1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Memorias

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Arita Hayes, 16 Junio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Arita Hayes

    Arita Hayes Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Enero 2012
    Mensajes:
    7
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Memorias
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    734
    Aquí simplemente voy a narrar algunos momentos de mi vida, relatando sobre lo que no quiero olvidar, por ejemplo cómo conocí a mis queridos amigos, entre otras cosas. Voy a describir cada uno de estos mientras los retenga en mi memoria.

    Capítulo 1: Mi mejor amiga, casi hermana.

    Era el primer día de clases, comenzábamos sexto grado. Nuestra escuela, inmensa, tenía para cada año dos o tres divisiones. Me tocó quedarme en sexto grado primera división, junto con otros compañeros de años anteriores, todos rostros conocidos a excepción de uno, una persona que era totalmente nueva, nueva en el curso, nueva en la escuela y nueva en la ciudad; su nombre Zoe, ella acababa de mudarse hace unos días aquí en la ciudad. En ese primer día fue bastante tímida, nadie la conocía bien y ella no conocía a nadie. Había llegado la hora del recreo y todos salimos entusiasmados, todos menos ella que se había quedado sola en el aula. Yo me encontraba con mis amigas en camino al kiosco del establecimiento para comprar algo pero, antes de llegar a ese lugar, recordé que no traía conmigo mi dinero entonces me detuve y sola me dirigí a buscarlo.
    Cuando entré Zoe seguía en su mismo lugar, fui hacia mi asiento, tomé el dinero de mi bolso y estaba a punto de irme pero me acerqué a ella y le pregunté muy curiosa...

    — ¿Por qué no sales a fuera? —
    —No quiero salir— Respondió.
    —Pero aquí estas sola—
    —Sí pero, igual, no quiero salir— Dijo un poco apenada.
    —Bueno—Pensé— Y ¿Quieres que te acompañe? —
    —Sólo si tu quieres eso—Sonrió.

    Sin nada más me quedé, sin antes presentarme, me agradó su forma de ser y al parecer yo no le caía mal, nos pasamos el resto de ese día juntas y también el que le seguía a ese, para el final de la corriente semana Zoe estaba, casi, completamente integrada. Ya a dar comienzo la segunda semana lectiva, a la salida nos fuimos juntas caminando en dirección, cada una, a su propia casa y al acercarnos a tal lugar nos dimos cuenta de que no era mucha la distancia que nos separaba, no nos quedábamos lejos una de la otra ni mucho tiempo ya que nos habíamos tomado un poco de cariño pero, no solamente yo, luego de un tiempo después, ella era una más de nuestro grupo en la escuela, entre todos siempre nos llevábamos bien o regular debería decir. Hasta ahora que han pasado años, tres en realidad, desde que nos conocimos somos muy buenas amigas, nos confiamos todo y también nos aguantamos. La considero una hermana por apoyarme, sacarme buenas ganas y también por el hecho de que nacimos el mismo día, al concurrir ya tanto tiempo nuestra amistad se fue fortaleciendo más y más. Ya veremos este año cómo festejamos nuestro cumpleaños. Es muy fácil ser amiga suya es bien simpática, debo decir que gozo mucho su compañía siempre, si no fuera por el hecho de que su familia se mudara a mi ciudad no la hubiera conocido nunca. Para describirla puedo decir que es atlética y femenina, de cabello oscuro y grandes ojos, tiene personalidad y un hermano llamado Zac con el que fantaseo muy seguido él es un chico bien atractivo del cual siempre me gustó. Tengo con él una historia un poco interesante y breve pero historia después de todo y al fin y al cabo, que si se puede decir no está conclusa aún, dejemosla "reanudada" para que de seguido pueda comentarla.

    — ¿Con que sigues gustando de mi hermano Ari? — Aparece Zoe por detrás con una picara sonrisa.
    — ¿Qué? ¿Yo? ¿Qué cosa? — Negando con la cabeza. — ¿Qué dices? —
    —Sólo lo que veo — Afirmó para luego reír.
    — ¡Ya no me gusta más! — Reproché de inmediato — Bueno... eso creo.— Dudé al final.
    — ¡¡Lo sabía!! Siempre lo sospeché, además, se te nota a kilómetros —
    — No lo sospechas, yo te lo había dicho. — Suspiro — No debo contarte estas cosas. —
    —No puedes hacer eso — Muestra su lengua — Somos amigas y eso va contra tu naturaleza. — Sonríe un poco burlona.
    —Bueno en eso sí tienes razón pero, sólo hasta ahí—
    —No parece. — Ríe.

    Continuará...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Arita Hayes

    Arita Hayes Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Enero 2012
    Mensajes:
    7
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Memorias
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1965
    Capitulo 2: Conociéndonos.

    El día en que conocí a mi amor platónico, por así decirlo, aquel primer chico que mucho me gustó y hasta ahora sigue gustándome, además, se podría decir que fue el primero del que me enamoré de verdad. Retengo siempre en mi memoria cómo fue que lo conocí y cómo fue que todo pasó, así que comenzaré este capitulo contando ese momento.
    Fue justo unos días después de haber conocido a Zoe, hace tres años. Estábamos saliendo de la escuela un viernes a la tarde, y era la primera vez que me invitaba a su casa, obviamente no dude en aceptar. Íbamos juntas caminando y charlando simples cosas mientras nos dirigíamos hacia allí con poco camino por recorrer para llegar, tan tranquilas, despreocupadas y disfrutando del final de la semana, hasta que de la nada e inesperadamente escuchamos...

    — ¡Zoe! ¡Zoe espera! — Gritó un chico a lo lejos mientras que corría hasta nosotras.
    — ¿Y eso? ¿Quién es? — Interrogué de inmediato un poco confundida por esa persona.
    — ¿Qué? Ah, sólo es mi hermano mayor que seguramente debe querer algo. —Dijo resignada al respecto y totalmente tranquila.
    — ¿¡Hermano!? — Cuestioné sorprendida ya que me encontraba, aún, confundida.
    — ¡Hola! —Saludó al alcanzarnos— ¿Se van para casa? — Sonrió al final.
    —Sí, así es, Zac. —Afirmó Zoe, para luego preguntarle— ¿Por qué? ¿Querías algo?—
    —Quería saber eso nada más, porque yo también estoy por ir y con unos amigos. — Dijo señalando a unos tres chicos que se encontraban más atrás en la acera y venían aproximándose hasta nuestra posición.

    Realmente, en ese momento, quedé plasmada y algo atónita pero, por dos cuestiones. La primera: El saber de su hermano ya que nunca me lo había imaginado, eso sí me sorprendió. La segunda cuestión: Ese chico, no lo entendía entonces y dudo que en este instante lo entienda pero, algo en él me llamó mucho la atención además de, atraerme. Así, yo, me mantenía en ese momento mientras Zoe y su hermano...

    —Ok, ¿Qué hay con eso? Por lo que veo no me estás pidiendo permiso— Aclaró retándolo.
    —Pff.. No, es que nos vamos a quedar atrás en el patio ¿Entiendes? — Y la sonrisa que poseía se incrementó en su rostro haciendo que la cara de Zoe cambiara.

    Justo precisamente ahí, hubo un rato de silencio y unas fijas e intensas miradas entre los hermanos hasta que esto fue interrumpido por una advertencia para mi que surgía por parte de Zoe, la cual un poco alterada me decía: Mejor, Ariana... ¡¡Corre!! ¡¡Vamos, corre rápido!! ¡¡Tenemos que llegar antes que ellos!!
    Totalmente desprevenida me puse en marcha detrás suyo, le hice caso a todo lo que me dijo e intenté seguirles el paso sin darme cuenta de que me estaba involucrando en una carrera en la que todos participábamos tanto Zoe, como Zac y sus amigos, y yo además de no tener bien en claro el propósito ni el objetivo de mi emprendimiento. Después de que ya habíamos corrido un largo trecho, los hermanos que nos encabezaban y dirigían, hicieron que cruzáramos la calle, y al cruzar, ambos se nos adelantaron completamente terminando por entrar a su propiedad arrasando con todo en su camino y olvidando a sus invitados a fuera por razones que, nosotros, no sabíamos ya por el hecho de no entender muy bien lo que estaba pasando, sólo nos quedamos en la entrada algo confundidos yo, dejada de lado junto con tres muchachos que ni siquiera conocía, habíamos alcanzado a visualizar como Zac y su hermana se introdujeron en su casa velozmente, pasando por una gran puerta principal de vidrio, la que también nos permitió observar a ambos dirigiéndose rápido hacia el fondo de la casa hasta que logramos perderlos de vista.
    Luego de esa escena, se pudo ver a una mujer cruzar de un lado a otro desde dentro de la casa a la cual obviamente le llamó la atención como cuatro desconocidos para ella, se mantenían en la entrada de su hogar, entonces así se acercó hasta nosotros y nos invitó dulcemente a pasar. Después de que aceptamos su invitación nos indicó donde ir para encontrar a los "perdidos" anteriormente nombrados, seguidamente obedecimos a las instrucciones que nos había comentado. Caminamos por la gran bonita casa hasta llegar junto a otra puerta corrediza también de vidrio que separaba el interior con el exterior de la casa, o sea el patio trasero, uno bastante grande donde en el fondo se encontraba una mesa de jardín justamente de bajo de un alto árbol y del otro lado un camino marcado con piedras que van desde la salida de el garaje hasta una parrilla. Al introducirnos pudimos ver como, en una de las dos banca que se ubicaban al lado del árbol junto con la mesa, Zac y Zoe jugaban un "tira y afloja" por ocupar ese dicho lugar al mismo tiempo que discutían alcanzando a contradecirse por quién había llegado primero allí. Seguido de todo esto se escuchó a la madre de ambos enojada gritar y también regañarlos por lo que hacían dándoles así como castigo la orden de compartir ese espacio, sus palabras exactas que aún recuerdo fueron: "Los dos van a quedarse aquí, van a compartir y se comportaran como buenos hermanos que se supone que son, ahora tengo que atender un asunto arriba así que no hacen desastres, Zac." Esta frase sigue sacándome una sonrisa al recordarla, especialmente por la última parte.
    Así, no les quedó otra opción más que cumplir con lo que había dicho su madre de una manera que se dieron por vencidos, aunque no dejaron de discutir por un rato y siguieron con el asunto..

    —Es tu culpa—Se escuchó reprochar a Zoe mientras que se mantenía molesta.
    —No, mi culpa no es, ¿Ok?... Mejor voy a buscar algo para beber— Terminó agregando para luego marchar hacia la cocina donde preparó una jarra con jugo.
    En eso, mientras tanto que Zac se encontraba en la cocina, todos quedamos en silencio hasta que uno de los muchachos, el cual estaba posicionado en frente mio, lo interrumpió preguntando a Zoe lo siguiente...
    —Tu—La señaló— ¿Eres la hermana de Zac? ¿Desde cuándo?— Entonó de un modo tal que aparentaba estar desconcertado.
    Zoe asintió con la cabeza y luego agregó burlonamente—Desde que nací, o eso creo ¿Por qué la pregunta?—
    —Es que lo conozco desde hace años y nunca me dijo eso, además de que también nunca se me habría ocurrido— Se defendió y rascó su cabeza con una mano.
    —Exactamente lo mismo me pasó, desde que conozco a Zoe no había nombrado jamás a un hermano mayor—Coincidí.
    —No me habías preguntado, Ari— Añadió riéndose— ¿Cómo es eso de que lo conoces hace tanto tiempo? Si a pasado poco desde que vivimos aquí— Siendo, ahora, la desconcertada ella interrogó al desconocido.
    —Sí en serio, lo conozco hace muchísimo y él también—Señaló a su compañero que era uno de los dos ausentes en la conversación. En ese momento el nombrado aparece nuevamente ya con la bebida lista.
    —Traje lo que tomaremos— Anunció acercándose.
    — ¿En serio?—Exclamaron los tres jóvenes un poco sarcásticos molestando inocentemente a Zac.
    — ¿Zac?—Lo llamó Zoe mostrándose dudosa— ¿Cómo los conoces?—
    — ¿No te acuerdas que antes veníamos de vacaciones a esta ciudad? —Se acercó a la mesa y bajó lo que traía.
    —No, mmm... La verdad muchas cosas no recuerdo. —Respondió.
    —Bueno, eras muy pequeña y además fue hace mucho tiempo, por eso— Dijo a la vez que servía el jugo en los vasos para cada uno.
    — ¿Cómo es eso? — Me entrometí con mucha curiosidad por el asunto, luego tomé uno de los vasos con bebida.
    —Sí, antes nos quedábamos en vacaciones aquí y como tres meses, porque recuerdo que veníamos en diciembre y volvíamos a nuestra antigua casa en febrero, creo. — Se mostró pensativo para luego dar un sorbo a su jugo, encontrándose recostado por el árbol cercano.
    — ¿Tanto tiempo? — Volví a interrogar.
    —Sí, esas eran nuestras vacaciones— Siguió pensando.
    — ¿y por qué? — Interrogué aún más.
    — Por nuestros abuelos —Contestó.
    — ¿Ellos viven aquí? — Volví a preguntar sin que mi curiosidad sea nula.
    —Sí, nuestros abuelos de parte de padre. —De modo serio contestó.
    — ¿Y de parte de su mamá? —
    — Viven en la otra ciudad — Respondió.
    — ¿Y por qué se mudaron aquí? —
    —Por ellos y por nuestro papá. — Siguió del mismo modo.
    —Pero... — Fui interrumpida antes de poder terminar lo que iba a decir.
    — ¡Ari, nos volverás locos con esas preguntas sin fin! — Interrumpió Zoe medio sorprendida y con su vaso en la mano.
    — ¡Ups!.. Lo siento, soy un poquito curiosa. — Me sentí apenada.
    —Esta bien, amiga, si eres un poquito curiosa sólo eso— Fue mintiendo al responder, lo supe porque Zoe siempre dice que soy lo contrario.
    —Oye pero, sigan contando nos dejan intrigados a todos— Añadió el chico de cabellos color castaño, jugando con el refresco.
    —No, no... Si Ari sigue preguntando no acabará jamás, además de que hará que el tema se vaya por las ramas—Aclaró Zoe queriendo decir que no se centraría el asunto—Y, se supone que tienes que contar cómo los conociste, Zac. —
    — ¿Gracias? —Sentía un aura negra sobre mi.
    —No te ofendas, sabes que es cierto si hasta los profesores lo dijeron— Informó.
    —Sin comentarios. — Mi excusa por esto es que así de esta manera aprendo mucho mejor en la escuela y es que no lo puedo evitar me sale del alma.
    —Bueno, ya cuéntame cómo los conociste y deja de dar vueltas al asunto que no me gusta el suspenso—Lo retó Zoe un poco caprichosa.
    —Te comportas como malcriada y... ¡Ah sí! Sólo conocí a Dani y Max en el parque el de aquí cerca, con Maxi somos amigos recientes—Contestó rápidamente al observar cómo lo miró Zoe.
    — ¿Se fijan cómo nos presenta? Es un tonto, voy a mejorarlo. Yo soy Daniel, él es Maximiliano y él también se llama Maximiliano pero a mi me dicen Dani y a este chico alto de aquí Max, justamente por eso porque es alto, en cambio, al enano lo llamamos Maxi para diferenciarlos más— Explicó de buena y simpática manera Dani, mientras que los citados no formularon palabra.
    —Mucho gusto. —Saludamos juntas con Zoe.
    — ¡Oye! Respeta a tu mayor bebé— Chisteó Zac haciendo un extraño gesto queriendo defenderse y provocando que nos riéramos un poco.
    —Bueno, déjate de juegos y sigue la historia— Insistió el pequeño Maxi.
    — ¡Cierto!... —Pensó agachando la mirada— Ustedes tenían entre cuatro y seis años y yo unos más, estábamos de vacaciones y todo el tiempo lo pasábamos aquí en esta misma casa, ya que sólo la ocupábamos para eso, y como para mi eso era aburrido un día me llevaron o me escapé, no recuerdo, al parque y me junté con un gran grupo de chicos para jugar y así los conocí a ustedes. — Al terminar de hablar hecho sobre la mesa su vaso vacío.
    —¡Sí!.. ¿Te acuerdas que todo el tiempo estábamos juntos? No nos separaban un rato siquiera. —Comentó Dani sonriendo.
    —Ajá.. Los tres—Incluyó a Max— por poco y vivíamos juntos. —
    —Se acercaban esas fechas, Zac llegaba y nos juntábamos. Se terminaba el tiempo, Zac se iba y al año siguiente regresaba para buscarnos.—Dijo Max, dando conversación por fin y todos estuvieron de acuerdo.
    —Pero, ahora que recuerdo, un día no volviste nunca más. —Agregó, desentendido Dani.
    —Sí, esa había sido la última vez. —Dijo marcando seriedad en el tema.
    —Pero, ¿Por qué fue la última vez? — Sospeché algo.
    —Zoe tenía siete cuando tuvo el accidente aquí, después de eso no volvimos y las vacaciones las pasábamos conociendo otros distintos lugares —Agachó la cabeza.
    — ¿Cuál accidente? —Sugerimos todos, a excepción de Zoe que se mantenía en silencio. La noche estaba cayendo y un silencio dominó el momento.

    Continuará...
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    alexxMS

    alexxMS Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    13 Agosto 2011
    Mensajes:
    75
    Pluma de
    Escritor
    Me atrae mucho esta historia aunque la nota un poco seca, tal vez le falta un poco mas de espiritu por lo menos en la narracion. Me gusto y creo que fue bastante bueno el gancho al final que nos mantiene al tanto de lo que pasara a continuacion.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    lezumaki

    lezumaki Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    26 Septiembre 2011
    Mensajes:
    13
    Pluma de
    Escritor
    woooooooooo arii en primer lugar dejame decirte que tienes una memoria fotografica jajajjajaaj me gusta tu forma de narrar es muy buena pero en las partes donde se preguntan creo que confunden un poco tienes que hacerle enfasis en esas partes del resto todo bien jajajjaj
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Tributo

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,719
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bueno, gracias por invitarme.
    Tu forma de narrar es buena, nada más cuida el dedazo. La verdad como que me confundí, pero luego me enderezare :P ok, jejejejeje, espero digas como vas, eres muy buena en esto, nada más narra un poco más el escenario.
    Avisame de la conti
    Natsuo-ch@n te kiere!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    LaVampira de Lobito

    LaVampira de Lobito Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2012
    Mensajes:
    39
    Pluma de
    Escritora
    Esta historia me gusta mucho tanto la narración y los personajes *O* gracias por invitarme arii-chan tkm y sigue así ademas de que me hizo reír xD (el porque solo yo se :3) ademas los personajes me gustan mucho y mas que todo es amor platónico n_n quiero conti quiero conti :3
    Besos y abrazos para ti tkm arii-chan!!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso