de Inuyasha - Nuestra Venganza- OneShot.

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Fernandha, 12 Noviembre 2010.

  1.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Nuestra Venganza- OneShot.
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1692
    Este OneShot es originalmente mio, si lo ven en otro lugar es completamente plagio.
    Nombres de usuarios que puedo tener: Fernanda o Fernanda No Taisho.
    Es parecido a otro que Shezzi y yo hicimos.



    Tipo: One-shot

    Genero: Romance, Magia y Muertes.

    Anime: Inuyasha.

    Introducción: Londres Inglaterra; siglo XIX.

    Hora: 12:00 PM.

    Casas cerradas con llave, noche de luna llena; silencio sepulcral.
    Todos tenían miedo, risas maléficas se podían escuchar, las brujas gemelas habían salido nuevamente en busca de una victima más.

    Mortales antes eran, pero por confiar demasiado en el amor murieron y teniendo una segunda oportunidad decidieron que en vez de ayudar iban a matar. Que en vez de amar iban a odiar; vivir hasta matar al último descendiente de aquellos hombres que tanto amaron en una vida pasada ya.

    ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    -¿A quien mataremos hoy hermana?-pregunto una oji marrón fríamente mientras estaba sentada en el borde de la terraza de una casa, a la chica que ya hacía parada a su lado mirando las oscuras calles iluminadas levemente por la luna llena.

    -¡Ho!-exclamo la mayor en forma de respuesta sin dejar de mirar las calles-Pues ¿Qué te parece si buscamos? Es aburrido esperar a que alguien salga-dijo con un ademán de manos-¿No lo crees?-añadió mirando por arriba de su hombro a su acompañante que ya hacía parada con una cínica sonrisa en su rostro.

    Sin decir nada, la menor salto de la terraza cayendo con gran rapidez pero aterrizando con gran agilidad en el pavimento, sin haber hecho ruido alguno. La mayor sonrió y de igual manera salto.

    Comenzaron a caminar, una sonrisa estaba en sus pálidos rostros, de ropa; tenían unas túnicas negras pero descubiertas las cabezas, dejando así ver una brillante cabellera, las puntas de un tono rojizo y lo demás color azabache.

    En su camino encontraron a un pobre niño corriendo a la misma dirección que ellas…, las dos se miraron. Iba aproximadamente tres metros delante.

    -Pequeño pero jugoso-dijo Kagome.

    -Es verdad hermana-contesto Kikyou-Le robaremos nuevamente el trabajo a esos inútiles vampiros-soltó una carcajada. Provocando así que el niño se detuviera en seco y tirara lo que tuviera en brazos para correr tanto como sus piernas se lo permitían.

    -¿Por qué piensan que pueden huir?-dijo irónicamente Kagome.

    -No lo se-dijo su hermana-pero mientras más se resista, más irresistible se vuelve.

    Comenzaron a correr, iban a una velocidad increíble, se pararon de golpe y se volvieron a mirar. Otra cínica sonrisa se formo en sus labios; el niño estaba atrapado y no tenía a donde ir…

    -Vamos pequeño juramos que no te dolerá-dijo Kagome mientras se acercaba lentamente.

    -Solo sentirás como un leve piquete y luego nada-añadió Kikyou con los brazos cruzados mientras esperaba que su pequeña hermana lo atrapará para que ella hiciera el resto.

    Ellas necesitaban el alma de los niños para permanecer jóvenes, en el día vivían como personas mortales, pero en la noche salía su belleza inhumana para así atraer a los hombres y robarles el alma también, a los niños, cuando el alma ha sido robada, le entregaban el cuerpo a los vampiros que vivieran hambrientos.

    Un gemido de dolor se pudo escuchar, las personas encerradas en sus casas solo cerraban los ojos tratando así que el miedo se apaciguara, pero parecía imposible.

    Cada noche un gemido más fuerte se podía escuchar, aquellas brujas no iban a perdonar, no les importaba quien fuese, mataban por igual.

    -Eso fue delicioso-exclamo la menor mientras se limpiaba la sangre que goteaba de su boca con el antebrazo…

    -Tener una segunda oportunidad es de lo mejor-dijo Kikyou mientras tomaba el cuerpo sin vida del niño y lo cargaba en su hombro.-pero recuerda porque somos lo que somos Kagome-añadió caminando por donde habían venido.

    Bufó, siguió a su hermana con los brazos cruzados mientras miraba hacía el cielo y luego al Big Ben, faltaban nueve minutos para que fuera recién la una de la mañana, siguieron caminando hasta llegar al río Támesis, saltaron y ya no salieron.

    -¿Quién habrá sido la presa de aquellas brujas?-se oían murmullos por todas las calles.

    -Esto claramente quiere decir que Inglaterra no es ya un buen lugar para vivir-añadió una señora.- ¿Cómo esperan que vivamos felices mientras sabemos que aquellas brujas pueden salir?

    -Esto ya es demasiado-interrumpió otra señora-Tenemos que hacer algo.
    Varios comentarios parecidos se oían por todos lados, pero nadie sospechaba que aquellas brujas escuchaban claramente todo, mientras pasaban desapercibidas. Demasiada gente estaba reunida en el callejón donde aquel niño había muerto, pues había un mensaje escrito en una de las paredes con sangre…

    “¿Quieren evitar que esto siga así? Pues solo entreguen nos a los Taisho. Pedimos eso y nada más; ustedes quieren vivir, nosotras queremos cumplir con algo muy simple. Y quedan advertidos. O los Taisho o ustedes.”

    La gente ya no sabía que hacer, si no entregaban a los príncipes de Inglaterra morirían en las manos de aquellas brujas, más si los entregaban el mismo rey Taisho los mandaría a la guillotina.

    -Francamente esto es algo injusto-se volvían a oír comentarios-Si los entregamos morimos y si no también. ¿Acaso aquellas brujas no entienden nuestra situación?

    Aquellas palabras escritas en el callejón llegaron a los oídos del rey, ahora más que nunca tenía guardias protegiendo cada rincón del castillo. Llego la noche y ninguno tuvo el suficiente valor para permanecer fuera del castillo.

    -Al parecer al querido Rey Taisho le llego nuestro mensaje Kagome-dijo Kikyou.

    -Nunca nos hemos atrevido a hacer esto hermana-contesto la peli azabache menor con una voz fría como siempre pero con un toque de ¿Temor?

    Las dos estaban flotando arriba de aquel castillo, cumplirían su venganza aun si tuvieran que traspasar las puertas del mismo infierno para hacer pagar a aquellos hombres que las engañaron.

    Nunca habían osado entrar a una casa pues, eso solo haría su condena aun peor. Es por eso que siempre esperaban a que personas salieran…, para así poder robarles el alma.

    El Big Ben sonó, eran las doce de la noche, todos estaban dormidos ya, unos despiertos cuidando de no tener sus ventanas o puertas abiertas, Kagome y Kikyou tenían los ojos cerrados para abrirlos cuando aquel reloj sonó y bajar a una gran velocidad hacía aquel castillo…

    -Aun que nos quememos en las llamas de nuestros pecados-grito Kikyou mientras sus ojos se tornaban rojos.

    -Y paguemos las mismas cosas que hemos hecho-añadió en un grito su pequeña hermana.

    Un aullido se escucho, el sonido de una puerta de madera destruida, los pasos de muchas personas y las respiraciones entrecortadas de todo mundo.

    -Cumpliremos con aquella venganza-se oyó el eufórico grito de las dos chicas.

    -Aprésenlas-se oyó el grito del Rey Taisho.

    Los ojos de las brujas se tornaron rojos, cuando aquellos guardias venían hacía ellas se pararon de golpe y comenzaron a apuntarle al Rey. La reina Izaoyi quien se encontraba detrás de su esposo miro a las brujas, cuando ellas movían un brazo, los guardias hacían lo mismo.

    -¿Acaso nunca escucharon sobre la “Sangre control”?-pregunto Kikyou mientras una cínica sonrisa se formaba en su rostro.

    Las chicas dejaron aquel hechizo para subir las escaleras de aquel castillo. Se encontraron con los jóvenes príncipes en medio del pasillo con una espada en mano.

    -Lárguense y les perdonaremos la vida brujas.-gritaron autoritariamente los chicos.

    -¿Se olvidaron de nosotras tan pronto?-pregunto la menor de las azabache mientras caminaba.

    Tenían la cabeza tapada, pero se podía ver claramente un brillo rojizo proveniente de aquella oscuridad de su rostro.

    -¿Se olvidaron de aquellas muchachas a las que le prometieron amor eterno?

    -¿Ustedes eran la mujeres de las cuales nuestro antepasados se enamoraron?-preguntaron.

    -¿De que sirvió eso?-gritaron las chicas-si terminaron por desecharnos de la peor manera-se comenzaron a acercar mientras se quitaban la capucha y sus ojos seguían rojos.-Morirán por a vernos engañado y luego a vernos matado.

    Se escucharon nuevamente gemidos de dolor.

    -¿Escucharon?-se decían nuevamente entre murmullos-Los príncipes de Inglaterra fueron asesinados, los cuerpos fueron encontrados flotando en el río Támesis con una espada clavada en el pecho.

    -Es verdad-se decían.

    -¿Es acaso que aquellas brujas gemelas no pararán?

    Dos chicas sonreían desde la oscuridad.

    -Conseguimos nuestra venganza-se decían sin que nadie las escuchara o supiera que estaban ahí-Pero ¿Este será nuestro final?

    ¿¡Fin!?
     
  2.  
    Loops Magpe

    Loops Magpe Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2009
    Mensajes:
    138
    Pluma de
    Escritora
    Hola, estuvo interesante, pero noté que tiene OoC, ya que Kagome y Kikyo no suelen mostrar esa actitud ni sentimientos, pero quién sabe, tal vez se hayan convertido en unas chicas frías, malvadas y sádicas.
    También creo que te faltó un poco más de narrativa y la descripción de lugares, así como el castillo o los lugares que eran las escenas del crimen, y debes de utilizar guión largo.

    Sin contar todo eso, me gustó el tema de las brujas en busca de venganza y los príncipes (Los hermosos príncipes TTuTT)

    Espero tu próximo trabajo. anime angels, fuera.
     
  3.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Jeje Gracias, hm...si, en mí computadora no se puede usar el guión largo, por eso siempre lucho por tratar de ponerlo pero simplemente no puedo Dx Ho bueno, gracias y bueno verdaderamente no sé mucho de lo de OoC o esas cosas ya que nunca había leído esas palabras y con mí edad, me cuesta comprender algo ñ.ñU. Jeje y si los hermosos principes *w*
    Tratare de cuidar mi narrativa.

    Adiós
     
  4.  
    Loops Magpe

    Loops Magpe Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2009
    Mensajes:
    138
    Pluma de
    Escritora
    Ha, perdón por confundirte, deja y te explique más:

    OoC, es algo así como conducta fuera de lo normal.
    Y lo del guión largo:
    Pobre, ¿por qué será que la computadora está en contra de nosotras cuando más la necesitamos.

    No te preocupes y espero que mejores mucho en esto del ámbito de la escritura.

    P.D: ¿Con tu edad? ¿Cuántos años tienes? Porque yo casi acabo de cumplir catorce.
     
  5.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Jeje gracias por la explicación =D
    Y hm...si, la computadora es mala Dx [xD]

    Si. Tengo once,
     
  6.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Es cierto yo también noté cierto Ooc por parte de ellas, pero sería algo justificado, por el título y por la trama que lleva/llevó.
    Que feo se siente el ser engañada y traicionada por la persona que amas y comprendo que quisieran venganza, pero aquí hay incógnitas por descubrir, ya que no nos dijiste el porqué o cómo se convirtieron en brujas...
    Mataron a mis dos príncipes ToT.
    Si quieres configurar el guión largo te recomiendo que pases Ir aquí


    Bueno yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso