One-shot [One shot] No puedo más.

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Tirabuzones, 25 Junio 2007.

  1.  
    Tirabuzones

    Tirabuzones Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2006
    Mensajes:
    800
    Puntos en trofeos:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [One shot] No puedo más.
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1968
    [One shot] No puedo más.

    Espero que os guste mi one shot.


    Una joven de cabellos azabaches caminaba tranquilamente. Se había hecho de noche y Inuyasha se había ido a dar una vuelta, o por lo menos eso dijo él. Se aburría con sus amigos y por eso se había ido a dar un paseo. Iba con la cabeza agachada porque estaba pensando...

    -¿Por qué me haces esto? –se preguntaba para si misma-. Yo que te quiero tanto y haría lo que fuera por ti, pero tu solo tienes ojos para ella. Siempre me haces pensar que me correspondes mis sentimientos, pero siempre vas con ella.

    Cuando levantó la vista del suelo no podía creer lo que veía. Era Inuyasha, y se estaba besando con Kikyo. La azabache se llevó las manos a la boca y desvió la mirada. Salió corriendo hacia la aldea. Allí estaban sus amigos.

    -¡Kagome! –grito Shippou el pequeño zorrito-. ¿Dónde has estado?

    -Solo fui a dar una vuelta –dijo Kagome con una de sus sonrisas-.

    Era una sonrisa triste, pero sus amigos no lo notaron. Llegó la noche y mientras sus amigos dormían, Kagome se levantó y salió a dar una vuelta. Estaba triste. ¿Acaso hay algo más triste que un amor correspondido? Lágrimas caían por las sonrojadas mejillas de la azabache. Nunca se había sentido tan triste, nunca había odiado tanto a alguien, nunca había deseado tanto la muerte... Sintió a alguien a sus espaldas.

    -Hola Kagome –dijo una voz conocida para ella-.

    -Hola Kouga –dijo Kagome mirando al apuesto chico-.

    -¿Qué te pasa? –dijo el chico acercándose a ella-.

    -No, nada –dijo quitándose las lágrimas-.
    -No soy tonto Kagome –dijo Kouga poniendo las manos a cada lado de la cara de la chica y haciendo que la mirase-. ¿Es por el perro no?

    -No importa Kouga –dijo Kagome intentando soltarse-.

    -Kagome, estoy intentando hacerte entrar en razón por las buenas –dijo seria mente Kouga apretándole la cara más fuerte-.

    -Kouga, me haces daño –se quejó Kagome-.

    -Kagome, vas a ser mi esposa quieras o no –dijo cogiéndola en brazos-. Te haré mía esta noche.

    -No Kouga por favor –dijo intentado hacer que la bajara-.

    Kouga la llevó hasta un cueva alejada de sus amigos y de todos.

    [Lemón 1]
    Kagome se vistió rápidamente y salió corriendo. No podía creer lo que le había hecho Kouga, siempre lo consideró un amigo. Pero se dice que en esta vida nada es lo que parece. Kagome corría todo lo rápido que le daban sus piernas. Tenía muchas heridas por lo ocurrido esa noche.

    -No Kagome olvidalo –se decía así misma para no sufrir-.

    Algo la cogió del pie. Se asustó mucho. Miró al suelo y vio que había una garra, la garra de Naraku exactamente.

    -Vaya, pero si es la sacerdotisa –dijo el demonio-. La copia barata de Kikyo para ser exactos.

    -A mi no me llames copia engendro –dijo Kagome intentando soltarse-.

    -No preciosa, no creas que te vas a soltar –dijo riendo maliciosamente el demonio-. Soy un hombre después de todo y al igual que cualquier hombre, humano o demonio, necesita saciar unas necesidades.

    -¡No, eso no! –gritó cuando la acercó a él-.

    -OH, claro que si –dijo llevándosela se los pelos-.

    La llevó hasta una cueva con una barrera.

    [Lemón 2]
    Después de hacerle el amor sin consideración alguna. La dejó marchar. La azabache no podía con su alma, se sentía sucia y mal. Estaba sangrando mucho por su parte íntima y sufría como nunca lo había hecho. Sintió como sus fuerzas la abandonaban. Legó hasta un claro donde estaban Inuyasha y Kikyo, como la otra noche se estaban besando.

    -No... no puedo más... –dijo Kagome antes de caer al suelo por toda la sangre que había perdido-.

    Inuyasha que había olido la sangre de Kagome se giró. La vio allí tirada en el suelo sangrando y muriendo lentamente...

    -¡Kagome! –gritó el ambarino mientras corría al sitio dond estaba la azabache-. ¡Kagome hablame!

    -No... no puedo más... –dijo ella-. No quiero seguir sufriendo...

    -Está bien Kagome, pero no me dejes –dijo Inuyasha llorando-. Por favor Kagome.

    -Siempre te ame Inuyasha –dijo Kagome cerrando los ojos y cayendo muerta-.

    -¡No, Kagome! –grito Inuyasha en vano-.

    Inuyasha llevó el cuerpo donde se encontraban sus amigos. Cuando vieron aparecer a Inuyasha con Kagome, creyeron que seguía viva, pero en cuento vieron toda la sangre que había por la ropa de Kagome, a Inuyasha manchado de sangre y el rostro de Kagome sin vida, lo comprendieron. Sango cayó al suelo de rodillas, no podía creer que su mejor amiga hubiera muerto. Shippou se dirigió donde estaba Inuyasha y comenzó a llorar. Inuyasha lo abrazó, nunca había manifestado ningún tipo de acto de cariño hacia le pequeño zorrito, pero sabía que era muy importante para Kagome, y el lo cuidaría. Miroku se metió dentro de la cabaña, allí comenzó a llorar, Inuyasah sabía que no le gustaba demostrar su debilidad ante Sango.

    Inuyasha llevó el cuerpo de Kagome al tiempo donde esta vivía. Allí fue todavía peor. Nunca imagina lo mal que se sentiría al ver a la madre de Kagome abrazar el cuerpo de su hija mientras lloraba sin consolación. Pero todo fue a peor cuando llegó Souta, el hermano pequeño de Kagome. El pequeño Souta empalideció y cayó junto al cuerpo de su hermana. Donde lloró sin nadie que lo consolará. El funeral lo hicieron en la época de Kagome, no podían negarle eso a su madre. Muchos invitados fueron al funeral. Inuyasha reconoció a las amigas de Kagome con las que había hablado alguna vez. Luego volvió a la época antigua. Allí le esperaban sus amigos.

    -Hola Inuyasha –dijo el pequeño Shippou-.

    -Hola Shippou –dijo Inuyasha-. ¿Dónde están Sango y Miroku?

    -Sango está pensando y Miroku está pensando que le debió ocurrir a Kagome –los ojos del zorrito se llenaron de lágrimas-.

    -No lo se... –dijo Inuyasha-. Solo se, que siempre la amaré.

    Fin

     
  2.  
    Lyra

    Lyra Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Enero 2007
    Mensajes:
    1,369
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: [One shot] No puedo más.

    Wenas!!!
    Me encontré con tu one-shot sister!!!
    y…es muy triste!!!!!!me gusto pero…la pobre kag sufrio muxo!!
    No tubieron consideración alguna kon ella!!
    pobresToT fue todo tan…trsiteToT
    bueno, sister, espero k agas mas one-shot!!!

    Byebye!!!pasalo bn^-^*corazon*

    :kirara: *besos*
     
  3.  
    lady night

    lady night Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    20 Julio 2006
    Mensajes:
    581
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: [One shot] No puedo más.

    fue muy lindo
    pero me hizo llorar perri..
    tu historia estubo genial
    un poco tragico que la violaran....
    Me has hecho soltar unas lagrimitas y todo, chica
    bueno..
    besos
    lady night
     
  4.  
    Aura_

    Aura_ Guest

    Re: [One shot] No puedo más.

    Hola.

    Leí tu One-shoot. Es muy trágico, me gustó, pero... Se me hace raro que después de violarla la dejen marchar tan fácilmente :rolleyes: Es un poco... Increible. Como también lo es el hecho de que Kôga viole a Kagome. No obstante, está bien el fic, no le pondría una Matrícula de Honor, pero tampoco lo clasificaría en malos fics.

    Kero-Kirara
     
  5.  
    sukatinhas

    sukatinhas Guest

    Re: [One shot] No puedo más.

    BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA [​IMG]
    NUNCA PENSE QUE KAG SUFRISE TANTO
    PERO ESTA GENIAL
    SO AHORA EL CABEZOTA DEL INU SE DIO CONTA QUE LA AMA
    ESPERO QUE HAGAS MAS FF
    BESOS
     
  6.  
    Lady cat

    Lady cat Guest

    Re: [One shot] No puedo más.

    esta muy bonito me an caido lagrimas i todo espero k continues.,.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso