Explícito Oscuridad [Syel&Leslie]

Tema en 'Relatos' iniciado por Tarsis, 28 Julio 2019.

  1.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,045
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Oscuridad [Syel&Leslie]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    984
    Título: Oscuridad
    Fandom: Le Rouge
    Personajes: Leslie Ness, Syel Lamperouge.
    Palabras: 960
    N/A: Explícito por explícito, bebé hahaha Amane






    Oscuro.

    Escuchaba cada uno de los latidos de su acelerado corazón mientras sentía la textura de la tela cubrirle los ojos. Todo su mundo quedó en tinieblas. Su pecho subía y bajaba en pesadas respiraciones ante la expectación de su tacto, de sus besos.

    El olor del sitio llenaba sus pulmones, todo perfectamente limpio, con un leve olor a lejía o cloro en el fondo. Ni una mota de polvo, mal olor o suciedad.

    No entendía como había llegado allí, a la cama de un chico extraño e inusual. Con muchas más manías de las que había imaginado. Una cosa había llevado a otra y había aceptado sus condiciones sin conocer la profundidad de sus excentricidades.

    Nunca había tenido sexo sin tocar a su pareja antes, no sabía lo rico y estimulante que podía ser tener toda la atención en ella. Tampoco había experimentado con anterioridad ser dominada por completo, ser puesta boca abajo, mientras te poseen por detrás sin darte opción a moverte o a protestar. No era como que quisiera hacerlo, la excitaba tanto antes de empezar, que simplemente cuando lo hacía sólo quedaba a su completa merced.

    Y nunca antes le habían vendado los ojos como estaba ahora. Sin ver. Sintiendo el aliento de menta de Syel deslizarse por su piel en una lenta tortura. No sabía dónde la tocaría, no sabía que haría a continuación. Sintió como toda su piel se erizaba al sentir la lengua del chico deslizarse por la sensible piel de su pecho. Suspiró ante la sensación de la tela abandonando su cuerpo mientras él comenzaba a desnudarla. Sentía la boca reseca, él nunca la besaba en los labios, era un pequeño sacrificio que debía hacer para poder estar en su cama.

    Suspiró, sintiendo sus pezones endurecerse mientras su lengua jugaba en sus picos sensibles. Comenzó a chuparlos y los suspiros en pequeños y contenidos gemidos. La intrusión de su dedo en su vagina lubricada la hizo gritar sorprendida.

    Él se mantenía en silencio.

    Ella continuaba a ciegas.

    Su dedo entró y salió de ella, mientras descaradamente ella abría las piernas en busca de más. Él no le lo negó, introdujo un segundo dedo en aquella cálida abertura que lo succionaba con avidez.

    —Syel —gimió, en cuando su lengua golpeó su hinchado clítoris.

    —Shhh —ordenó deteniéndose por completo—, tenemos un contrato Ness.

    —Lo siento, lo siento. Me mantendré en silencio, sigue —rogó, sintiéndose vacía y con el cuerpo ardiendo.

    Él suspiró, mientras sus dedos húmedos se deslizaron por la cara interna de sus muslos. Syel tomó la pequeña mano de pianista de Leslie, guiándola hasta su enorme y clara erección. Sus dedos se cerraron alrededor de su miembro, mientras él la guiaba lentamente moviendo sus manos sobre las de ella para comenzar a masturbarse.

    Ella sentía la textura del pantalón de Syel al tocar el final. Deseaba sentir toda su piel desnuda, pero extrañamente, todas sus peculiaridades sólo conseguían encenderla más. Él la volteó cual muñeca, colocándola boca abajo. Las sábanas rozaron sus pezones y su piel haciéndola gemir profundamente. Sábanas negras de satín. Que olían a limón y a limpio, como él. Sus dedos comenzaron a bajar desde el inicio de sus nalgas hasta la abertura de su intimidad que lo esperaba ansiosa. Pero él sólo estaba jugando con ella, no la penetraba, ella elevó sus caderas ofreciéndose por completo.

    No veía nada y no quería ver, sólo quería sentirlo dentro de ella, llenando cada espacio posible.

    La primera nalgada la hizo gritar. De sorpresa. Sintió como los músculos de su vagina se contrajeron.

    La segunda nalgada fue un gemido, todo su cuerpo comenzaba a rogar por ser poseído.

    Apretó los glúteos a la espera de una tercera que nunca llegó, su miembro se introdujo en ella forzando su camino hasta el fondo de su estrecha abertura lubricada.

    Gritó para luego morderse los labios, tan fuerte que sintió el sabor metálico de su propia sangre mientras era embestida una y otra vez con fuerza, con profundidad, escuchaba el sonido que hacía su vagina al engullir por completo el grueso pene del chico, sentía que el corazón se iba explotar en su pecho tras cada embestida que parecía llegarle al vientre. Todo su cuerpo se rozaba contra las sábanas cuando era empujada con rudeza hacia adelante.

    En el momento que sintió el frío del plástico mientras unos de sus dedos se introducía en su ano no logró aguantarlo más. El primer orgasmo golpeó todo su cuerpo haciendo que temblara hasta el último nervio dentro de ella. Pero él la agarró con fuerza de las caderas para mantenerla en su sitio para seguir bombeando dentro de ella hasta que su propia liberación lo alcanzó.

    Leslie se arrancó la venda de los ojos en el momento que lo sintió abandonar su cuerpo. Todo a su alrededor se veía borroso y difuso, aún se sentía un poco mareada por sus sentidos embotados. Syel se limpió con un paquete de toallas húmedas y tiró el condón perfectamente enrollado en la basura, le colocó el paquete de toallas al lado mientras él se abrochaba los pantalones negros y se arreglaba la camisa que estaba un poco arrugada.

    Ella se volteó quedando boca arriba, sin una pizca de vergüenza sonriendo completamente complacida.

    —Por esto, hago cualquier cosa que me pidas.

    Él simplemente sonrió colocando los ojos en blanco. Le gustaba ella porque no hacía preguntas, sólo le seguía la corriente sin rechistar. Le entregó su ropa y observó el reloj.

    —Tienes que irte, Ness. —Le colocó la ropa sobre el estómago y le acomodó el cabello con su mano enguantada—. Es un hermoso color de cabello…

    —Gracias…—contestó sonrojándose.

    Habían tenido sexo, pero un halago simple como aquel… viniendo de él, significaba mucho más que el sexo.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
  2.  
    (◕‿◕✿)

    (◕‿◕✿) Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,212
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Pero chica, yo me muero aquí o qué.

    Este chico y sus fetiches, no es que me vaya a quejar porque me encantan este tipo de relaciones, y ya te digo yo que a Leslie también. Bueno, a ella le gusta lo que sea pero con Syel, hace lo que tenga que hacer porque lo disfruta especialmente. La verdad, me imagino que normalmente todo el mundo que se acuesta con ella no va a estar tan atento de darle mucha atención a hacerla disfrutar a ella pero con Syel es al contrario, él se centra por completo en Les. Sí, de acuerdo, a él le satisface mucho tener el control así que en realidad lo hace por su propio placer pero así Leslie gana mucho también so it's a win-win.

    Bueno, chica, qué te puedo decir. Es que me ha encantado este explícito. Todo está tan bien descrito que lo he disfrutado un montón, me los he imaginado perfectamente y los veo así por completo. Ella hace lo que él pida porque sabe que lo va a disfrutar mucho y le merece la pena.

    PERO EL FINAL. Ese final tan tierno era necesario???? me rompe el corazón. El sexo entre ellos está bien y ambos lo disfrutan, PERO LOS HALAGOS, un halago tan tierno de Syel hacia Leslie ESO ES MÁS QUE EL SEXO. OMG, ESE FINAL ES MI COSA FAVORITA TBHHHH.

    Aaaaa, lo amé, muchas gracias <3
     
    • Adorable Adorable x 2
Cargando...
Similar Threads - Oscuridad [Syel&Leslie]
  1. Fenix Parker
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    285
  2. IMilok
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    490
  3. Fenix Parker
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    499
  4. Fenix Parker
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    236
  5. Sora Taka
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    304

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso