One-shot Otoño & Primavera [HirokixShiori | Rol de Persona]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Yugen, 27 Marzo 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Otoño & Primavera [HirokixShiori | Rol de Persona]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1316
    Título: Otoño y Primavera
    Fandom: Persona [Rol]
    Personajes: Shiori Kurosawa & Hiroki Usui
    Summary: "Ella tenía algo que la hacía completamente diferente al resto. Algo... que no sabría definir con certeza".
    N/A: I'm trash y esto tenía que pasar. Es medio raro pero aún no los conozco bien asdfg byes.




    Shiori Kurosawa se apretó más contra su abrigo y el uniforme de invierno buscando el calor de la prenda. Era octubre y empezaba a refrescar en Hanazawa. La brisa era fría más no gélida y lograba notarse en la piel los primeros coletazos del invierno. Pronto llegaría... y el frío y la nieve con él.

    Sus pies pisaban hojas secas que crujían como si fueran pequeñas llamas crepitantes bajo sus zapatos. El parque Hanazawa vestía sus galas de otoño. La hierba siempre verde y fresca ahora yacía cubierta de un manto de hojas ocre al atardecer, los árboles casi desnudos apenas luchaban ya por cubrirse. Era como un campo de fuego.

    Como su elemento.

    The Fire.

    Y allí, como siempre, estaba él. Últimamente solía encontrarlo mucho por el parque Hanazawa. Y por últimamente quería decir desde que lo conocía, por supuesto. Era un lugar tranquilo, lejos del bullicio del distrito comercial, donde el silencio era solo perturbado por la brisa y el murmullo de las hojas de los árboles. ¿Qué mejor lugar que ese para alguien tan asocial como Hiroki Usui?

    Parecía gustarle. Después de clase se acercaba por allí con su perro y tomaba una siesta en alguna de las bancas. Disfrutaba del silencio, de la paz. De escapar del absurdo conformismo de las clases del instituto.

    Shiori esbozó una sonrisa que no supo definir con certeza. Ike no estaba cerca, pero ver a Hiroki, en cualquier momento, lograba hacerla sonreír casi sin percatarse.

    Sus pies no la habían llevado allí por mera casualidad.

    Hiroki era como un perrito perdido necesitado de cariño y afecto. Un enorme y tosco bravucón que era un cachorro lleno de amor para dar en el fondo... aunque le costaba un mundo y parte de otro demostrarlo. Esa discrepancia entre su exterior y lo que ella sabía era su interior le resultaba sumamente interesante.

    —Buenas tardes senpai.

    Saludó. Dulce, amable, acercándose hasta él. Su sombra le tapó la luz del sol.

    Hiroki frunció el ceño con los ojos cerrados. Aquella voz pareció bucear, nadando entre las nieblas de su sueño. Estaba sentado en el banco, sus brazos ocupando todo el mismo. Uno de sus párpados se abrió pesadamente.

    Ámbar.

    El lobo siempre estaba alerta al parecer. Efectos secundarios de ser un delincuente de la calle.

    —Kurosawa.

    Su voz sonó más áspera de lo habitual. Quizás porque había estado durmiendo y a su cerebro aún le costaba coordinar correctamente las palabras.

    En cualquier caso y por su expresión, era difìcil saber si estaba feliz de verle.

    —La misma—respondió ella con suavidad—. ¿Puedo sentarme? Los exámenes de hoy fueron agotadores y estoy cansada.


    Él alzó un ceja.

    —¿Ah?—inquirió tosco— ¿No hay más bancos en el parque?

    Shiori no necesitó mirar a su alrededor para saber la respuesta. Obviamente sí. Había como diez bancas libres.

    Pero solo le interesaba una.

    —Oh, sí. Pero me gustaría sentarme en este—se llevó un mechón tras la oreja—. ¿No puedo?

    Hiroki soltó un gruñido bajo al escucharla. Parecía un "no me jodas" muy obvio pero no era un gruñido molesto como tal. Era simplemente uno contrariado. Kurosawa pasaba últimamente mucho tiempo con él. Había logrado que poco a poco y con maternal insistencia y soberana paciencia abriera ese corazón gélido que parecía haberse cerrado al mundo.

    Logró que socializara con el resto del grupo con el tiempo. Nagi ya no le temía a Ike. Y su relación con Sanji seguía siendo tensa... pero al menos no pretendía romper sus dientes de un puñetazo cada vez que lograba irritarlo. Bastaba que ella rozara su brazo con suavidad, cálida, para que él luchara por detener aquella espiral de violencia.

    Ella tenía algo que la hacía completamente diferente al resto. Algo... que no sabría definir con certeza.

    —Agh...—se sobó la nuca con pesadez—. Haz lo que quieras. Pero no me molestes.

    El rostro de Shiori pareció iluminarse victorioso.

    —Gracias.


    Tomó asiento a su lado con resolución. Y pudo sentir, muy levemente, a Hiroki tensarse a su lado. Retiró el brazo que había ocupado el borde del banco y lo llevó tras su propia cabeza. El silencio los acunó. La suave brisa otoñal que jugaba con las hojas secas.

    No era una situación especialmente cómoda... pero a Shiori no le desagradaba. Le gustaba pasar el tiempo con ese chico torpe. Era como ver a un niño dar sus primeros pasos y descubrir el mundo.

    ¿Era su vibra maternal tal vez la que la impulsaba a querer estar con él? ¿Era simple cordialidad? ¿Estaba siendo solo amable? A menudo se hacía esas preguntas a sí misma sin encontrarles respuesta. Había decidido no pensarlo. Y dejar que el mundo siguiese girando. Y la vida siguiera su curso.

    —Es hermoso ¿cierto?

    Su voz suave y calma rompió el silencio. Hiroki abrió nuevamente sus ojos. Su mirada ambarina, lobuna, no tardó en fijarse en ella.

    —¿Ah?

    —El otoño.

    Se agachó y tomó una hoja seca de sus pies observándola casi con mimo. Era una hoja de arce. La luz del sol de la tarde intensificó sus colores rojizos y la hizo parecer una llama pequeña y frágil entre sus dedos.

    >>Es frío y hosco; quizás no le guste a muchos por la soledad que parece rodearlo—continuó hablando—. Pero deja escenarios tan bonitos como este. ¿Te recuerda a alguien?


    Hiroki no supo que responder. Shiori sonrió y dejó caer la hoja al suelo. Usui había entendido hacía tiempo que Kurosawa disfrutaba especialmente los dobles sentidos. Decía algo pero realmente sus palabras significaban mucho más. Eran como un enigma constante.

    El otoño... era él. Frío y hosco pero cálido. Impulsaba a la gente a buscar calor, a buscarse entre ellos, a amarse. Hiroki Usui era cálido en el fondo también. Sus manos eran cálidas. Sus intentos por ser una mejor persona desbordaban calidez.

    Le pareció un símil apropiado.

    Hiro soltó una risa ronca al cabo de unos segundos de silencio, cuando al fin lo entendió. Se pasó una mano por el cabello de forma casi desinteresada.

    Esa chica rara iba a acabar con él.

    —Me gusta la primavera.

    —¿Si?—Shiori soltó una suave risita al escucharlo. Sus ojos naranjas se fijaron en él. Recorrieron su rostro, sus aceradas facciones—. Eso es extraño. No pareces el tipo de persona a la que le gustan las flores y los colores vivos, senpai.

    No. En lo absoluto.

    Era un tipo duro. A los tipos duros no le gustaban las flores. Los días soleados. Los vivos colores.

    Quizá.

    No tardó en quedarse dormida de cualquier forma. El cansancio del día pasándole factura. Su cabeza acabó sobre el hombro de Usui. Hiroki se tensó, su rostro enrojeciendo ligeramente al sentir el calor de Shiori y escuchar su suave respiración muy cerca de su cuello. Tan, tan cerca. No se sentía capaz de mirarla. El corazón se le aceleró en el pecho, brusco.

    Apartó la mirada. El rubor escalando rápidamente por su piel asemejándolo más al atardecer y a las hojas muertas. Al menos las sombras del ocaso lograban disimularlo... ¿pero qué importaba si solo estaban ellos allí?

    Contemplar su rostro calmado, sus rasgos dulces, aquel curioso mechón azul que le rozaba la mejilla... era demasiado para él. No podía. Porque el pecho se le apretaba con fuerza cada vez que trataba de hacerlo.

    Ah, mierda. Tampoco podía moverse y molestarla. Y un carajo lo iba a hacer.

    Le gustaba la primavera, sí.

    Era vivaz, cálida y lo llenaba todo con su luz...

    Como ella.
     
    • Fangirl Fangirl x 4
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    Zireael

    Zireael Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    10,175
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¿Es normal que no haya podido dejar de sonreír al leer esto? xDDDD Se me hace tan adorable, ayuda.

    El OoC no sé yo dónde está (?) quizás es porque yo tampoco conozco muy bien a esta niña aún, por raro que parezca, pero a grandes rasgos esto es ella y estoy llorando porque es demasiado soft.

    Hay una parte de la dinámica de estos dos que me está haciendo toda la gracia y es que Shiori de verdad se divierte retando a Hiroki, se lo pasa bomba te lo digo yo, retándolo en el sentido que sea. Ya solo con haberle dicho que se comportara en Velvet Room porque asustaba a Nagi y que le hiciera caso, inició esto xD luego le siguió dando cuerda. La caricia en el brazo, el acercarse en el parque, la pregunta de si se refería a Ike o a él. La veo perfectamente haciendo esto, solo por el placer de fastidiarlo aunque sabe que no es un fastidio en todas las de la ley, que si de verdad lo molestara no le permitiría estar con él.
    ¿Que hay 10 bancas libres? Se sienta con Hiro. ¿Que se está cayendo de sueño? Le hace preguntas raras a Hiro antes de caer rendida a su lado. (?) Pero todo sea por los loles. A parte, disfruta un montón verlo contrariado consigo mismo y lo que parece pedirle ella implícitamente xD su manera de intentar ayudarle a abrirse a otros es hasta un poco rara, porque lo hace precisamente a costa de que le divierte pero le da ternura al mismo tiempo.
    La ves como una cinnamon roll, pero algo macabra es esta chica (?)

    Y damn, es que me vi venir la comparación de Shiori con la primavera, pero aún así cuando lo leí desde la perspectiva del arisco de Hiroki fue como: AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    Porque ahí lo tienes, al amargado, dejando que Shiori siga durmiendo porque no, jamás se atrevería a despertarla (anda, Hiro, admite que lo disfrutas 7u7)

    Bueno, este comentario no es nada más que yo chillando (?) Lo que quiero decir es que lo disfruté un montón.

    Bye~
     
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Kaisa Morinachi

    Kaisa Morinachi Crazy goat

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    6,296
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    X2, me sacaste más de una sonrisa mujer, escribes hermoso ;w;

    Ha estado todo muy lindo, el ambiente, las metáforas, Kurasawa, Hiroki, cómo bien dijo Yáahl no tiene OoC notable, por ahora no lo sería, y es que alguien lee esto y se sabe que se refieren a la shipp definitiva (?)

    Las menciones a Sanji y Nagi también me gustaron, indirectamente dijiste que la pobre dejó de sufrir ataques por ver a Hiroki pelear... por lo menos con Sanji (?)

    Yo no tengo mucho más que agregar aparte del hecho de que me alegra que el dibujito te haya servido de inspiración ;w;
     
    • Adorable Adorable x 3
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso