Niizuma´s Little Secret

Tema en 'Fanfics Abandonados de Temática Libre de Anime' iniciado por andyhime, 26 Junio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    andyhime

    andyhime Guest

    Título:
    Niizuma´s Little Secret
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    960
    [​IMG]
    Capítulo 1.Soft Purple.
    Niizuma Eiji, también conocido como el genio recién descubierto de la shounen jump, bastante extrovertido, suelen decir, nunca se equivoca. ¿Qué como conocí a Niizuma?, bueno, supongo que por eso habrá que empezar.
    Ser mangaka exige una serie de requerimientos, sobre todo si eres considerado increíblemente bueno, podrás librarte de algunas reuniones a las cuales no te apetezca asistir y tu editor incluso se tomará la molestia de ir a visitarte hasta tu departamento para lo que sea necesario, sin embargo, si de una firma de autógrafos se trata, posiblemente no tengas muchas oportunidades de negarte.
    Niizuma podría considerarse la clase de persona que no gusta de salir a diario, y algunos sabrán que rara vez será visto en público a menos que sea para causar polémica. ¿Cómo entonces llegué al punto de conocer un lado de Eiji que posiblemente nadie más llegará a conocer?
    Heme aquí tiempo atrás siendo observada por un par de ojos de profundo color maple, invadida por una sensación cálida que hacia ruborizar mis mejillas, casi siendo victima de un sueño hipnótico una de mis manos se extendía para tratar de alcanzar ese rostro enigmático…
    -Niizumaaaaaaa!!!-
    Un joven de extraño cabello rojizo se acercaba fatigado hacia el chico de cabello purpura con el que aún mi mirada se encontraba perdida. “Niizuma Eiji…” pensé. – ¿Por que has salido corriendo de pronto? Aún no se termina el evento y tienes que estar ahí presente…-
    -Tenía que ir al baño-
    Contestó Eiji ante las reprimendas de aquel como si lo último que le importara fuese estar en ese preciso lugar.
    -…Bien… has lo que tengas que hacer y regresa, ¿vale?-
    Dijo el otro con un suspiro y se dio la vuelta para regresar por el mismo camino del que había llegado.
    -Niizuma Eiji…realmente eres tú-
    Expuse con un acento de nerviosismo que me dejó un tanto avergonzada, el solo me observó sin expresión alguna más que una mirada fulminante.
    -Veo que traes una de las tantas copias de “Crow”-
    Dijo desviando la mirada hacia abajo observando el libro que tenia entre mis brazos, “Crow”, si, algunos podrían considerarme fanática por el hecho de tener en mis manos el manga más famoso de Niizuma Eiji, sin embargo no lo conservaba tan solo por ser popular o por recomendación de alguien más, yo también era una artista, quizá más del tipo “FreeLancer” pero una artista a fin de cuentas, me había impresionado tanto la calidad de su trabajo y el desenvolvimiento de la historia que más que admiración le tenía envidia, quería poder llegar a poseer esa capacidad creativa. Inclusive aquella ocasión que por vez primera lo vi en T.V parecía tan solo un niñato jugando a hacer garabatos en un cuaderno…envidia. Pero vaya que no imaginaba que el iba a verse de esa manera tan misteriosa y atrayente en persona.
    -Eres admirable-
    Acerté sonriendo y sujetando el primer volumen de “Crow” en mis brazos. De forma súbita Eiji tomó mi mano derecha y la examinó detenidamente, una acción que por supuesto aparte de tomarme por sorpresa hiso que me sonrojara casi por completo
    -También dibujas, ¿cierto?-
    De nuevo sus ojos de maple se mezclaron con los míos. Asentí con la cabeza percibiendo mi corazón latir de manera veloz. ¿Cómo era posible? ¿Acaso el hecho de conocer a uno de los mangakas mas populares del momento ocasionaba esas reacciones? Mientras trataba de averiguar la razón de mi extraño comportamiento, Eiji tuvo el tiempo necesario para acercar su rostro al mío y estampar en mis labios un beso inesperado.
    Posiblemente la mejor respuesta ante eso hubiese sido un empujón seguido de una bofetada y algo como: “¡¿Qué rayos te pasa?!”, pero preferí no reaccionar de manera alguna más que corresponder al beso y sentir como algo dentro de mi se fundía de manera lenta.
    -“¿Cual es tu nombre?”- dijo en un susurro.
    -Mi nombre es Ayumi…-
    -Ayumi…-
    Se dibujó en su rostro una sonrisa, tomó el libro que yo aún tenía en las manos y quitándose una de las plumas que llevaba sujetas al cuello de la camisa, comenzó a escribir algo en la primer página, me lo devolvió sin cambiar su expresión y luego se giró para desvanecerse sin decir más, por un rato traté de explicarme que era exactamente lo que había sucedido…aun cuando sabía que no encontraría respuesta.
    Esa tarde regresé a mi departamento con la imaginación dando vuelcos, me encontré sentada frente a la mesa contemplando el primer volumen de “Crow”, de manera delicada entreabrí el pequeño libro y descubrí que era lo que Eiji había escrito, rocé aquella página con la yema de mis dedos siguiendo el camino que la tinta había dejado marcado, como si de esa manera pudiese revivir el recuerdo de aquel beso sutil…
    “Una dirección…”
     
  2.  
    andyhime

    andyhime Guest

    Título:
    Niizuma´s Little Secret
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1101
    [​IMG]
    Capítulo 2. Dangerous Game.
    “¿Debería estar aquí?...no…quizá…lo mejor sea regresar” una sensación dominante y fría había conseguido invadirme, ¿Era aquella la puerta que me conduciría al departamento de Niizuma?, ya estaba ahí, ¿que más podía hacer? Si el no hubiese querido encontrarme de nuevo no habría escrito su dirección, un momento… ¿era realmente su dirección?
    La puerta se abrió de pronto dándome un susto que provocó que me fuese de espaldas, de no haber sido por que Eiji sujetó mi brazo supongo que hubiese conseguido un buen golpe.
    -llevo un largo rato observando tu sombra bajo la puerta, ¿Cuándo pensabas tocar?-
    Solo entreabrí los labios pero no salió palabra alguna, si, realmente era el departamento de Eiji. No esperó a que dijera algo, tan solo tiró del brazo del que me sujetaba e hiso que entrara.
    El lugar en si no era muy grande, pero parecía tener lo necesario, además seguro el hecho de conservar tantas pilas de papeles acumuladas en cada rincón del departamento le quitaba el suficiente espacio.
    Curioseé cada una de las hojas que se encontraban tendidas en el suelo, todas, absolutamente todas, tenían dibujos perfectos, de nuevo ese estremecimiento de envidia me asedió.
    Niizuma había tomado su lugar en aquella silla frente a su escritorio, dibujaba sin parar como si fuese capaz de entregar su vida por cada trazo de su lápiz y pluma. Me hacia cuestionarme sobre mi propia capacidad artística, sobre mi voluntad, sobre si para mi era verdaderamente una pasión el poder dibujar Manga o era tan solo una especie de pasatiempo…
    Pero ante todo eso, ¿Qué era lo que había sucedido esa tarde en aquel sitio, escondidos de la multitud abrumadora? ¿Cuál era la razón de ese beso cálido y repentino?
    -Niizuma…-
    Me acerqué sigilosa y temblando de forma ligera.
    -¿Vas a preguntarme porqué te besé esa tarde?-
    Cuestionó sin voltear a verme, de nuevo, me dejó sin palabras.
    -b…bueno, he de suponer que era la primera vez que nos veíamos en persona, es decir, yo había tenido la oportunidad de verte antes en lo que parecía ser un programa de televisión, y es casi lógico que te conozca por el hecho de ser el genio recién descubierto de la Shounen Jump…pero esa ocasión fue la primera en la que te vi…en persona, fu…fuera de eso, no es posible que tu me hubieses visto antes o inclusive que supieras quien soy como para hacer algo tan atrevido como un beso…o dar tu dirección a una extraña-
    Logré decir un pequeño discurso sin estar segura de si me prestaba atención, mi cuerpo aun temblaba y sentía un ardor repentino en las mejillas.
    -Exactamente, yo no tengo idea de quien eres, exceptuando el hecho de que ya me has dicho tu nombre y que se que dibujas por los restos de tinta y grafito que tenias en las manos, sin embargo, como es que sin conocerte el encontrarte lejos de toda la multitud y verte directamente a los ojos, me ocasionó una clase de sentimiento extraño y atrayente…es molesto-
    “¡¿Molesto?!” pensé indignada, se giró para ver mi expresión incrédula y se levantó de su asiento. Quizá esperaba una respuesta.
    -si lo considerabas molesto por que rayos me besaste…o por que decidiste darme tu dirección, es más hasta puedo deducir que solo eres un loco que cree que por ser popular puede hacer lo que se le antoje-
    No se inmutó por mis palabras y solo apareció una media sonrisa en su rostro, ahora lo entendía, si era molesto.
    -¿Vas a negar que fue lo mismo que ocurrió contigo? Si fuese así, no te hubieses tomado la molestia de venir hasta aquí para encontrarme. En ese momento sentí ganas de besarte y deseaba averiguar de que se trataba…es frustrante no saberlo, así que deseo conocer del todo que es esto, ¿tu no?-
    Permanecí callada, yo también había sentido ganas de besarlo en aquella ocasión y había tenido ganas de volver a verlo. –te propongo algo…quiero quedarme contigo hasta que descubra que es lo que ocurre-
    Me apuntó con su lápiz... ¿quedarse conmigo? ¿Por qué me había parecido que esa frase no era meramente romántica si no más bien algo de pertenencia?
    -¿eh?... ¿A que te refieres?...-
    De nuevo sonrió.
    -Verás…es la primera vez que me ocurre algo así y no quiero estar con la incertidumbre de que es lo que me está pasando- se giró hacia su escritorio de nuevo, al parecer no le importaba del todo hablarme a sus espaldas –por eso quiero que te quedes el tiempo que sea necesario hasta que yo tenga las respuestas que busco-
    Hubo un momento de silencio
    -¡¿QUE?!...¿Estas loco acaso? ¿Literalmente te refieres a que quieres quedarte conmigo como si de una clase de mascota se tratara?... ¿Y por que todo tiene que ver contigo? ¿Solo por que TÚ deseas saber que ocurre? ¿Que hay de mi? ¿Y si no quiero quedarme aquí?-
    -¡Eres muy ruidosa!-
    Se levantó de forma súbita de su asiento logrando que este cayera al suelo, me sujetó de ambos brazos y tal como en aquella ocasión, depositó un beso un tanto más impulsivo en mis labios. -¿Vas a quedarte no es así?-
    Asentí con la cabeza.
    Luego de debatir conmigo misma acerca de cómo terminé aceptando el juego de Niizuma, mis pensamientos fueron adormecidos por aquella hipnosis suave y venenosa que provocaban el tener su silueta tan cerca, el solo observar sus labios moverse y aquellos ojos de maple, podrían lograr cualquier cosa, era algo peligroso…si, pero parecía que yo también disfrutaba de ello e inclusive…la curiosidad por saber que ocurría entre el y yo, aumentaba los deseos de seguir con su propuesta.
    Así fue como todo eso comenzó…
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso