Los opuestos no se atraen

Tema en 'Vampire Knight' iniciado por rhapsodic, 19 Junio 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Los opuestos no se atraen
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    634
    Título: Los opuestos no se atraen
    Pareja: María Kurenai & Zero Kiryuu
    Tipo: Drabble
    Disclaimer: VK no me pertenece, aunque estoy pensando en quitarle los derechos de autor a Matsuri Hino-sama limpiamente... Tan sólo debo encontrar un buen abogado.
    ______________
    Los opuestos no se atraen

    Se encuentran sentados frente a frente; ella lo observa todo el tiempo y él simplemente no le dirige la mirada ni un solo segundo; son incompatibles, tanto que el simple hecho de estar sentados en una misma habitación a menos de cinco metros de distancia el uno del otro, lo hace épico e impresionante.

    Más ella se siente ignorada y no puede soportarlo. Carraspea y le habla lo que puede con tal de llamar su atención una sola vez, pero al cazador poco le importa y tan sólo sigue observando a algún punto fijo de la oscura y casi fúnebre habitación, omitiendo la presencia de la chica.

    Ella frunce el entrecejo, cansada de la estupidez e indiferencia del muchacho.

    Se levanta de la silla y camina con pasos firmes hacia él, con el mero propósito de hacerle saber que ella existe y no todo da vueltas alrededor de él o de Yuuki Kuran. El peli-plateado desvía su mirada hacia ella intentando intimidarla. Más no funciona en lo más mínimo; vuelve a ignorarla.

    No es que le repugne la presencia de ella, puesto que a sus ojos no era más que una niña vampira con un destino manchado por ciertos sucesos, pero a fin de cuentas él era cazador y ella de alguna manera era una posible presa, y tenía en claro que si la peli-violeta se pasaba de lista no dudaría en eliminarla.

    A veces le molestaba tener un corazón tan frío…

    La chica se detuvo frente a él, sonriéndole como solía hacerlo con todo el mundo. Se sentó a su lado y dirigió su mano a los plateados cabellos de él, más el chico se levantó antes de que pusiese llevar la acción a cabo, observándole hostilmente. María rezongó infantilmente y se recostó del espaldar del asiento, apartando finalmente la mirada de aquellos irises casi idénticos a los suyos.

    El silencio reina en aquel sitio, y la fémina no hace más que suspirar derrotada ante la actitud de su acompañante. Todos sus intentos por captar la atención de él eran fallidos, y no podía hacer uso de la mayoría puesto que Zero-kun no dudaría en usar su peligrosa arma con ella si la encontraba irrespetuosa o amenazante.

    Se escucha el leve crujir de la antigua puerta al abrirse, dando paso a una silueta masculina. Ella escucha a Zero llamarle Kaito, y decirle unas cuantas palabras, atravesando la puerta y dejando al joven castaño a cargo de ella.

    Ella observa al peli-plateado algo confundida, y él le devuelve la mirada insensible. Para acto seguido terminar de abandonar la habitación.

    Fastidiosa… Así le veía él probablemente.

    Incompatibles, como el agua y el aceite.

    Imposibles, porque a pesar de estar ligados por lo sucedido con Hiôu Shizuka en un pasado, estaban tan lejos el uno del otro que parecía haber abismos de distancia entre ambos; sin contar que el corazón del cazador le pertenecía a alguien más, a alguien que no lo valoraba.

    La verdad era que, los opuestos no se atraían…

    Más ella no se daría por vencida, se llevaría a Zero lejos de todos, así le costara su vida.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso