Colectivo Palabras de Febrero

Tema en 'Crossover' iniciado por Antonio Corazoncito, 1 Febrero 2011.

  1.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1388
    NOOOOO! Me atormentarán por el resto de mi vida! ;_;
    Título: The Homework Never Ends! (Inspirado en: http://www.youtube.com/watch?v=bvfU9lojsv0)
    Colectivo: When the World is Ending
    Personajes: Todos.
    Palabra: Sobredosis
    Palabras: 884

    Domingo siete de marzo, su último día de vacaciones de verano. Estaban los cuatro jugando con mangueras, bombas, y baldes llenos de agua. El jardín de Hikari era lo suficientemente grande como para que hicieran una guerra de agua. Sakura no había podido llegar temprano, pues dijo que le faltaba algo que hacer, avisó que llegaría un par de horas más tarde. Cuando todos terminaron empapados, como si hubieran estado bajo un temporal, buscaron toallas y se secaron levemente, luego quedaron bajo el sol.

    —Ah, nos hemos divertido tanto… —exclamó la rubia estirándose—, ¿qué haremos mañana, eh?
    —¿No deberíamos hacer los deberes? —preguntó el de cabello violáceo.
    —Tienes razón… —dijo Kakeru dándose cuenta de la situación—, hoy es siete de marzo…
    —¿¡Q-qué?! ¡Yo no he tocado mi tarea! —contestó sorprendida Sora.

    Fue una rápida carrera de todos a su casa para buscar sus cuadernos y las hojas con las consignas copiadas. Por supuesto, lo obvio sería que los ejercicios de Kakeru y Nayuta sean más difíciles que los de las otras dos, ya que eran mayores pero eran ejercicios estandarizados, y eran todos los mismos. Cuando llegaron de nuevo todos al punto de encuentro tomaron lápiz y lapicera y se prepararon para pensar mucho y resolver más de cincuenta ejercicios a contrarreloj.

    —No me sale —gritó la dueña de la casa—, ¡que alguien me deje copiar lo de matemática!
    —Debes hacerlo sola —criticó Kakeru mordiendo su lápiz.

    Verdaderamente, para vacaciones de verano era una sobredosis de tarea, cincuenta y siete ejercicios de materias mezcladas, preparados para arruinar los días que se los pasaran haciendo. Claro, para eso estaban diseñados.

    Pasó una hora, Kakeru iba más adelantado con veinte resueltos, Nayuta con dieciséis y las otras dos con doce. Avanzaban tan lento que ni se notaba que progresaban, tenían miedo de no alcanzar a hacer todo, y eso llevaba a que el veinte por ciento de su nota del primer trimestre fuera un uno, necesitarían dos dieces para pasarlo con siete.

    Media hora más, todos habían avanzado simplemente tres ejercicios, eso nunca terminaría, era una tortura.

    —Oigan, traeré algo de beber, ¿quieren algo? —preguntó la rubia.
    —Coca-cola —respondieron los tres al unísono.

    Un par de minutos más tarde ahí estaba ella trayendo cuatro vasos llenos de la refrescante gaseosa con hielo, que llamaba a los sedientos estudiantes los cuales la bebieron como si su vida dependiera de ello, después un típico “ah” salió de sus pechos, como en las propagandas. Kakeru, que por su cansancio había pasado a ser el segundo más atrasado, propuso tomarse un pequeño descanso de media hora. Entusiasmados aceptaron sin siquiera pensarlo. Sora y Nayuta se pusieron a jugar al Left for Dead mientras que Hikari leía una revista de moda y Kakeru la miraba.

    Su receso pasó de durar media a una hora, luego dos y media. Nayuta tuvo que recibir un mensaje de Sakura diciendo que llegaría aún mas tarde para darse cuenta del tiempo que habían perdido. Nuevamente se pusieron a trabajar en eso, cavando así su propia tumba, pues la mitad de sus conocimientos ya se habían borrado mientars leían, conversaban y mataban zombies en el juego.

    —No resisto más —habló Matsumoto—. Sora, mátame antes de que repruebe.
    —No hable tonterías Nayuta-sempai, usted nunca reprobará.
    —Es cierto, eres tan suertudo que jamás has reprobado un maldito examen, o trimestre, o evaluación oral, o algo —replicó algo celoso su compañero.
    —Quisiera que no fuera así, es agotador.
    —Shhh, silencio, no dejan que me concentre —exclamó Suzuki.

    Todos guardaron silencio de repente, lo único que se escuchaba eran los lápices contra la superficie plana contra la que escribían, y algunos gemidos de pena y angustia que soltaba uno que otro. Todos llegaron a tener treinta y dos ejercicios resueltos luego de dos horas más. Ya eran las siete de la tarde, suerte que era verano, aún faltaba un poco para que oscureciera, por lo que tenían un poco más de tiempo. Para su sorpresa, un par de minutos más tarde sonó el timbre había llegado Sakura.

    Intentando librarse de los deberes, dándole una tonta excusa a su subconsciente, fueron a abrir la puerta junto con la rubia, para recibir a su amiga genio, tal vez los ayudaría a resolver los problemas que les faltaban.

    —¡Saku! —gritaron
    —Que suerte que llegaste, mi mejor amiga… —dijo Kakeru tomando su mano y estrechándola.
    —No intentes nada sucio, Kakeru —exclamó Hikari. El otro simplemente se quedó callado— Sakura, ya será hora de que todos se vayan, ¿podrías traer tus deberes y hacerlos con nosotros?
    —¿Qué, los deberes? Yo los terminé antes de venir, por eso llegué tarde. Los vengo haciendo desde hace días, cuatro o cinco por día —confesó— ¿Es que acaso ustedes acaban de empezar?

    Todos asintieron decepcionados. La recién llegada simplemente emitió un largo suspiro y aceptó ayudarlos. Sin embargo, estuvieron resolviendo todo hasta que se hicieron las cuatro de la madrugada, todos se quedaron dormidos sobre sus respectivas hojas de trabajos, hasta que a las cinco, sonó el despertador.

    —¡Chicos, la escuela! —gritó Sora despertando de golpe.
    —Entonces, ¿han terminado la tarea? —preguntó amablemente la de anteojos.
    —Por supuesto que no, como vamos a terminarla —respondieron tres de ellos juntos.
    —Yo los terminé a las cuatro y media —corrigió la rubia.
    —¿¡Qué, Hikari ya los terminó!?
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------
    Es un UA, por eso no hay zombies y esta el chiste del Left for Dead xD Me divertí escribiéndolo, me los imaginé a todos re sufriendo y a Hikari re tranquila que ya había acabado xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Asumi

    Asumi Usuario popular

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Mayo 2009
    Mensajes:
    567
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    662
    Título: Carrera & Zapatos
    Colectivo: Lernen Miteinander zu Leben~
    Personajes: Lissandro & Megan
    Palabra: Zapato
    Palabras: 466
    Notas: Me quedo rarisimo y con poco sentido, pero quería ver que tal salia manejar a los dos personajes.



    Estaba molesta, enojada, mucho más que eso, estaba extremadamente molesta, pero lo estaba con ella misma más que con él. No podía creer que ese nuevito, enano y molestoso la derrotara. Claro, había perdido por las razones que ella conocía bien, aquellas razones que siempre le traían problemas y sólo hacían hacerla sentir peor en su derrota.

    — Tranquila Multigirl, no te morirás por perder una carrera —sonrió el rubio de ojos avellana estirándole la mano a su compañera de carrera que se encontraba en el piso a medio ahogarse.
    — Tu… no entiendes… —bufó enojada la pelinegra de ojos verde agua marina, mientras trataba de controlar su respiración, sin embargo, se le estaba haciendo difícil había hecho una sobre exigencia muy grande.

    Lisandro si bien era molesto, no era idiota, menos con respecto a los deportes, la respiración de Megan no era normal por mucho que se hubiera sobre exigido, su respiración ya debería normalizarse.

    — ¿Estás bien? —pregunto en un tono de voz distinto al bromista de siempre, el rubio a decir verdad sonaba bastante preocupado.
    — Si, sólo… déjame en paz — respondió molesta la chica aún un poco entrecortado.
    — Es que tu…
    — ¿Sabes qué? Saca tus conclusiones pero de mi no oirás nada —interrumpió antes que el chico pudiera terminar su frase.

    Quizás lo que Lisandro iba a decir era algo normal, pero lo que Megan dijo le lleno una duda que no quería completar.

    — Meg…
    — ¡Qué rayos quieres! –gritó ya completamente normal y de pié haciendo notar la diferencia de tamaños.
    — Nada olvídalo, sólo que quizás te gané porque usas ese tipo de zapato corrientes y no zapatillas —murmuró mirando los pies de la chica que usaba unos zapatos con un pequeño taco.
    — ¿Me estas ofreciendo la revancha? —preguntó alzando una ceja.
    — Creí que captabas bien las cosas rápido, veo que me equivoqué —se burló el rubio de la fémina haciéndola sonreír un poco.

    Antes que se marcharan sin acordar la revancha, Megan se quitó uno zapato para así poder pegarle suavemente –para un chico bruto- en la nuca al rubio.

    — ¡Oye!
    — Te prohíbo digas algo de que sea que hayas deducido ¿me oyes? —advirtió la fémina con extremada seriedad y frialdad que hace rato ya no mostraba.
    — Como quieras, no tenías que golpearme, un caballero no tiene memoria —sonrió con picardía mirando hacia arriba como las fracciones de la pelinegra cambiaban.
    — Lo dices como si hubiera hecho algo contigo, jamás haría algo con un enano como tú, por muy rápido que seas —rió con burla y un poco de sinceridad ante su propio doble sentido.

    La discusión y las bromas siguieron durante el camino y el tema no se tocó más, sin embargo aprovechándose de la altura, Megan le pego un par de veces más a Lisandro con el zapato aprovechandose de su buena altura.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    634
    Título: Cantando y Buscando
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Bridgete, Shay, Ellie, Julieta Ayumi (y sus respectivos digimon) Bastian.
    Palabra: Desastre
    Palabras: 418

    —No puede ser… —suspiró al joven de cabello violeta—, Teodoro se ha perdido nuevamente.

    Miró para todos lados y buscó por los lugares cercanos al campamento. No lo hallaba por ningún lado. Decidió que sus compañeros la ayudaran a buscar, lástima que no estaba Allen, tal vez podría haber conseguido formar un grupo con él y estar juntos y solo en el bosque. Los únicos que se hallaban presentes eran: Ayumi, Julieta, Shay, Ellie y ella, los demás habían ido en busca de comida. Se acercó.

    —Chicos, Teodoro se ha perdido de nuevo —bufó, sin notar que un sonriente Patamon volaba sobre ella.
    —Entonces… —comenzó Shay.
    —Exacto, necesito que me ayuden a buscarlo.
    —Lo siento, no puedo, Agumon y yo cuidamos la fogata —dijo Julieta, posando nuevamente su vista fija al crispante fuego.
    —Los digimon pueden cuidarla mientars lo buscamos, no será mucho tiempo —pidió.
    —Ah, vamos, Julieta. Podemos hacerlo —mencionó Ayumi—. Además podríamos explorar los alrededores —le susurró. Con esas palabras capturó a la rubia.

    Ella se puso de pie y ayudó a la de cabello rosa a pararse. Le pidió a Agumon que continuara con su trabajo, este asintió con seguridad. Ayumi también pidió a Saramon que ayudara al anterior y evitara que se aburra. Biyomon y Tentomon, en cambio, los acompañaron. Patamon fue obligado a quedarse a regañadientes.

    —Tú escondiste a la rana, ¿verdad? —preguntó el pequeño perro.
    —Por supuesto que no. ¿Por qué piensas que fui yo?
    —Es obvio —exclamó Agumon—. No digo que quieras causar un desastre, tampoco, pero estas celoso de algo sin vida. Seguro ella te quiere más a ti, Patamon —agregó sin despegar los ojos del fuego.

    Ellie, Shay y Bridget caminaron por veinte minutos y no encontraron nada. Cuando escucharon a Allen –bueno, cuando Bridget lo escuchó- volvieron inmediatamente, casi corriendo. Cuando por fin llegaron, las otras dos no habían llegado. Bastian y Shay decidieron ir a buscarlas antes del almuerzo. El primero fue de mal humor, no le interesaba ir a buscar a dos tontas que se habían perdido, sin embargo el segundo fue con una sonrisa en el rostro. Quedaría como un héroe ante ella.

    Lo que no sabían era que en ese preciso instante estaban salvando a la pobre rana de peluche de quedarse a vivir en un árbol o quizás caer al suelo y herirse. Lo que sí, no iba a ser difícil encontrarlas, ambas estaban cantando a viva voz, seguramente conocerían a alguna y así las encontrarían. Ese era su plan.
    ----------------------------------------------------------------
    Esto es lo que sucedió antes del relato con la palabra "zapato", por eso July y Ayu se perdieron <3
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  4.  
    Hibari.

    Hibari. Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2007
    Mensajes:
    569
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    346
    Título: Danger
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Bastian Reed, Julieta Sabin, Ellie Knowledge. Respectivos digimon
    Palabra: Sobredosis
    Palabras: 261
    --
    —¡Mira, mira Bass! ¡Una florcita rara! —Biyomon se acercó a él, mostrándole una flor de extraños petaloes multicolor. Él sólo rodó los ojos, no le interesaba.
    —¡Mira Bass! ¡Esta piedra se parece a Allen cuando se enoja! —Agumon se acercó corriendo hacia donde se encontraba. Sin embargo, tropezó con una de las raíces del árbol, consiguiendo que el objeto saliera volando por los aires aterrizando en la cabeza de Reed.
    —¡Bastian! ¡Cárgame! —la gota que rebalsó el vaso fue cuando Gabumon saltó hacia él y se colgó de su cuello. Obviamente, pretendiendo que el niño elegido lo cargara en brazos.
    —¡Ya basta! —exclamó sacudiendo al digimon que se balanceaba feliz de la vida en su cuello. El pequeño dinosaurio se puso de pie, mientras sus dos compañeros se escondían detrás de él. Bastian estaba enojado, cabreado y sumando su carácter malhumorado, el resultado era un desastre total. Y eso se hacía evidente en el aura asesina que le rodeaba.

    Había sufrido una sobredosis de digimon. Puesto que su profesión no era ni sería ser niñero. Julieta y Ellie le observaban escondidas entre el follaje del bosque, la última detrás de la primera, algo intimidada.
    En menos de quince minutos, en lo que ellas se iban a “hacer cosas de mujeres”, Bastian había perdido la poca paciencia que tenía. Ellas se miraron mutuamente, esperando que él se diera cuenta de su presencia para ablandar su actitud.
    A Biyomon se le erizaron las plumas y procedió a sonar la alarma de siempre.

    Danger, Danger.
    ¡Bastian se enojó!
    Danger, danger.


    —Pájaro bilingüe —canturreó Julieta.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Jajajaajajajaj! Lo de Agumón me mató! Me imaginé toda la escena de el cayendo y como el daba la pierda en la capocha xD Y depsués Gabumon, que amorcito <33 Que "cosas de muejres" esos me hizo sospechar xD Encima, seguro va a pasar un tiempo antes de que Bas se de cuentad e que ellas están ahí.
    Esos comentarios LOL me encantan, así me doy cuenta de que es un escrito tuyo, nunca faltan las cosas LOL en lo que escribis xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Hibari.

    Hibari. Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2007
    Mensajes:
    569
    Pluma de
    Escritora
    ¿Soy yo o Teodoro se vivirá perdiendo todo el santo colectivo y todos los santos escritos? xD
    Me reí imaginando a July con Ayu cantando, me las imagino cantando algo relacionado con Teodoro tipo "Teodoroooo, te adoroo así que no vivas en un arbol~ oohhh uuhhh, Teodoroooo~" xD
    Y cómo no, Brid pensando en Allen. Me pregunto a quién salvaría primero, si al peluche o a su chico -w-Uu
    Lol, Bastian las fue a buscar de mala gana, pobre xDD
     
  7.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    653
    Título: Cantando y Buscando III
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Julieta, Ayumi, Shay y Bastian
    Palabra: Interrupción
    Palabras: 366

    —Just be Friends, si eso quieres tú, Just be Friends —cantaron a dúo ambas chicas.
    —Tu turno, sabes esta parte —invitó la rubia.
    —Intentando no perder de vista este extraño amor… —canturreó la de cabello rosado.
    —Pensé que sería más conveniente decir que no —continuó la primera.

    Así estaban, tranquilamente sentadas a la sombra del árbol en el que estaba atrapada la rana Teodoro, cantando diversas canciones que les gustaban. Ya que, además de además de estar perdidas podían pasar un buen rato cantando y, tal vez, si se guíaban con sus voces las encontrarían más rápidamente que gritando sus nombres como en las películas.

    La voz de Ayumi era suave, muy relajante en canciones lentas y hacía que hasta una canción aburrida resultara pegadiza. La voz de Julieta, en cambio, era más madura, ya que, a pesar de ser la más pequeña, había estudiado canto, y su voz era notablemente grave en comparación a la normal.

    Cantaron hasta la segunda estrofa cuando escucharon que los arbustos se movían al este. Se escondieron por las dudas, podía ser un digimon hostil el que las esperaba del otro lado. Pero estaban equivocadas, eran Bastian y Shay, que llegaron a su paradero gracias a la idea de Ayumi.

    —Lamentamos la interrupción —se excusó Shay.

    —Lo lamentarás tú, yo no —agregó irritado el otro—, ¿podemos irnos ya? Tengo hambre.

    La rubia comenzó a caminar al lado de Bastian, mientras que Ayumi se sonrojaba caminando al lado de Shay. Que malhumorado, pensó la de cabellos rosados, nos ha hablado de muy mala manera sin razón, no sé por qué a July-Ju le atrae. Dirigió su vista a la “pareja” que caminaba a su lado y se fijó que ni siquiera intercambiaban miradas. Suspiró.

    A poco de llegar al campamento una Bridget desesperada apareció y se tiró encima de Ayumi para poder volver a tener entre sus brazos a su compañero de felpa. Patamon miraba desde atrás algo enfadado, con las mejillas infladas con aire. Agumon y Saramon intercambiaron miradas y suspiraron, no tenía arreglo.

    —Mmm, ¡pescado! exclamó contenta la más enérgica, sentándose, lista para comenzar a devorar el almuerzo. Cuando todos tuvieron su respectiva pieza gritó satisfecha— ¡A comer!
    ----------------------------------------------------------------
    Y asi las encontraron a las locas, que canatron proque estaban aburridas y las hallaron gracias a eso xDDD

    


    1. Chocolate
    2. Flores
    3. Insaciable
    4. Hospital
    5. Corazón
    6. Timidez
    7. Zapato
    8. Vicios
    9. Sobredosis
    10. Desastre
    11. Guerra
    12. Oferta
    13. Crimen
    14. Interrupción
    15. Descanso
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,052
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    285
    Titulo: Consejo
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Bastian&Ellie
    Palabra: Flores
    Palabras: 149
    Notas: Seguí los consejos de Bridget y llegarás a viejo.

    —Ay, obvio, Ellie —dijo Bridget sentada en una de las mesas del cafetín junto a su compañera—. A nosotras nos gustan las flores, entonces a ellos también le deben gustar. Confía en mí, después me lo vas agradecer. Yo soy una experta en el tema del amor, eh.

    —P-pero Bastian no es así.

    ¿Por qué le había hecho caso a la Bridget? Porque ella era obediente y no conocía sobre el tema del noviazgo y cualquier consejo le vendría bien, aunque buscó a la persona menos indicada. Agarró con fuerza el ramo de flores que tenía en ambas manos. Se encontraba parada en el pasillo que daba hacia el casillero de Bastian. Caminó con pasos lentos, siendo observada por los chicos que estaban en esos momentos por allí; al llegar al casillero, amarró las flores para que quedasen colgando de éste y se fue corriendo rápidamente antes de que la campana sonase y Bastian saliese de clases.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    809
    Título: Desayuno
    Colectivo: Bands War
    Personajes: Antonella Montesinos&Alane Gray <3
    Palabra: Chocolate
    Palabras: 652


    Se levantó pesadamente, observando a la otra chica que descansaba cómodamente en el suelo, en una bolsa de dormir color aguamarina con detalles violetas. Sonrió para sí, le parecía imposible que estuviera tan cómoda durmiendo en el piso, si estuviera en su lugar, habría exigido una cama o la habría denunciado con la justica.

    Últimamente Alane se está comportando muy bien pensó la rubia—, como soy tan benévola, poco egoísta y considerada le prepararé el desayuno… si no muero en el intento.

    Salió de la habitación con total cuidado y se dirigió a la cocina amplia cocina que tenía el espacioso vehículo. Se encontró con una enorme duda, ¿qué era lo que le gustaría desayunar? Pensó en lo que a ella le gustaba, pues lo que era “comida” para su paladar, debía serlo para todos los demás, ¿o no? Ella tenía un excelente gusto en comida, o al menos eso creyó toda su vida.

    Tomó un poco de pan fresco y lo puso en la tostadora, lo programó para tres minutos, a nadie le gustaban las tostadas quemadas, doraditas eran más sabrosas. Vio naranjas sobre la heladera y un exprimidor del otro lado de la habitación, se imaginó a ella, ni nada más ni nada menos que la Montesinos más hermosa de todas exprimiendo naranjas para hacer jugo, rió para sus adentros. Abrió la nevera y sacó un enorme bidón de jugo de naranja y lo sirvió en un vaso. Lo mismo hizo con leche, en un vaso separado. Tomó chocolate en polvo y lo espolvoreó suavemente sobre la leche. Cualquier persona normal la habría mirado raro, “el chocolate se pone todo junto” le habrían dicho. Pero bueno, ella no lo sabía.

    Pasaron los tres minutos y sacó las tostadas, para su sorpresa estaban completamente quemadas. A penas unas pequeñas partes no estaban negras como el carbón. Buscó una alternativa para solucionarlo y encontró mermelada de frutilla y manteca. Pensó en poner ambas primero, pero decidió poner, en una tostada mucha –de verdad mucha- mermelada y a la otra colmarla con manteca. Así disimulará el sabor, pensó.

    Cuando todo estuvo listo lo puso en una bandeja y caminó los cinco pasos que hay hasta su cuarto. Abrió la puerta lentamente, procurando no hacer ningún ruido. Dejó la comida sobre la mesa de luz y prosiguió a despertar a la de cabello bicolor.

    —Alane, despierta —dijo suavemente un par de veces— ¡Que despiertes, holgazana! ¡Te lo estoy ordenando! —gritó irritada por el sueño pesado de la chica. Ésta se levantó casi inmediatamente al oír los gritos—. Te he preparado algo.

    Pudo ver sobre la mesa el desayuno, que tenía un aspecto deplorable. Sí, exactamente, a pesar de que la rubia lo veía como una obra maestra del arte culinario para ella era simplemente un desayuno hecho por una pobre persona. Se acercó a la mesa y tomó la tostada con mermelada. No se veía lo quemado, pero se olía. Riendo por dentro se la llevó a la boca.

    —Esta delicioso —exclamó contenta, esto hizo que Antonella hiciera una mueca como diciendo “claro, ¿qué esperabas?”. Probó el jugo—. Y este, ¿recién lo exprimiste? Esta muy rico.

    Anto asintió, mentirosa.

    —Mmm… lo que más me gustó fue la leche con chocolate —exclamó bebiéndola a la vez que comía la segunda tostada. El desayuno de Antonella había resultado un éxito.

    Lo que ella no sabía, era que en realidad Alane estaba haciendo esfuerzos inhumanos por no escupir las tostadas quemadas, ya que poco se disimulaba el sabor con los kilos de aderezo que había puesto. El jugo, se notaba a millares que era embotellado, no tenía sabor a exprimido, y tampoco tenía la típica pulpa del jugo exprimido. Pero no mintió con la leche, estaba deliciosa, jamás había probado una así. Tal vez le había puesto más azúcar o algo especial. Ése era el truco de Montesinos, espolvorear magia achocolatada sobre la leche.
    -----------------------------------------------------------------------------------------
    Ay~Un poco de OoC en Antonella? Puede ser, pero quería que dejara salir su lado "humano" xD, Te disgusta como escribo? Llama al 0800-escribi-vos-criticón (?
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    249
    Título: ---
    Colectivo: Bands War
    Personajes: Fusitún L
    Palabra: Crimen
    Palabras: 144


    El grito agudo de la rubia se escuchó en la casa rodante y en el resto del mundo seguramente.

    —¿Quién cometió semejante crimen? —lloró la de anteojos mientras levantaba su bajo del suelo.
    —¿Qué pasó, July? —preguntó el teñido.
    —Alguien tiró deliberadamente a Rom al suelo.
    —Creo que sé quién es el culpable —sentenció Annie, levantando la sábana, dejando ver, bajo la cama al joven que descansaba—. Lo habrá tirado cuando vino a acostarse aquí.

    Definitivamente, a Julieta y a Drake se les vino al imagen de un rubio dormilón y holgazán que tenían el placer de conocer, pero no recordaban quién. Se miraron entre ellos dubitativos, hasta que terminaron el “Identi kit”. Los tres rieron, ya que la de cabello negro ya sabía en qué pensaban.

    —Dejémoslo ahí durmiendo —dijo la bajita—, más tarde se disculpará con Rom por haberlo tirado.
    -------------------------------------------------------------------------
    144 palabras dicen más que 1000 (? xD
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1072
    Título: Requiem Eternam (leer escuchando esto http://www.youtube.com/watch?v=9FKGwkj0YFw)
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Todos.
    Palabra: Descanso
    Palabras: 861
    Nota: Be careful, es tristón.

    Todos se encontraban frente a esa enorme piedra, con caras tristes. Los ahora siete niños elegidos habían perdido una parte importante del equipo, una que siempre se hacía notar. Siempre corriendo de un lado al otro, gritando bromas que, aunque a veces eran terribles, los hacían reír y alegraban el momento. Atrevida y “suicida”, había pasado sus últimos momentos cuando Devimon atacó a Ellie y ella, decidida a salvarla, tomó su lugar frente al ataque. En el primer ataque el digimon oscuro no pudo acabarla, hicieron falta dos más, en los que ella sufría, y los niños elegidos, junto con sus compañeros lo atacaban, sin hacerle daño, prácticamente.

    Ellie recordó esto mientras las lágrimas brotaban de sus ojos y caían por su cara al suelo. Recordó, ante todos los buenos momentos, el más feliz de su vida. Cuando logró tener a su primera mejor amiga, alguien que juró acompañarla por siempre y jamás. Calló en el suelo de rodillas, ¿quién la ayudaría ahora? ¿Quién le daría ánimos y evitaría que se cerrara al resto del mundo? Nadie, sólo ella lo había logrado.

    —Tú me prometiste… —murmuró—, prometiste que te quedarías a mi lado para siempre, ¿verdad?

    Mas atrás, Ayumi lloraba en silencio en el hombro de Shay, quién miraba la pieza de piedra estancada en el suelo. También recordaba, las innumerables veces que se habían perdido juntas, las escondidas, las canciones cantadas, las preguntas sobre chicos y los secretos compartidos, que siempre venían acompañados por un “me lo llevaré a la tumba”, y ahí estaba. Shay también se dio cuenta de lo importante que era en el grupo, ahora todo estaría más vacío, sin alguien que gritara o hiciera chistes que los hicieran poner de buen humor. No, no lloraba, pero sus ojos estaban húmedos.

    Bridget lloraba mientras apretaba a Patamon a su pecho, quien también observaba triste la escena. Ya no estaba feliz porque Teodoro estaba en el suelo y él era el preferido, estaba demasiado triste ahora como para pensar en eso. La de cabello violáceo, por su parte, recordó cuando la rubia la ayudaba con su peluche de rana, las veces que la salvó de caer en pozos –que sucedía bastante seguido-, y las veces que había cambiado su humor drásticamente. A su lado, un Allen deprimido miraba al cielo, preguntándose si ella estaba ahora en un mejor lugar realmente. Hacía, a veces, algunas maldades, pero siempre, por alguna razón, tenían un buen resultado, ella se las ingeniaba para eso. Recordó cuando la salvó de que se ahogara, que había caído al río. Rió melancólicamente a sus adentros.

    Julián, junto con Palmon, Agumon y Biyomon contenían las lágrimas. Todos esos comentarios positivos, la actitud optimista y esa sonrisa que siempre estaba presente en el grupo sería extrañada, haría mucha falta. Julián recordó cuando Julieta se había trepado a un árbol para ver mejor, puesto que Patamon y Biyomon estaban cansados, y cuando bajó terminó cayendo encima de él y de Shay, casualmente, la pajarita rosa también pensó en esto. El dinosaurio anaranjado, en cambio, no podía pensar en nada. Ella se había alejado y no volvería, él no pudo salvarla, ahora se encontraba sin la compañera a la que tanto se había apegado.

    Bastian, sin embargo, observaba la escena desde lejos, con Gomamon a sus pies, que lo miraba tristemente. Su cara se encontraba peor que lo usual, ahora tenía un ademán triste, la mirada fija en el mismo lugar que todos, también recordando cosas “buenas” que pasó con ella. Cuando se arrimó a él y apoyó su cabeza en su hombro, cuando lo abrazó de felicidad por que habían regresado al mundo real, momentos que para él serían inolvidables, simplemente porque ahora ella no estaría ahí para hacerlo pensar que era una hiperactiva con problemas y hacerlo sonrojar.

    Ellie estrechó contra su pecho el reloj de pulsera de su amiga, quería quedárselo, necesitaba quedárselo para tener una parte de ella consigo.

    —July, ¿dejarías que me quede con tu reloj? —musicon los ojos rojos. Volvió a largarse a llorar, porque sabía que nadie le respondería.

    Comenzó a llover, los presentes se fueron alejando, yendo a cubrirse, pero ella no. Se quedó ahí por veinte minutos más, debajo del temporal, mirando la lápida que habían tallado entre todos solamente para ella. Sintió, entonces, que algo se posaba sobre su hombro, como si fuera una mano. Se dio vuelta frenética, pero no, no vio a nadie. Sin embargo, sonrió, porque en el fondo sabía que siempre la acompañaría. Se colocó el reloj con delicadeza y miró la hora, esperando una respuesta, como la rubia siempre decía.

    Pasados cinco minutos, se volvió y regresó con los otros. Antes de llegar abrazó por última vez a su mejor amiga, sin perturbar su descanso bajo tierra. Y visualizó el momento más feliz, hasta ahora, de su vida, cuando estrechó meñiques con ella y juraron ser amigas para siempre. Sonrió sólo para ella, siempre sería su mejor amiga, aunque no esté más a su lado. Miró por última vez la lápida y logró que sus lágrimas incontenibles se confundieran con la lluvia.

    Julieta Sabin, la luz que iluminó e iluminará nuestros días, decía.
    -------------------------------------------------------------------
    Ash... me hizo lloriquear mi propio escrito.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  12.  
    Hibari.

    Hibari. Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2007
    Mensajes:
    569
    Pluma de
    Escritora
    Boluda, me hiciste llorar con esto. Y no, no lo digo en joda D:
    Es muy triste y creo que la que peor lo pasa es Ellie. Ya me la veo recayendo en depresión D:
    La más pequeña del grupo, y posiblemente junto con Shay, los más valientes. ;3;
    Si después de esto no me sale ninguna sonrisa, es tu culpa ;__;
     
  13.  
    Antonio Corazoncito

    Antonio Corazoncito Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    2 Diciembre 2006
    Mensajes:
    728
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    475
    Título: Cuento de hadas.
    Colectivo: Lernen Miteinander zu Leben
    Personajes: Alexander Gray, Alice Marie Rose.
    Palabra: Zapato
    Summary: Ojalá él fuera su príncipe...
    Palabras: 305
    Notas: Últimamente todo lo que escribo de ellos dos no me gusta nada y tmapoco me fangirlea como antes, pero es un A&A y tengo que mantener vivo su espíritu. Aunque cueste D:Uu

    Cuento de hadas

    Aquello no puede ser más horrible. Piensa, mientras recoge sus libros mojados del suelo.

    Todo siempre puede ir a peor.

    De repente, mientras buscaba los apuntes de historia que seguramente estarían perdidos o irrecuperables, odió a los cuentos de Disney que le contaban de pequeña.

    La vida no era como los cuentos contaban, cuando estabas en un apuro no venía un hermoso príncipe a rescatar.

    Estar encerrada en una torre con un largo cabello por el que tenía que subir una bruja a verte todos los días para ella era un crucero. ¡Quién pudiera estar ahí cuando el hermoso joven de cabellos dorados te pedía que le lanzaras tu cabellera para poder subir a conocerte!
    
    Pero claro, ella no era una princesa y ni estaba encerrada en una torre, ni había perdido un zapato de cristal.
    

    Ella era una estudiante de padres famosos contra la que aquellos “hermosos jóvenes” la habían tomado. Normal, ella no les contestaba y obedecía sin rechistar las órdenes de cualquiera, se resignaba a lo que le hicieran.

    
    Palabras de Febrero
    1. Chocolate
    2. Flores
    3. Insaciable
    4. Hospital
    5. Corazón
    6. Timidez
    7. Zapato
    8. Vicios
    9. Sobredosis
    10. Desastre
    11. Guerra
    12. Oferta
    13. Crimen
    14. Interrupción
    15. Descanso
    Palabras: 5

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,052
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1167
    Titulo: Chocolate (soy pésima para los títulos)
    Colectivo: Digimon Evolution
    Personajes: Ayumi, Shay, Bridget y Teodoro.
    Palabra: Chocolate
    Palabras: 814
    Notas: Otra más que sigue los consejos de Bridget, x’D. Dedicado a Anneliese, con mucho cariño. Como verán “continuará” por lo que tendrá una segunda parte, creo.

    Según la revista que había leído junto a Bridget hace una semana, decía que al cumplir el primer mes la chica debía seducir al chico; dieron muchos tips y Ayumi se guió por el que tenía en esos momentos.

    Shay jugaba PS3 en casa de Ayumi, ésta tenía todos los lujos que el chico no podría tener y, como decían por allí “lo tuyo es mío y lo mío es tuyo” La sirvienta llegó a la sala con una bandeja llena de comida, la puso sobre una mesa pequeña y se retiró. Ayumi agarró la crema de chocolate, juntándole un poco a la galleta; mordió y contó hasta diez, porque así decía la revista y muchas veces Bridget se lo recordó.

    —¿Quieres un poco? —le ofreció a su novio, pero éste seguía concentrado en su juego de autos. Al ver que no le prestaba atención, le metió la galleta a la boca. El joven se sorprendió, pero después le miró con picardía y tragó.

    —Está buena, pero déjame terminar el juego —dijo, tomando nuevamente el control.

    Ayumi no sabía qué hacer, ¿qué venía después? Las cosas no estaban saliendo como lo decían en la revista. Tomó su teléfono y le escribió un mensaje a Bridget, después de unos minutos la joven respondió “acá dice que debes ponerse enfrente de él” La chica sonrió mientras se levantaba y se ponía al frente de Shay. El joven la miró extrañado, ¿qué se traía en mente? Estaba actuando extraña, sin contar que ella era actriz.

    —“Game over” —se escuchó desde el televisor.

    —¡Demonios! —tomó a Ayumi de la cintura y la sentó a su lado. Puso el juego nuevamente y jugó.

    “Necesito tu ayuda” le envió un mensaje de texto a Bridget. Tocaron el timbre de la mansión y la chica salió abrir; allí, parada, con muchas revistas y un peluche en forma de rana, se encontraba Lorenzetti.

    —Que bueno que llegaste —decía dándole pasó para que entrase—. No sé qué hacer.

    —Tranquila, tranquila, Sailor Brid llegó para ayudarte —sonrió, desocupando las revistas en un cuarto donde la había metido Ayumi y sentando a Teodoro en el suelo.

    Ambas ojearon las revistas, siguiendo los consejos de ésta en un momento así.

    —Traje mi juego de espías —mencionó Bridget sacando de su bolso una caja negra. Lo primero que sacó fueron unos auriculares diminutos—. Esto nos servirá, póntelo y yo te diré desde acá lo que debes hacer. Bridget sonreía por dentro, estaba siendo útil y se sentía como toda una heroína.

    Ayumi asintió, mientras se introducía el chip en la oreja.

    —Iré a la sala, espero que todo salga bien —se dirigió a donde se encontraba Shay jugando.

    —¿Quién era? —preguntó sin mirarla.

    —Bri… —calló rápidamente antes de meter la pata—. Una vendedora de galletas.

    Tomó asiento al lado de su novio y esperó las indicaciones de Bridget que observaba desde una PC lo que ocurría en la sala. Oh, dios, era tan divertido, estaba jugando a los espías, rió. Abrió la revista y le dijo a la otra chica que tomase el chocolate líquido y lo untara sobre los brazos del chico; Ayumi obedeció.

    —¿Qué hiciste? —exclamó Shay viendo su brazo lleno de chocolate—. Bueno, no te preocupes, yo iré a limpiarme.

    —Ah, pero, Shay.

    Había salido mal. Plan B.

    Un perro entró en la habitación donde se encontraba Bridget, tomó entre sus dientes a Teodoro y huyó de allí con el peluche en su boca, sin que la joven se diese cuenta. Shay salió del baño y vio pasar al perro de Ayumi.

    —Ven, ven acá —lo llamó y el perro se le acercó, lo conocía y se divertían juntos—. Pero qué tenemos aquí —le quitó el peluche que estaba lleno de babas y lo detalló, reconociéndolo inmediatamente.

    —¿Dónde te metiste, Teodoro? —decía Bridget gateando en el piso en busca de su peluche. Teodoro era un travieso, le gustaba jugar a las escondidas, siempre.

    ¿Qué demonios hacia Ayumi con el peluche de Bridget? La única respuesta que tenía era que la joven le pidió de favor que cuidase de él. Viniendo de Bridget era algo normal, lo trataba como si tuviese vida propia y fuera su bebé… y de Allen. Lo dejó por allí, lejos del perro y se dirigió a la sala. Ayumi se encontraba sentada con las piernas cruzadas, esperándolo. Había apagado el televisor.

    —¿Vas a salir? —preguntó al verla con una falda puesta—. Te puedo acompañar.

    —No, bueno sí; es decir, saldré después, sólo que quería estar más cómoda —descruzó sus piernas perfectas y las volvió a cruzar. Esperaba no haber mostrado mucho; la falda era un pelín corta. Pero, ésa era la intensión, ¿no? Así decía la revista.

    ¿Desde cuando las mujeres se sentían cómodas con faldas? Se preguntó Shay, recordando las veces en que Ayumi se quejaba por usar faldas en conciertos y entrevistas. Continuará.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  15.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    795
    Título: ----
    Colectivo: When the World is Ending
    Personajes: Nayuta Matusmoto&Sora no Etsune
    Palabra: Vicios
    Palabras: 558
    Nota: Para Viviana, porque quiero que sonría de nuevo...

    Se sentó una mesa a la derecha de la de ella sin siquiera mirarla, como si de un desconocido se tratase. Pero notaba su presencia, oh si, la notaba y le gustaba, se sentía acompañado. Ella estaba en la misma situación, era su oportunidad para que él se fijara en ella, podía hacer cosas que no vería usualmente, un lado nuevo de ella.

    Trajo su almuerzo y se dispuso a comer la hamburguesa y las papas, como era su costumbre, metió las papas dentro de la hamburguesa para crear un manjar digno de dioses. La de cabello negro observaba cada cosa que hacía y la memorizaba. Como comía, la forma en la que masticaba, todo era tan fascinante para ella. Tomó un sorbo de su Sprite, y continuó mirándolo por el rabillo del ojo.

    Ella, con el puré que servían en la cafetería, y algunos guisantes empezó a comer como era su costumbre: comer una gran parte de las papas pisadas y luego esconder las arvejas debajo, como si fuera una alfombra donde poner la basura de la casa que uno no quiere dejar afuera. El de cabello violeta, mientras la miraba comer, había bebido un sorbo de su Fanta pomelo, y al ver lo que hacía con los guisantes rió, lo que provocó que le saliera la gaseosa por la nariz. Sora al verlo no pudo aguantar la risa, y golpeó la mesa mientras moría de risa por lo ocurrido. Él se sintió humillado.

    Cuando terminó el almuerzo se encontraron y se miraron.

    —Así que… no te gustan las arvejas —comentó el mayor.
    —No… pero a ti sí te gusta echar bebida por la nariz —respondió riendo, él solo se encogió de hombros.

    Quedaron en silencio unos momentos, se miraron fijamente por cinco segundos, que parecieron más una vida. Entonces, Sora tomó las mejillas del superior con sus manos y lo besó atrevidamente, en un beso largo. Ella en puntas de pie, y el agachando la cabeza. El beso duró y duró, hasta que ella se apartó.

    —También me gustan los besos —dijo, y le guiñó el ojo.

    Nayuta había quedado estúpido. Esa muestra de afecto lo agarro por sorpresa y había activado su modo torpe. Lo único que pudo hacer fue contestar un confuso “ah”. Ella hizo una seña, como indicándole que iba a besarlo en la mejilla, pero cuando iba a hacerlo corrió la cara y volvió a besarlo en los labios. Sin embargo, esta vez hubo un bonus, introdujo su lengua a la boca de su sempai deliberadamente. Estuvieron así cerca de dos minutos consecutivos, hasta que el de cabello violáceo se separo por falta de aire. La miró confundido, pero satisfecho.

    —Me encantan los chicos como tú —exclamó arrimándolo contra la pared, él se sonrojó de sobremanera—. Me gusta hacerles… cosas malas —Nayuta tragó saliva, nervioso—. Tengo varios vicios, Matsumoto-sempai —admitió bajando una de sus manos por su torso, hasta llegar a su entrepierna—, y usted es uno.

    Abrió los ojos agitado, totalmente transpirado y notó que su “amigo” estaba despierto, como ahora lo estaba él. Secó un poco de sudor de su frente y miró como la chica dormía plácidamente en otra de las camas, no podía creer que había tenido ese sueño, que empezó gracioso y terminó… “caliente”. Se levantó y fue al baño, debía calmarse y calmarlo.
    -------------------------------------------------------------------
    Nayuta tuvo un sueño para adultos~ xDDD

    1. Chocolate
    2. Flores
    3. Insaciable
    4. Hospital
    5. Corazón
    6. Timidez
    7. Zapato
    8. Vicios
    9. Sobredosis
    10. Desastre
    11. Guerra
    12. Oferta
    13. Crimen
    14. Interrupción
    15. Descanso

    Terminé~!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Hibari.

    Hibari. Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2007
    Mensajes:
    569
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    536
    Título: --
    Colectivo: [HOTD] When the world is ending,
    Personajes: Nayuta Matsumoto. Sora no Etsune
    Palabra: Insaciable
    Palabras: 430
    Notas: Para July~~
    ---
    Que no me toque con ella, que no me toque con ella, que no me toque con ella…
    Extendió la mano, a punto de sacar el papel que determinaría con quién compartiría la cama esa noche. Lo acercó hacia él y cerró los ojos mientras lo abría con cuidado. Abrió un ojo y leyó el nombre que ponía allí:

    Sora no Etsune.


    Un rubor se asomó por sus mejillas mientras dejaba su mirada fija en el trozo de papel. Los demás intercambiaron miradas, esperando a que él dijera quién le tocó. Kakeru suspiró y se levantó de donde estaba, colocándose detrás de él para leer.

    —Le tocó dormir contigo, Sora —dijo, sobresaltando al de cabello purpura que hasta entonces, estaba en un trance.

    La pelinegra simplemente sonrió y se quedó viendo cómo seguía el sorteo. Aunque la verdad, se estaba esforzando por ocultar un sonrojo.
    Cayó la noche, y la hora de dormir había llegado. Puesto que, probablemente, al día siguiente continuaran su viaje de casa en casa.
    Nayuta se sentó en el borde de la cama, esperando a que su dicipula saliera del baño. Tomó su cabeza entre sus manos y luego despeinó un poco su cabellera.

    —Otro sueño de “esos” no, por favor —rogó—Cerebro, pórtate bien. Y tú —señaló sus partes intimas con el dedo índice, como si lo estuviera acusando—También pórtate bien.
    —¿Pasa algo, Matsumoto-sempai? —preguntó Sora detrás de él, arrodillada en la cama. El de ojos azules se dio la vuelta para mirarla, encontrándose con que ella se había colocado unos shorts pequeños y una camiseta de tirantes como pijama.
    Maldijo por dentro, teniéndola así en la misma cama, evitar los sueños en lo que ella era insaciable sería todo un reto.

    —No, todo está bien. Vamos a dormir —contestó rápidamente mientras levantaba las sabanas para luego cubrirse con ellas. Sora imitó la acción, agregando un beso en su frente como uno de buenas noches.

    Matsumoto se dio la vuelta, dándole la espalda. Su alumna sólo soltó un suspiro, suponiendo que no le había gustado. Se acercó a él y lo abrazó por detrás, cerrando los ojos con intenciones de dormir.
    Nayuta se ruborizó y se dio vuelta para rodearla con sus brazos.

    —Buenas noches —dijo sonriendo. Aquella sonrisa que a ella le encantaba, con la cual sus mejillas automáticamente se ponían rojas.

    Él sabía que corría el riesgo de pasar por un pervertido si su “amigo” decidía despertarse y ponerse firme. Sin embargo, era un riesgo que estaba dispuesto a afrontar si por él podía tenerla así de cerca, como la tenía ahora.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    349
    Pluma de
    Escritora
    Awwwwwww, que amorcito es Nayu <3333333333333 Este es como al continuacion de mi cosito de vicios xD Me dio mucha gracia cuando le dice al cerebro que se porte bien y a su amiguito tambien ewe. Sora tambien es un amor! Dandole el beshito de las buenas noches a su sempai <3 Ashhh, me pusiste requete fangirl con esto xD. El ultimo párrafo fue re dulce, me los imaginñé así abrazaditos en la camita, que bonitos. Pero luego recordé un pequeño detalle, en las mañanas SIEMPRE se para. Pero siempre xD Es como si... despertara con ellos xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Antonio Corazoncito

    Antonio Corazoncito Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    2 Diciembre 2006
    Mensajes:
    728
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Palabras de Febrero
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    319
    Título: Un pequeño descanso... y todo estaría bien.
    Colectivo: Lernen Miteinander zu Leben
    Personajes: Alexander Gray, Alice Marie Rose.
    Palabra: Descanso
    Summary: En el suelo...tampoco se estaba tan mal.
    Palabras: 171
    Notas: Situado en un futuro cuando ya son pareja~~

    Un pequeño descanso... y todo estaría bien.

    Lentamente, van girando en la sala. Los pies, perfectamente sincronizados entre ellos dan pequeños pasos hacia adelante y hacia detrás. Se mueven hacia los lados y deciden que sus dueños giren.

    En un momento dado los pies de él rozan los de ella y caen, por culpa de un tonto tropiezo. Ella encima de él que tiene un gesto de dolor en el rostro.

    Ella se aparta en seguida, sorprendida, preocupada, pero él sonríe y la abraza, atrayéndola hacia si. Su largo cabello castaño acaricia la mejilla de él cuando ella se apoya en su pecho aceptando el abrazo y luego, lentamente, atraía por sus ojos, deja un suave beso en sus labios.

    —¿Estás bien? —Murmura cuando se separan mientras él acaricia su mejilla con la punta de los dedos. Alexander sonríe.

    —Solo necesito un pequeño descanso, pero no te muevas. No lo será si no estás cerca.

    Ella no cree eso pero no dice nada y apoya el rostro en su pecho.

    En el suelo… tampoco se está tan mal.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Awwwwwwwwwwwwwwwww fangirl /se desmaya.
    /reacciona.

    Me encanta la relación de amiguis de Ayu y Brid *-* y me encanta la relación de Shay y Ayu. Esto me hace más fangirl de lo normal.

    ¿Qué te digo? No sé cómo a Ayu se le ocurre seguir los consejos de Brid sabiendo como es. Pero a quien sin duda quería matar era a Shay, ¿cómo puede ignorar a su novia? Hombre tenía que ser. Cuando se ponen a jugar videojuegos se olvidan del mundo entero LOL.

    Me agrada mucho como los planes fracasan, al fin y al cabo Ayumi es muuy torpe.

    Me gustó *-----------* /se vuelve a desmayar.

    Todo lo que subiste de Digimon Evolution me encanta, lo sabes. Este colectivo saca mi lado fangirl. Por cierto, el de tu colectivo con Chuck también me gustó mucho :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Palabras Febrero
  1. Ita

    Colectivo Palabras de Marzo

    Ita, 1 Marzo 2011, en el foro: Crossover
    Respuestas:
    21
    Vistas:
    2,043

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso