me secuestro pero Lo Amo

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Ana inukk, 10 Julio 2012.

?

les gusta??

  1. mucho

    2 voto(s)
    100.0%
  2. no

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Ana inukk

    Ana inukk Adicto

    Libra
    Miembro desde:
    14 Abril 2012
    Mensajes:
    2,432
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    me secuestro pero Lo Amo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    996
    Hola, me he decidido: retomare esta historia empezando por editar los capitulos existentes... Me guataria que comentaran y asi poder saber si les agrada esta idea, si todavia creen que le falta diganlo así la editare hasta que logre lo que verdaderamente deseo de este fic. Gracias por leerme.

    Buenas tardes, soy Anabel Da Corte y a los 16 años soy una devota feligresa de una iglesia católica en las cercanías, tengo el cabello rubio y ojos azules. Hoy es domingo, me dirijo a mi congregación para la eucaristía.



    —Voy tarde, no debí haberme quedado conversando— me reprocho en voz alta, acelerando el paso; hasta que siento como alguien pasa sus brazos por mi cuerpo, estrechándome contra el suyo dándome cuenta de que… Es hombre, —Dios me libre de pecado alguno— es lo primero que pienso al darme cuenta de su hombría y de sus manos en mi rostro dándome somnolencia para luego caer dormida tirando la biblia de mis manos, por lo que pido perdón inmediatamente antes de caer en la inconsciencia.



    Abro mis ojos desperezándome pero de pronto recuerdo lo que pasó. — ¿Dónde estoy?— digo al lograr abrir mis ojos del todo y darme cuenta de que no reconocía el lugar. —Dios mío ¿Qué hago aquí?— es mi siguiente comentario al despertar del todo y detallar el sitio.

    Un amplio departamento sin paredes divisorias, pintado de blanco y muebles negros con detalles azules, al fondo a la derecha se ve una cocina empotrada en mármol mientras que a la izquierda un gran hogar se alzaba rodeado de muebles también negros.

    Yo estoy sobre una amplia cama matrimonial con sabanas de seda negra, cuando intento levantarme un mareo me hace recostarme nuevamente y siento un bulto a mis espaldas, —¿Qué es esto?— me pregunto a mi misma al notar que se mueve y al destaparlo.


    — ¡Ah, un hombre!— grito al detallar la figura a mis espaldas, él abre sus ojos perfectamente dorados y me dedica una sonrisa cuando ve el temblor de mis manos que están sujetas a la sabana como si estas fueran una gran protección.


    —Eres muy gritona, me despertaste—me dijo aun somnoliento pero estoy muy asustada así que recurro a mis oraciones devotas, inicio el padre nuestro en un leve murmullo.

    — ¡Cállate!— contengo la respiración sin dejar de oran en mi mente ante esa demostración de furia que son sus ojos —disculpa, solo no digas eso en voz alta—yo solo asiento, no puedo hacer otra cosa—supongo que quieras que te diga que haces aquí, donde estamos o quien soy—se levanto dirigiéndose a un bar al otro lado de la habitación, solo así logro detallarlo.


    Es alto, cabello rojizo, ojos dorados, tez morena y un cuerpo bien formado, debe ser de mi edad aproximadamente (16 años), viste un pantalón negro entubado que dejaba ver su torneado trasero —Que locuras piensas Anabel— me reprocho cuando siento mi rostro arder y el parece notarlo porque se gira hacia mí con una sonrisa ladina.


    — ¿Quieres algo princesa?—iba asentir pero noto que no había más que licor en la repisa, me negué.


    —No gracias, responde por favor— le ruego con un tembloroso susurro, casi tartamudeando.


    —Bueno, primero quiero decirte quien soy y porque te traje aquí— su rostro ahora era serio, sus rasgos se habían endurecido dándole un aspecto de un hombre mucho mayor. Antes de responderme se sentó a mi lado en la cama.


    —Soy huérfano, tengo 17 años y fui explotado como “acompañante” desde que tengo memoria por la mujer que dirigía el orfanato de mi ciudad—mis ojos se llenan de lágrimas mientras que él continua —jamás he sido religioso y he hecho muchas cosas malas de cuales no me arrepiento, especialmente después de que me escape de aquel centro de abuso, de verdad necesito preguntarte muchas cosas— me quede atónita frente a su monologo —por eso estas aquí.


    No pude evitar sacar la duda que me carcomía por dentro — ¿Por qué yo?—


    —Te observe mucho tiempo Anabel, veía como sonreías y te emocionabas cada vez que sostenías una biblia, como te fascinabas con las lecturas en la iglesia y lo radiante de tu rostro cuando orabas. Yo quería ser igual a ti, sin preocupaciones y sin miedo de llegar a casa, confiar ciegamente que alguien me escucha. ¿Enserio eres tan feliz? ¿Crees que él te escuche?— su rostro se había iluminado, ese muchacho deseaba creer y entregarse a la fe pero necesitaba estar seguro que esa vida le traería la felicidad que le habían negado desde que era un niño. No pude mentirle su rostro me inspiraba tal confianza y afecto, como un niño esperando la llegada de alguien.

    —No lo sé, no conozco otra cosa, así que debo ser feliz y me debe gustar quizás me escuche, pero tal vez no—respondo todas sus preguntas con naturalidad sin apartar la mirada de sus ojos, como si lo conociera de toda la vida—esta es fue la vida de mis padres y debo seguir…— no puedo terminar la frase ya que esos ojos me penetran y me dejan petrificada, sus gestos habían cambiado ya no era ese niño ansioso sino uno temeroso de lo que le pudiesen hacer a su madre; el estaba preocupado por mí de una manera que nadie lo había estado antes.

    Me toma la mano, siento su preocupación— No pequeña, nadie nunca jamás es feliz con las decisiones de sus padres solo porque ellos sí lo son— su otra mano me acariciaba el rostro desde la sien, pasando mi mejilla y legando a mi mandíbula siempre rozando mis labios en ese vaivén que me tenia extasiada.


    Se está acercando a mi rostro atrayéndome con la mano que tenía en mi cara “muévete, no te has casado” me dije en pensamientos pero no reaccione, me sentía tan cómoda con él, ni en confesión me había sentido tan libre y llena de tanta paz; caigo en sus labios sin ofrecer resistencia, realmente feliz por primera vez.
     
    Última edición: 5 Octubre 2013
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    EN Auditore

    EN Auditore La Hermandad de Asesinos

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Mayo 2011
    Mensajes:
    926
    Pluma de
    Escritor
    Bueno mi turno, el fic tienes buena trama, pero hiciste las cosas muy rápido debiste detallar todo un poco más, sus emociones y tal vez lo que pensaban mejor, tienes errores ortográficos, pero puedes mejorar como un esnamorada que vi por ahí, pero puedes mejorar...Bueno fue un comentario rápido...

    El lobo EN...Fuera...Paz...
     
  3.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hala.... por todos los santos de la cataluña, primero me maravillas como no tienes idea, en un principio todo va de lo mejor; una buena narración, trama, una chica no muy interesante, pero con algo de buen ver para la historia, "esto es genial" pensé y luego pisas el acelerado, me confundes y, y... rayos!!! no sé como regañarte...
    Vamonos con los errores: verbos en pasado; levanto/levantó - quede/quedé, -la historia era narrada en presente; sin embargo, en algunos puntos lo hacías en pasado.
    Otros errores fueron:
    "sin dejar de oran en mi mente" -'orar' querrás decir-
    "dirigiéndose al un bar al otro lado de la..." -"a un bar", o "umbral"?-
    "esta es fue la vida de mis padres y debo seguir" -"esta és y fue la vida de mis padres, por tanto debo seguir" asi se entiende mejor la idea-
    Por favor que el proximo capitulo sea tan genial como el inicio de este, nos leemos luego, cuídate y chao!
     
  4.  
    Ana inukk

    Ana inukk Adicto

    Libra
    Miembro desde:
    14 Abril 2012
    Mensajes:
    2,432
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    me secuestro pero Lo Amo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    646
    Hola, espero que les agrade y me disculpo de antemano por cualquier error, falta o decepción.

    —lo de la boda no hay problema porque yo dejare la religión he iré a buscarlo, LO AMO—

    — ¿Qué?, estás loca, Lucifer no te llevara por su camino…— no esperaba menos de mi madre pero es decisión tomada.

    —No hay discusión, no estoy pidiendo tu aprobación—jamás he hecho algo así, pero esos ojos dorados que todavía me observan lo valen.

    —Padre hágala entrar en razón—suplica mi madre al sacerdote, que era siempre su última esperanza.

    —Dios te bendiga y acompañe hija mía, espero que el amor que sientes te sea correspondido pero por favor no te alejes de Él solo aléjate del camino que los hombres trazaron para adorarle—me sorprenden las palabras del padre pero me conforme con asentir y persinarme debido a que mi atención estaba casi completamente centrada en la ventana y esa silueta que me espera.

    — ¡Padre!—dice indignada mi madre apunto del llanto—Anabel, por favor entra en razón— me pide mi madre con lágrimas en los ojos y una mirada de rabia.

    —No tengo nada que pensar madre, retírense que tengo mucho que hacer y gracias padre—mi mama no puede más y comenzó a llorar saliendo de mi habitación, yo no me muevo ni un centímetro solo me limito a despedir al sacerdote, cerrar la puerta y abrir el ventanal de mi cuarto, notando la figura esbelta que entraba.

    — ¿De verdad te irás conmigo?—esa masculina voz que recuerdo perfectamente, emocionada y alegre pero dudosa.

    —Acaso no te basto con lo que escuchaste—le respondo todavía molesta por la reacción de mi madre

    POV normal

    —No me basta, quiero escucharlo solo de tus labios— dijo el acercándose peligrosamente a la rubia, posando una de sus manos en su mejilla.

    —Te… a-amo y me iré contigo si me lo permites—susurro cabizbaja y con voz quebrada que delataba las lágrimas a punto de salir.

    El pelirrojo la abrasa, colocando su mentón en la cabeza de la joven —Claro que te lo permito, pequeña—ella dejo de llorar y al subir la mirada se le pudo notar la molestia en sus entre cejo, lo cual preocupo al joven.

    — ¿Cómo que pequeña, si eres apenas un año mayor que yo?—el ojidorado se relajo al saber la inquietud de la fémina.

    —Sí pero tú no has vivido mucho que digamos—la rubia continuaba con el ceño fruncido por la repuesta que consiguió, acaso él la estaba rebajando, al notarlo el chico se corrigió rápidamente—Tranquila yo te enseñare todo lo que debas saber—eso la obligo a relajarse de inmediato.

    —Eso espero y… ¿Cuándo nos vamos?— los ojos de ambos se llenaron de ilusión y alegría.

    —Arreglas tus cosas, nos vamos ahora mismo—


    La sonrisa en sus rostros se hicieron más destacadas dando paso poco a poco a un beso, algo mágico e indescriptible, un simple roce que, para desgracia de la madre y otros religiosos, los haría olvidar cualquier atadura con el mundo terrenal como celestial, dando paso a un amor de dos simples humanos que así sea sin la bendición de ningún “Dios” o entidad se unirían para enfrentar a cualquiera que no los aceptara.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hola...Que pasó? entiendo que esté enamorada y que quiera dejarlo todo por él, pero al menos podrías narrar que fue lo que sucedió durante el secuestro y con respecto a eso ¿por qué la secuestró? Y ese padre, no se mucho de la religión católica, pero ¿que clase de consejo es ese? Me cuesta trabajo entender el porqué esta chica actúa asi y el pelirojo también está con el extraño síndrome de "locuras de amor a primera vista". Mi intención no es regañarte solo quiero ayudarte a mejorar tu historia.

    Fuera de eso solo noté tres faltas ortográficas. Tres verbos en pasado: susurro/susurró - dejo/dejó - obligo/obligó.
    Listo! eso es todo. chao!
     
  6.  
    Ana inukk

    Ana inukk Adicto

    Libra
    Miembro desde:
    14 Abril 2012
    Mensajes:
    2,432
    Pluma de
    Escritora
    Fue definitivamente amor a primera vista, ademas de que nadie se había preocupado por su felicidad ni mucho menos preguntarle sobre lo que sentía o pensaba; lo del sacerdote, dudo que alguno de un consejo así, pero ¡alguien tenia que estar de su lado!

    Tampoco va estar muy mal ya que él esta bastante bien económicamente (por lo visto del apartamento) y aunque ella no piense en eso sera de utilidad porque (es un secreto) Después que evalúen la actividad planeo continuarlo... Ame este amor.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Ana inukk

    Ana inukk Adicto

    Libra
    Miembro desde:
    14 Abril 2012
    Mensajes:
    2,432
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    me secuestro pero Lo Amo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    602
    Estamos saliendo de la casa, mejor dicho estoy saliendo de la casa con mis cosas, mi madre debe saber que no me vera por un por un tiempo, pero tampoco le daré la oportunidad de levantar cargos contra el que me espera afuera. Ya decidí que me iré con él, no puedo esperar a saber todo.

    La que me dio la vida está llorando en la sala, seguramente saco al padre de la casa, ella voltea mirándome con miedo y desprecio, puedo adivinar perfectamente sus pensamientos que rodean mi relación con Dios y Satán, me detengo frente a la puerta y sin girarme siquiera, me despido.

    —Te amo, no lo olvides— se que si la miro me retractare, esta es mi oportunidad.

    —Calla engendro, puedes haber tomado la forma de mi hija pero tú no eres mi Anabel— veo de reojo como aprieta una cruz en mi dirección, mi mundo se derrumba y mis pies tiemblan.

    Ya no puedo volver atrás así que salgo a paso lanzado por la puerta no sin antes azotarla ¿Cómo se le ocurre negarme? Acaso Él también me negara, ¿podría ser verdad mi posesión demoniaca? No, jamás, esto que siento es puro y limpio, no obra del mal.

    Me ha estado esperando estacionado tres calles más abajo para que por ninguna razón mi… mi… esa mujer lo viera, su auto es un antiguo, bien cuidado y hermoso convertible, no demasiado llamativo de color crema tanto por fuera como adentro, pero inundado con un aroma fuerte que percibí apenas me senté con mi maleta sobre mis piernas.

    — ¿Qué es ese olor?— dije sin poder esconder mi cara de asco.

    —Disculpa Anabel, derrame algo seguramente— asentí sin darle importancia, hasta que me sorprendió un pequeño detalle.

    — ¿Cómo sabes mi nombre?— pregunte tajante mientras detallaba nuevamente el rostro del que no pareció molestarle la pregunta.

    —Te observe mucho tiempo Anabel, veía como sonreías y te emocionabas cada vez que sostenías una biblia, como te fascinabas con las lecturas en la iglesia y lo radiante de tu rostro cuando orabas. Yo quería ser igual a ti, sin preocupaciones y sin miedo de llegar a casa— respondió con facilidad y todavía concentrado en la vía. Eso no me dio miedo al contrario me alago y sorprendió por lo que continúe con el interrogatorio.

    — ¿Por eso me secuestraste?— la referencia a ese recuerdo le causo incomodidad.

    —Esa era la única forma de hablar contigo, jamás hablarías con un hombre extraño; necesitaba acércame, hablarte y preguntarte y esa fue la única manera— se nota su miedo a mi respuesta.

    —Me alegra que lo hallas hecho, realmente me abriste los ojos—

    …—esta es fue la vida de mis padres y debo seguir…--no puedo seguir la frase ya que esos ojos me penetran y me dejan petrificada, me toma la mano, nunca nadie se ha preocupado por mi así y se está acercando a mi rostro “muévete, no te has casado” pero no reacciono a tiempo y caigo en sus labios, feliz por primera vez.
    Al separarnos pode ver una sonrisa en su rostro mientras mis mejillas se sonrojaban.
    —Discúlpame, no debí…— lo calle con otro beso mas tímido ¿Dónde se habrá ido la confianza que vi antes? ¿De dónde salió la mía? No tengo miedos, ni dudas…
    N/A: corto pero para darle continuidad vale la pena, prox. Capi terminare el FB del secuestro y comenzare el de su pasado…
    Un Beso…
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso