1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

One-shot No hay tiempo para la soledad en navidad.

Tema en 'Vocaloid' iniciado por Lyden, 21 Diciembre 2014.

  1.  
    Lyden

    Lyden Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2013
    Mensajes:
    353
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    No hay tiempo para la soledad en navidad.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    993
    Durante las vísperas se lo había preguntado más de mil veces; no hacía más que rodar en su cama durante toda la noche con la incógnita en su mente. Todas las noches desde el ocho empezaban y terminaban igual.

    Las miles de preguntas rondaban en su cabeza sin descansar, las lágrimas le habían ganado en cada batalla. La desesperación de no poder disfrutar esa “bella” época del final del año al igual que sus amigos le atormentaba, se sentía miserable.

    Se levantó de la cama y caminó hasta la cómoda al otro lado del cuarto, recorrió cada cajón con los dedos hasta llegar al último. Allí había una manta envolviendo un objeto frío y algo pesado que había perdido la calidez desde el ocho de diciembre. Dieciséis días antes cuando Meiko sacó esas polvorientas cajas del altillo con ayuda de Kaito (Quien hizo la mayor parte del trabajo) todos se emocionaron.

    Excepto ella.

    El miserable color de las pocas ganas que se habían adueñado de sus ojos se había hecho presente, seguía esperando que esa estrella de seis colores brillase; al menos un poco. Después de varias preguntas durante el año se había vuelto así: vacía.

    Sus compañeros no la habían abandonado ni una sola vez, pero no podía evitar sentirse mal. Estaba basando todos sus sentimientos y estado de humor en el brillo de un objeto, decidió salir de esa habitación.

    Caminó por los pasillos llenos de decoraciones navideñas, en la cocina estaba Luka ayudando a Meiko a cocinar. El ruido que hizo con la puerta avisó a ambas que su “hermanita” había entrado, al principio se sintieron entusiasmadas al ver que había salido de esa oscura habitación, su sonrisa se borró por unos segundos al ver esa cara vacía y esos ojos que probablemente habían estado llorando. Luka fue la primera en reaccionar, se acercó a ella con una bandeja de galletas deformes, en unos segundos ella estaba frente a la heladera bebiendo una gaseosa, cosa rara ya que ella solía beber jugo de vegetales. Cerró la heladera y volvió a su habitación, sin mediar palabra. Kaito y los gemelos la vieron regresar a su cuarto mientras caminaba torpemente, al principio se alegraron pero luego sus sonrisas se desvanecieron al notar esa aura negativa que la rodeaba.

    — Miku me preocupa. — comentó Rin sentándose en la mesa frente a Kaito luego dejó caer su cabeza en la mesa.​

    Len se comió una de las duras galletas de Luka, esta le sonrió al ver que al menos alguien comía sus galletas. Meiko se sentó en la mesa, apoyando su cara en sus manos

    — ¿Habremos hecho algo mal?​

    Len, después de haber escupido la galleta de Luka y tomar una de Meiko, respondió

    — Tal vez deberíamos dejarla… — miró el suelo— Solo por hoy, mañana la animaremos.​



    Ese cuarto era frío. Muy frío.

    Afuera comenzó a nevar, Miku miró como esos pequeños copos de nieve comenzaban a cubrir todo el suelo. Se quedó en ese lugar mirando como los copos de nieve eran remplazados por lluvia, una lluvia fuerte y triste.

    Buscó sus botas y abrigo, luego salió del cuarto. Miró a ambos costados revisando que no haya nadie, atravesó el pasillo y la cocina sin problemas. Al llegar a la sala de estar (donde estaba la puerta) paró en seco; todo se sentía solitario, inhaló todo el aire que pudo y salió.

    Comenzó a correr apenas dejó atrás el portón, corrió y corrió sin detenerse; sin mirar atrás. Pero de la nada dejó de sentir el piso debajo de sus pies, se había caído en un acantilado. Dio unos pasos hacia atrás y calló violentamente al suelo, se lo había imaginado; el acantilado que daba al mar estaba justo frente a ella. En ese momento recordó que vivían a cinco cuadras del mar, se arrastró hasta el borde y dejó que sus piernas se balancearan en el vacío y que su mente se despegara de su cuerpo.

    ¿Qué hiciste en el año?

    Suspiró, ¿Y si su vida se acabara en ese instante? ¿Podría decir que tuvo buena vida?

    Llegaba Navidad, un nuevo año se asomaba a la vuelta de la esquina y algunos, los que no estaban tan apegados a la Navidad, solo se ponían a pensar: ¿Qué estoy haciendo con mi vida?

    Miku no quiso levantarse, ese día era Navidad; no sabía qué hacer. Su reloj comenzó a sonar, se remangó la manga y vio que eran las 00:00. Estaba sola en Navidad, y así iba a ser el resto del año y el siguiente… y el siguiente…



    Se despertó violentamente al escuchar como todos gritaban al unísono como si estuvieran en año nuevo

    ¡Cinco…!

    Miku miró atreves del cristal, todos estaban afuera mirando la luna, Len y Kaito estaban preparando los fuegos artificiales, Rin corría emocionada, Luka intentaba que Tako se comiera sus galletas, Meiko bebía Sake a más no poder. Todo ese inmenso patio parecía estar lleno, todos estaban allí. Miku se alejó de la ventana

    — Si no vivo el ahora… Es igual a desperdiciar mi vida…— se dijo en voz baja. Esa estrella de colores comenzó a brillar, Miku la tomó y comenzó a correr, dirigiéndose al encuentro con sus amigos. ​

    — ¡Chicos, espérenme!— exclamó, todos sus amigos se voltearon a ver, sonrientes.​

    — ¡Al fin haz salido!— exclamó Meiko, — Me debes tres botellas de Sake...— le susurró a Kaito.​

    Miku les mostró la apagada estrella, eso era algo importante para ella. Se sonrieron entre sí, Meiko llevó el objeto hasta el medio del patio. Los fuegos artificiales comenzaron a alumbrar el cielo, miles de estrellas amarillas comenzaron a caer como gotas de lluvia. Aunque a Miku no le gustaba Navidad o el fin de año, se sintió afortunada. Todos sus amigos estaban con ella como siempre lo estarían.

    Y desde ese día le comenzó a gustar un poco más la Navidad.
     
  2.  
    Sheik

    Sheik Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2011
    Mensajes:
    284
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola!
    Gracias por participar en esta actividad también c: ♥

    Primeramente comenzaré con lo técnico.
    Vi varias faltas ortográficas, no sé si todas se podrían corregir con Word. De todas formas, lo que pienso es que deberías releer tu fanfic un par de veces antes de publicarlo.
    El "haz" que usaste al final es incorrecto, más bien se usa "has". Ya que el haz se utiliza como una orden o petición. Ej: ¡Haz la tarea!
    Pienso que el punto y coma no queda bien en algunos momentos, es más, hace que la oración pierda un poco de fluidez.
    Oh, y no sé porque has puesto los diálogos con ese espacio. Para mi, no es del todo necesario hacerlo así.

    Respecto a la historia.
    Debo decir que me gusto. Creo que lo que más me agradó fueron los pensamientos de Miku, son bastante... Reales. Quiero decir, cualquier persona puede llegar a sentir eso.
    Lo de la estrella pudiste describirlo mucho más. ¿De qué era la estrella? Me refiero al material y eso. Lo único que se es que estaba apagada :c
    De igual manera, pienso que la historia deja una gran enseñanza.
    Disfrutar el presente. A veces nos preocupamos mucho sobre algo del pasado o del futuro y dejamos de vivir nuestra vida. Todos deberíamos disfrutar un poco más lo que hay a nuestro alrededor y no preocuparnos tanto.

    Calificación: 3/5
     
Cargando...
Similar Threads - soledad navidad
  1. Lunalight Cat
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    860
  2. Chocolat
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    310
  3. Aimée Beilschmidt
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    550
  4. Nozomi Shiori
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    261
  5. Amane
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    477

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso