el resto de las personas ahí presentes. Levantó su vista y pudo darse cuenta de que se trataba de Gaara, que parecía más bien dispuesto a decirle algo, tal vez que deseaba verla, pero no estaba segura.

    —Vamos ¿Qué sucede? – Le preguntó Kakashi, no era la primera vez que veía a una persona así, muchas veces el miedo podía más que los deseos de ser admirados por las personas.

    —Matsuri-chan, tú puedes hacerlo – Le animó Hinata con una sonrisa. Nuevamente se veía reflejada en ella, eran tan parecidas. Recordó su primera presentación en público, era muy pequeña y se trataba de una reunión familiar, en donde terminó por salir corriendo y llorando a esconderse en los brazos de su madre, porque cuando era una niña lo único que podía hacer era eso, huir a los brazos de su mamá.

    Matsuri asintió con la cabeza al oír los alientos que le daba Hinata, así que terminó por ir hacia adelante, pero no subió al escenario, sino que más bien se situó abajo, en donde estaba el piano. Hasta ahora nadie se había acercado a aquel instrumento, por lo que Kakashi puso una expresión de interés, quería ver que tan buena era con el piano aquella tímida jovencita.

    Se sentó en silencio, destapando las teclas blancas. Tomó un poco de aire y finalmente comenzó. Tocó dos teclas, siguió tocando por unos cuantos segundos más, pero todavía ninguna melodía se podía distinguir, no lo estaba haciendo correctamente.

    Todos la observaban, todos esperaban demasiado de ella.

    No puedo hacerlo… no… si todos me miran de esa manera… si todos están esperando tanto de mí yo… no puedo… ¡No puedo! – De un momento a otro alejó sus manos del piano. Hinata notó que lágrimas salían de sus ojos porque al parecer estaba demasiado asustada, entonces como una tabla de salvación, el timbre que avisaba el término de las clases comenzó a sonar y todos hicieron ruido al sentirse felices de irse por fin a sus casas.

    —Bueno chicos, nos vemos mañana – Les despidió Kakashi con una sonrisa, porque también había notado lo sucedido con Matsuri y la quería ayudar un poco.

    —Matsuri-chan – La llamó Hinata acercándose a ella mientras todos salían del salón de música, pero la castaña no le oía, estaba como paralizada, el miedo la tenía frustrada, el fracaso.

    Sus ojos se fijaron en él nuevamente, justo antes de que saliera del salón, y pudo verlo, su mirada… él estaba decepcionado, ella lo había decepcionado.

    —Matsuri-chan ¿Estás bien? – Insistió Hinata, sentándose junto a la castaña, la cual sólo asintió con la cabeza y sonrió levemente, porque no podía preocuparla.

    Kakashi se acercó a las dos chicas cuando ya nadie más quedaba en ese lugar, apoyando una de sus manos sobre el hombro de Matsuri, que aún se veía un poco afligida por lo sucedido.

    —Tranquila, es normal tener miedo pero debes ser capaz de superarlo si realmente quieres estar aquí – Y sin más el profesor también abandonó el aula.

    —¿Quieres que te deje a solas? – Preguntó Hinata, viendo como su amiga asentía con la cabeza. La ojiperla no dijo más, ella había vivido lo mismo y sabía lo que se sentía, así que simplemente abandonó la sala imitando a todos los demás, dejando a Matsuri a solas.

    —¿Por qué he sido la única cobarde? – Se preguntó la castaña, apretando sus puños con rabia.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Los chicos iban por el pasillo de la escuela dispuestos a marcharse cada uno a su casa. Naruto abrazó por el cuello a su prima mientras estaba iba de la mano con su novio Kiba y junto a Sakura.

    —Ino ¿Cuándo saldremos a bailar todos juntos como la otra vez? – Preguntaba el rubio entusiasmado, ya que tenía muchas ganas de mover el esqueleto, estaba contento por algo en especial.

    —No sé, además la última vez invitaste a los amargados de Sasuke y Gaara, y ellos se quedaron sentados todo el tiempo – Contestó la rubia —. No es nada divertido ¿Sabes? Todas las chicas que los invitaban a bailar terminaban rechazadas.

    —¡Pero esta vez no será así! ¡¿Verdad Gaara y Sasuke?! – Llamó a sus dos amigos. El pelirrojo sólo le ignoró y el azabache alzó una mano como diciendo que sí, sólo para dejarlo tranquilo —. ¿Ves? Ellos se portarán bien.

    —Bueno… ya veremos cuando, tal vez el viernes – Comentó Ino soltando un suspiro, para después mirar de reojo a Sakura, quien no quitaba sus ojos de Sasuke. Esto era el colmo ¿Cuándo se cansaría su amiga de estar tras un imposible? Lo mejor era hacerle ver de una vez lo que tenía en frente —. Es más, Naruto ¿Por qué no vas tú con Sakura? Así pueden divertirse juntos.

    —¿Cómo? – Cuestionaron ambos jóvenes a la vez. Naruto estaba algo sonrojado y sorprendido, pero lo entendió todo al ver como su prima le guiñaba un ojo.

    Miró entonces hacia su costado y vio pasar a Hinata, quien sin si quiera dirigirle una mirada se encaminó hacia la azotea de la escuela. El rubio recordó entonces que la había citado en ese lugar, por lo que debía presentarse cuanto antes.

    —Bueno, luego hablamos sobre esto ¡Tengo que irme! – Y sin más se fue corriendo detrás de la Hyûga, mientras sus amigos le veían desconcertados.

    —Ese Naruto… - Susurró Kiba desinteresadamente, notando como su novia ahora le abrazaba cálidamente. No le molestaba aquello, pero no entendía por que a veces estar con Ino no era suficiente, no sentía esa increíble pasión que se debe sentir hacia el ser amado, hacia ese que te enloquece, Ino sólo le gustaba, pero nada más al parecer y eso en cierta forma lo agobiaba.

    —Oh demonios – Masculló de pronto Gaara, quien buscaba desesperadamente algo en su mochila, pero no estaba por ninguna parte —. Seguro que la dejé en el salón de música, iré por ella.

    —¿Qué se te perdió? – Le preguntó Sasuke con curiosidad, observando que su amigo siempre tan serio estaba un poco afligido.

    —La uñeta de mi guitarra, la olvidé así que iré por ella – Fue toda la respuesta que dio el pelirrojo. Sasuke sabía de la importancia que tenía esa uñeta para Gaara, la había conseguido en uno de los conciertos de su banda favorita y tanto a ese pequeño objeto como a su guitarra los cuidaba más que a su vida.

    —Oh bueno – El azabache resolvió simplemente seguir su camino.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Hinata había subido hasta la azotea de la escuela y ahora estaba viendo hacia abajo a través de la rejilla de alambre, apoyando sus pequeñas y blancas manos, mientras el viento acariciaba suavemente su cabello.

    —Cuando estás así de verdad pareces un ángel, lástima que no sea del todo cierto – Escuchó una voz que le hizo fruncir el ceño. Se volteó y le miró ahí, tan sonriente y engreído ¿Quién pensaba que era? No importaba mucho, porque en este momento era la persona que la podía destruir.

    —¿Eso ha sido un halago o una ofensa? – Interrogó, provocando una sonrisa en el joven Namikaze, cosa que la hizo bajar la mirada, sin entender por que de pronto se sintió nerviosa y se había sonrojado.

    —Tómalo como un simple comentario, pero en fin, no estamos aquí para eso ¿Verdad? – Hinata desvió la mirada, ciertamente esa sonrisa contagiosa que ponía Naruto era muy molesta.

    —¿Qué es lo que quieres de mí?

    Naruto le miró atentamente, pero esta vez no parecía arrogante ni nada por el estilo, al contrario, se veía mucho más él, sonriente, alegre.

    —Sólo quería felicitarte, de verdad cantas muy bien, y claro, quiero oír tu respuesta.

    La cantante estuvo varios segundos en silencio, pensando en la respuesta que iba a dar ahora, pero por más que lo meditaba no llegaba a ninguna conclusión diferente a la que tenía desde que les vio tocar con toda esa energía. Realmente no había forma de negarse y ella lo sabía, no podría decirle a Naruto que no por más que lo deseara.

    —De acuerdo – Accedió al fin, soltando un hondo suspiro, sin percatarse de la sonrisa aún más brillante que aparecía en los labios del rubio —. Pero debes prometerme que cuando conozcas a mi agente, me devolverás esa grabación.

    —Te lo prometo, no soy ningún aprovechado ¿Sabes? Sin embargo… necesitaba una oportunidad… - Naruto bajó la mirada con cierta melancolía, cosa que Hinata notó y le llamó bastante la atención —. Perdóname por eso, pero es la única forma que tengo para salir a la luz, porque… no eso es algo que no te incumbe – Terminó, haciendo una expresión de berrinche.

    Hinata se enfadó por eso ¿Por qué primero parecía querer hablarle y luego se echaba para atrás? No pudo más que cruzarse de brazos y hacerle un desprecio, se sintió ofendida.

    —Bien, como sea entonces te hablaré mañana después del almuerzo en este mismo lugar, te diré como me fue ¿De acuerdo? Pero no esperes que ella quiera recibirte así de fácil, aunque yo se lo pida.

    —¿Ella? ¿Tu agente es mujer?

    —Pues claro ¿Qué esperabas? – Hinata respondió algo altanera lo último, para abandonar finalmente la escena, dejando a Naruto solo y muy emocionado, porque a fin de cuentas había conseguido su cometido, conocería a la manager de Hinata y si tenían suerte, tal vez sería el principio de su carrera como músicos.

    Hinata había corrido escaleras abajo. Se sentía molesta, estaba muy enojada, porque no entendía que demonios le había sucedido ahí ¿Por qué cuando ese torpe le sonreía se sonrojaba instantáneamente? ¿Por qué su corazón estaba tan agitado?

    —Que tonta… eso es porque… lo odio – Se explicó a sí misma, convencida de que esa era la única respuesta, que lo que sentía hacia ese chico jamás cambiaría.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Pequeñas y saladas lágrimas rodaban por sus mejillas, porque se sentía impotente, ahí aún sentaba frente a ese piano, lamentándose por haberse dejado vencer por su miedo una vez más. Había sido cobarde, había hecho el ridículo en frente de todos sus compañeros, en especial en frente de él.

    ¿Por qué debía ser así?

    ¿Acaso no había una manera de cambiar?

    —¿Por qué sigo siendo tan cobarde? – Se preguntó mientras se secaba las lágrimas. Miró el piano una vez más con tristeza; ya no había nadie ahí que la pudiera oír, nadie que la criticara, ahora estaba sola y no sentía vergüenza, por eso comenzó a tocar.

    La melodía era suave y lenta, ya no presionaba sólo por presionar como hace un momento, ésta vez se escuchaba claramente la música que emitía el piano. Sus dedos se movían despacio, mientras cerraba sus ojos y las lágrimas seguían cayendo.

    Quería olvidarse de su miedo por unos segundos, quería demostrarse a sí misma que podía hacerlo, que podía no sólo tocar el piano, sino que realizar lo que en verdad amaba; cantar.
    Está mal, tenerte siempre junto a mí
    Un error, me hace dar todo lo que soy.
    Justo en ese momento Gaara se apareció por la puerta del salón ya que venía por su uñeta, sin embargo se quedó hipnotizado al oír aquella melodía, pero más que nada por esa dulce voz. Se acercó un poco más y observó sorprendido a aquella tímida castaña que hace un rato no se había atrevido a tocar en frente de ellos.
    Fue real, resbalé y en tus brazos
    Caí.
    Y entonces, cuando ella iba a continuar con la segunda parte de la letra, él se le adelantó, conocía esa canción porque su hermana siempre la oía en el radio, y no sabía por que en ese instante tenía tantos deseos de acompañar a esa chica.
    Me venció, no hay nada que pueda hacer
    Y está bien, si significa estar junto a ti.
    Al oírlo cantar Matsuri lo miró asombrada, pero sin dejar de tocar el piano ni por un instante.

    Es Gaara… pero esto no puede ser… seguramente sólo estoy soñando – Pensó aún sorprendida, sin sospechar que no se trataba de ningún sueño, por lo que sin más cantó junto a él.
    Abrázame, y nunca, nunca
    Me dejes ir.
    .
    Dar mi vida, no bastará, bastará
    Para siempre, no bastará, bastará
    Yo me rindo, y moriré, moriré
    Si no estás junto a mí


    El pelirrojo había terminado sentado junto a la castaña mientras ésta terminaba de tocar el piano, pensado aún que seguía soñando como una niña, pero entonces, cuando sintió como una de las manos de él se posaba sobre la suya delicadamente, se dio cuenta de que todo eso había sido real, nada fue un sueño.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —¿Dónde podrá estar ese mocoso malcriado? – Se preguntaba cierta rubia de cuatro coletas, quien buscaba por todas partes a su hermano menor, pues había prometido a su padre que irían juntos a casa.

    Hoy Temari había comenzado a trabajar en la escuela como consejera, pero su querido hermano había estado huyendo de ella toda la tarde, seguro no quería presentarla con sus amigos, no era más que un egoísta.

    —Uy, pero ese condenado me las va a pagar, porque no pienso regresar a casa sola para que después papá me regañe por su culpa, claro que no – Estaba tan distraída apretando sus puños con rabia, que no notó que un alumno caminaba hacia ella. Él, muy distraído oyendo música en su mp3, ni siquiera se había fijado que la rubia venía delante de él, por tanto –y sin poder evitarlo- chocaron de frente.

    Ambos cayeron a suelo en direcciones contrarias debido al fuerte golpe, sintiendo también mucho dolor.

    —Auch, pero que problemática ¿Qué no ves por donde caminas? – Reclamó el Nara enfadado, fijándose inmediatamente en si su bajo había sufrido algún daño, pero todo parecía en orden.

    —¿Quién demonios eres tú? ¿Y como te atreves a decirme eso? – Se quejaba Temari, sobándose la cabeza que le había quedado adolorida.

    En ese momento ambos se miraron el uno al otro, quedándose perdidos por varios segundos, ella en esos ojos negros y esa mirada de pereza y él, en esos hermosos ojos azules y su mirada decidida, aunque tampoco dejó de mirar lo bien dotada que estaba esa mujer.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    ¡Dios mío, no lo he imaginado, él de verdad está aquí! – Se exaltó Matsuri al sentir la calidez de la mano de Gaara sobre la suya, por lo que rápidamente la apartó, de forma algo brusca y torpe.

    El pelirrojo por su parte notó lo que acababa de hacer y no se explicaba ¿Por qué demonios había tomado su mano de esa manera? ¿En que estaba pensando cuando lo hizo?

    —Perdona… - Se disculpó, poniéndose de pie inmediatamente y dando unos cuantos pasos hacia los asientos, debía buscar lo que lo había traído aquí en primer lugar.

    —N-no hay problema… - Susurró la castaña débilmente. Ya no sentía deseos de llorar, más bien estaba muy nerviosa y sonrojada, no podía creer que Gaara acababa de oírla cantar y además de todo, había cantado junto a ella.

    El pelirrojo finalmente halló su preciado objeto, el cual guardó enseguida seguro de que no lo volvería a perder, entonces se volteó hacia la chica que parecía perdida en sus pensamientos, finalmente decidiéndose a hablarle.

    —Oye… no entiendo por que no pudiste cantar y tocar frente a todos, lo haces muy bien.

    Matsuri lo miró con sorpresa ¿Gaara acababa de adularla? Esto era demasiado para ella, definitivamente no podía ser real.

    —¿Tú… tú crees eso? – Preguntó bajando la mirada, sin atreverse a verlo a los ojos porque sabía que si lo hacía se perdería en ellos. Sus mejillas estaban sonrojadas, lo que le daba un aspecto bastante dulce, siempre que Gaara la miraba ella estaba sonrojada, era algo graciosa.

    —Claro que sí – Respondió sinceramente, sin embargo se sintió un poco incómodo, esta situación era muy extraña ¿Qué hacía él hablando con esa chica rara en medio del salón de música y completamente solos? Y además… ¿Por qué carajo cantó con ella? —. Bueno yo… me voy… - Avisó, para salir de ahí de una vez por todas.

    Se sentía extraño, demasiado extraño.

    —Gaara… Gaara ha cantado conmigo… - Se dijo llevándose una de sus manos a su pecho. Sentía que su corazón latía mucho más rápido de lo normal, porque era la primera vez que algo así le sucedía, era la primera vez que cantaba frente a una persona además de sí misma, y esa persona había sido su amado Gaara.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Shikamaru frunció el ceño, esa mujer era demasiado autoritaria ¿De donde habría salido?

    —No te importa quien soy yo, ¿más bien tú quien rayos eres y que haces aquí? ¿No será que eres periodista y andas buscando a Hinata?

    —¿Hinata? – Se preguntó la rubia algo confundida, hasta que se percató de lo que él le había dicho —. ¡¿Qué te pasa tarado?! ¡Yo no soy ninguna periodista, yo trabajo aquí!

    —Oh… ¿En serio? – Cuestionó el Nara algo desconcertado, mientras se ponía de pie perezosamente. Le extendió su mano a la chica para ayudarla, pero ella la apartó haciendo ahínco en que no necesitaba su ayuda, por lo que se incorporó sin más y completamente sola. Shikamaru ahora la observó mejor, vaya que era linda y no cualquier mujer le causaba esa impresión, debido a que no estaba muy interesado en las chicas porque pensaba que si tenía una novia sólo haría su vida más problemática —. De todos modos ¿Quién eres?

    —Ya te lo dije, trabajo aquí, mi nombre es Temari y soy la nueva consejera escolar – El chico se quedó algo impresionado ¿Una consejera tan joven y bonita? Seguro que tendría algunos problemas con los pervertidos incorregibles de sus compañeros.

    —Ya veo… - Volvió a extender su mano, tratando de ser cortés, ya que ella era mayor era lo menos que podía hacer —. Soy Shikamaru Nara, es un gusto Temari-san.

    —¿Eh? – La rubia frunció el ceño mientras le estrechaba la mano, no le gustaba para nada haber sido llamada así, se sentía como una anciana, pero justo cuando iba a replicar se apareció su hermano menor, así que soltó de inmediato la mano de Shikamaru —. Oh Gaara, por fin te encuentro.

    —Vámonos Temari – Fue todo lo que dijo el frío muchacho, pasando de largo tanto a su hermana como a su compañero de clases. Todavía estaba perturbado por eso tan insólito que le había sucedido, él no solía acercarse a ninguna mujer de esa manera ¿Entonces por que lo hizo?

    Y su hermana simplemente decidió seguirle sin chistar, ya habría tiempo para hablar de nuevo con este tal Shikamaru.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —Mañana hablaré con él nuevamente… - Se dijo Hinata, dejándose caer de espalda sobre su cómoda cama. Cerró sus ojos y trató de no pensar en esa imagen, pero la sonrisa de Naruto, aquella sincera y alegre, no quería borrarse de sus recuerdos.

    A pesar de lo molesto que era, de que la estaba chantajeando, realmente no podía odiarlo como quería, le parecía que ambos eran muy parecidos en cierto punto, porque ambos amaban la música y deseaban ser alguien.

    Al final decidió quedarse dormida, lo mejor que ahora podía hacer era descansar y pensar en que mañana sería un nuevo día, un día mucho mejor.

    Continuara…

    Avance:

    Todo parece ir bien para Naruto y su grupo, ya que Hinata le notifica que han conseguido la entrevista. Matsuri decide vencer su miedo, y alentada por unas palabras de Gaara por fin muestra ante sus compañeros su verdadero talento. Ino invita a todo su grupo a una fiesta en donde muchas cosas pueden suceder. Un acercamiento se produce entre Naruto y Hinata guiado por una melodía en común. Y alguien más hará de las suyas en la clase de música, demostrando que también posee un gran talento.

    Próximo capítulo: Los sueños pueden cumplirse.

    ---------

    ¿Que les pareció la escena de Gaara y Matsuri?
    ¿Por que Hinata se sonrojó al ver la sonrisa de Naruto?
    ¿Neji ha encontrado por fin una distracción?
    ¿Ino y Kiba realmente estarán enamorados?
    ¿Quien será la persona que se unirá al grupo?

    Bueno, espero que les haya gustado la conti del fic ^^

    ¡Nos leemos!
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  2.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    Kyaaaaa!!! de primera... por fin, nunca soy la primera, que capitulo tan genial, empezare por matsuri! que triste que la chica a pesar de ser tierna no pudo ser fuerte y tocar ante todos T_T pero al menos iso algo mejor, canto sola junto a gaara *_* suertuda ya le empiezo a tener envidia, y yo no sabia que gaara tenia una plumilla o no se que de la suerte O_O que me la preste plis, que manera tan linda de conocerce neji y tenten poes xD (tienes fotos de tenten y los canes?) aunque no fue del todo tierna ya vi que neji ya se empezo a enamorar no solo por su belleza si no por su diferencia a las demas chicas. Ash que triste que naruto y hinata, se poes odien, pero yo estoy segura de que lo que siente naruto en poco descubrira que es amor no odio... ¿como lo se? soy la doctora corazon :D, oye... me gusta las maneras en la cual la gente se conoce, es muy divertido, el vago y la peleona, ya se conocieron, ya me imagino sus varias peleas.

    ¿Que les pareció la escena de Gaara y Matsuri?
    Tan tierna, dios cantando juntos, con piano, y pa colmo gaara la agara de la mano _* que tierno (tienes fotos de eso?)
    ¿Por que Hinata se sonrojó al ver la sonrisa de Naruto?
    sera no se? A-M-O-R es odvio del odio al amor solo hay un paso ¿no?
    ¿Neji ha encontrado por fin una distracción?
    ya la veo y me parese muy divertida y romantica
    ¿Ino y Kiba realmente estarán enamorados?
    no... sincermanete el kibaino no me gusta casi, y hasta kiba admite que no isente tanto maor por ino
    ¿Quien será la persona que se unirá al grupo?
    Sai o una chica, no se cualquiera es que hay puros hombres aunque sea matsuri con piano electrico ¿existe el piano electrico? no lo se, creo que si

    Sayonara! me gusta mucho el fic sin musica no hay vida! come frutas y verduras (mentira come chocolates y caramelos) xD chao!
     
  3.  
    aniTha

    aniTha Guest

    ¿Que les parecio la esena de gaara y matsuri?
    *manga shojo* Kyyaaa La Amee!!! >//< Me hizo suspirar mil veces la esena la tengo en mi cabeza xD
    ¿Porque hinata se sonrojo al ver la sonrisa de naruto?
    *Naruhina* hinata recuerda los polos opuestos se atraen wiiii amor♥
    ¿Neji ha encontrado por fin una distraccion?
    Jajajaj por supuesto comedia romantica xD
    ¿Ino y kiba realmente estan enamorados?
    Pss casi esa pareja no m agrada pro creo qe va a pasar algo asi raro pro talves si se quieren ^^
    ¿Quien sera la persona que se unira al grupo?
    Tal vez sai o una chi ca nueva :o
    Sigue asi!! Me encanta tu fic!! ♥ Lo amo Por favor sigue continuandolo ^^
    Sayo!!
     
  4.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    jojojojojo me encanta esta historia de veras, eres la mejor escribiendo
    y nadie lo puede negar jojojo de veras!!!!!!!!
    ¿Que les pareció la escena de Gaara y Matsuri?
    tierna, linda, bella y emocionante, no se que mas decir
    ¿Por que Hinata se sonrojó al ver la sonrisa de Naruto?

    es obvio su corazón se da cuenta que esta empezando a quererlo mucho jojojoj
    ¿Neji ha encontrado por fin una distracción?

    una distracción, yo diría el amor, lo que le hacia falta
    ¿Ino y Kiba realmente estarán enamorados?
    pos yo no veo amor en esa relación y mucho menos le veo un futuro a esa relación
    ¿Quien será la persona que se unirá al grupo?
    etto sai o Shion???
    hermana eres la mejor aunque te falto una pregunta mas
    Marlex molesta mucho??
    siiii jojojo, pero si eres genial escribiendo, y realmente buena, tienes pasión para las historias te felicito amiga
    sigue adelante y no te rindas JAMÁS
    XOXO, besos y brazos
    T.Q.M: Marlex [​IMG]
     
  5.  
    Himeko San

    Himeko San Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    20 Febrero 2011
    Mensajes:
    52
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Ahora comento, que ayer no alcanze u.u Me gusto muchisimo el capitulo, gracias por avisarme de la conti!
    aaw Cuando pusiste a Alana y Todo por tí uuh me mataste! Es una cancion preciosa (:
    Muy romantica, fue mi parte favorita *-*
    uh :O algo pasa ahí y me intriga saber que pasara con los tortolitos!
    jajaja me rei tanto con Tenten y los perros xD ps ojála ahí alla algo lindo!
    mmm yo creo y ansio que no! Prefiero a la rubia con el baterista huapo! y a Kiba.. ps conmigo xd
    Sai en definitiva :/ no he pensado en otro.
    Continua pronto (: Nos leemos chau
     
  6.  
    VampireTenten

    VampireTenten Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2010
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritora
    Hola ^^ aqui estoy leyendo tu fic como siempre habia comentado antes pero borraron mi comen T-T haver su ahora no lo borran. Bien ballamos a las preguntas ^^

    ¿Que les pareció la escena de Gaara y Matsuri?
    Muy romantica y tierna ^//^ ya quisiera yo que me pasara algo asi jejeje

    ¿Por que Hinata se sonrojó al ver la sonrisa de Naruto?
    Se esta empesando a enamorar de Naruto-kun ^^ o mas bn se esta dando cuenta de eso.

    ¿Neji ha encontrado por fin una distracción?
    Creo que ha encontrado mas que eso *sonrisa picara*

    ¿Ino y Kiba realmente estarán enamorados?
    La verdad no creo, pienso que solo se tienen un gran cariño

    ¿Quien será la persona que se unirá al grupo?
    no se talves sea Sai o quisas Tenten?
     
  7.  
    AmyCrazyxD

    AmyCrazyxD Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    2 Enero 2011
    Mensajes:
    188
    Pluma de
    Escritora
    Hola!! acabo de leer tu fic, T.T me dejaste con las ganas de mas no es justo!! xDD ahora tengo curiosidad de que trabaja Tenten en la mansión Hyuga me imagino muchas locuras entre estos x3

    ¿Que les pareció la escena de Gaara y Matsuri?
    Romántica, y Matsuri pensando que era un sueño jajaja que tierna n///n
    ¿Por que Hinata se sonrojó al ver la sonrisa de Naruto?
    Por que lo AMA!!! xDD o mas le vale que así sea
    ¿Neji ha encontrado por fin una distracción?
    T.T si... que mejor distracción que Tenten?
    ¿Ino y Kiba realmente estarán enamorados?
    ...¬¬ esos gafos, mas que amor se tiene cariño, solo que no saben diferenciarlos aun
    ¿Quien será la persona que se unirá al grupo?
    Pues lo mas obvio sera Sai...


    Bye-bye ♥
     
  8.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión Por La Música (NxH-GxM-SxS-NxT-SxT-SxI)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    14
     
    Palabras:
    3568
    ¡Hola!

    Bueno, sé que me he tardado un poco jejeje, este fic no es fácil de hacer, requiere mucha concentración e inspiración ^^

    Gracias por sus post, me animan mucho a escribir y seguir trayéndoles contis, aunque ahora estoy deprimida porque mi cuenta de ff net no quiere servir T_T pero bue, aún tengo FFL ^^

    La canción que canta Gaara se llama "Give Me a Sing" de Breaking Benjamins (más adelante saldrá completa, y verán a quien Gaara la dedica)

    -----------

    Porque todos buscamos algo en la vida, ese algo que nos dará la felicidad, nuestro sueño…

    Capitulo 4: Los sueños pueden cumplirse

    —¿Eh? ¿Quieres que entreviste a unos amigos tuyos? – Preguntó la mujer de larga cabellera negra y ojos marrones, la cual miró algo confusa a su representada, es decir a la dulce Hinata Hyûga, quien le sonreía alegremente y asentía con la cabeza.

    —Así es, Kurenai-san, por favor necesito tu ayuda – Por supuesto y para no meterse en problemas, Hinata omitió que estaba siendo chantajeada por el chico rubio, así que inventó que quería darles una mano a sus “nuevos amigos” de la escuela, cosa bastante difícil de creer para Kurenai, quien sabía que Hinata no era de hacer muchos amigos, pues la conocía desde que era una niña y siempre había sido muy antisocial.

    —Está bien, diles que el domingo que viene tengo un tiempo libre, que los atenderé aquí en la oficina – Accedió la mujer de cabello azabache, dando un pequeño suspiro al ver la mirada de felicidad que ponía Hinata.

    La conocía a la perfección, sabía que Hinata fingía ser dulce y angelical para agradarle a las demás personas, pero en el fondo escondía una gran tristeza porque jamás podría ser verdaderamente ella misma, siempre debía ser tierna y gentil, cuando deseaba decir lo que en verdad pensaba. Y sin embargo ella era así en realidad, desde niña había sido dulce y buena, sólo que los golpes que la vida le había dado le habían enseñado que siendo sumisa no llegaría a ninguna parte.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Ahí estaba ella, acababa de salir del baño con un cambio de ropa y el cabello suelto y húmedo, ya que después de que el joven de la casa la empapara con la manguera del jardín, la pobre se había tropezado y caído al barro, quedando aún peor que al principio, y le tomó bastante asearse totalmente.

    —Uy, pero todo ha sido culpa de ese idiota, no me lo puedo creer ¡Que rabia! – Exclamó enojada, tirando la toalla con la que se secaba el cabello, la cual salió volando.

    —Pero que puntería – Se escuchó una voz masculina justo detrás de ella, la cual la tomó por sorpresa, así que se dio la vuelta apresurada y notó que la toalla que acababa de tirar estaba sobre la cabeza de alguien, más específicamente del sujeto que la había empapado.

    Neji se quitó la toalla de la cabeza con cara de pocos amigos, sabía que había sido un accidente pero eso no quitaba el hecho de que estuviera molesto, aunque después de lo que él le hizo era obvio que se quisiera vengar.

    —Dígame una cosa, señorita… - La miró de pies a cabeza, confirmando que no estuvo equivocado sobre su primera impresión de ella, era de verdad muy linda, más aún con el cabello suelto —. ¿Qué hace usted aquí exactamente?

    —Mire, señor – Tenten lo miró de forma algo despectiva, por lo que Neji frunció el ceño —. Yo no tengo nada que decirle, a mí me contrató el señor Hiashi-san, así que usted no tiene nada que ver en esto.

    —Óigame… - Neji estaba a punto de reclamar ¿Quién se creía que era esa chica para hablarle así? Sin embargo antes de poder abrir siquiera la boca, vio como su tío Hiashi se acercaba a ellos.

    —Veo que por fin ha llegado señorita, la estaba esperando ayer – Dijo el serio hombre, notando de reojo como su sobrino no le quitaba la vista de encima a esa muchacha, aunque parecía estar enojado había algo más en sus ojos, algo que le pareció muy interesante en alguien como Neji.

    —Señor Hiashi, por favor perdone mi demora pero ayer tuve un inconveniente – Se disculpó Tenten con el Hyûga, mientras Neji arqueaba una ceja al no comprender la situación.

    —Bien, acompáñeme a mi despacho, necesito hablar con usted.

    Tenten asintió y le siguió, mientras Neji aún seguía preguntándose qué podría hacer una chica como ella empleada en su casa.

    —Usted debió ser más discreta, me contaron del escándalo que armó en el jardín con mi sobrino Neji y los perros – Dijo algo enojado Hiashi, como si estuviera regañando a la chica, la cual sólo bajó la mirada.

    —Perdone Hiashi-san – Se disculpó apenada Tenten, haciendo una leve reverencia —. Sé que este favor que está haciendo por mí es muy grande y yo no debería causarle problemas, pero fue todo un accidente.

    —Aunque todavía no entiendo por qué usted prefiere mantenerse como una empleada de esta casa, cuando podría ser una huésped como cualquiera – Dijo Hiashi, quien trataba con mucho respeto a esa chica, porque ella no era lo que aparentaba ser cuando entró en esa casa.

    —Porque así será más fácil para mí buscarla, si ella sabe que estoy aquí probablemente huya de nuevo, y no quiero… hasta encontrarla no quiero que se vaya… - Fue su respuesta, mientras sonreía nostálgicamente al hablar de esa persona, alguien muy importante para ella.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Ya había llegado un nuevo día y Naruto estaba sentado sobre el suelo de la azotea de la escuela en espera de cierta chica que le traería una gran noticia. Miraba hacia el cielo, pensando en si podría llegar tan alto como para tocar las estrellas que brillaban por la noche.

    —De verdad quiero alcanzarlas… de verdad quiero ser igual que ella… - Sonrió recordando algo que verdaderamente le había hecho feliz, algo que no supo hasta hace muy poco tiempo, la razón por la que su padre odiaba la música, porque creía que todo eso había sido responsable de la muerte de su madre, pero aún así Naruto era feliz sabiendo que su madre tenía un hermoso sueño que pudo hacer realidad, aún cuando eso la llevó a su muerte.

    Hinata ingresó a la azotea y observó al rubio mirando al cielo, concentrado en sus pensamientos. Tenía su guitarra en mano, pero no estaba tocando nada con ella.

    —N-Naruto… - Lo llamó algo apenada, no entendía por qué verle de esa manera le provocaba ese nudo en su garganta, ese vértigo en el estomago y esos latidos tan fuertes en su corazón.

    El mencionado se dio la vuelta, mostrando una sonrisa que hizo sonrojar a la Hyûga, que no se esperaba un recibimiento tan cálido de parte del que se suponía que era su enemigo a muerte.

    —Oh, por fin llegaste, dime ¿Cómo te ha ido?

    Hinata bajó la mirada, estaba nerviosa otra vez por la presencia de ese chico, era la primera vez que algo así le sucedía ¿Qué demonios tenía Naruto Namikaze que los demás no?

    —Bien, Kurenai-san dice que el domingo puede atenderles, deberán ir al estudio pero como no creo que sepan donde es yo les llevaré.

    —¡¿De verdad?! – Exclamó emocionado el ojiazul, olvidando todo por un momento y dándole un tremendo y apretado abrazo de agradecimiento a Hinata, quien se quedó desconcertada, no podía recordar cuando fue la última vez que alguien le había abrazado de esa manera. Naruto se dio cuenta entonces de lo que había hecho y se alejó algo apenado, rascándose la nuca y medio sonrojado —. Perdona, estaba demasiado feliz.

    —Está… está bien – Hinata también se había sonrojado, pero prefirió dejar las cosas así y simplemente irse corriendo, no quería, no le gustaba que su corazón estuviera así de agitado, era muy molesto —. Baka ¿Qué es lo que hace conmigo?

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Las clases comenzaban ya y la mayoría de los chicos no tenía ganas de asistir, pues odiaban las matemáticas, además Kakashi-sensei se tardaba una eternidad en llegar, así que estaban aprovechando de hacer vida social en este lapso de tiempo.

    —Oigan, Gaara, Sasuke – Llamó Naruto a sus amigos, se sentía muy emocionado por haber conseguido la entrevista con la mánager de Hinata, a pesar de no estar muy orgulloso de sus métodos.

    Los dos nombrados le miraron con curiosidad, ya que Naruto se veía muy emocionado por contar eso que tenía en la punta de la lengua.

    —¿Qué pasa dobe? – Sasuke fue el primero en hablar, ya que Gaara permanecía totalmente serio e inexpresivo como estaba habitualmente, de los tres él era el menos comunicativo, porque Sasuke al menos se tomaba la molestia de hablar un poco más, pero Gaara era muy callado la mayoría del tiempo.

    —No saben la noticia que les tengo, he conseguido una entrevista en un estudio de música el domingo, con una mánager muy reconocida.

    Los ojos de Gaara se abrieron como platos, mientras Sasuke un poco más y saltaba del asiento de la pura impresión que se llevó, Naruto lo había soltado todo muy de golpe y ahora todos le estaban mirando intrigados debido a esa reacción.

    Sasuke volvió a sentarse algo avergonzado, haciéndose el que nada pasó.

    —¿Cómo hiciste eso Naruto? – Cuestionó aún con sorpresa, pensando en que lo más seguro era que fuese una broma de su amigo, después de todo él era así.

    —Es cierto, a menos que sea una broma de mal gusto – Acotó Gaara, también sorprendido aunque no lo demostrara.

    —Eso es un secreto, sólo les puedo decir que no es ninguna broma, es la cosa más en serio que he dicho en mi vida, se los aseguro.

    Los dos jóvenes se miraron entre sí con emoción, tal vez esta era la oportunidad que tanto habían esperado y si era así no la desaprovecharían por nada del mundo.

    Los puños del pelirrojo se apretaron de felicidad con la sola idea de hacerse famoso, porque podría por fin demostrar ante todos que su sueño no estaba equivocado, que el camino que eligió era el correcto. Entonces, sin saber por qué, dirigió una fugaz mirada hacia la jovencita con la que había cantado ayer, dándose cuenta de que ella no le quitaba la vista de encima, pero cuando se dio cuenta de que él la estaba viendo se volteó a otro lado totalmente sonrojada.

    ¿Por qué ella siempre me evita? ¿Será que le caigo mal o algo así? – Pensaba con el ceño fruncido, porque todas las chicas que estaban enamoradas de él se le lanzaban como moscas, era ilógico que una persona que hacía todo lo contrario sintiera algo así por su persona… ¿Y en todo caso que le importaba a él?

    Naruto por su parte miró sonriente a la persona que había hecho posible esto, Hinata estaba concentrada en su libro de estudio, pero se distrajo cuando un papelito arrugado cayó sobre su escritorio. Lo tomó con curiosidad y lo estiró para poder leerlo.

    Muchas gracias por todo Hinata, parece que de verdad sí eres un ángel después de todo. Te devolveré tu grabación inmediatamente después de la entrevista, no importa lo que resulte de ella”

    La Hyûga se volteó para mirar a la persona que le envió el papel, soltando sin querer una encantadora sonrisa que lo dejó algo embobado.

    ¿Q-qué…? ¿Por qué de pronto me siento tan nervioso? – Se preguntó bajando la mirada; la forma en que Hinata le sonrió no era fingida, sino una muy sincera y real, lo que logró desconcertarlo por un momento.

    —¡Buenos días alumnos, perdonen el retraso! – Exclamó Kakashi entrando alegre y despreocupado como siempre, hasta que Sakura se puso de pie apuntándole con su dedo índice acusadoramente.

    —¡Más bien debería decir buenas tardes!

    Kakashi sólo se llevó una mano a su nuca en señal de arrepentimiento, mientras una gotita resbalaba por su sien.

    —Bueno, es que no van a creer lo que me pasó…

    —¡Mentira! – Exclamó la mayoría del salón, mientras Kakashi pensaba en que ya nadie le respetaba.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Después de la primera clase estaban todos en los patios y los pasillos. Sakura e Ino habían decidido ir a sus casilleros a guardar sus libros de matemáticas y sacar los de la clase siguiente, además aprovecharían de ver su itinerario para mañana.

    —Y entonces Sakura ¿Irás el viernes por la noche? He encontrado un lugar genial, tiene karaoke y todo – Comentaba la rubia animadamente, pues tenía muchas ganas de pasarlo bien el fin de semana, ya estaba harta de estudiar tanto desde que las clases habían comenzado.

    —No lo sé Ino ¿Para qué me armaste una cita con Naruto? – Cuestionó con el ceño fruncido la peli rosa, pues Naruto no era más que su amigo, no lo vería nunca como otra cosa.

    —Vamos Sakura, deja de hacerte la tonta que sabes muy bien lo que Naruto siente por ti – Ino le miró severamente, porque no estaba de acuerdo en permitirle a Sakura seguir haciéndose la inocente con el tema, ella estaba al tanto de que Naruto la quería y no era justo que se portara tan indiferente.

    —Es precisamente por eso Ino, no quiero que Naruto se haga ilusiones conmigo, yo nunca me voy a enamorar de él, porque a mí me gusta Sasuke-kun.

    Ino simplemente suspiró, no entendía como Sakura podía seguir siendo tan terca con el tema de Sasuke, Sasuke jamás le iba a hacer caso y no sabía cómo lograr que su amiga lo aceptara de una vez.

    —¿Sabes Sakura? A veces uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, y mi primo es alguien que no merece tu desprecio – La rubia guardó sus libros algo enojada y se marchó, dejando a una triste Sakura parada en ese lugar, pero tal vez Ino tenía razón y ella estaba despreciado a la persona que quizás era la única que la amaría.

    —Escúchala, ella tiene mucha razón – Aquella voz hizo que los ojos de la rosada se abriesen como platos, porque hace más de un año que no la escuchaba, desde que ella se había ido con sus padres a Osaka.

    Se volteó y se encontró con la figura de una joven alta, de cabello rojizo y sonrisa confiada. Sus ojos eran de una tonalidad muy parecida a la de su cabello y usaba anteojos ya que su vista no era la mejor.

    —N-no puede ser… - La expresión de Sakura no dejaba de ser de sorpresa, hasta que de pronto sonrió con extrema felicidad, arrojándose a los brazos de su segunda mejor amiga —. ¡Karin, volviste!

    —¡N-no me abraces en público pelo de chicle! – Le regañó la pelirroja avergonzada, pero el insulto no pareció molestar a la chica, que estaba feliz de volver a verla.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Shikamaru iba por el pasillo de la escuela hacia la cafetería, pues estaba ahí con Chouji, Kiba y el casi siempre ignorado Shino, hasta que le entraron ganas de ir al baño, así que ahora regresaba, pero algo le llamó la atención por el camino y eso fue que la rubia que había conocido la otra vez y que se presentó como la nueva consejera escolar estaba al parecer llegando.

    Ella entró en una oficina sin siquiera prestarle atención al chico que no dejaba de mirarla.

    —Pf, no es más que una problemática – Se dijo con el ceño fruncido, siguiendo el camino que antes había tomado e ignorando la presencia de esa hermosa chica que aunque no lo quisiera aceptar, le llamaba bastante la atención.

    Llagó a la mesa de la cafetería, pero ahí sólo estaban Shino y Chouji.

    —¿Y Kiba? – Preguntó mientras se sentaba despreocupadamente.

    Chouji no paraba de comer papas fritas, así que fue Shino quien tuvo que responder.

    —Dijo que tenía algo que hacer – Fueron todas sus palabras.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Hinata y Matsuri salían juntas del baño de mujeres, sonriendo y charlando sobre tonterías. La verdad era que ninguna de las dos había tenido una amiga de verdad antes y se sentían muy bien pudiendo hablar tan naturalmente entre sí.

    Algunas de las chicas de la escuela miraban con envidia a Matsuri, porque ella era la única que estaba cerca de su idol, nadie más tenía ese privilegio.

    —Vaya, parece que las chicas de esta escuela antes me ignoraban y ahora me odian – Comentó la castaña con una sonrisa graciosa, no parecía ni triste ni enojada —. Aunque en realidad no me importa, porque soy tu amiga Hinata-chan.

    —¡Así se habla! – Exclamó Hinata abrazándola.

    En ese momento comenzó a sonar su celular y se dio cuenta de que era una llamada de su primo, así que decidió alejarse un poco de su amiga, la cual quedó sentada en uno de los peldaños de la escalera que iba al segundo piso.

    De pronto escuchó un sonido que le llamó la atención, se trataba de alguien que estaba cantando, y no era cualquier persona.
    Dead star shine
    Light up the sky
    I’m all out of breath
    My walls are closing in

    La chica llegó hasta la parte trasera del patio y vio a esa persona que tanto le gustaba, sentado contra la pared y sobre el verde césped, cantando con sus ojos cerrados y escribiendo luego algunas notas en un cuaderno, al parecer estaba escribiendo la canción que cantaba.

    Él levantó la mirada y vio a la joven que lo admiraba en silencio. Ella estaba sonrojada y tenía una mano en su pecho, pues sus latidos estaban muy acelerados y estaba tratando de calmarlos.

    —¿Qué haces parada ahí? – Habló de pronto el pelirrojo, haciéndola dar un pequeño salto.

    —Oh… y-yo… escuché que alguien cantaba y… p-perdón si te molesto… me voy a ir ahora… - La castaña se dio la vuelta dispuesta a correr, pero la voz del chico le hizo detenerse.

    —Espera – La llamó con su voz calmada, sin cambiar un segundo su expresión —. Dime ¿Escuchaste la letra de la canción?

    —¿Eh? – Exclamó Matsuri algo confundida, pero terminó por asentir con la cabeza, notando de pronto que los ojos del chico mostraban una extraña ansiedad que jamás había visto antes.

    —¿Cómo te ha parecido? Es primera vez que escribo una canción y no estaba seguro de lo que debía poner – Dijo Gaara bajando la mirada. Matsuri de alguna forma se sentía halagada, era la primera vez que veía una faceta diferente de Gaara, porque para ella era una persona totalmente perfecta, pero ahora se veía tan humano como todos los demás, se había dado cuenta de que él no era diferente del resto de las personas, sentía dudas e inquietudes como todos, y lejos de decepcionarla le hacía de alguna manera algo feliz.

    —Oh… me ha gustado mucho… ¿Cuando la tengas completa podrías mostrármela otra vez? - Dijo sonriendo alegremente, inclinando un poco su cabeza sin disimular sus mejillas sonrojadas.

    Gaara la quedó mirando fijamente, deslumbrado por el brillo que la presencia de ella parecía desprender.

    Ella es… realmente, muy linda… - Pensó volviendo a desviar la mirada ¿Cómo había podido siquiera imaginar algo semejante? Pero no podía evitarlo, cada vez que la miraba se daba cuenta de ello, Matsuri no era igual que las demás chicas.

    Después de eso la castaña se alejó corriendo del lugar, no podía creer que nuevamente había hablado con él de frente, a pesar de que en esta ocasión varios metros los separaban.

    —Matsuri… - Susurró el pelirrojo, era la primera vez que decía su nombre pero ella no lo había escuchado.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Hinata terminó la llamada con su primo y se volteó, notando que en frente de ella aparecía una hermosa flor blanca, que la tomó por sorpresa.

    —¿Q-qué?

    —Hola, Hinata-san – La saludó aquel chico castaño, sonriéndole de forma encantadora. Hinata estaba algo sorprendida ya que no cualquiera se atrevía a acercársele de esa manera —. Una flor para otra flor.

    —¿Tú eres… Kiba no es así? – Preguntó la Hyûga algo confusa, pues no recordaba todos los nombres de sus compañeros, pero él había hecho una especial presentación con su guitarra, así que tampoco era tan fácil olvidarlo.

    —Así es, que bien que recuerdes mi nombre porque por mi parte yo jamás podría olvidar el tuyo – Dijo Kiba, haciendo que una sonrisa apareciera en los labios de Hinata.

    —Gracias – Fue todo lo que ella dijo, se sentía bien que un chico tan guapo la halagara, a pesar de que estaba acostumbrada a esas cosas por parte de toda la gente.

    Sin embargo no sabía que acercándose a ese chico se metería en un gran problema.

    ----------

    Bueno, hasta aquí dejamos la parte 1 por ahora, muy pronto subiré la segunda parte y tendremos noche de Karaoke, con una participación especial NaruHina.

    ¿Gaara pensando que Matsuri es linda? ¿Que opinan?
    ¿A Naruto comienzan a pasarle cosas con Hinata?
    ¿Kiba se atreverá a tratar de conquistar a Hina?
    ¿Qué será lo que realmente busca Tenten?
    ¿Karin hará de las suyas? xD
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  9.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    Ya necesitaba mi conti :D bueno te digo que... ¡me encanto! no hubo parte que no me gustase xD el gaamatsu por mi dios gaara se acuerda de el nombre de matsuri, hehe yas e, pero es porfin lo pronuncia, ademas gaara pensando que ella es linda O_O ya esta bien rarito el mundo, pero me dijiste ahi que la cantara a alguien dime que es matsuri, si no es matsuri te pego xDD, nah broma, ahora que eso de que si hinata se junta con kiba pasaran problemas ¡Que problemas! ¿que planea tu retorcida mente? nada bueno eso lo apuesto U_U que bien hinata y matsuri porfin tienen una verdadera amiga :D ojala asi cambie hinata -.- ¿a quien busca tenten? quiero saber un primo, hermano, tia, ademas que punteria le pego sin saberlo justo en la cabeza a neji xD Que triste que temari no viera a shikamaru queria que se chocaran otra vez y tubieran una pelea U_U ah y casi me olvida el abrazo!! que bien yo queria hasta un beso pero tendre que esperarar :/ oye de que murio kushina me dio curiosidad. WTF? karin maiga de skaura :/ nunca me le he iamginado pero me aconstumbrare

    ¿Gaara pensando que Matsuri es linda? ¿Que opinan?
    en que mundo raro estoy? esque gaara no es de esas palabras es decir yia esta sientiendo amor *_*
    ¿A Naruto comienzan a pasarle cosas con Hinata?
    siiiii ya se etsan queriendo
    ¿Kiba se atreverá a tratar de conquistar a Hina?
    con lo que dijiste ahi no me de mucho la idea de que la conquiste pero hay que ver
    ¿Qué será lo que realmente busca Tenten?
    a un familiar o amigo (o exnovio)
    ¿Karin hará de las suyas? xD
    Tu mente me da miedo sele-chan no me iamgino a karin bff de sakura hay que ver que pasa

    Sayonaraaa
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Alyss Alice No Akuma

    Alyss Alice No Akuma Ritornata

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Noviembre 2009
    Mensajes:
    337
    Pluma de
    jeje, ups tenia rato sin pasar, lo siento tenia mucha tarea.

    bueno pues...

    ¿Gaara pensando que Matsuri es linda? ¿Que opinan?
    algo, pero ... siempre hay una primera vez(?) XD
    ¿A Naruto comienzan a pasarle cosas con Hinata?
    si, es ovbio son tan diferentes y a la vez tan iguales, son la pareja perfecta ;D
    ¿Kiba se atreverá a tratar de conquistar a Hina?
    uum no lo creo... ¬¬ y mas le vale que no se atreva XD
    ¿Qué será lo que realmente busca Tenten?
    nose, supongo alguien importante, quiza un familiar o amigo de la infancia
    ¿Karin hará de las suyas? xD
    uum, conociendote sele-chaan ... xD hehe a ver que nos tienes reservado...

    Niaa, porke no hubo confrontacion: problematica VS vago (?) hum anhelaba eso ...
    y oooh por Kami, que Kiba no se junte con Hinata D:
    waa intenso, Karin y Sakura amigas, bueno no es imposible, es decir, jamas fueron enemigas, inclusive en un ending donde se encuentran, no se pelean, no discutieron en manga ni anime, bueno, en la version alterna; konoha high school, si se llevan mal, pero es alterna y de hecho si buscas en sus fichas, ahi dice que no son enemigas.

    bueno, como sea, gracias por la invitacion nos vemos.
     
  11.  
    Connors

    Connors Constanza

    Virgo
    Miembro desde:
    27 Marzo 2011
    Mensajes:
    19
    Pluma de
    Escritora
    Realmente....ME ENCANTA...ME ENCANTAA!!!
    QUIERO COOOONTIII!!
    ¿Gaara pensando que Matsuri es linda? ¿Que opinan?
    aww sii sii ojala... ^^
    ¿A Naruto comienzan a pasarle cosas con Hinata?
    Seguro! adoro esa parejita
    ¿Kiba se atreverá a tratar de conquistar a Hina?
    MM... nose puede seer.. mas le vale que no o sino *Conniie perversa saca sierra ensangrentada* jaja nono solo bromeo
    ¿Qué será lo que realmente busca Tenten?
    UF UF me la tienes bieen reservada nii idea
    ¿Karin hará de las suyas? xD
    Conociendo a Karin... SII! pero que no se meta con las parejitas...

    Suerte!!
     
  12.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión Por La Música (NxH-GxM-SxS-NxT-SxT-SxI)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    14
     
    Palabras:
    5760
    ¡Hola!

    Muchas gracias por sus comentarios, aquí les dejo la conti, que por cierto está bastante larga ^^ espero que la disfruten.

    Canciones:

    Matsuri - This is me, versión en español (Demo Lovato)
    Naruto y Hinata - Eres la música en mí (Paulina Holguin y Roger) versión en español de You are the music in me (High Shcool Muscial 2)

    --------

    Aquel día las horas habían pasado muy rápido y cuando menos se dieron cuenta, los clubes ya comenzaban. Los chicos del club de música se encontraban entrando a su salón.

    —Por cierto ¿Cuándo fue que volviste Karin, y por qué no nos habías dicho nada? – Interrogaba Ino, quien miraba de reojo como su novio parecía embobado con la chica Hyûga, lo que ciertamente no le agradó en lo más mínimo.

    —Bueno, hace como una semana pero tuve problemas con la inscripción en la escuela y eso, y bueno no les dije porque era sorpresa – Respondió la chica pelirroja, cruzándose de brazos y volteado a ver a cierto chico en específico, el cual también la miró y esbozó una pequeña sonrisa —. Y díganme algo… ¿Sasuke tiene novia?

    —No – Fue Sakura quien le contestó, pero con el ceño fruncido. Ahora que lo recordaba Karin siempre había estado enamorada de Sasuke, así como ella, de hecho ellas tres se hicieron amigas por haber sido "fans" de Sasuke.

    Karin notó el tono áspero que usó Sakura para responderle, verdaderamente se notaba que no le caía nada bien que a ella le gustara Sasuke, pero no le veía nada de malo al tema, porque Sasuke era soltero y sin compromisos, además si no se fijaba en su amiga y en ella sí Sakura no tenía por qué reclamarle.

    —Bueno, cambiando de tema – La chica de lentes miró a sus amigas, pero más atrás divisó a un sujeto que no había visto nunca. Sonreía como un idiota y no para de mirarla ¿Acaso era algún bicho raro o algo por el estilo? —. Chicas… ¿Quién es el idiota de allá?

    Las dos se dieron la vuelta y le reconocieron enseguida.

    —Oh, él es Suigetsu Hozuki, llegó hace no mucho, pero es un buen chico – Dijo Ino, sin embargo su descripción del chico no convenció del todo a Karin, quien lo veía con muy malos ojos pues le ponía nerviosa que la mirara tan fijamente.

    Matsuri estaba sentada muy derecha y muy nerviosa, sabía que hoy sí o sí debía tocar el piano y cantar frente a sus compañeros, pero no tenía idea de lo que iba a hacer, no sabía si sería capaz. Miró hacia donde estaba su amiga Hinata, quien discutía por teléfono con alguien.

    —Dios… ¿Qué haré? – Se preguntó bajando la mirada.

    —¿Te refieres a tu presentación de hoy? – Escuchó una voz a su costado, una voz grave y masculina que la hizo temblar por completo, pues sabía perfectamente a quien pertenecía. Se volteó mecánicamente y notó como ese chico pelirrojo ocupaba el asiento vacío junto al suyo.

    La miraba fijamente, como si quisiera descubrir algo en ella que nadie hubiera visto, pero al cabo de unos segundos, una pequeña sonrisa se delineó en sus labios.

    —¿Por qué me ves así? No muerdo ¿Sabes?

    —P-perdón… - Matsuri bajó la mirada totalmente avergonzada. Estaba sonrojada y su corazón otra vez estaba agitado, pero se suponía que debía disimular aunque sea un poco o él se daría cuenta de lo que sentía cada vez que lo tenía cerca —. G-Gaara-sam… -san… ¿Qué haces aquí?

    —Sólo llámame Gaara, y la respuesta a tu pregunta es que… sólo quería agradecerte por lo de hace rato – Dijo desviando la mirada hacia otro lado para ya no mirarla. No entendía por qué, pero se le hacía muy fácil hablar con ella y a la vez era muy complicado, porque la frágil presencia de ella lo hacía sentir nervioso.

    —N-no hay de qué… yo sólo dije lo que me pareció de tu canción… me gusta… me gusta mucho tu voz… - La castaña finalmente se atrevió a mirarlo, al mismo tiempo que él lo hacía con ella, por lo que ambos se vieron fijamente en ese instante.

    Los ojos de Gaara… son tan hermosos… - Pensó Matsuri, sin darse cuenta que aún seguía viéndole fijamente, sin apartar la mirada a pesar de que jamás había sido capaz de algo así.

    Hinata terminó su llamada y se acercó a su amiga, la cual parecía en un trance junto con ese chico del grupo de Naruto. Al principio se sorprendió un poco, pero al darse cuenta de la mirada de Matsuri lo notó enseguida; ella estaba enamorada de ese chico.

    —Disculpen, Matsuri-chan… ¿Gaara-san cierto? Ya va a empezar la clase – Les avisó algo apenada por tener que interrumpir ese momento.

    Matsuri se dio cuenta de lo que había pasado y enseguida se volteó aún más roja que antes, mientras que Gaara se paró también algo apenado y le dio la espala a las dos chicas, dispuesto a marcharse, pero antes decidió decir unas últimas palabras.

    —Oye, no tengas miedo de estar en un escenario, eres muy talentosa – Y sin más se alejó unos cuantos pasos, hacia donde estaban Naruto y Sasuke esperándole, hablando muy animados con Suigetsu Hozuki.

    Matsuri estaba sorprendida ¿De verdad Gaara acababa de decirle que era talentosa? Alguien tan perfecto como él…

    —Matsuri-chan, perdón por interrumpir tu momento especial pero ya viene Kakashi-sensei – Se disculpó Hinata, sentándose en el lugar que segundos atrás ocupaba Gaara. Matsuri la quedó mirando y, volvió a sonrojarse al darse cuenta de lo que acababa de decir Hinata.

    —N-no era ningún momento especial, sólo estábamos hablando…

    —Sí, lo que digas – Dijo la ojiperla, sin dejar de sonreír. Era obvio que no le había creído una sola palabra a Matsuri, bastaba con mirarla para darse cuenta de que se derretía sólo con ver a Gaara, y con justa razón, el chico estaba como para comérselo, aunque ella ya había conocido a un montón de jóvenes así de guapos en sus giras.

    —¿Y que hacías tan juntito con Matsuri-chan, eh Gaara? – Interrogó Naruto apenas el pelirrojo llegó junto a ellos, pero éste le ignoró olímpicamente desviando la mirada.

    —No te importa.

    —Oye, no me vas a decir que te nos has enamorado ¿O sí? – Bromeó ésta vez Sasuke, podía ser un amargado y todo, pero pagaría por ver a Gaara cabreado.

    —Ya les dije que no es de su incumbencia – Respondió cortante el chico, aunque en ningún momento negó la afirmación hecha por Sasuke.

    —Bueno, dejen a ese amargado en paz y mejor hablemos sobre lo del grupo – Les interrumpió Suigetsu, captando la atención de los tres muchachos —. ¿Ya decidieron a quien van a poner de baterista? Yo lo sería encantado, pero ya saben que tengo mi banda.

    —Ahora que lo dices es cierto… - Naruto se llevó una mano a su mentón en pose pensativa, hasta que recordó lo de ayer, como habían sonado perfectamente bien con ese chico nuevo, el cual ahora estaba sentado unas sillas más atrás —. ¿Y si le preguntamos a Sai?

    Gaara y Sasuke sólo miraron a Sai, la verdad no era una mala idea preguntarle si quería ser parte del grupo, después de todo no creían encontrar a alguien tan bueno y menos faltando tan poco para el domingo.

    —¡Buenas a todos mis alumnos! – Saludó Kakashi muy animado, parecía que le acababan de renovar la pila. Se sentó en un puesto delante de todos, revisando la lista que traía en sus manos —. Bien, hoy pasarán adelante quienes me faltaron ayer… - El peli plata notó un nuevo nombre en su lista, se trataba de una mujer —. ¿Karin?

    La nombrada se puso de pie sonriente, llevando consigo un instrumento que nadie más había tocado; se trataba de un violín.

    —Oh, así que tocarás el violín… - Dijo Kakashi algo sorprendido, a lo que ella asintió con la cabeza, parándose en medio del escenario.

    —Así es, tocaré "cuatro estaciones, invierno" de Vivaldi – Declaró la chica, comenzando a tocar inmediatamente después de sus palabras.

    Cerró sus ojos, dejándose llevar por la música que estaba interpretando, sorprendiendo a todos con lo maravillosamente bien que tocaba ese instrumento.

    Vaya, la pelirroja no es tan torpe como parece… - Pensó Suigetsu, sonriendo complacido al observar tal talento en esa chica.

    Cuando Karin acabó todos aplaudieron admirados y Matsuri supo que era ahora o nunca, era su turno de pasar al frente y lograr brillar como no había podido ayer; hoy tenía que hacerlo.

    No voy a decepcionarlo… no lo haré… - Pensó decidida. Se levantó apenas escuchó su nombre, con una mirada de determinación que antes no tenía.

    —Suerte – Le susurró Hinata con una sonrisa. Ella estaba acostumbrada a estas cosas, pero sabía que al principio era difícil, para ella también lo había sido.

    —Bien, Matsuri ¿Hoy con que nos deleitarás? – Preguntó Kakashi mirando a la castaña, tratando de transmitirle confianza para que no sucediera lo de ayer, no quería ver fracasar a su alumna nuevamente, él adoraba verlos a todos triunfar, haciendo lo que querían de verdad.

    —Esta es una canción que yo… que yo compuse hace tiempo… - Dijo Matsuri algo nerviosa, sentándose frente al piano una vez más —. Una vez oí que si sientes nervios de hacer algo frente a mucha gente, debes cerrar los ojos e imaginar que estás sola… - Pensó cerrando los ojos, por lo que soltó una pequeña sonrisa —. Estoy sola… No… él está conmigo, a mi lado… Gaara…

    Por un momento miró al pelirrojo, fue sólo un segundo, pero él lo notó, y fue entonces que ella comenzó a tocar en el piano una suave melodía, agregando segundos después su dulce voz.

    Desde muy niña siempre actué
    Con timidez
    Con el miedo de decir
    Todo de una vez

    Todos se habían quedado en silencio oyéndola, su voz era muy suave y no sonaba muy fuerte, pero eso cambió en un momento en que el volumen de su voz aumentó.

    Tengo un sueño en mí
    Que brillando está
    Lo dejare salir
    Por fin tú sabrás
    .
    Lo que soy, es real
    Soy exactamente la que debo ser hoy
    Deja que la luz, brille en mí
    Ahora sí, sé quien soy
    No hay manera de ocultar
    Lo que siempre he querido ser
    Lo que soy

    Parecía una especie de revelación, como si con esto estuviera afirmando que abandonaba su timidez y que de ahora en adelante afrontaría todo lo que le esperaba, era por eso que se sentía tan bien, finalmente no tenía miedo, así que abrió sus ojos para mirar a sus compañeros, sonriéndoles cálidamente.

    Sabes lo que es estar
    En este oscuridad
    Con un sueño de alcanzar
    Ser estrella y brillar
    .
    Que parece estar
    Tan lejos hoy de aquí
    Tengo que creer
    En mí
    Solo así sabré

    Nadie pensó que esa tímida jovencita tendría tal talento.

    Lo que soy, es real
    Soy exactamente la que debo ser hoy
    Deja que la luz, brille en mí
    Ahora sí, sé quien soy
    No hay manera de ocultar
    Lo que siempre he querido ser
    Lo que soy

    Los miró a todos de nuevo, pero en el fondo sólo lo estaba viendo a él, esperando que él entendiera sus palabras. Y Gaara sabía que ella le estaba hablando, que ella estaba diciéndole todo eso a él y nadie más. Era extraño lo que ella le producía; una sensación de calidez inexplicable, que le hacía querer estar muy cerca de su persona, verla sonreír como lo hacía ahora. Era simplemente irresistible el deseo de querer conocerla un poco más.

    Eres esa voz que habita en mí
    Por eso estoy cantando
    Quiero encontrarte
    Voy a encontrarte
    .
    Eres lo que falta en mí
    Canción dentro de mí
    Quiero encontrarte
    Voy a encontrarte
    .
    Lo que soy, es real
    Soy exactamente la que debo ser hoy
    Deja que la luz, brille en mí
    No hay manera de ocultar
    Lo que siempre he querido ser
    Lo que soy

    Y finalmente terminó, recibiendo un fuerte aplauso por parte de todos, lo que la hizo volver a la realidad y darse cuenta de que por fin había dejado de tener miedo, había cantado y tocado el piano frente a todos sus compañeros y ellos no se burlaron, al contrario, la halagaban por eso, porque lo había hecho muy bien.

    Muchas gracias Gaara… si no fuera por ti… si no fuera por las fuerzas que me has dado seguramente yo no hubiera sido capaz… por eso yo… te amo – Matsuri sonrió alegremente, regresando a su asiento con energías renovadas.

    —Muy bien, así se hace Matsuri-chan – La felicitó Hinata sonriente, a lo que su amiga sólo asintió con la cabeza.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    El viernes en la noche había llegado casi sin que lo notaran y tal y como lo había anunciado Ino, hoy saldrían a divertirse un rato ya que las clases los tenían hartos a todos.

    —¿Estás segura de que Sasuke-kun viene? – Preguntó Sakura por quinta vez, haciendo que Ino entornara los ojos ante su insistencia; en verdad ya la tenía cansada con el tema de Sasuke de allá para acá, parecía un disco rayado.

    —Ya te dije que sí, Naruto me llamó y me dijo que venía con Sasuke y Gaara, y no sé quien más – Volvió a responder algo aburrida.

    Las dos estaban sentadas en un parque de la ciudad. El cielo estaba oscuro y las luces eléctricas iluminaban el lugar, haciéndolo bastante agradable.

    —Que bien… - Dijo Sakura soltando un suspiro. A veces se sentía como una de esas fans sicópatas de Sasuke ¿Pero que podía hacer? Estaba loca por él, quería que Sasuke la notara aunque sea un poco, por eso hoy se había arreglado de manera especial.

    Su cabello largo lo había amarrado en una coleta baja, ya que siempre lo traía suelto ahora había decidido tomarlo. Sus ojos jades estaban levemente delineados de negro. Usaba una blusa color turquesa y una pollera corta de mezclilla.

    Ino por su parte usaba un jeans blanco, bastante ajustado al cuerpo y una remera color negro que dejaba al descubierto sus hombros. Su cabello estaba amarrado como siempre, luciendo más su cuerpo.

    —Buenas – Se acercó Kiba, tomando a Ino del mentón para darle un beso en los labios. La rubia le rodeó por el cuello y correspondió a su beso, sonriendo luego de separarse mientras Sakura les veía con cierto fastidio.

    El castaño usaba un jeans azul oscuro y encima una remera musculosa de color negro con letras rojas estampadas en el pecho.

    —Que bueno que has llegado amor, te tardaste un poco – Le regañó la rubia abrazándolo, parecía una verdadera tonta cuando estaba con él, porque quería demostrarle cuanto lo quería.

    Kiba sólo la abrazaba en silencio, pero en su mente había otra persona, alguien a quien se moría por ver esta noche.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Matsuri estaba asombrada observando aquella enorme e imponente mansión donde se encontraba ahora. Si sólo con el jardín se había quedado pasmada, ahora que estaba dentro estaba realmente maravillada.

    —La casa de Hinata-chan es increíble… - Susurró para sí misma. Estaba esperando a su amiga en el recibidor, ya que ambas habían sido invitadas por Ino habían decidido asistir juntas y como Matsuri no tenía forma de regresar después, Hinata le había ofrecido pasar la noche en su "casa".

    —Perdona la espera, Matsuri-chan – Saludó la joven Hyûga luego de haber bajado las escaleras, alumbrando el ambiente con su refinada presencia. Matsuri sonrió, bajando la mirada luego de unos segundos —. ¿Uh, que pasa?

    —Hinata-chan, perdón por pedirte que me prestes algo… es que yo no tengo nada decente que usar…

    —No hay problema, para mí es muy agradable compartir mis cosas contigo, por favor sígueme a mi cuarto – Ofreció amablemente la Hyûga, a lo que Matsuri sólo asintió con la cabeza. De verdad aún le parecía increíble haberse hecho amiga de alguien como ella, una persona tan admirada y linda, deseaba ser como Hinata.

    Por otro lado Hinata estaba feliz, era la primera vez que traía a una amiga a su casa, le gustaba pensar en que podía hacer ahora que tenía a alguien con quien compartir sus cosas, tal vez le contara sobre lo que estaba pasando con cierto rubio insoportable.

    Cuando Matsuri vio el cuarto de Hinata tuvo que parpadear varias veces para comprobar que no estaba alucinando, pues era un lugar realmente precioso y bien decorado, como la habitación de una princesa. Ella no tenía cosas de ese tipo, a pesar de lo mucho que su madre trabajaba el dinero no alcanzaba para tener lujos, por eso deseaba algún día poder retribuirle todo lo que ella le daba.

    —Bien, Matsuri-chan ¿Qué vestido vas a escoger? – Preguntó la ojiperla, abriendo una puerta que daba a una habitación contigua, absolutamente repleta de ropa y colgadores ¿Eso era un armario?

    —Santo cielo ¡¿Cuántos vestidos tienes ahí, un millón?! – Exclamó totalmente asombrada Matsuri, mientras a Hinata le aparecía una gotita en la frente debido a la graciosa expresión de la castaña.

    —Yo no diría que tantos… - Fue todo lo que dijo, pero la verdad es que Matsuri no estaba tan alejada con su cifra, Hinata tenía todo tipo de ropa porque siempre debía lucir bien, había incluso algunas cosas que sólo había usado una vez y después se acumulaban en ese cuarto sin que las volviera siquiera a mirar —. Ya sé, para que la próxima vez no te tenga que prestar algo, te regalaré algunas de mis cosas ¿Te parece?

    —P-pero eso es demasiado, no puedo aceptar algo así…

    —Vamos, si yo ni las uso, a ti te pueden servir más que a mí – Insistió Hinata, a lo que Matsuri no pudo volver a negarse pues de verdad que Hinata tenía unas cosas preciosas, y si se las daba tan desinteresadamente…

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Naruto, Gaara, Sasuke, Suigetsu y nada menos que Sai, iban rumbo al parque a reunirse con sus amigos. El último iba tan callado como el pelirrojo y eso desesperaba un poco a Naruto, que se supone lo había invitado para hablar sobre lo de unirse al grupo, de hecho lo habían comentado ya con él y quedó en que lo pensaría durante esta noche.

    —Bueno, Gaara y Sai, digan algo que me estoy volviendo loco con tanto silencio – Habló de pronto el rubio, rompiendo el tenso ambiente, aunque ambos muchachos lo ignoraron y Sasuke soltó un suspiro, mientras Suigetsu reía divertido.

    —Oh, déjalos, sabes que con Gaara no funcionará, y Sai parece ser de los mismos – Opinó el albino.

    Naruto se llevó ambas manos a la nuca y siguió caminando, tratando de ignorar a ese par de aburridos, y no es que Sasuke hablara mucho tampoco pero al menos era un poco más sociable, era cierto que Sasuke de amargado tenía mucho, sin embargo hablaba con las personas, no como Gaara que sólo lo hacía cuando era necesario.

    Al menos venía Suigetsu, él era de esos que tampoco se callaban nunca, así como él.

    —Bueno, ya estamos llegando – Volvió a hablar Naruto, quien al mirar hacia el lugar donde les esperaban Ino, Kiba y Sakura, se quedó maravillado con la imagen de la peli rosa. Su corazón bombeaba mucho más rápido y sus mejillas estaban levemente sonrojadas, porque verdaderamente estaba enamorado de ella y quería estar a su lado, sin importar qué, quería estar a su lado.

    Sakura… luce muy bien – Pensó Sasuke al observarla. Nunca se fijaba mayormente en ella, no le prestaba atención a su persona, pero hoy no podía dejar de verla, algo en ella la hacía ver inusual, no como siempre.

    —¡Hola chicos! – Les saludó alegremente la Haruno, bajando la mirada y sonrojándose un poco al mirar al azabache —. Hola Sasuke-kun.

    —Hmp, hola – Desvió la mirada luego de haber respondido, de alguna forma no le gustaba como ella le miraba, parecía tan feliz de verlo, de tenerlo cerca, y ese era un sentimiento demasiado dulce para él; odiaba el dulce.

    —¿Quién más nos falta? – Preguntó Naruto algo desinteresado.

    —Falta la chica idol, Ino la invitó a ella y a su amiga, oh y Shikamaru, Chouji y Shino – Respondió Sakura, sin dejar de mirar a Sasuke ni un segundo.

    —¿Y a mí no me nombras pelo de chicle? – Se escuchó una voz femenina a espaldas de todos. Los chicos se voltearon y pudieron observar a la recién llegada, Karin, quien vestía con una blusa cómoda de mangas cortas y un jeans desgastado de color negro.

    —Pero si eres tú, no pensé que venías, siempre has sido una antisocial – Habló Sasuke con indiferencia, logrando molestar a la pelirroja, quien le dio un pequeño golpe en el hombro, sonriendo forzadamente.

    —¿Pero qué cosas dices Sasuke? Me vas a hacer molestar – Todos reían ante la escena, típica de dos amigos como ellos, porque era así, la única amistad del sexo femenino que tenía Sasuke era Karin, muy a pesar de todas sus fans. Era bien sabido lo que la pelirroja sentía hacia el Uchiha, pero lo de ellos no había pasado de la relación de amigos que llevaban.

    —Bueno… - Naruto desvió la mirada y soltó un suspiro ¿Así que Hinata venía? Bueno, al menos podrían hablar un poco sobre lo que sucedería en dos días, ya que al fin el domingo sería la entrevista con la mánager de la ojiperla y estaba algo nervioso por eso —. Chicos, mientras tanto nos vamos yendo ¿Les parece? Los demás seguro saben donde buscarnos.

    —Sí, es lo mejor – Opinó Ino, estando de acuerdo con su primo, a quien guiñó un ojo en forma de complicidad, señalando a su amiga rosada sin que ésta se diera cuenta y provocando un leve sonrojo en el joven de ojos azules.

    Todos comenzaron a caminar hacia el lugar en donde celebrarían esta noche el término de la semana escolar, beberían y bailarían hasta ya no poder más, o al menos lo harían los más desatados, porque siempre había quien se quedaba sentado toda la noche sin hacer nada.

    El sonido de un teléfono móvil se escuchó y fue Gaara quien respondió, algo fastidiado.

    —Te dije que no te quería ver ahí, oh vamos no soy un niño – Refunfuñaba molesto al teléfono. Tanto Naruto como Sasuke supieron al instante que se trataba de su hermana mayor, quien más parecía su madre —. De acuerdo, es en el karaoke que está cerca del centro comercial. No, no volveré hasta muy tarde así que no me esperes, que no, te lo advierto, no vengas a buscarme – Y sin más el pelirrojo cortó la comunicación.

    —Temari-san se preocupa demasiado ¿No crees?

    —Así es Naruto, ella cree que por ser la mayor tiene el derecho de ser como mi madre, pero para mí no es así – Gaara desvió la mirada y no volvió a hablar durante todo el camino, mientras que Naruto recordaba vagamente algunas cosas sobre su propia madre, a quien también había perdido trágicamente.

    A veces no entendía a su amigo, al menos él tenía a alguien que se preocupaba por su bienestar, pero Naruto… ¿A quien tenía Naruto? Su padre no le hacía el menor caso, sólo se la pasaba trabajando y cuando le hablaba era para regañarlo. Podía decir que contaba con su padrino Jiraiya, pero eso no era lo mismo.

    Madre… te extraño, aunque sé que estás feliz aún no puedo dejar de pensarte… - Naruto soltó un suspiro y continuó el camino junto a sus amigos.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —Oh… - Exclamó sorprendida Matsuri cuando tanto ella como Hinata llegaron al lugar de reunión con sus amigos. Era una especie de disco, pero que además contaba con bar y karaoke para la entretención, así como conciertos en vivo.

    —Tampoco había venido a un lugar así, estoy algo sorprendida – Dijo Hinata, bajando los lentes oscuros que cubrían sus claros ojos perla.

    Las dos estaban paradas frente a esa construcción, observándola fijamente. La Hyûga llevaba el cabello tomado en una coleta baja, que caía sobre su hombro derecho, mientras que usaba un bonito vestido color aguamarina, que le llegaba justo a las rodillas y tenía una graciosa caía en A desde la cintura. Encima llevaba una chaquetilla blanca y usaba sandalias de color negro. La verdad es que no era fácil reconocerla, cuando no usaba su ropa llamativa y ocultaba sus ojos claros, podía verse como cualquier otra joven normal.

    Matsuri mientras tanto llevaba puesto un vestido de tirantes color vino, el cual iba algo ceñido al cuerpo, especialmente en la cintura y las caderas, pero desde ese punto caía suelto hasta más arriba de las rodillas. También llevaba unas calzas negras, cubriendo sus piernas hasta la pantorrilla. Un pequeño lazo cruzaba justo debajo de su busto y además llevaba botines de color negro. Su cabello iba suelto, igual que siempre, aunque de cierta forma se veía distinta.

    —Bueno, será mejor entrar – Hinata tomó la mano de su amiga y la jaló hacia el interior del local. Ambas estaban un poco nerviosas, ninguna solía asistir a ese tipo de lugares, aunque se sintieron mejor al ver a sus compañeros de escuela.

    —Vamos ahí, Hinata-chan – Le dijo Matsuri, alzando su mano para saludar a Ino y Sakura, quienes agitaban sus manos a modo de saludo para hacerse notar.

    Las dos jóvenes llegaron frente a sus compañeros de clases, llamando sobre todo la atención masculina, podría decirse que eran una especie de rareza entre todas esas chicas. Naruto no podía despegar su vista de aquella chica, Hinata lucía verdaderamente hermosa, más de lo normal, pero él no era el único que la miraba.

    A pesar de estar abrazando a su novia, los ojos de Kiba sólo podían verla a ella, a la idol que robaba ahora todas las miradas de los presentes en ese lugar. Tal vez más de alguno la había reconocido, pero viéndola tan acompañada no se atreverían a acercarse.

    —Gracias por habernos invitado Ino-san, Sakura-san – Les dijo Hinata, sonriéndole cálidamente a las dos chicas, que respondieron con otra sonrisa.

    En ese momento la castaña se sintió observada, desvió unos centímetros la mirada hacia su costado y pudo notar los ojos fijos de esa persona que le hacía suspirar sobre sí misma. Se sintió avergonzada entonces, así que simplemente miró hacia otro lugar, tratando de ignorar la presencia de Gaara.

    Aún hace eso… ¿Por qué ella me evita? No me gusta que lo haga – Pensó el pelirrojo, también desviando la mirada luego de unos segundos, sin comprender por qué se sentía necesitado de la atención de esa tímida joven, que por lo demás lucía preciosa esa noche.

    Las recién llegadas se sentaron junto al grupo, mientras que se oía como un tipo hablaba un par de cosas en el escenario, hasta que de pronto unos chicos salieron a cantar, pues acababa de comenzar el karaoke.

    —Que problemático, cantan peor que mi madre – Dijo cierto pelinegro, llegando al grupo junto con los demás faltantes. Se sentó al lado de Ino y Kiba, mientras éstos veían la patética presentación.

    —La verdad es que me duelen un poco los oídos, pero hay que soportarlo supongo – Habló Kiba sonriendo, abrazando un poco más fuerte a su novia, quien sólo correspondió el gesto —. Deberían sacar a uno de los chicos, lo harían mejor.

    —A mí me parece divertido – Opinó Hinata, soltando una sonrisa al ver la escena de esos chicos dando su mejor esfuerzo, aunque sonaban horrible, lo importante para ella era tener las ganas y la energía para plantarse frente a tanta gente.

    —Lo dice una persona que ha estado en miles de escenarios ¿No? – Naruto la miró algo serio, provocando que el ceño de la chica se frunciera —. ¿Por qué no lo intentas?

    —Podría hacerlo, pero ya todos me han oído cantar antes ¿Por qué no lo intentas tú? – De pronto el ambiente se sentía tenso, esos dos se miraban y se hablaban con mucha familiaridad, tanto que algunos estaban un tanto sorprendidos por eso.

    —Sabes que yo no soy cantante – Respondió Naruto desviando la mirada. Nunca se había tenido fe en ese aspecto, para él lo fundamental era tocar la guitarra y según su propia perspectiva, no tenía una buena voz.

    —Oh, pues yo más bien creo que tienes miedo.

    Bien, eso había sido un desafío y Naruto no dejaría que nadie le pasara por encima sin hacer algo, si esa Hinata quería, guerra, guerra iba a tener.

    —Está bien, cantaré, pero tú lo harás conmigo, claro si te atreves – Dijo con una sonrisa arrogante. Los demás se sentían completamente ignorados, no entendían en qué momento ese par se había olvidado de su existencia y sólo se habían concentrado en sí mismos.

    Como respuesta, Hinata se puso de pie decidida y caminó hacia el escenario, tomando en sus manos el micrófono apenas el chico dejó de cantar. Ahora sí que fue reconocida por sus fans, ya que había muchos en el lugar, pero nadie se había atrevido a acercarse al darse cuenta de que su dulce expresión ahora era bastante diferente.

    —Mira eso, es Hinata-chan – Murmuraban algunos de los asistentes, pero Hinata ignoraba eso, sólo quería demostrar a Naruto que no le asustaba para nada. Miró al sujeto que se encargaba de lanzar las pistas y mostró cinco dedos, haciendo alusión a que quería el tema número cinco.

    El sujeto asintió con la cabeza y, tan pronto como la música comenzó, Hinata mostró su hermosa voz.

    Na na na na, si
    Eres la música en mí
    .
    Son las palabras "Había una vez"
    Las que hacen que tú escuches

    Absolutamente todos le voltearon a ver, mientras ella cerraba sus ojos y una vez más, como tantas veces, dejaba que su instinto le guiara.

    Naruto se acercó al escenario, prácticamente arrancando el micrófono de las manos del otro muchacho que lo sostenía, mientras miraba a la ojiperla aún seriamente.

    Al soñar puedes encontrar
    Un buen momento o final de cuento

    El rubio subió al escenario, acercando el micrófono a sus labios, posando sus ojos azules sobre la única figura a su lado.

    Y comenzó a cantar junto a ella…
    Eres la canción
    Y la orquestación
    Que en mi cabeza
    Vueltas da

    Hinata se quedó sorprendida por unos segundos, cuando le desafió a cantar jamás se esperó que él lo hiciera tan bien. Naruto no sólo tocaba la guitarra, él también sabía cantar y podía hacer que su voz y la de Hinata sonaran perfectamente en armonía, tanto que los oyentes estaban fascinados con el improvisado dúo.

    La voz se oyó (voz se oyó)
    Y el ruido no
    Y el tema listo esta
    Mmm. me llevas tú

    Hinata lo miró, sonriendo, cosa que al principio lo desconcertó, pero luego entendió que ella trataba de desafiarlo de nuevo, quería ver si era capaz de seguir su ritmo en el escenario.

    La voz de la Hyûga era impecable, lo demostraba cada vez que cantaba ella sola.

    Al ritmo de la canción
    Siento la conexión

    Pero Naruto tampoco se quedaba atrás. La miraba a los ojos y la seguía cuando ella daba vueltas por el escenario como una niña, mostrando esa cálida sonrisa.

    Oh, eres la música en mí
    Si se siente bien y también se ve
    Y nos trajo aquí por que
    Porque eres la música en mí
    .
    Na na na na
    Oh
    Na na na na
    Yeh, Yeh, Yeh
    Na na na na
    Eres la música en mí

    Ahora ella no parecía fingir; le gustaba cantar con Naruto, simplemente sus voces combinadas le llegaban al alma y la llenaban de deseos de seguir interpretando aquella canción, sin dejar de observar la profundidad de esos ojos azules que parecían tan brillantes en ese momento, como si esto que estaba pasando fuese algo mágico.

    Naruto jamás lo había dicho a nadie, pero le gustaba cantar, cuando estaba a solas y tocaba la guitarra, cantaba también, a pesar de saber que no tenía la mejor voz del mundo, sin embargo hacerlo ahora con Hinata era totalmente distinto.

    Tal y como decía esa letra, había una extraña conexión en ese momento, algo que más tarde les uniría aún más.

    Continuara…

    Avance:

    Los chicos disfrutan de una noche de fiesta, en donde muchas cosas pueden suceder. Temari irrumpe en el lugar para encontrar a su hermano menor, pero tiene un "cálido" recibimiento por parte de otra persona. El domingo finalmente ha llegado y es hora de que los chicos se presenten ante Kurenai, aún sin haber recibido una respuesta de Sai de si formará o no parte del grupo. En el estudio, ocurre otro acercamiento entre Hinata y Naruto, en donde pueden hablar más abiertamente de sus vidas, mientras el serio y frío Gaara no entiende por qué no puede ser igual con cierta castaña.

    Próximo capítulo: Cuando estoy frente a ti.

    ------

    ¿Parte favoita?
    ¿Les gustaron las canciones?
    ¿Hinata tendrá un millón de vestidos? O_O
    ¿Creen que Naruto y Hinata comiencen a llevarse mejo de ahora en adelante?
    ¿Por qué a Gaara le inquieta tanto Matsuri?
    ¿Cual creen que sea el "cálido" recibimiento de Temari? xD

    Bueno, me largo, espero leernos pronto ^^

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 12
  13.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    Kyaaaaaaa ¿que planeas hacer con kiba? omg a caso la unica amiga que tiene sasuke es karin :/ raro pero me aocnstumbrare :D que tienro hinata porfin tiene una amiga y un enevio (enemigo y novio xD) ojala sai sea baterista de la banda :D ya que no hay nadie mas que toque la bateria :/ jajaja un milon de vestidos y me iamgino cuantos zapatos o_o Me encnato la contii! porfin algo bien largo >:D

    ¿Parte favoita?
    la parte en que matsuri va a que hinata es muy divertida esa casa debe ser inmenza o_o
    ¿Les gustaron las canciones?
    siii hasta la de naruto y hinata me la conocia :D
    ¿Hinata tendrá un millón de vestidos? O_O
    si! y si es asi :/ que me de aunque sea uno!
    ¿Creen que Naruto y Hinata comiencen a llevarse mejo de ahora en adelante?
    quien sabe :/ bueno solo lo sabe TU!
    ¿Por qué a Gaara le inquieta tanto Matsuri?
    ammm talvez no sera porque le esta empezandoa gustar ;D
    ¿Cual creen que sea el "cálido" recibimiento de Temari? xD
    un golpe en las "niñas" de shikamaru xD nah seguramente no lo se ella nunca a sido dulce

    SAYONARAAA
     
  14.  
    Alyss Alice No Akuma

    Alyss Alice No Akuma Ritornata

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Noviembre 2009
    Mensajes:
    337
    Pluma de
    OOOH por Dios!!!!
    Esa cancion les quedo como anillo al dedo al Naru~Hina :B
    aunque si noto Ooc, en Hinata... ten cuidado en eso ;D
    y pues... existe Peli Plata(?), uuum en fin, te quedo genial, gracias por avisarme y sorry por la tardanza, estaba en examenes de unidad ... jeje upss(Y)¨¨


    ¿Parte favoita?
    Cuando canto Hinata con Naruto :3 niia~~~ I ♥ ♪you are the music in me♪
    ¿Les gustaron las canciones?
    si, pero no conosco la primera XD
    ¿Hinata tendrá un millón de vestidos? O_O
    Supongo, los necesita para los conciertos.... ASfdsf!! mi querer uno ... cof cof, Morado(?) ... okay no .__.
    ¿Creen que Naruto y Hinata comiencen a llevarse mejo de ahora en adelante?
    (amenazando con pistola) ... si, si lo haran... Cierto(?) ¬ ¬"
    Jaja no te Creas Selene-chan :3
    ¿Por qué a Gaara le inquieta tanto Matsuri?
    por que por primera vez esta enamorado y no sabe que es el amor (aaw cuero :3) XD
    ¿Cual creen que sea el "cálido" recibimiento de Temari? xD
    Nose, pero de que hay un golpe, hay un golpe... eso si que es Segurito ;D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión Por La Música (NxH-GxM-SxS-NxT-SxT-SxI)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    14
     
    Palabras:
    5512
    ¡Hola!

    Por fin, después de tener infinidad de problemas con la conti de este fic y de que se me borrara como dos veces, al fin les traigo la primera parte del quinto capítulo, que cabe destacar está un poquito violenta y tal vez no vean mucho romance en ella, pero no se preocupen, que en la segunda parte eso se compensará con mucho de la pareja protagonista, sin embargo ahora quería abordar otro tema y ya verán cual es, puede no ser agradable, pero era importante para el fic y el capítulo.

    La canción, es la segunda parte de "Eres la música en mí", que aún cantan Naru y Hina.

    Le dedico esta conti a mi amiga Marlex, para que vas que cumplo xDD además te deshagas de la intriga sobre lo que te dije que iba a pasar jojojo.

    Sin más, les dejo leer ^^
    -----------

    Capitulo 5: Cuando estoy frente a ti

    Te conocía sin verte aún
    ¿Qué pasó?
    Yo no sé, no sé que fue

    Sus voces seguían en completa armonía, disfrutando de aquel momento con alegría, sonriendo, dándose vueltas por todo el pequeño escenario, mientras la gente comenzaba a fijar su atención en ellos, en especial sobre la joven idol, que ya había sido reconocida por más de alguno de sus fans presentes, que estaban demasiado emocionados por este “concierto” tan inesperado.

    Cantando dije mucho más
    Y fue muy fácil (muy fácil)
    Porque mi esencia viste

    En ese momento Hinata recordó cuando Naruto la había descubierto, cuando vio a través de su disfraz de niña buena y fue capaz de conocer su verdadera personalidad, no como la veían las demás personas, de esa forma superficial que nada tenía que ver con la verdadera Hinata. Naruto era tal vez la única persona en el mundo que de verdad la conocía.

    Como soy, me entiendes bien
    Y es más de lo que soñé
    Tu voz se oyó y el ruido no
    La soledad se fue
    Uh, me cantas así

    Una vez más se encontraron de frente en el escenario, mirándose, sonriéndose, casi como si hubiesen cantado juntos de toda la vida.

    Al ritmo de la canción
    Siento la conexión
    Oh, eres la música en mí
    Se siente bien y también se ve
    Y nos trajo aquí (por que)
    Porque eres la música en mí

    Y de pronto todos parecieron contagiarse con su ritmo y las voces de varios de los presentes comenzaron a oírse, haciendo un armonioso coro.

    Juntos cantando al fin
    Tengo el poder de decir lo que es real
    Se siente genial
    Lo tengo que expresar
    .
    Na na na na
    Oh, yeah
    Na na na na
    Oh, yeah
    Na na na na
    Eres la música en mí
    Na na na na
    Oh, yeah
    Na na na na
    Oh, yeah
    Na na na na
    Eres la música en mí
    .
    Al ritmo de la canción
    Siento la conexión (conexión)
    Oh, eres la música en mí
    Sí, se siente bien y también se ve
    Y nos trajo aquí (aquí por que)
    Eres la música en mí
    Oh, Yeah
    Eres la música en mí

    Cuando finalmente la música y la canción acabaron, parecía que Naruto y Hinata se hubiesen dado cuenta de ello, pues ambos seguían viéndose fijamente, con una sonrisa en sus rostros, hasta que la Hyûga habló.

    —Cantas bien – Dijo frunciendo el ceño, provocando la misma reacción en el rubio, que se mostró bastante arisco en ese momento, pero no podía evitar detallarla, Hinata era en verdad hermosa y al contrario de lo que él pensaba antes de conocerla, tenía un gran talento en el escenario, ella disfrutaba cantar y hacer brillar su voz.

    —Y tú no lo haces tan mal como pensaba antes – Fue todo lo que respondió, para luego bajar del escenario entre un mar de admiradores de Hinata, que planeaban arrojarse encima de ella.

    Ay no, me olvidé de ellos, que tonta soy, por dejarme llevar por la situación ahora todos me han reconocido – Pensó la joven ojiperla, que definitivamente estaba en problemas graves, pues hoy no traía a nadie de su seguridad personal consigo, les había pedido expresamente que le dejaran venir sola, ahora se arrepentía de ello.

    Naruto se volteó y vio el embrollo en el que estaba metida la idol, así que no le quedó más remedio que ayudar. Rodando los ojos, se encaminó hacia ella y la tomó de la mano sin nada de delicadeza, como si estuviese jalando un costal de papas, al menos de esa forma se había sentido Hinata cuando el rubio –en forma nada amable- la subió a su hombro y la llevó entre las personas sorprendidas por tal acto, algunos hasta pensaron que era un secuestro, pero eso sería ridículo en medio de tantos ojos observándole.

    —Abran paso, la señorita no puede atenderles en este momento, con permiso – Eran las palabras del ojiazul para apartar a todos los curiosos, hasta que finalmente logró llegar a la mesa con sus amigos.

    Sakura, Ino y Karin reía por lo bajo viendo a la parejita, Gaara y Sasuke no prestaban atención por estar hablando de la canción, Shikamaru se quejaba de lo problemático que había sido todo y de un momento a otro se levantó y se fue hacia otro lugar, mientras Chouji le seguía, abriendo un paquete de papas fritas y Shino –a quién por cierto nadie había notado- siguió sentado en el mismo lugar. Kiba les miraba con el ceño fruncido y Matsuri –al igual que las otras chicas- reía levemente.

    —¡Bájame subnormal! – Exclamó Hinata, dándole algunos golpes en la espalda a Naruto y un leve rodillazo en el pecho, por lo que el chico enseguida la dejó en el suelo sana y salva.

    —Oye, agradece que te salvé de tus hambrientos fans, que lo único que querían era un pedacito de la famosa estrella – Habló sarcástico, mientras Hinata le mostraba una pequeña sonrisa igual.

    —Pues gracias, pero no te hubieras molestado – Dijo enojada, sacándole la lengua. Se fue a sentar muy molesta, justo al lado de su amiga Matsuri, quien volteó a ver que el rubio tenía más o menos la misma reacción; ese par eran bastante especiales.

    —No sabía que se llevasen tan bien, hasta parecen una parejita de novios – Bromeó la pelirroja del grupo riendo divertida y al oírla, los dos aludidos se sonrojaron.

    —¡No somos novios! – Aclararon al unísono, sorprendiéndose de su extraña y graciosa sincronía, cosa que divertía aún más a las chicas mal pensadas.

    —Bueno primo, pero piénsalo, Hinata-chan es muy linda y es hasta mejor que esta frentona que tanto te gusta – Habló Ino con una enorme sonrisa, mientras los ojos de Naruto y Sakura se abrían como platos, llamando levemente la atención de cierto azabache que se volteó a verles.

    —¡Ino! – Pegaron el grito los dos jóvenes, pues ese comentario por parte de Ino había sido muy imprudente, pero a ella no parecía afectarle en lo más mínimo, sólo se seguía riendo como una tonta sin sentir culpa alguna.

    Hinata por su parte miró la reacción de Naruto, ahora sí que parecía sonrojado y avergonzado ¿De verdad le gustaba Sakura?

    Hmp, pues a mí no me importa, lo que pase con él me tiene sin cuidado – Pensó algo molesta, aunque no entendía muy bien por qué, pues no había ninguna razón para sentirse así por una persona que no le interesaba.

    —Esto… Hinata-chan… - Le llamó tímidamente Matsuri, quien a leguas se notaba muy incómoda por tener tan cerca al chico de sus sueños, sin siquiera atreverse a hablarle, con suerte era capaz de mirarle de reojo, la verdad era que a veces se odiaba por ser así, se suponía que quería cambiar, pero no era tan fácil como decirlo, o cantarlo —. V-voy a ir a buscar algo de beber, ya regreso – Se levantó sin que nadie lo notara.

    Le decepcionaba, Gaara ni siquiera la había mirado, a pesar de lo mucho que se arregló, sólo para que él la viera, era obvio que no estaba interesado en alguien tan corriente y poca cosa.

    —Soy una tonta… - Susurró, bajando la mirada con verdadera tristeza. A veces se preguntaba por qué sentía todo eso por una persona que con suerte conocía su existencia, pero siempre que trataba de responder a eso, o que quería no sentirlo, le resultaba inútil, era simplemente eso, estaba enamorada y no había nada que pudiera hacer al respecto, sólo vivir con la idea de que él nunca le haría caso, por mucho que intentara hacerse notar —. Gaara…

    Mientras caminaba, no se fijó en que sin querer empujó a un chico, el cual derramó toda su bebida sobre su cara camisa de marca, mirando a la castaña como si hubiese cometido un pecado mortal.

    —Niña estúpida, mira lo que has hecho – Dijo furioso, mientras Matsuri se regañaba mentalmente por ser tan torpe, no podía volver a sucederle lo mismo de hace dos años ¿Siempre tenía que chocar a los tipos más rufianes?

    Ay no… - Pensó angustiada, más aún cuando ese sujeto, en lugar de observarla con enojo, cambió su expresión ¿Por una sonrisa?

    —Que niña tan bonita – Dijo acercándose a ella, mientras la joven daba varios pasos hacia atrás, tratando de alejarse, hasta que ese tipo la tomó bruscamente por la muñeca, jalándola hacia él y tapándole la boca para que no hablara —. Shh, ven conmigo, nos vamos a divertir –Le susurró al oído, haciéndola temblar por completo del miedo, pues sintió su apestoso aliento a alcohol y no podía liberarse de sus fuertes brazos.

    Sin más fue arrastrada por ese tipo, sintiendo que nadie de los ahí presentes se daban cuenta de lo que estaba pasando, porque estaban todos metidos en su propio mundo.

    Por favor, ayúdenme… - Era todo lo que rogaba la joven, cerrando sus ojos con verdadero terror.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —Mocoso estúpido, hasta piensa que no lo iba a venir a buscar, pero no me conoce, le dije que no saliera hoy y ya va a ver por desobedecerme lo que le va a pasar – Mascullaba con rabia cierta joven rubia, la cual iba entrando al local en donde Gaara le había dicho que iba a estar y al cual le pidió expresamente no ir, pero al igual que él, ella era terca como una mula y cuando alguien desafiaba su autoridad se ponía como una fiera; Gaara hacía hecho exactamente eso y ahora estaba furiosa, dispuesta a devolverlo a la casa a patadas si era necesario.

    Miró para todos lados buscando una cabellera rojiza, después de todo el tono de Gaara no era muy común, pero tampoco es que fuese único.

    —Seguro que ha venido con los vagos de Sasuke y Naruto – Murmuró para sí, tratando de localizar a alguno de ellos, pero nada, el hacinamiento era increíble pues el lugar era muy concurrido por los jóvenes —. Ay, rayos.

    Fue entonces que divisó un extraño peinado en forma de piña, justo al lado de la barra. Si no mal recordaba ese era un tal Shikamaru, era compañero de Gaara o algo así, seguramente él sabría donde encontrarlo, así que sin esperar un segundo se dirigió a él.

    —Deja de ser tan problemático Chouji – Reclamó un cansino Shikamaru, ya harto de ver a su amigo quejándose con el barman porque no vendían las papas fritas que él quería comer, pero el chico no le hacía el menor caso, sólo se dedicaba a amenazar al hombre que le miraba con cierto miedo —. Venga Chouji, ya basta.

    —Déjame en paz Shikamaru, yo tengo derecho a comer mis papas – Y siguió quejándose. El Nara simplemente rodó los ojos, ya harto de la situación y tomó la jarra mediana de cerveza que estaba junto a su amigo, encima de la barra, dispuesto a beberla, hasta que de pronto alguien le llamó.

    —Eh tú, Shikamaru – Dijo en voz tan alta, que sin quererlo asustó al pelinegro, quién se volteó rápidamente, derramándole absolutamente toda la jarra de cerveza encima de la blusa, justamente sobre sus senos, lo que sin duda enfureció a l rubia Sabaku No —. ¿P-pero qué demonios?

    —Que problemático – Fue todo lo que Shikamaru logró decir, antes de recibir una fuerte bofetada, que incluso distrajo a Chouji de su pelea con el barman.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    La chica miró por la ventana de la gran mansión Hyûga, pensando en todas las locuras que estaba cometiendo, sólo por dar con el paradero de esa persona tan importante para ella.

    —Por favor no sigas huyendo, sólo quiero hablar contigo, no voy a hacer más que eso – Se dijo con tristeza, como si estuviera hablando con ella. Nunca entendió por qué fue tan cruel y le abandonó, para que después, cuando ella la intentase buscar, se escondiera casi como si una asesina a sueldo la estuviera persiguiendo, cuando se trataba de nada más que su propia hija—. Mamá… déjame encontrarte…

    Cuando cerró sus ojos chocolates una pequeña lágrima rodó por su mejilla, sentía deseos de llorar, pero el sonido de la puerta siendo golpeada por un puño le distrajo, obligándola a secarse rápidamente las lágrimas.

    —¿Quién es? – Preguntó, tratando de que su voz no sonara muy quebrada, pero de igual forma se notó un poco, lo que inquietó a la persona del otro lado, pero prefirió no preguntar.

    —Soy Neji, te llamaba porque mi tío dice que ya está lista la cena de las empleadas, pues bajar – Y dicho esto el castaño se dio la media vuelta, alejándose de la puerta al instante, pero realmente se sintió preocupado ¿Acaso esa chica estaba llorando? —. Hmp, no es que me interese – Se trató de convencer, después de todo ella no era más que una empleada común y corriente, sin ninguna gracia, sólo un poco bonita y ya, eso era todo.

    Por su parte Tenten se miró rápidamente al espejo, nadie se podía enterar de que estaba llorando, ella era alguien fuerte, no podía derrumbarse aunque el mundo se estuviese cayendo frente a sus ojos.

    —Tengo que aguantar, si he venido a este país y a esta casa es sólo para poder encontrarte, no daré marcha atrás – Y sin más se dirigió a la puerta, con una enorme sonrisa, aparentando que nada malo sucedía con ella, pero sólo fingía.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    Sakura charlaba animadamente con Ino y Kiba, quien a su vez trataba de hacer conversación con el serio de Shino, mientras que Naruto, Sasuke y también Suigetsu trataban de convencer a un sereno Sai de unirse a la banda y el pelirrojo miraba para todos lados con cierta inquietud, buscando a alguien que desde hace rato se había separado de ellos.

    Sin decirle nada a nadie se puso de pie, además estaban todos inmiscuidos en sus propios problemas, así que nadie notó su ausencia, excepto Hinata, quien le miró irse, pues al igual que él estaba preocupada por Matsuri.

    —Bueno, es hora de ir a bailar amor – Habló de pronto Ino, jalando de la mano a su novio Kiba, quien de mala gana se levantó, mirando de reojo a la joven idol. Le molestaba que ella no le prestara la debida atención, seguro era por culpa de Ino y de que la tenía pegada todo el día, eso además de ser molesto, alejaba a la hermosa ojiperla de él.

    —Sí, claro Ino – Dijo de mala gana.

    Naruto observó como ellos se paraban a bailar y rápidamente tomó la mano de la peli rosa, la cual se sorprendió un poco por su accionar.

    —¡Vamos a bailar Sakura-chan! – Exclamó contento. La chica miró enseguida al Uchiha, pero éste sólo la ignoró como hacía siempre, así que ella frunció el ceño.

    Ino tiene razón, no tengo por qué perder mi tiempo con alguien que no me valora, Naruto es diferente, él sí me quiere – Pensó decidida, poniéndose de pie y tirando del brazo al rubio —.Vamos Naruto, bailemos – Sonrió brillantemente, deslumbrando a Naruto enseguida, el cual le siguió como un títere siendo controlado.

    Hinata miró el hecho con bastante molestia, no podía disimular que algo dentro de ella se revolvió al notar la cara de enamorado que tenía Naruto cuando miraba a la rosada.

    —Hey tú, vamos a bailar – Dijo algo demandante, tomando la mano de la persona que tenía más cerca de sí, que en ese momento era Sasuke Uchiha. Él le miró sin entender, pero al ver como Sakura y Naruto bailaban sentía que su sangre hervía, no sabía que le pasaba por dentro, no alcanzaba a comprenderlo, pero era molesto.

    —Vamos – Fue todo lo que dijo, llevando consigo a la chica, objeto de la mayoría de las miradas masculinas alrededor de ellos.

    —Bueno ¿Bailas pelirroja? – Preguntó divertido Suigetsu, mirando a la chica que sólo desvió la mirada, cruzándose de brazos y haciéndole un desprecio.

    —No con lagartijas como tú, pero como sé que nadie más lo hará… - Volteó a ver a Sai y a Shino, los cuales parecían felices en su universo, uno con celular en mano y el otro bebiendo una cerveza —. Creo que por esta vez aceptaré tu ofrecimiento – Prosiguió, tomando la mano que el albino le extendía cortésmente. Aunque no lo demostrara, Suigetsu era todo un caballero.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —S-suéltame… por favor… - Rogaba la castaña con voz apagada, mientras ese sujeto le daba leves besos en el cuello, por suerte aún no había tocado sus labios, pero sus asquerosas manos bajaban cada vez más por su cintura. Por sus mejillas corrían las lágrimas una y otra vez, nunca pensó que esto sería así, nunca creyó que alguien intentaría abusar de ella sin que pudiera defenderse.

    —Calla bonita, no te quejes tanto que te va a gustar, además me la debes por lo que me hiciste – Le murmuró al oído, tomándola del mentón mientras se dirigía lentamente a sus labios.

    Matsuri cerró sus ojos, su corazón estaba agitado por el miedo que sentía, porque ese sujeto estaba a punto de besarla y ella no quería que su primer beso fuese de esta manera, no podría soportarlo.

    —¡No! – Exclamó tan fuerte como pudo, sacando fuerzas de donde no tenía para empujarlo y alejarlo de ella, era simplemente repugnante tenerlo cerca, saber lo que quería hacer con ella, obligándola —. ¡No me toques! ¡No vuelvas a tocarme! – Volvió a gritar, rogando porque alguien la escuchara y viniera en su ayuda, sabía que era una inútil por no poder hacerlo ella misma ¿Pero como enfrentarse a alguien con mucha más fuerza?

    —¡Deja de resistirte mocosa estúpida! – Gritó el tipo colérico, arrojándose una vez más sobre la chica para tratar de besarla a la fuerza, haciendo que se golpeara contra la pared del solitario baño de hombres. Ella cerró sus ojos y lloró, lloró con miedo, rabia e impotencia, sintiendo que estaba perdida, hasta que de pronto se oyó un golpe seco contra el suelo.

    Cuando abrió los ojos tuvo que pestañear varias veces, porque ahí, frente a ella, se encontraba su amado Gaara y unos metros más adelante el chico que había tratado de forzarla estaba en el suelo, con el labio roto y mirando al pelirrojo con verdadero odio.

    —¡¿Quién demonios eres y quién te crees para interrumpir?! – Gritó el chico poniéndose de pie, mientras observaba la expresión mezclada de tristeza y alivio que tenía la castaña, la cual aún no paraba de llorar, a pesar de verse liberada de él.

    —Hijo de puta, nunca te perdonaré – Dijo Gaara, con la cara más aterradora que había mostrado jamás, causando escalofríos de pronto en ese sujeto, que retrocedió dos pasos, hasta encontrar su espalda con una pared.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —Escucha, lo que pasó fue sin intención, no tenías para qué pegarme, ni mucho menos decir que soy un pervertido – Dijo Shikamaru sobándose el rostro. Él y Temari estaban ya afuera del local, puesto que la rubia necesitaba limpiarse y él trataba de aclarar el malentendido, ya que Temari le gritó que era un mocoso pervertido por mojarla en donde lo hizo.

    —Sí, puede que fuese un accidente pero aún así me molestó – Dijo ya más calmada, secándose la blusa con una servilleta, pues era todo lo que tenía —. De todos modos yo también lo siento, creo que el golpe fue demasiado.

    —Y que lo digas – Murmuró el Nara para sí, volviendo a sobarse la mejilla, la cual le había quedado roja tras el golpe de la chica —. Vaya que golpea fuerte, a la hora que me casara con una mujer así, me mata… pff, se parece a mamá – Entornó los ojos.

    Temari le miró de reojo en ese momento, el mocoso no estaba nada mal, aunque sí era algunos años menor que ella, vamos, que era compañero de clases de su hermano menor ¿Qué le estaba mirando entonces?

    —Oye, Shikamaru – Lo llamó por su nombre, después de todo no sería educado de su parte decirle “Shikamaru-kun” o “mocoso”. El nombrado la quedó mirando, esperando a saber qué iba a decirle —. Tú… ¿Has visto a mi hermano Gaara?

    Por un momento se formó un tenso silencio, en el cual los dos jóvenes no hacían más que mirarse fijamente, a pesar de los dos metros de distancia que los separaban. El viento estaba helado, hizo que Temari se abrazara a sí misma, después de todo tenía su ropa mojada.

    —Gaara está… - Justo cuando Shikamaru iba a responder, se escuchó un fuerte grito desde el interior del local, el cual llamó la atención de ambos.

    *· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· -

    —¡Te voy a matar! – Gritó el pelirrojo, propinando otro golpe en el rostro de ese sujeto, el cual cayó sobre una de las mesas, tirando todo lo que estaba sobre ella y rompiéndolo contra el suelo, para luego hacer una maniobra con sus manos, agarrándose del borde de la mesa para quedar de pie. Apenas eso sucedió, se lanzó contra Gaara, dándole una patada en el costado, a la altura de las costillas.

    El pelirrojo cayó de rodillas, aquel golpe había sido realmente fuerte y su estado no era el mejor de todos, pues al igual que el otro sujeto, estaba sangrando del labio, tenía rota una ceja y además un moratón en la frente. Había salvado de milagro a sus dos manos de sufrir una lección, pero en ese momento eso era lo que menos le preocupaba.

    —Maldito… - Susurró, llevándose una mano a la zona afectada. Volteó levemente cuando escuchó una suave voz, que le pedía que se detuviera. Vio a Matsuri llorando detrás de él y no sabía por qué, pero le dolió, le lastimaba verla sufrir de esa manera, era por eso que golpeaba a ese tipo. No quiso hacerle caso a las súplicas de la castaña y se puso de pie, arremetiendo nuevamente contra el sujeto —. ¡Vas a pagar lo que hiciste imbécil! – Estaba prácticamente fuera de sí, sentía como el deseo de venganza corría por sus venas, alimentándose aún más con el odio que lo carcomía.

    —¡Gaara! – Escuchó el grito de Naruto, quien le tomó con ambas manos por debajo de sus brazos, impidiendo que se moviera, al mismo tiempo que Sasuke repetía lo mismo con el otro sujeto. Todos sus amigos se reunieron en el lugar, sorprendidos por lo que estaba pasando, al igual que el resto de los presentes —. ¡¿Gaara, que demonios te sucede?! – Inquirió el rubio enojado, no podía entender que Gaara se pusiera a pelear de esa manera justo cuando estaban por tener una importante presentación, más cuando él era siempre tan sereno.

    —¡Suéltame Naruto, voy a matarlo!

    —¿Qué pasó aquí? – Preguntó esta vez el azabache, deteniendo con toda su fuerza al sujeto que intentaba liberarse para volver a atacar al pelirrojo.

    —¡Gaara cálmate! ¡¿Qué te hizo ese tipo?! – Le gritó Naruto, pero Gaara no pretendía hacerle caso, estaba fuera de control, cegado por la ira.

    —¡No me voy a calmar, ese bastardo trató de violar a Matsuri!

    En el instante en que dijo esas palabras, Naruto le soltó, sorprendido por lo que acababa de oír. Gaara parecía un poco más tranquilo, pero aún no se calmaba por completo, mucho menos cuando veía el rostro de angustia de la dulce Matsuri.

    —¡Matsuri-chan! – Hinata corrió como un rayo hacia la chica, abrazándola protectoramente, mientras la castaña sólo lloraba en su regazo.

    Los demás presentes vieron como de pronto el Uchiha –con la mirada ensombrecida- soltaba al tipo que trataba de contener, sólo para que segundos después le pudiera incrustar su puño en la cara con toda su fuerza, arrojándolo al suelo, de donde Naruto lo levantó halándolo del cuello de la camisa, para después volver a golpearlo con aún más fuerza.

    —Eso es lo que mereces por intentar abusar de una mujer, y más si se trata de una amiga mía – Su voz sonó realmente amenazante, tanto que el chico sintió nuevamente miedo, como cuando Gaara lo había amenazado.

    Por otro lado Matsuri le miró con cierta sorpresa, él acababa de decir que ella era su amiga. Se sentía afortunada, ellos tres, incluso Uchiha Sasuke, quien jamás en su vida la había volteado a ver, la habían defendido de una manera increíble, ahora quería llorar aún más, pero por el alivio que le llenaba al saber que no estaba sola como pensaba.

    —Lo más bajo que existe es un hombre tratando de abusar de una mujer – Esta vez quien habló fue Kiba, el cual miró despectivamente a ese chico que ya comenzaba a cabrearse con que todos estuviesen en su contra.

    —¡Gaara! – La voz de Temari cortó el silencio tenso. La rubia se desesperó al ver a su hermano menor herido, así que corrió a auxiliarlo, arrodillándose junto a él —. ¿Gaara que pasó?

    —¡Es la policía, viene la policía! – Gritó alguien entre la multitud de espectadores. Temari volteó a ver a su hermano una vez más, quien afectado por todos los golpes que había recibido, se desmayó sobre su hombro.

    —Gaara… - Articuló sorprendida —. ¡Gaara!

    —¡Gaara! – Exclamaron todos los demás, corriendo hacia el pelirrojo.

    Matsuri sintió como algo dentro de ella la golpeaba con fuerza, en el instante justo en que le vio caer a Gaara desmayado, así que como todos los demás corrió hacia él con desesperación.

    La policía se apareció entonces, tomando al que los asistentes señalaron como el culpable de todo y fijando su vista en el joven desmayado.

    —¡Esto se termina de inmediato! – Vociferó uno de los oficiales con autoridad, llamando al silencio de todos los presentes, mientras otro de ellos detenía al aludido culpable.

    —Gaara… despierta por favor… - Rogó la castaña, clavando su mirada sólo en el chico, sin siquiera importarle que la policía estaba ahí, para ella lo único importante era saber que él estaba bien, nada más que eso.

    ---------

    ¿Les gustó el capítulo?
    ¿Parte favorita?
    ¿Hinata estaba realmente celosa al igual que Sasuke?
    ¿Qué piensan sobre la pelea y la forma en que Gaara defendio a Matsuri?
    ¿Que creen que suceda en la segunda parte?

    Bueno, recuerden no sólo responder las preguntas, odiooo cuando me borran sus post, así que por favor considerenlo ¿De acuerdo?
    Nos encontraremos en la conti, y perdón si hay faltas de ortografía pero no he tenido tiempo de revisarlo antes de subr U_U

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 15
  16.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    esto si esta hermoso digno de leer una y otra vez
    por dios que historia :D
    ¿Les gustó el capítulo?
    siiiiiiiiiiiiiiiii y muchisimo es lo mejor q eh leído
    ¿Parte favorita?

    sin duda los celos de hina jajajaja
    ¿Hinata estaba realmente celosa al igual que Sasuke?

    siiiiiiiiiii, y se noto muxooooooooo
    ¿Qué piensan sobre la pelea y la forma en que Gaara defendio a Matsuri?

    realmente hermoso bello espectacular..!!!
    ¿Que creen que suceda en la segunda parte?

    problemas y mas problemas
    sin duda me eh quedado sorprendida gaara insultando, y tan lindo protegiendo a Matsuri q bello
    nena sigue asi y nuk te rindas okey, gracias por una buea historia
    XOXO
    T.Q.M: Marlex Senpai :cool:

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  17.  
    Alyss Alice No Akuma

    Alyss Alice No Akuma Ritornata

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Noviembre 2009
    Mensajes:
    337
    Pluma de
    como siempre, super genial ^^

    ¿Les gustó el capítulo?
    sii como siempre, son muy buenos tus capitulos, gracias por la invitacion


    ¿Parte favorita?
    jojojo, los Hinata celosa *-*

    ¿Hinata estaba realmente celosa al igual que Sasuke?
    yeah, demasiado... supongo que yo tambien estaria asi xD

    ¿Qué piensan sobre la pelea y la forma en que Gaara defendio a Matsuri?
    nii~~ bellisimo (: eso es amor :3

    ¿Que creen que suceda en la segunda parte?
    un Gaara aun mas furioso *¬*
    okay no ._. asdf!! deberias poner a Itachi XD jeje, naah, eem supongo, que habra conflictos emocionales.



    omg! te juro ame, como cantaron Naru y Hina, yeah, todos contra el tipejo ese... "yo tambien le pego" hump!, hahaha, shikamaru se queja que todo es problematico, pero su sola existencia es mas problematica, jaja la cachetada debio dolerle mucho XD, genial, gaara si que se enojo, uum no me gusta que sakura se deje llevar por naruto y que hinata haya bailado con sasuke >_<U
    pero bueno, *-* confio en que sea NaruHina y SasuSaku... xD
    oh si y que bueno... snif snif, huelo a que habra SuiKarin :3 amo esa pareja tan loca :D

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  18.  
    aniTha

    aniTha Guest

    OMG!!! o.o no..lo puedo creer ¡TU FIC ME ENCANTA!
    les gusto el capitulo?
    of course!! magnifico m dejaste pica xD
    Parte favorita?
    Cuando todos los chicos le dicen a ese maldito sus verdades se vio geniial!! >3<
    Hinata estaba realmente celosa al igual qe sasuke?
    Jejeje seee... esto m encanta cambiaste su actitud y m encanta lo amo
    Qe piensan sobre la pelea y la froma en la qe gaara defendio a matsuri?
    Awww...♥ divino nyaa!! me fasino!
    Qe creen qe suceda en la segunda parte?
    Muchas cosas asi sentimientos encontrados y un momento GaaMatsu y por supuesto naruhina!! xD (verdad ? o.o ntc xD)

    Porfa!! continualo este es el unico fic qe m dejo impactada la estare esperando !!! porqee tu haces a todos los personajes tan geniialosos xD
    Sayo!!!! Tu puedes contunuarlo , t apoyamos ^^
     
  19.  
    AmyCrazyxD

    AmyCrazyxD Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    2 Enero 2011
    Mensajes:
    188
    Pluma de
    Escritora
    Ahhh!! T.T si no me hubieras avisado ni me entero xDD, me perdí como dos capítulos Un.n los cuales por cierto estuvieron excelentes >.<

    ¿Les gustó el capítulo?
    Tendría que esta dopada para no gustarme xDD
    ¿Parte favorita?
    No se, me gusto todo, pero sin duda, me encanta que hinata y naruto sean tan competitivos xDD y que Gaara y los chicos defendieran a Matsuri del ese "#$/! me parecio un momento muy especial, sin duda eso los unirá mucho
    ¿Hinata estaba realmente celosa al igual que Sasuke?
    >//< siiiii!!! esos dos están super celosos... *¬¬ y ninguno quiere aceptarlo
    ¿Qué piensan sobre la pelea y la forma en que Gaara defendio a Matsuri?
    Si tiene la altanería de no querer comprender que la ama despues de eso, le pego un tiro por idiota!! Un.n bueno... no en esos extremos pero aun así... *¬¬
    ¿Que creen que suceda en la segunda parte?
    T.T no lo se, solo pon la segunda parte!! xDD

    Avísame cuando pongas la conti
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    :O Querian violar a matsuriiii!! no me lo creo! que orror >.< su primer beso con un tipo como el?
    Noooooo! pero gaara vino al rescate y la salvo *-* aunque pobre, resulto lastimado, no me imagino cuando matsuri le valla a pedir las gracias *-* (mas vale que le pida las gracias)
    Ahora con hinata... Hinata estaba celosa de naruto (es ovio que son celos) buajajajaja ya se esta enamorando
    Ademas despues de que naruto la salvo (literalemente) de sus fans, pero ya me harta hinata aveces, nisiquiero le dio las gracias a naruto T_T
    A quien rayos busca tenten?! la curiosidad me mata T^T
    Gaara? se desmayo! omg! tiene que despertar, no le puede pasar nada o.o (o me meto en tu casa mientras duermes y te ahorco, ok no ._.)

    ¿Les gustó el capítulo?
    No... me encanto *-* siempre me impresionaaas :D
    ¿Parte favorita?
    Gaamatsu obvio! *-* gaara parese un super heroe xD pero sin capa y mucho mas bonito ._.
    ¿Hinata estaba realmente celosa al igual que Sasuke?
    Obvio... solo espero que empieze a tratar mas dulcemente a naruto, como es con matsuri ^^
    ¿Qué piensan sobre la pelea y la forma en que Gaara defendio a Matsuri?
    Pff que mas! magnifica! aww tan bello, y justo en el momento que el chico lllegaria a sus labios, por suerte
    ¿Que creen que suceda en la segunda parte?
    Ni idea depende de tu loca pero cierta imaginacion ._.

    chaoooo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso