Olvidados pero juntos

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Vientchat, 11 Marzo 2010.

Cargando...
  1.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    782
    Re: Olvidados pero juntos

    Capitulo 25
    -Bueno, continuare contando- dijo Kani luego de avanzar un tiempo –Un día a una hora antes del medio día, estábamos paseando por el lugar, cuando vimos a Nizu y su amiga molestando a un chico y una chica, ustedes se pusieron frente a ellos y les pidieron que se detuvieran, Nizu estaba enojado por alguna razón, así que les contesto de forma muy descortés y un poco violenta. La discusión subió de tono hasta que Nizu dio el primer golpe, el cual Yone esquivo los ataques al igual que Kiza esquivaba los de la amiga de Nizu, cuando ustedes ya estaban rodeados por todos los chicos, empezaron a responder los golpes, Taino no nos dejo acercarnos a ustedes. No sabemos cuanto duro su pelea, pero llegaron unos adultos a detenerlos, se los llevaron a los cuatro y no los regresaron hasta la mañana siguiente. Todo el tiempo nos preocupamos por ustedes aunque Taino trataba de tranquilizarnos.

    >>Cuando regresaron, les preguntamos que les habían dicho, pero ustedes no nos dijeron nada en el desayuno, fue hasta que salimos, todos los chicos los rodearon, ustedes para tranquilizarlos sonrieron y dijeron que no había pasado de un regaño, nosotros notamos como sus ojos no mostraban la alegría que mostraba su sonrisa, era algo que siempre había pasado y nunca lo habíamos notado, si les preguntábamos ustedes sonrían más y nos decían que no pasaba nada, que no era algo de preocuparse y cambiaban de tema, también nos dimos cuenta de que ustedes nunca habían celebrado su propio cumpleaños y aunque los interrogamos, no nos dijeron su fecha de cumpleaños.

    -Por eso –continuo Hanei –mientras los esperábamos cuando los adultos se los llevamos, le preguntamos a Taino sobre ustedes; él no nos quería decir nada, pero lo hartamos y termino hablándonos de ustedes. Nos contó que el día en que habían llegado, se habían sentado lejos de todos, no lloraban, no hablaban, no veían nada, entonces un chico de cabello café claro y ojos de color vino, oscuro pero brillante, se acercó a ustedes, les habló y ustedes lo ignoraron. Se quedó parado frente a ustedes, luego, cargo en sus brazos a Kiza y se sentó junto a Yone y lo abrazó, les dijo que él era Shukuri y tenía siete años, tardaron unos minutos en responder, ustedes tenían tres y cinco años, hace dos días Yone los había cumplido y hace un día Kiza los cumplió.

    >>Desde esa vez, él siempre se mantenía a su lado y los hacía confiar en los demás, en sólo un año sonreían y hablaban con los que Shukuri hablaba. Pero esa felicidad se borró por dos días, era el cumpleaños catorce de Yone cuando los adultos se llevaron a Shukuri, al siguiente día, el cumpleaños doce de Kiza, les dijeron que él no iba a volver, que había sido transferido a otro hogar. Por dos días todo el lugar se torno callado y triste, todos parecían extrañar a Shukuri; ustedes fueron los que comenzaron a animarlos a todos, platicaron con cada uno de los chicos, incluso con los enfermos, Taino los ayudo, al día siguiente todo volvió a ser animado y alegre, pero ustedes aún extrañaban a Shukuri, desde ese suceso sus ojos nunca volvieron a ser felices como sus sonrisas. No celebramos sus cumpleaños porque Taino nos dijo que consideraban esos días como de mala suerte, el día del cumpleaños de Yone su amigo se había ido, el día del cumpleaños de Kiza… fue el día en que nos separaron a todos…

    -… Mejor no preguntamos que días eran...- comento Yone, los cuatro iban mirando el suelo, lo que les habían contado no los hacía recordar, pero cuando mencionaron a Shukuri, algo les dolió en el interior, era algo que solían sentir cuando despertaban de sus noches sin sueños, nunca soñaban o nunca lo recordaban.
     
  2.  
    Florentina

    Florentina Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2007
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritora
    Re: Olvidados pero juntos

    ToTToTToTToTToTToTToTToTToTToTToTToTToTToTToT

    Que historia tan triste... pobresitos de Kiza y Yone... perde asia au amigo... que mala suerte...

    Que buena historia, y que excelente conti... Deja paro de llorar... bua... bua... no puedo, esta bellisimo.

    Espero que puedan salir pronto de esa guerra... es tan cruel, y mas para unos simples niños... snif snif...

    Atte:
    IO xD
     
  3.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    793
    Re: Olvidados pero juntos

    Capitulo 26
    Por catorce días caminaron sin un lugar al cual llegar, Kani y Hanei les contaban de juegos que habían hecho, cumpleaños que habían celebrado, problemas que habían solucionado y lágrimas que habían secado, pero nada les producía imágenes de recuerdo a Kiza y a Yone, a pesar de que Kani y Hanei les explicaban todas las características que recordaban. El día anterior les habían contado de un chico que había cumplido nueve años los había abrazado con mucha fuerza y les había llamado hermanos, gracias a eso todos los llamaban hermanos; cuando describieron al chico, Kiza y Yone se habían quedado paralizados, el color de su rostro desapareció y sus ojos se humedecieron pero no derramaron lágrimas, la descripción del chico les recordaba al niño que había pronunciado sus nombres la primera vez que los hicieron atacar una cuidad grande, Hanei y Kani les preguntaron que les pasaba, y se preocuparon, Kiza y Yone se tranquilizaron poco a poco y continuaron caminando, no les dijeron nada a los niños.

    Llegaron a lo que parecía un basurero, había muchos escombros, bolsas de basura, autos de guerra inservibles y papeles volando con el aire. Se acercaron lentamente, ese era el último lugar que visitaría porque ya se habían alejado mucho del lugar donde debían regresar a encontrarse con sus otros compañeros.

    Un papel voló hasta los pies de Kiza, ella lo levantó, era una propaganda con la fotografía de una gran casa blanca, sin muchas ventanas y rodeada de un gran muro gris, el lugar se les hacía extraño pero ligeramente conocido, como si alguna vez lo hubieran visto; debajo decía: “New Life, la mejor opción del mundo”. El logo era New Life escrito con letras blancas sobre la imagen de una hoja verde de árbol; a la vuelta del papel había un mapa donde estaban localizados el país de donde eran, del lado derecho, el país enemigo, del lado izquierdo, y justo en medio el lugar marcado como New Life. Todos observaron el papel, después Yone lo guardo en su mochila, luego de unos segundos, escucharon un ruido, seguido del ruido vieron a una persona salir de detrás de una pila de basura, era un hombre de unos treinta y cinco años aproximadamente, vestía una sucia y desgastada bata de que alguna vez fue blanca, sus pantalones cafés también estaban gastados, su cabello negro ya mostraba canas y aparte estaba largo y despeinado, aparte de que no parecía haber sido limpiado recientemente, también su cara tenía una barba que no había sido afeitada en semanas y unos lentes sucios y rotos. El hombre notó a los chicos, Kani y Hanei se escondían detrás de Kiza y Yone, aquél hombre corrió hacía los chicos y abrazó a Yone y a Kiza.

    -Estoy tan feliz de verlos, Kiza y Yone, no han cambiado- termino de decir y se separó, sin soltar un hombro de cada chico –Y viene con Kani y Hanei, eso no es nada raro, pero ¿Taino no esta con ustedes? Imagino el porque, en fin, soy tan feliz por volverlos a ver.

    -¿Quién es usted?- preguntó Yone separándose del hombre al igual que Kiza

    -Bueno, es normal que no me recuerden, pero no les diré quien soy, no aún, es mejor que me lo vuelvan a preguntar cuando vayan a aquel lugar, ya que en estos momentos no tienen tiempo, deben volver con los demás, caminaron mucho y si no se dan prisa, creerán que quieren escapar, así que mejor regresen, luego podrán ir a visitarme- el hombre se dio la vuelta y se alejo, después volvió a mirarlos –Me alegra volverlos a ver, pero despedirme de nuevo de ustedes es tan difícil como un padre se despide de sus hijos, los veré después- dicho esto, el hombre se alejó y los chicos comenzaron su regreso a donde los soldados los esperaban.
     
  4.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    720
    Re: Olvidados pero juntos

    Capitulo 27
    Caminaron a paso rápido sin detenerse hasta que el sol se ocultó, la última ciudad la habían pasado hace dos horas, por lo que hicieron una fogata para dormir al aire libre. Hacer la fogata no les causo grandes problemas, el primer señor con el que hablaron, les había enseñado a hacer fogatas, y como los árboles estaban ya muertos, no hubo grandes problemas, aparte de que había escombros, con piedras buenas para hacer chispas. En cuanto el fuego estuvo frente a los cuatro, nadie habló, todos concentraron sus miradas en el fuego, pensando en lo que el señor les había dicho.

    -Por más que lo intentó, no recuerdo a los adultos que estaban en aquel lugar, ni el lugar lo recuerdo bien, es un poco desesperante- Hanei rompió el silencio

    -Nosotros no recordamos nada, eso es peor- comentó Yone

    -¡Ah!- exclamó Kani y los demás se sorprendieron –Lo siento, es que algo que había dicho el hombre y yo sentía que lo había escuchado antes, pero… ahora que lo pienso, no creo que sea algo necesario de decir- la niña bajo la mirada

    -Vamos, dilo, puede que algún día nos sirva- le dijo Kiza

    -Es que el señor dijo que despedirse se le hacía difícil como un padre despide a sus hijos, eso me hizo recordar que hace tiempo un chico pronuncio la palabra padre, le preguntamos a Taino que es el que más leía, pero no supo, así que le preguntamos a todos los niños, hasta Nizu y su amiga, sin respuestas satisfactorias, por lo que nos dimos casi por vencidos, hasta que yo le pregunte a un adulto, su respuesta fue que eso era algo que no debía interesarme y que no preguntará más, eso hice- Kani volvió su mirada al fuego –Al fin de cuentas es algo inservible

    -Como dijo Kiza, puede que algún día nos sirva- Hanei colocó su mano en el hombro de su hermana.

    -Bueno, mejor ya duérmanse, mañana nos queda aún un largo tramo- luego de que Kiza lo dijera, los chicos se acostaron. En cuantos ambos niños dormían, Kiza y Yone se alejaron un poco; se sentaron viendo la solitaria luna en medio del cielo sin estrellas. –Hagamos que se regresen a donde debemos ir, mientras nosotros vamos al lugar de la propaganda, podemos llegar antes de que nos encuentren.

    -No sugieras cosas que odiarías hacer- le dijo Yone a su hermana –Sabes muy bien que si regresan solos les pueden hacer algo, están libres gracias a nosotros; y si los llevamos con nosotros, cuando nos encuentren los pueden lastimar, es mejor volver a donde nos esperan y cuando tengamos la oportunidad vamos- Kiza bajó la mirada al escuchar a su hermano, él la abrazó, y sorprendentemente, ella contestó el abrazo.

    -Imagino que esto de los sentimientos se debe a lo que los niños nos han contado- comentó Kiza

    -Puede que sí, pero lo de estar unidos por ser hermanos no se nos quito aunque no tuviéramos memoria, gracias a eso, ahora estamos juntos- se separaron y luego de una mirada con algo parecido a una sonrisa, volvieron a donde estaban los niños.
     
  5.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    827
    Re: Olvidados pero juntos

    Capitulo 28
    Llegaron el último día libre cuando el sol ya tenía poco de haberse ocultado, los soldados los guiaron hasta la habitación donde sus demás compañeros estaban, los cuales los observaron al verlos entrar con dos niños agarrados a sus manos. Antes de que alguien les preguntara algo, entro un soldado.

    -Mañana en la noche serán llevados de regreso al otro país, ahí les darán instrucciones. Nos alegramos de que hayan regresado todos sin hacernos irlos a buscar- el soldado se retiró inmediatamente. Kiza y Yone ya estaban sentados en una cama con los niños en medio, la que se les acerco fue Mayi.
    -Me había preocupado, fueron los últimos
    -Sentimos haberte preocupado- le respondió Kiza con la vista en el suelo
    -No pasa nada- les respondió y volteo a ver a los niños –Hola soy Mayi, todos nosotros conocimos a ellos dos el mismo día y somos compañeros, por así decirlo ¿y ustedes?
    -Nosotros los conocimos hace tiempo, soy Hanei y ella mi hermana Kani
    -¿Entonces conocen el pasado de Kiza y Yone?- los niños asintieron –Espero los ayuden a recordar, ellos son hermanos ¿no?
    -Sí, eso nos dijeron cuando los conocimos y si los ayudaremos a recordar
    -Bueno, les deseo suerte, estamos para ayudarlos si lo necesitan

    Para el siguiente día, después del desayuno, Kani y Hanei fueron con cada uno de los chicos de la habitación, se presentaban y platicaban con ellos, cuando terminaron con todos, se fueron a una cama un poco alejada unto a Arinoke y los mellizos Enki y Denka; platicaron, jugaron y rieron como los niños que eran. Para después de la comida no los dejaron seguir juntos, los hicieron que durmieran para que e la noche no les fuera difícil viajar al otro país.

    En la noche los soldados los guiaron al barco que los llevaría, el barco no era muy grande y estaba cargado con varias cajas con municiones y armas. Había un espacio donde los niños pudieron dormir en lo que llegaban; sólo tardaron una hora y media en desembarcar en el país enemigo. Un grupo de soldados subieron al barco para bajar las cajas, mientras los chicos bajaban hacía donde un soldado les pidió reunirse.
    Kiza y Yone iban de la mano de Hanei y Kani, aún estaba oscuro, pero los niños vieron a alguien que Kiza y Yone no reconocieron. Kani y Hanei se abrazaron a la persona que habían visto y este los reconoció de inmediato.

    -¡Taino! Te extrañamos mucho
    -¡Wow! Que sorpresa, ¿cómo están?- Taino abrazo y alzó en sus brazos a los dos niños
    -Bien, hemos sobrevivido y ahora viajamos con Kiza y Yone- respondió Kani mientras Kiza y Yone se acercaban, Taino los dejo en el suelo.
    -Así que los encontraron- abraza a Kiza y a Yone –Me alegra verlos de nuevo, chicos
    -Ellos… han perdido la memoria, no nos recordaban, ni a ti, ni a nadie
    -Oh, que mal, pero me alegro que los acompañen, así los ayudaran a recordar
    -Pues sí, eso queremos, ¿tú no puedes acompañarnos?
    -No, yo tengo que estar con mi grupo
    -¡Taino te llama el capitán!- grito un soldado
    -¡En un momento voy!- respondió al soldado, luego se dirigió a los chicos –Bueno, me tengo que ir, espero recibir noticias de ustedes, pronto
    -Pero primero dinos como encontrarte
    -Esta bien, lo siento por la última carta, Kiza y Yone, ahora se porque no tuve respuesta, en la próxima carta que les envié les diré como me localicen, cuídense

    Taino beso en las mejillas a los niños, a Kiza y a Yone los besó en la cabeza, luego se fue; los cuatro se reunieron con sus demás compañeros, que los habían observado.
     
  6.  
    Florentina

    Florentina Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2007
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritora
    Re: Olvidados pero juntos

    OwO recuerdo haber posteado... ¿que pasó?... en fin.

    Me encantaron las contis, y que Kiza y Yone por fin hayan encontrado a Taino, aunque no fue de mucha ayuda ¬¬

    Bueno, al menos estan con esos niños... ellos si deben ayudarlos a recordar aunque sea un poco...

    Son unos hermanos tan lindos... ToT es muy cruel que no recuerden... espero que pronto recuerden... esperaré la conti ansiosamente... plis, no tardes :)

    Atte:
    IO xD
     
  7.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    860
    Capitulo 29
    -Esta parte del país ya fue tomada por nosotros así que si lo desean pueden caminar juntos, pero después deben regresar a sus antiguas actividades, hasta que les demos nuevas instrucciones, al parecer esta guerra ya esta por llegar a su clímax, así que tengan cuidado de no morir

    El hombre dio media vuelta y se fue, los chicos en unos segundos decidieron irse todos juntos. Caminaron tranquilamente sin apresurarse ni tampoco muy lentamente; todos platicaban con todos, en unos minutos los más chicos comenzaron a corretear y jugar, todos parecieron sonreír ante la demostración de que la guerra aún no había afectado a todos, podían creer que a lo mejor y al final de la guerra podrían regresar a su país y vivir una vida tranquila… Pero… ninguno de los chicos de ahí sabía que era una vida normal, pero su esperanza no se desvanecía. Kiza y Yone se acercaron a los gemelos, Hobu y Robu.

    -¿Qué hacen con sus hermanos mientras… pues trabajan?- preguntó Yone
    -Al principio nos costo trabajo pero logramos convencerlos de que se ocultaran, obvio que les dejamos una arma por si acaso, pero primero deben gritarnos antes de usarla
    -Bueno, gracias- respondió Kiza y se acercaron a la hermana de Arinoke, Kotaru -¿Qué haces con tu hermana?
    -Pues primero le dije que no interviniera, pero no es muy obediente, así que termine por dejarla ayudarme, pero claro que la cuido mucho
    -Algo diferente, gracias

    Caminaron un largo trayecto hasta que se acercaron a una nueva ciudad, los niños fueron los menos felices en separase. Todos eligieron sus caminos, a Kiza y a Yone les tocó ir a la ciudad más cercana, ya que siempre esperaban a que todos eligieran para irse por la última de las opciones. La ciudad parecía estar vacía, ya que no escuchaban algún ruido; caminaron con las manos dentro de su mochila, listos a sacar su arma al ver al enemigo, Kani y Hanei iban agarrados de sus manos libres también listos a cualquier sonido. Casi llegaron al centro de la ciudad cuando se detuvieron los mayores.

    -Por favor, cuando encontremos a algún enemigo escóndanse- dijo Kiza observando a ambos niños
    —Queremos ayudarlos, enséñennos y no tendrán que preocuparse demasiado por nosotros— respondió completamente decidido Hanei
    —No queremos que los lastimen es mejor que…— Yone se interrumpió cuando a lo lejos escucho unas voces, de inmediato ambos chicos mayores les indicaron que se fueran a refugiar, ellos se negaron, hasta que vieron a los siete hombres enemigos perfectamente armados.

    Los cuatro entraron a un edificio que para su suerte estaba abierto, ahí dentro hicieron a los niños subir al piso de arriba mientras que ellos prepararon sus armas y se colocaron detrás de una rota ventana. Apuntaron a los soldados y sin dudarlo les dispararon, logrando herir sólo a cuatro mientras que los otros tres se escondieron. Desde su improvisado escondite, que se trataba de la esquina de dos edificios, comenzaron a disparar por donde creían que las balas provenían, y claro que no lograron dañar a los chicos. Yone caminó hacía la puerta del edificio y desde ahí logro deshacerse de un quinto.

    Evitaron seguir gastando balas, así que dejaron a los otros disparar sin sentido, hasta que se detuvieron un largo momento, Kiza se asomó lentamente por la ventana y vio a uno de los hombres sacar una metralleta que ellos nunca antes habían visto, esta era más grande de lo normal y sus balas también eran más grandes, tanto Yone como Kiza al verlo se tiraron al suelo y buscaron objetos para cubrirse; se cubrieron los oídos y esperaron a que los fuertes sonidos de las balas al destruir llegaran, sin embargo, lo único que escucharon fueron cuatro disparos normales seguidos de unos gritos de dolor, salieron de sus escondites y se asomaron con mucho cuidado.
    Uno de los hombres yacía en el suelo ya muerto por una bala cercana al corazón, mientras que el otro se quejaba en el suelo por sus dos piernas lesionadas. Sin esperar más, ambos chicos salieron y Yone le dio el tiro de gracia al soldado. Les buscaron todo lo que a ellos les resultaba útil y después volvieron al edificio, donde los esperaban los dos niños aún con el arma en las manos, ellos habían sido los que dispararon.

    —Dijimos que sólo se escondieran— reclamó Yone
    — Y nosotros dijimos que queremos ayudar, prometemos no ser un estorbo— dijo Kani y ambos hermanos mayores suspiraron
    —Bien, pero sólo si prometen mantenerse escondidos y sólo atacar cuando de verdad sea necesario, en pocas palabras, que no todos los enemigos se enteren de ustedes— respondió Yone aún dudando de su decisión
    —Lo haremos— respondieron al unísono los dos pequeños
    —Por el momento esta ciudad esta libre, así que aquí les enseñaremos a usar las armas que les dieron.
     
  8.  
    Florentina

    Florentina Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2007
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritora
    Hola.

    Que buena continuacion, sin duda. Es uy triste que los pequeños niños tengan que aprender a matar a tan corta edad, pero, asi es la guerra.

    Aunque tus capitulos siguen siendo cortos son muy buenos. Espero que pronto subas la conti. n_n

    Atte:
    IO xD
     
  9.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    958
    Capitulo 30
    Por tres días y medio permanecieron en esa ciudad haciendo a los dos niños aprender lo que a ellos les habían enseñado. Por alguna razón, al igual que los demás chicos habían aprendido rápido, incluso aunque eran pequeños comprendieron completamente todo y fueron hábiles cuando hicieron una lucha de prueba en el ataque mano a mano, que esperaban no tuvieran que hacerlo nunca en situaciones reales.

    Pasado ese lapso, y como no volvieron los enemigos, se marcharon, no sin antes dejar en un lugar que sólo sus aliados reconocerían, el arma extraña que iban a usar contra ellos. Observaron su aparato y se dirigieron hacía la ciudad más próxima donde ningún otro de sus compañeros estaba.
    Casi un mes transcurrió sin que les llegaran órdenes diferentes, al menos a los otros chicos, ya que el cuarteto de ojos dicromáticos los hicieron llamar e ir al cuartel más cercano, lo que sólo les tomó tres horas desde donde habían estado hasta ese entonces. Sólo estaban ellos, el comandante y dos soldados más que revisaban un mapa y escuchaban su radio para tener noticias de emergencia.

    —Los cuatro deberán hacer una misión especial y nadie debe enterarse— anunció el comandante y se acercó al mapa, señaló un punto en específico un poco cerca del lugar en el que se encontraban —Aquí es a donde tienen que ir, en ese lugar hay una pequeña construcción donde curan soldados y unos pocos civiles, deben ir y eliminarlos, ya que si se recuperan sólo nos harán perder más hombres, en nuestras últimas noticias nos dijeron que había muy poca seguridad ¿Preguntas?— ninguno de los chicos habló —Perfecto, entonces vayan— los chicos sólo vieron unos segundos más el mapa y después salieron hacia el lugar donde debían ir.

    Acercarse a su destino le llevó cuatro días enteros, lo que significa que llegaron en la noche y tuvieron que acampar un poco alejados de la zona. Para la mañana siguiente comieron bien, Kiza y Yone les dieron muchas órdenes a los pequeños, todas para que se mantuvieran a salvo.
    Avanzaron con mucho cuidado hacía el pequeño edificio de sólo dos pisos, las ventanas estaban abiertas pero las cortinas corridas; no se escuchaba ningún ruido y la única seguridad que había era un chico que estaba sentado sobre una roca y parecía dormido, el cabello negro del chico era alborotado y un poco largo. Los cuatro chicos trataron de no hacer ruido pero fue inútil, el chico ya sabía que estaban ahí. Levantó la vista, examinó a los cuatro recién llegados y se levantó, dio unos pasos hacía ellos, los únicos que se movieron fueron los menores, quienes se escondieron detrás de los mayores, ya que el chico de oscuros cabello traía dos pistolas.

    —¡No lo puedo creer!— exclamó sorprendiendo a los cuatro —¿Siguen vivos y juntos?— obviamente ni Kiza ni Yone lo conocían, pero cuando se movió el cabello que había estado cubriendo sus ojos, Kani y Hanei lo reconocieron.

    —Es Nizu… — logró articular Hanei ya que estaban muy sorprendidos
    —Claro que soy yo, ¿acaso se olvidaron de mí aquellos que alguna vez prometieron que siempre estaríamos juntos?— dio otros pasos hacía sus antiguos compañeros —No sean tan callados, linda Kiza regáñame o tu querido Yone haz algo
    —Ellos… no recuerdan nada…— respondió Kani
    —Es una pena— dijo con fingida tristeza —imaginó que ahora son el enemigo y que venían a matar a todos, ¿me equivoco?
    —Sí, a eso veníamos, ¿qué harás?— por fin habló Yone
    —Pues protegerlos ya no puedo— los cuatro se sorprendieron un poco y más cuando Nizu sonrió de forma malévola —Porque ya los he matado— Kani y Hanei se volvieron a ocultar detrás de los mayores
    —¿No eran tus aliados? ¿Tú misión no era protegerlos?— Kiza estaba confundida
    —Pues se suponía que lo eran, pero a mí eso no me importa, los cuidaba sólo porque me lo habían ordenado, no porque yo lo deseará, fue un castigo de los tontos altos mandos— hizo como si escupiera las palabras —Se quejan porque les mato algunos de sus soldados, y siempre digo lo mismo, yo mato gente, eso me enseñaron
    —… ¿sabes algo del lugar donde nos encontrábamos hace unos años? ¿sabes por qué nos separaron y por qué estábamos ahí?— lo interrogó Kiza quien parecía ser la única que no estaba impresionada por lo que el chico de ojos negros había dicho
    —No, no sé nada y la verdad no me interesa
    —¿Qué pasó con Kari y los otros dos chicos que te acompañaban?— aún detrás de Yone, Hanei habló
    —¿Kari?...— el chico busco en sus recuerdos —¡Ah… Kari! La verdad no sé, éramos del mismo bando pero ella trabajaba por su lado, al igual que los otros chicos, no lo he visto en todo este tiempo, ustedes qué me dicen de Taino
    —Él es nuestro aliado…
    —Sí, era un poco obvio, en fin, terminemos el trabajo aquí— Nizu apuntó con sus armas a los hermanos mayores y estos hicieron lo mismo con él, lo que lo hizo sonreír. Estaba por decir algo cuando se escucharon dos disparos, Kani y Hanei cerraron sus ojos asustados, Kiza y Yone se sorprendieron cuando vieron cual había sido el blanco de esos disparos. Nizu cayó al suelo sentado y con una mueca de dolor.
     
  10.  
    Vientchat

    Vientchat Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Noviembre 2006
    Mensajes:
    122
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Olvidados pero juntos
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    634
    Capitulo 31
    Tanto Kiza como Yone se voltearon hacía donde creían que los disparos habían venido, protegieron con un brazo a los pequeños. De detrás de unos arbustos salió un soldado de alrededor de unos treinta años, quien alzó las manos con las pistolas ya guardadas en su cinturón.

    —Tranquilos chicos, soy aliado, me enviaron a ayudarlos si… — su comentario fue interrumpido por dos disparos que de inmediato le quitaron la vida, Kiza había acertado a su corazón y Yone a su frente. Ambos chicos soltaron a Kani y a Hanei y fueron con Nizu.
    —No puedo creer que hayan atacado a un aliado dijo tratando de ocultar el dolor que los disparos le ocasionaban —Puede que hayan olvidado todo, pero al menos aún son muy protectores
    — ¿Adentro hay material para ayudarte?— Yone ignoró el comentario que Nizu había hecho
    —Obviamente, están en la puerta del lado derecho de las escaleras. ¿Por qué me ayudan?
    —Eres nuestro enemigo, pero formas parte del pasado que queremos recuperar— después de que Yone lo dijera, entró al edificio.

    Salió a los pocos minutos y junto a su hermana sacó las balas y vendó las heridas. Al terminar ayudaron a caminar a Nizu y se alejaron del lugar ya que su misión ahí ya estaba hecha.
    Avanzaron alrededor de veinte minutos, se detuvieron cuando Nizu se los pidió y cuando ya estaban lo suficientemente lejos del lugar de su misión.

    —Son tan blandos ustedes dos— exclamó el herido cuando lo dejaron
    — ¿Hay más chicos que sean tus aliados?— interrogó Kiza
    —Sí, a cada uno de nosotros nos dieron esto— el de cabello negro les enseñó un aparato como el que ellos tenían y usaban de mapa, ellos mostraron el suyo —El mío tiene unas funciones nuevas que ningún otro tiene
    — ¿Por qué?
    —Porque ya no me acuerdo quien, lo modificó, me enseñó a hacerlo, no sé con que fin, préstame el tuyo y lo modifico— Kiza le entregó su aparato, el chico lo abrió por detrás movió unas cosas y después se lo entregó, ella lo revisó y unos segundos después comenzó a vibrar, lo que dejó sorprendidos a los cuatro —Ahora sirven como comunicadores, y no sólo detectarán a los de su bando, también lo hará con chicos de mi bando
    —Enséñanos— le pidió Yone y Nizu así lo hizo con los otros tres aparatos
    — ¿Qué harán ahora con eso?
    —Puede que no sepamos mucho de esta guerra y de porque unos somos enemigos y otros aliados— comentó Kiza
    —Pero nos hemos dado cuenta que nos están utilizando, ninguno de los que conocemos sabe porque luchan por ese país, pero lo hacemos para sobrevivir, y sin duda nuestros pasados son similares, somos diferentes a los demás soldados— continuó Yone
    —Descubriremos por qué hacemos esto y si es por algo sin razón, haremos que nos dejen en paz, a todos— terminó Kiza y tanto los niños como Nizu los vieron sorprendidos
    —Bueno… yo también me he dado cuenta de eso, creo que entre todos somos más que los adultos, sin duda podemos lograr algo— respondió seriamente el herido —Haré que todos los de mi bando modifiquen sus aparatos sin que los adultos se enteren
    —Haremos lo mismo de nuestro lado— Kiza casi sonrió al igual que su hermano
    —Entonces llévenme con mis aliados, no están lejos de aquí, sólo necesito que me acerquen, ellos me encontraran— comentó Nizu
    —Está bien

    Volvieron a ayudar a caminar al chico y se dirigieron a donde había dicho, los pequeños aún estaban callados pensando en lo que los mayores habían dicho, para ellos la guerra sólo había significado sufrimiento, pérdidas y reencuentros, y ahora ellos les implantaron nuevos significados, que sin duda un niño normal no hubiera comprendido, pero ellos ya no eran niños normales, ya estaban cerca de ser adultos mentalmente.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso