de Inuyasha - Mi Angel

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por luna sahara, 30 Diciembre 2010.

?

cres qe deba seguir creando Fics, One-shots y demas??

Poll closed 27 Enero 2011.
  1. si, claro n .n

    100.0%
  2. nee, ni lo intentes

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mi Angel
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3988

    Hola chicas a pasado muuuuuuchooo desde que deje de escribir por rasones mas aya de mi voluntad, pero hoy regreso un poco con este One-shot de mi amado Inuyasha, espero les guste y me perdonen el aber avandonado mis 2 primeros fics, aun gusrdo la esperansa de regresar con ellos y terminarlos, ok, ok, desde ahora les digo que mm a esta lap no le se muy bien ya que es del otrolado y pos aya no manejan las comas, asi que eso es lo que me faltara, espero me perdonen por eos tambien y de antemano por todos los demas errores que lleguen a encontrar.




    Este One-shot se me ocurrio o como yo digo me inspire para hacerlo en una cancion llamada "Un Angel De Cristal" http://www.youtube.com/watch?v=hpDNVLkVtEM aqui lo pueden ayar por si desean oirla, es una hermoza cancion ojala si la escuchen. Ok sin mas que desir qui esta el One-shot.

    MI ANGEL​

    En el Hospital Shickon situaso en el centtro de la ciudad, un hombre muy apuesto de larga cabellera negra al igual que sus ojos y de un muy buen f'isico pero nada exagerado, se encontraba en la sala de espera, lo extraño era que todos los presentes en esa sala mostraban miedo, angustia, preocupacion y tristeza, todos menso ese hormbre.​

    En el momento que el Doctor hizo acto de presencia se ponen de pie exepto el mismo sujeto.

    -Doctor digame, como esta mi hija?- pregunta unamujer acercandose al medico con medo de la respuesta.

    -Lamento informarles que...-en ese momento el joven se levanta y espera a la que parece ser una niña de ocho años que se esconde tras el Doctor- su hija a fallecido, hicimos todo lo posible pero fue inutil.

    En ese instante la mujer y todas las demas personas que se encontraban con ella estallaron en llanto, se encontraban completamente desconsolados. La pequeña quien aun permanecia tras el Doctor, al ver a la mujer llorar corre hacia ella.

    -Mami, por que lloras?, no me a pasado anda, mira ya logre respirar, no creo que necesite mas el inalador para el asma... mami?

    -Tu madre ya no te puede ver- dijo el joven mientras se asercaba a la niña.

    -por qe?... no entiendo- pregunto ella mientras unas lagrimas caian por sus pequeñas mejillas.

    -No llores- le pide amablemente mientras la carga- todo estara bien, te llevare a un lugar muy bonito, donde podras jugar y te divertiras mucho, a y podras esperar a tus papis en ese lugar.

    -En serio?, pero, podre verlos?- pregunat ingenuamente la niña minetras salen del edificio.

    -Claro pequeña, no te preocupes- En ese momento el joven comenzo a cambiar, sus largos cabellos negros ahora eran plateados y sus profundos ojos oscuros parecian como el oro fundido, sus ropas que anterior mente eran unos jeans azules y una camizeta roja, cambio a un elegante trage blanco.

    - Cielos!, que bello eres!, eres un Angel?- Exclamo la pequeña al ver como cambiaba de apariencia.

    -Bingo!- grito justo cuando aparecian un par de alas blancas en su espalda- ahora iremos al cielo, ai seras muy feliz y esperaras a tus papis, esta bien?, a y nos mas lagrimas- dojo el Angel con una bella sonrisa.

    - Siii!, oye yo me llamo Saya, y tu?

    - Yo soy Inuyasha, bien vamonos- y dicho esto also sus alas y emprendio el vuelo hacia el cielo.

    Media hora despues.

    Inuyasha regreso a la que era su casa en el cielo, despues de dejar a Saya en su nuevo hogar, ya habia terminado con sus labores del dia de hoy, ella era la ultima persona en su lista.

    Al llegar a su casa lo menos que se esperaba era encontrar a un intruso viendo a los terrestres, bueno mas bien a "las" terrestres.

    -Se puede saber que haces aqui pervertido?- pregunta al irse asercando al angel qe era su mejor amigo desde que era un pequeño niño humano.

    -Nada, me canselaron la señal para ver la tierra y por eso vine aqui- contesta el angel de cabellos negros algo largos atados en una pequeña coleta baja, buen fisico y unos bellisimos ojos azules.

    - Aun no se como te dejaron entrar al cielo Miroku.

    -Simple, talves mirare y coqueteare con las demas mujeres, pero jamas le fui ni sere infiel a mi mujer.

    -Si bueno, eso es verdad, pero aun asi eres un mujeriego.

    -Por lo menos mi novia no resulto ser la Lujuria.

    -Ni mela menciones! que de solo recordarla invoco a la Ira y ya no quiero problemas con nuestro señor.

    -Hay amigo, quien diria que Kikyo al morir se transformaria en la nueva Lujuria por como se ocmporto en la tierra, la verdad es qe nos engaño a todos- comento
    Miroku al recordar a esa mujer.

    -Ya Miroku!, dime que es lo que quieres?- pregunto fastidiado del tema anterior, conociendotan bien como conocia a su amigo, solo fue a pedirle algo, nunca iria solo a ver la television.

    -Bueno esta bien me atrapaste, lo que pasa es que tengo una cita con mi Sanguito y me di cuenta que en mi lista falta un joven llamado Hojo, su hora de la muerte es a la hora de la cita y ...

    -HA NO!- grito con fastidio- Yo ya acabe mi lista, termina la tuya, no lo hare, me niego, para nada, vete de mi casa!

    Una hora mas tarde

    -No entiendo como me pudo convencer el tonto de Miroku!... grr.. que oraje!-se iva quejando mientras volaba hacia la tierra.

    Lo raro es q ue el joven moriria en el mismo lugar que lo hizo Ssaya, en el Hospital Shikon.

    Inuyasha ya habia llegado desde hace hora y media, pero el alma del tal Hojo aun no salia del quirofano, lo bueno es que era alguien ya mayor y no un niño, Inuyasha actuaba de manera diferente con los niños ya que son mas inocentes y no deberian morir a tan temprana edad, eso es lo que siempre decia.

    Paso otra media hora y Hojo aun no moria, el Angel ya estava harto, se puso de pie y fue directo al quirofano.

    Al entrar lo primero que vio fue a una Doctora tratando de reanimar al pasiente, al pareser era ella quien no permitia que Hojo muriera. Los demas Doctores la miraban con pena.

    -Feh, humana tonta, no entiendes que su hora ya llego?, dejalo morir- fue todo lo que el Angel dijo asercandoce a la mesa de operaciones, no le importaba hablar o entrar ya que sabia que los humanos no podian oirlos ni verlos, amenso que el
    Angel quiera o que Dios lo decida.

    -No... no.. no- comenso a hablar la doctora sin dejar de tratar de salvar a Hojo.

    -he?- se pregunto asi mismo confundido

    -No permitire que Hojo muera!- grito la Doctora levantando el rostro y mirando a Inuyasha derectamenete a los ojos- No lo permitire!

    En ese momento una luz de color rosa en volvio a la Doctora y al paciente, era una luz que solo el Angel y ella podian ver, desir que Inuyasha estava sorprendido era desir poco, una pequeña luz blanca decendio del cielo e ilumino el bociño de Inuyasha, al darse cuenta de estosaco la lista de Miroku que era lo que tenia gusradado ai, tenia los ojos como platos al ver que el nombre de Hojo estaba desapareciendo.

    En el instante que el nombre desaparecio por completo de la lista, el corazon de Hojo comenzo a latir nuevamente, sus pulmones se llenaron de aire, su pulso regreso y recupero su color de piel ya que comenzava a verse palido.

    Los demas Doctores al ver que el pasiente reacciono se asercaron a ver como estaba o como lo habia la Doctora. La luz rosa dejo de envolverlosy Hojo pudo abrir sus ojos.

    - Gra... garcias.. Kagome- Fueron las palabras de Hojo antes de cerrar los ojos y descansar, ya que lo necesitaava despues de estar en medio de la vida y la muerte.

    -Denada Hojo, descanza lo nececitas- y dicho esto la Doctora Kagome salio del quirofano directo a su consultorio.

    Inuyasha se habia quedado inmobil, no comprendia que habia pasado, como era posible?, ella logro cambiar una decicion de Dios.

    -Kagome- es lo unico que pudo pronunciar antes de retirarse al cielo.

    Ya en el cielo.

    Inuyasha se dirigia a pedir una audiencia con Dios, nesecitava preguntarle quien era aquella mujer llamada Kagome.

    -Señor, un joven llamado Hojo estaba en la lista del hermano Miroku y debia morir hoy hace un par de horas, pero a la hora de que el joven viniera al cielo, una mujer lo impidio envolviendolo en una luz rosa y despues el nombre de Hojo desaparecio y volvio a la vida, lo salvo una mujer llamada Kagome.

    En cuanto Dios oyo el nombre de la mujer su cara paso a una pensativa.

    -Hijo mio,la mujer que responde a ese nombre es una sacerdotisa, es desir una mujer con poderes espirituales, puede ver malos espiritus y buenos y curar casi cualquier mal dependiendo de sus poderes, por lo que me acabas de desir debe ser muy poderoza, sus poderes an aumentado con los años, apesar de elegir ser una Doctora parece que a entrenado, pero hijo tu ya sabias que es una sacerdotiza, despues de todo ellas existian en tu epoca, cuando estabas con vida- le dijo el
    Señor con una sonrisa paternal.

    -Si Padre, pero como an pasado ya 500 años humanos desde el dia de mi muerte pense que ya no habia mas.

    -Pues ya ves hijo mio que no fue asi, la verdad a Kagome Higurashi le otorge sus poderes desde qe fue consevida, pero eran algo debiles, se an hecho mas fuertes con los años, tanto que pudo prolongar al via de Hojo, mi hija Kagome me tiene muy sorprendido- admitio Dios con alegra- bien Inuyasha, si no ay mas preguntas.

    -Si Padre, compermiso- hizo una reverencia y se marcho.

    En su casa Inuyasha no podia consiliar el sueño, lo unico que podia pensar era...

    -Kagome - suspiro

    Pasaron los dias y los meses y no habia dia que Inuyasha no visitara a Kagome, al siguiente dia de que Hojo se salvara, Inuyasha comenzo a hablar y a hacerse amogo de ella, claro en su forma de humano actual ya que sus cabellos plateados y ojos dorados no son comunes ahora.

    Inuyasha estaba decidido a mostrarle su berdadera forma a Kagome y una noche la cito en el techo del Hospital.

    -Inuyasha, donde estas?- pregunto una mujer de largos cabellos azabaches con ondulaciones al final, una esbelta figura y segun Inuyasha unos ojos chocolates tan hermosos e hipnotizantes que podria verlos por toda la eternidad.

    -Aqui Kagome- contesto el Angel en su forma humana

    -Inuyasha, por que taanto misterio?, que sucede?- le pregunto dedicandole una de las sonrizas que solo eran para ese joven tan encantador.

    -Kagome yo... yo te tengo que decir que- trago saliva antes de pronunciar las ultimas palabras- que yo no soy un humano.

    - De que estas hablando Inu?- Kagome pensaba que Inuyasha le diria otra cosa, que le diria que sentia algo por ella, asi como ella por el.

    -Kagome, te mostrare como soy realmente- al estar diciendo estas palabras Inuyasha se fue asercando a la orilla del edificio.

    -Inuyasha detente, no lo hagas!- grito desesperada al ver como se tirava al vacio- Inuyashaaaa!!!- corrio con lagrimas en los ojos, ya en la orilla callo arodillada al suelo pensando que a Inuyasha le habia pasado algo terrible.

    -Por que?, por que?, Inuyasha, nisiquiera me diste tiepo de decirte que.. que te amo- Decia entre sollozos.

    -Eso es verdad Kagome?- pregunto un hombre de traje blanco, cabellos plateados, ojos dorados y un par de alas blancas en la espalda que el permitian volarfrente a la joven humana- porque esos hermosos ojos chocolates tiran tantas lagrimas?

    Kagome tenia los ojos bien abiertos no podia creer lo que estaba pasando -Inuyasha!- exclamo al momento de lanzarse a los brazos del Angel que habia decendido para estar a su lado- pense que no te volveria a ver, me asustaste tonto.

    -Kagome, no te sorprende mi apariencia?- pregunta sorprendido

    -No, la primera ves que te vi fue en el quirofano cuando salve a Hojo, cuando te presentaste en mi consultorio al dia siguiente pense que eras alguien que se le parese mucho pero despues pued esentir tu presencia y pureza y me di cuenta que eras el mismo ser pero nunca pense que serias un Angel.

    -Kagome es verdad lo que dijiste?

    -Si Inuyasha, eso pense la segunda ves que te vi y ...

    -No, eso no- la interrumpio y abrazo por la cintura- dijiste que... que me amabas

    Un pequeño tono carmezi coloro las mejillas de la joven, o culto la cabeza en el pecho del Angel y lo abarzo por el cuello- S...si...te amo

    -Kagome yo... yo- nosabia que decir, desde el presizo instante que miro por vez primera esos bellos ojos sintio algo extraño en el pecho y ahora que le dijo que lo amaba pudo contestar a la pregunta que se hacia cada noche "Que sentia por Kagome?- tambien te amo- Sin dejar de abrazarce Inuyasha emprendio el vuelo.

    -A donde vamos Inu?

    -Ya veras.

    Volaron por encima de la ciudad mirando a las personas corre por todos lados, comenzaron a salir de la ciudad, en el aire se persibia el olor salado.

    -Vamos a la playa?

    -Si, pero no a cualquiera, esa es mia.

    -Enserio?- pregunta sorprendida.

    -Si,las escrituras las escondi antes de fallecer y mi medio hermano nunca las encontro, pues asi que nadie pudo reclamarla ni entrar en ella.

    -Vaya, y en donde las escondiste?

    -Ese es un secreto, pero en estos momentos estan en tu casa a tu nombre

    -Queee?!!- grito escandalizada

    -Si, te las regalo yo estoy en el cielo, en la tierra no me sirve a mi y mi medio hermano ya murio y sus decendencia no parecen interezados en ella, asi que es tuya.

    -Pero Inu...

    -Nada, nada, es tuya y punto, deacuerdo?- finalizo la conversacion con una sonriza.

    -Inuyasha, garcias

    Decendieron en una hermosa playa decierta, el agua cristalina, el cielo despejado, unas estrellas tan hermozas y una luna llena perfecta, era el escenario ideal para una pareja enamorada.

    -Inuyasha es preciosa- pronuncio al momento de dejar de abrazarlo, quitarse los zapatos y correr por la orilla.

    -Me alegra que te guste Mi Angel- Kagome al escuchar que le dijo "Mi Angel" regreso a su lado y le dijo.

    -Te equibocas, Mi Angel eres tu- acariciandole la mejilla.

    -En ese caso eres Mi Cielo, ya que el cielo da felicidad a todos, pero mi felicidad eres tu- poso su mano en la delicada que acariciaba su mejilla.

    Sus caras se fueron acercando poco a poco, ambos deseaban lo mismo, ella cerro sus ojos esperando por el, encambio Inuyasha solo la observaba, sintio que ocurriria algo malo si lo hacia, pero no le importo fue entre cerrando los ojos hasta que por fin sintio los suaves y delicados labios de esa perfecta humana, el beso fue tierno y pausado, con mucha ternura y mucho amor.

    Al terminarde besarse se quedaron mirando uno al otro asta que Kagome comenzo a ponerse palida y a temblar mucho.

    -Kagome, que te ocurre?, Kagome?- s eencontraba sumamente preocupado, no entendia que habia pasado.

    -Kagome acaba de perder todos sus poderes espirituales- resono la voz de Dios en la cabeza de Inuyasha.

    -Pero, por que Señor?

    -Cometio dos pecados que jamas se deberian cometer.

    -Cuales son esos pecado Señor?, Kagome es una mujer pura, sin mal, jamas a cometido pecado alguno.

    -Se enamoro y enamoro a un Angel.

    Al oir esas palabras Inuyasha se quedo en shock, todo era su culpa.

    -Señor, Que pasara a ahora?- el Angel tenia a la joven en sus brazos, la estrechaba con fuerza, temblando de miedo a la respuesta de Dios.

    -Lo siento hijo mio, pero siendo un Angel no podras estar con Kagome.

    -Señor... - y no pudo mas, las lagrimas calleron sin parar de las pupilas doradas de quel bello y herido Angel- me permitiria llevarla a su casa y depedirme de ella?

    -Si es lo que deseas, adelante hijo

    La cargo estilo nupcial y comenzo a volar hacia la casa de Kagome, volava lo mas lento que podia no queria llegar, no queria separarse de su cielo. Al llegar la llevo a la recamara y la puso sobre su cama, esperaba poder marcharse sin tener que explicarle nada y que le partiera el corazon tener que decirle la verdad, pero no fue
    asi.

    -Inuyasha?- comenso a despertar un poco- adonde vas?

    -Kagome- queria llorar otra ves, pero no podia debia ser fuerte- debi irme Mi
    Cielo, pero nunca olbides que te ame, te amo y te amare siempre por toda la eternidad.

    -Inuyasha, no haaa entiendo- bostesando, el haberle quitado sus poderes la dejo muy agotada.

    -Lo entenderas Mi Ceilo, ahora debo marcharme- le dio un beso en la frente lleno de amor.

    -Esta bien, nos veremso luego, te amo Mi Angel- y se quedo dormida.

    -Ahora que eres una humana normal no me podras oir ni ver por tu propia cuneta,pero aun asi siempre estaremos juntos.

    Y se marcho.

    Pasa las noches en vela
    recordando ese amor
    que ya no va a volver.

    An pasado dos meses desde que Inuyasha se fue al cielo y no a ido a visitarla, todas las noches Kagome se queda despierta asta donde sus fuerzas le permitan esperando a su Angel.

    Camina sobre la arena del mar
    mientras las olas acarican sus pies,
    su mirada esta triste, mirando al cielo
    se pregunta porque no le dio timpo a disfrutas
    solo un poquito mas de el.

    No habia noche en la que no fuera a la playa a esprarlo, se quedaba desde el inicio de la noche asta el fin de la misma.

    Y dice que el es un angel de cristal
    que la ilumina cada noche y que
    con ella suele pasear, el se conforma
    con mirarla, ella no sabe que a su lado
    esta el que nunca la abandonara...
    ...su amor por siempre vivira

    -Mi Angel, se que estas aqui, no te puedo ver y aunque aya perdido mis poderes...- unas lagrimas escapavan de sus ojos-...aun puedo sentir que estas con migo, puedo snetir tu calida mirada.

    Puede sentir los abrazos
    de la briza del mar
    como se los daba el.
    La luna no quiere verla llorar,
    cierra los ojos y suspira a la ves.

    -Sabes?, no se porque te abras ido, pero puedo sentir que tambien estas sufriendo como yo.

    -No Mi Cielo, sufro mas que tu, alpoder verte y no poder tocarte, al poder oirte y no poder habalrte- pensaba el triste angel tras ella, pero que no podia ser visto.

    Y sentada en la orilla ,
    escribe versos dedicados a el
    muy temblorosa al terminar
    le marca un beso en el papel.

    -Inuyasha, te amo y nunca dejare de hacerlo- al terminar de decir estas palabras, mando un beso al aire, el angel volo hacia el frente para poder atrapar ese pequeño e imaginario beso, pero que provenia de ella.

    Y dice que el es un angel de cristal
    que la ilumina cada noche y que
    con ella suele pasear, el se conforma
    con mirarla, ella no sabe que a su lado
    esta el que nunca la abandonara...
    ...su amor por siempre vivira

    En el momento que Inuyasha atrapo ese pequeño beso una bella luz blanca lo ilumino, Kagome no podia creer lo que veia, enfrente de ella estava Su Angel, Su Inuyasha, se puso de pie y se aserco a el, pero en el momento que intento tocarlo se escucho una voz.

    Y dice que el es un angel de cristal
    que la ilumina cada noche y que
    con ella suele pasear, el se conforma
    con mirarla, ella no sabe que a su lado
    esta el que nunca la abandonara...
    ...su amor por siempre vivira...
    ...por siempre vivira.

    -Hijo mio, que fue lo que te dije?

    -Perdon Padre, no puedo esta lejos de ella- la abraza como hacia tanto tiempo queria hacerlo- ella es mi felicidad, es Mi Cielo, la amo.

    -Eso lo entiendo, lo entendi dese que te veias mas feliz, mas animado y mas bondadoso, pero dime, que fue lo que te dije?

    -Que no podia estar con ella, que era un pecado lo que cometio, se enamoro de mi y yo de ella.

    La voz sono con un tono dulce- No Inuyasha, yo te dije que siendo un angel no podias estar con ella.

    -Eso quiere decir, que si Inuyahsa fuera humano?- pregunta Kagome esperanzada

    -Asi es hija mia, si fuera humano no habria pecado y podrian estar juntos.

    -En ese caso- Inuyasha dejo de abrazar a Kagome y dio un paso al frente- Señor en tu infinita misericordia y bondad te pido por favor que me regerses a la vida, que me conbiertas en humano para poder estar con la mujer que amo.

    Una inmensa luz blanca salia del cuerpo de Inuyasha y lo elevo por los cielos, se envolvio a si mismo en sus alas y comenzo a transformarse en un humano, bueno casi. Kagome por su parte fue rodeada por una luz rosa haciendola recuperar todos sus poderes espirituales.

    Tres años mas tarde...

    Inuyasha hera un Doctor muy reconocido, el junto a su esposa trabajaban en el Hospital Shikon, hera un hombre de largos cabellos negros, ojos dorados y buena condicion fisica, todos los dias antes de regresar a su casa en la playa el y su mujer pasaban a comprar un pequeño regalo paar su hija Saya de dos años de edad.

    -Papito Inuyasha, mami Kagome- grita la pequeña Saya al correr a los brazos de sus ahora padres.

    -Saya, aun recuerdas atus otros padres?-pregunta Kagome con una sonrisa.

    - Si mami Kagome, aun lo hago, papito Inuyasha me prometio que no lso olvidaria aunque aseptara reencarnar.

    -mmm, muy bien, eso es bueno, mira toma te trajimos un juego de Doctor- entregandole el jugete.

    -Gracias mami Kagome.

    Mientras ven como su hijita va a jugar al patio, Inuyasha abraza a Kagome por la cintura desde atras recargando su cabeza en el hombro de ella.

    -Eres feliz Mi Cielo?

    -Claro que si Mi Angel- dandole un tierno beso en los labios.

    -Papito Inuyasha!! quieo ir a volar ya es de noche!- grita Saya desde la orolla de la
    playa.

    -Anda ve, diviertance.

    -Esta bien- le da un beso fugaz en la frente- no tardamos

    Inuyasha corre hacia Saya y aparesen un par de alas blancas en su espalda, toma a la pequeña de las manos y la eleva, al estar a una altura pridente la suelta y Saya aparece sus propias alas.

    Kagome desde la cocina prepara la cena y los opserva desde la garn ventana - Gracias Señor, por permitir que un angel y una humana esten juntos.

    Varios años pasaron , Kagome e Inuyasha ya an muerto, pero en el cielo son un par de angeles que se aman como el primer dia que se confesaron su amor, ya que su amor....
    ... su amor por siempre vivira.

     
    fin


    Ojala aya sido de su agardo asta, pronto bay, bay, cuidense n .n las quiero
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Que lindo fic, me gusto mucho fue muy tierno, y no me parecio para nada cursi, tuviste algunas faltas de ortografía pero ya explicaste la razon y además la historia esta tan bonita que ni me fije, espero sigas escribiendo así, te felicito.
     
  3.  
    inu

    inu Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    7 Mayo 2010
    Mensajes:
    34
    wwaaaa!!! me encanto! xD estuvo super tierno! me sorprendio que aun tuviera alas jeje es como si tuviera sus orejitas verdad? osea es un hanyou jejej me gusto cuando se la paso suspirando el numbre de kag que lindo >.< y kag es super abusada savia q inu la engañaba con su forma humana y q tierno actuo inu con la bebe le urje uno hijito jajajaja eso si kagome quiere >.< (perver ¬¬') amiga m encanto si uviera conti t esperaria tu conti ( da! ovio >.<) y gracias por avisarme bueno m despido cuidat sayonara
     
  4.  
    SARA BUTLER

    SARA BUTLER Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    11 Enero 2009
    Mensajes:
    79
    Pluma de
    Escritor
    me encanto tu oneshot luna, es tan tierno y a la vez me recordo a la pelicula "un angel enamorado" con nicolas cage, no se si las viste. Bueno, la manera en que narras me gusta, dejas bien en claro todo y no tienes errores de ortografia; cuidate mucho y feliz 2011
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso