Long-fic Luna Roja

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Sumi Chan, 5 Abril 2010.

Cargando...
?

¿Te gusta el fic?

  1. Siiiii

    31 voto(s)
    96.9%
  2. Bueno tal vez

    1 voto(s)
    3.1%
  3. mmm... ¿Creo?

    0 voto(s)
    0.0%
  4. Mejor no te digo ¬¬

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Perdón amiga, se me olvidó comentar el capitulo pasado, gracias por felicitarme...

    Me encanta, aunque la verdad para mí es muy raro que Inuyasha sea tan cortes con Kagome, (en verdad es raro y a veces asusta...) Tienes tan buena narración pero mi chibi ya me contagio el mal de recomendar que pongas guión largo para distinguir más los dialogos. (Culpa de windmiko: ¡es toda su culpa!) Me fascina la forma en que la cuida mi Inu, y por lo visto se intengra Miroku, es muy bueno que respetaras el orden de los personajes, (aunque a Miroku lo intrega Kagome al equipo) espero pronto saber más de estos (y ver que le hará Miroku a Kagome antes de que Sango se aparezca para golpearlo)
     
  2.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Es agradable leer... por ejemplo me gusta que él la espera y no la abandone, me causó mucha gracia la chica que quería coquetear con Inuyasha y hum... me siento mal por Ayumi, que se fue desde lo que ocurrió con Yuka.
    Inuyasha quiere cambiar es conmovedor y al pareceres una de sus metas... pero tengo una duda, ¿Miroku es un ángel?

    Esperaré la continuación, nos vemos~ :D
     
  3.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Cuando escribes la palabra “el” hay dos opciones, y depende de cómo la escribas y a que o a quien te estas refiriendo lleva acento en la vocal, por ejemplo: Él me llevó flores a mitad de verano. En este caso lleva acento, ¿Por qué? la razón es simple, nos estamos refiriendo a una persona, y la siguiente opción no lleva acento en esa vocal: es que el perro me mordió. Aquí en esta oración nos estamos refiriendo a un animal, por lo tanto no lo lleva. Te lo hago saber ya que varias tildes de lo que te comento se te escaparon. Al igual que las de tiempo pasado.
    Ten cuidado con las mayúsculas mal metidas, por ejemplo lo que te falló en esta oración
    Ahora llegó Miroku a la historia, y vaya forma de meterlo amiga, pero aun así me gusto el capitulo, me arrepentí por completo de haberme perdido un capitulo; pero ya me recupere amiga.
    Sayonara
    :malevola:
     
  4.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    konichiwa..!! sumi-sempai!!!
    ya esperavam con ansias el cap!!! (siii..!!) ame el capitulo.. jeje y me rei mucho con lo de la chica.. si que me lo imagine..!! osea que haora miroku es un ser de la luz (y conocido de inuyasha??))
    oooooo
    tu si que le pones tension a las cosas ( y hermosa la parte de los celos de kagome)
    sii haun que no me lo puedo imaginar con yeans pero bueno...

    keremos contii, jeje perdon por comentar hasta haorita

    sayonara!!! sigue asi!!! besos!!!
    atte: kagomeG y ukyo-chan
     
  5.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Holaaa!!!
    OmG me encantoo la contii
    Estuvo tan kawaiiii
    Me dio mucha risa la chica que le estaba coqueteando a Inuyasha, la chica ni siquiera sabia que estaba pasando despues de que Inuyasha la rechazara xD
    Miroku, ataco a Inuyasha o.ó
    ¡¡¡¿Por qué?!!!
    Estoy intrigada, me encanto el capitulo, espero el proximo
    PD: Gracias por avisarme de la contii, y perdon por no haberme pasado antes.
    Sayo!!!
    ~Zhiiný~
     
  6.  
    Tamao

    Tamao Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Kon-nichiwa!!!

    Bonito capitulo como la mayoría de ellos,me encanto cuando Kagome se preocupo mucho por InuYasha—me la imagino tan bien—Me dio risa el que se haya puesto celosa de aquella chica,e InuYasha le rechazo—muy bien hecho—Miroku vaya recibimiento.
    Suerte.

    Sayonara.
    :risa:​
     
  7.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Luna Roja
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    3261
    Re: Luna Roja

    perdón, esque eh estado ocupadita y me tomo tiempo hacer la continuacion ¿Se ve que esta larga? jejejeje


    Capitulo nueve: Angeluz.

    -¿¡Qué has hecho!?-gritó una voz femenina, antes de que Kagome supiera quién era, una chica de cabellos castaños se acerco a Inuyasha. Miroku soltó a la joven colegiala que tenían cargando.

    -¡Inuyasha!-.Kagome corrió hacia a él, la castaña la miró.-¿Qué quieren con él?

    -Fue un error-murmuró y coloco una de sus manos en el cuello, donde inmediatamente paró el sangrado pero si estaba presente la herida.-somos amigos de él.

    -Y vaya que…Manera de saludarme-comentó Inuyasha y tomó la mano de Kagome-lo siento.
    -----------------------------------------------------------------------------------
    -En verdad estamos muy apenados-murmuró la chica parándose-mi nombre es Sango y el es Miroku-presentó, y volvió a tomar asiento- en verdad Inuyasha lo lamentamos.

    -No puedo creer que te haya confundido, pero tu apariencia era tan humana que pensamos que un demonio había tomado el alma de un muchacho y la verdad…-Miroku estaba mirando el suelo, era su amigo después de todo. ¿Qué extraño? Seres de luz, amigos de un ser de oscuridad…Pero no lo era, solamente su apariencia, el alma de Inuyasha era tan pura y arrepentida.

    -Ne…No hay problema, cualquiera se equivoca-se encogió de hombros y alzó el cuello. Kagome le vendaba la herida.-además…Me da un alivio verlos.


    -Me asustaste demasiado…-Sango comentó y respiró hondo-él no supo diferenciarte…En verdad.

    -Sango, no soy dios como para que me pidan perdón de rodillas ya paso y listo.

    Sango y Miroku se miraron ¿Quién era el y quien le hicieron a Inuyasha? El nunca perdonaba tan fácil e inclusive su carácter era tan terco y cruel. Tenías que pedir más de veinte veces para que te perdonara una insignificancia y ahora… ¿Qué le había sucedido? Inuyasha en cambio solamente se relajo, le dolía el cuello. Para ser dos siglos y medio habían aumentado los poderes ellos dos. Tocó la venda y miró a Kagome que estaba junto a él, repentinamente se levantó.

    -Iré por algo de té-enseguida como si fuese una cuestión de vida o muerte Inuyasha le clavo la mirada, no amenazante si no una súplica y ella rolo los ojos-y una sopa instantánea…
    Una vez que se fue Miroku observó a Inuyasha. Definitivamente había cambiado y más con el trato de esa humana. Era como si ella le hubiese lavado el cerebro; cuando llegaron a esta casa Inuyasha se sentó y obedeció a todo lo que decía a ella. Levanta el cuello, no te muevas, respira profundo, etc. Inuyasha notó la mirada de ambos…En realidad no le molesto.

    -Y bien… ¿Qué paso?

    -Padre nos mando que fuéramos guerreros, él dijo que teníamos que acabar con eso y mas quien lo provocó-el chico de ojos ámbar los voltio a ver-no nos referimos a ella, ella abrió el portal, si no a quien dirige a estos seres.

    -Padre dijo que en total de nosotros éramos cinco, la verdad no sabemos quiénes son. Solamente nosotros y ya sabes el por qué estamos juntos-sango acomodo un rizo rebelde-además queríamos encontrarte por que sabemos quién andas a tras de esto…

    -y es…-Inuyasha comenzaba Impacientarse. No aprestaba tanta atención, a veces volteaba a la cocina para ver si ella se acercaba con esa comida extraña que tanto le fascinaba y que solo ella podía prepararle- aja…Me imagino.

    -Inuyasha, nos encantaría que ¡Dejaras de ver hacia la cocina esto es importante!-reprendió Sango cruzando de brazos, cuando los ángeles a veces llegan en forma humana hasta los sentimientos de enojo podían llegar.-Es Naraku el responsable de esto y tu sabes el por qué-Inuyasha abrió sus hermosos ojos… Sonrió con amargura y apretó su puño. Naraku un ser tan despreciable, ambos eran tan amigos y a la vez enemigos. Pero Inuyasha jamás le perdonaría lo que le hizo a Kikyo…

    -El…

    -Ya volví-como si fuese magia, Inuyasha olvido completamente todo lo sentía en ese instante y comió con ansias aquella comida que solo ella poda cocinar para él.

    -Jamás pensé que Inuyasha fuera dar un cambio tan drástico..Es que acaso ¿Esta señorita lo ha cambiado completamente?

    -Mira Miroku aquí está el tuyo-ofreció Kagome dándole una pequeña taza idéntica a la de Sango- me imagino que son hermanos-ambos se miraron y rieron.

    -No Kagome, somos esposos. Nos casamos jóvenes antes de morir-explicó la castaña dando un sorbo al té-esta exquisito.

    La azabache se quedo estática. ¿Muertos? Miró a Inuyasha y lo comprendió, ellos eran como él.
    -Son ángeles ¿verdad?

    -De una u otra manera, pero eso ahora no nos interesa. Estamos aquí para acabar todo este desastre.

    -En verdad yo… Lo siento- se disculpo la chica, después de todo ella abrió el portal.

    -No es su culpa señorita-murmuró Miroku sonriente- la perla la eligió para que abriera el portal, estamos aquí por sujeto de quien dirige todo esto, así que hay que seguir-dejo la taza de té y el matrimonio se levantó-hasta luego…

    -No tienen por qué irse-la chica se apresuro a decirlo. ¿Por qué no? Tenía otra habitación además si Inuyasha los conoce…-además podrían trabajar juntos-aseguró mostrándole un sonrisa. El matrimonio se miro entre si, al aparecer tenían bastantes dudas en su cabeza como para hablar. Tan solo sonrieron.

    -En verdad señorita Kagome no es necesario…

    -No hay ningún problema, tengo otra habitación, incluso pueden quedarse desde hoy. Además puedo mostrársela.

    -Gracias señorita Kagome…

    -Miroku antes de que vayas necesito hablar muy seriamente contigo-la voz de Inuyasha sonó demasiado seria, el ángel tan solo asintió. Sango y Kagome su fueron, por alguna razón Sango tenía un gran presentimiento.

    Después de unos minutos solamente ellos dos estaban y un silencio total gobernaba ese momento. Inuyasha apretó los dientes, era tan difícil lo que sucedía ¡Necesitaba hacerlo! No podía quedarse con la duda, además había pasado por tanto…Trago duro intentando tranquilizar su mente. La expresión de Miroku no ayudaba en nada y más con la postura de un noble sentado con una pierna cerca de la rodilla. El medio demonio suspiró nuevamente… ¿Cómo le diría? ¿Podia hacerlo iotra vezx? Miles de preguntas embargaron su cabeza, el valor poco a poco lo abandonama. Sus emocioens se desbordaba capaz de gritar. Miroku tenia la postura de un noble, la pierna estaba cruzada con la otra, sus brazos cruzados y la mirada de seriedad. Inuyasha suspiró, tomó otro respiro para darse valor.

    -¿Y bien Inuyasha?-la voz sonaba un poco molesta. La herm0osa mirada azulada del ángel veía al chico de cabellos negros. Los ojos se encontraron con aquellas poupilar ambarinas que mostraron inseguridad.

    -¿Puedo…Hacerlo verdad?-su voz apenas era audible.

    -¿Qué?

    -Si puedo hacerlo ¿Verdad?

    -Inuyasha yo… No te entiendo.

    -Sé que no pude hacerlo pero…

    -Inuyasha ¿A qué te refieres?-estaba ya estresado Miroku, la expresiondel chico de ojos ámbar no cambiaba.

    -¿Volver hacer el Ángelus?-preguntó finalmente con el corazón en la garganta.

    El ángel abrió sus ojos azules sorprendido. ¿Deberia decirle? Se veía tan ilusionado, era incapaz…Pero mentirle era un pecado mortal. El silencio cerró sus labios y podía escuchar la respiración agitada del otro. Era demasiado, las pupilas azuladas se encontraron otra vez con las pupilas irradiando miedo, temor, inseguridad.

    -Cariño debes decirse-la voz de Sango se escuchó por aquel cuarto, la chica apareció de la nada, su mirada era profunda y su voz era decidida. Se aproximo a Inuyasha y se sentó junto a él- Inuyasha…Tú no puedes hacer eso.

    -¿Qué?-preguntó incrédulo.-pero están aquí…Pueden…

    -Lo que trata de decir Sango es que…Solamente el Ángelus se pide una vez.

    -Están aquí, ustedes pueden volverme hacer uno de ellos-su voz era rápida y agitada. A veces los medios demonios podían tener una oportunidad de ser salvados, de ser seres de luz…Pidiendo el famoso Angeluz.

    Ambos negaron la cabeza, Inuyasha sintió que se detenía el tiempo y que solo su cabeza captaba la palabra No. No, no hay oportunidad, nada…

    -Pero si son ángeles…

    -Éramos ángeles, padre nos subió de rango ahora somos guerreros de luz –explicó Miroku desviando la mirada. Era como si traicionaras a tu amigo, pero en realidad cumplías las reglas. No había oportunidad solo el destino quiso que el desapareciera en el momento preciso de su salvación-Inuyasha entiende…Nosotros no podemos ayudarte.

    -Seguirás como ahora, siendo un medio demonio…-antes de que pudiera terminar la frase Inuyasha se levanto de un solo golpe. La castaña y el chico de ojos azules miraban interrogativos a la actitud del chico. Él tan sólo apretó sus nudillos. Le habían fallado, estaba tan furioso, pidiendo ayuda como un necesitado cobarde y para que todo fuera al basurero. Gruñía y los volteó a ver, la rabia le consumía, salió de la habitación tan rápido como pudo, pero choco con una mesa de manera haciendo que se cayera un florero que consigo se situaban unas rosas blancas. No dijo nada, s fue de allí. El matrimonio estaba sorprendido.

    -Inuyasha…-Kagome apareció, el ruido de algo roto la alarmó. Inuyasha no contestó, ella le tomo del hombro pero el la rechazo empujando su mano tan blanca como la nieve-Inuyasha… ¿Qué es lo que te sucede?-exclamo con preocupación.

    -Aléjate de mi vista humana-su voz era ronca y cruel, se detuvo en seco, estaba petrificada, esa voz… Era la misma cuando se convirtió en su verdadera forma. Vagas imágenes asomaron en su cabeza…Los gritos, la piedad, la sangre. Tuvo que cerrar los ojos con fuerza para ahuyentar esas imágenes que martillaban en su mente.

    -¡Contéstame!-retomo el valor que le quedaba, y lo miró de frente, bufo poniendo sus brazos en forma de jarra y él siguió con su camino, abrió la puerta y en su espalda como si fuese en un sueño aparecieron unas alas negras, tan finas y suaves, se quedo pasmada.

    ¿El era un ángel? Pero si era un medio demonio…No reacciono hasta cuando se veía volando por el cielo…

    -¿Qué fue lo que paso?-interrogo frustrada. Sango sonrió de forma tranquila.

    -Te explicaremos…Veras, Inuyasha es un medio demonio-ella asintió- la verdad, es que para ellos existe una oportunidad para poder subir al cielo, convertirse en un ser de luz. A eso se le llama el Ángelus o mejor conocido como la segunda oportunidad. Pero…Solamente se pide una vez-Kagome estaba sorprendida, ella prosiguió- Inuyasha…. Lo pidió fue allí cuando nos conoció, antes de que pudiéramos salvarlo había otro chico que había pedido la segunda oportunidad. Llamado Kouga, él e Inuyasha estaba a puntos de ser salvados cuando un portal se abrió, y absorbió a uno de ellos. Inuyasha cayó al portal y s0olamente pudimos salvar a Kouga.

    -Es cuando Inuyasha conoció a Kikyo... Sabes quién es ella.

    -Mi tátara tía abuela.

    -Inuyasha…Ya nunca será como nosotros, porque desperdicio su oportunidad…

    --------------------------------------------------------------------------------------

    El silencio invadía el lugar, todo estaba en oscuridad. Kagome estaba totalmente frustrada habían pasado ya siete horas después de que Inuyasha se había ido. Y lo que resto en ese tiempo fue en sacarse de dudas con Sango y Miroku, incluso les explicó de los rangos. Los querubines… Ángeles guardianes, ángeles, guerreros de luz, arcángeles y después…padre. Suspiró frustrada, estaba totalmente llena de ansiedad y preocupaciones, sus hermosos ojos castaños no quitaban la vista del reloj en la mesa, después de que Inuyasha s había ido estaba muy incómoda…. Sango y Miroku no los culpaba pero la manera de que se comporto Inuyasha…

    Aléjate de mi vista humana.

    Esas palabras estaban llenas de hiel, se sentía culpable ella… ¿Era la impotencia de no poder ayudar? Jamás había comprendido a Inuyasha al meno sólo intentaba. Se acurruco en el sillón…

    -Kagome deberías irte a tu habitación- Sango estaba bajando las escaleras, su vestimenta era de un pijama de florecitas de colores, atuendo que LE PRESTÓ Kagome.

    - Estaré bien Sango, tu deberías descansar-musitó despacio, bostezando. Era cierto pronto seria las once.

    - Sabes que el volverá solo….Necesita prensar, Kagome vamos-insistió otra vez. Su actitud era como una hermana para ella-anda-la tomo de la mano y ambas subieron a sus respetivas habitaciones.

    Cuando ella llegó rápidamente abrió la ventana, tenía la esperanza de que él volvería. ¿Por qué tanta preocupación? No lo sabía pero en cierta forma agradaba la compañía de Inuyasha, y ahora con esa situación e ser jamás algo para ser salvado…

    -Inuyasha donde estarás...



    -Aquí estoy- ella volteo, allí estaba, sentado en su cama cruzado de brazos y piernas, su mirada era algo seria pero serena.

    Por Inuyasha, el solamente subió la habitación de ella, el podía ser invisible y visible cuando quisiera, por más que negara, le encantaba este lugar y fue lo primero que pensó para tranquilizarse. Su mente aun no podía olvidar el rechazó, hasta ahora cuando la vio entrar, su paz le inundo el corazón y a pensar de que el cuarto estuviese impregnado del olor de aquella niña le encantaba mas el olor que ella en persona. Disimuladamente respiró con fuerza la fragancia de cerezos que se presentaba gracias a ella y eso le hizo tranquilizarse, sentirse comprendido. Kagome se sentó junto con el y lo miró fijamente, sus ojos castaños miraban con curiosidad al hombre; el viento fresco entraba por la ventana y movía ligeramente el cabello de ambos, era un vinculo hechizante, ambos se miraban, como si sus ojos fueran sus bocas, entendía todo, al menos eso creía Kagome. Tenía que mejorar las cosas y no empeorarlas… ¿Podría ayudarlo? Bajo la miraba algo apenada. Inuyasha al menos se sentía tranquilo pro fin la compañía de ella hacia olvidar lo sucedido…

    -¿Inuyasha crees en las segundas oportunidades?-hasta ahora. La timidez de la joven colegiala se mostraba, el bufó molesto-dime…

    -No-contesto secamente y miró los retratos que estaban colgados en la pared-¿Miroku y Sango te dijeron todo no?-su voz era como el mismo hielo. Ella bajo la mirada un poco avergonzada… Quizás si empeoro las cosas.

    -Yo…No lo sabía.

    -Pues no tenias que enterarte-su voz no cambiaba.

    -En verdad no lo sabía, lo siento.

    -No tienes que sentir lástima.

    -¡Pues no lo estoy sintiendo!-su voz se quebró, ahora ella se sentía una miseria- ¿Cres que te puedan dar otra oportunidad?

    -Ya los oíste, no puede… Además ¿Quién querer darle otra oportunidad a este medio demonio? Que solo sirve para dañar-apretó su mano- que solo asesina y se satisface con la sangre de otros…No, nadien puede ofrecerle otra oportunidad…Nadie- Los sentimientos de él se golpearon de una manera tan dura. Miles de sensaciones lo embargaron y más en su corazón. Tensó la mandíbula…¿Lloraría? ¿Él?

    Ahora que lo recordaba jamás mostró sus sentimientos, el remordimiento de cada humano y persona lo comenzaba a comer su conciencia. Se había jurado jamás asesinar y ahora…Su madrastra, su hermanastro, esos jóvenes…Bankotsu, Renkotsu…El era un asesino nada lo cambiaria. Sintió unos brazos cálidos que lo envolvieron como un niño pequeño. Su cabeza se acomodó en un regazo. Kagome lo había abrazado. Ella podía sentir todo lo que el transmitía, miedo, enojo, rabia, rencor, tristeza.

    -Calla, no digas ya nada-el abrió mucho los ojos. El correspondió el abrazó. La calidez del cuerpo lo embriagaba junto con el olor y el cerró los ojos- yo te perdone, no eres un asesino…Tal vez las cosas pasan por alguna razón pero no existe lo imposible…-su voz era arrulladora. Comenzó a acariciarle el cabello…-descuida,….Yo jamás te voy a abandonar Inuyasha.

    El abrió tanto sus hermosos ojos…Esas palabras…

    Era uno de esos días cuando vivía con su madre, le había prometido lo mismo, cuando el apenas era un niño.

    Yo jamás te voy a abandonar Inuyasha.

    Apretó la mandíbula, las emociones comenzaba a amenazarle por salir en sus ojos…El remordimiento. El era un maldito… ¿Por qué? ¿Por qué tenía que hacer esas cosas? Se estaba convirtiendo en lo que detestaba y ahora…Ya nada podría salvarlo.

    -Cuando estaba en el infierno no podía ser nada…Si mostrabas tus sentimientos serias el más débil y serias devorado. Tenías que luchar para sobrevivir matando a los humanos, matando y comiendo la misma carne que los demonios incluso su misma piel…No podías ser nada. Yo…Yo quería ser el más fuerte así podía pedir el ángelus y ahora…Ahora ya nada-su voz se quebró….Y por primera vez tuvo deseos de llorar-no podía mostrar mis sentimientos…más de dos siglos y medio…No, no podía-su voz mostraba pesar y dolor- ¿Es malo hacerlo aquí?-preguntó finalmente…Era un hilo de voz.

    -No, no lo es…Todos podemos mostrar los sentimientos de alguna persona-ya no dijo más. Sintió el cuerpo masculino acurrucarse más al suyo. Inuyasha tan solo cerró sus ojos y las lagrimas ya no pudo detener, su rostro estaba oculto en el pecho de ella…No emitió ningún ruido tan solo derramaba esas lagrimas llenas de amargura, de dolor, de tristeza, de rabia, remordimiento y de alguna manera u otra de desesperación. Tenía mucho miedo ¿Volvería al infierno? Esa pregunta le angustiaba. El no era un medio demonio tan solo un chico arrepentido. Un largor rato paso así, sin quitar el agarre que tenia con Kagome, pensaba que si la soltaba se le iba la vida, cerró los ojos por un momento.

    Kagome sintió como la respiración de él se hacía cada vez más lenta, muy relajada. Ella sonrió y vio el rostro del joven. Inuyasha aprecia dormir, sus ojos estaban cerrados y la respiración no mentía, estaba demasiado lento. le beso la coronilla de la cabeza.

    -¿Sabes? No sé que es este sentimiento que tengo, cada vez que te veo lo siento, pero debo admitir que me agrada-sonrió mientras lo colocaba en la cama y lo tapaba en una manta. Ella fue al escritorio y comenzó hacer su tarea, y en menos de veinte minutos cayó profundamente dormida. Entre las penumbras un cuerpo se acercaba. Inuyasha tomo a Kagome en brazos como si fuese un bebe.

    -¿Sabes Kagome? Yo también tengo ese sentimiento-murmuró recostándola en la cama.- Después de todo Inuyasha no estaba dormido.-Donde quiera que estés tu eres mi hogar.
     
  8.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    ***Hola amiga***
    primero que todo quiero darte las gracias por averme avisado
    de que habias subido conti y ahora en respecto al cpitulo me
    encanto mucho mucho te lo joro y quede muy interesada en la proxima
    conti a se e olvidama me encanto la parte donde inuyasha escucha la
    confesion de kagome y la de el (ovio) buen amiga sigue asi me gusto
    cuidate nos vemos en la proxima un abrazo un kiss attedulcekagome;)
    sayonara...;):)
     
  9.  
    Tamao

    Tamao Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Kon-nichiwa!!

    Vengo otra vez.

    Bueno creo que ahora comprendo un poco más el dolor de InuYasha—sólo un joven arrepentido—Me alegro que Sango y Miroku ya hayan aparecido.Espero que sí le den chance al pobre de InuYasha con eso del "Angeluz" que ya no sufra más de lo que ya vivió.Me enoje cuando le dijo eso a Kagome de...

    Pero después de todo puede que unas simples palabras sean lo más tranquilizante.

    Sayonara.
    :sonrisa:​
     
  10.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Oh... que hermoso .__. me encantó lo que dijo, de que donde quiera que esté, donde ella se encuentre... ese será su hogar.
    Me siento mal porque Inuyasha no haya podido ser ángel, creo que si puede haber otra oportunidad... .-. ahhh .___________.
     
  11.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Perdón por tardar en comentar amiga ToT siempre tengo problemas de tiempo. Un comentario rápido porque ando corta de tiempo. Me gustó mucho el capitulo, aunque se nota que estaba hecho a las prisas, varias veces repetiste las frases, y la parte final donde Inu esta con Kagome en el cuarto dos palabras fueron in entendibles para mí, por más que lo intenté.

    Aún así es un buen capitulo, la escena final fue mi favorita, él, yendo a su cuarto solo para aspirar su aroma. Tan tierno…

    Te mando un beso y un abrazo Sumi-chan sonrojoinu
    Fyebaile ¡Sayonara!

    Nota: Te invito a leer mi nuevo one-short, “Vivir hasta conocerte” http://foro.cemzoo.com/f85-fanfics-sobre-rumiko-takahashi/213444-vivir-hasta-conocerte.html
     
  12.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Cuida las tildes de tiempo pasado, son las que más se te escapan, sobre todo al inicio del capitulo, al igual que los nombres van con mayúscula al inicio. Me gustó la escena cuando Miroku y Sango le anunciaron que eran esposos, muy bien empleada amiga; ya me los imagino claramente.
    Me incario un sentimiento al momento que le mencionaron a InuYasha que el no podía ser el Angelus, si no seguir siendo un semi demonio. Me enamore de este capitulo, poco a poco se me fue el interés de fijarme en las tildes y las faltas de ortografía y me enfoque totalmente a la trama de este capitulo, exactamente cuando InuYasha le había dicho una frase desagradable, que por cierto no es necesario repetirla… Me inundó el sentimiento por que escuchaba por mientras una canción muy bonita que le queda a la perfección — no puedo asegurar la letra, estaba en inglés. — Me gustó totalmente la última escena, jamás había leído algo que realmente disfrutara, eso esta para adorar.
    InuYasha aflójelo más sus sentimientos a la presencia de Kagome, hermoso detalle.
    Hasta ahora, este es un capitulo que siempre recordare SuMi – cHan.
    Sayonara
    :lol:
     
  13.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    konichiwa..!! sumi-chan. aki reportandome antes que nada, gracias por los consejos que me diste... te lo agradesco mucho, y en el FF

    me gusto mucho..! y el final fue tan kawaii..! me encanta la forma en que redactas..! y tienes una muy bonita forma de expresarte, ya kiero saver que pasa hasta el prox cap.. y como siempre me dejas con la intriga..
    perdon por comentar poquito pero mi mama ya me estra gritando para ir a comer

    esperamos con ansias la continuacion (sii)
    sayonara!!! con cariño: kagomeG
     
  14.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Hola!!!
    Primero que todo quiero edirte perdon, se me olvido pasarme ToT pero ahora estoy aqui
    OmG Sango y Miroku son esposos que kawaii
    Me dio mucha pena que Inuyasha no pueda recibir el Angelus.
    Al menos Kagome siepre va a estar con él, adoro el capitulo, lo amo.
    Espero que me perdones y que pongas luego la contii
    Sayo!!!
     
  15.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Luna Roja
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    1637
    Re: Luna Roja

    Aleluya por fin la continuacion.
    Deboa dmitir que esta bastante cortita en la proxima narrare todo ABSOLUTAMENTE todo cuando conocio a Naraku y etc. xD esperos us post.


    Capitulo Diez: El Pasado de un arrepentido Parte I

    La recostó en su cama. Kagome solamente se movió dejando ver todo su cuerpo que se iluminara con la luz de la luna que se filtraba por la ventana, el aire de la noche meció el cabello negro de él…Entonces la vio de una manera diferente. Su cabello azabache se derramaba por la almohada ocultando parte de su mejilla dejando ver los rizos al final de cada rulo de cabello. Su rostro era blanco y ahora con la luz mostraba un contorno emblanquecido como la fina porcelana en aquella época, su rostro era inocente y tranquilo transmitiendo esa calidez que embargaba su corazón, acaso ¿Kagome lo provocaba? Pestañeó varias veces intentado ahuyentar esos pensamientos y volvió la mirada, se quedo pasmado al ver ese rostro tan magnífico, era la segunda vez que la miraba de esa forma. La primera fue cuando ella estaba llorando, sus lágrimas hacían como pequeños diamantes en esas perlas castañas que eran sus ojos. Sintió una oprimicion en el pecho y apretó los dientes. ¿Se estaría enamorando? Era un idiota hace unos momentos desató toda esa tormenta en su interior y ¿ahora que había dicho?...No y no. Esto no era posible. Se alejó de allí desviando la marida a pesar de seguir viendo a ese rostro tan apreciado…
    Ahora que lo pensaba… En esa piel, en sus ojos y en ese cabello le recordaba a Kikyo. Entonces comprendió… ¿Era su recuerdo? Volteó a ver a la chica que estaba abrazando una almohada, parecía una pequeña niña aferrándose a lo mas preciado en este mundo. Tragó duro, tal vez estaba cometiendo un grave error.

    Saltó de la ventana y aterrizó en una de las ramas de un árbol, se sentó allí. El frío de la noche lo hizo temblar…Hace unos momentos estaba en los brazos de ella. Se pegó en la frente,.
    -No es posible-se dijo a sí mismo y observó la noche, no dejaba de pensar en la hermosura de ella… ¿Acaso recordaba a Kikyo? Apretó los dientes tanto que comenzaba a lastimarle…Se estaba torturando e una manera cruel. Debería olvidarla, Kikyo murió hace dos siglos y medio pero aunque más se esmeraba no lo hacía. Kagome le recordaba ella y ahora lo entendía. Ese cosquilleo en su estomago, su aceleración del corazón, era Kikyo… ¿o no? Suspiró confundido comenzando a frustrarse, nunca la olvidaría. Kikyo le había enseñado demasiadas como amar, ella le había enseñado eso, amar a las personas, a sentir, pero Kagome… Ella le había enseñado mucho más cosas que ahora comprendía. Tal vez si se estaba eamorando aunque no se diera cuenta o es el recuerdo de que una vez amo en su vida. Hizo una mueca y colocó las manos en la cabeza conteniéndose. ¡Esto era demasiado!-Kikyo…-menciono a la joven que una vez amo dejando ver su rostro en su mente. Siempre quedaría grabado en su memoria como si estuviese marcado con fuego…-¿Podre dejarte de amar tan solo una vez?

    Lo dijo lo que en verdad su corazón decía. Tal vez no se daba cuenta de las cosas. A veces cuando alguien pasa por el infierno s absorbiendo por la ceguera de sobrevivir de ser el más fuerte y seguir viviendo. Tal vez habría olvidado lo que es razonar y mar, tal vez también lo que es estar sumergido en una obsesión o ilusión. Después de todo a veces cuando amamos a alguien no se puede olvidar…Pero ¿Y si comienzas de nuevo? Inuyasha no pensaba en ello.
    --------------------------------------------------------------------------------------------- Kaede ya está dormida-comunicó Kikyo entrando en la habitación, su corazón latía apresuradamente. Inuyasha estaba allí con sus alas negras, era la primera vez que lo había visto de aquella manera y eso significaba una cosa. El había subido de rango en el infierno cuando eres una las negras significa que has matado a tus hermanos…O a ángeles mejor decir. Inuyasha no dijo anda estaba algo nervios y serio. Kikyo lo había visto pero era una manera realmente incomoda. Su vista se posó en los castaños de ella e inmediatamente la chica desvío el rostro.

    -¿Te parezco un monstro verdad?-preguntó dolido ante ello. Kikyo no dijo nada y apretó su mano en el encaje del vestido que tenia. -Kikyo…-ella seguía sin contestar-¡Dímelo!-vociferó y en medio segundo la tenia aprisionada contra la pared, sus colmillos rozaron el cuello de ella provocando una reacción escalofriante.- ahora vez lo que soy…De seguro quieres matarme-desafió.

    -No estoy para juegos Inuyasha.- contestó fríamente, zafándose del agarre de él. Inuyasha la soltó de inmediato- eres un alas negras ¿Qué crees que debo de pensar?

    -Tenía que sobrevivir.

    -¿Matando a todos?-preguntó dolida. Sus padres fueron víctimas de esos seres…Ahora ella estaba con uno de ellos. Kikyo a pesar de la seguridad que mostraba su voz se estaba desplomando por dentro. Tuvo que respirar profundamente…¿Por qué tenía que amarlo? Se sintió mal por lo que dijo y más al ver la expresión de Inuyasha- No entiendo el por qué estoy contigo-musitó apenas fue audible. Inuyasha apretó la mandíbula. Rió amargamente. Era igual como siempre…Siempre tenía que ser rechazado.

    -Entonces mátame y así te quitas un peso de encima-extendió sus brazos-anda hazlo como lo hice con Jankotsu fue allí donde me viste como un alas negras ¿no?
    Kikyo le dolía lo que había dicho. Y mordió su labio inferior. Bajo la mirada avergonzada. Poniendo sus manos en su pecho. ¿Por qué tenia que suceder esto? Clavo su castaña mirada en las orbes doradas y pudo sentir todo loq eu el le mostaraba. Furia, tristeza, dolor… ¿Amor? NO, no podía aceptarlo. Inuyasha no amaba a nadie.

    -No lo hare-sentenció ella, alzando el rostro dejando ver ese valor que tenia siempre. Inuaysha se acercó bastante a ella casi rozando sus labios, Kikyo no retrocedió. El aliento de él podía ser tan embriagante y necesario… Su corazón comenzó a latir desenfrenadamente. Sus ojos e detuvieron en los labios masculinos y él se acerco mas deslizando su aliento embriagador en el oído de ella.

    -¿Me odias?-preguntó con los latidos de su corazón en su garganta. La joven negó con la cabeza; intentado decir varias cosas. Kikyo deslizó sus brazos en los costado de el. Inuyasha tomo la muñeca de ella y la pegó contra la pared. Ambos se miraron a los ojos, no había necesidad de decir algo…Sabían lo que sentían.- déjame amarte.

    -No podemos.

    -Lo sé-

    Ambos lo necesitaban, Kikyo se quedo sorprendía… ¿El la amaba? No lo sabía pero… sus rostros se acercaban cada vez más… ¿Para qué huir de lo que en verdad querías? Cerró los ojos y se dejo llevar, el roce fue algo tímido ambos eran primerizos pero que importaban. Deslizó sus labios a los de ella acariciando y mordiendo el labio inferior ella tan sólo suspiró y profundizo el beso…
    ------------------------------------------------------------------------------------------------
    Una sonrisa amarga inundo sus labios. Inuyasha volvió a suspirar. Kikyo se había sacrificado por el, intentado que el nunca volviera al infierno lo cerró en un portal con el precio de su vida enfrentándose sola a Naraku… Sus nudillos se pusieron blancos ante la presión que el ponía. Ese maldito infeliz…

    -Te juró que te amatare…No importa si muero- sus manos comenzaron a sangrar, sus ojos se entornaron rojos y sus colmillos sobresalieron. Definitivamente era una promesa. Ellos eran amigos a pesar de estar en el infierno. Naraku era un ser que había nacido por el mismo odia de la humanidad alimentándose del remordimiento y de la culpa. Tal vez es por ello que encabezaba esto. Naraku siempre odiaba y comenzaba a pensar que él le había quitado el ángelus. Su oportunidad para salavarse. ¿Por qué tenia que pensar ahora en eso? La trsiteza lo embargo al pesnar en ese dia… ¿Si fuera un ser de luz que seria? Tal vez era demasiado para él.
    ----------------------------------------------------------------------------------------------
    Tinieblas, solamente eso veías, la oscuridad llena de un desierto que pisaban entre las llamas del infierno, que te quemabas con tan solo cada paso que dabas. Gritos, maldiciones, solamente en menos de lo que pensabas ya estabas rodeados por la escases de hambre, sobreviviendo, comiendo la piel arrugosa y babosa de esos seres. Sus quejidos de dolor, a veces incluso pidiendo clemencia. Una sornada carcajada se escuchaba. Todos los seres miraron quien era el causante. Inuyasha caminaba riéndose, por primera vez en su vida estaba feliz, dejo caer un demonio quien había perdido un combate en contra de él. Todos al ver el cuerpo se abalanzaron contra ese ser quien en un minuto con sus garras había destrozado todo. Sus garras estaban llenas de sangre y su cabello plateado se movía gracias al aire del desierto.

    -Brazo-aplaudió un ser quien caminaba hacia a él. Inuyasha gruñó. Mirando quien era el próximo. Un hombre de cabello castaño con ojos rojizos sonrió.-mi nombre es Naraku.

    -¿Me importa?

    -Creo que sí.-su sonrisa se mostro y unos colmillos afilados se mostrando en su labio inferior.
     
  16.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Hooola!!!!
    Exelente contii!!!!
    Inuyasha se esta enamorando de Kagome!!!!
    Aunque piense que es el recuerdo de Kikyo, se que se esta enamorando de Kagome!!!!!
    Adore la contii!!
    Pero me confundi en la parte donde aparece Naraku, me perdi.
    Adoro el capitulo, espero el proximo!!
    Sayo~
     
  17.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    hola amiga!!!!
    gracias por avisarme de que habias puesto conti.
    me gusto la conti (un pokitin cortita) me dejaste intrigada
    y no se si aguantare hasta la conti. amiga por fa sube conti luego
    bueno estubo muy interesante y me gusto mucho kuidate nus vemos atte.dulcekagome
    un kiss y un abrazo nos vemos prontito!!!!;)

    sayonara...;):)
     
  18.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    konichiwa.! sii un poco chiquito pero hermoso.!!!, jeje esa kikyo siempre será una fria, pero inu le ablanda el corazon, espero que en la prox continuacion pongas como fue la pelea, (muuuuugre naraku!)
    inuyasha va por kagome.!! (sii hasta que lo intenta admitir!) y si es srto kagome le enseñó mas cosas que kikyo aaaa.! que kawaii.!, haun que lo ultimo si me dio mello, inuyasha en el infierno me da mello, pero no se lo mereze.! se mereze otro angeluz.!!!!
    pues esperamos con muchas anzias la prox. continuacion.!!! (no te tardes onegai:!)
    bueno sayonara.!
    con cariño: kagomeG y ukyo-chan!
     
  19.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    aaaaaaaaa

    noooooo ToT,
    qe no recuerde a Kikyo, piensa solo en Kag,

    ay bueno ya,
    hola sumi uchuan :),
    tiempo sinpasar por este lugar la verdad lo lamento e estado algo ocupada,
    me qedo con la intriga enorme,
    ay pliss mantenme informada pliss pliss pliss pliss.

    uy me tengo qe ir
    cuidate nos vemos en la proxima ;)
    bay, bay
     
  20.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Luna Roja

    Tuviste una seria aparición sobre Kikyo InuYasha.
    Mantuviste el carácter de Kikyo y de InuYasha a la perfección, me gustó cómo lo narraste: hermoso, sin salirte del carácter de los personajes, y con un poco de romance. Espero que InuYasha no llegue a confundirlas por sus apariencias, pero tengo en mente que él esta conciente de eso. Cuando inicias un recuerdo sobre una persona no es necesario que coloques una línea que divida la narración, es prácticamente innecesario, puedes hacerlo en la misma narración. Por ejemplo:
    Se ve más presentable, pero claro, hay millones de maneras de expresar cuando una persona recuerda algo sin confundir al lector.
    Sayonara
    :princess:
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso