1.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Nada Personal
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    577
    Título: Nada Personal
    Fandom: InuYasha
    Tipo: Long-Fic.
    Disclaimer: Los personajes de InuYasha son propiedad de Rumiko Takahashi. La historia, en cambio, nos pertene a kohome y a mí.
    Advertencias: Esta historia la escribimos kohome y yo. º-º así que no se sorprendan por ver locadas xD y eso.
    _______________

    Nada Personal
    Prólogo.
    —Nos han encontrado. —la voz femenina y sensual de una mujer se escuchó en la oscuridad de un majestuoso salón, parecido al de una catedral—, Kohaku ha divisado los autos de la policía dirigiéndose por acá a través del camino del infierno.

    La mirada fría y penetrante de la persona a la cual le habían estado rindiendo cuentas se posó en la mujer que, segundos antes, había estado hablándole, levantándose del sillón de cuero oscuro.

    —Hay que irnos. —fue lo único que dijo, emprendiendo su camino a la salida. La fémina asintió, siguiéndola. El sonido atropellador de un teléfono celular hizo eco mientras ambas personas bajaban las escaleras rápidamente, y fue la mujer quien respondió de mala gana.

    —Dile a Kohaku que prepare el auto ya… sí, saldremos… —comentó al teléfono, caminando apresuradamente todavía—, ¡no es mi problema, apresúrate a traer el maldito auto o pondré una bala entre tus ojos! —y el teléfono fue colgado.

    —¿Sucede algo?

    —¡Ese desgraciado de Mukotsu escapó! La policía está cerca y se fue, ¡malagradecido! —maldijo la mujer, tirando el celular a un lado con evidente rabia. La puerta principal de la casa fue abierta por unos hombres que, no estaba de más decir, parecían matones. Ambas entidades emergieron y el sonido de disparos se hizo más que claro.

    —¡Entren ya, vamos, vamos! —gritó uno de los guardaespaldas a la mujer y su acompañante, dictándoles que entraran al auto que tenía la puerta abierta frente a ellos. Las sirenas de la policía resonaban en los oídos de todos los presentes y pronto entraron al auto. Este arrancó en cuanto la balacera de verdad comenzó.

    La mujer de largo cabello gris oscuro rió despectivamente, girándose para observar a través del vidrio trasero a quienes habían sido subordinados de su amo morir a causa de las balas. Se estaban matando y ella… ella estaba a salvo. Rió nuevamente, eufórica en el asiento a causa de la adrenalina, ¡qué buenos eran los autos blindados!

    —Tsubaki… —pronto su emoción se moderó, y la antes mencionada volvió a recobrar la calma—, mantén la compostura.

    —Sí, lo lamento…

    El silencio dominó en el auto, en donde sólo el tenue sonido del motor y el click de un encendedor haciendo lo suyo se escucharon. La ventanilla del copiloto se abrió y el humo del cigarrillo se fue por la misma.

    —Llama al viejo. Tenemos que irnos de Japón.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  2.  
    Anh Peárys

    Anh Peárys Bubbles

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    1,113
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aww, muy lindo. :) Me gustó la forma en la que narraste, y como usaste a los personajes. Lo único que puede decir es que al principio de lo que procede del segundo guión largo, debe ir en mayúscula excepto cuando es un verbo del habla. C:

    Debió comenzar con mayúscula, como dije.


    Sobre la cita que está de rojo, la leí varias veces, pero no le encontré la razón de estar en esa oración. Puede que yo sea la despistada, pero lo noté fuera de lugar.

    Suerte~
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Muy bien, servicio comentarios express (?

    Bien, al ser tan corto creo que no hay mucho que decir. Haces que el anime televisivo se vea tan.., tan sofisticado, mm, nunca sé explicarme bien ¡Estoy igual que kohome!

    Nada de errores ortográficos, pero eso es lo obvio. Bien, una cosa es que me confunden bastante los personajes e igual la historia en si, me confundí con las personas y los escenarios. Aunque bueno yo me confundo al escribir mi nombre, enserio, no es broma. ¿Qué?, es enredado ¬¬

    Okey, hiciste que se viera tan genial, se me vienen hartas películas de acción a la mente al leer el prólogo. Bien, te daré un mejor comentario cuando haya más para decir, ahora no hay ningún error, no sé bien cuales son los personajes y no estoy segura pero aún no me queda claro nada.

    Invítame a la continuación o te muerdo.
    Atte: Adess
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Nada Personal
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1074
    Gracias por sus comentarios. Aquí el primer capítulo, cortesía de kohome<3333!! disfrutenlo~

    Nada Personal
    Capítulo I

    — ¡Keh! Kagome no seas tan fastidiosa — exclamó un albino tras escuchar como la joven reía estrepitosamente buscando sacarle una respuesta, que lógicamente no le daría.

    —Jajaja, Inuyasha, no tienes porqué ser tan tímido — replicó la azabache observando con atención las reacciones del pobre muchacho, que no pudo más que sonrojarse.

    —Cállate, siempre es así — desvió la mirada con las mejillas de un tono rojizo que logró sacar más de una carcajada en su acompañante.

    —Solo fue una pregunta inocente. Además, ni siquiera la has respondido — ella le guiñó el ojo con picardía y él giró su vista de nuevo cruzándose de brazos —, a ver… te repito la pregunta: si tuvieras la posibilidad de viajar al caribe con un acompañante, en un crucero de lujo, todo pago, y te das cuenta de que dos personas quieren ir contigo… más específicamente tu madre y yo… ¿a quién llevarías?

    —Kagome… ya te dije que no respondería — cerró ambos ojos en un gesto de terquedad.

    —Ya veo… entonces no llevarías a tu novia eh… — se cruzó de brazos con una supuesta ira que se respiraba en el ambiente.

    —Ash, no es eso Kagome… ya sabes que te llevaría — dijo con vergüenza ocultando su sonrojo bajo su flequillo —, ¡pero mi madre es mi madre! —Exclamó finalmente para levantarse y dar un suspiro largo y flojo. Caminó con desgano y metió sus manos en los bolsillos de su pantalón.

    — ¿A dónde vas? —Preguntó la de ojos chocolates viendo cómo él iniciaba su marcha.

    — ¿Pues a dónde puede ser? Al salón de clases, ya sonó la campana sorda — ella lo fulminó logrando sacar una carcajada de parte del albino —.Si las miradas mataran… — dijo apenas en un susurro mientras caminaba junto a su novia.

    Ambos llevaban tiempo de ser pareja, se aceptaban con facilidad, aunque como siempre tenían sus peleas que terminaban con un resultado poco agradable: una Kagome iracunda que no volvía a hablarle a su novio por unos cuantos días, de hecho, después de la última pelea de ambos, ella no le habló por una semana, así que era impredecible.

    —Bien estudiantes, les tengo una excelente noticia — comenzó a decir la maestra Tsuki tras dejar sus libros sobre el escritorio y recostarse sobre él con suma calma —, el colegio a realizado una clase de trato con el acuario que está aquí, en Japón, y con fines investigativos, aunque sé que ninguno lo tomará de ese modo, los llevaremos por un crucero que tendrá destino a las islas de América del Sur.

    — ¿¡En serio!? ¡Que emoción! —Gritó Kagome levantándose de la silla con la mirada fija en la nada y un brillo extraño.

    Todos fijaron la mirada en la que, anteriormente, se había puesto en pie con ese deje de emoción. Inuyasha por el contrario hizo lo posible por ocultarse fingiendo que no la conocía, sin éxito alguno.
    —Oye Inuyasha, tu novia si sabe cómo llamar la atención — dijo uno de los estudiantes riendo por lo bajo.

    — ¡Cállate idiota! —Soltó el albino desviando la mirada.

    —Jajaja, tú siempre tan temperamental. —Contestó el joven con desinterés para fijar su vista al frente.


    La maestra aclaró su garganta — bien, ahora que ya lo saben tómense la clase libre. No tengo ganas de andar hablando con un grupo de jóvenes inmaduros que no me van a prestar atención — dijo con aburrimiento realizando un ademán para sentarse.

    Todos automáticamente se levantaron y llegaron a los puestos de sus demás compañeros. Varios se sentaban en el suelo, y otros tantos se hacían en círculo juntando sus pupitres.

    —Psss, Inuyasha — exclamó la azabache con timidez a lo que el aludido giro su vista hacia ella.

    — ¿Qué quieres Kagome? —Preguntó a lo que la joven arrugó la nariz.

    —No me hables así, eres demasiado rígido — soltó la incrédula acercándose a él.

    — ¡Keh! Ya me conoces Kagome — musitó con terquedad.

    —De igual forma, estás demasiado rígido conmigo — la azabache mostró un puchero que el joven albino respondió bufando.
    -/-/-/​

    La mujer se acomodó con notorio agotamiento, hizo una pequeña mueca y fijó su vista en su acompañante.

    —Tsubaki, te dije que llamaras al viejo — dijo la mujer con tono insistente —, no estés esperando que nos capturen — repitió mientras la susodicha no hizo más que mostrar una sonrisa ladeada.

    —Tranquila. He pensado en que es mejor llegarle de sorpresa — dijo con cinismo llevando de nueva cuenta su cigarrillo a la boca cubierta de pinta labios rojo.

    —Como quieras. Solo no vayas a fallar, por que si lo haces… — uno de los hombres que les hacía compañía apretó el puño haciendo sonar sus huesos con rigidez.

    —Si, ya lo sé — respondió con ira consumida viendo hacia la ventana, ignorante de la mirada furtiva de la joven a su lado.

    Se escuchó el sonido sordo del motor y el de la ruedas pasar sobre las rocas del camino agujerado que los llevaba hacia el puerto. La mujer se cruzó de piernas tomó un pequeño maletín y lo abrió con suma cautela.

    —Esperemos que el viejo entienda nuestra causa — dijo con frialdad sacando de aquel maletín una pistola junto a las balas que le correspondían. Un sonoro clic se escuchó en el auto seguido de la sonrisa del par de hombres de apariencia aterradora.

    -/-/-/​

    A la pareja se acercó Sesshomaru, el hermano mayor de Inuyasha, quien había ingresado sin permiso y en silencio al aula dejando sorprendido a más de uno.

    —Inuyasha, mi padre quiere hablarte — el aludido levantó la mirada encontrando la cortante y fría que le mostraba su medio hermano.

    — ¿Qué quiere? —Respondió con indiferencia volviendo su vista a la azabache que solo prestaba atención.

    —Que me va a importar lo que quiera o no decirte Inuyasha — ya harto de lo mismo tomó del brazo al susodicho quien, aún forcejeando con todo, no pudo librarse —, son cosas que ni me importan ni me incumben.

    — ¡Keh! Siempre tan idiota Sesshomaru — él como era costumbre no prestó ni la más mínima atención al comentario, a su parecer, vacío y estúpido de su odioso medio hermano.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso