Nuevos sentimientos, nuevas emociones

Tema en 'Fanfics Abandonados de Temática Libre de Anime' iniciado por Luna Serena, 8 Julio 2012.

  1.  
    Luna Serena

    Luna Serena Guest

    Título:
    Nuevos sentimientos, nuevas emociones
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2703
    Primero que nada, HOLA!!!!, bueno, bueno, he decidido hacer un fic de kuroshitsuji, amo con todo mi ser este anime ^^, y el otro día que me paseaba por mis documentos se me ocurrió ver de nuevo esta maravillosa serie pero, me di cuenta de algo, este anime se te pega y lo adaptas un buen porque trata de puro misterio y además de que los chicos son demasiados guapos ;), hay sangre y la historia lleva una excelente trama entonces, me quede pensando, y el romance?... sé que hay muchas fans que se dejan llevar por el yaoi (Sebastian x Ciel)pero lamentablemente creo que yo no soy una de esas, así que me quede un poco insatisfecha con ese final (sin mencionar que llore a mares)y decidí pues hacer un fanfic de que sucedía después de que Ciel terminara convertido en un demonio, seguiría necesitando de los servicios de Sebastian por el contrato por el resto de la eternidad?, en donde se encontrara ahora?. Que pasaría si nuestro guapísimo y sexy mayordomo se enamora de alguien, quizá cambiaria su actitud un poco fría hacia con otras personas además de su joven amo; y para acabarla de amolar este se enamora de la misma persona Creo que debo advertirles que me temo que esta extraña chica será inventada por mi (no se preocupen será ideal para el, (ellos) no sientan celos, jejeje), ha y también que, pues este es mi primer fic ¡así que no sean tan malos con migo, por favor no me devoren >.<! todos sus comentarios (buenos o malos) al igual que sus consejos serán recibidos con los brazos abiertos, continuare mi fic si a ustedes les agrada, entonces… COMENZAMOS!

    -Sebastian, por que nos están mirando de esa forma?- decía con un tono irritado un joven de aproximadamente unos 17 o 18 años de edad, quien llevaba unos pantalones cortos negros, un saco de igual color una camisa blanca, planchada y bien almidonada, junto con unos calcetines altos que le hacían juego con un moño que llevaba para amarrar el cuello de la antes mencionada, tenia el cabello mas largo, y llevaba amarrado un evidente parche en el ojo izquierdo; caminaba al lado de un joven alto de unos tres años mayor que el-Sebastian?-soltó, al ver la falta de respuesta

    -lo lamento Bocchan, creo que se debe a nuestras vestimentas- contesto el joven que se encontraba a su lado mostrando una cara calmada, que en realidad, muy dentro estaba un poco asombrado y frenético al ver la gran cantidad de enormes edificios, autos, anuncios, toda clase de luces llamativas y brillantes que se podían observar por las transitadas calles de esa ciudad, voltio a revisar uno de los bolsillos de su elegante y sofisticado traje, del cual saco un reloj antiguo para ver la hora- creo que estuvimos ahí por varios años.

    -Cuantos son varios años?- pregunto con una cara de duda y desconfianza ya que aquel tono no le agradaba.

    -Estuvimos ahí por cien años- dijo mientras le mostraba una sonrisa amigable, de la cual este solo se limito a dar un giro a su cabeza para evitarla, soltando un leve bufido,-Joven amo, se siente bien con esta misión?- dijo mostrándose un poco preocupado a causa de su reacción.



    - Sebastian!, cuantas veces te he dicho que no cuestiones mis decisiones?- dijo el muchacho enojado por el cuestionamiento, -me siento un poco mareado de ver tanto color en esta maldita ciudad, como rayos dijiste que se llamaba?

    -Se llama Tokio, yo también me siento raro de ver lo llamativo que se ha vuelto el mundo desde nuestra partida pero, para ser sincero, me impresiono mucho mas al a verlo a usted aceptando la oferta del shinigami, o será acaso que ya no le gusta su hogar?

    -Solo deseaba salir por un momento hace un poco de calor para mi sabes, yo tampoco pensé en aceptar, pero vi a Grell un poco desesperado al pedirnos la ayuda.

    (Flashback)

    -Sebastian!!!, amorcito!!, por fin vuelves, te extrañe mucho- un chico pelirrojo, con gafas, se le acerca tratando de abalanzarse sobre el, este lo esquiva… los tres se encuentran en una habitación hermosa pero vieja, con vista hacia un jardín, al parecer los dos chicos acaban de llegar.

    -Había olvidado lo molesto que eras- le dice de manera cortante, dándole una patada por el aire para bajarlo de sus fantasías con el, lanzándole una mirada rabiosa para que se tranquilizara, se dispone a volver aun lado de él joven peli azul.

    -Que malo eres Sebas-chan, yo tan feliz y así me recibes!- le dice con un tono mimado y una expresión molesta fingida, sé que acabas de regresar de allí abajo- esta ves lo dijo en tono serio, para sorpresa de ambos, este prosiguió,- Ciel pasaron muchos años, y ni tu ni el han envejecido solo has cambiado de apariencia, Cuantos tienes?, eso es envidiable.

    -Yo decido cuantos tener y creo que 18 es una edad considerable, pero, eso que tiene que ver, tu estas igual- le dijo en tono burlesco al shinigami mientras se sentó en un sofá gastado para disfrutar de una taza de te, que una de las mucamas le había traído.- Pero dime Grell, porque nos invitaste aquí?- al chico se le notaba inquieto, se suponía que el y su mayordomo solo saldrían un rato para revisar la casa que por trece años había cuidado, solo era curiosidad, sabia que le había dicho a sus empleados que podían hacer lo que quisieran con ella, hasta quemarla, pero el recuerdo lo había invadido una noche, el recuerdo de sus viejos amigos que después de tanto tiempo que estuvieran muertos era lo mas seguro… ya que después de convertirse oficialmente en un demonio gracias a Alois, tenia que hacer cumplir su contrato a Sebastian, “ tendrás que ser mi sirviente para la eternidad”, eso era lo que aquel chiquillo quería, pero en realidad no sabia si era que le gustaba hacerlo sufrir por no quedarse con su alma favorita, o si sentía temor por estar solo; lo que era ahora nadie lo cambiaria, pero le hubiera gustado pasar lo que le quedaba de tiempo como humano con sus seres queridos, esa era la razón de regresar a esa vieja casa, de regresar de el único lugar en donde los demonios eran bien recibidos: el infierno.

    - Veras Ciel,le dijo aquel titubeante pelirrojo al adolescente, me gustaría pedirte un favor, solo si quieres, no es tu obligación pero deberás me gustaría que lo hicieras esto… ahora se le notaba nervioso.

    - No tengo todo el día, me falta tiempo y odio desperdiciarlo en tonterias!- el anfitrión se asusto un poco al ver a aquel malhumorado jovencito, sin duda estar allí abajo lo había cambiado, no solo en el físico si no también en la actitud, voltio a ver a Sebastian que se encontraba parado aun lado del sofá, con su cara calmada y elegante perfil, como siempre, él ya había estado mucho en aquel lugar tan caluroso, sin duda tenia mas experiencia manejando ese tipo de situaciones, Grell, solo pudo ver su cara pacifica y tuvo que continuar con aquella discusión.

    -Ciel, necesito que tu y Sebas-chan, cuiden de una amiga- dijo muy serio y decidido.

    -Una amiga?- sabia que en otros momentos le abría gritado que no en cuanto terminara, pero se limito a hacerlo, aquel chico se encontraba serio, decidido y pudo notar una pisca de preocupación en esas palabras, tal vez si era algo importante.-dime porque-

    -Sé que puedo confiar en ti- lo miro con ojos enternecedores

    -No quieras causar lastima con esa cara de borrego a medio morir- le volvió a gritar mientras le daba una patada, algo cómica, se calmo y prosiguió –cual es la situación de tu amiga?

    - Escapo de su casa y ahora quieren matarla- siguió su tono serio, -es una situación delicada, una pelea familiar, la razón era su rebeldía, no acepto casarse con quien le habían dicho, escapo y le mandan seguido a asesinos, hasta ahora a tenido suerte, pero me preocupa demasiado, ahora que no la puedo ver, me siento desconfiado de como este; se mudo, y yo no puedo ir por el trabajo y porque William no me deja, me agradaría mucho si se quedan a verla por un tiempo.

    -Sabes que estamos de paso- le dijo el chico en tono serio, la desilusión en la cara de Grell era notable, al percatarse de su entristecido rostro se dirigió a su mayordomo –dime que piensas Sebastian-

    -Creo que le haría bien joven amo, salir por un momento de casa es bueno, tal vez demos una vuelta para visitar a una nueva reina, y además conocerá a una nueva persona, y esto podría ser agradable - le sonrió.

    -Grell hemos estado lejos por mucho tiempo el mundo ha cambiado, dime si es repugnante y escandaloso como me lo imagino será o si es tranquilo como en los viejos tiempos?- le pregunta Ciel a un ahora animado shinigami.

    -Pues, veras, es, es, un tanto mmm… llamativo- le dijo con una sonrisa forzada y poco convencido.

    -Esta no me parece buena excusa- dijo el mayordomo de manera burlesca mostrando una sonrisa un poco desafiante a aquel chiquillo con ahora un seño fruncido.

    (Fin del flashback)

    -MALDITO SHINIGAMI!!!- grito furioso al cielo, no solo por darse cuenta que el mundo era demasiado agitado para el a comparación de como era antes, se encontraba cansado de caminar, en el tiempo que se encontraba ahora no habían carrosas tiradas a caballo, y lo que mas lo molestaba, era que nadie lo reconociera como conde, si no que lo miraban de manera extraña al pasar por las calles, como si se le hubiera perdido la historia, como si viniera de otro tiempo, pero no hay que dejar afuera que a él también le disgustaba la forma de vestir de la gente.-que atrevimiento estas mujeres no tienen vergüenza!- se dijo asi mismo mientras miraba pasar a una chica que al parecer iba camino a la escuela, con se pequeño y coqueto traje de marinera.

    -Que te sucede Ciel, que acaso la cabeza de la familia Phantonhive, se retractara tan pronto- dijo en tono sarcástico, mostrando como antes una de sus hermosas sonrisas, guardando su antiguo reloj en su bolsillo izquierdo, -mire joven amo, la casa de la señorita esta allí- camina señalando un alto edificio blanco con franjas azul marino, algo viejo y acabado, como si se tratara de esas viejas casas embrujadas en donde se encuentran adentro toda clase de monstruos, no era de agrado para el joven con parche ; Sebastian se acerca tranquilo a una de las casillas, donde se encontraba una recepcionista un poco vieja, sus cabellos blanquizcos caían inocentemente por enzima de sus brazos que se acaban recargando se cabeza para evitar el frio de aquella mesita es en donde al percatarse de que esta se hallaba dormida, con delicadeza aproxima su mano y toca una campana…

    -buenas tardes, seria tan amable de mostrarme en cual piso vive la señorita Kazumi Mizuki.

    Un sobresalto termina con el pacifico sueño de aquella ancianita, al oír como golpeaba sin mucha constancia la pequeña piedrilla en el metal de la campana voltea a ver a un joven trajeado con perfil elegante y sofisticada delicadeza; abre los ojos de par en par al encontrar se con esa imagen, procede a acomodarse unos anteojos verdes con perlitas azules y luego abre la boca sin muchos ánimos- Si? quien la busca.

    -Somos unos antiguos amigos, tal ves no nos halla notado por aquí, acabamos de venir de un lugar lejano y pensábamos quedarnos por un tiempo en su casa, así que… su ubicación es de gran importancia para nosotros, si no seria mucha molestia, para usted.

    La anciana subio una ceja, tal vez no se creyo la historia de “antiguos amigos” y luego los miro sin mucha importancia, tal ves esa niña va a divertirse con dos chicos pensó y luego volvió a mirarlos con firmeza – Se encuentra en el ultimo piso, es el 32c, debo de comunicarles que no contamos con un elevador, espero que disfruten de su estancia- les dijo mientras encaraba una sonrisa falsa.

    000000000000000000000000000000000******************000000000000000000000000000000

    -Bocchan, recuerda cuando lo cargaba en mis brazos? Le pregunto el mayordomo mirando lo exhausto que estaba su compañero, mirando con nostalgia el pasado, él no se encontraba ni siquiera cansado y menos sudado como Ciel, -lo recuerda joven amo?-

    -No comiences a fastidiarme!!!, le grito malhumorado con el poco aliento que le quedaba después de subir diez pisos hacia arriba, como no se iba a irritar?.

    -Es ese, el 32c, toquemos el timbre y luego le explicaremos nuestra misión, nos entenderá, y luego tomaremos un poco de te en su sala de estar, le parece, joven amo?- termino esas palabras con una ligera sonrisa en sus labios, misma que hizo sentir a Ciel menos fastidiado y con esperanzas de poder sentarse a descansar. El chico extiende su mano y al no encontrar un timbre, procede a dar tres ligeros toques en la puerta… esperaron allí como por treinta segundos; cuando escucharan el ruido de varios cerrojos moverse, la puerta se abrió lentamente… una joven de unos escasos 17 años de edad, cabello revuelto color fuego, vestida con una camisa a cuadros color azul grande y abierta, mostrando una playera blanca un poco suelta, pero corta dejando ver un poco su ombligo, un pequeño shorts de mezclilla desgastado y con unos cuantos agujeros, descalza… abre sus ojos lo mas que se puede y luego con cara de sorpresa entreabre los labios para decir una palabra que solo los otros pudieron escuchar gracias a que el viento pudo arrastrarla hasta sus oídos… demonios, dicho esto la chica cierra la puerta con fuerzas, golpeando el rostro del que toco; dejándolos a ambos con un signo de interrogación en la cabeza.

    -No podremos tomar te todavía cierto? Pregunto Ciel, con un tono de ironia, al joven que se hallaba sosteniéndose la nariz un poco golpeada.
    Ok. ok, hasta aqui... disculpen las dudas que he dejado, si me dicen que le siga le sigo :)
    Lo siento, lo siento, no pude subirlo como yo queria, estuve tardando mucho, hasta que una joven alma valiente y hermosa me mando un video sobre como subirlo, estoy mas que segura de que se ira al cieloU.u, 1000 gracias cuando trate de ponerlo por accidente mande una imagen, pido disculpas al o el chic@ que la vio T.T, pero dejando eso de lado que les parecio?, creen que deberia seguirlo? o hago otra cosa, que opinan de mi forma de escribir? deberas me gustaria que me digesen algo sobre continuar o no, es la primera parte solo como un intro (descuiden, ya que los chicos conoscan mas a nuestra amiga comensara lo bueno)

    MUCHAS GRACIAS POR VER, NOS SEGUIMOS LEYENDO, BYE ;)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso