1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

One-shot "no puedo vivir sin ti..."

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por Keeta, 17 Diciembre 2014.

  1.  
    Keeta

    Keeta Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    18 Diciembre 2012
    Mensajes:
    53
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    "no puedo vivir sin ti..."
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1001
    Basado en: Killzone

    D
    uvall prácticamente echó a correr cuando su superior, un soldado de choque de élite, le dijo que se fuese a casa, que Kluft cubriría su turno. Los ISA estaban ganando terreno, avanzando por el puente de Salamun llegando casi al palacio de Visari. Ella, su superior cuyo nombre empezaba por I, le había dado permiso para irse y no volver hasta el siguiente turno ya que era consciente de que -posiblemente- la mayoría de los soldados que allí estaban, no regresarían a casa.

    Llegar hasta el pequeño hogar en el que vivía no fue fácil, pues la constante amenaza enemiga le hacía esconderse, pues no quería perder más tiempo peleando, quedarse sin balas y morir sin haber visto por última vez a su amor, quien la esperaba en casa desde que se fuera hacía dos días. Subió las maltratadas escaleras de dos en dos y, nada más entrar, se deshizo del casco y la máscara, deseando que su piel entrase en contacto con la de su amor.

    Diane, sobresaltada al oír la puerta, se había acercado prudentemente y luego había corrido hacia él, casi llorando porque seguía vivo y porque era otra vez suyo hasta que el deber lo reclamase.

    -Duvall, ¿qué...? -quiso preguntar. Pues en el fondo, estaba extrañada de tan repentina aparición.

    Él no la dejó acabar y la besó. Añoraba aquellos labios tan suaves, sedosos y carnosos de su compañera.

    -Mi superior me ha dejado un ratito para ti.

    Diane no necesitó más que aquellas palabras para dejarse llevar hasta un rincón donde estaba su cama, donde ambos se entregaron al olvido a través de dulces caricias, palabras susurradas y anhelos ocultos. Cada uno quería disfrutar de cada instante, sin querer perderse nada, queriendo sentirlo todo... porque podía ser la última vez que se viesen, que pudieran amarse así. Porque tal vez, Duvall, como otros muchos soldados luchando por la causa perdida de Visari, no regresaría a casa.

    Entonces, todo llegó a su fin con una hermosa explosión. Duvall se sentó en la cama, no deseando irse, no queriendo cruzar aquella maldita puerta, donde fuera solo le esperaba el horror, la muerte, las mentiras y una causa perdida hacía mucho. Diane intentó convencerle de que se quedase. Su capitana lo entendería. No pasaría nada. No podía ir. Pero Duvall tenía aquella responsabilidad, no quería dejar al resto de sus compañeros solos ante aquella afrenta. No podía traicionar así a su capitana, que en el último momento se había arriesgado y le había dejado marchar el tiempo necesario para que no se notase su ausencia.

    -Por favor... ten mucho cuidado -le susurró Diane, en la puerta.

    Duvall asintió, incapaz de decir nada, otra vez oculto por aquella máscara. Bajó al trote las escaleras y, sin mirar atrás, volvió corriendo al lado de su pelotón, tomando las mismas precauciones que al ir. La capitana, nada más llegar, lo obligó a agacharse. No preguntó nada, no dijo nada al respecto, pero estaba ahí para cuidar a cada uno de sus soldados bajo su protección. Aunque solo daba órdenes a gritos para hacerse oír por encima de las metralletas, más de uno tenía la leve sensación de que el miedo pugnaba por salir de su voz.

    Aquello era difícil de creer. Habían pasado por situaciones peores, ¿por qué su capitana iba a tener... miedo? Lograron abrirse paso en las escalinatas, arrancando las vidas de sus enemigos, sin pensar realmente en ellos como personas, si no como entes que estaban allí. Así se hacía todo un poco más fácil. La sangre se derramaba por doquier. Ya tenían dos heridos pero no podían parar. El enemigo estaba en el palacio de Visari. Los superiores de la capitana apremiaban su acción. ¡Tenían que salvar al autócrata!

    El interior fue una auténtica carnicería. Pronto los diezmaron, pronto los gritos de auxilio, de dolor, el olor a muerte y pólvora se fue extendiendo por el palacio. Las balas se seguían, las granadas parecían no terminarse jamás. La capitana empezaba a agotarse, intentando protegerlos a todos.

    -¡Kluft! ¡Lanza una granada! ¡Duvall, cubre a Fylian! ¡Fylian, intenta llegar hasta los tapices y cubre esa posición!

    Estaban desesperados, cansados. Querían irse a casa. Duvall se alzó por la barandilla después de tomar aire. Fylian salió corriendo al tiempo que Duvall abría fuego.

    Un disparo sobre todos los demás.

    Duvall pensó en Diane.



    El soldado de choque de élite, magullada y con la cabeza en la enfermería, donde la mitad de su pelotón se moría, llamó con suavidad a la puerta. Detestaba aquello. Ella misma acababa de perder a un ser querido... sabía que había sido una estupidez intentar defender el palacio. Había sido culpa suya... si por lo menos hubiera...

    La puerta se abrió.

    Diane la miró, sorprendida y pálida, contemplando con auténtico pánico al soldado de choque élite, como si fuera un monstruo sacado de sus peores pesadillas.

    -¿Señorita Diane?

    -¿Sí?

    -Lamento comunicarle que... Duvall ha muerto esta mañana en el palacio Visari... Lo siento...

    -¿Qué? -atinó a musitar, aunque en su interior, ya lo sabía, por mucho que intentase negarlo.

    Diane cerró la puerta. La capitana llamó de nuevo, quería ayudarla, no quería que lo pasase sola.

    -¿Señorita Diane?

    El silencio se extendió al otro lado. La capitana tuvo un mal presentimiento. Llamó con más fuerza. Otro más no, por favor, no lo haga, no lo haga...

    -¡¡Señorita Diane!!

    -Duvall...

    No podía soportarlo, no podía vivir sin él... aquel planeta era un infierno. No sobreviviría sin su amor.

    Los golpes en la puerta se hicieron más fuertes.

    No le quedaba mucho tiempo...

    Abrió el cajón de la cocina y sacó la pistola que Duvall le dio el primer día, para defenderse.

    -¡¡Señorita Diane!! Oh, joder -gruñó la capitana, mientras intentaba echar la puerta abajo.

    El frío del círculo del cañón se posó en su sien. Disparó. Y el silencio se adueñó de todo.



    Juntos para siempre...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Shani

    Shani Maestre Comentarista empedernido Usuario VIP

    Sagitario
    Miembro desde:
    17 Julio 2011
    Mensajes:
    3,196
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola, Keeta.

    Que historia más triste. Me gustó mucho, tienes estilo y buena narración, eso hizo que la lectura fuera fluida. Si hubo faltas de ortografía no lo noté, estaba más atenta al argumento que al aspecto técnico. Respecto a esto último solo tengo para comentar un detalle sobre los diálogos y es la falta de guión largo, pero no es gran cosa.

    En cuanto al argumento, siento que todo fue muy rápido, pero aún así está muy bien contado. En un momento pensé iba a explotar una bomba o algo y Duvall y Diane iban a morir juntos.

    También pude sentir la desesperación y la resignación de la pareja ante el deber y obligación del muchacho. Ha de ser terrible vivir con la certeza de que algo malo va a suceder y no poder hacer nada para cambiarlo, creo que esto último es lo que le sucedía a la capitana.

    En fin, una linda historia, aunque triste. No conozco el videojuego, pero me gustó, y me hubiese gustado leer un poco más sobre la guerra y como se desarrolla.

    Espero volver a leer algo tuyo pronto. ¡Saludos!
     
  3.  
    Keeta

    Keeta Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    18 Diciembre 2012
    Mensajes:
    53
    Pluma de
    Escritora
    Muuuuuuuuchas gracias por tu opinión ^^ No tiene más diálogo porque es del estilo "las palabras sobran"... creo O.o Tal vez hubiera sido lo mejor para los dos, eso de morir juntos que no por separado y sin poder verse, pero es lo que tiene luchar por una causa perdida. Uhm.... estoy preparando un long-fic respecto al tema. Si quieres, te doy un toque cuando me anime a publicarlo :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso