de Inuyasha - Nuevo Sentimiento

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por ayakshi, 23 Septiembre 2010.

  1.  
    ayakshi

    ayakshi Guest

    Título:
    Nuevo Sentimiento
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1642
    Nuevo Sentimiento

    este es mi primer finc, me gusta mucho la pareja de sesshoumaru y kagome, siempre he buscado fics de esta pareja pero no hay ademas los que hay son de la epoca actual y siempre he preferido de la antigua, espero y sea de su agrado, y si nos les gusta pues haganmelo saber para dejarlo y no seguirle...
    aqui esta el primer capitulo........



    Capitulo 1

    Todo empieza en la época antigua, mientras todos estaba almorzando cuando de pronto se oye una fuerte explosión todos reaccionan ante tan fuerte estruendo, y van a ver lo sucedido.
    Naraku por fin fue derrotado hace un par de semanas atrás y kikiou avía muerto, pero al parecer naraku presentía sobre su muerte y avía dejado un pequeño recuerdo a nuestros amigos, en lo mas fondo de una de sus guaridas avía dejado un cuerpo hecho de barro y no era nada mas y nada menos que la misma imagen de kikiou, este cuerpo todavía no despertaba pues todavía no le daban alguna señal para reaccionar, eso si naraku se encargo de darle un alma, un alma muy mala y llena de rencor y le dejo unos recuerdos de los que kikiou tenia con inuyasha y los demás para poder hacer su venganza contra sus enemigos, naraku dejo todo muy bien planeado a nuestra falsa kikiou le dejo mas que la habilidad de las flechas si no que esta kikiou iba a poder paliar muy bien con una espada que se le dejo a un lado del cuerpo , esta espada tendría la fuerza de que cada cosa que cortara podía emanar un poderoso veneno eso si te tocaba la piel.

    – mira inuyasha de allí vino la fuerte explosión – decía kagome mientras iba en la espalda del hanyou
    – si kagome pronto llegaremos – decía el hanyou

    Después de la muerte de kikiou ellos todavía no planeaban estar juntos, eso si kagome se sentía muy feliz porque ya no avía nadie en medio de ellos y se podía decir que hasta se llevaban un poco mejor.

    - ¡que es esto!- decía un monje muy decepcionado.
    - Parece ser el moustro- decía sango con una sonrisita.
    - Que decepción yo que pensé que era algo muy grande- decía el pequeño zorrito. junto a sango.
    - Pero si tenía una energía muy fuerte – decía el monje.

    Para ser sincera esta pareja ya avía formalizado su compromiso ya por fin eran como esposos aunque no estaba casados ya Vivian juntos y dormían juntos, sobre el hermano de sango “kohaku” si vive solo que se encarga de viajar por todos lado para ayudar a la gente que lo ocupe y sobre el pequeño shippo y kirara pues siguen jugando y sobre todo molestar a inuyasha.

    - ¡va!, esto ha de ser un chiste – decía el hanyou.- yo no peleare con esta basura.
    - que arrogante – decía kagome.
    - ¡Cuidado inuyasha!- decía la exterminadora.

    Muy en el fondo de esas tierras donde peleaban despertó la que será la venganza de naraku.

    - ¡va! Solo con un puñetazo tuvo este pobre idiota- decía con mucho orgullo el hanyou.
    - Si nada mas hacia mucho escándalo fue solo eso – decía kagome
    - si mejor vamos porque tengo todavía mucha hambre –decía el hanyou.
    - Solo piensas en comer, glotón – decía el pequeño zorrito.
    - Que es culpa de esa cosa rara no comí bien y para saber que solo era un mugroso insecto- decía inuyasha.

    Así todos regresaron para seguir con sus alimentos ya dentro de la cabaña, se preguntaba que harían para matar el tiempo. Mientras en otro lugar un poco lejos de ahí se encontraba ya el cuerpo de barro despierto.
    - inu- ya-sha- , es hora de que pagues lo que provocaste.

    Dentro de la cabaña estaba todos platicando y recordando lo que avía pasado unas pocas semanas atrás.

    - oye kagome ahora que ya no tenemos que juntar la perla que harás- decía el zorrito.
    - No lo se shippo, creo que regresare a mi época- lo decía un poco triste.
    - Señorita kagome no tiene que irse para siempre, nos vendrá a visitar verdad- decía el monje
    - ¡claro monje miroku!, que vendré muy seguido – decía con una sonrisa falsa.
    - Bueno por lo pronto quiero ir a descansar , nos veremos maña- decía sango mientras se despedía-
    - Si amor horita voy – decía el monje.
    - Creo que yo también me retiro chicos- decía kagome triste.
    - Espérame kagome, voy de una vez contigo – decía el zorrito.

    Sango y miruko dormían juntos entonces el otro cuarto era para kagome, shippo y kirara era obvio que sango y miroku querían estar, mientras inuyasha a veces dormía afuera ya que todavía recordaba a kikiou.
    Mientras se quedaron solos este inuyasha y el monje.

    - inuyasha que harás con la señorita kagome-
    - no lo se miroku, no puedo olvidar totalmente a kikiou, no se porque siento esto todavía-
    - sabes que la señorita kagome se ira y va a pasar mas tiempo en su época, es obvió que tendrá pretendientes allá, y un día ya no vuelva- lo decía para que se molestara.
    - ¡ ya lo se! No necesitas decírmelo, pero quiero estar seguro de lo que voy a hacer, no quiero cometer un error- lo decía triste.
    - Acaso no sientes nada por kagome-
    - Si, si la quiero, pero no quiero lastimarla con estos recuerdo que tengo todavía-
    - Pues piénsalo bien, no valla a ser que por tu tardanza ella se valla, además kikiou ya no esta piénsalo bien amigo- lo decía con una mano en el hombro de inuyasha.
    - Si miroku, gracia por tu consejo- le decía el hanyou.
    - De que amigo solo piénsalo muy bien- se retiro para que pudiera pensar mejor

    Mientras en el cuarto kagome no podía dormir, pues no savia que pasara con inuyasha y con ella, ella presentía que algo iba a pasar.
    En otro lado, afuera de la casa sentado en una de las ramas del el arbol mas grande
    Se encontraba inuyasha, pensando pasaría con su relación con kagome no savia si decirle o no porque el en el fondo seguía pensando en kikiou , cuando de pronto le da el olor a cadáver y tierra, y sin pensarlo dos veces a ver de donde provenía ese olor algo le decía que era al de kikiou , pero ese olor traía algo diferente, no savia que pero algo no le daba buena espina cuando llego se encontró con una figura que el perfectamente la reconocería donde fuera era un pequeño lago con muchos árboles a su alrededor y con la luna a todo su brillo que perfectamente le daban una cara angelical al rostro de kikiou que se encontraba sentada al borde del lago son su cabello suelto, inuyasha no podía creer lo que veían sus ojos savia que era ella pero no lo creía hasta que se acerco y por fin pudo decir unas palabras.
    - ki-kiou- por fin dijo inuyasha.
    - Hola inuyasha,- le decía muy fría como siempre.
    - Como,- es –que-es-tas viva- dijo con mucho trabajo.
    - Hay inuyasha no sabes que alegría verte otra vez- le dijo muy hipócritamente.
    - Kikiou, pero tu, moriste-dijo el hanyou
    - Si inuyasha lo se, pero no se como llegue de nuevo aquí y lo mejor es que ya no necesito las almas para poder sobre vivir, con esta alma tengo es como si tuviera vida de nuevo, claro solo con este cuerpo que sigue siendo de barro- dijo triste
    - Eso es sorprendente, como paso esto- comento feliz
    - Inuyasha créeme ni yo lo se, solo se que estoy devuelta para estar juntos, no te alegras – dijo con un brillo en sus ojos.
    - Si, eso quiere decir que vendrás conmigo en este momento y empezar a vivir junto conmigo- dijo muy emocionado el pobre hanyou.
    - No inuyasha, en este momento no, tengo cosas que hacer tengo que averiguar como volví a este mundo-
    - Pero kikiou, yo te puedo ayudar , te acompañare-
    - No inuyasha, además mejor trata de decírselo a kagome ya que regresare donde vive mi hermana y no Quiero que la tome de sorpresa, tomate tu tiempo para decírselo yo regresare en tres o cuatro semanas aproximadamente-
    - Esta bien kikiou, pero como sabré que estas bien-
    - No te preocupes inuyasha sabes que estaré bien y ahora mas que naraku no esta, además vendré dentro de una semana para ver como reacciono kagome te esperare aquí en este mismo lago en la noche- se acerca para besarlo.
    - Este bien kikiou te estaré esperando – profundizan el beso.

    Así kikiou se retira y deja solo a inuyasha en medio del bosque, mientras inuyasha pensaba que kikiou seguía siendo la misma pero algo la diferenciaba algo muy raro, pero solo pensaba en que estarían juntos.

    - kikiou hasta tu calor se siente, no como antes que te sentía muy fría ahora si parece que regresaste con tu mismo cuerpo y hasta parece que nunca te fuiste-

    Bueno espero y les guste cualquier error que vean o una cosa que no este Bien haganmela saver para poder mejorar......

    Saludos..
     
  2.  
    ayakshi

    ayakshi Guest

    Título:
    Nuevo Sentimiento
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2420
    Nuevo Sentimiento

    Capitulo 2

    Ya era otro día muy hermoso por cierto, y mientras los chicos se levantaban kagome se sentía muy triste ya que no savia que iba a ser de su vida, ella quería estar al lado de inuyasha, pero aunque ella ya le avía confesado sus sentimientos el no mostraba algún interés, pensaba en darle celos con kouga que dijo que pronto iría de visita pero kagome ya avía hablado con el lobo para aclararle sus verdaderos sentimientos hacia el hanyou y el como un buen caballero había aceptado dejarla ir, mientras kagome se preparaba para ir a darse un buen chapuzón en la salida se encuentra con sango que también iba hacia el mismo destino…

    - ¡buenos días kagome ¡ - decía sango desde la puerta de su cuarto.
    - ¡Buenos días Sango ¡ como amaneciste- decía con una sonrisa.
    - Muy bien kagome, pero tu parece que no dormiste muy bien-
    - Si sango, pero mejor al rato te cuento horita que vallamos alas aguas termales-
    - Esta bien kagome , pero vamos de una vez-

    Mientras caminaban hacia las agua termales pudo ver kagome que inuyasha estaba sobre un árbol muy pensativo y la miraba de lejos, pero cuando estuvieron cerca inuyasha le esquivo la mirada y siguió caminado muy aprisa….

    - viste eso kagome algo trama inuyasha ¿ no lo crees ? –
    - no lo se sango, a lo mejor tuvo un mal sueño-
    - kagome sabes que el siempre amanece de malas- decía entre risitas.

    Ya cuando estaba en el agua, kagome no pudo ocultar su tristeza….

    - kagome, que te sucede, porque tan triste –
    - nada sango, solo que creo que inuyasha no a podido olvidar a kikiou-
    - amiga, que te respondió inuyasha cundo le declaraste tus sentimientos-

    Flash Back………………………..

    Poco días después de la muerte de kikiou, decidí decláramele a inuyasha, siempre se la pasaba en medio del bosque como que tratando de buscarla, como si nunca se hubiera idos, como si siguiera entre nosotros, era claro que no aceptaba su muerte, así que me arme de valor y fui a ver que le pasaba para la sorpresa que me encontré fue que el estaba tan perdido en sus pensamiento que ni siquiera noto que yo avía llegado a ese hermoso bosque, ese bosque era un lugar muy hermoso, reflejaba felicidad, en cambio solo con lo deprimido que esta inuyasha en medio de ese lugar daba un total, deprimido y triste lugar, me acerque sin hacer ruido y casi cuando estaba a su lado pude oír decir en un pequeño susurro – “porque te fuiste “- me sentí tan mal y tan poco cosa a comparación de ella , ya que a pesar de estar muerta ella seguía en el corazón y en el pensamiento de inuyasha … por fin me senté a un lado de el y me miro como viendo su imagen en mi , así que tan solo me recargue y le dije que yo estaría con el para apoyarlo… quedamos un rato así sin mirarnos y sin pronunciar una palabra hasta que por fin volvió en si….

    - kagome hace cuanto que estas aquí- me lo dijo como si en verdad no me hubiera sentido.
    - Inuyasha, no te preocupes tengo poco que llegue- le metí, solo para que no se sintiera peor.
    - Perdón kagome solo estoy un poco pensativo- me dijo ya con su tono de arrogancia
    - Si ya me di cuenta, venia porque quería decirte algo- le dije sin ningún tartamudeo.
    - Así y – de que se – trata--- hasta parecía que el se avía puesto nervioso.
    - Nada solo que ya recolectamos la perla, y esta sana y salva, pero quería saber que va a pasar entre nosotros – le dije directo al grano.
    - Como que, que va a pasar entre nosotros- me dijo
    - Pues si tu sabes de la que te comente la ultima ves, cuando me iba a alejar de ti- le dije con un poco de rubor en mis mejillas.
    - Pero kagome, no se, de que, me estas hablando- me dijo muy nervioso

    Sin pensarlo dos veces me arroje sobre sus labios, pude notar que se sorprendió bastante ya que de primero no me respondió como yo quería, pero como a poco me fue sujetando sobre mi cintura y profundizamos el beso, yo estaba muy emocionada, no creí que yo me hubiera atrevido a hacer algo así, pero ya que resulto muy bien mientras sentía su tibia y calida lengua, me sentí tan feliz ese beso era tierno y suave como si quisiera que siempre durara, pero cuando termínanos y nos vimos a los ojos pude oír decir “kikiou te amo” estaba tan furiosa así que me levante pero antes de que empezara a caminar me sujeto del brazo y me dijo….

    - no te vallas, kagome, por favor – me lo dijo sin mirarme a los ojos
    - suéltame – fue lo único que le dije.
    - Kagome, solo quiero que sepas que en verdad siento cosas lindas por ti y quiero estar contigo solo déjame aclarar bien mis sentimientos y olvidarme por completo de kikiou , no quiero hacerte mas daño te lo juro solo dame tiempo- me lo dijo con una mirada triste
    - Esta bien, solo suéltame y déjame también a mi pensar bien las cosas- le dije.

    Me fui del lugar y lo deje ahí solo mientras yo corría….

    Fin del Flash Back…………………

    - valla kagome no me lo avías contado- decía sango.
    - No es que te vez tan feliz que no quise molestarte con mis cosas- decía triste
    - Amiga sabes que cuentas conmigo siempre, siempre que alguien te escuche yo voy a estar a tu lado para lo que quieras- decía sango.
    - Gracias sango, pero sabes una cosa, yo se que ese beso no era para mi, si no para kikiou, el todavía no la olvida- con un tono muy triste
    - Kagome, y porque no le das un poquito de celos ahora que venga koga-
    - No sango, con el ya arregle las cosas y le dije que y quería estar con inuyasha, además el entendió perfectamente y solo me dio un pequeño besito en los labios y me dijo que cuando ocupara algo no dudara en buscarlo –
    - Valla amiga el que si es un hombre, mira que dejarte a pesar de que siempre le gustaste y siempre hizo mucho por ti-
    - Si sango, solo le puedo ofrecer mi amistad para siempre-
    - Si amiga, además cuando quieras el te estará esperando-
    - No sango, me dijo que iba a hacer un intento para estar con ayame-
    - Valla si que será un súper intento – decía entre risas.

    Así terminaron de bañarse y se dirigieron hacia la cabaña de la anciana kaede, para preparar la comida…

    - oigan chicas , que les parece si nosotros vamos por la comida, mientras ustedes preparan la leña – decía el monje ya que se imagina como estaban las cosas
    - si amor ustedes vayan mientras nosotros preparamos lo demás- decía sanguito.

    Y así se fue la tarde mientras comían y reían pero avía algo muy raro en inuyasha, era como si no estuviera como si estuviera tramando algo y era mas raro porque aunque todavía no se decidía por kagome, siempre andaba al pendiente de su movimientos, y ahora como si no estuviera, decidieron no tomarle importancia, pero avía alguien que si le prestaba mas que atención, y es mas se decía que estaba muy preocupada, con la actitud que tomaba el hanyou, así paso el día volando, y antes de que se fueran a dormir noto algo muy raro miroku e inuyasha estaban afuera conversando…

    - amigo pero que estas diciendo, no lo puedo creer- decía un monje sorprendido.
    - Así es, como lo escuchas, pero ahora no se que voy hacer- decían un hanyou.

    Kagome no pudo resistirse a escuchar así que se fue todo lo lento y sin hacer nada de ruido hasta que quedo cerca, savia que algo no andaba bien su corazón latía muy rápido tenia miedo de que la descubrieran..

    - inuyasha no será que tus ganas de volverla a ver, que hasta que la imaginas- decía un monje muy sorprendido.
    - No miroku, es la verdad ella volvió a la vida y por eso no pudo regresar conmigo porque quiere averiguar como es que esta devuelta-
    - Pero inuyasha, es que es imposible no se siente su energía, ni nada-
    - Miroku lo que pasa es que volvió como si fuera humana, hasta es mas calida-
    - Como que mas calida inuyasha-
    - Si, este, bueno la bese, y tiene un calor, ya no es fría como antes- decía con alegría.
    - Y porque no la acompañaste amigo de perdido hubiera regresado con kaede-
    - Si miroku, pero ella quiere que estemos juntos me dijo que mientras regresaba hablara con kagome-
    - Inuyasha estas seguro de lo que vas hacer-
    - Si… miroku… estoy más que seguro...—

    Kagome no lo podía creer, no creía lo que sus oídos escuchaban, así que empezó a llorar y se imagino que inuyasha se daría cuenta así que se fue igual como vino, mientras caminaba y pensaba que es lo que haría decidió mejor no decir nada como si no supiera esperaría a que el le contara así que mejor se fue a dormir…

    A la mañana siguiente se levanto muy temprano y decidió y sola a tomar el baño, y cuando termino se decidió por ir a tomar un paseo por el bosque ya que quería pensar en como tenia que reaccionar con lo que inuyasha le diría... así que cuando se sentó en medio del bosque y se puso a llorar en silencio y pensando en todo... Cuando de pronto siento un abrazo…
     
  3.  
    ayakshi

    ayakshi Guest

    Título:
    Nuevo Sentimiento
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2541
    Nuevo Sentimiento

    Capitulo 3

    A la mañana siguiente se levanto muy temprano y decidió y sola a tomar el baño, y cuando termino se decidió por ir a tomar un paseo por el bosque ya que quería pensar en como tenia que reaccionar con lo que inuyasha le diría... así que cuando se sentó en medio del bosque y se puso a llorar en silencio y pensando en todo... Cuando de pronto siento un abrazo…

    - señorita kagome, que le pasa porque tan triste- decía una pequeña niña que se parecía mucho a ella.
    - ¡AAA ¡ Hola Rin, como estas- decía una kagome dolida.
    - Yo estoy muy bien, pero usted como esta- decía la pequeña Rin.
    - Nada Rin solo que estoy un poquito triste eso es todo-
    - Pero srta. Kagome cuénteme porque-

    Mientras no muy lejos de ahí se encontraba sesshoumaru solo observaba con atención lo que las chicas hablaban y el sabia la razón por su llanto….

    - no es nada Rin, cuando te enamores lo entenderás- decía kagome con un tono rojo ya que no savia si estaba bien lo que dijo.
    - ¡AA! Lo dice por inuyasha verdad-.
    - EEE este si por eso- decía con muchos nervios no podría creer que era tan obvia.
    - No se preocupe si no se siente a gusto con el joven inuyasha usted puede venir con nosotros no creo que al amo sesshoumaru le moleste-
    - Si Rin cuando ya no este a gusto con el me iré con ustedes claro si a sesshoumaru no le importa – kagome miraba la reacción de sesshoumaru.
    - Ya dijo Srta. Kagome, cuando quiera puede venir a nuestro castillo así pasare con alguien con quien jugar- decía la pequeña muy contenta.

    Y así mientras platicaba Rin y kagome de cómo estaban desde la derrota de naraku, sesshoumaru solo las observaba desde un árbol que placidamente estaba con yaken, pero sesshoumaru veía mucho a aquella muchacha con la que platicaba la pequeña Rin.

    - amo bonito, porque tenemos que esperar que acaben de platicar y jugar ese par-decían un demonio verde y enano
    - cállate yaken, deja que Rin se distraiga un poco- decía con su tono frió el youkai.
    - Pero, amo,- fue todo que pronuncio.
    - Srta. Cuénteme como esta kohaku-
    - Bien Rin el anda viajando para aprender y ayudar a las personas-
    - !!OOO!! que bien, tengo mucho que no lo veo- decía un poco triste.
    - Si, nosotros desde hace semanas que no lo vemos-
    - Bueno Srta. Ya me voy- decía la pequeña al ver que sesshoumaru le hacia una seña de ya se Iván.
    - Bueno Rin me dio gusto verte hoy, me alegraste el día, cuídate mucho-le decía con una pequeña sonrisa.
    - Usted también srta. Cuídese mucho acuérdate de lo que te dije de ir a visitarme ¡! AA y salúdeme a todos de mi parte- le dijo mientras se retiraba del lugar.

    Ya cuando volvió a estar sola se puso a reír de cómo se vería ella visitando a Rin, ya que era obvio que a sesshoumaru no le gustaría en absoluto aunque no digiera nada de que no podía, se le notaba en el rostro que le molestaba mi presencia, solo lo hacia por la pequeña niña, ….
    Mientras volvía por el camino de regreso a la cabaña de la anciana kaede, se topo con un hanyou muy molesto, era raro verlo molesto y que la viera fija a los ojos, ya que desde hace unos días no la veía a los ojos.

    - donde estabas kagome-decía un hanyou muy molesto-
    - fui a darme un baño y después fui a caminar-
    - kagome sabes que no puedes darte el lujo de andar sola y menos con la perla-
    - hay inuyasha desde que naraku murió ya no hay tantos moustros-
    - ya lo se pero no quiero que por tus descuidos perdamos de nuevo la perla sabes que siempre va a ver alguien que la quiera –
    - no es justo inuyasha yo también quiero pasar ratos sola, sin que nadie este detrás de mi-
    - ya lo se, crees que me gustaría estar siempre atrás de alguien tan necia –
    - no, yo se que no, pero no es tu obligación cuidarme-
    - entiende no lo ago por ti si no por la perla-

    Eso a kagome le rompió el corazón, era obvio que no sentía nada por ella, después de aquel beso cuando la confundió, anoche con lo que oyó y ahora con lo que le decía el. Le dolió tanto que estuvo apunto de llorar pero se contuvo.

    - mira inuyasha eres un tonto que no sabes nada- muy molesta.
    - y tu una necia que no quiere entender – casi gritándole
    - sabes que inuyasha no voy a perder mi tiempo contigo- ya furiosa

    Estaba apunto de irse, no quería verlo solo quería irse a llorar….

    - espero kagome, todavía no termino de hablar contigo- decía muy enojado
    - pero yo si, además no que soy una necia – decía con ironía.
    - Ya lo se, pero quiero saber que hacías con sesshoumaru- fue directo al grano.
    - Mmm déjame ver, así eso creo que no te incumbe- decía con enojo.
    - Claro que me incumbe tienes la perla contigo-le decía gritando.
    - Mira inuyasha no creo que a sesshoumaru le importe la perla el ya es muy fuerte- de le decía para que le doliera
    - Kagome no sabemos de que es capas sesshoumaru ya nos a traicionado antes-
    - Si eso ya lo se, pero también nos a ayudado mucho-
    - Kagome que me tratas de decir-
    - Nada no voy a perder mi tiempo contigo, así que mejor me voy-

    Así kagome regreso a toda prisa a la cabaña de la anciana kaede y se encuentra con pequeño zorrito, Que la recibió con un muy calido y fuerte abrazo…

    - kagome donde estabas nos preocupaste mucho- le decía el zorrito muy preocupado.
    - Solo fui a tomarme un baño y a dar la vuelta por ahí- le dijo con una sonrisa.
    - Pero kagome porque no le dijiste a sango que te acompañara-
    - No shippo quería estar sola un rato-
    - Porque kagome estas triste-
    - No solo quería relajarme es todo, no te preocupes-

    En ese momento llegan sango y miroku montados en kirara….

    - ¡hola amiga donde estabas!- le decía sango muy preocupada.
    - Fui a despejarme sango, solo eso-
    - Srta. Kagome nos tenia muy preocupados- le decía el monje.
    - Si lo siento a la próxima de perdido les dejo una notita- lo dijo con risa.
    - Bueno como no estabas fuimos a conseguir comida- le decía sanguito.
    - Si, lo siento por no haberte acompañado – le decía kagome
    - No te preocupes amiga, se que quieres pensar muchas cosas-
    - Si por eso fui a despejarme, pero me encontré con Rin y duramos hablando mucho he hizo que se me olvidara todo- lo platicaba con una sonrisa.
    - Y que te platico Rin- le pregunto el curioso zorrito.
    - Nada solo que estaba muy bien en el castillo de seshoumaru y que a veces se sentía triste y sola por eso salían muy seguido para des aburrirse, pero sesshoumaru siempre la acompaña- les platico a los tres amigos
    - Valla sesshoumaru si que la cuida verdad- dijo sango.
    - Ja ja ja si, los hubieras visto no le despega la mirada a Rin y nada mas esta al pendiente, pude notarlo- les comentaba kagome.

    Mientras sango, miroku y kagome preparaban la comida shippo se encontraba jugando con la gatita kirara.

    - ya esta todo listo, vengan ya a comer- les gritaba sango a los demás.
    - ¡huele bien rico! –decía el pequeño zorrito.
    - Si nada mas falta inuyasha ¿no lo han visto? -decía el monje.
    - No, no lo he visto,- decía sango.
    - Ni modo el se lo pierde- decía el zorrito.

    Cuando de pronto siente un gran golpe en la cabeza

    - porque me pegas-decía shippo
    - porque no me quieres dejar comida- decía inuyasha
    - no es cierto, solo nos preguntábamos por ti –
    - si como no enano-
    - ya déjalo en paz inuyasha- decía kagome
    - tu no me hables kagome–
    - pues no te voy hablar solo , no quiero que le pegues a shippo- le dijo molesta
    - tu no eres nadie para decirme que hacer- le dijo molesto inuyasha
    - esta bien solo diré, osowari-
    - kagome porque haces esto- decía el hanyou aplastado en el piso.
    - No, me hables- se lo dijo molesta

    Inuyasha pudo sentir que en verdad estaba muy molesta porque en todo lo que duro la comida no hablaba para nada con el hanyou ni siquiera lo miraba era como si no existiera eso hacia que molestara mas al hanyou, pero lo que mas le molestaba es que actuaba como si nada porque con los demás platica muy bien pero su orgullo no le impediría que le hablara…
     
  4.  
    ayakshi

    ayakshi Guest

    Título:
    Nuevo Sentimiento
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    3060
    Nuevo Sentimiento

    Capitulo 4

    Así pasaron tres Días desde aquella pelea y todavía no se hablaban, inuyasha ya estaba que se moría por hablarle a kagome tenia que contarle sobre que viviría con kikiou, pero ella estando enojada se molestaría mucho más cuando se lo digiera, no savia como se lo iba a decir, solo pensaba en que en un par de días mas kikiou regresaría para saber como lo avía tomado kagome ya estaba muy preocupado estaba envuelto en un lió porque también abría que ver como lo tomaban los demás entonces sintió que alguien se acercaba savia perfectamente quien era,

    - ¡hola bestia!- le decía un chico de ojos azules
    - Que quieres kouga, que haces aquí –
    - Nada solo vine a visitar a la bella kagome-
    - Kagome no esta fue a el rió- le decía molesto el hanyou
    - Bien, entonces la buscare allá- le decía mientras corría.
    - Maldito como se atreve – decía un hanyou.

    Era obvio que no lo seguiría puesto a que kagome se enojaría porque todavía estaban sin hablarse y nada más haría que se enojara más así que decidió confiar en su olfato a ver que olía y ser paciente.
    Ya en el rió se encontraba kagome sentada al borde de la orilla, con sus pies en el agua cuando sintió un abrazo…

    - ¡hola Preciosa! – le decia kouga
    - ¡hola kouga! Como has estado- le decia con una sonrisa
    - Bien ya sabes y tú como estas- le decía mientras se sentaba a su lado.
    - Pues un poco triste, pero cuéntame como van las cosas con ayame-
    - Bien, con decirte que muy pronto nos casaremos-
    - Enserio, no lo creo kouga- le decia kagome sorprendida.
    - Si lo que pasa es que no es tan loca y obsesionada solo le dan celos de ti-
    - ¿de mi? Y eso porque –decia con nervios kagome
    - Lo que pasa es que le avía dicho hace mucho que eras a la única que amaría-
    - ¿Por qué le dijiste eso?-
    - Era la verdad, pero ahora que la conozco es muy linda -
    - Me alegro por ti – le dijo muy feliz por el.
    - Pero tu cuéntame porque tan triste, es por ese perro verdad-le dijo molesto
    - Si pero son cosas sin importancias –le dijo kagome
    - Mas le vale porque aunque yo me valla a casar con otra siempre te cuidare, si te hace algo esa bestia no dudes en decírmelo y lo golpeare – lo decia con un puño en cerrado.
    - Hay kouga no exageres-
    - Que es la verdad, siempre me has gustado mucho, pero entiendo que tus sentimientos así mi no son como los que yo quisiera, y es lo que me da coraje de inuyasha que el sabe perfectamente que lo quieres y el no haga nada por hacerte feliz como tu mereces, por eso si alguna vez ocupas algo solo dime-
    - Gracias kouga, sabes que siempre serás un amigo para mi-
    - Si kagome amigos-le decia triste
    - Bueno será mejor que solo vengo por unas cosas aquí cerca y si me tardo, aquella me vendrá a buscar y además no la quiero hacer esperar-
    - Si la quieres verdad- le dijo kagome
    - Si kagome mucho, pero a ti quiero mas-
    - No digas tonterías-
    - Que es la verdad, pero yo se que solo seremos amigos-
    - Kouga- y lo abraza
    - Ándale ya me voy después vengo de visita con mi esposa-
    - Esta bien , y espero que también un cachorrito-
    - Si eso espero –
    - Nos vemos adiós-
    - Adiós-.

    Así kagome se retiro de ese lugar tan hermoso para llegar a la realidad que la esperaba, ella ya avía llorado mucho por el, tenia que ser capas de olvidarlo y mas con lo que savia que pasaría, pero avía una duda que la intrigaba como era que kikiou avía vuelto a la vida y como era posible que ella era tan tibia ahora que lo recuerda siempre su cuerpo era frió, pero que mas daba ella tendría que averiguar como y a ver si era cierto que ella avía vuelto, cuando llego donde se encontraban los demás el pequeño shippo la abrazo y le pregunto….

    - kagome estabas con kouga verdad-
    - si así es shippo porque lo dices-
    - es que hueles mucho a el-
    - enserio, no lo avía notado, huelo mucho-
    - si hueles mucho-
    - pero si me acabo de bañar, además no dure mucho con el-
    - creo que ya se porque esta tan molesto inuyasha- decia con una sonrisa-
    - esta enojado shippo-
    - si pues tu olor lo delato junto con el de el-

    Kagome se quedo pensando y le pregunto una cosa…

    - oye shippo a que tanta distancia percibes mi olor-
    - mmm pues que te diré mas o menos de aquí hasta el pozo y eso nada mas yo a de ver otros como inuyasha que lo perciben desde mas lejos- dijo el zorrito.
    - Oye shippo y que puedo hacer para desvanecerlo- le pregunto curiosa kagome
    - Mira lo que puedes hacer es bañarte pero sin usar todo eso que te echas que te delata, solo con agua del rió y luego te acuestas en medio del bosque junto a hojas del árbol y así tu aroma disminuirá bastante se confundiría con el aroma del bosque, es una buena estrategia para que el enemigo no te encuentre- dijo muy orgulloso el pequeño zorrito.
    - Valla eso si que suena interesante-
    - Verdad que si kagome-
    - Si shippo mejor vamos a ver como este sango.

    Mientras tanto sango se encontraba viendo algunas armas de exterminadores que al parecer tenia recuerdos de su familia.
    - Sango porque tan triste- decia el pequeño zorrito
    - Nada shippo solo que me acorde de muchas cosas-
    - Sango no te pongas mal nos tienes a nosotros- decia el zorrito para que se animara.
    - Si shippo lo se-
    En eso entra kirara molestando a shippo para que fueran a jugar, y salen corriendo los dos para jugar en el patio, así se quedan en el cuarto sango y kagome para platicar.

    - y como vas con inuyasha –
    - pues seguimos igual sango el parece no quiere hablarme-
    - yo ayer trate de sacarle sopa a miroku pero solo me dijo que era decisión de inuyasha-
    - si sango al parecer kikiou no a muerto – lo dijo muy triste.
    - ¡que como que no ha muerto!- decia sango sorprendida
    - Si la otra ves oí a inuyasha y a miroku hablar sobre ella y eso no es todo al parecer ya se encontró inuyasha con ella-
    - Pero que maldito es inuyasha , como se atreve hacerte esto-
    - Y eso no es todo sango al parecer hay algo importante que inuyasha quiere decirme pero no se que es-
    - ¡hay amiga! Inuyasha nunca entenderá-
    - Solo hay que esperar sango para ver que me quiere decir –
    - Con razón miroku me dijo eso y no me quiso explicar mas-
    - Si será mejor que no digas nada sango hasta que me diga lo que me tiene que decir-
    - Esta bien amiga no diré nada, ni a miroku te lo prometo-

    Y así mientras mientras kagome le ayudaba a sango a guardar sus cosas entro miroku.

    - Srta. Kagome como se encuentra-
    - Muy bien miroku de maravilla, verdad sango-
    - Claro amor aquí acordándonos de viejos tiempos y de tantas risas- mintió para apoyar a su amiga.
    - Así y de que se acordaron-decia miroku muy atento a la respuesta.
    - De cuando nos pusimos ebrios con la niebla de los ermitanios-dijo sango
    - Así como olvidar ese día, bueno iré a ver como esta inuyasha- dijo miroku.
    - Esta bien amor no se vallan a meter en problemas, mientras nosotras seguiremos recordando cosas –
    - Bueno las veo al rato – dijo miroku

    Así kagome y sango se quedaron un rato más, pero kagome mejor pensó en ir a buscar a inuyasha y a miroku a ver de qué hablarían y así fue .

    - sango iré a ver de que hablan esos dos –
    - esta bien amiga pero ten rocíate esto para que no delaten tu olor-
    - gracias amiga esto me ayudara mucho-
    - si anda ve pero ten cuidado de la ramas, además esto dura aproximadamente una hora para que tengas cuidado de cuanto te tardas.-
    - esta bien gracias sango- se lo rocía y fue a ver donde se encontraba los demás

    Mientras caminaba se roció todo el polvito que le dio sango y se fue corriendo al centro del bosque, y para su sorpresa ahí se los encontró y se escondió detrás de un árbol y se puso a escuchar lo que platicaban

    - miroku sabes que si la quiero, pero mi vida esta mas que con kikiou y solo con ella quiero estar-
    - inuyasha no sabes si son alucinaciones tuyas o que pero, no creo que kikiou siga con vida, es ilógico nadie la ha visto y todos la vimos morir –
    - no miroku ella volvió yo la vi además vas a venir mañana en la noche y quiere saber como lo tomo kagome-
    - tomar que inuyasha a que te refieres- decia preocupado el monje.
    - Pues de que según ella ya debe de saber que ella y yo nos quedaremos juntos-
    - Hay amigo estas seguro de tu decisión-
    - Si miroku es mi ultima decisión-
    - Y cuando veras a kikiou –
    - Mañana en la noche-
    - Bueno amigo te deseo suerte que las vas a necesitar-

    Antes de que miroku se fuera kagome decidió primero irse antes de que la descubrieran, mientras corría no podía creer lo que sus oídos avían escuchado estaba planeando dejarla y estar con kikiou pero kagome también tenia dudas de que si en verdad kikiou seguía con vida así que mientras estaba observando las estrellas que empezaban a salir se sentó afuera de la casa y decidió que seria bueno ir a espiar a inuyasha y kikiou al día siguiente cuando se encontraran, entró a la casa y le dijo a sango que nesecitaba que la ayudara para lo del día siguiente, le platico todo lo que había oído y le dijo que quería verlo con sus propios ojos y le dijo que si le daba mas de esos polvitos para que no la descubriera y así se fue a dormir antes de que alguien mas se diera cuenta.

    Así paso la noche deprisa y muy temprano kagome decidió y a bañarse como le avía dicho shippo para que no la delataran mientras ella se encontraba nadando en el rió se imagino por un instante ver la silueta de sesshoumaru pero solo pensó que era su imaginación ya que estaba tan nerviosa de hacer algo así por primera vez, mientras ella seguía en el agua sesshoumaru si la esta observando desde lejos pero la observaba…

    Mientras kagome se recostó en las raíces de un árbol, solo traía su ropa interior pues pensaba que nadie andaría por esos rumbos pero como no se avía secado se trasparentaba todo mientras dejaba que su aroma se mezclara con la del bosque llego sesshoumaru…

    - buena estrategia para que tu aroma no te delate- dijo un youkai
     
  5.  
    ayakshi

    ayakshi Guest

    Título:
    Nuevo Sentimiento
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2013
    Nuevo Sentimiento



    - buena estrategia para que tu aroma no te delate- dijo un youkai.

    Kagome se sorprendió pero solo se tapo con su ropa por encima para que no viera.

    - que haces aquí- pregunto temerosa.
    - Nada solo vine a verte – le dijo frió mientras observaba la gran perla que colgaba de su cuello de la chica.
    - ¿A mi? ¿Por qué?- dijo la chica sin levantarse
    - Lo que pasa es que Rin piensa que por mi culpa no vas y vine a decirte que puedes ir sin ningún temor-
    - Gracias sesshoumaru la verdad pensé que no quería que fueras por eso nada mas le dije a Rin que si pero si a ti no te molesta pues iré con gusto-
    - Hablas demasiado humana-
    - Lo siento-
    - Y dime porque estas haciendo eso-
    - Nada solo quiero sorprender a alguien-
    - A el imbesil de inuyasha verdad-
    - Si – lo dijo triste.
    - Bueno entonces puedes ir cuando quieras-
    - Gracias sesshoumaru-

    Y así mientras sesshoumaru se iba kagome contemplo su belleza y su manera de caminar y se sonrojo al darse cuenta de lo que hacia y así sesshoumaru se perdió en el bosque mientras ella seguía acostada en las raíces del árbol y mientras pensaba que pasaría con inuyasha y de saber como tenia que reaccionar ¡no! Esta ves no la vera llorar y así empezó a cambiarse y una vez lista camino de regreso y cuando llego a la cabaña…

    - Donde andabas te he estado buscando- le decia un hanyou muy molesto.
    - Fui a darme un baño ¿porque?-le decia con indiferencia.
    - Sabes que no puedes andar por ahí sola con la perla-le decia muy enojado
    - Tengo que aprender a estar sola no siempre estarás conmigo ¿verdad?- se lo dijo casi gritando.
    Eso a inuyasha le cayo en el hígado al parecer ya se lo imaginaba pero ¿no? Como sabría si no le ha dicho absolutamente nada, y mientras veía como se marchaba kagome de nuevo por donde vino, mientras pensaba inuyasha que es lo que tenia que hacer pues hoy vendría kikiou y no le avía comentado nada a kagome así paso el día y cuando estaban cenado inuyasha ya esta mas que impaciente para ver a kikiou pues quería comprobar que no eran alucinaciones y quería decirle en ese mismo instante para no tener problemas con kikiou pero la chica estaba muy molesta así cuando se preparaban para dormir kagome se dio cuenta de que inuyasha ya no estaba entonces que acerco a sango.

    - sango voy a ira espiar a ver si es cierto-le decia en susurro
    - amiga no te preocupes yo entretengo a miroku y a shippo-
    - gracias sango te debo una, me quiero quitar de dudas-
    - amiga pero si pasa algo regresa para acá no te vallas para otro lado-
    - estaré bien sango no te preocupes ya se lo que me espera-

    Y así kagome se decidió y camino para poder espiar ya se avía rociado todo el polvito que sango le avía dado y cuando llego a una parte del lago descubrió algo que la saco de dudas era ella era kikiou sentada en una rama de un gran árbol, al parecer inuyasha no avía llegado y al parecer kikiou no se avía percatado de la perla, decidió acercarse muy cuidadosamente lo mas cerca que se pudiera y cuando estuvo cerca pudo ver que inuyasha llegaba

    - kikiou – decia el hanyou
    - inuyasha, veo que llegas a tiempo- lo decia muy seria.
    - Kikiou que descubriste de cómo estas en este mundo-
    - No he descubierto mucho solo que tengo una casi alma que me permite vivir normal como cualquier otra persona-
    - Kikiou me da mucho gusto verte bien-
    - Inuyasha ya hablaste con kagome-
    - No todavía no, ha estado molesta conmigo- lo decia triste
    - HOO ya veo, pero hay otra cosa que te quiero decir-
    - Si dime kikiou-
    - Que ahora que regrese a la aldea yo soy la que se tiene que hacer cargo de la perla-
    - Pero kikiou y kagome que pasara con ella-
    - Ella tiene que volver a su mundo y quedarse ahí y tendremos que sellar ese pozo por su culpa paso todo eso tenemos que evitar que vuelva-
    - Pero como se lo voy a decir kikiou-
    - No se, habla bien con ella y dile lo que tiene que pasar-
    - Pero kikiou-
    - Inuyasha no quieres que este contigo? Esa es la solución-le dijo fría como siempre.
    - Esta bien kikiou haré lo que me digas-



    Kagome no creía lo que veía y escuchaba quería deshacerse de ella y mas le dolía que inuyasha hacia lo que ella decia lo que no sabia nadie es que desde que naraku la dejo en este mundo de nuevo ella ya tendría la orden de cómo matar a sus enemigo dejo a una kikiou lista para vengarse tendría el poder de dominar e influir en las personas que la rodeaban o que se dejaran y llenaría de maldad la perla se shikon esa era su misión pero eso nadie lo savia.

    Kagome no pudo resistir más y empezaron a Salir lágrimas, lagrimas de dolor, de decepción no savia que hacer solo le quedaba irse antes de que la descubrieran y mientras corría sin rumbo y cuando llego a un punto del bosque se topo con sesshoumaru que la observaba detenidamente

    - Porque lloras humana-
    - Nada solo me siento decepcionada de mi misma-
    - Es por el imbesil de inuyasha verdad-
    - Si y por ella-
    - Si se de quien hablas la otra ves la vi y esta muy cambiada, de eso quería hablar la otra ves, te vi muy distraída que mejor no te lo dije-
    - De que hablas sesshoumaru-
    - Si ella no parece ser la misma en su cuerpo emane un pequeño olor a naraku-
    - Pero ella dice que no sabe nada oí cuando se lo decia a inuyasha-
    - Si lo se pero hay que estar precavidos, he visto como manipula a la perfección a las personas-dijo el youkai.
    - Eso quiere decir que esta manipulando a inuyasha-
    - Puede ser no sabemos cuales son sus planes pero estoy seguro que aquí algo tiene que ver naraku-
    - Pero naraku esta muerto- decia kagome
    - Lo se pero ese olor me inquieta bastante, ¿crees que te pueda pedir un favor?- le decia frió como siempre
    - Si dime- le dijo temerosa.
    - Puedo volver a verte, quiero saber que esta pasando con esa mujer-
    - Si esta bien, pero cuando- le dijo la chica
    - Mañana estoy seguro que inuyasha tendrá algo de información-
    - Esta bien entonces mañana, ¿donde te veo?-
    - No te preocupes estaré al pendiente de cuando entres al bosque te estoy vigilando- lo dijo con una sonrisa torcida.
    - ¿Cómo que vigilando? Acaso me estas espiando- le decia asustada
    - Mira quien lo dice la que espía, pero no, es que si es naraku el que esta detrás de todo eso, puede que también de la perla y no quiero que esa mujer se haga mas fuerte ya la vi entrenado y es muy fuerte y con la perla va hacer mucho mas esto no esta bien , es mejor que regreses con inuyasha ya se despidió de ella y te esta buscando has como si no sabes nada solo di que diste un paseo y recuerda siempre te vigilare- se despide de un beso en la mejilla y una sonrisa torcida y se va.
     
Cargando...
Similar Threads - Sentimiento
  1. MARIAANGELZ
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    430
  2. A Escarlata Taisho
    Respuestas:
    19
    Vistas:
    2,619
  3. DANY
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    563
  4. Lexa
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    1,311
  5. Miyu Taisho
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    665

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso