Paredes Negras

Tema en 'Relatos' iniciado por Yuni-chan, 13 Mayo 2009.

  1.  
    Yuni-chan

    Yuni-chan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    15 Mayo 2005
    Mensajes:
    147
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Paredes Negras
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1330
    Paredes Negras

    Paredes Negras”
    Dedicado: Siempre lo sabe…solo es para ella

    ---*---*---


    Aquí estamos, no sabemos para quien, pero aquí estamos…


    Observaba mis manos. Bañadas en pinturas de tantos colores, fantaseando en sus figuras hibridas, recordando aromas y formas definidas. Las extendía como si mi vida dependiera de ello, solo ese color iluminaba el todo; y goteaba sobre el suelo oscuro y eran absorbidas por el abismo del subsuelo. La noche hacia presencia y el viento se volvía cada vez más denso, mientras el calor se esparcía sin consuelos. Estaba ahí simplemente observando la pintura que goteaba al suelo y una sonrisa que se vislumbraba en mi rostro… labios rojos que reflejaban un conjunto de dientes blancos y la mirada acuosa de unos ojos castaños, tan oscuros y siniestros como el lodo de los charcos de arena en las noches de tormenta…


    Y con mis manitas pinte mis ilusiones muertas, sobre cada una de las paredes de la habitación negra, mientras el color se traspasaba al vacio y el silencio escapaba por mis oídos. Podía observar el abismo, la penumbra silenciosa, las mareas devoradoras y la falta del existencialismo. Lo esotérico de una mirada y la pintura rodeando mis manos hasta perderse en las puntas de mis dedos, solamente había color que salía de ellas, siluetas que pintaban todos los rincones y se desvanecían. Miradas ocultas a lo lejos, una sonrisa y un pincel añejo. Todo era luz y todo era risa, la música venia fuerte y alegre, los bailes y las castañuelas resonaban, carcajadas sin destino, el eco de un beso, las palabras de los amantes ajenos, y la pintura…La pintura bañando todo el cuarto, recorriendo mi cuerpo, pintando…


    Pintando…Con la magia de una sonrisa.


    La habitación se tornaba colorida, alucinante, radiante. Mi rostro enloquecía, solo reía, me dejaba llevar por una magia enloquecedora, por el hechizo de una voz lejana y explotaba todo en tal punto que el blanco aparecía entre el contexto hasta que se apago la música estruendosa, mientras un vals se entonaba a lo lejos, aromas de rosas recién cortadas, carisias sutiles, amorosos cariños y cuidados. El calor humano, la ausencia de soledad y el silencio. La música, el aroma del vino tinto rebotando con las flores y un puño de emociones que escapaban de mis manos, rebotando por todos los lugares, enamorando las ideas, las palabras y los sueños.


    Arcoíris que se formaban contra el vacio. Gotas de pintura azul invadiendo mis ojos, destellos verdosos a la lejanía combinándose con un violeta celoso, formando estrellas y corazones. Manchas rojas engañando las paredes cual sangre de un amarillo brillante, el seductor olor de un naranja cítrico y romántico. Las siluetas y el baile constante entre un azul zafiro estrepitoso contra lo seductor de un rubí amoroso. Las caídas de las gotas de pintura decoraban mi nada, mi paraíso y universo acariciaban el cuarto.


    Enloquecí de pasión, de amor. Mi excitación no se acababa, tanta magia y tanto color desprendiéndose estrepitosamente de mis manos. Sonreía. Me apasionaba con cada tono y en cada esquina aprecian pinturas y letras. Los colores que decoraban las siluetas, miradas, voces, todo en un lienzo inmensamente negro y hermoso.


    Y como un eco que fluye entre mis silencios, de mis labios broto la risa…Hasta que apareció la impetuosa necesidad de volcar toda la gracia hacia mi pecho. Sentí mi corazón volcarse entre los destellos de colores, las estrellas azules y rojas que decoraban el techo, un ángel que danzaba junto a una serpiente morada, ahí estaba…todo lo que buscaba se giró hacia mí por un instante. Sentí entonces la dulce caricia y observe el placer ajeno….y nada venia, todo se impactaba contra aun hueco siniestro. Espantada levante mi mirada para ver desaparecer cada figura. Enloquecí y por fin sentí la asfixiante necesidad de sentir amor…de ser un todo para alguien de ver el color entrar por mi boca y pintar mis labios, de iluminar mis ojos a tonos inimaginables…De decorar mi vida con el silencio de un tacto…


    Y como si el deseo egoísta me apartara del todo amado, pude observar el abismo devorar la alegría que brotaba en aquella obra de arte abstracta, tan inocente muestra de felicidad que era devorada sin pudores por la sabiduría y frialdad de una racionalidad artísticamente conservadora. El vacio empezó a formarse, los aromas y sonidos desaparecieron. La tétrica melodía se hizo presente, para perturbar con un agudo tono y un grave estruendo hasta desaparecer y perturbarme con la sinfonía de los silencios, los largos tiempos, tantos movimientos sin deseo. Las imágenes desaparecieron y poco a poco vi los tonos preciosos ser absorbidos una vez más entre el caos de lo perverso. Y las paredes retomaron sus colores siniestros…un negro abismal que me dreno la sangre del cuerpo, hasta entumecer mis huesos. Ya nada podía ser hecho. Todo se había reducido al eco de mi pasado, comencé a llorar mientras de mis labios no se desbarataba la sonrisa. Enloquecí entre llantos, como si el color volviera a drenarse de ellos. Un azul marino, tan oscuro como un mar nocturno, un oro negro que enriqueció mi agonía.


    Las miradas ajenas se alejaban con sonrisas, con sus manos sobre otras, con las siluetas entre ellas enamoradas. Nada quedaba, solo estaba yo nuevamente. La figura ajena y solitaria, que entre algarabías de muñecas se había perdido en su infancia, carente de la racionalidad de una mente adulta que solo vislumbraba el sufrimiento de su perdida historia. Era solamente yo; una vez más en aquella habitación, mientras el calor me asfixiaba solo sentía frio. Lloraba de manera siniestra… sin lágrimas. Solo poseía una mirada castaña tan embotada que el único reflejo hacia mi corazón era el vacio…Y observe mis manos, mientras las gotas de pintura goteaban sus colores y tonos hasta ser absorbidas por el abismal negro del subsuelo.


    Cerré los ojos y grite. Nada se oía, perdía mi voz… todo se iba. Quedaba yo sobre esa nada. Sentada en una esquina, llorando solitaria, arrumbada y temerosa…recuerdos de lo inexistente. Ocultando en mis manos mi cara. Abrí los ojos y solo estaba la nada. Igual que siempre todo fluía, se marchaba y se perdía entre el color que alguna vez imagine y se iba… Huyendo de mi encuentro, desgarrando mi cuerpo. Ensangrentando las paredes y su egoísmo absorbiendo mis penas. Cerré mis orbes y al abrirlos, fluía con gracia y burla, los destellos de pintura, escurriendo de mis manos los colores….tantos colores que simplemente se esfumaban dejando solo destellos de ideas aniquiladas por la vida.


    Yo con mis manos había pintado mis ilusiones muertas; y todo se desvaneció sobre las paredes negras. Solo se perpetuaba el abismo. Aquí donde solo hay oscuridad y ninguna estrella. Mi vida se incendiaba frente al único testigo de lo que sentí y viví aquel día en aquella habitación de paredes negras…


    Mientras mi corazón huyó de sus miradas, gotas de pintura de mis manos escapaban, no quedaba nada. Prendieron la luz…y ya no estaba


    ---*---*---


    Dedicado a lo poco que nos queda de vida, a esta sensación de vacío, donde sentir amor…es una carencia de sentido. Perdida entre la agonía de la espera, de lo que no está seguro. En ocasiones algo de amor, nos bastaría…


    2 de mayo de 2009. A la hora donde la mente se pierde y el corazón se escapa por la ventana


    ----*----*----

    Criticas Onegai!
     
  2.  
    berlinQueer

    berlinQueer Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2003
    Mensajes:
    304
    Pluma de
    Escritor
    Re: Paredes Negras

    ante todo, buenos dias.

    este cuento me provoca dos reacciones opuestas. por un lado me gustó mucho, encontraste una forma muy buena de relatarlo, el tema me parece muy bueno (la falta de amor, sobre todo en el artista), y es muy visual, mientras lees quedas atrapado en el remolino de sensaciones e imagenes que describis.

    ahora, por otro lado, se me hizo pesadísimo, y yo no suelo tener problemas con textos complejos, de hecho, me gustan. pero este es muy largo, y siento que, aunque todo muy lindo y todo lo que ya dije arriba, abunda en redundancia. otra cosa que todavia no puedo asegurar es si lo escribiste meticulosamente eligiendo cada palabra, o si lo escribiste en un lapso de orgasmo mental, asi como salió; porque si bien parece trabajado, das muchas vueltas.

    en fin, lindo. espero que publiques algo mas y no te frustres por no recibir comentarios.
     
  3.  
    Yuni-chan

    Yuni-chan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    15 Mayo 2005
    Mensajes:
    147
    Pluma de
    Escritora
    Re: Paredes Negras

    thanks x el post!!.. xD si soy algo rebuscada -gota- na, asi salio, lo unico que hice fue mover alguno de mis miles errores-horrores mejor dicho de ortografia, gracias por tu critica *-* ufha!!

    lo tomare en cuenta owo..... ;p graxea


    sao
    lets duel
    Nunca Te Enamores De Un Ferrocarrilero ~
     
Cargando...
Similar Threads - Paredes
  1. Valfore
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    1,437

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso