Harry Potter Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]

Tema en 'Fanfics sobre Libros' iniciado por Fernandha, 25 Diciembre 2010.

  1.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1235
    Mientras seas feliz.

    Un manto negro cubría el cielo, las nubes grises dejaban caer pequeños copos de nieve, cubriendo así todo a su paso; las copas de los árboles relucían al igual que el césped. Un chico de cabellera roja caminaba confundido por aquel bosque de árboles adornados naturalmente y troncos delgados, en sus mejillas se podían observar leves pecas, su cuerpo estaba cubierto por una túnica negra.

    El frío era algo apreciable, esto indicaba que era navidad, al ver el paisaje y la forma en que los cánticos llenaban el vació bosque; era entendible que no era un lugar normal, los crujidos eran escuchados cada vez que el joven avanzaba, al parecer no se dirigía a un lugar especifico simplemente esperaba alguna señal.

    --¡Ron!—Otro chico con una túnica del mismo color que él anterior le llamo-Vamos apresúrate—Jaló a su amigo pelirrojo.

    --¿Qué ocurre?—Preguntó este tratando de alcanzar el ritmo de la caminata de su amigo— ¿Por qué tan impaciente?

    El pelinegro no contestó, llevaba en su mano derecha una vara que al parecer era mágica por la forma en que la apretujaba protectoramente pero no tan fuerte hacía él. Soltó a su amigo desde hace ya unos segundos.

    --¡Harry!—Volvió a llamar el pelirrojo— ¡Dime! ¿¡Qué rayos sucede!?

    --Hermione—Pronunció en un susurro inconcientemente.

    --¿Ahora?—Wesley se tensó.

    --Golpeo a Malfoy—Añadió Potter.

    --Bien merecido se lo ha de tener. ¿No?

    --No lo niego—Su semblante seguía siendo serio. –Pero tampoco lo aseguro.

    El bosque estaba por terminar, Harry podía divisar la escoba que había dejado en la entrada de este para ir a por Ron, la cantidad de nieve hacía más difícil la caminata.

    --¿Qué quiere decir?—Inquirió Wesley

    --Si Hermione agrede ha alguien, siempre tiene una razón, defiende a los que hayan sido humillados por él—Siguió explicando—Pero ella ayudo en la razón y aun así ocurrió eso.

    --¿Entonces simplemente lo golpeo?—Exclamó Ron sorprendido y a la vez feliz.

    --Draco. —Ladeo su cabeza—Él bueno…--Comenzó a tartamudear mientras su amigo le miraba insistente.

    --¿Qué con él?

    --Draco besó a Hermione por el hechizo de “Los Muerdagos”—Ron se quedo estático—El muerdago es un hechizo que puede ser roto solo por los maestros o un simple beso—Explico al ver la confusión de su amigo.

    --¡Ho!—Gritó irritado—Entonces tuvo mucha razón de sobra para golpearlo—Wesley sacaba humo, literalmente, por los oídos.

    --¿No lo entiendes?—Musitó Harry.

    --Entender ¿Qué?—Ladeo la cabeza para encarar a su amigo. — ¡Que nuestra amiga haya sido besada por un patán como Draco Malfoy!

    --Es verdad que los demás pusieron el hechizo y Draco la besó—Añadió—Pero Hermione correspondió ha aquel besó—Ron entre abrió los labios dispuesto a reclamar—El hechizo se rompió, Malfoy le susurro algo al oído y ella lo golpeo con el puño cerrado en medio de la cara—Dijo lo más rápido que pudo pues le había prometido a Granger no decirle nada a Wesley.

    --¿Y para que me llevas con ella?—Siguió caminando este.

    --¡Ho por lo más vendito!—Gritó el pelinegro disgustado ante la actitud de su amigo— ¡Ella desapareció justamente después del suceso! ¡Por eso mismo vine a pedirte ayuda!—Potter sabía perfectamente los sentimientos del pelirrojo hacía Granger—Más si no quieres ayudar. ¡Está bien!

    Harry tomo la escoba que había usado como transporte y escondió su varita entre sus ropajes, pero en vez de montarla, caminaba a grandes zancadas haciendo crujir la nieve. Ron se quedo cabizbajo recargado en un árbol, no podía creer que Granger hubiera desaparecido, ella simplemente era Hermione la sabelotodo, su amiga, su muy querida amiga.

    Mientras tanto el pelinegro seguía caminando tenía que encontrarla, ella era su amiga, más no lograba encontrar la razón de por que tanta angustia. Solo faltaba un lugar por revisar, y recién se había dado cuenta, subió a su escoba y saco la varita de entre sus ropajes. Cerró los ojos y de sus labios salió una simple palabra.

    “Transportación”

    Una luz lo envolvió y apareció justamente en donde el había imaginado. Aun con los ojos cerrados bajo de su escoba y la dejo caer, mientras introducía su varita nuevamente entre sus ropajes. Abrió lentamente los ojos y diviso, cerca del lago de las animas, bajo un árbol, ha alguien de túnica negra, manchada de los bordes por leve tierra junto con algunas plantas pegadas a ella.

    --Hermione—Musitó Potter.

    La túnica cayó de la cabeza de la desconocida que sollozaba y dejo ver su melena castaña.

    --Harry—Susurró está, el pelinegro se acerco y ella lo abrazo—Él se burló—Le dijo mientras cristalinas y saladas lágrimas caían por las sonrosadas mejillas de está.

    --Tranquila—Acarició la melena de su amiga--¿Qué te dijo Draco?

    La chica negó con la cabeza en el pecho de esté—No importa ya—

    Se quedaron unos minutos en está posición, abrazados, dándose la calidez del otro, la imagen del frondoso bosque era la perfecta parte para una imagen de fondo que hacía de este un bello momento.

    Harry tenía los ojos cerrados, su hombro estaba algo húmedo por las lágrimas de Hermione, pero los abrió de golpe al sentir como algo o, alguien se apoderaba de sus labios. Granger le estaba besando…, ella seguía teniendo los ojos cerrados pero un visible color carmín se hizo presente en las mejillas de ella y de él. ¿Qué sucedía?

    --Gracias—Susurró ella después del beso.

    --¿Por qué?—Se sentía culpable por que sabía que su mejor amigo estaba flechado con ella… pero había algo de felicidad en su interior.

    --Por estar conmigo…

    Dicho esto, se acomodo en los toreados brazos del confundido Harry, y apoyó su cabeza en el pecho de este para finalmente cerrar sus ojos y dormir; había llorado hasta llegar al punto del agotamiento.

    --Gracias a ti—Harry beso la frente de la castaña y también durmió. Ella recargado en él y viceversa.

    Todo parecía ser feliz, pero cerca del lugar un pelirrojo miró la escena dolido, sus manos eran puños, aun que en su rostro había una melancólica sonrisa.

    —Mientras seas Feliz--Levantó la cara y los miró unos instantes. Sus rostros reflejaban tranquilidad. ¿Cómo destruir eso?

    Los labios del pelirrojo temblaban, pero no por el frío, ni mucho menos por a ver perdido a su amada, sino, por el simple hecho de que ahora comprendía lo que ella le llamaba "Realidad"

    --Aceptaré tú decisión. —Añadió. Giró sobre sus talones y camino a la dirección contraría en donde “sus amigos” se encontraban.
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  2.  
    Lidia

    Lidia Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Mayo 2005
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritora
    Ow que triste para Ron verlos de esa forma, pero bueno, eso lo eligió ella.
    Muy tierno el fic :)
     
  3.  
    Okita

    Okita Adicto

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Julio 2003
    Mensajes:
    1,531
    Pluma de
    Escritor
    wow wowowowowowow Que giro inesperadisimo que hubo en el final. Como que ni fu ni fa que Hermione exagerara tanto -en mi opinión- de desaparecer por lo del beso, pese a la burla, y que Ron se mostrara preocupado y molesto para no salir como Harry a buscarla, eso se me hizo algo raro, pero el final que le diste, por el titulo yo me esperaba que fuera el mismo Harry que dijera la frase o Draco, pero wow Ron había desaparecido de la escena para mi y lo incluiste de una forma maligna jaja.

    Hay unos errores de ortografía como "Vendito" cuando es "Bendito" pero no estuvo mal.
     
  4.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    2718
    Hm...bien, a petición de unas amigas creo que esto se convirtio en un Short-Fic, que esperó no moleste a nadie. Aquí coloco el capítulo uno y dos.

    Advertencia: Los personajes no me pertenecen. Son propiedad de la gran escritora J.K Rowling. Contiene Ooc. Cambio drastico de escenas, lugares no siempre descritos, partes no concordantes con demás texto, ortografía mala.

    Aclaraciones:

    "ABC" <<---Flash Back.

    "ABC" <<---Narradora.

    Mientras seas feliz.
    Cap I.


    Un manto negro cubría el cielo, las nubes grises dejaban caer pequeños copos de nieve, cubriendo así todo a su paso; las copas de los árboles relucían al igual que el césped. Un chico de cabellera roja caminaba confundido por aquel bosque de árboles adornados naturalmente y troncos delgados, en sus mejillas se podían observar leves pecas, su cuerpo estaba cubierto por una túnica negra.

    El frío era algo apreciable, esto indicaba que era navidad, al ver el paisaje y la forma en que los cánticos llenaban el vació bosque; era entendible que no era un lugar normal, los crujidos eran escuchados cada vez que el joven avanzaba, al parecer no se dirigía a un lugar especifico simplemente esperaba alguna señal.

    ¡Ron!—Otro chico con una túnica del mismo color que él anterior le llamo-Vamos apresúrate—Jaló a su amigo pelirrojo.

    ¿Qué ocurre?—Preguntó este tratando de alcanzar el ritmo de la caminata de su amigo— ¿Por qué tan impaciente?

    El pelinegro no contestó, llevaba en su mano derecha una vara que al parecer era mágica por la forma en que la apretujaba protectoramente pero no tan fuerte hacía él. Soltó a su amigo desde hace ya unos segundos.

    ¡Harry!—Volvió a llamar el pelirrojo— ¡Dime! ¿¡Qué rayos sucede!?

    Hermione—Pronunció en un susurro inconcientemente.

    ¿Ahora?—Wesley se tensó.

    Golpeo a Malfoy—Añadió Potter.

    Bien merecido se lo ha de tener. ¿No?

    No lo niego—Su semblante seguía siendo serio. –Pero tampoco lo aseguro.

    El bosque estaba por terminar, Harry podía divisar la escoba que había dejado en la entrada de este para ir a por Ron, la cantidad de nieve hacía más difícil la caminata.

    ¿Qué quiere decir?—Inquirió Wesley

    Si Hermione agrede ha alguien, siempre tiene una razón, defiende a los que hayan sido humillados por él—Siguió explicando—Pero ella ayudo en la razón y aun así ocurrió eso.

    ¿Entonces simplemente lo golpeo?—Exclamó Ron sorprendido y a la vez feliz.

    Draco. —Ladeo su cabeza—Él bueno…--Comenzó a tartamudear mientras su amigo le miraba insistente.

    ¿Qué con él?

    Draco besó a Hermione por el hechizo de “Los Muerdagos”—Ron se quedo estático—El muerdago es un hechizo que puede ser roto solo por los maestros o un simple beso—Explico al ver la confusión de su amigo.

    ¡Ho!—Gritó irritado—Entonces tuvo mucha razón de sobra para golpearlo—Wesley sacaba humo, literalmente, por los oídos.

    ¿No lo entiendes?—Musitó Harry.

    Entender ¿Qué?—Ladeo la cabeza para encarar a su amigo. — ¡Que nuestra amiga haya sido besada por un patán como Draco Malfoy!

    Es verdad que los demás pusieron el hechizo y Draco la besó—Añadió—Pero Hermione correspondió ha aquel besó—Ron entre abrió los labios dispuesto a reclamar—El hechizo se rompió, Malfoy le susurro algo al oído y ella lo golpeo con el puño cerrado en medio de la cara—Dijo lo más rápido que pudo pues le había prometido a Granger no decirle nada a Wesley.

    ¿Y para que me llevas con ella?—Siguió caminando este.

    ¡Ho por lo más bendito!—Gritó el pelinegro disgustado ante la actitud de su amigo— ¡Ella desapareció justamente después del suceso! ¡Por eso mismo vine a pedirte ayuda!—Potter sabía perfectamente los sentimientos del pelirrojo hacía Granger—Más si no quieres ayudar. ¡Está bien!

    Harry tomo la escoba que había usado como transporte y escondió su varita entre sus ropajes, pero en vez de montarla, caminaba a grandes zancadas haciendo crujir la nieve. Ron se quedo cabizbajo recargado en un árbol, no podía creer que Granger hubiera desaparecido, ella simplemente era Hermione la sabelotodo, su amiga, su muy querida amiga.

    Mientras tanto el pelinegro seguía caminando tenía que encontrarla, ella era su amiga, más no lograba encontrar la razón de por que tanta angustia. Solo faltaba un lugar por revisar, y recién se había dado cuenta, subió a su escoba y saco la varita de entre sus ropajes. Cerró los ojos y de sus labios salió una simple palabra.

    “Transportación”

    Una luz lo envolvió y apareció justamente en donde el había imaginado. Aun con los ojos cerrados bajo de su escoba y la dejo caer, mientras introducía su varita nuevamente entre sus ropajes. Abrió lentamente los ojos y diviso, cerca del lago de las animas, bajo un árbol, ha alguien de túnica negra, manchada de los bordes por leve tierra junto con algunas plantas pegadas a ella.

    Hermione—Musitó Potter.

    La túnica cayó de la cabeza de la desconocida que sollozaba y dejo ver su melena castaña.

    Harry—Susurró está, el pelinegro se acerco y ella lo abrazo—Él se burló—Le dijo mientras cristalinas y saladas lágrimas caían por las sonrosadas mejillas de está.

    Tranquila—Acarició la melena de su amiga¿Qué te dijo Draco?

    La chica negó con la cabeza en el pecho de esté—No importa ya—

    Se quedaron unos minutos en está posición, abrazados, dándose la calidez del otro, la imagen del frondoso bosque era la perfecta parte para una imagen de fondo que hacía de este un bello momento.

    Harry tenía los ojos cerrados, su hombro estaba algo húmedo por las lágrimas de Hermione, pero los abrió de golpe al sentir como algo o, alguien se apoderaba de sus labios. Granger le estaba besando…, ella seguía teniendo los ojos cerrados pero un visible color carmín se hizo presente en las mejillas de ella y de él. ¿Qué sucedía?

    Gracias—Susurró ella después del beso.

    ¿Por qué?—Se sentía culpable por que sabía que su mejor amigo estaba flechado con ella… pero había algo de felicidad en su interior.

    Por estar conmigo…

    Dicho esto, se acomodo en los toreados brazos del confundido Harry, y apoyó su cabeza en el pecho de este para finalmente cerrar sus ojos y dormir; había llorado hasta llegar al punto del agotamiento.

    Gracias a ti—Harry beso la frente de la castaña y también durmió. Ella recargado en él y viceversa.

    Todo parecía ser feliz, pero cerca del lugar un pelirrojo miró la escena dolido, sus manos eran puños, aun que en su rostro había una melancólica sonrisa.

    —Aceptaré tú decisión. —Giró sobre sus talones y camino a la dirección contraría en donde “sus amigos” se encontraban.

    CAPÍTULO II

    La nieve seguía cayendo, al compás de una música imaginaria, pero al verlos flotar en el aire era evidente que era una bella melodía. Había pasado ya un buen rato desde que Potter y Granger habían regresado a el centro del colegio Hogwarts.

    Ronald se encontraba pensativo mientras veía a sus nerviosos amigos no dirigirle la palabra ni vista desde que llegaron, soltó un suspiro y fue él quien rompió aquel incomodo silencio.

    —¿Entonces te encuentras bien?—Preguntó directamente a la castaña.

    —¿He…?—Ladeo la cabeza para mirarle—Si, estoy bien—Siguió hablando—Gracias por preguntar Ron—Le regalo una sincera sonrisa.

    —¿Cómo la encontraste Harry?—Miró a su amigo— ¿Acaso estaba en peligro? O ¿Por qué están tan nerviosos?

    —No estamos nerviosos—Habló Hermione—Simplemente algo incómodos por el silencio, y puede que algo cansados por la gran caminata que dimos…

    —Pero Harry—Siguió insistiendo este— ¿Qué acaso no tenías una escoba?

    —Si—Contesto lo más natural posible—Pero al parecer la perdí en la gran cantidad de nieve—Prosiguió mientras el recuerdo de su escoba tirada a un lado del lago de las animas invadía su mente.

    —Está bien—Siguió Ronald—¿Por qué no vamos a comer? Y…Hermione—Miró a su amiga—En el transcurso me cuentas lo que paso en tu desaparición, ¿Algo bueno?

    La chica le dio un coscorrón, giró sobre sus talones y se encamino al comedor, con paso rápido, no quería verle o, no por ahora. El chico sobo tranquilamente su cabeza.

    —Ron, ¿No sería mejor para ti si dejaras de preguntar ciertas cosas?—Harry le sonrió a su compañero.

    La incomodidad y el nerviosismo ya habían desaparecido.

    —Pero si no fue ninguna pregunta mala—Siguió el chico.

    La incomodidad había vuelto a nacer, el nerviosismo luchaba por no salir a flote, pero solo el pelinegro sentía eso.

    Ambos caminaron rumbo al comedor, donde seguro su muy querida amiga ya hacía sentada en el disfrutando de su alimento. Abrieron las grandes puertas, entrando cautelosamente, como si supieran que el peligro los acechara.

    La comida había acabado y todos los chicos caminaron a sus respectivos aposentos por algunas cosas que necesitarían para clase, los fantasmas viajaban de cuadro en cuadro corriendo chismes que oyeron. Añadiendo demás cosas queen esa escuela no podían ser más verdaderashacían detener a los alumnos y mirarlos confusos pues señalaban ha algunos de sus compañeros, pero finalmente seguían su camino.

    —¡UF! Odio ir a clases. Ronald llevaba los brazos cruzados detrás de su cabeza, exactamente en su nuca para así poder recargarse.

    Es una obligaciónLe reprendió Hermione.

    Tiene razónAfirmó PotterSi no practicamos nuestra magia ¿Cómo podremos luchar próximamente?

    No sé,Suspiró¿Soltando hechizos al azar?

    ¿Y de donde aprenderíamos los hechizos? Le siguió Harry.

    Los inventaríamos según la situaciónProsiguió Ronald.

    ¡Eres un caso perdido! Exclamó Granger caminando más aprisa hacía el aula correspondiente.

    Los chicos trataron de igualar su caminata…, con algunos tropezones pero lograron alcanzarla. Atravesaron demasiados pasillos, saludaron a derivadas personas y reprendían ha algunos fantasmas por los chismes, hasta que por fin llegaron a su aula correspondiente.

    Las clases comenzaron como siempre, excepto porque el maestro había escogido a las parejas para hacer aquel experimento. Ronald y Harry quedaron como un equipo, mientras tanto Malfoy y Granger como un segundo, así se fueron armando hasta que todos estuvieron con una persona. La lista de lo ingredientes estaba sobre la mesa.

    Los equipos comenzaron a mezclar todo, Wesley y Potter por no prestar atención de sus movimientos y cantidades mezcladas por vigilar a la castaña de sus corazones, que se encontraba con el rubio patán provocaron una explosión, el humo no fue una molestia, sino, el horrible olor que emanaba el frasco de la fusión. Todos tuvieron que salir, con los ojos llorosos pues eso ardía mucho más de lo que él olor de una cebolla podía provocar. Los provocantes de dicho suceso tuvieron que ir inmediatamente a la enfermería pues habían recibido una dosis demasiado fuerte que provoco un desmayo definitivo después de salir del aula.

    Wesley comenzó a abrir lentamente sus ojos, trato de pararse pero seguía mareado así que se acomodo en su codo para poder tener una visión decenté de donde se hallaba, sus ojos miraron todo a su alrededor pero se detuvieron cuando vieron una melena castaña que tapaban el rostro de una chica que ya hacía recargada en la pared. A la vez, pudo apreciar como su amigo pelinegro comenzaba a despertar y cuando trataba de incorporarse era derrumbado en la cama por un cuerpo que se abalanzo para abrasarlo.

    Esa escena le dolió, sabía desde ya hace un buen rato los sentimientos de ellos, pero no podía evitar también poner los suyos. Él la quería, pero su amigo también y era correspondido. Dejo de hacer esfuerzo y se dejo caer, soltando un suspiro. Sólo le quedaba aceptarlo, una melancólica sonrisa se formó en su rostro que rápidamente volvió a la normalidad, cerró los ojos suavemente. Hermione se acerco a su amigo pelirrojoél fingía estar dormidole toco la frente y sonrió, su calentura había bajado.

    _________________________________________________________________
    La historia ya está escrita, la he subido a otro foro completa, pero simplemente me ha faltado actualizarme aquí.

    Si les gusta seguiré actualizandome, sino, está bien aun así seguiré actualizandome x'D
     
  5.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1997
    Advertencia: Los personajes no me pertenecen. Son propiedad de la gran escritora J.K Rowling. Contiene Ooc. Cambio drastico de escenas, lugares no siempre descritos, partes no concordantes con demás texto, ortografía mala.
    Aclaraciones:
    "ABC" <<---Flash Back.
    "ABC" <<---Narradora.
    CAPÍTULO III

    Había pasado un día entero en la cama, observando las expresiones de Hermione hacía Harry, por alguna extraña razón había podido aceptar dicha relación, por primera vez Ronald Wesley se comportaba como alguien adulto. Más ese día algo había sido informado…

    Las personas se encontraban reunidas, miles, miles y miles de hechiceros de diversas escuelas habían acudido al llamado de la profesora McGonall. Todos estaban idos, los ojos opacos se estaban acumulando de saladas, frías, cristalinas y desproporcionados porciones de agua. Todos lloraban, el ambiente era lúgubre, los hechiceros más poderosos cuidaban el funeral… ¿Quién había muerto? Albus Dumbledore. El director de Hogwatrs aquel hombre que siempre fue tildado como “El mejor”

    Aquí descansa en pazMusitó Harry para si mismo con voz quedada.
    ¿Entonces así como así llegó la hora? Preguntó Ron.
    Fue algo inesperadoInquirió HermioneAlgo que ni hasta nosotros podíamos imaginarLa voz se le quebró pero nadie se movió, respiró profundamente y prosiguióAl parecer sí RonRespondió finalmente a la pregunta del pelirrojo.

    Había pasado una semana desde aquel trágico suceso. Aquellos siete días habían sido los más agotadores y difíciles que todos los presentes podían soportar. Draco Malfoy se había ido con su padre, los demás estudiantes también, se fueron con sus respectivas familias… pero algo los vigilaba o, alguien, más no podían deducir quien o que era. La unión de Potter y Granger aumentó, Ronald ya no sentía dolor…simplemente sabía que eso iba a ser algo muy bueno…



    El cielo se tornaba negro, las gotas de lluvia comenzaron a caer. Suspiró, nuevamente aquellos recuerdos ¿Por qué los tenía que recordar justamente ahora?

    ¡Da tú elección Potter! Gruñó una voz al pelinegro.
    Esto no tiene eleccionesContesto con voz apagada Harry.
    ¡DEJÁ DE RECORDAR SINO MORIRÁS! Gritoneaba Voldemort.

    ¿Qué como había pasado esto? Muy Fácil.




    Ya hacía un mes de la muerte de Albus Dumbledore, la escuela había sido cerrada y él y sus amigos habían tenido que borrar la memoria de sus familias, incluyendo de las que sólo fingieron serlo. Ojo loco Mody, los gemelos Wesley, entre otras personas miraban impacientes a Potter, quien, se debatía mentalmente si involúcralos había sido lo mejor, se suponía que esa era su lucha, no la de ellos. Se suponía que él debería de haber muerto y no Albus. ¡Se suponía que él nunca debió de haber vivido! pero aquí se encontraba, a pocas horas de la gran batalla.
    Derivados planes fueron trazados, vigilando e investigando de posibles lugares que serían primordiales para está lucha.

    ¡No quería involucrarlos en esto! Exclamó Potter al oír susurros de aliento departe de los gemelos¡Se supone que sólo yo y nadie más debe luchar y si es necesario morir!

    Granger le abrazó por la cintura ocultando su rostro en la espalda del pelinegro, la camisa del chico comenzó a humedecerse, Hermione sollozaba. Respiró profundamente y coloco sus manos encima de las de ella, apartando sus brazos de su cintura, para poder girar y abrazarla.

    ¡Pero esto ya no es sólo tú problema! Reclamó Wesley con una sonrisa boba en la comisura de sus labios¡Nunca lo fue! ¿Acaso no lo entiendes? Todos le miraron, excepto Hermione, quien seguía sollozando en el pecho de su ahora novio. Si el director Albus murió no fue casualidadTragó salivaEl director Dumbledore dedico gran parte de su vida enseñándote, aconsejándote y más que nada, protegiéndote. Se encamino hacía Harry y detuvo su paso lento pero seguro a tres metros de él. Amigo de verdad quisiera que entendieras que ya no todo gira a tú alrededorSonrió y Potter soltó una leve risotadaPero si tus padres y el mago más poderoso de todo Hogwatrs dieron sus vidas a cambió de la tuya puede que crean que eres capaz de vencer a Voldemort.

    ¡Eso es lo que me preocupa Ron! Nuevamente el semblante de Potter se convirtió en uno duró y frío¡Qué hayan dado sus vidas en vano, qué no sea capaz de vencerlo!

    ¡Pero lo serás! Exclamaron los gemelos Wesley.

    Ronald tiene razón HarryHabló finalmente Mody.

    Los sollozos dejaron de ser escuchados, Harry observó unos minutos a Hermione, quien había levantado la cabeza ya hace unos minutos atrás y sonrió mientras asentía.

    ¡Hay que seguir el plan! Concluyó.


    El bosque se encontraba ardiendo en llamas. Dos poderes luchaban contra si. Las varitas estaban siendo sobrecargadas con una energía que no podía ser descrita.

    ¡Dime! Vociferó Voldemort, Harry concentró más su energía¿Por qué el niño que vivió, viene a morir?

    Un leve gruñido salió de los labios de Harry.

    ¡Tengo razones! Gritó. ¡Tengo muchas razones!






    Aquel día en el cual nunca creyeron que la lucha llegaría más pronto de lo esperado. Luna había sido secuestrada, Ginny había besado a Potter y los sentimientos influyeron demasiado…Granger estaba dolida, no se acercaba a Harry y Ronald reclamaba a su hermana. Nunca antes los papeles habían estado tan revueltos como ahora. Ojo loco Mody había muerto o era eso lo que se creía. Los gemelos Wesley y demás personas habían sido emboscados y el trío tuvo que escapar.





    Nos heristeGruño HarryDe la peor manera…¡Y ESO JAMÁS TE LO PODRÉ PERDONAR!

    ¿Piensas matarme? Burló Voldemort.

    No me retes que ahora no puedo ser conciente de mis accionesAgregó con palabras cargadas de furia.






    Se encontraban frente a la tumba del que un día fue su director. La miraban con fervor y tristeza…, finalmente Hermione no pudo más y encaró a Ronald.

    Ron. —Llamó Hermione

    Harry el miró serio y ella asintió mientras quitaba las lágrimas de sus ojos y mejillas.

    ¿Qué sucede?—Preguntó.

    ¿Estás seguro de aceptar nuestra decisión?—Añadió Potter.

    Ronald los miró unos segundos. El sentimiento hacía la chica no había acabado pero si cambiado, de una manera demasiado brusca pero aceptable.

    Completamente—Sonrío mostrando sus blancos dientes.

    En ese caso ahora más que nunca debemos estar listos para lo que nos deparé—Siguió Granger.

    Amigos para siempre—Susurraron al unísono.

    La lluvia comenzó a caer, dejando los ropajes de los chicos empapados, finalmente ellos se abrazaron y sin perder la sonrisa, cerraron los ojos y después todo se volvió obscuro.





    ¡Por tú culpa murieron! Ladró Potter.

    ¡Ellos murieron porque quisieron, yo sólo quería poder, un poder que sólo podría obtener cuando tú sangre se derramará, pero no, todo tuvo que ser al contrario, tus padres murieron pero te protegieron, Albus murió pero te enseñó demasiado, Mody y ese maldito sirviente Tonks, por favor! ¡TODOS ASÍ LO DECIDIERON! ¿Crees que nunca sospeche de los malditos y sensibles sentimientos de DRACO?

    ¡NO METAS A NADIE MÁS! Gruño el pelinegro lanzando otro ataque.

    ¿Qué hay de ese amigo tuyo, Ronald Wesley y tú querida novia Hermione Granger? ¿Creíste que no había calculado mis planes? ¿Creíste que actuaría sin pensar en todo lo que Dumbledore te enseñó? Lanzó un ataque haciendo así que los dos chocaran.

    ¡NO TE ATREVAS A INVOLUCRARLOS MÁS! Prosiguió Harry.

    Una maléfica y tenebrosa risa salió de la garganta de Voldemort.

    ¿Qué te parece si hago que tú novia y tú amigo se entreguen también por ti? ¿No sería lo justo? Que todos los Wesley mueran y que tú mueras por dentro.

    ¿Qué quieres decir?

    ¡Habló de que por fin la guerra debe terminar! Carcajeo tenebrosamente Voldemort aumentando su poder.

    De entre los arbustos salieron los merodeadores trayendo en brazos a un pelirrojo y una castaña. Los ojos del pelinegro se abrieron más de lo normal.

    ¡NO! Gritó inconcientemente debilitando su ataque un tanto.
     
  6.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    806
    Advertencia: Los personajes no me pertenecen. Son propiedad de la gran escritora J.K Rowling. Contiene Ooc. Cambio drastico de escenas, lugares no siempre descritos, partes no concordantes con demás texto, ortografía mala.
    Aclaraciones:
    "ABC" <<---Flash Back.
    "ABC" <<---Narradora.
    Capítulo IV

    ¿Segura? Susurró Harry negativamente.

    SiAsintió GrangerEs mejor separados, los merodeadores nos buscan, es verdad que no es fácil saber que pueden atrapar a uno de nosotros pero es preferible a que nos atrapen a todos.

    Tiene razón amigoConcluyó con la conversación Ronald.

    Todo por tú inútil noviecitaRio Voldemort. ¿Acaso no piensas hacer nada?

    Los poderes seguían chocando, Potter se estaba debilitando por mucho, no podía dejar que le hiciesen daño a la chica que tanto amaba…, su amigo también se encontraba en juego y sin saber como o la simple razón del “¿Por qué?” Bajo la varita, el poder de Voldemort incremento. Prefería morir a que ella y su amigo dejasen de respirar.

    ¡Muere! Grito el rey de la obscuridad mientras todo en el bosque se volvía negro, confuso, nubloso por la cantidad de humo levantado. ¿Qué había pasado con Harry Potter?

    Ojo loco Mody sigue vivoGrito repleto de alegría Ronald¿Qué felicidad no?

    CiertamenteAcompaño en el festejo a su amigo.

    Chicos hay que brindarCanturreó Hermione.

    La nube de polvo fue esparciéndose, dejando algo al descubierto. Un cuerpo, uno que brillaba intensamente, Voldemort retrocedió sorprendido, la varita en su mano se había roto a la mitad…

    ¿Qué rayos has hecho Potter? Ladró el Lord.

    Harry seguía brillando, tenía los ojos cerrados, su cicatriz comenzó a arder, las gafas que traía consigo habían sido rotas y se hallaban en el suelo.

    Este es el finalDijo simplemente…y aquel poder fue liberado en una intensa explosión…

    ¿Qué sucede? Preguntó Hermione cuando fue arrastrada por su “novio” a las afueras de la carpa.

    ¿Puedo confiar en que cumplirás una promesa sin importar nada? Aseveró Harry.

    C-claro. ¿Qué sucede?

    Prométeme que vivirás por los dos sin importar nada. Si algo me sucediese a mí tú vivirías y si algo te sucediese a ti me moriría. ¿De acuerdo?

    ¿Por qué me haces prometer tal atrocidad? Dudó la castaña.

    Porque la muerte está más cerca de lo que creemos. Porque está será la última noche en la cual estaremos juntos. Porque te amo y quiero que me prometas que cumplirás la promesa. Porque Voldemort está más cerca que ciento su mirada en míHermione lo silencio depositando un beso en la comisura de los labios del pelinegro. No solo callando lo inevitable, sino, a su vez sellando el trato…uno que talvez en algún futuro no podría ser cumplido…

    Te amo Harry nunca lo olvidesDijo ella.

    —¡Harry! Un eufórico grito provino de la garganta de Granger quien era arrastrada por Wesley.

    ¡Cumpliré tú promesa amigo! Gruñó Ron con lágrimas en los ojos¡Sobrevive! Grito mientras Hermione y él se escondían detrás derivados árboles¡VIVE POR ELLA Y POR Mí! Gritó¡VIVE!
     
  7.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1169
    Advertencia: Los personajes no me pertenecen. Son propiedad de la gran escritora J.K Rowling. Contiene Ooc. Cambio drastico de escenas, lugares no siempre descritos, partes no concordantes con demás texto, ortografía mala.
    Aclaraciones:
    "ABC" <<---Flash Back.
    "ABC" <<---Narradora.

    Epilogo. 1/2

    Ho HarryLloriqueó Hermione mientras lo abrazaba.

    Lamento haberlos preocupado chicosSusurró él.

    Lo bueno de esto es que por fin podemos vivir en paz. Hemos acabado de una vez por todas con Voldemort. Sonrió RonaldPero ahora debemos curar tus heridasPropuso—. Utilizaste gran parte de tú magia.

    Todo se lo debo a mis padresSonrió.

    0.0.0.0.0

    Todo por fin era tranquilidad, los chicos volvían a sus hogares, los embrujos para la perdida de memoria de los padres había sido neutralizado, Malfoy junto con demás presentes en la guerra fueron castigados. Ronald había descubierto raras emociones hacía Luna…y Harry con Hermione habían podido completar un poco de aquella promesa pero el trío sabía que este no era el final…

    0.0.0.0.0

    Al parecer es la hora de decir adiós—Mencionó con tristeza el pelirrojo.

    ¿Por qué decirlo?—Inquirió Potter¿Por qué no mejor mencionar un simple hasta luego?

    Como prometimos antes de aquella batalla—Añadió la castaña.

    En ese caso ¿Qué más queda por decir?—Ronald miró a sus hermanos y a su pequeña y hermana Ginny—Por fin todo vuelve a la normalidad.

    Mí querido amigo Wesley—Harry le dio leves palmadas en el hombro—Bien has de saber, que nunca nada fue normal para nosotros.

    Es maravilloso saber que podemos regresar con nuestras familias—Habló nuevamente Hermione.

    Por más crueles que ellos fueron conmigo al menos puedo decir que tengo un hogar que me espera—Siguió el pelinegro.

    En eso si ruego tus disculpas pues—Ron atrapo a su amigo con un brazo en su cuello—usted, Harry Potter, vendrá a vivir conmigo.

    Grandes risas se podían escuchar…, aquellos amigos eran los mejores y el mejor trío mágico que pudo existir en toda la historia del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería…

    Epilogo 2/2

    Parte ½

    10 años después.

    Todos se encontraban en silencio, dentro de una habitación, Luna abraza a Ronald quien tenía la mirada fija en la cama, Harry se encontraba en el borde de la histeria, así que el pelirrojo deposito un beso en los labios de su esposa rubia y camino hacía Potter. La persona que se encontraba en la cama soltó un leve quejido.

    ¿Te encuentras bien? Preguntó su esposo.

    TranquiloSonrió ella tomando su manoEstoy bien sólo fue un simple dolor.

    Por favor, lo prometimosDijo con un hilo de voz.

    —¡Entiende! Intervino su amigoNo queremos que nada te pasé.

    Creo que ya es demasiado tardeSonrió débilmente

    Hermione soltó la mano de su esposo quien se acerco a la ventana, apoyo su frente en el vidrio brillo y comenzó a temblar, estaba llorando, se sentía impotente ante aquella situación…Luna y demás presentes quisieron decir algo pero simplemente las palabras no salían, los gemelos Wesley sabían perfectamente que no podían bromear ahora…querían alegrar el ambiente pero ya no podían. Otro quejido apenas audible hizo que Potter se acercará a la cama, examinando con la mirada que había provocado ahora le dolor. Su enfermedad era tan rara que parecía el pago de la vida, por haberla vivido tan maravillosa, algo más haya de la magia, algo más haya de la hechicería.

    Finalmente la castaña sin poder resistirlo más, tomó la mano de su esposo pelinegro y de su mejor amigo pelirrojo, les sonrió con algunas dificultades, sus mejillas estaban más pálidas que su cuerpo. Sus amigos derramaban lágrimas pero de igual manera le sonreían…

    Mami—Susurró un pequeño niño de 4 años…

    Los ojos de los presentes se abrieron por completo, a excepción de Hermione que sonrió ampliamente…

    Me alegró de poder a ver oído tú primera palabra antes de partir.

    El niño de cabellera rubia siguió observando a su madre que sin entender por que, las lágrimas caían de sus pequeños ojos, sabía que algo le iba pasar a su querida madre.

    Toma tía—Ofreció otro niño pero de ahora cabellera rojiza, mostrando ante Granger una bella rosa roja…

    Gracias pequeño…

    Ronald abrazó a su hijo, al igual que Harry, la castaña aspiró el aroma de la flor, comenzó a cerrar los ojos, finalmente, ladeo la cabeza aun con la sonrisa en la comisura de sus labios, aquella flor que una vez estuvo entre sus suaves manos, cayó al suelo…

    Un relámpago resonó en la habitación. Acaso, Hermione Granger de Potter… ¿Había muerto?
    Continuara.
     
  8.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Mientras seas feliz [Potter xxx Granger]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    873
    Advertencia: Los personajes no me pertenecen. Son propiedad de la gran escritora J.K Rowling. Contiene Ooc. Cambio drastico de escenas, lugares no siempre descritos, partes no concordantes con demás texto, ortografía mala.
    Aclaraciones:
    "ABC" <<---Flash Back.
    "ABC" <<---Narradora.

    Epilogo 2/2

    Parte 2/2

    "El corazón es uno de los músculos mas fuertes, pero también el mas fácil de romper"

    Alexandra la princesa del rock.

    Había lloriqueos, abrazos, consuelos, palabras de aliento y sofocaciones..., carraspeaciones por no poder borrar aquel nudo de garganta. Los presentes salieron de la habitación lentamente, Luna se llevo al pequeño hijo de Harry, a su vez, también a su hijo y de Ronald. Los chicos con lágrimas contenidas en los ojos se acercaron lentamente hacía la cama, se arrodillaron y posaron sus cabezas en el borde, observando el suelo, aquella flor seguía viva, con aquel color tan sofocantemente hermoso, Wesley levanto el rostro, observo a la castaña y suspiró, se paró y caminó hacía la ventana, con una mano se recargo en ella, dejando escapar nuevamente su calido aliento ante aquel vidrio, empañándolo más. Mientras tanto, Harry seguía ahí, tocando la piel de su mujer con su mejilla, finalmente optó por pararse, borrar el rastro de lágrimas, respirar y observar a su mujer. ¿ Hermione Granger realmente había muerto?

    No podemos negar que esto tendría que ocurrirHabló Ronald sin mirar hacía atrás.

    No lo niego pero no lo aceptoContestó el pelinegro.

    ¿Cumplirás su promesa? Giró sobre los talones para encarar a su amigo, Wesley ya había borrado el rastro de lágrimas de su rostro¿Morirás?

    No puedoSonrió melancólicamenteAhora sólo queda una simple cosa.

    ¿Será bueno volver? Preguntó Ron observando el mueble a su lado¿Será bueno inculcarlo?

    Será bueno mientras nosotros aprendamos a no negar nuestros comienzos. No puedo saber el futuro así que no aseguro que ellos puedan controlarlo. Cerró los ojos.

    Aun así ellos algún día tendrán que saberloCamino hacía la cama del bello cuerpo inerte de la “Sabelotodo Granger” tomó la rosa y observó a Potter.

    BienCaminó hacía el mueble cerca de la ventana, abrió el cajón, saco un cofre, pronunció un hechizo y la caja se abrió mostrando tres varas brillantes. Es hora del comienzo de una nueva era.

    Es hora de que aceptes o mejor dicho, aceptemos las fuerzas del destinoLo acompaño Ron, tomando una varita, Potter tomó otra.

    Ya no seremos un trío…

    Ya no seremos presentes…

    Somos historia…

    Vivimos por aquel integrante caído…

    Por que HermioneDijeron al unísonoMientras seas feliz, nosotros lo seremos…

    Un relámpago resonó en la habitación, afirmando las palabras mencionadas, la tercera varita fue colocada en las manos de la castaña que descansaba por siempre, la rosa fue colocada en el cofre y guardada en el cajón del mueble. Esto era el comienzo de una nueva era…

    ¿Qué te dijo Draco aquella vez cuando Albus Dumbledore seguía vivo?
    Algo que en este momento parece absurdo
    ¿Qué?
    Me dijo que mí amor no era hacía Ronald, que era hacía alguien más y gracias ese beso el pudo saberlo. AhoraCuestiono ellacomprendo lo que quiso decir. Te amo.
    Yo también cariño, yo también.

    0-0-0-0-0

    Prométeme que vivirás por los dos sin importar nada. Si algo me sucediese a mí tú vivirías y si algo te sucediese a ti me moriría. ¿De acuerdo?

    La castaña cumplió su parte, vivió, pero con él a su lado, Potter no podía morir por el simple hecho de que ahora tenía una nueva misión. Hacer que sus hijos y “sobrinos” comprendieran lo que era Hogwarts y supieran apreciar la magia y la hechizaría que este propinaba.

    ¿¡Fin!?
     
Cargando...
Similar Threads - [Potter Granger]
  1. Nami Roronoa
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    577
  2. Tarsis
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    414
  3. Tarsis
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    1,172

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso