Paint it black.

Tema en 'Relatos' iniciado por sessxrin, 16 Noviembre 2010.

  1.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Paint it black.
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2314
    La letra es de los Rolling Stones :)
    .Paint it black.

    I see a red door and
    I want to paint it black
    No colors anymore
    I want them to turn black

    Porque no hay más colores. Golpea su cabeza contra la pared y la observa de reojo, quiere que sea negra, negra como el exterior de Julieta, como su propio interior negro y podrido. No hay colores, pues no hay nada colorido en lo que pasó, pasa y pasará, porque sólo negro, negro negrísimo es lo que reina.

    see the girls walk by dressed
    In their summer clothes
    I have to turn my head
    Until my darkness goes

    Caminando con un suave vaivén, siendo sutil y a la vez directas, con sus labios rojos y sus tacones rojos, rojos carmín, bieeen rojísimos. Sus cabellos rubios o rojos, todo estaba cálido, como el verano que soplaba. Él las veía y las observaba, las analizaba y las traspasaba, no había remordimiento, no había nada que le impidiera quitar esos vestidos rojos.
    Era verano, y después el viento se llevaría toda la mierda que haría con esos rojos manzanas.
    I see a line of cars
    And they're all painted black
    With flowers and my love
    Both never to come back

    Modelando y marchando, largándose. El verano se estuvo yendo, poco a poco, miserable y cansinamente, haciendo maña, como dándole a entender de que todo volvería a hacer una escala de grises.

    Julieta, Julieta sentía y mucho, pero su coraza era y es negra y dura, durísima, nada podía atravesarla. Pero todo se aclaró y se fue directo a sus oídos, como las nubes, y Julieta, Julietita sintió como algo se abrió en su escudo, una grieta, una asquerosa y doliente grietota.

    Los puentes floricescos se hicieron bonitísimos; a Julieta le gustaban. Pero como todo se había convertido en negro, las flores también y el puente quedó negro, negro como el carbón.
    Ya no tenía nada de bonito.

    Y él espero, la puerta seguía roja y ella no volvía, y no atravesaba la puerta, porque es roja y ella es negra, negrísima, su coraza es oscura.

    I see people turn their heads
    And quickly look away
    Like a new born baby
    It just happens ev'ry day

    Y él ahora anda de negro, negro oscurísimo, pues Julieta no regresó y todo se volvió de ese color. Los demás se escurrieron a su alrededor como agua cayendo por las paredes, descolo rizando todo a su alrededor.
    El verano sigue y él anda todo fuera de lugar con su movimiento anti-color, depresivo negro. Todo cubierto, como si hiciera frío descomunal, como el invierno que pronto de avecinaba.
    Cabezas y más cabezas, una por una, cayendo y rodando, negro negro.

    I look inside myself
    And see my heart is black
    I see my red door
    And it has been painted black

    Tal vez, o sólo está alucinando más de lo debido. Sólo sabe que ya nada es cálido, que las nubes violentas no son imaginación suya, que de pronto Julieta era una diosa y en venganza arruinó su vida en negro. Pero él tampoco quiere que cambie, así está bien, negro negro, oscuro y profundo, vacío y frío, como su interior, como la coraza de la diosa Julieta.
    Griega o Romana, no importa, bruja o no, lo que sea, pero ella arruinó y quitó la envoltura de su vida. La volvió gris y a él no le gusta el gris, sólo negro.
    Vamos puerta, puerta roja, roja, azul, verde, negra, negra, negrisíma.

    Maybe then I'll fade away
    And not have to face the facts
    It's not easy facin' up
    When your whole world is black

    Follar, follar ya no es tan azulesco ni veraniego, ya no hay nada bonito desde que Julieta no está. Debió pensarlo con anterioridad, antes de arruinar todo y tirarlo por el muelle, antes de que el verano se fuera y el otoño llegará, y no, naranja no no, gris, gris, pero no, tampoco gris, negro, negro como el frío que abrazaba su interior.
    Otro golpe contra la pared y él sabe ya no hay vuelta de hoja; el humo del cigarro nubló todo sus sentidos y sólo le quedaba alucinar con el puente floricesco negro, que no tiene flores.

    Su pared es blanca, feísimo, negro, ¿Por qué rayos no se vuelven negro? Black, black, no es tan difícil.
    Porque él lo siente de esa manera y quiere que sea así.

    No more will my green sea
    Go turn a deeper blue
    I could not foresee
    This thing happening to you

    No más, no más. Julieta no vuelve y él está desesperado. Las embarradas son feas pero el amor debe valer más ¿eh? O eso es lo que dicen. Ya no hay salidas por la playa en escena cursi, aquellas que no le gustaban a ninguno de los dos pero que hacían por superficialidad y sólo para sentir la arena bajo sus pies; ni tampoco los almohadazos ni el karaoke de mala cálidad.

    No, no. Julieta quiere volver pero no lo va a hacer. Y la puerta sigue roja, rojísima, como esperando a Julietita, pero él quiere que sea negra, porque ella no volverá, así es.

    If I look hard enough
    Into the settin' sun
    My love will laugh with me
    Before the mornin' comes

    Y joder, lo peor es que ese estúpido amor se ríe de él, con lágrimas estúpidas recorriendo sus mejillas rojas estúpidas. El atardecer llega y la luz ilumina su desesperado rostro, recostado contra la blanquecina pared. Que feo, que estupidez. Se siente como una nena y eso más rabia le da.
    Pero su amor es diferente, aun cuando jura que está bien.

    I see a red door and
    I want to paint it black
    No colors anymore
    I want them to turn black

    Estúpido verano que hace maña. Estúpida Julieta, estúpida puerta terca que no se vuelve negra. Se golpea de nuevo, pero está vez se pasa una mano por su grasiento cabello castaño, hace calor y frío y él siente que va a explotar y que a la vez va a desaparecer en un diminutico agujero.
    Lo peor es que todo es tan colorido, tan ella, tan Julieta. Pues ella es como el verano, cálida y eufórica, sencilla y dramática, pero sin la superficialidad del labial y los tacones, descomplicada y loca.
    Sin embargo le envidia su potente y dura coraza negra, fría, tan opuesto a ella. Por eso todo le parece tan desesperante, por eso quiere que todo sea negro, para poder ser tan fuerte y dura como Julieta veraniega.

    I see the girls walk by dressed
    In their summer blouse
    I have to turn my head
    Until my darkness goes

    Respiró y observó por un momento por la ventana. El sol se estaba poniendo, más la gente seguía allí afuera, la fiesta no acababa; era como una despedida al verano.

    Fumó otro poco y el humo volvió más gris su habitación. Miró por la ventana más de cerca y centró su vista en alguna buena chica. Sí todo se había ido a la mierda ¿por qué enmendarlo ahora? Sí estaba abajo, pues más hondo se iría; el pasado no se puede devolver y la rabia ya dejó que todo le valiera.

    Una pispiada y dos voltearon a mirar. Una sonrisa matadora y un sonrojo, todo era tan fácil. Más no se sentía bien, era como muy superficial; ella eran superficiales, él sentía que también lo estaba siendo.

    De pronto Julieta volteó a mirar. ¡Mierda! No no, ella no debería de estar en ese montón de gente estúpida. Cerró los ojos de nuevo y sacudió su cabeza, miró de nuevo y no, no era ella. Se había esfumado o tal vez le estaba haciendo efecto la droga.

    Maldición, todo estaba comenzando a ser como antes. Por un momento pensó que tenía aquella coraza, que todo estaba negro, pero la oscuridad se hiso más realista y lo atrapó, era doloroso. Se alejó rápidamente de la ventana y maldijo, mientras pegaba su frente contra la pared. Tal y como había comenzado.

    Negro, rojo, negro, no no, negro, era mejor. Negro.

    Quiero verlo pintado
    Pintado de negro
    Negro como la noche
    Negro como el carbón

    Así estaba mejor. Miró de reojo a la puerta y casi, ya casi estaba negra. Sonrió un poco y esperó, esperó, pero nada. Pestañeó y la muy maldita volvió a ser rojo, riéndose a carcajadas de él, de su lastimero estado.

    Negó de nuevo y golpeó la pared, mientras su vista se dirigía ya al sol poniente, ya casi desaparecía.

    Aún seguí allí, como Julieta cicatrizada en su estúpido corazón que bombardeaba estúpido amor. Que idiotez. Se sentó y soltó el humo de su boca, pero aún seguía recibiendo los débiles rayos del astro rey. Parecía ella, ¿sería ella? No no, Julieta es una maldita diosa, no un idiota sol.

    I wanna see the sun
    Blotted out from the sky
    I wanna see it painted, painted, painted
    Painted black
    Yeah!
    Yeah!
    Paint In Black
    Yeah!
    Paint In Black

    ¿Por qué demonios no desaparecía de una buena vez? Ella ya se fue y no volverá, entonces porque no lo hace el maldito sol. Si fuera Dios borraría a esa cosa insignificante, con mucha rabia, disfrutando de sus lágrimas amarillentas, escurriéndose por el azul del mar. Para que todo fuera negro, como la falsa Julieta, pues ella debería de ser verano y volver, pero no, no lo hacía. Negro, él quería el negro de su coraza.
    Pero eso era tan imposible como que el orgullo fuera menos poderoso que el amor. Cierto, cierto.

    Julieta no volvió y el sol desapareció, el verano se fue y la noche apareció. Oscuro, negro negrísimo…

    Sin embargo, el negro ahora, ya no era tan bonito.
    O sólo estaba siendo demasiado cursi y rabón. Negro negro y punto.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso