Ojos de luna y colmillos de perla

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Karen san, 23 Diciembre 2009.

Cargando...
?

¿¿Les parece interesante la historia??

  1. Si, ¡bastante!

    20 voto(s)
    90.9%
  2. Mas o menos...

    2 voto(s)
    9.1%
  3. No, ¡me parece aburrida!

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Sheska love

    Sheska love Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Abril 2009
    Mensajes:
    226
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    suuuuuuuuuuuuuuuuuuugooooooooiiii!!!
    ToT me hiciste llorar de la emocion!!! es que nunca pense que Shikamaru hiciera algo asi, de verdad que la persona que se quedo perpleja aqui fui yo....
    Sakura ya tiene 16 semanas... y en aumento!! ya quiero saber el sexo del bebe!!!!!
    asi que apiadate de mi y pon la conti pronto plis!!!! ;)

    besos besos y mas besos
    cuidate mucho Nyaaaaaaaaaaa!!!
     
  2.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1579
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Espero que les guste el nuevo capitulo, ultimamente me ido mas hacia otras parejas pero prometo tomar de nuevo el camino de Kiba y Hina! bueno aqui esta el cap. 11, disfrutenlo :D y gracias por sus coments me hacen feliz ='D

    Capitulo once:

    La boda de Sakura y Naruto estaba a solo horas de comenzar, las chicas se encontraban con Sakura y los chicos con Naruto y el resto estaba llegando a la iglesia esperando a la feliz pareja.

    -Saku-chan ¿cómo te sientes?, ¿estás nerviosa? – Preguntaba Hinata de manera tranquila mientras le arreglaba el tocado en el cabello de la joven ojijade.
    -Algo, pero no es nada extremo, simplemente siento unas maripositas en el estomago…
    -Si yo fuera la que se casa estaría matando a alguna de ustedes, es en serio…- decía Tenten mientras cruzaba los brazos con ojos cerrados.
    -Jajaja no lo dudo amiga…- decía Temari quien arreglaba cuidadosamente el obi de Sakura.
    -¡Saku-chan te ves hermosa! – decía Ino quien estaba saliendo del baño. Sakura estaba vestida con un hermoso kimono de mangas largas color blanco, en el borde de las mangas y la falda tenía unas hermosas sakuras en tonos morados y rosados, su obi era tornasol con una tela principal morada, su peinado consistía en un lindo peinado de cebolla y un tocado de flores falsas que asemejaban las sakuras.
    -Gracias Ino… lo mismo opino de ustedes chicas, lucen hermosas, ese estilo de vestido les va muy bien a todas – decía Sakura sonriendo mientras se daba la vuelta para verlas a odas un poco mejor. Las chicas llevaban un vestido con corte emperatriz de color morado con un poco de escote, cada una tenía sus peinados comunes y un poco de maquillaje que las hacia verse muy bien. En ese momento entro Kiba y vio a las chicas, más que nada a una, Hinata, sonrió y detallo a la novia, Sakura.
    -Chicas déjenme decirles que lucen excelente – decía acercándose rápidamente a su querida novia.- Sobre todo tu mi ojiperla, te ves hermosa, eres bella…- le decía Kiba a Hinata al oído mientras ella se sorprendía al sentir sus manos en su cadera y sus labios en el cuello.
    -Chotto Kiba, estamos en una iglesia por favor… -decía tímidamente Hinata quien estaba sonrojada como solo ella sabe y las chicas miraban la escena con un leve sonrojo y entre risitas tímidas.
    -Jajaja lo sé, lo sé… bueno a lo que vine, ya todo comenzó ¿la novia esta lista para salir? – decía Kiba mientras tomaba la mano de Hinata y sonreía.
    -Pues ya estoy lista, que preparen la música estoy por salir.- decía Sakura mirándose de perfil en el espejo notando con ternura su pequeña panza.
    -Ok Sakura, estaremos esperándote, vamos chicas ustedes salen antes que ella.- decía Kiba mientras las demás chicas lo seguían.
    -“Aquí estoy… me voy a casar y solo faltan 5 meses para que dé a luz…estoy nerviosa por lo que me depara el futuro, pero… con Naruto-kun y Yume… todo estará bien… lo sé… Sasuke no arruines este día… no lo hagas… ”- pensaba Sakura mientras miraba su perfil en el espejo y pensaba en aquella noche…

    FLASH BACK

    -Sakura… tanto tiempo…- decía una voz masculina desde la oscuridad de un callejón.
    -¿¡Quien anda ahí?! – Grito Sakura sacando inmediatamente un kunai
    -Oye, cálmate ¿así es como recibes a las viejas amistades?
    -¿Sa-su-ke? – decía con los ojos abiertos completamente y mirando aquella figura alta y delgada caminado hacia ella.
    -Exactamente… el mismo… en carne y hueso…- decía mientras que con un rápido movimiento se puso atrás de ella y son su mano derecha tomo su abultado vientrecito.
    -¿¡Qué haces!? ¡No toque a Yume me oíste! – decía ella separándose de él y dándole la cara.
    -De verdad te pongo tan nerviosa… cálmate Sakurita… no te hare daño… solo quiero saber ¿De quién es? – preguntaba con su típica mirada fría.
    -¿Te importa? No lo creo…- decía dándole la espalda y siguiendo de largo.
    -Si me importa, quiero saber quien fue el que profano lo que es mío…- decía con un tono de autoridad y completamente posesivo.
    -¿Lo que es tuyo? Tú me abandonaste, y yo seguí con mi vida así como tú rehiciste tu clan con Karin… Sasuke déjame en paz… tengo que arreglar cosas más importantes.
    -Naruto ¿no?... okey mi pequeña, lo lamentaras algún día – dijo Sasuke y antes de que ella pudiera reaccionar por completo y dar la vuelta para enfrentarlo él ya no estaba, se había ido sin dejar rastro… como aquella noche.
    -Demonios… - maldecía Sakura en voz alta. Ella no comento nada del tema puesto que haría que Tsunade y Naruto cancelaran todo y fueran a busca del Uchiha.

    FIN DEL FLASH BACK

    Sakura se paro del tocador y abrió la puerta en vía a la puerta principal de la iglesia para dar su entrada; al llegar las puertas se abrieron y dejaron ver un resplandor de luz que entraba, después se veía una sombra caminando pausadamente hacia el altar, era Sakura con su padre, que iba con una sonrisa de inconfundible felicidad. Se veía a sus amigas paradas alrededor del padre al igual que los padrinos y ahí estaba su rubio con un traje formal gris.

    - Aquí frente a dios te entrego a mi hija, cuida de ella Naruto, es mi única bebe… - decía el padre mientras le daba la mano de Sakura a Naruto y le levantaba el velo para darle un tierno beso en la frente.
    -Gracias viejo…- decía Naruto con su enorme y típica sonrisa. La ceremonia continúo sin ningún altercado y llegaron al final y gran esperado “acepto”, todos aplaudieron y Naruto beso a su ahora esposa.

    En la fiesta…

    -Sakura, deseo hablar contigo- decía Tsunade seriamente a la joven quien estaba platicando plácidamente con Jiraya y Yamato.
    -Claro que si Tsunade-sama, si me perdonan- decía la joven dejando a los dos hombres para irse con Tsunade, cuando estuvieron en el patio del hotel.- ¿Qué sucede Tsunade-Hime?
    -¿Por qué no me dijiste que viste a Uchiha? – decía la quinta con un tono muy serio mirando a la ojijade.
    -¿Cómo se entero?
    -Pues un ambu vio la situación y me la conto… ¿por qué que no me dijiste?- repetía la quinta.
    -No quería que aplazaran la boda por perseguirlo, no quería que por él el día más especial de mi vida fuera aplazado.
    -¿Qué hubiera pasado si atentaba contra Naruto? ¿Sabes que eso era lo que él tenía pensado?, ¿lo sabes?… Lo atrapamos el mismo día que te vio, por eso no atentó contra tu boda, solo por eso, pero junto con Karin iba a matarlos a los dos.- decía la quinta en forma de regaño a la joven Kunoichi que solo bajaba la cabeza y no decía nada.
    -Tsunade-sama, Uchiha Sasuke ha escapado- decía un ambu que había aparecido de la nada.
    -¿¡Qué?! – dijeron Tsunade y Sakura al unísono.
    -Estamos haciendo lo posible por capturarlo pero no lo hemos alcanzado aun.
    -Sigan buscándolo, lo siento Sakura tendremos que avisar a todos, para que estén alertas… - decía Tsunade mirando a la joven quien asintió y corrieron dentro del salón de fiestas.

    Dentro del salón…

    -Bueno, tengo unas palabras que se que no serán gratas… y menos para la joven pareja… Sasuke Uchiha está en Konoha y está planeando atentar contra la boda, necesitamos que los ninjas presentes se queden y estén alerta, les pido a los que no tienen habilidades de pelea se retiren y espero que sepan entender que es por su propia seguridad.- decía la princesa de la babosas dejando a todos helados mientras que Naruto corría donde la quinta.
    -¡Vieja!, ¡¿dónde está?! – decía Naruto furico mientras su Shakra de Kyubi comenzaba a salir.
    -Uzumaki cálmate, están investigando donde puede estar pero tenemos que ser pacientes y esperar…
    -Tsunade-sama hemos localizado a Sasuke, no han capturado aun pero está en una cabaña al este con Karin- decía un ambu.
    -¿¡Y que están esperando?! ¡Atrápenlo y póngalo en una celda de máxima seguridad! – decía Naruto.
    -¡Shikamaru! – Musitaba Tsunade.
    -¿qué? – decía de manera perezosa el joven Shikamaru.
    -Aquí está un ambu deseo que lo sigas y planees algo para atrapar sin ningún fallo a Sasuke. – ordenaba Tsunade.
    -Ok – dijeron Shikamaru y al ambu para desaparecer en una nube de humo.

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    :O :O :O ¿Sasuke matara a Saku-chan y a Naruto-kun? ¿Podra la nueva pareja aunque sea tener un dia de casados? ¿Shikamaru llegara despierto a aquella cabaña del este donde se esconde Sasuke? XDD jajajaja acompañanos en el porximo capitulo para saberlos *-*
    Espero les haya gustado! comenten :D:D
     
  3.  
    Sheska love

    Sheska love Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Abril 2009
    Mensajes:
    226
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    hoooooooolaz!!
    por Kamisamma! tu fic parece de pelicula!!! me alegro que Sakura y Naruto por fin se hayan casado, pero hubo un detalle por parte de Naruto que esta algo "desafinado", que es decirle "viejo" al padre de Sakura en plena iglesia. por otra parte... no puedo creer que Sakura ya tiene cuatro meses de embarazo!! Dios!! soy yo o el tiempo pasa volando??? pero en fin... me dejaste con intriga total.. ahora quiero saber si Karin y Sasuke mataran a Naruto y a Sakura, pero especialmente quiero saber si Shikamaru va a llegar completamente despierto a la cabaña .. ...
    espero con ansias el prox cap!

    besos besos y mas besos!
    cuidate mucho Nyaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
     
  4.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    2389
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Aqui les dejo la continuacion del cap. anterior espero que sea de su agrado! *-* GRACIAS POR SUS COMENTS! ME HACEN FELIZ!!!

    Capítulo doce:

    Ya era de madrugada y en el salón de fiestas solo se encontraban los ninjas, no había nadie más todos habían ido a sus casas debido a la alerta que dio Tsunade de que Sasuke vendría. Shikamaru junto con un pequeño grupo ambu ya había planificado el ataque que atraparía a Sasuke y a Karin.

    -Bueno ¿han entendido el plan? – cuestionaba el joven de las sombras.
    -¡Sí!- afirmaron los 6 Ambus que allí había para luego todos ir en una dirección, a la pequeña cabaña del este.
    Mientras tanto en el salón de fiestas…
    -Tsunade… no cree que no debió haber hecho que la fiesta se acabara… bien podía haber llamado a los ninjas y Ambus al patio y hablar con ellos… Tsunade hemos arruinado el día especial de Sakura-chan… - decía Shizune un tanto avergonzada y triste ante su amiga.
    -¿Y poner en riesgo vidas inocentes?... Shizune se ve que no has aprendido que Sasuke matara sin piedad a todo el mundo, solo le importa llegar a su meta… y esta vez es Sakura… - Decía la princesa de las babosas sin mirar a Shizune.
    -Tiene razón Tsunade… lo siento
    -¿Han sabido algo acerca de Shikamaru? – preguntaba Ino a la Hokage.
    -Sí, están en vías a la cabaña… creo que el plan funcionara, es muy bueno – Respondía la quinta mirando con una pequeña sonrisa a Ino.
    -Ok Tsunade-sensei, le contare a Naruto y a Saku-chan…

    Con Kiba y Hinata…

    -Nee Inu… estoy triste por Saku-chan… su día mas especial fue arruinado… y todo por Sasuke – decía la ojiperla.
    -Si… tienes razón mi amor… pero al menos la boda en la iglesia fue hermosa y no hubo problemas ahí, si el maldito de Sasuke arruinaba eso creo que si estaría triste – respondía el chico perro mientras abrazaba a Hinata por la cintura y le daba un beso en la frente.
    -Eso es cierto, otro día podremos celebrar la boda…
    -Exacto mi ojiperla, no sé si te lo dije pero te ves hermosa hoy, como todos los días de mi vida – decía Kiba mientras rozaba su nariz con la de ella.
    -Inu, creo que lo has dicho como cien veces el día de hoy jejeje pero gracias, tú luces muy apuesto, creo que hasta se podría decir que luces… sexy - decía Hinata haciendo lo último en un ligero susurro al oído del joven ninja, cosa que hizo que se estremeciera todo.
    -Hi-Hi-Hinata… no me tientes así, estamos en un salón de fiestas mucha gente nos está mirando y no respondo si haces algo más. – decía muy nervioso el chico perro.
    -Corrección amor, estamos en la terraza, todos están preocupados por si funcionara o no el plan de Shika-kun y por ende nadie nos mira, pero no es razón para… jugar… ¿no crees?- decía repitiendo su acto anterior y haciendo que Kiba se estremeciera de nuevo.
    -Te lo dije, no creo que nuestra presencia haga falta, están cerca de 20 ninjas ahí, además de la Hokage, Shizune y Jiraya, por dos que se vayan… - decía mientras tomaba en brazos a Hinata y salía corriendo.

    En el salón…

    -¿Dónde está Hinata y Kiba? – cuestionaba Neji mirando a Tenten.
    -No lo sé amor… - mentía la joven de honguitos, ella había observado en detalle todo lo que había pasado en la terraza y había visto como Kiba se llevaba a su amiga en brazos a quien sabe dónde, pero para no poner a Neji furioso decidió que mentiría. – Amor ya vengo… iré a… polvearme la nariz eso sí, polvearme la nariz… - dijo y pego una pequeña carrera jalando a Ino, Sakura y Temari con ella al baño.
    -¿Qué demonios te ocurre Tenten? – Musitaba Temari.
    -Bueno, hemos perdido a don ninjas querías amigas… - decía Tenten con los brazos cruzados la mirada hacia abajo y una gotita en la cabeza.
    -¿Qué? ¿A qué te refieres con eso Tenten? – preguntaba Sakura algo temerosa y captando la mirada de Ino y Temari.
    -Así como lo oyen… Kiba y Hina-chan de han ido… este como se los explico… nuestras Hinata inocente y precavida después de dos copas está un poco alterada y animada por así decirlo y pues tentó de tal manera al pobre Kiba que este se la llevo en brazos… hmmm – Decía Tenten en la misma posición de antes y suspirando.
    -¿¡Que!? – musitaron al unísono las tres chicas.
    -Pues sí chicas, solo quedamos los que están dentro del salón, somos aproximadamente 23 ninjas especializados… no importa tanto pero deben evitar que Neji se entere o ira a por ellos y matara a Kiba… - decía Tenten mirando a sus amigas.
    -Ok, yo le avisare a Tsunade-sensei… - decía Sakura.
    - Me parece lo mejor, y ustedes par de dos, ¡no se vayan! – gritaba Tenten a Ino y Temari que ya se iban a escabullir por la puerta para gritarle a todos lo que había pasado. - ¡Si me llego a enterar que el pequeño “secreto” que les conté lo supo alguien más que Tsunade y Shizune! ¡Se la verán con la ira de los mil dioses! ¡Ya verán!
    -¡H-H-Hi! – decían titubeantemente las dos chicas.
    -Bueno ya eso era todo chicas… me iré Neji me espera en la mesa. – Decía Tenten saliendo del baño seguida por Sakura y dejando a Temari e Ino tiesas como dos rocas.

    Con Kiba ya Hinata…

    Kiba había llevado a Hinata hasta su casa e intentaban entrar pero digamos les era difícil besarse y meter la llave dentro de la cerradura, pero tras quince extenuantes minutos lograron abrir la puerta y todo mientras se besaban; Kiba cargo a Hinata por la cintura hasta la habitación cerrando la puerta tras de él, la tiro en la cama y empezaron a besarse efusivamente.

    -Te amo, te amo, te amo, te amo – decía Kiba en pequeños susurros mientras iba repartiendo besos por todo el cuello de Hinata quien estaba en un pequeño estado de éxtasis temporal, mientras tanto Kiba con sus manos iba “quitando” el vestido o más bien arrancándolo. Hinata estaba tirada en la cama mientras tanto iba sacándole el chaleco y la corbata.
    -Kiba – Susurraba Hinata al oído del chico, cosa que lo enloquecía más.

    En el bosque con Shikamaru…

    -Shikamaru-san todo está listo, podemos empezar el plan. – decía por lo bajo uno de los Ambus.
    -Ok, empecemos – decía mientras había una señal a los demás. Shikamaru se acerco y con intenciones de tocar la puerta acerco su puño a ella, pero antes de eso Karin la abrió.
    -Sentí tu olor hace como 2 horas, que se supone que quieres, apestas… - decía Karin mientras se tapaba la nariz y lo miraba fijamente.
    -Quiero hablar con Sasuke… - decía sin titubeos el joven de las sombras.
    -¿Qué quieres? Viejo amigo… - decía Sasuke desde atrás de la pelirroja
    -Hablar… ¿podemos?
    -Claro pasa pero… dile a tus a ver… 6 amigos que se vayan – decía Sasuke con una sonrisa de lado.
    “¿Cómo demonios se entero?.. ¡tks!”-Claro… ¡Chicos lárguense! –Musitaba Shikamaru.
    -Pe-pero… - decía uno de los Ambus que se había acercado y los demás solo estaban viendo a Shikamaru desde atrás.
    -No escuchaste… lárguense ya, dos amigos quieren hablar… - dijo mientras entraba a la cabaña y ellos desaparecían.
    -¿Se han ido? – preguntaba Sasuke a Karin.
    -Sí, se han ido…
    -Bueno comencemos… ¿qué quieres hablar viejo amigo?
    -Pues… deja en paz de Sakura y a Naruto… a Sakura solo le faltan vagos meses para dar a luz… algo así podría matarla o al bebe, o en un caso peor a ambos, si en verdad la quieres… déjala en paz – decía Shikamaru de manera calmada.
    - No me importa… realmente al que quiero es a Naruto, no debió tomar lo que es mío y él lo sabe.
    -Sasuke… la abandonaste por más de 5 años, y ¿le pides que te ame después de eso? – decía el joven de las sombras.
    -¡Debió esperarme! ¡Debió hacerlo! ¡Ella sabía que volvería! ¿¡Por qué demonios no me espero!? – decía Sasuke exaltado y muy furioso.
    -Ella no sabía que volverías, pensó que te quedarías con Orochimaru, luego se entero que estabas con Karin, no sabes cuánto sufrió… por ti…
    -¿Ella? No me importa solo es una herramienta para encontrar personas y además es como decirlo… mi juguete sexual… - dijo sin escrúpulos hacia Karin quien solo lo miro indignada.
    -¿Con que eso es lo que yo represento para ti? ¡Pues las cosas no son así! ¡Me largo! – decía mientras tomaba un pequeño bolso negro y salía de la cabaña.
    -Vete… ¡así es mejor para mí! – Gritaba Sasuke a Karin quien ya se había ido.
    “Deshabilitar, listo…”- pesaba nuestro genio de estrategias.- Sasuke… recibimos muchas informaciones de algo… que creemos que te paso…
    -¿No estamos hablando de que no matara a Naruto? ¿Qué quieres lograr estratega de pacotilla? – decía Sasuke furioso.
    -No hay caso… se que lo mataras… solo quiero saber algunas cosas para que la gente no te difame mas y finiquitar esos rumores que circulan en las calles.
    -En ese caso… bueno si tienes razón… a ver de qué se trata – decía ya más calmado y sentándose.
    -En las calles dicen… que Orochimaru era pedófilo… y dijeron más de una vez que tú habías sido violado por él…
    -Eso… eso… ¡eso no es cierto!, no lo es, no lo es… - decía Sasuke pasando de una etapa de ira repentina a una de autismo, enterrando su cabeza entre sus piernas y empezando a llorar.
    -Si es así… ¿por qué lloras? – decía Shikamaru de manera calmada.
    - No es así… no es así… no es así… ¡Qué no es así! – decía una y otra vez Sasuke llorando como niño pequeño.
    “Resquebrajamiento completo… ahora la fase final” - pensaba nuestro joven ninja.- Kagemane no Jutsu… - susurro por lo bajo y retuvo a Sasuke con su técnica de sombras.
    -¿¡Qué demonios has hecho?! – Musitaba Sasuke.
    -Pues… más tarde te explico… ahora eso es muy problemático, ¡chicos entren, busquen el sedante! – Gritaba Shikamaru desde adentro de la cabaña.
    -Sharingan, Sharingan, ¡Sharingan! – gritaba Sasuke una y otra vez en vano, su Sharingan no se activaba.
    -No intentes tanto Sasuke… estamos dentro de un sello de tu familia, que evita que se use el Jutsu de tu clan, lo usaban generalmente cuando eran traicionados por alguien de su sangre inhabilitaban su Jutsu y lo torturaban hasta que decía el por qué de su traición o hasta que moría, cosas que uno nunca se entera del clan hasta que es lo suficientemente adulto. – decía Shikamaru de manera calmada.
    - ¿Pero qué? – Dijo por último el joven ninja, antes de caer al suelo sedado por 5 dardos de tranquilizante, paralizante y anestésico.
    -Bueno pueden llevárselo ya… mi plan funciono a la perfección creo yo… ¿Karin fue atrapada? – Preguntaba Shikamaru a uno de los Ambu.
    -Sí, hemos hecho todo como lo ordeno, la chica esta vía a la prisión femenina de ninjas y Sasuke irá a la cárcel de alta seguridad en las afueras de Konoha, sería tan amable de informarle a Tsunade-sama que todo está en orden, debemos llevarlo lo más pronto posible para hacer que los sedantes no pierdan efecto.
    -Ok, no se preocupen… y pónganle tres paralizantes mas… estoy seguro que despertara en cualquier momento, y para mayor seguridad si hacen paradas hagan el sello alrededor de él para mantenerlo contenido y póngale camisa de fuerza, solo para estar seguros… - decía el joven ninja mientras desaparecía en una nube.
    -Hagan lo que dijo Shikamaru, tres sedantes mas, camisa de fuerza y ¿¡Alguien tiene tiza!? Es para el sello.- musitaba el ambu.

    En el salón de fiesta…

    -Tsunade-sama, todo ha salido a la perfección Sasuke irá a la cárcel de máxima seguridad y Karin a la prisión femenina de Konoha, todo está bien, puede decir que todos deben irse a casa… - decía Shikamaru a la princesa de las babosas y al terminar bajo la tarima y fue en busca de Temari para irse a su casa.
    -Bueno, ya todos pueden irse a sus casas, Sasuke y Karin fueron atrapados con éxito… - dijo para bajar de la tarima e irse con Shizune a la torre Hokage seguida por los demás ninjas que había en la fiesta de la boda que se dirigían a sus casas.

    Con Hinata y Kiba…

    -Eso… fue lo mejor… - decía Kiba que descansaba al lado de Hinata mientras la abrazaba.
    -Si… ti-tienes razón – decía como siempre avergonzada y sonrojada la joven Hinata.
    -No seas tan tímida, aunque… te ves hermosa como sea…- decía él mirando a Hinata a sus perlados ojos y pegando frente con frente.
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    :OOO!! definitivamente creo que Hina terminara como Saku-chan! u.u buenooo que se le hace, ¿Sasuke permanercera en la carcel? ¿Karin querra matar a Sasuke? ¿Shikamaru se dormira en medio de toda la accion dejando molesta a Temari? ¿La celebracion de la boda se volvera a hacer?
    No tengo idea! espero que comenten y vea el proximo capitulo para responder todas estas preguntas!
    SE LOS APRECIA! *-* <3
     
  5.  
    AlexMarie Kagamine

    AlexMarie Kagamine Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    765
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    vaya que capitulo tan lindo
    de veras!!! jajaja si que me gusta el kibahina
    aunque prefiero mas el naruhina jajajaja
    siguelo por favor esta super wow
    la narracion deberas que me encanta
    solo una observacion utiliza el guion largo
    le dara mejor presentacion a tu fic
    te lo digo por experiencia propia
    bueno cuidate karen chan sayoooo

    atte: alehinastar
     
  6.  
    Atsushi

    Atsushi Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    15 Agosto 2009
    Mensajes:
    250
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    la verdad que cuando vi que estaba escrito como una obra de teatro, se me fueron las ganas de leerlo
    ver tanto dialogo se vuelve frustante, deberias concentrarte un poco mas en la narracion
    si bien tambien es importante que sea interesante, gracioso debes tratar de narrar un poco mas!!
    tambien debes tener cuidado con los dobles post y las conti-conti
    la letra, se supone, debe ser en verdana 2, 10 en word
    te lo digo por experiencia, y solo quiero que mejores ;)
    se despide
    Evil-chan, cambio y fuera.
     
  7.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    666
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Hola Karen-san
    borraron mi post ¬¬
    pues como dije antes, me gusto mucho tu fic
    para ser kibahina, porque yo soy naruhina o nada,
    pero a pesar de la pareja, me gusto y me gusta mucho como quedan juntos ^^
    pues bueno, me dejaste picando la curiosidad
    ¿Que pasa con sasuke?
    habla!!!
    y sakura y naruto???
    que se separen ¬w¬
    mentira, es tu fic, tu lo haces como quieres...
    pues sin mas, saludos

    Ruriko
     
  8.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1844
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Waaaaa *o* gracias por comentar y por siempre estar pendiente de mi fic!!! gracias por los comentarios gracias gracia :D
    Aqui les traigo el capitulo 13, lamento haber tardado tanto pero mi muso me dejo sola XD y las pruebas del cole estan fuertes jejeje... asi que lo siento! buehh espero que disfruten este cap que esta un pelin cortoo pero bueno pasan cosas interesantes *-*...

    Capitulo trece:

    Ya habían pasado 5 meses desde la “fiesta” de bodas, Sakura y Naruto habían decido que no celebrarían otra vez la fiesta debido a que lo que importaba era la ceremonia de la iglesia además de, obviamente, estar casados. Ahora Naruto y Sakura vivían juntos en un pequeño departamento de 3 cuartos, era de madrugada cuando Naruto fue despertado abruptamente por la ojijade quien lo sacudía y gritaba su nombre.

    -¿Qué pasó amor? – decía el rubio con los ojos entre cerrados y un poco somnoliento.
    -R-rompí bolsa - dijo la ojijade a Naruto que en seguida tomo un pequeño maletín que tenían preparado se puso unos jeans y cargo a Sakura hasta el hospital saltando de tejado en tejado.

    Ya en el hospital…

    -¿Cariño no hubiera sido mejor irnos en el auto? – Preguntaba Sakura quien estaba un poco desaliñada y despeinada.
    -¡Ehh! Se me olvido que Tsunade-obāsan no había regalado un auto de regalo matrimonial… – decía Naruto con una gota en la cabeza pensando que pudo haberse ahorrado el viaje.
    -No importa querido ya estamos aquí… ¡Ah! – Dijo Sakura para luego gritar del dolor.
    -Lo siento Naruto-kun necesitamos que estés en la sala de espera – decía amablemente Ino quien iba a atender el parto de su amiga.
    -H-hi… Te amo Saku… ¡pronto tendremos a nuestro pequeño con nosotros! – decía Naruto mostrando sus pulgares y sonriéndole a su amada quien estaba tendida en la cama con cara de sufrimiento y dolor.

    Una hora más tarde…

    -Naruto-kun, felicidades tienes dos pequeños gemelos – decía Ino quien apenas estaba saliendo del cuarto de parto.
    -¡Wooohoo! ¿¡Espera has dicho dos!? Tengo… tengo… tengo ¡GEMELOS! ¿Puedo entrar Ino-chan? – decía Naruto completamente exaltado y feliz, con su típica euforia.
    -Si Naruto, ¡pero deja de gritar que esto es un hospital! – Regañaba la rubia a Naruto por su inapropiado comportamiento.
    Dentro del cuarto de Sakura…
    -Amor… ¿cómo te sientes? – decía Naruto de manera silenciosa y gentil a su esposa.
    -Pues como crees, feliz y cansada… son tan pequeños… míralos – Señalaba la ojijade a las dos pequeñas cunas que estaban al lado de su cama; una de ellas tenía un pequeño niño rubio y con los ojos verdes y en la otra cuna estaba una pequeña beba que tenía el cabello rosa y los ojos celestes. – Ella es Sora y el es Yuki son nuestros pequeños Naruto… nuestros… - decía Sakura con una mirada maternal mientras unas pequeñas lagrimas de felicidad corrían por sus mejillas.

    Al día siguiente…

    -Kiba-kun, ¡Kiba-kun tengo buenas noticias! – Gritaba Hinata desde la entrada de la casa.
    -¿qué podrá ser mi bella damita? – decía Kiba quien estaba en el cuarto.
    -Pues Saku-chan dio a luz ayer fueron gemelos, son hermosos se parecen a Saku-chan, estoy tan emocionada mi Inu ¡estoy feliz por ella! – Decía ella con mucha emoción y un cierto brillo en los ojos.
    -Mmmm… que bueno por ellos dos, me alegra que todo haya salido bien...
    -Inu, ¿algo te molesta? – cuestionaba Hinata.
    -Pues si… ¿te has olvidado que día es hoy?
    -Mmmm… déjame ver… ¿no es martes? – Decía la inocente Hinata.
    -¡No! ¡Hoy mi cumpleaños! Pensé que lo recordarías en el transcurso del día, es mas pensé que las buenas noticias es que te habías acordado de mi cumpleaños. – decía Kiba un tanto molesto y haciendo puchero, inflando sus mejillas.
    -Jajaja ¿eso? Pensaste que lo había olvidado Inu… no amor nunca me olvidaría de algo como eso – decía Hinata con una gran sonrisa.
    -Si claro… ¿por qué no me felicitaste a la mañana? – decía Kiba sin creerle ni una palabra a su novia.
    -Déjame ver… será porque tú querías jugar, si creo que sí, además apenas me desperté tu empezaste con tus cosas y me llamo Ino para decirme lo de Sakura y salí corriendo de la casa – defendía la ojiperla.
    -Mmmm… buen punto…
    -Bueno, te tengo un regalo… - decía ella mientras los ojos de Kiba se iluminaban.- Ven pequeño… entra.
    -¿Pequeño? ¿Qué has traído? – decía Kiba algo confundido, al ver que la puerta del cuarto se abría y aparecía un pequeño perrito siberiano de color rojo y blanco con sus ojos azules. – Un… ¡Perro! Wooohoo que hermoso es, es tan pequeñito, ¿cómo se llama?
    -¿Cómo quieres que se llame? – decía Hinata satisfecha de que le gustara su regalo.
    - ¡Ryu! ¡Te llamaras Ryu mi pequeño amigo! ¡Akamaru ven aquí conoce a tu nuevo amigo! – musitaba Kiba, entonces el enorme perro apareció y vio al pequeño cachorro y empezó a mover la cola en señal de que le agradaba la situación y corrió donde el pequeño que estaba en brazos de Kiba y lo empezó a lamer.
    -Creo que a Aka-shin le agrada nuestro pequeño amigo ¿no lo crees? - Decía Hinata con una gran sonrisa admirando como Akamaru tiernamente Lamia a su ahora nuevo compañero, Ryu.
    -Sí, si lo creo, gracias Hina eres lo más hermoso que tengo – decía Kiba abalanzándose sobre su novia y cayendo en la cama.
    -Jajaja Kiba-kun vamos tenemos que ir a visitar a Saku-chan y a Naruto-Kun para darles nuestras felicitaciones.
    -Bueno okey, siempre me arruinas la diversión – Decía Kiba haciendo puchero.
    -Hay si jajaja vamos ya… vístete para que no se nos pase la hora de visita.
    -Vale vale… - decía Kiba con un poco de fastidio. Los jóvenes ninjas a penas estuvieron listos fueron camino al hospital de Konoha para conocer a los gemelos de Sakura y Naruto, estuvieron cerca de medio día en el hospital hablando con Sakura quien no dejaba de ver de manera maternal a sus dos pequeños, luego Kiba y Hinata se despidieron de la pequeña familia y fueron a entrenar.

    En el campo de entrenamiento de Konoha…

    Hinata se encontraba sentada en el piso con las manos puestas en una extraña posición, tenía el Byakugan activado pero sus ojos estaban cerrados; mientras tanto kiba estaba con su nuevo compañero enseñándole algunos jutsus después de un tiempo de entrenar con Ryu se dio cuenta que su novia había estado sentada hacia mucho.
    -Amor, llevas así cerca de media hora, ¿qué se supone que haces? – cuestionaba kiba con mucha curiosidad, sentándose a su lado intentando comprender que hacía.
    -Hmmm… intento llegar a un nivel máximo de mi Byakugan, es algo que vi en los rollos de la biblioteca de mi familia, según tengo entendido el nivel máximo de mis ojos será cuando pueda controlar el clima.- decía Hinata quien había desistido de hacer el Jutsu y ahora se encontraba recostada en el hombro de Kiba quien escuchaba atentamente lo que decía su hermosa novia.
    -Wowww! Debe ser increíble cambiar el clima amor… seria magnifico que pudieras lograrlo, aunque ¡ya tu eres perfecta así como eres! - decía Kiba mientras la apegaba mas a él y le daba un tierno beso en la cabeza.
    -jejeje hay Inu… pero quiero lograrlo sería muy divertido, ¿no lo crees?... aunque los rollos dicen que tienen un efecto secundario… - decía Hinata interesando cada vez más al joven Kiba en lo que ella decía.
    -¿Cuál es el efecto secundario mi ojiperla? – preguntaba con mucha intriga y curiosidad el chico perro quien ahora estaba delante de Hinata sentado como un niño pequeño y mirándola atentamente.
    -Bueno mi Inu… el manuscrito dice que según cambie el clima mis ojos cambiaran de color, un ejemplo que dan es el de la lluvia, si hago que llueva mis ojos se volverán aguamarina…
    -Wowww! Que increíble, ¿qué pasará si haces que el día sea soleado? – cuestionaba un curioso y sorprendido Kiba que ahora tenía a sus dos amigos caninos a los lados.
    -Pues la verdad no sé, tendré que esperar a manejar el Jutsu perfectamente, por lo menos ya puedo hacer que el día se nuble un poco, pero no es la gran cosa Inu… ¿vamos a la casa? Ya es tarde amor… - decía Hinata mientras acariciaba el rebelde cabello del Kiba.
    -Vale, vamos – Decía parándose y ayudando a Hinata a repetir la misma acción.

    En la casa de Kiba y Hinata

    -Amor, que quieres de cenar – decía Hinata desde la cocina.
    -Pues no sé, ¿qué quieres cocinar tú? – decía apareciendo en la cocina y ubicándose atrás de Hinata abrazándola de las caderas.
    -jejeje eto… ano… jajaja no-no-no sé… ¿q-q-quieres q-q-que cenemos fuera hoy? – decía Hinata roja como solo ella sabe y tartamudeando mientras jugaba con sus dedos.
    -¿Oye tan grande y aun sigues jugando con tus dedos? – decía Kiba en un tono cómico y juguetón mientras mordía el lóbulo de la oreja de la joven quien cada vez se ponía mas roja.
    -¡I-i-i-iré por mi b-b-bolso! – decía Hinata zafándose del agarre de Kiba y corriendo al cuarto.
    -jajaja no huirás… - decía Kiba corriendo detrás de ella llegando al cuarto y tomándola de la cintura, quedando cara a cara.- Hi-Hi-Hinata… t-t-tus ojos… - decía Kiba completamente impresionado de lo que veía.
    -¿Inu? ¿Qué pasó? No me asustes, ¿qué tienen mis ojos? – decía Hinata quien estaba un poco asustada y avergonzada al mismo tiempo.
    -Están… rosa… déjame ver el clima… - decía Kiba soltando a Hinata y corriendo a la ventana que se encontraba detrás del espaldar de la cama. – Esta… atardeciendo… - decía completamente atónito.
    - ¿En serio Inu?...pero si son las dos de la tarde… – decía Hinata completamente impresionada.

    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Wow!! porq a Hina se le habran cambiado de color los ojos? habrá alcanzado el punto maximo de su Byakugan?! :O!!

    Que bellos que son los bebes de Saku-chan no creen? *-* cuando el pequeño nene cresca rompera corazondes al igual que Yume *-* solo imaginenselos de grandes!!! uhhh :D bueno espero que le haya gustadooo comenten *-*...

    Se los aprecia :D
     
  9.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1296
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Waa gracias por los que siempre estan pendientes de mi fic *-* de veras gracias!!! (Y) aqui les traigo la contii :D espero que la disfruten tanto como yo disfrute escribirla :P

    Capítulo catorce:

    En el capítulo anterior…

    -Hina… tus ojos… - decía Kiba completamente sorprendido observando los orbes de su novia.
    -¿Qué pasa con mi ojos Inu? No me mires así… me estas asustando – replicaba la joven Hyuga que estaba cada vez más nerviosa.
    -Están… rosados… déjame ver el clima – decía Kiba mientras iba corriendo a una pequeña ventana que yacía detrás de la cabecera de la cama. – Esta atardeciendo… - Decía el chico perro mirando desconcertado por la ventana y volviéndose a donde estaba Hinata.
    -¿¡Qué pero si son a penas las tres de la tarde!? – decía Hinata que estaba más sorprendida que el joven Inuzuka.
    - Creo que has llegado a controlar involuntariamente el clima Hina…
    -¿Q-q-q-qué? – decía Hinata en shock y comenzando a tartamudear para luego desmayarse por la sorpresa.

    Tres hora después…

    -Hina… Hina… amor despierta Hina… - decía amablemente Kiba pasando un algodón con alcohol por la pequeña y respingada nariz de Hinata que yacía en la cama acostada e inmóvil.
    -Mmmm… Kiba-kun… ¿Qué paso? – decía un poco somnolienta la Hyuga mientras se sentaba en la cama y restregaba sus enormes ojos color perla.
    -Tus ojos se volvieron rosa… y el clima cambio… y tú te desmayaste… - decía kiba detenidamente con cuidado de que no volviera a desmayarse, cosa que ya había pasado unas cinco veces.
    -¿E-e-en s-s-serio?... – decía Hinata tartamudeando.
    -Hay no… aquí vamos otra vez… Hina cálmate, ya tus ojos volvieron a la normalidad al igual que el clima, no te preocupes ya todo paso. – decía kiba acariciando tiernamente el cabello de Hinata para que ella se calmara.
    -Ok… hmmm creo que necesito hablar con Neji, el ya debió completar este nivel de Byakugan, el debe saber más de esto… - decía Hinata ya más calmada y poniendo sus manos en la cara en forma un poco preocupada.
    -Bueno… ¿pero podría ser mañana?... Hina tengo hambre – decía Kiba con unas cascadas en los ojos y arrodillándose a un costado de la cama mientras tomaba las pálidas manos de Hinata quien solo reía mirando a Kiba haciendo su teatro.
    -Jajaja bueno mi Inu vamos… ¿Qué quieres comer? – decía tiernamente Hinata mientas rozaba su mano con la mejilla del chico perro y le sonreía tiernamente con los ojos cerrados.
    -Pues… pues… vamos a comer en un restaurante de esos elegantes que a ti te gustan… hace unos días me pediste que fuéramos, además hoy es mi cumpleaños ¿por qué no celebrarlo ahí? – decía Kiba sonriendo mientras se paraba y metía las manos en los bolsillos del pantalón.
    -¿En serio mi Inu? ¿No era que esos restaurantes eran muy refinados para ti? – decía Hinata con los ojos brillosos de la felicidad y completamente sorprendida por la invitación del moreno a un restaurante caro.
    -Pues… lo siguen siendo no te mentiré, pero siempre me complaces así que… por qué no puedo consentirte yo a ti también, venga vamos ponte un bonito vestido y vamos a cenar a alguno de esos restaurantes caros… - decía Kiba con un poco de fastidio dado que a él no le gustaban mucho ese tipo de lugares, pero lo hacía por su amada Hinata y eso era lo que importaba. La joven pareja se fue a vestir y arreglarse después de unos cuantos minutos ya Kiba estaba listo con un lindo traje de gala de color gris con una camisa manga larga de color azul rey y un blazer del mismo color que el pantalón y por supuesto no llevaba corbata.
    -Hina ¿Cuánto te falta amor? – cuestionaba Kiba acostado en la cama mirando el techo con las manos en la nuca mientras que Hinata estaba en el baño terminando de cambiarse y maquillarse.
    -Pues… espera un momento que ya salgo. – respondía Hinata desde el baño.
    -Vale… - pasaron los minutos y Kiba al estar cansado, de tanto entrenamiento, se quedo dormido esperando; al salir del baño Hinata se encontró con Kiba completamente dormido y fue hasta él y le dio un pequeño beso cosa que al instante lo despertó.
    -Mmmm… Hinata… ¿ya estas lista? - decía un somnoliento Kiba mientras restregaba sus ojos para ver mejor a Hinata. – ¡Vaya! Te vez… más hermosa que hace una hora… ¿eso es posible? – decía Kiba admirando a Hinata quien llevaba un hermoso vestido negro corto con un bordado en celeste al borde de la falda y una hermosa cinta celeste a la cintura que remarcaba su abundante busto, se había maquillado y puesto unas hermosas sandalias altas de color negro. – Creo que la espera valió la pena.
    -Hay Inu no me alagues tanto que me sonrojo – decía Hinata que ya estaba cambiando de color y estaba asemejándose a un tomate.
    -Jajaja vale, vale… pero es que te ves hermosa – decía kiba parándose de la cama y quedando frente a ella, deslizo suavemente su mano por las caderas de Hinata mientras con la otra tomaba su mejilla y le plantaba un beso en la boca.
    -Inu se hace tarde vámonos… - decía Hinata que apenas se había separado del sofocante beso.
    -Vale vale… nunca me dejas jugar… - decía Kiba haciendo puchero e inflando sus mejillas.
    -Es que te da por jugar en los momento menos oportunos… - decía sensualmente Hinata mientras caminaba al umbral de la puerta. La joven pareja salió al restaurante, cenaron, charlaron tranquilamente y pasaron muy bien la noche. Después de un par de horas volvieron a sus aposentos y descansaron plácidamente.

    Al día siguiente…

    -Amor… iré con Neji-oniisan para que me ayude con el nuevo Jutsu… nos vemos amor – decía Hinata a Kiba quien estaba plácidamente dormido, le dio un tierno beso en la frente y se despidió de los perros.

    En la mansión Hyuga…

    Tocando la puerta – Neji-oniisan abre, ya llegue – decía Hinata tocando la puerta.
    -Hinata-sama, llega temprano, pensé que llegarías un poco más tarde, lo siento por mi apariencia – decía como siempre Neji de una manera muy cordial al dirigirse a su prima.
    -Neji-oniisan cuantas veces lo tengo que decir no tienes que ser tan formal conmigo, soy tu prima no tu madre o padre, relájate…
    -Bueno Hina-sama… ¿cuál es el problema? – cuestionaba el Hyuga mientras se sentaba en la mesa y tomaba pacíficamente su té.
    -Pues he intentando controlar el tenki no Jutsu… ¿tú lo has llegado a controlar? – cuestionaba Hinata a su primo mientras se servía una taza de té.
    -Hinata-sama, ese Jutsu es un tanto difícil, pero sí lo logre controlar… ¿qué querías saber sobre él?
    -Pues… ¿pueden cambiar con el ánimo?
    - ¿¡Ha cambiado según tu ánimo?! – decía el Hyuga completamente sorprendido y parándose abruptamente de la mesa.
    -¿E-e-e-eso es malo? – decía Hinata algo asustada por la reacción de su querido primo.
    -Es que los que cambian el clima con sus estados de ánimo…

    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    A que los deje cortaos! XD jajajajajaja MUAHAHAHA!! soy mala *-*... buenooo si estan interesados en que pasara con las personas que cambian el clima segun su animo, vean el proximo capitulo! :D

    Se los aprecia ^^
     
  10.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Lo sientoo se repitio el cap u.u jejeje
     
  11.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    2172
    Ojos de luna y colmillos de perla ~ continuación

    Afff u.u lo siento mucho por no haber escrito hace tanto tanto! la cuestion es que me cerraron el primer fic y pues no se como reactivarlo asi que decidi hacer uno nuevo, comenzare desde donde me quede en el primero es decir en el cap. 15, espero que les guste este nuevo cap! :)

    Capítulo quince:

    En el capítulo anterior:

    - ¿¡Ha cambiado según tu ánimo?! – decía el Hyuga completamente sorprendido y parándose abruptamente de la mesa.
    -¿E-e-e-eso es malo? – decía Hinata algo asustada por la reacción de su querido primo.
    -Es que los que cambian el clima con sus estados de ánimo cuando llegan a controlar el tenki no Jutsu tienen sensibilidad para poder ver el futuro, en pocas palabras es un gran poder el que tendrás en tus manos si logras controlarlo.

    - Ne-Neji-oniisan ¿e-e-eso es c-c-cierto? – cuestionaba Hinata quien no salía de la impresión y tenía los ojos abiertos como dos platos.
    - Si mi querida Hina-sama, es completamente cierto. ¿Cuándo podemos comenzar tu entrenamiento para poder hacer que controles el Jutsu? – preguntaba seriamente mientras cerraba los ojos y se propinaba un sorbo de té.
    - Mañana, hoy tengo cosas que hacer – decía Hinata seria mientras se paraba y se daba la vuelta en dirección a la puerta, pero no sin antes voltear un poco su rostro y mirar a Neji con una gran sonrisa picara para después decir – Dile a Tenten-san que se ve linda con tu camisa, se que está en la cocina primo, no tenias que decirle que se ocultara – terminó de decir a Neji que estaba blanco y con un gran sonrojo en la cara mientras Tenten aparecía por la puerta de la cocina con un gran sonrojo y con una reverencia saludaba a Hinata quien después de que Tenten la saludó se fue.

    En casa de Hinata y Kiba…

    Hinata después de salir de la casa de su primo fue directo a la suya, quedaba un poco lejos, había que cruzar toda la aldea para llegar a los terrenos Inuzuka; pasó un rato hasta que al fin llego a sus aposentos. Entró y vio que aun todo seguía apagado a excepción del aire acondicionado, era de notar que Kiba aun seguía en la cama durmiendo plácidamente.

    Acercándose a la cama – Inu, despierta, ya es tarde vamos amor tengo algo que contarte – decía Hinata quien se sentaba en el borde de la cama al lado del cuerpo de su amado, y le colocaba sus pálidas manos en la cara mientras con un movimiento leve la acariciaba.
    -¿Qué sucede amor? – preguntaba Kiba de manera somnolienta mientras se frotaba un ojo con la mano y bostezaba de manera pesada.
    -Pues te cuento luego, termina de despertarte ¿Sí?... nunca te lo dije pero te ves tan tierno al despertar… mi Inu… - decía Hinata mientras le daba un tierno beso en la nariz mientras Kiba se sonrojaba un poco.

    En la mesa del comedor un rato después…

    Ya las luces se habían prendido, Hinata se encontraba frente a la estufa cocinando algo de desayunar, aun era de mañana, la lavadora de ropa y de platos sonaban al mismo tiempo que el aceite friendo el pescado del desayuno; sonaba un pito indicando que el arroz ya se había terminado de cocer y Kiba salía del cuarto ya mas despierto, sin camisa y en unos cómicos shorts de pequeños perritos de caricatura.

    -Mmmm huele delicioso… - decía Kiba mientras se acercaba a la estufa para ver qué era lo que s amada, quien estaba en delantal, cocinaba - Pescado ¡que delicioso! – musitaba Kiba con una pequeña babita saliendo de su boca y sus ojos como dos estrellas.

    -Sí, es salmón, ahora toma los platos y el mantel y pon la mesa mi Inu flojo…- decía Hinata al tiempo reía y le daba un beso en la boca a Kiba mientras le entregaba los platos y el mantel que casi se caen por la acción de Hinata.
    -Vale, vale… - decía el chico perro mientras con una gran resignación se acercaba a la mesa de madera que tenía cuatro puestos y ponía el mantel y los platos; seguido de esto llegaba Hinata con las presas de pescado y el arroz para luego de colocarlos en la mesa sentarse a comerla.
    -¿Qué era eso que me tenias que contar mi ojiperla? – Cuestionaba Kiba mientras tomaba un pescado y le ponía un poco de arroz a su tazón.
    -Pues que he descubierto porque el clima cambia por mis estados de ánimo, resulta que esto indica que cuando controle por completo el Jutsu podre ver el futuro, comenzare el entrenamiento mañana, no tendré mucho tiempo para nosotros en por lo menos una semana mi Inu… lo siento – decía Hinata quien al principio de todo estaba emocionada pero al terminar de decirlo todo bajo la cabeza entristecida de no poder ver mucho por una semana a su querido novio.
    -Pues… no te preocupes solo será una semana, no te pongas triste mi ojiperla, no me gusta verte así eres muy bella como para que tengas esa mueca de infelicidad – decía Kiba mientras con su mano levantaba el mentón de Hinata haciendo que sus miradas se cruzaran.
    - Sí mi Inu tienes razón, solo será una semana – decía Hinata cambiando su ánimo y colocando una sonrisa tanto en su cara como en la de Kiba.
    - Bueno ya que no te veré mucho por esta semana… vamos a la playa a pasar el día, ¿te parece? – Decía Kiba con la mano aun en la cara de Hinata y dándole una gran sonrisa.
    - ¡Me encantaría! Amo la playa, además ir contigo sería magnífico, ¿cuando salimos? – cuestionaba Hinata con bastantes ánimos de hacer lo planteado por Kiba.
    - Pues cuando terminemos de desayunar acomodemos las cosas y vámonos a la playa Nami, es hermosa, siempre me ha gustado desde niño… - decía kiba mientras terminaba de comer su presa de pescado y comenzaba a comer el tazón de arroz.
    - No sabía que te gustara ir a la playa mi Inu, yo cuando estaba triste iba a la playa Reisei, estuve mucho tiempo ahí cuando mi madre murió… pase 2 días sentada en la arena viendo los amaneceres y atardeceres… nunca notaron mi ausencia en casa durante esos días, pero eso ya no importa, iré a arreglar el bolso para irnos… - decía Hinata mientras se paraba y ponía los trastos sucios en el lavadero, estaba triste a causa de los comentarios hechos anteriormente, era obvio que le afectaba la muerte de su madre pero lo que más le afectaba era que su padre no prestara atención a lo que hacía después de ese día.
    - Hina… - Decía en susurro Kiba mientras veía a su amada darse la vuelta para ir al cuarto, opto por no decir nada, sabía que si decía algo lo pondría todo peor. Kiba termino de comer y se dirigió al cuarto donde Hinata estaba acomodando unas toallas dentro de un pequeño bolso azul; el chico perro se acerco lentamente detrás de Hinata y la tomo por la cintura para darle un tierno beso en la mejilla cosa con la cual Hinata se sonrojo un poco y sonrió.
    - Lo siento por ponerme triste, es que me acorde de mis momentos de infelicidad en aquella gran mansión, me pregunto si huera sido diferente si ella no hubiera… muerto…- dijo Hinata de manera triste mientras giraba su cabeza para quedar cara a cara con Kiba y pegar su frente con la de él.
    - No lo sé, pero el pasado quedo atrás Hina… yo creo que ella no hubiera querido que estuvieses triste, yo sé no – decía kiba regalándole una de sus típicas sonrisas, esas que hacían que Hinata se sintiera en paz y que se derritiera al mismo tiempo.
    - Tienes razón mi Inu, venga ponte algo de ropa para ir a la playa, ya el bolso está listo – decía nuestra tierna ojiperla mientras le daba uno de sus típicos conjuntos de ropa a su amado chico.
    - Gracias mi ojiperla, iré a tomar una ducha, ¿me acompañas? – decía Kiba mientras empezaba a caminar de espaldas hacia el baño, diciendo esto en tono tentador para Hinata.
    - Emmmm… n-n-n-no sé… es q-q-q-q-que… ¿t-t-tan temprano? – decía Hinata mientras tartamudeaba y se sonrojaba, mientras tanto Kiba seguía caminando de espaldas y sin darse cuenta se tropieza y cae.
    - ¡K-K-Kiba! ¿Estás bien? – decía Hinata quien contenía su risa, pero no lo aguanto mucho y soltó una gran carcajada poniendo sus manos en la boca viendo a Kiba tirado en el piso con la camisa y el pantalón en su cabeza, el chico perro estaba avergonzado hasta lo más profundo.
    - Me iré a bañar solo… - decía mientras con un rápido movimiento se metía dentro del baño y se encerraba con llave; cuando ya estuvo listo salió del baño vestido y bañado, al salir Hinata no lo pudo controlar y rio sin parar al punto de que ella también cayó al suelo, pero aun reía y reía mientras que Kiba solo bajaba la cabeza con una gran gota en ella y teniendo un gran sonrojo en la cara. - ¿N-n-nos vamos? – decía tartamudeando mientras veía a Hinata quien por fin paraba de reír y se sentaba en el piso limpiando unas pequeñas lagrimas de sus ojo causadas por la risa.
    - Si, si vamos – decía Hinata quien aun dejaba salir una pequeña carcajada y tomaba el bolso que estaba sobre la cama e iba donde su amado para tomarlo por el cuello y pegar su frente con la de él – No te molestes, esto será una anécdota para nuestros hijos cuando sean grandes – decía la joven peli azulada mientras le sonreía a Kiba y el solo miraba a otro lado para luego soltar una pequeña risita y mirar directo a los ojos a Hinata.
    -Si tienes razón Hina, también les contaremos cuando estábamos en la misión Reino del Té y tú habías visto “Chupasangre III” y estabas tan nerviosa por los “vampiros” que por tanto moverte mirando a todos lados tu pierna se engancho en una trampa de animales y quedaste colgando de cabeza mientras gritabas “¡me comen los vampiros! ¡me comen!”. – decía Kiba de forma maliciosa mientras esbozaba una sonrisa de medio lado.
    -E-e-ehh… creo que no le contare a los niños de esto… no te preocupes – decía Hinata completamente sonrojada, sorprendida y con los ojos como dos platos.
    -Vale, me parece bien – decía Kiba que había cumplido su cometido y ahora si se dignaba a mirar a Hinata directamente a la cara con una sonrisa y los ojos cerrados. – Mi bella Hime vamos a la playa ¿te parece? – cuestionaba kiba mientras tomaba de las manos de Hinata el pequeño bolso azul claro.
    -Vale mi hermoso Inu, vamos que perderemos por lo menos una hora en el camino. – decía Hinata mientras tomaba la mano de Kiba y salían por la puerta del garaje e iban en su pequeña camioneta negra a la playa.

    En la playa…

    En el camino se habían tomado hora y media en llegar puesto que el trafico estaba algo pesado; al llegar Hinata se bajo a ver el hermoso paisaje, la playa estaba completamente sola, se veía el hermoso oleaje chocar con la orilla y los pelicanos volando sobre el mar. El vestido azulado de Hinata no paraba de moverse al son de la brisa que estaba algo fuerte por ella el sombrero blanco que traía puesto salió volando a merced del viento cosa que hizo que Hinata y Kiba corrieran a alcanzarlo y al momento de atraparlo los dos chocan cayendo uno encima del otro ( mas especifico Kiba en Hinata).

    -Hey Hina… ¿Qué dices si…? – cuestionaba Kiba que se quedo callado por un momento.
    -Sí ¿Qué? – decía curiosa Hinata ante la pregunta a medias de Kiba.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    :eek: Maii guuu!!! Hina verá el futuro!? increibleee *-*
    ¿Que le irá a decir Kiba a Hina-chan *-*?

    NO SE! espero que comenten y lo averiguaremos juntos en el proximo capitulos *O*
    Se los aprecia y disculpen las molestias! :)
     
  12.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1538
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Buenas, buenas! lo siento por siempre escribir tan tarde es que estoy en el ultimo lapso de clases, y por ende estoy demasiado atareada con todo hoy encontre un huequito en mi agenda para poder publicar un capitulo nuevo :D espero que les agrade mucho mucho y nuevamente lo siento u.u

    Capitulo 16:

    En el capitulo anterior…

    –Hey Hina que tal si… - decía Kiba para luego callar y empezar a dudar de lo que iba a decir.
    –¿Sí? – decía Hinata curiosa queriendo saber que venía después.
    – Bueno… no nada, nada, vamos a meternos a la playa – decía kiba esquivando el tema y quitándose la camisa para entrar a la playa seguido por Hinata quien lentamente se quitaba su hermoso vestido azulado para dejar ver su bien formado cuerpo, esta demás decir que Kiba no dejaba de mirarla y cuando ya la joven se había deshecho de la prenda Kiba la toma y la carga hasta la playa.

    2 años más tarde…

    Era un día soleado y se veía a una joven pareja con dos pequeños inquietos corriendo delante de ellos, una joven pelirosa y un rubio apuesto, ambos de unos 20 años o más; sí eran Naruto y Sakura ya eran una familia estable y sus pequeños ya tenían 2 años y en unos días cumplirían 3 como pasaba el tiempo, Tenten y Neji se habían comprometido y en unos meses seria su boda, Sai e Ino se habían casado y estaban esperando a una hermosa nena que llamarían Yume, Shikamaru y Temari se veían en cuando podían pero era de saber en toda la aldea que cuando se veían no se soltaban y el vago dejaba ser así mientras estuvieran juntos.

    –¡Sora Uzumaki deja de correr, vas a caerte, Yuki tu también! – decía nuestra impulsiva Sakura mientras le gritaba a sus pequeños nenes que dejaran de hacer travesuras. Sora era tal cual como su padre hiperactiva y le gustaba hacer reír a Yuki, el cabello de la pequeña ahora se había vuelto un rojo rosado y sus ojos ahora eran más claros, Yuki era como su madre muy cariñoso pero también muy impulsivo el nene ahora tenía el cabello rubio oscuro.
    – Amor… deja que se diviertan, son unos niños – decía Naruto mientras abrazaba por los hombros a su amada y le daba un tierno beso en la mejilla.
    –Vale, vale… pero si algo les pasa tú te ocuparas – decía Sakura haciendo puchero.

    En la casa de Kiba y Hinata…

    Estaban Hinata y Kiba sentados en el sofá, Hina con las piernas encima de las de Kiba y los dos caninos echados en el otro sofá viendo televisión como una gran familia. Era el aniversario de la joven pareja ya tenían dos largos años juntos; Hinata ya iba a cumplir 20 años y Kiba ya tenía 20. Hinata pensaba que Kiba se había olvidado de su aniversario y no paraba de pensar en diferentes cosas, ella le había comprado un hermoso collar a su parecer con el símbolo de la hoja hecho en plata, estaba pensando dárselo, a ella no le importaba si no recibía nada al fin y al cabo los aniversarios no son de regalos sino del tiempo que llevan juntos y del amor que se tienen, pero entonces…

    –Feliz aniversario amor, aquí tienes – Dice Kiba mientras le obsequia a Hinata un pequeño sobre de contenido indefinido. Era obvio que Hinata había sido sacada abruptamente de sus pensamientos y con una de las frases más esperadas en todo el día, tenía los ojos como dos enormes platos mientras miraba a Kiba.
    –Gracias mi Inu pero… ¿Qué se supone que es? – pregunta la joven ojiperla con mucha curiosidad mientras tomaba el pequeño sobre de color lila y lo abría para sacar un pequeño papel que decía, “Soy pequeño, soy gordito, tengo por cabeza un brillantico y además soy doradito”.- Mi Inu ¿qué es esto? – decía Hinata con una gotita en la cabeza leyendo y releyendo la adivinanza.
    –Ah… eso no lo sé y tu lo tienes que adivinar, cuando lo adivines te daré el verdadero regalo – decía Kiba muy divertido con todo aquello mientras quitaba las torneadas piernas de Hinata de encima suyo y se paraba para ir al cuarto, sabía que había sido la mejor forma de darle el más preciado regalo a su novia.
    –¿¡Pero qué!? Kiba Inuzuka no me vas a dejar así hasta que adivine que es esto, no, no puedes no, no y ¡NO! – Decía Hinata haciendo puchero mientras se sentaba en el sofá y miraba la morena espalda de Kiba caminando hacia su cuarto.
    –Pues mírame… - decía el chico perro mientras seguía caminando.
    –Kiba, Kiba… ¡Kiba vuelve aquí en este instante! – decía Hinata mientras salían cascadas de sus ojos. La joven chica decidió dejar de hacer puchero y averiguar que era el regalo que le daría su Kiba. Pasaron horas y horas y Hinata no daba con la respuesta, hasta que al fin la encontró, pero no estaba segura ¿Su Inu dándole algo tan caro por un aniversario? No podía creerlo.

    En el cuarto…

    –¿Un anillo?... es eso mi Inu ¿un anillo? – decía Hinata mientras se sentaba a los pies de la cama y veía a Kiba que estaba acostado con los brazos detrás de la cabeza.
    –¡Hasta que por fin usaste la cabeza! No mentira mi vida, si es un anillo, ven acércate más – decía Kiba mientras abría la gaveta de su mesa de noche y sacaba una cajita de color blanco y se la entregaba a Hinata.
    –¿Un hilo? – decía ella viendo un carrete de hilo dentro de la caja blanca, Kiba tomo el carrete y estiro un poco del hilo, tomo la mano de Hinata y fue al dedo anular enrollando un poco de el hilo.
    –Eres el amor de mi vida, la mitad de mi alma, el pedazo de mi corazón que me faltaba para ser feliz por fin, eres lo mejor que Dios me pudo dar y sé que no cometo un error al hacer esto… - decía Kiba mientras terminaba de enrollar el hilo en el dedo de la joven Hyuga que estaba con una gran sonrisa en la boca y con sus a perlados ojos llenos de lagrimas de felicidad.
    –Hinata Hyuga… ¿te casarías conmigo? ¿Me harías el gran honor de ser mi esposa y tener hijos juntos? – decía Kiba mientras por el pedazo de hilo deslizaba el anillo hasta que entro en el dedo de Hinata.
    –Si, si, si y mil veces ¡sí! - decía Hinata mientras con lagrimas en los ojos saltaba encima de Kiba y lo abrazaba lo más fuerte que podía, mientras tanto el clima había cambiado abruptamente estaba un hermoso amanecer y se veía como un pequeño roció caía en las plantas. Hinata había parado de abrazar a Kiba, había tenido una visión…
    –¿Qué viste mi vida? – decía Kiba quien tenía en los brazos a Hinata, estaba mirando a la nada con los ojos de color rosado, hasta que al fin volvió en sí.
    –Pues… ella será linda tiene tu cabello y mis ojos con tus marcas rojas en la cara… nuestra pequeña será hermosa Kiba… - decía Hinata refiriéndose a su primera hija.
    –¿Pero qué? ¿Por qué no me dijiste antes que estabas embarazada? – decía Kiba mientras sus ojos comenzaban a humedecerse.
    –Es que… no estaba segura… mi periodo se retrasa unos días por lo general y atribuía mis vómitos a que no estaba comiendo muy bien últimamente. – Decía Hinata avergonzada y juntando sus dedos para luego mirar completamente sorprendida a Kiba quien estaba llorando.
    –Seré papá… seré papá… ¡voy a ser papá! – decía Kiba mientras abrazaba fuertemente a Hinata y le daba un gran beso en la boca para luego ir a su vientre y darle un tierno besito.
    –Bueno señor papá… ¿Cómo quieres que se llame nuestra bebe? – decía Hinata con tono maternal mientras miraba a Kiba y tiernamente acariciaba su vientre.
    –Se llamara Yuri… Yuri Inuzuka… - decía Kiba tomando las manos de Hinata arrodillado en el suelo y mirando su rostro para luego besar sus pálidas manos.
    –Yuri… me gusta… amo los lirios amor – decía Hinata mientras le regalaba una gran sonrisa a Kiba. (Nota: Yuri significa Lirio)

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Ö Hinata y Kiba se casaran *-* y para rematarlo todo tendran una nenaaaa *O* maii guuu creo que el corazon se me saldra!
    Que bello como le propuso matrimonio Kiba a Hina-chan *-*... yo quiero que me propongan matrimonio asiiii T.T
    Bueno espero que lo hayan disfrutado mucho :P comenten!
    Se los aprecia mucho ^^
     
  13.  
    feli

    feli Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Marzo 2010
    Mensajes:
    69
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    aaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!(un gran grito, no lo hago mas largo ya que los aburriria XD)
    Lo siento no había leido el fic, por que ps ya tengo rato de no leer ff, pero el tuyo esta muy padre, todos los capitulos me la he pasado riendo a carcajadas, y en otros a puntode llorar por las situaciones que pones XD. que bonito se le declaro, a mi me gustaria que hicieran lo mismo o algo parecido XD, pero eso ya sera cuando sea mas grande jejeje, ya se vera con el tiempo, pero dime algo ya lo vas a terminar? por favor dime que no, al menos dime que pondras otros 2, bueno si no quieres no jejejej, otro favor si pones mas me avisas, con eso que soy muy distraida T_T, bueno sigue escribiendo esta muy bueno el ff. bueno ya me voy , ya que arte bueno... adios!!!
     
  14.  
    Sheska love

    Sheska love Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Abril 2009
    Mensajes:
    226
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    OMFG!!!! Hinata y Kiba se casarannnn
    necesito vacaciones....
    ya creia que te habias olvidado del fic, pero tenia las esperanzas de que te ibas a apiadar de mi....!
    en fin... me encato el cap, de cabo a rabo y de rabo a cabo.... Sakura y Naruto juntos... eso si es lindo... Yuri en camino.... eso es precioooooso!
    espero el prox cap pronto!
     
  15.  
    Kobato

    Kobato Guest

    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Hola!, la verdad tu fic si esta interesante pero estas usando el guion erroneo se usa el guion largo (—) si no lo tienes, puedes ir a algun fic que lo tenga y lo copias, ademas debes separar los dialogos por que dificulta a leer, en cuanto a los errores, creo que no te vi ya que me hacia bola leyendo y pues eso, espero que mis consejos te sirvan y no te molesten Ahh..se me pasaba por alto la actitud de Neji y de Hinata estan cambiadas, primero que nada Neji no es asi de dulce puede que de vez en cuando seda pero no con tal facilidad como tu lo haces y en cuanto a Hinata..le falta ser algo mas dulce..esa actitud de loca rebelde no va cn ella...asta alli, siguelo Besos.(:


    Aidem.
     
  16.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1902
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Hooolaaa!!! :D he vuelto con un nuevo cap! bueno por ahi me dijeron que si iba a terminar mi fic pronto XDD noo la verdad no ^^ ahora es que le falta, tengo que contar mas cosas que le daran vuelcos increibles a mi historia y se quedaran como que Ö porq?! nooo T.T o algo mas como siii!! yayy!! :D XD en fin aqui esta mi nuevo cap. traten de no llorar T.T yo lo intente y no pudee :(

    Capitulo 17:
    Bueno, entonces Yuri será, nuestra pequeña nena – decía Kiba con una gran sonrisa mientras miraba a su ahora prometida Hinata.

    Inu hay que decirle a tu familia, y aunque no nos guste mucho a la mía por lo menos a mi primo Neji y a mi hermanita Hanabi – decía Hinata mientras pensaba en cómo iba a decirle a Hanabi que se casaría y tendría una hija sin que su padre se enterara e interviniera para evitar a toda costa el matrimonio.


    Bueno… ¿te parece si primero nos casamos y luego le decimos a todos? Así evitaríamos los problemas y también el que tu padre intervenga en todo el proceso, además sé que no quieres algo grande te conozco lo suficiente, a mi si me hubiera gustado una gran boda con toda nuestra familia, pero por la situación no se puede… - decía Kiba un poco triste pero al fin y al cabo alegre, se casaría con la mujer que mas amaba.

    Si mi Inu no quiero nada extravagante sabes… toda mi vida ha sido extravagante grandes ceremonias por cosas tan banales y tontas, quiero que mi boda sea simple y bonita además lo que importa no es como se hace sino lo que obtendré al final que será estar contigo… mi Inu – decía Hinata mientras se acercaba a Kiba y se acurrucaba en su pecho.


    Si, lo sé amor lo sé, pero por lo menos debemos hacer una gran fiesta para celebrar que nos casamos, anda ¿sí? – decía Kiba quien suplicaba con ojos de borrego a medio morir a los que Hinata no se resistió.

    Ok mi Inu una gran fiesta pero que no sea de gala solo eso… una gran fiesta con TU familia nada mas – decía Hinata complaciendo a su amado prometido mientras pegaba su frente con la de él.


    Gracias mi ojiperla bueno ven vamos a cenar fuera debes morir de hambre, bueno la verdad soy yo el que muere de hambre, arréglate mi bella me iré a bañar – decía Kiba mientras le daba un tierno beso en la frente a Hinata y se paraba para irse a bañar.

    Vale mi Inu… - decía Hinata mientras veía a su moreno caminar para el baño, luego fijo su mirada en aquella pequeña sortija plateada, tenía un grabado decía “itsumo isshoni” (Siempre juntos). Memorias venían a la cabeza de la joven mientras en su armario buscaba algo que ponerse.

    Flash Back

    Hinata… Hinata… ven aquí hija mía – decía Una señora de unos 35 años con el cabello morado y los ojos como la luna, parecía un tanto enferma se encontraba en una silla de ruedas y tenía una sombrilla que la ocultaba del sol.

    S-s-si madre, ¿q-q-que deseas? – decía una pequeña Hinata que contaba con 12 años y era más tímida que nunca, no miraba a su madre a los ojos y juntaba sus dedos mientras un rubor asomaba en su cara pálida.

    No juntes tus dedos mi pequeña, ven aquí y siéntate en el regazo de tu madre… - decía la señora de manera débil, pero maternal y tierna.

    Pero madre… te encuentras muy enferma, no quiero hacerte daño… sentándome en tus piernas – decía con su típica timidez mientras miraba sorprendida a su madre y desjuntaba sus deditos.

    No importa pequeña, ven y siéntate tengo algo que contarte – insistía su madre mientras ponía una débil sonrisa en su rostro.

    Va-vale… - decía Hinata mientras se sentaba en las piernas de su madre.

    ¿Ves? No me paso nada… ven acuéstate aquí, en mi pecho – decía la madre de Hinata mientras la acercaba con delicadeza a su pecho y le acariciaba el rostro.

    ¿Q-qué querías d-d-decirme madre? – preguntaba Hinata mientras se destensaba por las suaves caricias de su tierna madre.

    Bueno hija… quería hablarte del amor… mi pequeña Hinata… falta poco para que me vaya… y quiero que sepas el amor que te tengo, eres la pequeña más tierna del mundo y… eres tan especial… mi pequeña perla algún día conocerás al amor y será tan especial como tú lo eres… y… quiero que lo sepas… - decía la señora entrecortadamente y a la vez con debilidad.

    M-m-mami… n-n-no quiero que te vayas… mi padre no me querrá tanto como tu… - decía la pequeña Hinata con lagrimas en los ojos mientras con sus pequeñas manos se aferraba al kimono de su mamá.

    Tranquila mi pequeña perla, todo va a estar bien y nunca me iré, aunque no me puedas ver yo siempre estaré ahí…
    Fin del Flash Back
    Hina… ¿aun no te vistes? – decía Kiba acercándose por detrás. - ¿Hina? ¿¡Estas Bien!? – gritaba exaltado el moreno al ver unas lagrimas correr por las pálidas mejillas de Hinata.

    S-si… es… es que me estaba acordando de algunas cosas… pero ya estoy mejor… - decía Hinata entre sollozos mientras limpiaba sus lagrimas.

    Ven aquí mi ojiperla, tranquila, sé que no estás bien ven… acostémonos ya no saldremos vamos a descansar han sido muchas cosas por hoy – decía Kiba mientras tomaba en brazos a Hinata quien se aferraba de su cuello sollozando.

    Es que… es que… la extraño, Kiba… la extraño – decía Hinata mientras rompía en llanto en los brazos de Kiba.

    ¿A quién amor?

    A mi mamá… es tan triste no poder decirle que estoy embarazada… que me casare… es tan triste que mi padre no me quiera y que mi hermana menor no me quiera ver la cara por miedo a lo que nuestro padre diga… la extraño tanto, ella era la que hacía que mi padre fuera alguien más amable y cariñoso – decía Hinata mientras seguía llorando abrazado a Kiba.

    Ya mi bella… ya… tranquila van desahógate llora – decía Kiba mientras se acostaban en la cama y él le acariciaba el cabello mientras Hinata lloraba y lloraba, el clima se volvió tormentoso y empezó a llover de manera tempestuosa. Hinata lloro hasta que se quedo dormida y kiba siguió despierto algunas horas más hasta que se entrego a los brazos de Morfeo.

    A la mañana siguiente en la casa de los Inuzuka…
    ¿Buenos días hijos míos como están? – decía la Abuela de Kiba quien estaba sentada en una mecedora con su fiel loba al lado igual de vieja que ella.

    Hola abuela Inuzuka, nosotros estamos bien, venga vamos a la sala tenemos unas buenas noticias que darle a todos – decía Hinata de manera tierna mientras convidaba a la abuela de Kiba a que fuera con ellos y esta no se negó.

    Bueno familia, tenemos muy buenas noticias – decía Kiba mirando a toda su familia en la sala de estar.

    ¿Qué podrá ser eso hijo mío? – decía la impasible madre de Kiba.

    Bueno familia, Hinata y yo hemos decidido que nos casaremos y algo adicional, ella está embarazada – decía Kiba de manera pacífica mientras abrazaba a Hinata y se notaba como se sonrojaba la joven pareja.

    ¡Qué felicidad! ¡Esto hay que celebrarlo! ¡Tenemos que hacer una gran gran fiesta! – decía el padre de Kiba quien se abalanzó sobre Kiba y le do un gran abrazo seguido de esto repitió la acción con Hinata. Así estuvieron un par de horas dando los detalles de todo, Hinata hablaba con las tías, la mamá y la hermana de Kiba mientras que Kiba hablaba con los hombres de la familia, especificaron como eran los planes y que no harían una gran boda por los problemas los cuales explicaron por encima, a excepción de a la mamá, papá y hermana de Kiba.

    Después de la reunión en la casa Inuzuka…
    Ahora… hay que ir con mi familia, pero… mejor vamos después de casarnos por civil ¿Te parece mi Inu? – decía Hinata a su amado mientras caminaban por las calles de Konoha agarrados de las manos.

    Sí, me parece lo mejor…

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Ö Hina extraña a su mami :( eso es triste chamo u.u... buenoo en fin! les tengo una sorpresita por ahi pero la veran dentro de unos caps. mas los dejare con la duda Ö esto me encanta *D*
    Comenten!
    Se los aprecia mucho *-*
     
  17.  
    Sheska love

    Sheska love Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Abril 2009
    Mensajes:
    226
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    ToT
    aun no puedo digerir tanta emocion!!
    Kiba y Hinata se van a casar, ademas de que esta embarazada...
    en fin... me alegro que los Inuzuka lo hayan aceptado tan alegremente ( y como no, si se trata de Hinata y Kiba??) lo que me estoy tratando de aguantar es a ver como sera la boda y demas!
    otra cosa: tienes unos cuantas flatas ortograficas, te estas comiendo los acentos en los verbos en pasado, pero es algo que se arregla ;)
    espero el prox cap pronto!!
     
  18.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1887
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Holaaa!!! lo siento por tardar tantoo tantoo xD es que saben no la inspiracion a veces no llega, es mas me disculpo si el capitulo no es de su agrado :(. En fin gracias por comentar *-*.

    Sheska Love!! estabas desaparecida ya decia yo que no comentarias mas nunk ToT

    Capítulo 18:

    Amor, hemos olvidado decirle a nuestros amigos, además necesitamos dos testigos… - decía Hinata mientras miraba fijamente a Kiba.


    Mmmm… vamos a donde Naruto y Sakura primero, luego donde Lee y Gai-sensei… - decía Kiba mientras ponía su mano en la barbilla y pensaba quienes serian los siguientes.


    Ino-chan y Sai-kun, Temari y Shika-kun… y por ultimo Neji-oniisan y Tenten-san – terminaba de ordenar a sus amigos para ir diciéndoles que se casarían y que esperaban una nena.


    ¿Temari está en la aldea amor? – preguntaba curiosamente Kiba a su amada.


    Pues según me ha informado la Hokage-sama sí, está aquí por asuntos de papeleo, sinceramente creo que vino por Shika-kun pero me reservo mis pensamientos – decía Hinata mientras seguía caminando por inercia a la casa de Naruto y Sakura agarrada de la mano de su amado.


    Mmmm… bueno ya llegamos a la mansión Uzumaki… - decía Kiba mirando la gran casa que el padre de Naruto había dejado y que era de suponer el tomaría como suya.


    Qué bonita casa… - decía Hinata admirando la gran casa de techo azul y paredes crema con el logo de la aldea hermosamente pintado en la pared y en la otra pared estaba el logo de la familia Uzumaki. Hinata se dispuso a tocar el timbre y esperaron unos minutos hasta que una hermosa mujer de cabellos rojizos abrió la puerta.


    Kushina-san, ¿Cómo esta? – preguntaba amablemente Hinata mientras dedicaba una gran sonrisa a la madre de Naruto.


    Oh Hinata-chan, muy bien, acabo de llegar pasen, pasen – Decía la mamá de Naruto convidando a la pareja a que pasaran a su hogar.


    ¿Oka-san quien? ¡Hinata, Kiba! ¿Qué hacen aquí? – preguntaba Naruto con su habitual animo y cargaba a su hija.


    ¡Naruto! ¡No seas tan descortés con las visitas! – decían Sakura y Kushina al mismo tiempo que le daban un golpe fulminante en la cabeza. Entre tanto Hinata y Kiba miraban a la peculiar familia y notaban que la madre y la esposa de Naruto se parecían mucho.


    ¿Cómo han estado? ¿Qué los trae por aquí? Me han contado que ahora son pareja – decía Kushina mientras los miraba con picardía.


    Estamos muy bien Kushina-san, felices como siempre y pues lo que nos trae por aquí es que nos casaremos, y deseábamos que lo supieran no haremos una boda como la de ustedes sino que será algo más discreto por la situación de que me fui de casa y mi padre no acepta que me case o que este con Kiba. – decía Hinata explicando la situación a sus amigos.


    ¡Wowww! Qué alegría por ustedes, yo sabía que se casarían, ¿harán alguna fiesta? – Cuestionaba Naruto muy emocionado con las buenas nuevas.


    Pues la verdad sí, pero solo será de mi familia y los amigos, ustedes entienden por lo de la familia de Hina no podemos invitarlos, solo Neji irá y quién sabe a lo mejor Hanabi también – decía Kiba con una sonrisa y tomando la mano de Hinata.


    Entiendo, me alegro mucho de que hayan decidido casarse, pero siento que hay algo mas… que será eso… Hinata – decía Sakura clavando

    su mirada en la indefensa Hinata quien inmediatamente se sonrojo y bajo la mirada.


    Bu-bueno… e-e-es que… Estoy embarazada… - decía Hinata juntando sus dedos y tartamudeando como en los viejos tiempos.


    ¿¡Qué!? ¿¡Imposible!? – decía al unísono Naruto y Sakura sin poder creer que la delicada y pura Hinata hubiera hecho “eso” y más aun haber quedado embarazada.


    Eto… s-si… estoy embarazada… y-y s-s-será una nena… - decía Hinata tartamudeando y muy sonrojada.


    ¡Wowww! ¡Kiba! ¡Bien hecho amigo! – decía Naruto dándole unas palmadas en la espalda mientras que Kiba se ponía rojo y empezaba a sudar mientras salía humo de su cabeza.


    Bu-bueno… no-nosotros nos tenemos que ir debemos ir a avisarles a todos los demás, con permiso, Señora Kushina su té estaba delicioso, con su permiso hasta luego – decía Hinata mientras salía prácticamente corriendo y hacia unas pequeñas reverencias.


    Fuera de la Residencia Uzumaki y en camino a la de los Yamanaka…


    Eso… fue… ¡Horrible!... fue tan vergonzoso – decía Hinata mientras cubría su cara y Kiba respiraba aliviado.


    Y eso que aún faltan… a ver… tres casas más… - decía Kiba mirando a Hinata a quien le salían cascadas de los ojos no quería volver a repetir la vergonzosa escena de la casa de Naruto. Al final llegaron a cada una de las casas y contaron que se casarían y que debía ser muy discreto todo por la familia de Hinata, todos aceptaron ir y no decir ni una palabra a nadie. Hinata había decidido que sus testigos serian Ten-ten y Temari mientras que Kiba había decidido que serian Kurenai-sensei y Shino, habían pasado unos días desde que habían dicho todo a sus amigos y a la familia de Kiba.


    En la prefectura…

    Hinata estaba vestida con un hermoso vestido blanco no muy largo y con una cinta lila por debajo de la línea del busto, llevaba el cabello suelto con un pequeño lirio del lado derecho y estaba ligeramente maquillada con colores rosas y violeta. Kiba llevaba una camisa manga larga color azul y unos pantalones de vestir negros y sus zapatos de vestir, ahí también estaban Ten-ten, Temari, Kurenai y Shino quienes vestían sus usuales ropajes.


    Bueno, ahora ustedes damas firmen aquí, y usted caballero si es tan amable firme aquí – Decía amablemente el abogado que era un señor bastante mayor con el cabello canoso.


    Ok – respondían al unísono los tres jóvenes y Kurenai mientras miraban con detenimiento el papel y luego firmaban cada uno es su respectivo lugar.


    Ahora legalmente, los declaro marido y mujer, puede usted besar a la novia jovencito – decía con mucho cariño el anciano mirando la escena con una sonrisa en la cara. Kiba tomo a Hinata en brazos como a un bebé y la beso apasionadamente mientras las chicas aplaudían y Shino sonreía para sus adentros.


    Bueno señora de Inuzuka, ya estamos casados y solo falta que planifiquemos la fiesta – decía Kiba sin soltar a su ahora esposa Hinata.


    Si amor solo falta eso, vamos al restaurant con los chicos para celebrar hoy, ¿te parece mi Inu? – decía tiernamente Hinata mientras kiba la bajaba al suelo y la abrazaba por la cintura.


    Vale mi ojiperla, vamos a comer – musitaba Kiba a sus amigos y a su profesora.


    Bueno chicos, yo hasta aquí llego tengo que cuidar a mi nene lo deje con la Hokage por una hora y sabes que Tsunade Hime no tiene mucha paciencia y mi instinto maternal no me deja en paz, así que con su permiso me retiro. Kiba… cuida mucho a mi pequeña ella es como una hija para mí y tú lo sabes; mi pequeña Hinata-chan… mírate ya estas casada y estarás en unos meses más formando una familia que se que estará llena de amor, ven aquí y dale un abrazo a tu sensei… - decía Kurenai mientras le daba un abrazo a su estudiante preferida con unas pequeñas lagrimas de felicidad en los ojos para luego terminar de despedirse y salir a buscar a su hijo en la mansión Hokage. Los chicos fueron y celebraron comiendo en un restaurant y platicaron mucho, después de un rato los jóvenes se despidieron y se fueron a sus respectivas casas.


    En la casa de Kiba y Hinata…


    Estamos casados no lo puedo creer, soy tan feliz – Decía Hinata mientras abrazaba con cariño a su amado y le daba un tierno beso.


    Si estamos casados y en 8 meses más tendremos a una nena en la casa, estoy tan feliz – decía Kiba mientras besaba el vientre de Hinata, la puerta sonaba alguien estaba tocando, Kiba se paro del sofá y fue a la puerta a ver quién era.


    Amor, ¿Quién es? – decía Hinata que había caminado a la cocina por un pedazo de brownie.


    Hinata… tienes que venir a ver esto… - decía Kiba quien estaba algo impresionado mas no alterado.


    ¿Qué cosa mi amor?... – decía Hinata mientras caminaba a la puerta con su trozo de torta en un pequeño platito.

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    :eek:Wow!!! quien sera? que sera? no seee y se que ustedes se mueren por saberlo xD jajajajaja!!
    ¿Que tal, les gusto? *-* Hina y Kiba se casaron ToT!! que bellos :(
    Buenoo espero que les haya gustado este nuevo cap. comenten! :D
    Se los apreciaaaa ^^
     
  19.  
    Karen san

    Karen san Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ojos de luna y colmillos de perla
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1668
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Bueno Gente :( comenten vale T.T me tienen abandonadaaaa!! aqui les traigo un nuevo cap! espero les guste mucho! ^^

    Capítulo 19:

    — Amor, ¿Quién es? – decía Hinata que había caminado a la cocina por un pedazo de brownie.



    — Hinata… tienes que venir a ver esto… - decía Kiba quien estaba algo impresionado mas no alterado.


    — ¿Qué cosa mi amor?... – decía Hinata mientras caminaba a la puerta con su trozo de torta en un pequeño platito.


    Hola Hinata… - decía un hombre mayor de cabello oscuro y los ojos como los de ella, sí, se trataba de Hiashi, su padre.


    ¿Qué quieres? – decía Hinata dándole la espalda mientras caminaba al sofá con tal indiferencia que sorprendió a Kiba.


    — He venido a hablar contigo, acerca de ustedes… - decía Hiashi mientras con el permiso de Kiba entraba a la casa.


    — Habla… - decía Hinata sentada en el sofá comiendo su brownie.


    — Bueno hija, me he tomado la molestia de venir hasta acá para decirte que ya no desapruebo tu relación con el joven Inuzuka, mas no es de mi agrado que vivan juntos sin antes estar casados, así que he venido a pedirte que vuelvas a la casa. – decía Hiashi mientras se sentaba en el sofá y cerraba los ojos poniendo las manos en su regazo.


    — Ya estamos casados, así que no entiendo tu presencia aquí. – decía Hinata aun indiferente comiendo su torta.


    — ¿Os habéis casado sin haberme dicho? – decía Hiashi mientras empezaba a molestarse gradualmente.


    — Sí – respondía Hinata sin titubeos mientras se paraba y dejaba el plato en el fregadero.


    — Hinata… ¿Cómo me pudiste haber hecho esto? Tú tenias un gran futuro, te casarías con el hijo de un feudal, además ibas a tener todo lo que quisieras con ese hombre… ¡con él no tendrás nada más que lo necesario para vivir hija! – decía Hiashi ya perdiendo la cordura por la molestia mientras se paraba estrepitosamente del sofá.


    — “Él” me hace feliz, y no es un engreído hijo de un feudal que lo único que quiere es a una niña tonta, cosa que no soy y por supuesto tú no sabes – decía Hinata de espaldas a la sala apoyada en la mesa.


    Eto… saben estoy aquí… - decía kiba por lo bajo con unas rayas moradas en la cabeza y una gotita al estilo anime.


    — Hinata, ya no es una petición ¡Vuelve a la casa ahora mismo! – decía Hiashi dándose la vuelta para ver a Hinata de quien emanaba un karma negro y el tiempo se volvió tormentoso y relampagueante.


    Hi-Hi-Hinata… - Decía Kiba desde atrás viendo como su esposa emanaba ese karma negro y luego escucho unos truenos.


    No es suficiente… con que me tengas como una desgracia familiar… no es suficiente que no me ames… no es suficiente con que me culpes por la muerte de madre… acaso… ¿No es suficiente?- Decía Hinata molesta en voz baja pero lo suficientemente alta para que se escuchara.


    — Hinata… - decía Hiashi un poco sorprendido de ver a su hija por primera vez molesta.


    — ¡Qué coño te has creído para interferir en mí en mi felicidad! ¡Por qué carajos no te vas a tu casa con tus lujos y haces lo que te dé la gana con una hija que si te valga la pena! ¡Vete con Hanabi ella si supo complacer tus necesidades como padre! – decía Hinata envuelta por la ira y gritándole a su padre que tenía una mezcla de sentimientos en ese momento, sus ojos se habían vuelto negros y tenían destellos morados.


    — Hinata, no es así, ninguna de las dos nunca ha sido mi… - no pudo terminar de hablar porque Hinata volvió a hablar.


    — ¡Qué no has comprendido el punto! ¡Lárgate de mi casa, que ni yo ni mi hija te queremos aquí! – decía Hinata cada vez más molesta y los visos de morado en sus ojos se volvía cada vez más oscuros al punto de volverse completamente negros.


    — Hiashi-sama… le recomiendo que se vaya, esto puede ponerse mal… váyase… - decía Kiba poniendo una mano en el hombro del padre de Hinata, este lo miro un poco sorprendido pero se fue asustado, y no era para menos el ultimo Jutsu que Hinata había aprendido podría matar a alguien y Hinata no se daría cuenta.


    — Bueno… aquí vamos de nuevo… – decía Kiba mientras empezaba a hacer unos cuantos sellos con las manos para dejar aparecer un gran sello en el piso alrededor de Hinata que la capturo e hizo que sus ojos volvieran a ser de color perla de nuevo, ella cayó desmayada pero Kiba logro evitar el golpe contra el suelo. Mientras Kiba llevaba a Hinata a la habitación empezaba a recordar algunas cosas que le había dicho Neji cuando Hinata había terminado el entrenamiento del Byakugan.

    FLASH BACK



    Kiba y Neji estaban en un restaurant sentados en una mesa…



    — Bueno… Kiba, Hinata-sama ha terminado su entrenamiento y desearía que no le digas que tuvimos este encuentro, es por su bien… créeme… - Decía Neji muy serio mientras miraba Kiba.


    — Vale… no le diré pero ¿por qué me has traído aquí? – Cuestionaba Kiba igual de serio que Neji.


    — Bueno… el Jutsu que Hinata acaba de aprender, es completamente peligroso mas por el don del clima, mira Kiba ella un día estará furiosa y tu notaras que de ella emana un gran karma oscuro, sus ojos se volverán negros y el clima será tempestuoso y no debes dejar que ella te mire, podrías morir… - decía Neji con las manos juntas en frente de él con los ojos cerrados.


    — Pero qué demonios… ¿Neji me estás diciendo que un día ella podría matar a alguien involuntariamente? – Decía Kiba completamente atónito pero tratando de no llamar la atención.


    — Si Kiba… ella podría matarme o matarte un día sin saberlo, por eso te llame… te enseñare un sello para evitar que lo haga – decía Neji entregándole unos rollos que contenían la información.


    — Kiba… no confundas su ira con tristeza… se parecen mucho, pero la tristeza no provocara una tormenta solo lloverá y sus ojos estarán grises oscuro mas no negros, si los confundes… podrías matarla – decía Neji parándose de la mesa dejando parte de lo que tenía que pagarse en la cuenta y dedicándole una mirada un tanto preocupada. – Cuídala mucho Kiba…


    — No te preocupes siempre lo he hecho… - decía Kiba mirando con seriedad a Neji este se marcho y Kiba quedo sentado en la mesa mientras digería todo lo que se le había dicho, cuando pudo digerirlo fue al campo de entrenamiento a practicar el sello.
    FIN DEL FLASH BACK


    — Akamaru, Ryu… vengan – decía Kiba mientras se paraba de la cama, al instante los perros estaban ahí mirándole. – Bueno… cuiden a Hinata… saldré un momento… - decía Kiba a sus perros quienes inmediatamente se montaban en la cama junto con Hinata. Mientras tanto Kiba ya estaba saliendo de los terrenos Inuzuka en vía a…

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    :eek:
    increible! Hinata casi mata a su padre! (Inner: porq coño no lo hizo? -.-) Calla ¬¬ (Inner: estas conciente que te callas a ti misma no?) El coño ._. mi inner me vencio... (Inner: JA JA!) Pudrete... -.-
    En fin gente! espero que les haya gustado!!! :P (Inner: a ella no le importa realmente, solo quiere coments) Inner... calla... ¬¬
    (Inner: si me dices pudrete a mi...) Si coño ya! xD
    Se los aprecia!
     
  20.  
    Sheska love

    Sheska love Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Abril 2009
    Mensajes:
    226
    Pluma de
    Escritora
    Re: Ojos de luna y colmillos de perla

    Karen San!!! ToT
    lamento mucho no haber comentado en el cap anterior! estaba en las ultimas semanas de clase de la uni.. en fin... a lo que vine... Hinata y Kiba casadosssssss LOL!! no me la creo... y que Hiashi fue a la casa de Hina y Kiba a hablar con ella.. jum... eso ta raro...
    algo muy importante: en el ultimo cap, pusiste la letra muy grande y estuvo muy corto. tomate tu tiempo, sabemos que la inspiracion es una traidora... pero trata de hacer el prox cap pronto, que no espero a saber que le respondera Hinata a su padreee!!!

    besos besos y mas besos!!
    cuidate mucho Nyaaaaaa!!!!
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso