Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Magia
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    5972
    Hola!!!! espero que las fiestas hayan sido placenteras y reconfortantes....
    Está inspiración me llegó durante el fin de semana y me esperé por terminarla para tenerles un regalo (atrasado) de navidad....
    Un medio especial navideño....Disfrutenlo...
    Nota: Cursiva son los recuerdos...

    Mágico

    Las ideas que cruzaban por su mente se congelaban, haría por lo menos unos siete a diez grados, no sería mucho pero no estaban acostumbrados al frío. La blanca nieve formaba una espesa alfombra en el suelo que transitaban, los arboles se adornaban a sí mismos con los delicados copos, los riachuelos tenían una débil capa de hielo formándose y el frío no era la excepción en el fondo.

    No querían cruzar palabra, un silencio incómodo se produjo desde que la chica bajo de la espalda del chico. Todo a causa de un descontento. Era curioso, la joven azabache juraba que la pasarían de lo lindo en esas fiestas, pero no, estaba sucediendo todo lo contrario…

    Con una sonrisa dibujada en el rostro se dirigía a la cabaña que compartían sus amigos y ella. Tenía una caja en manos, grande con algunos regalos y cosas festivas: comida, dulces, fuegos pirotécnicos, entre otras cosas. En su típica y extrañamente grande mochila amarilla llevaba lo de siempre: algo de ropa (abrigadora preferiblemente), el botiquín de primeros auxilios y unas tazas de ramen (con todo lo esencial para prepararlas).

    Entró muy sonriente, sus amigos correspondieron el gesto con el mismo entusiasmo, claro exceptuando al hanyou que sólo dijo “Hola”. A los chicos les explicó alegre el motivo de la caja y su contenido. El hecho de que fue convencida por su familia de ello y que había invertido mucho en eso también, sus amigos se sintieron mal por no tener nada para ella, pero el caso era dar no recibir. Muy difícilmente les convenció que no le dieran nada, aunque le fue imposible decirles que ella se encargaría de todo, insistieron enormemente en ayudarle en todo, absolutamente en todo.

    Kagome, no te entusiasmes tantoReplicó el ambarino sin darle importancia.

    ¿Y eso a que se debe?Indagó un tanto enojada y confundida. Ella tan feliz y viene el otro y le corta el plan.

    Por las montañas del este hay un problema con un demonio, nos necesitan y dudo que haya tiempo para tu “plan fiesta”Informó sin un ápice de bondad en sus palabras.

    La cara de la chica mostraba incredulidad, parecía un pez fuera del agua: abriendo y cerrando la boca anonadada. Sintió que su garganta se cerraba y su pecho se comprimía, quería llorar, pero no se lo permitiría; no dejaría que el gusto del chico se cumpliera, no señor.

    En tal caso, vamos de una vezComunicó la chica dándole la espalda al ambarino, dejó la caja en el suelo y se calzó su morral en la espalda.

    Sus amigos negaron con la cabeza ante la actitud del hanyou, y se sintieron mal por la desilusión expresada en la joven miko. Una vez fuera se despidieron de la anciana Kaede, dejando al pequeño zorrito con ella, prometiendo que llegarían pronto. Y con la promesa hecha y el pequeño convencido fueron a las montañas donde eran solicitados.

    Frunció el ceño mientras se acurrucaba sobre sí misma. Al menos tenía tiempo para pensar, el hanyou le había dejado allí mientras buscaba leña para la fogata. Suerte la de ella que su mochila estaba intacta, al menos tuvo la oportunidad de cambiarse, su ropa habitual se encontraba empapada por haber caído al río y esperaba que el hanyou se pusiera un suéter grande que ella tuvo la idea de traer y de gracia unos monos deportivos holgados, ambos en color negro.

    No le entiendoNegó con la cabeza y se dispuso a pensarEs decir, primero fue grosero, luego se apresuró por llegar a la aldea y ahora se va y me ignoraCriticó la chica al peli-plata, suspiró frustrada. Quizás conocía al hanyou más que a ella misma, pero era algo muy diferente a entender lo que hacía, desconocía sus motivos.

    Lo mejor será hablar con élSe convenció Kagome, tenía que hablar con él pero tenía que hacerlo poco a poco.

    &.

    Gruñó enfurecido, le habían tendido una trampa; bueno no era una trampa fue una broma propiciada por un pequeño, al cual le creyó. Él mismo se contradecía, normalmente rechazaba todo lo que tenía que ver con los demás, claro lo hacía si la miko insistía; pero ésta vez los papeles se intercambiaron, él queriendo ayudar pero desilusionando a la chica con su dichosa celebración no era algo que le conviniera mucho, sospechaba que era cosa de ese niño que le informo, pero todavía se adelantaba a las cosas.

    No la entiendoReplicó el ambarino mientras recogía unos leñosSiempre ayudando a los demás, ahora quiere ser algo egoísta por lo de la fiesta, y luego se enfurruña por no sé qué cosaSe quejaba el chico.

    Caminaba por un pequeño sendero que se ubicaba cerca del río semi-congelado, sus pies comenzaban a sentir la baja temperatura; frunció el seño, eso lo único que indicaba es que en poco tiempo se haría de noche, dos o tres horas cuando mucho.

    No entendía por qué había aceptado ese “trabajo” en la montaña, hubo algo en el pequeño niño que le notificó que debía hacerlo, no por ayudar, sólo por qué sí. Pensó que la joven miko se alegraría, la verdad el resultado fue todo lo contrario, la chica tenía planes y él como buen caballero, no se lo pudo decir de manera delicada; no quería destruir su ilusión de celebración pero si hubiese dicho que iría solo ella misma lo acompañaría por voluntad…<<Por las montañas del este hay un problema con un demonio, nos necesitan y dudo que haya tiempo para tu “plan fiesta”Informó sin un ápice de bondad en sus palabras>>.

    Así mismo se lo había dicho a la joven hace sólo media hora. Se sentía pésimo por los sollozos que la chica acallaba en su espalda. La impotencia y la culpa empezaron a recorrerle, miró el cielo en busca de alivio pero se acordó de algo. Su cara se desencajó, justo hoy se volvería humano y andaban en una “misión”, era un idiota por haber aceptado semejante cosa, estaba poniendo a todos en peligro por su decisión, bueno a él se le había olvidado…Sonrió algo agradecido…antes siempre se encontraba preocupado por esas fechas y nunca se le olvidaba cuando era ese día en el mes, pero ahora no tenía por qué asustarse, no estaba solo y le cuidaban, todos hacían una fogata, buscaban una cabaña o cueva para él y le protegían desde afuera…ahora tenía amigos. Todo gracias a la testaruda miko que tenía en la espalda.

    Será mejor que nos separemosSugirió el monje leyéndole el pensamientoYo marcharé con Sango y así podremos…Empezó a explicar el monje con una sonrisa…característica de él.

    Ni se le ocurra ExcelenciaEspetó la castaña agarrando con fuerza el Hiraikotsu¡Kirara!Dicho esto la gatita se trasformó, dejando ver su naturalezaNos vemos. No se peleen por favorDespidió la taijia desde el lomo de su fiel compañera, sujeto al baboso monje y le subió como pudo.

    Nos vemos mañana, en la aldeaSentenció el hanyou recobrando la marcha. La chica asintió entendiendo lo que su amigo quería hacer: disculparse.

    No comprendía la actitud de su compañero, es decir, nunca le gustaba estar por allí si no era necesario; el frío empezó a hacer mella en ella, sin importar que estaba algo enojada con él busco algo de calor en su espalda, acurrucándose más al hanyou que aumentó la velocidad, no evitó temblar.

    Inuyasha...Llamó.

    Hump…SiArticuló saliendo de sus pensamientos.

    ¿Por qué mañana en la aldea?Preguntó.

    Es más seguro así.

    ¿Desde cuándo? No le veo sentidoMeditó la chica mientras se pegaba mas al joven, en busca de calor.

    Yo si se lo veoEspetó. Ella frunció el seño pero le dejó continuarAntes de conocerlos, siempre que nevaba era más útil estar en una cueva o en una cabaña. No es sólo eso, una tormenta se avecina ó vamos a la aldea ó buscamos donde pasar la nocheExplicó el chico. No pudo evitar ponerse tenso cuando la chica lo hizo ¿Qué dijo?.

    ¿Kagome?.

    No es nadaMintió. El chico quizás no se dio cuenta pero…estaban solos, sin Miroku ni Sango, ni siquiera tenían a Shippo de excusa, y él le decía muy tranquilo “un lugar para pasar la noche”, no es que fuera pervertida pero en el presente ese tipo de cosas suscitaban malos entendido. No pudo evitar sonrojarse pero agradeció el pequeño incremento de temperatura en su rostro.

    Un olor extraño fue percibido por su nariz. Un aroma agradable pero desconocido para él, se desconcentró en gran manera. No identificó el almizcle al momento pero luego, recordando una vergonzosa conversación con Myoga se dio cuenta de que el olor era consecuencia de una reacción del cuerpo de Kagome, enrojeció al máximo y perdió la concentración en mal momento, un lago congelado estaba a sólo dos metro de ellos.

    —¡Inuyasha cuidado!—Musitó la joven viendo lo que pasaría si no se detenían.

    ¿Ah?Articuló, volteó un poco mirando a la chica.

    Al frenteSeñaló el lugar pero no fue a tiempo¡Ah!Chilló la chica.

    No tuvo tiempo suficiente de detenerse, no pudo evitar el impacto con el agua. La chica se sumergió hasta el fondo y fue en su busca nadando. Le sujeto y en cuanto estuvieron fuera respiraron agitadamente.

    Te di-dije que tuvieras cui-da-da-doTartamudeó la chica abrazándose a sí misma.

    Feh…no es mi culpaSe excusó mientras se sacudía el agua y los trozos de hielo.

    ¿Qué? Ah claro es mi-mi culpa verdadSonó sarcástica y enojada. ¡Hasta las neuronas se le congelaban!.

    Claro que lo esLe miró sin entenderTú estúpido olor me desconcentróSe defendió el chico mientras se levantaba.

    A-sí que a-apesto. Pues e-eso se-será aho-raReplicó enojada. Pensó que las cosas se estaban tranquilizando con la conversación, pero se equivocó.

    De allí en más se negó a subir en la espalda del chico, el llevaba su mochila y caminaba a la par de ella. Ya tenía súper claro que lo del demonio fue una mentira, un estúpido engaño que le costó estar contenta en la cabaña de la aldea, comiendo lo que su madre preparo y en el calor de la fogata acompañada de los chicos y del obstinado hanyou sin haber peleado. Unos brazos la sujetaron fuertemente de la cintura y estuvo dispuesta a replicar, sintió madera debajo de ella y se fijó que el hanyou había encontrado una cabaña y le dejó en esta.

    ¡Ja! Piensa que no fue su culpa. Pero...ahs…no puedo dejar que se congeleMeditó el ambarino corriendo rápidamente a la cabaña.

    &.

    Era la enésima vez que se disculpaba con la castaña que le veía encolerizada, ¡no era su culpa, su mano estaba maldita!. Caminaba detrás de la chica, siguiéndole no muy de cerca por miedo a otra manita voladora por parte de la taijia. Habían tenido mucha suerte de encontrar esa pequeña mansión justo cuando la tormenta empezaba, no fue necesario usar su “nube de la desgracia” en esa casa, los dueños les ofrecieron de buena fe.

    Excelencia, joven taijiaLlamó el hombre mayor a la conflictiva “pareja”Lo único que tenemos libre es esto…Señaló una sola habitación con un futon grande en el tatami y una pequeña mesita en donde comer.

    La joven agradeció un tanto inconforme e incómoda, no esperaba que eso sucediera, ¡se tenía que aguantar al mañoso monje, durante una noche!. Suspiró rendida, con el frío que hacía no podía sacarle, no tenía el coraje para ser cruel.

    No hay ningún problema, le estamos agradecidosParticipó el bonzo ¿No es así Sanguito?¾La chica asintió sonrojada por la mirada del señor sonriente, complacido con su estadía.

    Luego de un relajante baño se sentó al lado del bonzo a la mesa, que ya estaba lista para ser servida. Terminó de secarse su larga melena castaña y empezó a pulir con ungüento su boomerang, aprovechando la ausencia del monje que fue a bañarse meditó acerca de sus amigos…

    Ahh si tan sólo Inuyasha fuera un poco más amable…Susurró dolida. A ella le dolía que el monje estuviese de “caballero” con otras chicas pero tenía en claro que sus mañas las adoraba en cuanto sólo fuesen para ella, a él podía controlarle con una mirada y ya le había pedido matrimonio…pero las cosas entre Kagome e Inuyasha era muy diferente a la situación que ella tenía con Miroku, las cosas entre sus amigos no estaban ni declaradas, sus sentimientos eran ocultos entre ellos supuestamente al menos no con palabras ni cariño, sólo lo sabían por convicción.

    Tienes razón Sango. Inuyasha es un idiota, pero al menos ama a la señorita Kagome de verdad y no a la señorita Kikyo, a ella la quiere pero hasta ahiConcordó el monje apareciendo por la puerta y recobrando su posición antes de irse, sentado al lado de Sango.

    Eso lo sabemos tu y yoConvino ellaY la aldea, Shippo, Kouga, Akitoki y bueno todos menos ellos en verdad, supongo que hasta Kikyo lo sabía y por ello murió feliz, y Naraku lo sabe, me atrevo a decir que hasta Sesshomaru se ha dado cuenta de elloTerminó entre risas, las cosas entre la miko y el hanyou con quienes viajaba era más obvia que el hecho que el cielo es azul y sólo ellos le correteaban, al menos el hanyou lo hacía con más empeño.

    Tienes razón SanguitoConcordó el bonzo entre risas acercándose más a la joven y hermosa taijia a su ladoPero tengo una corazonada de que el testarudo de nuestro amigo tienes las cosas claras desde hace mucho…Recordó el bonzo. Una conversación que tuvo no hace mucho con Inuyasha, en donde el hanyou estaba dispuesto a confesar lo que sentía hacia la linda miko que les acompaña, que sólo estaba esperando el momento adecuadoCreo que este es el momento¾Murmuró atrayendo mas a la chica, sujetándole firmemente por la cintura.

    Miroku…Musitó mientras su rostro era cubierto rápidamente por un tono rojizo.

    Mejor pensemos en nosotros un momento, en nuestro futuroSe acercó lenta y tortuosamente a los sonrosados labios femeninos, un roce, sólo un roce hizo falta para dar paso a un delicado encuentro entre las dos almas anhelantes de más. La fémina dio paso a un delicado encuentro de sus lenguas degustándose el uno al otro con devoción. Siguieron con los cortos y tiernos besos hasta caer dormidos en el futon, fueron acogidos por los brazos de Morfeo y se sumergieron en el mar de emociones evocadas por ellos. Una acción vale más que mil palabras, imagínense lo que vale un centenar de besos.

    &.

    No se quejaba, el frío ya no hacía de las suyas sobre su cuerpo. Le agradecía a Kagome el haber tenido esa ropa extrañamente cómoda que llevaba puesta, pudo dejar de sentir escalofríos gracias a la fogata y la vestimenta proveniente de la época de la miko. Sintió como ella se levantó y fue a buscar algo en la mochila le miró de reojo y se cercioró de que eran las cosas para preparar ramen; detalló a la joven que tenía cerca de él, era posible que hubiese pasado casi un año pero se dio cuenta de que la chica estaba en pleno desarrollo y si que le había afectado, tenía las curvas más pronunciadas y provocativas, aparte de eso podía sentir el tamaño de sus pechos cuando viajaba en su espalda, habían crecido de eso no tenía duda.

    No sólo sus cambios físicos le sorprendían en la joven miko, su poder espiritual había aumentado considerablemente desde entonces, le consideraba una oponente digna y de temer *Con el carácter que tiene cualquiera le teme* pensó sonriente. La chica tenía un gran sentido de justicia y siempre se lo hacía saber a los demás, defendiéndole era una de las maneras más efectivas y cuando le regañaba también demostraba esa convicción, está completamente seguro que las cosas que Kagome realizaba eran de corazón, con una convicción tan grande como su corazón *Un corazón capaz de amarme* Sentía que no la merecía y tenía miedo de perderla, estaba al tanto que era egoísta por quererla sólo para él cuando allá al otro lado del pozo tantas personas añoraban su secreto, era egoísta, no quería dañarle ni causarle mal, por eso se comportaba como se comportaba, grosero, esquivo, insensible…

    …No lo hacía con esa intención, quería que Kagome lo odiase por ello y se marchará de una vez, pero las cosas no salían como él quería no tenía derecho a tenerla, no merecía todo el amor que le ofrecía…pero por una vez dejaría de pensar un poco en las consecuencias, no quería dañar mas a la linda miko con su indecisión , ya se liberó de una promesa, ahora tenía que intentar ser feliz, por su padre que murió cuando él nació, por su madre que siempre quiso eso para él, y por el mismo, por ser feliz junto a Kagome, sería el único capricho que se permitiría, se arriesgaría por la cosa más poderosa que esa jovencita de mirada achocolatada le enseño…lo haría por amor.

    TomaOfreció la chica un poco de ramen. Le tomo gustoso y la miró directamente a los ojos, un contacto que fue interrumpido por el silbido de la olla donde Kagome calentaba el agua para la noche.

    Buen provechoDijeron al unisonó antes de empezar a comer. El chico termino su porción y quedo con hambre, la joven le ofreció la mitad de la suya ya que estaba llena y le tomo algo apenado.

    Inuyasha, te quiero preguntar algoComunicó mientras tomaba los recipientes desechables.

    Claro, te escuchoConcedió el ambarino. Su mirada se perdió en la ropa que tenia la chica puesta. Una remera de manga larga de color lila, un pantalón corto que le llegaba a medio muslo de morado, nada cubría sus pies por estar, lo que se ponía en ellos, mojado.

    ¿Por qué te comportaste así?Indagó, no vio reacción por parte del chico y continuóFuiste muy grosero en la mañana y quiero saber el porquéConcluyó clavando su mirada achocolatada en él.

    No lo séSimplificó. La verdad no sabía el motivo, le gustaba cumplir algunos caprichos de la chica, pero en la mañana dijo eso sin pensar.

    Tienes que saberloReplicó sintiendo una opresión en el pechoSi tú no lo sabes ¿Quién lo sabe? KikyoEscupió dándole la espalda enojada, se dio cuenta de que había cometido un error al decir eso y lo peor es que lo dijo en noche buenaYo lo…

    No lo sientasHabló en joven. Se dio cuenta de todo el daño que le causaba al oír su voz quebrantadaNo te culpes por lo de KikyoRecordó. Le dolió que ella se haya culpado en un principio por la definitiva muerta de la sacerdotisa, cuando nadie tenía la culpa…bueno quizás…

    Si yo no me culpo tú tampoco lo harás. Hay que acabar con Naraku y así las cosas mejoraranAnimó la chica hablando bajo pero lo suficiente para que el chico le escuchara, apenas.

    No es NarakuGarantizó el chicoVen aquíPidió palmeando un lugar al lado de él. La chica lo hizo sin dudar y eso le rectifico y animo a seguir con lo que tenía planeado.

    ¿Si?Una vez sentada a su lado le miró fijamente, su youki estaba disminuyendo y eso de cierta manera no le asustó. La verdad se extrañó, lo que hizo fue pegarse más a él.

    Lo que hablemos de aquí en mas será sólo tú y yoCondicionóNada de perla, nada de Naraku, ni Kikyo, ni Kouga, nadie absolutamente nadie, menos Sango y Miroku ¿Entendido?Ella asintió ansiosa¿Sólo nosotros?.
    Sólo nosotrosAccedió a la condición impuesta.

    BienSuspiró un tanto nerviosoLo de esta mañana, no tengo ni la mínima idea de por qué accedí a lo de las montañas y mucho menos por que trate así.Explicó, la chica le miraba expectante de más.

    ContinuaLe alentó.

    El hecho de que me comportará como un patán, “ignorando” lo que sentías fue algo que hice a propósito Kagome. Quería que me odiaras, que me despreciaras como todos los demásLa chica le miró evidentemente molesta.

    ¡Yo no puedo odiarte! Y menos por lo que lo demás lo hacenEspetóEres un hanyou ¿y qué? Eso te hace una excelente persona, por eso vives lo mejor de los dos mundos, eres fuerte por tu sangre youkai y tienes la capacidad de luchar por lo que deseas sin importar que estadísticamente sea imposible, eso es tu lado humanoHablaba con decisión y algo de enojo en su vozAdemás si eres un hanyou eso quiere decir que eres la prueba más grande del amor que se profesaron tus padres, eres el fruto de ese amor Inuyasha, eres una bendición…Y si, eres un hanyou debes de estar orgulloso de elloSujetó delicadamente el rostro del hanyou y le vio con ternuraY sí con este casi año que hemos pasado juntos, no has entendido eso, te lo seguiré recordando hasta que lo digas a diario, eres especial, eres único, eres Inuyasha ni más ni menos, y con eso a mí me bastaSentenció mirando como los ojos del chico se ponían vidriosos y también los de ella tuvieron ese efecto.

    Por eso Kagome, por eso…Empezó a decir el chico, una lagrima de alegría le recorrió el rostro y no tenía miedo de expresar eso ante la chica, menos con lo que le acababa de decir. No podía si quiera pensar algo mal de ella, era tan pura, tan ella, sólo ella le veía así por eso lo diría…Se sintió enteramente enternecido y agradecido¡Al diablo todo!Murmuró extasiado. La joven le miró sin entender. Un gritito escapó cuando sintió a Inuyasha levantarla sin mucho esfuerzo y sentarla en su regazo.

    Le vio con la sorpresa dibujada en sus orbes achocolatadas, su mirada se perdió en esa laguna dorada, en ese mar de oro fundido dispuesta a ahogarse en ellas gustosa. Esa mirada le atrapó, el chico perdió el contacto con sus ojos y bajo un poco la mirada, ya no observaba sus ojos, no, miraba ¡sus labios!, por Kami, Inuyasha quería, él quería besarla…Y sucedió unió sus labios delicadamente, con miedo a ser rechazado, estaba dispuesto a retractarse pero la chica empezó a corresponderle. Cerró los ojos correspondiendo la suave caricia, no se torno salvaje, sólo siguió su ritmo lento y apacible, un compas lleno de amor. Ambos sintieron un leve palpitar y el youki del chico desaparecer. Se separaron a falta de aire y Kagome pudo contemplar la trasformación de su amado hanyou a humano, su melena antes plateada se convirtió negra, sus ojos adquirieron un tono azul pétreo, perdió sus garras y colmillos, y por último sus tierna orejitas fueron cambiadas por unas normales.

    Por eso, Kagome, por ser como eres, por eso …te amo Agradeció que se transformo en humano en ese momento, su orgullo siempre pasaba a segundo plano y sus sentimientos tomaban partido y aplastaba a su presunción en esas noche cuando era humano y le agradecía, sino no le hubiese dicho a Kagome lo que de verdad sentía.

    Inuyasha…Musitó viéndole a sus orbes ahora azules igual de cautivantes. Sentía ganas de preguntar sobre los demás pero…<< Lo que hablemos de aquí en mas será sólo tú y yo. Nada de perla, nada de Naraku, ni Kikyo, ni Kouga, nadie absolutamente nadie, menos Sango y Miroku ¿Entendido?¿Sólo nosotros?.>> Por ello supo que lo que le había dicho era verdad, se abrazó más fuerte a él, estaba agotada y decidió dormir.

    Descansa, según lo que me dijiste mañana es navidad, no entendí, pero estaré contigo, siempre estaré contigoPrometió mientras le daba un pequeño beso en la frente, la protegería a si le costará la vida, no tenía un motivo razonable sólo…sólo la amaba.

    &.

    A través de un endeble espejo, en la víspera de Navidad, se miraba a un grupo disparejo según los demás: una taijia y un monje tomados de la mano, acompañados de una miko y un hanyou tomados de la mano también. Sonrieron conformes con el regalo que hicieron, un regalo eterno…el regalo del amor.

    Buen trabajo RodolfoFelicitó el hombre vestido de rojo, cara bondadosa y con uan risa realmente contagiosa.

    No fue nada, se lo merecíanRespondió el niño, niño que les informo al grupo de un demonio en las montañas, en un reno parlante, miró como en la pequeña cabaña todos reían, las parejas compartían cortos besos y peleaban alegres sin ninguna preocupación.

    Tienes razón. AL menos sé que creen en la magia más grande que existe…Empezó un pequeño duende, el cual fácilmente pasaba por un demonio.

    La del amorCompletó en señor bombacho.

    “No es necesario que sea navidad para creer en la magia, hay una que siempre está con nosotros…El amor”

    *********************************************************************
    Esperó que hayan tenido una excelente Navidad.
    El final fue algo extraño…como se habrán dado cuenta, intenté poner algo de magia una magia que se olvida al crecer, el hecho de creer el algo que no se ve.
    Le vi curioso ponerlo asi…es decir existen los demonios, los mononokes, humanos, dioses, diosas,, deidades…etc…y me dije ¿Por qué no poner a Santa y los renos, incluso los duendes? Y eso fue lo que intente lograr.
    Los regalos materiales no implican aquí, Santa no regala a todos los niños en la noche buena, aquí solo dio la oportunidad de aprovechar un regalo ya existente…las cosas que tenemos y no vemos…Felices fiestas…
    pd: Si aparce 3/4, la compu me odia. Lo de el sr de donde estaba Sango y Miroku, supuestamente era Santa, disfrazado....

     
  2.  
    Dorian Gray

    Dorian Gray Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2008
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Kyyyyya ese pedazito fue mi favorito ~.
    Precioso, me encanto :eek: .
    Cierto que me pareció un poco raro el final , fue chistoso lo del reno Rodolfo xD Hahahahaha. Pero me gusto bastante.
    Sobre la ortografía pocos errores vi , lo único que te recuerdo es que no siempre despues de un guion va mayuscula. Ejemplo:
    Inuyasha…Musitó viéndole a sus orbes ahora azules igual de cautivantes. Incorrecto
    Inuyasha…musitó viéndole a sus orbes ahora azules igual de cautivantes. Correcto.
    Bueno... Por ahora solo esto ^^.
    Felices fiestas y saludos :)
    Dorian Gray
     
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador Comentarista destacado Morir es nada cuando por la patria se muere Patrocinador Nº1

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,961
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me gustó amiga te felicito ahora si no me hiciste llorar jajaja para inspiracion de una noche esta bien, y veo que tambien te inspiraste de otros fics para algunas frases y situaciones jejeje pero te quedo bien, le diste un trato diferente a la historia, ¿quién pensaría en Santa y sus renos en ese lugar donde ni los conocían? Hay que ver que pícaro pusiste al viejito barbón, permitiendo que Miroku y Sango se pasaran una noche juntos antes del matrimonio y que Inuyasha fuera tierno con Aome Ahhhhh! Ya ves que si se puede escribir en otros terminos? felicidades. y sobre los errores... por lo menos creo que Inu humano tiene los ojos negros. Sayo
     
  4.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    hola!!!!!!!!!!
    se que es algo tarde para comentar n_ñ!!
    peor me gustan mucho tus fics!!!!!!!!
    de verdad que me gusto mucho el mensaje que transmitiste sobre la navidad ^^
    y mi parte favorita fue sin duda cuando Inuyasha se le declaro a Kagome n///n
    espero que hayas tenido una bonita navidad y que tengas un prospero año nuevo
    además quiero decirte que escribes muy bien me gustaria leer alguna otra historia tuya ^^
    en fin, me despido!!!
    bye n_n
     
  5.  
    inu

    inu Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    7 Mayo 2010
    Mensajes:
    34
    “No es necesario que sea navidad para creer en la magia, hay una que siempre está con nosotros…El amor”
    aww!! q linda frase me gusto tu fic estubo muy tierno pero inu lo hecho a perder al principio del fic xD jajajajaja inu xq siempre tu!? ay sorry es q m enoje con el x un fic q lei xD santa en est fic? eso fue rraro jeje pero que bueno q le confiesa su amor q lindo y porfin dejo su orgullo a un lado bueno m despido q ya sem iso muy tard xP sayonara
     
  6.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    480
    Pluma de
    Escritora
    Haaaa~ Que lindo regalo de navidad, esto esta muy bonito de principio cuando lei el titulo ya (Lo admiire) La mal pensada estaba imaginandome "La magia" Pero de Sesshomaru, y cuando fui leyendo la historia ya me habia percatado de que no era, me desilucione por que Sesshomaru no aparesesia XDD pero la verdad casi lloro, estaba muy bonito, todo estaba en sincronia y armonia, hasta aparesio Papá Noel, que más se puede pedir?¡ XDD Bueno Feliz año 2011 :D.


    Atte:razon
     
  7.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    kawaii!!!que lindo esta hermoso me encanto!!!!!por que nunca me avisas T.T
    me encantaria que me pasaras, jajaja muy lindo, me dio risa eso de que todo el mundo lo sabe menos ellos
    (por que será que lo creo?)jajaja
    me gusto mucho sigue asi
     
  8.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola!!!!!
    Gracias por pasarse...Que bueno que les gusto su regalo....
    Agradecimeintos:

    Whitemiko: ¿No te avise?...Dios que alguien me pegue un tiro...Es que te juro que abrí tu peril, los abrí todos (los que tengo), tu estas alli, algo le paso a esta cochina compu...Bueno, al fin alguien reparó en esa parte...es que vamos. Inuyasha se pone celoso, se sonrien bobamente, Kami que se aman y no se daban cuenta. pd: si no te aviso, me matas...

    razon: Tiempo sin saber de ti?. Bueno lamento haberte decepcionado, pero estoy en el grupo que no maneja muy bine a Sesshomaru, desde pequeña le admiro pero le tengo miedido y por ello evito escribir de él, pieso que terminaré poniendolo cruel y odio el Ooc. Igual me gustó que te gustara...El final si fue raro ¿verdad?, pero allá arriba esta mi explicación. Casi te hago llorar, y por primera vez, esa no fue mi intención en un fic...extraño...

    inu: esa frase se me ocurrió cuando lo iba a publicar. Y si es linda, lo malo es que siempre en esas fechas es que sale a la luz...Gracias por pasarte.

    miko kagome: Sabrás d emi. Tengo muchas historias en mente, pero poco a poco. Pss duso que a alguien no le gustara esa parte. Trabajé mucho en ella, no quería que Inu rayará en lo meloso, cuando no es así, es mas un hombre de acción...

    Inuno Taisho: si me medio inspire en otros escirtos por allí. Peor tine elo mio ¿no?. Si, si puedo escribir otro tipo de cosas pero me tardo un poco para ponerle sustancia...Lo de los ojos de Inu psss, yo lo veo asi...El azul petréo, viene del color petróleo, es decir casi negro...No es negro, por que yo lo veo como el color del cielo nosturo, cuando tiene las estrellas y no la luna, luna nueva, el cielo es un poquito azul. Bueno creo qu eme pique jejeje. Nos leemos.

    Dorian Gray: Gracias por tu ayudita. Siempre tube esa duda y bueno no creí que fuera malo lo de las mayusculas, si sé que me lo habian dicho pero no con mucho detalle.
    Esa parte tambien me gusto. Nunca crei que Inuyasha fuese tan bruto por naturaleza, pense que tenía sus motivos, y que mejor motivo que protejerla y protejerse....

    Trabajo en otro regalo, será mi regalo de reyes...
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso