One-shot Navidades en familia [Pokémon rol | Emily x Mimi]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Amane, 24 Noviembre 2018.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,004
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Navidades en familia [Pokémon rol | Emily x Mimi]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1349
    Título: Navidades en familia.
    Fandom: Pokémon Rol Championship
    Palabras: 1218
    Personajes: Emily Hodges, Mimi Honda.
    Summary: "Tener que pasar la navidad en la mansión Honda, contrario a lo que pudiese parecer, no era algo que le hiciese especial ilusión a Mimi."
    N/A: Esto iba a ser una capítulo del challenge pero lo he cambiado tanto que al final he decidido hacer un one-shot. Puede que parezca OC asf esto pero en mi cabeza tiene sentido que después de 4 años de relación con Emily, Mimi se de cuenta de la mala relación con su familia y explote. Aunque bueno, no sé, cada uno que piense lo que quiera, no me juzguéis, es que Mimi así me encanta (?)
    Advertencias: Relación chica x chica, no leer si no es de tu agrado.

    Tener que pasar la navidad en la mansión Honda, contrario a lo que pudiese parecer, no era algo que le hiciese especial ilusión a Mimi.

    Si por ella fuese, ambas pasarían la navidad en su piso, comiendo juntas, dándose los regalos y quedándose viendo pelis cliché hasta las tantas de la noche.

    Pero aquello no podía ser.

    Nochebuena la habían pasado en casa del padrastro de Emily. Y a pesar de que la relación de la chica con su familia no fuese la mejor, todos intentaban hacer lo posible para que Mimi se sintiese como en casa.

    Y Mimi se sentía mejor que en casa.

    Le resultaba sorprendente como un empresario tan importante como Nathan había acabado casado con una mujer como lo era Emma. Emily siempre le daba largas a la hora de contarle la historia de su familia, quizás por miedo a echar de menos a su padre, quizás por miedo a dejar ver que ella también tenía un gran pesar en su corazón.

    Sea como fuere, la Nochebuena a Mimi le acababa resultando divertida en el ambiente humilde de los Hodges.

    Pero los 25 de Diciembre eran todo lo contrario.

    Tenían que despertarse temprano para coger un vuelo hasta Sinnoh y después llegar a la mansión de los Honda, siendo recogidas en el aeropuerto por el chófer de su familia con unas florituras que a Mimi hacía tiempo le parecían innecesarias.

    Llegaban a la mansión ya entrada la tarde y unas sirvientas las ayudaban a instaurarse en sus respectivas habitaciones: Mimi en la suya propia, Emily en la de los invitados (y para desgracia de la rubia, esa habitación estaba más cerca del cuarto de Matt que del suyo propio). Su padre aún era reacio a permitir que durmiesen en una habitación, aun cuando llevaban en una relación casi más de 4 años.

    Por supuesto, ni él ni su mujer las recibían en persona; solo Matt aparecía para molestar a su hermanastra como tanto le gustaba hacer.

    Cuando llegaba la noche, de nuevo, unas sirvientas les hacían llegar las invitaciones para que bajasen a comer.

    Y la cena… la cena era lo que menos soportaba Mimi.

    Una larga mesa innecesariamente decorada y con una cantidad excesiva de comida, que siempre sobraba y acababa en la basura, cosa que enervaba a Mimi de sobremanera.

    ¿En qué momento cambió tanto para repugnar casi todo lo que anteriormente la parecía normal? No lo supo determinar.

    Se saludaban con sequedad, clara tensión en el ambiente entre el padre y la hija. Ni mencionar el odio que se sentía entre Mimi y su madrastra.

    Comían en silencio, apenas intercambiando unas pocas palabras de cortesía y respeto en toda la cena. Mimi sentía como sus nervios se crispaban cada vez que notaba como su “familia” juzgaba el más mínimo movimiento de Emily.

    La rubia sabía lo mucho que su pareja se esforzaba cada año para agradarle a los Honda, Mimi sabía que había estudiado para poder impresionarles y para no dejarla en ridículo, pero hacía años que a Mimi ya no le importaba la opinión de sus iguales.

    Y odiaba que a pesar de todo el esfuerzo que Emily hacía, pues no tenía manera de convencerla de lo contrario, su padre y su madrastra la tratasen como una inferior.

    ¿Sabía acaso su padre la de dinero y empresas tenía Nathan en Galeia? Si lo supiese, trataría a Emily mucho mejor, y eso le asqueaba de sobremanera.

    —Estoy harta.



    —¿Qué has dicho, Mimiko?

    —He dicho que estoy harta.

    La joven Honda decidió que ya era hora de acabar con esa maldita farsa que la hacía infeliz. Ver a Emily cabizbaja, saber que después de aquella cena se encerraría en su cuarto y lloraría, sintiéndose inútil, sin querer decirle a Mimi lo que pensaba le rompía el corazón en pedazos.

    Después de tantos años, le importaba mucho más la felicidad de Emily que la relación con su familia. Ahora Emily era su familia.

    >> Estoy harta de que nunca te hayas interesado por mí, ni siquiera en estas fecha tan señaladas, hasta que te enteraste de que estaba con Emily. De hecho, estoy segura de que sigo sin interesarte y solo nos invitas porque Delia te lo pide.

    La rubia pudo sentir como todos los presentes fijaban sus miradas en ella, pero en ningún momento apartó la suya de la de su padre, manteniéndosela con dignidad.

    >> Nunca os gustó Emily y nunca os gustará porque seguís encerrados en esta maravillosa vida, en esta maravillosa mansión que no os deja ver más allá de vuestras narices —soltó con acidez—. Os creéis superiores por tener dinero, pero sois unos infelices.

    >> Yo antes era así y me avergüenzo solo de pensarlo. Vosotros creéis que Emily es inferior por tener menos dinero, pero no tenéis ni idea de la cantidad de poder que tiene su padrastro en Galeia.

    >> Y aun así, ella nunca sería inferior. Emily es una buena persona, tiene un corazón puro y quiere lo mejor para todos. Ella ha hecho más por mí desde que mamá murió que tú y Delia juntos.

    >> Y estoy harta, padre. Estoy muy harta. No quiero volver a esta casa. Haced lo que queráis con mi habitación, no la necesito, no necesito lo que hay en ella. Deshazte de todo como te deshiciste de las cosas de mamá, olvídame como la olvidaste a ella.

    Mimi sintió sus ojos anegados en lágrimas pero no permitió que aquello parase su discurso.

    >> Me siento más aceptada en casa de Emily que en mi propia casa… así que creo que ya no puedo considerar esto mi casa.

    Mimi se puso en pie, temblando. Intercaló miradas entre Matt, su padre y Delia, mirando finalmente a Emily. Notó en sus rosados ojos un brillo de orgullo y preocupación. Pero Mimi sabía que había hecho lo correcto.

    Le sonrió con dulzura, esa sonrisa que solo Emily había sido capaz de sacarle después de la muerte de su madre.

    —Emily, eres lo único que necesito. Vámonos de aquí, volvamos a Galeia, a nuestro hogar, ya no tienes que aguantar esto.

    La rubia cogió la mano de su novia y la ayudó a levantarse de la silla. Sintiendo aun la adrenalina y la valentía que le había provocado esa liberación, no dudó en juntar sus labios con los de la morena, besándola por primera vez delante de su padre.

    Cerró los ojos.

    Se separó a los segundos, sonriendo de verdadera felicidad finalmente. Aun cogiendo la mano de Emily, se giró una última vez.

    Tanto Delia como Moura la miraban con sorpresa, casi desprecio. A Mimi le sorprendió notar un atisbo de orgullo en la expresión de Matt, quizás no era tan malo como ella creía, o quizás solo era un brillo de excitación por la escena, nunca lo sabría. No le importaba.

    —Hasta nunca.

    Y salieron de ahí.

    Salieron del salón, salieron de la casa y finalmente salieron de la propiedad. Juntas, sonriendo cómplices, felices y liberadas.

    Mimi no era consciente del peso que tenía en su corazón hasta que finalmente notó como todo en su ser se aligeraba. La presión de agradarle a unas personas que ya no consideraba importantes la había ahogado durante mucho tiempo, y había arrastrado a Emily en su propio hundimiento.

    Pero ya no ocurriría más.
     
    Última edición: 24 Noviembre 2018
    • Fangirl Fangirl x 2
Cargando...
Similar Threads - Navidades familia [Pokémon
  1. Lelouch
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    495
  2. Gigi Blanche
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    557
  3. Hygge
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    592
  4. El Calabazo
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    445
  5. Hygge
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    608

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso