Comedia Papilla de Pera

Tema en 'Relatos' iniciado por Dark RS, 8 Julio 2020.

  1.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,641
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Papilla de Pera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    662

    Papilla de Pera



    Alice despierta luego de una buena noche de sueño. Va en busca de su esposo, a quien le tocó cuidar al bebé durante la noche. Los encuentra en la sala, ambos en el sofá. El bebé está acostado entre mullidos cojines.

    —Oh, mira, ahí está mami —dice él al verla llegar —. Llegas justo a tiempo, iba a contarle al bebé cómo fue que lo concebimos.

    —¡Ni se te ocurra! —grita ella, notoriamente enojada.

    —Era broma, no te enojes tanto —le hacer ver él, riéndose un poco.

    —Más te vale. — Levanta al pequeño y lo abraza contra su cuerpo. El bebé cierra los ojos, disfrutando del calor de su madre —. Hoy es el día que mi pequeñito va a mostrar que está creciendo.

    —¿Era hoy? —pregunta pensativo.

    —Sí. Lo tengo anotado en el calendario de la cocina.

    —¿Quieres que lo hagamos juntos? —cuestiona él, levantándose del sofá, para besarla.

    —No —responde ella al acabar el beso —. Esto es algo que una madre debe hacer sola.

    —Está bien… ¿Me quedo en casa o…?

    —No, dije que sola —insiste —. Sal por una media hora.

    —Bueno. Iré a comprar algunas cosas que nos faltan.


    Luego de que su esposo sale de casa, Alice sienta al bebé en una silla alta de plástico, en la cocina. Le pone un babero con diseño de tiburones caricaturizados. Abre un frasco de papilla de pera y toma una pequeña cuchara de color azul.

    —Ha llegado el día en que finalmente tomarás tu primer papilla, mi lindo bebito. Es de pera, muy rica y nutritiva para los bebés guapos.

    El niño hace burbujas de saliva mientras ve como la cuchara es introducida en el frasco y sale con una sustancia aguada de color amarillo oscuro. Observa como dicha cuchara se acerca a su rostro, y en contra de las expectativas de su madre, gira la cara al último momento, evitando la entrada de la comida y ensuciándose la mejilla izquierda.

    —No te muevas. ¿O es que no quieres esta rica comidita? —cuestiona ella, a lo que el bebé solo saca la lengua.


    Unos veinte minutos después, el esposo regresa a casa, cargando un par de bolsas de papel llenas de víveres. Entra en la cocina, hace como que no ha visto lo que vio. Coloca las bolsas en el suelo, se sienta en una de las sillas que se encuentran alrededor de la mesa de cedro.

    —Entonces… ¿Todo bien? —cuestiona, admirando la papilla que decora el piso, paredes, muebles y electrodomésticos.

    —¡Ya sabes que no! —grita la esposa. Tiene la cara, cabello, brazos y ropa llenos de papilla.

    —¿Quién ganó la guerra de comida? —cuestiona, mirando al bebé, el cual tiene papilla en todas partes. El pequeño niño le sonríe a su padre.

    —Él... —suspira ella, dándose por vencida —. Lo intentaré de nuevo mañana. Me iré a bañar.

    —Antes de que te vayas, tengo una pregunta —señala hacia el techo, donde una mancha de papilla gotea lentamente —; ¿cómo llegó comida al techo?

    —Angus estornudó, yo me asusté y el impulso de mi mano hizo el resto —confiesa ella, completamente agotada.

    —Ya veo. No te preocupes, yo limpio.

    —Gracias… —susurra, arrastrando los pies hacia el baño. La derrota es palpable en su rostro.

    —Si que le diste problemas a tu mami, niño travieso.


    El bebé le arroja papilla a su padre y suelta una pequeña mueca burlona.

    —No juegues con la comida —reprende su padre. El bebé vuelve a sonreír.


    Mientras, usando una escoba y un trapo, él limpia el techo, el bebé se lame la mano derecha con muchas ganas, luego de limpiarla, pasa a la otra. Da pequeñas pataditas, dando a entender que le gustó el sabor de la papilla de pera.

    —No le diremos a mami que comiste solo. Ella quiere ser quien te dé la primera probada de comida y le daremos ese gusto, ¿entendido? —El bebé continúa lamiéndose la mano —. Y te daré un buen baño, por que eres más pera que bebé.
     
    • Adorable Adorable x 4
  2.  
    Its

    Its Adicto

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    1,564
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ya sabes que me encantan este estilo de historias tan tiernas, con personajes entrañables, muy cercanas y con esos toques de humor.

    Una de mis partes favoritas ha sido esta:
    —¿Quién ganó la guerra de comida?
    —Él.

    Toda la situación en sí es muy cómica. Empieza creando ese misterio por saber qué es eso tan importante que quiere hacer Alice con el pequeño, para después pasar de un estado de ánimo prometedor a uno desesperado. Imaginarme a Angus haciendo burbujas con la saliva me ha sacado una sonrisa, es un bebé travieso pero encantador. El personaje de Magnus sabes que me encanta, entrando como si no pasara nada y super comprensivo y con ganas de ayudar a su mujer. ¡Es un sol!

    La escena final me ha parecido brillante, un broche perfecto. Después de una gran pelea para no comer, al final come solo y le termina gustando. Menos mal que Alice no ha sido testigo de la escena.

    La narración como siempre es fantástica. La historia ha sido muy amena y divertida y soy fan de los personajes. ¡Con ganas de seguir leyendo más!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,833
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Pasé por aquí pero en el cel se me dificulta comentar... ☺

    Me uno a la observación de Its remarcando que fue una comedia tierna y divertida de leer y de imaginar ─la guerra entre madre e hijo por la primera comida sólida de su corta vida y el padre como pasivo espectador y cómplice del chiquillo; de hecho hasta lo imaginé, solo que con unos personajes de un fandom ya establecido porque la situación se prestaba para vislumbrar un tierno futuro de esa pareja... Pero el caso es que lograste con tu historia arrancarme una sonrisa y un "¡Ahhhh, qué lindo el bebé, ya comió solito!" con toda la ternura que yo puedo transmitir... qué no es mucha... ☺☺☺☺

    Me encantó, ya Its lo dijo todo y me encantó.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Akio

    Akio Satellite

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Julio 2020
    Mensajes:
    33
    Adorable y divertido son las palabras que me vienen a la mente después de leer esto (bueno, y tal vez ligeramente frustrante para la mamá), tan cotidiano como cálido, me gustó mucho leerlo, deja una agradable sensación.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso