Self-insert Maneras de tallar una Calabaza

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por El Calabazo, 13 Agosto 2019.

  1.  
    El Calabazo

    El Calabazo Y un Cactusito* Talco's Crew El intenso lo llaman Estudiante de Edición

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,500
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Maneras de tallar una Calabaza
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1693
    Supuestamente haría algo súper sencillo para esta primera historia… y se me fueron más de 1600 palabras (?





    Maneras de tallar una Calabaza


    Es increíble, ¿saben? Han pasado más de seis años desde que llegue a este pequeño lugar… seis años de compartir momentos grandes y momentos terribles con la gente. Seis años desde que me decidí a tallar con propiedad mi identidad, la persona que quería ser.

    Seis años marcando, cortando y tallando una calabaza con colores verdosos que ha pasado por más de un cambio artístico, más allá de un cambio de colores y estilos en su vestimenta, mucho más que una simple figura o monigote. Mientras escribo esto tengo particular cuidado al tocar cada tecla con mi mano izquierda debido a un corte algo profundo que tengo en el pulgar y mi palma derecha se encuentra sucia con ligeras manchas de tinta negra debido a que el boli esta ya demasiado degastado, tengo sueño, unas enormes ojeras y el espero al café de la 10:00 a.m. impacientemente.



    Seis años de buscar mi propia identidad.

    Seis años de encontrar maneras de tallar una calabaza, que al principio, eran otras cosas…​



    Ghostface: la cara del fantasma, si nos llevamos por una traducción no literal de la palabra, porque aquello es lo que era, un fantasma, un niño que vagaba de un lugar a otro buscando donde habitar, una persona que no se veía a si mismo frente al espejo, un mocoso que en su plena pre adolescencia quería pertenecer a algún lugar, pero no podía, no sentía merecer amor siquiera propio. Lleno de resentimiento, lleno de malos pensamiento y ahora que nos sinceramos, un sentido de superioridad asqueroso contra mis semejantes. Estaba lleno de ira, mucha ira.

    Creo que esa es una de las cosas que más enmarco el final de mi infancia e inicio de la pre-adolescencia. El odio. Ese sentimiento atroz de querer, poder y herir a alguien solamente porque puedes << de forma física, más que mental algunas veces >> y sentirte satisfecho contigo mismo al hacerlo, ese sentimiento de felicidad al lastimar a otros… eso es algo que me ha costado casi cuatro años en aprender a olvidar, a dejar en un cajón allí guardado en el fondo de mi conciencia.

    Y es allí en estas últimas oraciones donde debo detenerme antes de avanzar, puestos que acabo de darles inicio al que sería mi segundo nombre.



    Spectreface: la cara del espectro.

    Es extraño decirlo, pero en cierta medida, me tengo miedo a mí mismo. Miedo de que un día alguien me lleve al límite de la paciencia, miedo de verme acorralado como un animal… tengo miedo de que se abra ese cajón y nuevamente salga a flote todo lo malo de antaño sin saber realmente si tendrá un punto de retorno.



    La diferencia entre un fantasma y un espectro es una línea muy fina dibujada sobre un puente del que no ves final, mi espectro no era para nada bueno, pero tampoco realmente era malvado, fue la mejor forma que tuve durante un tiempo de auto protegerme, los espectros son tormentos, son malos recuerdos que vienen a ti para rememorar cosas que quisieras olvidar, son pesadillas de las cuales crees no despertar.

    .

    .

    .

    Algo que nadie te dice, es que todos tienen su propio infierno y lo construyen de a poco desde que nacen hasta la fecha de sus muertes.

    .

    .

    .​



    Muchas cosas pasaron en mi adolescencia de las cuales todavía a día de hoy no he hablado con nadie, pero entonces surgió un día, una pequeña idea que cada vez se fue elaborando más con el paso de los tiempos, el primer bosquejo de lo que sería el indicador del camino a seguir.


    El creador de calabazas hacia su aparición.

    Pumpkin Maker estaba aquí, y había llegado para quedarse durante los tiempos finales de mi adolescencia.

    A lo largo de esos primeros cuatro años en el foro, mis avatar siempre tuvieron la misma temática, empezando con una ligera y vulgar foto edición de un hombre trajeado y una calabaza de un verde demasiado limón. A partir de ese primer avatar en aquel lejano 2013, fui aprendiendo de edición y dibujo digital, el diseño cambiaba entre cada versión, pero se conservaba algo todo el tiempo: La calabaza debía ser verde, siempre, sin dudarlo ni pensarlo dos veces.

    Pero la extravagancia del personaje fue lo más importante junto a la necesidad innata que llevo por hacer de un espectáculo las cosas que amo, ya no era solamente un dibujo, ya no era solamente un personaje inventado en una tarde aburrida, era una figura extraña y divertida de la cual disfrutaba montando obras.



    Porque si algo lograba diferenciarme en el foro del resto de usuarios y sigue siendo así, es mi pensamiento e ideas tan originales << bizarras, fumadas, alocadas, en palabras simples de terceros >> aparte de que convertía en todo un evento cada vez que decidía cambiar de Nick, mensajes crípticos, clave morse, imágenes que aparecían por mi perfil y desaparecían al 3er día, o inclusive hacer un avatar que llevará una única letra del nuevo nombre en grande e ir cambiándola cada dos o cuatro días…



    Sí, llegaba a ese punto solo para montar un espectáculo, porque podía hacerlo y lo hacía, sin miramientos, sin pensar realmente si alguien le prestaba atención, lo hacía para mí mismo, para mi dramatismo, para Calabazo.

    .

    .

    .

    Si el alma humana existe y esta tiene color, la mía ha de ser verde seguramente.
    .

    .

    .

    Pumpkin Maker era la forma más jocosa de burlarme de mi mismo de forma divertida, luego de estar cinco años dibujando calabazas de forma ininterrumpida y siempre haciendo cada una de ellas con todo un proceso propio de una obra dramaturga, el apodo era perfecto para mí, todo un adolescente de quince años que ya habiendo pasado por “tantos problemas” << porque ahora tengo la potestad de ponerlos entre comillas, ahora en mi joven adultez >> había encontrado un camino a seguir, había dejado de odiar y de alguna forma que todavía no comprendo ¿magia tal vez? ¿El poder del guion? Todo ese odio que sentía por mí mismo se había transformado en otra cosa, una mezcla de ego y una autoestima demasiado alta, demasiado realmente. ¿Ya leyeron la parte donde digo realizar espectáculos para cambiar de Nick no? Ahora imaginen lo que debía hacer en persona…



    Me sentía como el rey del mundo, sin importar que problema se colocara enfrente de mí, simplemente habría dos opciones o escalar la montaña… o atravesarla partiéndome la cabeza. Pero de una forma u otra, no podía ni iba a detenerme. Sin lugar a dudas fue la mejor época que he atravesado no solamente en el foro, también a nivel personal y de estudios. ¿En qué momento pensaría que llegaría a ser popular finalizando el bachillerato? Por cierto: niños, el ego es malo, mata el alma y la envenena, tomen nota.


    Luego a mis dieciocho años, luego de pasar tanto tiempo ininterrumpido diseñando y tallando calabazas, decidí parar. Decidí tomar un descanso y liberarlo de mí mismo, estaba cansado de mí mismo, estaba quemado, mis ideas se acababan, aquel río de ideas y pensamientos creativos se había secado ya hace meses, no quería aceptarlo, pero era el momento de separarme de las calabazas, mi calabaza. Por lo menos por ahora, mientras en la vida real afrontaba cierta cantidad de problemas que me llevaron a un límite y mi personalidad se fragmentaba.


    A partir de ese momento, empezaron a surgir dos nicks humorísticos, entonces The Pacman y The Papuh habían llegado al foro.

    Por un lado era todavía el mismo chico divertido, eso sobrevivía en el foro.

    Por otro lado, me carcomía y durante muchos momentos llegue a pensar que estaba sufriendo ataques de ansiedad y poco después los síntomas de la depresión empezaban a afectarme, la situación del país aplacaba mi todo, ya no podía más, mantenía dos caras distintas al mismo tiempo, y esa ambigüedad me mantuvo cuerdo bastante tiempo al mismo tiempo que sentía que se desarmaba el motor dentro de mi cabeza. De esto, solamente llegue a comentarlo a cierta persona del foro que solamente quizás, solo quizás le dé por leer esto. Si lo haces, gracias por tolerarme y soportar mis chillidos todos estos años, de verdad.



    Ahora sé que ese calabaza verde << y cierto cactus del cual lamento no escribir, porque alargaría mucho más este relato y siendo sincero, Camacho el Cactus merece ser contado aparte y con mucha más ternura >>, son mi mejor creación y por nada del mundo los cambiaria, me daría un ataque cardiaco antes de siquiera pensar cambiarles el color.


    Ciertamente vamos finalizando ya este relato, solamente queda por decir que Papuh está ya en su fase final. Ya es momento de dejar ir el chiste y abrazar correctamente mi calabaza de vuelta, ya es hora de regresar a casa correctamente.



    Existen maneras de tallar una calabaza, algunos son rústicos, otro con mucha suavidad y dedicación, de la misma forma las personas nos tallamos a nosotros mismos buscando encontrar nuestra mejor forma, buscamos mejorarnos a nosotros mismos, a tener una mejor vida, más paz, a ser felices.



    Pero ya no son como lo eran antes, la etapa oscura y tétrica de mí mismo hace muchos años que acabo.

    Mis calabazas ahora son alegres, son simpáticas, son aventureras, son asustadizas, son caricaturescas, también sobre todo muy dramáticas y les falta un tornillo, también abordan temas del fascismo…


    Todas las antiguas calabazas originales ahora se encuentran perdidas en el tiempo, lo único que queda de ellas son los recuerdos de las personas que me vieron llevarlas y mis propios recuerdos. A veces es triste pensar que perdiste algo tan preciado en el camino como tus primeros pasos, pero ¿La verdad? Siempre estarán allí contigo, siempre las llevare en el corazón y el recuerdo.



    Hay más de una manera de tallar calabazas, y dime ¿Ya encontraste la tuya?
     
    • Ganador Ganador x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Creativo Creativo x 1
  2.  
    Nel Ralph

    Nel Ralph Ganondorf Breath of the wild 2

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Enero 2019
    Mensajes:
    270
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ya lo tome la nota y mucha gracias
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador Comentarista destacado ♦ Inuno-sama ♦ Duende bloguero

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,510
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sin duda eres el rey del drama y la revolución aquí en el foro... o por lo menos les plantas debate a los del staff pidiendo talco al por mayor para distribuir en el bar que has tenido un poco abandonado, y eso ya es mucho decir... XDXD


    Tengo un vago recuerdo de estos nicks y de tus avatares... pero indudablemente si los hiciste tú debieron ser bastante reveladores.


    Nunca pensaste en usar "Ghostrider", "The Punisher", "The Dullahan" o "The Dulaján", y el más popular "Headless Horseman"?, te quedarían muy bien con la calabaza de cabeza. Una bella calabaza de color brillante y ojos luminosos.


    De este me acuerdo un poco más.


    Amigo, tienes más historia que yo, y eso que tengo más tiempo que tú aquí en el foro. Pero bueno, las circunstancias de vida no son iguales y nuestros temperamentos tampoco, así que es comprensible.

    Me has dado una buena descripción de lo que eres aquí en el foro, y aunque sé que estás algo loco me parece que eres una persona bastante sincera que ha sabido afrontar su vida con todo y depresión.
    No tengo más que felicitarte por el ánimo que siento le pones a todo pues la vida fuera del foro también debe vivirse sin más; y lo bueno es que nuestro rinconcito aquí en la red nos da algo de alivio.
    Saludos, cabecilla.
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso