Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por BlackyJoZZeRock, 24 Abril 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    2053
    Bueno aquí estoy yo de vuelta! :D
    Pido mis más sinceras disculpas a todas aquellas personas que seguían el fic y a los cuales deje esperando por casi un año entero.. Pero me temo que por motivos de estudios me vi obligada a dejar todo esto en abandono. Mas ahora que estoy en vacaciones he vuelto y espero que si me perdonan puedan llegar a disfrutar de este nuevo capitulo!
    PD: recordar que tengo muuucho tiempo sin escribir así que tal vez este un poco oxidada y el capitulo un poco lelo.. jeje peor tengo que agarrar el toque nuevamente! :) si tienen duda del capitulo preguntar en comentarios o en mi perfil! se aceptan criticas y sugerencias!
    -x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-

    ¡La revancha de gyarados, primer round! ¡La batalla comienza!

    Y hay se encontraban nuestros héroes en sus posiciones de batalla, Pikachu tomaría el cargo de la defensa mientras que Jozz se encargaba de dar los ataques directos mientras que del otro lado del campo de batalla se encontraba Gyarados. No parecía tomar ninguna posición de batalla, la verdad, se notaba muy relajado a como estaba con anterioridad cosa que no paso desapercibida de nuestros héroes…

    —¡Jum! Jozz no se tú pero creo que Gyarados esta muy confiado— le susurraba Pikachu a su compañera la cual se encontraba frente a él lista para atacar.

    —Sí Pika yo también lo note... Y no me agrada la idea de verlo tan confiado— le respondió Jozz a su amigo— ¡HEY TÚ! ¿Se puede saber el por qué de esa sonrisa en tu entupido rostro? — le reprochó la Eevee a su enemigo en un tonó no muy amigable y llegando prácticamente a los gritos.

    — ¡Jozz! ¿Qué demonios estas pensando? No es momento para ponerse matona y simplemente gritarle cuanta chorrada se te ocurra al enemigo—regañaba Pikachu a su compañera.

    —¡A ti que te importa enana! ¡Será mejor que empecemos pronto con la batalla! ¡Colmillo Hielo!

    — ¡Jozz a tu derecha! — le advirtió Pikachu a su compañera.

    — Tranquilo lo tengo cubierto…. ¡Azote! — articuló la Eevee al tiempo que con su cola golpeaba el costado de la mandíbula del gran Pokemon de agua ocasionando que el ataque fuera en otra dirección— ¡Ahora Pikachu!

    — sí — respondió Pikachu e inmediatamente cargo su puño una gran cantidad de fuerza listo para atacar a su enemigo — ¡Puño Certero!

    — No, está vez no enanos… ¡Acua Cola! — anunció Gyarados y seguidamente su cola se ilumina y empieza a generar agua entorno a ella en forma de un gran remolino.

    — ¡Demonios! — manifestó el pequeño amarillo al mismo tiempo que era golpeado por la cola del Pokemon agua siendo de esta forma lanzado a gran distancia.

    — Ilusos… ¿acaso creen que alguien puede caer dos veces en la misma trampa de dar el primer ataque y que el otro remate? — exclamó Gyarados con una sonrisa en su rostro al observar como su contrincante era revolcado en el suelo por la inercia del golpe recibido — JA JA ineptos no soy el mismo Gyarados que se enfrentaron hace año y medio, está vez estoy preparado JAJAJA— reía maléficamente y lleno de confianza.

    — ¡Ataque Rápido! — se oyó a espaldas del distraído Gyarados al mismo tiempo que era impactado por Jozz.

    — Aaaaarrr…. — se quejaba del gran dolor el Pokemon — ¿Cómo te atreves? — cuestiono con ira el azul.

    — ¡HA! ¿Ahora quién es el iluso? — dijo la Eevee mientras se dirigía en dirección de su amigo amarillo a socorrerlo— ¿Crees que nos arriesgaríamos a realizar una maniobra de ataque ya antes utilizada sobre el mismo enemigo sin antes pensar un plan B? — cuestiono la ex humana a su enemigo con un son de mofa.

    — grrrr…. Aún no canten victoria mocosos, la pelea apenas empieza— gruñía Gyarados con rabia.

    — ¿Pikachu estas bien? — cuestionaba la pequeña marrón a su compañero.

    —Por su puesto Jozz, Gyarados puede parecer muy poderosos pero es pura pantalla… Sus ataques no son tan fuertes como parecen. — respondió Pikachu lleno de confianza.

    — Me alegra escuchar eso y lamento haberte utilizado como el sebo— decía con tristeza su amiga.

    — Relájate al fin y al cabo ese es mi trabajo como defensa y de no ser por eso nuestro plan no tendría éxito— explicaba Pikachu dando a entender que no era necesaria la disculpa — ¡ahora presta atención, Gyarados está apunto de atacar de nuevo!

    — ¡Hidro Bomba! — exclamó el villano.

    — ¡Impactrueno! —contraatacó el amarillo, lamentablemente Gyarados fue ágil y logró evadir el ataque.

    — ¡Ya se los dije enclenques! Es inútil que me intentes atacar con ataques, menos cuando son de uno en u…— pero el malvado tipo volador no pudo seguir ya que había sido golpeado de lleno justo en su estomago logrando dejarle sin aire— aaaa…. ¿Ataque rápido? Per- ¿pero cómo es que… ¿Cómo es que has atacado tan pronto?

    — Ale… vamos gyarados usa un poco ese pequeño cerebrito que para algo lo tienes… ¿te suena familiar las palabras “movimientos enlazados” — respondía Jozz a su enemigo.

    —¿ah? Movimientos… enlazados…— dijo Gyarados completamente desconcertado— «¿pero cómo es posible?»

    —¡exacto! Los mismo que usamos contigo aquella vez en el Mar Circundante…— respondió el eléctrico mientras se acomodaba nuevamente en su posición de defensa y recargaba fuerzas para su próximo ataque.

    —Imposible… he estudiado día tras día los fallos y desventajas que llegue a tener en esa pelea y recuerdo muy bien que en aquella ocasión ustedes dos perdieron sus “movimientos enlazados” — decía el villano mientras intentaba recuperar el aire perdido.

    —bueno sí tienes razón en eso, pero fíjate que donde vivimos existe alguien que nos hizo el gran favor para volver a enlazarlos— presumía Jozz.

    —en ese caso tendré que volvérselos a agotar…— decía con calma el villano— ¡Hidrobomba! — y dicho esto se dispuso a atacar nuevamente.

    —buena suerte con eso…— le respondió la tipo normal mientras ella y su compañero esquivaban el ataque— ¡Pikachu!

    —¡entendido! ¡Puño certero! — exclamó el amarillo mientras volvía a darle de lleno a su enemigo en el mismo lugar de antes.

    —AAAAGGRR….

    — ¡Perfecto! — exclamaron ambos héroes al mismo tiempo.

    «Aún no canten victoria» —pensaba el villano con una sonrisa envenenada— ¡Acua Cola! — y dicho esto su cola empezó a desprender agua al mismo tiempo que se acercaba a los exploradores.

    — ¿Qué cara… — no tuvieron tiempo de terminar la frase cuando ya habían sido golpeado el par de exploradores lanzándolos a lo lejos hasta chocar contra una de las paredes del cráter — ¡¡AAAHH!!— exclamaron ambos un gemido de dolor.

    —¡MUAJAJAJA! Ilusos... ¿Acaso se creían los únicos que en este tiempo ha generado un plan B para emergencia? Tontos… ¿Estaba muy dura la pared? MUAJAJAJA— se burlaba Gyarados.

    ***Cerca del campo de batalla***

    —¡¡¡AAAHHH!!!...

    —«¿Ah? ¿Que sucede aquí?» — se cuestionaba mentalmente Manaphy, al parecer estaba despertando — «¿Acaso serán mamá y papá?»

    Manaphy se encontraba en una especie de plataforma de piedra cerca de la batalla, aunque muchos metros más arriba de esta lo cual lo mantenía a salvo de cualquier ataque que fuese lanzado.

    —«Tengo que… tengo que fijarme…»—decía Manaphy mientras que con las pocas fuerzas que tenía se arrastraba por el suelo hasta llegar al borde de la plataforma para poder ver la batalla—«ya casi un poco más»

    Manaphy logró divisar la batalla desde allí, y pudo observar como Pikachu intentaba despertar a Jozz y esta no respondía a los llamados de su compañero.

    —«Vamos Jozz debes despertar… Tienen que rescatarnos a mi, a Walrein y a ese otro pokemon que tiene de rehén»—decía el pequeño de color celeste, tratando de darle apoyo a su amiga a pesar de saber de que era imposible que lo escuchase.

    El infante volvía a perder la conciencia, sus fuerzas le volvían a fallar, pero antes pudo percatarse como su secuestrador iba atacar a sus padres adoptivos.

    —«¡Jozz no! Pikachu date vuelta pronto… Tienes que salvar a Jozz… tienes que salvarme… salvarnos… Por favor…»—fue lo ultimo que dijo antes de volver a caer inconciente.

    ***De vuelta al campo de batalla***


    —mmmm… hay que admitirlo, nos agarro por sorpresa— se quejaba Pikachu mientras tomaba fuerzas para ponerse en pie— ¿Ahora que haremos Jozz? — pregunto a su compañera.

    Sin embargo por más que Pikachu la intentara levantar y agitara todo lo que fuera su amiga no respondía.

    — ¡¿JOZZ?! ¡Responde Jozz! Vamos no es momento de la siesta, responde… Tenemos que derrotar a este tipo y rescatar a Manaphy. ¿Recuerdas? — volvía a insistir Pikachu en despertar a su amiga.

    Lo que no sabía Pikachu es que el golpe había tenido un mayor impacto en Jozz debido a que fue directo en su cabeza, sumándole el choque contra la pared, provocando dejarla inconciente.

    — Idiota… ¡Entérate de una buena vez que se ha desmayado y deja de lloriquear! — le reclama su contrincante con forme se acercaba cada vez más con deseos de volver a atacar.

    — ¡¿QUÉ?! Eso es imposible… yo fui golpeado con el mismo ataque y fuerza y estoy conciente— decía Pikachu al no lograr entender el porque de la situación de su compañera.

    —Te recuerdo que ella es un tipo normal, mi ataque era tipo agua al cual ella tiene desventaja además de categoría física lo cual hace que le afecte mucho más que a ti siendo un tipo eléctrico— explicaba Gyarados a la vez que cada instante estaba más y más cerca de Pikachu, el cual le daba la espalda— tranquilízate... solo se ha desmayado, no le he matado… aún...

    Era obvio lo que ocurría en el lugar, Gyarados quería tomar ventaja de lo distraído que se encontraba Pikachu por el estado de su compañera. Era una oportunidad que no desaprovecharía, lograr atacar por la espalda como buen villano que era.

    —Obviamente ella no es la única que esta en un estado tan triste… Y por supuesto que me refiero a su disque “hijo” como le hacen llamar ustedes, él también se encuentra inconciente como viste antes de comenzar la batalla— la maldad se le sentía en el hablar a Gyarados— si es que se encuentra vivo todavía… supongo que no se medir mis fuerzas.

    — Infeliz…— fue lo único que se le oyó decir al amarillo, este solo apretaba su puño lleno de rabia.

    —Ya te lo dije, deja de llorar… Ya pronto les harás compañía… ¡TRES METROS BAJO TIERRA ENANO! — exclamó el malvado Pokemon, con su cola una vez más envuelta en agua y dispuesto a atacar —¡Acua Cola!

    Pikachu se mantuvo firme frente a Jozz, cada segundo que pasaba en su puño crecía un gran poder que seguro pronto no lograría contener, sentía como cada momento el ataque de su contrincante se acercaba cada vez más a su espalda. Dio media vuelta y entonces… Todo el enojo de Pikachu se desencadeno.

    —¡No te permitiré que le hagas más daño canalla! — vocifero Pikachu con gran enfado, y de su puño empezó a verse un gran brillo resplandeciente. —¡PUÑO…!— fue lo último que se le escucho decir a Pikachu antes de verse una gran explosión dejando solamente una densa neblina ocultando a todo aquel que se asomase lo que sea que hubiese pasado con los dos combatientes.


    “No permitiré a nadie hacerles daño… No te permitiré volverla a dañar”
     
    Última edición: 20 Octubre 2013
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Wow... emocionante episodio, eh... ese Gyarados se volvió mucho más fuertote D:

    Tu escritura no se ha oxidado para nada n__n. Eso es muy buena señal eh :B. ¡Sigue así, Jozzy!

    Ah, y un detalle... los ataques de Agua hacen daño NORMAL a un pokémon eléctrico como Pikachu. No son "poco efectivos" como si los usaran contra un pokémon de tipo Planta.

    ¿Y por qué no llamaron a otros pokémon para ayudar? Me gustaría saber qué otros pokes hay en el equipo PikaJozz... en una de esas, yo lo primero que intento reclutar es un Mareep, una Buneary y un Natu :B. O cualquier poke muy bueno que salga de un huevito n__n. ¡A entrenar se dijo! (Una vez me salió un Sableye macho y yo dije "WTF?!" O__O. Las probabilidades eran mínimas xD)

    Bueno, ahora sí te dejo -w-. Cuídate n__n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    jaja sii ya sabia eso... :D jajaja por eso Pika no resulto tan herido pero Jozz no es eléctrica le hacen más efecto aún! :B además Jozz es una exploradora fuerte que ha llegado a enfrentar los más duros rivales pero aun así sigue siendo una chica y puede llegar a salir más afectada que Pikachu en muchas ocasiones (a pesar de que no lo acepte xD)
    Waa Sableye que tán sexy? xD yo amo los Sablayes! son demasiados ricos jajaja los amo misteriosos y chistosos combinación más que perfecta! :3

    bueno eso lo explicare más adelante en la historia al igual que que otros integrantes conforman el equipo PIKAJOZZ! ^.^
    y agradezco que digas que no me he oxidado eso es bueno jajaja quiere decir que las cinco horas en vela (escribí este capi de 12:00 am a 4:55 am) valio la pena! :D

    sin nada más que decir me despido!
    Jozz cambio y fuera!!
     
  4.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    2338
    Bueno gente Jozz reportando... la verdad debo pedir MUCHAS disculpas por mi retraso en subir capis pero mi vida personal no me lo permitió.
    Empezando por problemas familiares, el colegio, vida amorosa y más que todo los problemas técnicos que presente con mi computadora. Sin embargo siempre se mantuvo mi deseo de seguir esta historia y no llegar a abandonarla. De ante mano doy gracias a aquellos lectores que esperaban los capitulos y a mis amigos que de vez en cuando me apoyaban y motivaban a pronto seguir el fic!
    Una vez más disculpas si ven el capi de esta vez un poco "ñoño" oh aburrido oh hasta fuera de libreto pero en ese lapso perdí un poco la linea de la trama.
    Aún así deseo que disfruten y pronto podran observar más movimiento de esta maravillosa historia!
    Se aceptan criticas y comentarios constructivos.
    Jozz cambio y fuera! ¡Equipo PIKAJOZZ ADELANTE!
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    ¡La revancha de Gyarados, segundo round! ¡Puño a puño!

    —…TRUENO! — fue lo ultimo que se escucho en la cueva.

    —Arrrrgg… ¡Maldito! — Se escucho el quejido desgarrador del malvado Gyarados— ¿Qué rayos se supone que acaba de suceder? — se cuestionaba a sí mismo el villano.

    Pero Pikachu no respondió, he inmediatamente se lanzó de nuevo al ataque, nuevamente con su puño lleno de electricidad con el motivo de dañar a Gyarados. Más este último logro esquivarlo aunque con un poco de dificultad.

    —Es imposible… ¿Cómo has podido aprender 5 ataques? — preguntaba atónito el pokemon tipo agua.

    —Es un secreto... — Respondió el eléctrico al mismo tiempo que se lograba colocar ágilmente detrás de su contrincante— ¡Puño Certero!

    —¿Pero qué? — fue lo último que se oyó decir a Gyarados antes de un alarido de dolor, el puño certero de Pikachu le dio de lleno en su espalada lanzándolo unos cuantos metros lejos.

    «Un secreto… hasta para Jozz»— pensó Pikachu al mismo tiempo que se hundía poco a poco en un pequeño recuerdo de hace unos meses atrás.

    *Flashback*

    —Y entonces Jozz desapareció por los aires en forma de pequeñas y muy brillantes luces— se podía observar a Pikachu contando la historia de su “despedida” a una Smoochum, un Elekid y un Magby que estaban sentados en el suelo poniendo suma atención al explorador.

    —Espera pero… tu amiga ella se... ¿Ella acaso murió? — preguntaba la Smoochum con los ojos llorosos.

    —¡Espera ya voy por la mejor parte no llores por favor! — rogo Pikachu a la pequeña pokemon— meses después cuando ya el tiempo volvió a la normalidad y todos los pokemon vivían tranquilos, me encontraba yo caminando por la playa y fue cuando apareció otra vez ella… Dialga, el pokemon del tiempo regreso a Jozz junto nosotros como recompensa por su sacrificio por salvar al mundo. y fue cuando…— siguió narrando Pikachu hasta que fue interrumpido por alguien.

    —¡La besaste en los labios y vivieron felices por siempre! — gritó la niña frente a Pikachu.

    —Sí y entonces nos besamos y… —contesto Pikachu sin meditar, a por lo menos hasta que se jacto de su palabras tornándose su rostro más rojo que una baya tamate— ¿Qué rayos estas diciendo niña? —cuestiono completamente alterado.

    —Smoochum no seas tonta, es una historia de acción de exploradores no hay lugar para el amor… — explicaba Elekid a su amiga.

    —sí además los besos son asquerosos— decía Magby haciendo al mismo tiempo un gesto de asco.

    —¡Claro que no! ¿Verdad señor Pikachu? Tú besaste a la señorita Jozz al declararte tu amor y desde ahora ella es tu princesa, el amor de tu vida… ¿verdad? — preguntaba Smoochum con sumo interés en la respuesta que fuese a dar Pika.

    —¿beso? ¿amor? ¿princesa? ¿Jozz? —pareciera que Pikachu no terminaba de procesar la pregunta.

    —jajajaja miren su rostro esta rojo— se burlaba Elekid.

    —¡Colorín colorado, si no se van ya los electrocuto! — exclamó Pikachu haciendo pequeñas chispas en el suelo para ahuyentar a los niños, los cuales salieron corriendo despavoridos.

    —Jajaja que malvado has sido, ¿no crees? jaja— se oyó decir detrás de Pikachu.

    —recuérdame no volverle a contar historias a tu sobrino y sus pequeños y molestos amiguitos— le decía el explorador a Electivire, dueño del Centro de Enlaces Electivire.

    —Admite que la parte del beso te hubiese encantado que sucediera— bromeo en grandote.

    —Eres igual de molesto que tu sobrino— se quejó Pikachu.

    —créeme la madre es peor— le comentó.

    —como sea ya te hice el favor ahora me tengo que ir— le respondió Pikachu dispuesto a marcharse.

    —Oye espera Pikachu— detuvo Electivire al pequeño explorador— ¿no te interesaría saber sobre un nuevo ataque?

    — ¿nuevo ataque? ¿Para qué? Estoy a gusto con mis ataques— respondía orgulloso Pikachu.

    —si bueno pero después de escuchar tu historia me parece lo más conveniente, ¿no crees?

    —explícate Electivire— le pidió Pikachu.

    —Bueno es que me puse a pensarlo y si aprendieras un nuevo ataque como no sé… —explicaba el gran pokemon eléctrico— ¡ya se el puño trueno! Sería muy útil para las misiones además de llamar la atención de las hembras— esto último lo dijo con una cara picara.

    — ¡Oh por favor, madura Electivire! —Exclamó indignado Pika con el último comentario— además no tengo tiempo ni la destreza para poder aprender un nuevo ataque. Si no lo sabes la vida de un explorador es muy ocupada…

    — ¿tan ocupada que siempre pasas aquí exactamente a las 4:30 a charlar conmigo verdad? — le reclamó Electivire al explorador.

    —no me juzgues tú no sabes nada— respondió indignado.

    —mira hagamos un trato… en vez de pasar aquí a las 4:30 a charlar, yo cierro mi tienda y nos vamos al patio de atrás y te enseño el ataque, ¿te parece? — le propuso.

    Pikachu lo medito por un momento no sonaba tan mala idea al fin y al cabo, pero el pensar que tendría que olvidarse de un ataque le incomodaba un poco. Medito un poco más hasta que se decidió.

    —ok acepto pero con dos condiciones—le empezó a explicar Pikachu a su futuro entrenador— la primera es que solo me enseñaras como ejecutar el ataque. Ya veré yo si deseo usarlo y olvidar un ataque o que.

    — ¡De acuerdo! ¿Y la segunda condición? — le preguntó al explorador.

    —No le vas a decir absolutamente nada de esto a Jozz... ¿De acuerdo? — le planteó con completa seriedad.

    —Jajaja ¡yo sabía deseas impresionarla! Jajaja ¡Tienes un trato chico! —respondió risueñamente Electivire extendiendo su enorme mano a su futuro aprendiz.

    — ¡Cállate! ¡No es lo que piensas! — exclamaba Pikachu completamente rojo al mismo tiempo que extendía su mano con mala gana.

    *Fin Flashback*

    «es verdad que deseaba que Electivire le dijera nada a Jozz» — seguía pensando Pikachu — «pero la única razón era porque este ataque sería solo para emergencias no deseaba que se hiciera algún tipo de necesidad» —¡Y es momento de darle verdadera utilidad! — Vocifero Pikachu y nuevamente su puño se rodeó de electricidad— ¡PUÑO TRUENO!

    —¡Maldita sea esta vez no enano! — Exclamó Gyarados enfurecido al mismo tiempo que lograba esquivar el ataque— ¡Aqua Cola!


    Lejos del campo de batalla se encontraba el agotado Abra intentando de zafarse de su amarre contra el pedazo de roca al cual lo había atado Gyarados, notándose su inquietud y ansiedad por ser libre.

    —Es imposible…. No puedo más, mis fuerzas están escasas y poco a poco empiezo a perder el conocimiento— se oía quejarse el psíquico— pero al fin y al cabo no creo ser de ayuda en esta batalla… al fin y al cabo ha sido mi culpa meter en este embrollo a esos pobres chicos— se lamentaba el pobre pokemon.

    Abra estaba dispuesto a dejar de intentar liberarse hasta que un recuerdo allano su mente.


    *Flashback*
    —Ahora si inútil… —le decía Gyarados a un pequeño Pokemon al que se le podía notar que estaba atado a una estalactita— será mejor que empieces a servirme para algo, a menos de que desees que te castigue por estar de entrometido en mis planes —le amenazó— ¡ahora telé transpórtame donde esos enclenques, te lo ordeno!

    —¡Ya le dije que no puedo! Por favor escúcheme… sus ataques hacia mi solo han logrado que mis fuerzas se agoten por completo y realizar una tele transportación se me sea imposible, más con alguien de su calibre— se explicaba el Abra, que esos momentos era el rehén.

    —en ese caso me veré obligado a matarte…—respondió sin asco alguno en sus palabras al mismo tiempo que le veía con una mirada completamente fría y seca— ese será tu castigo.

    —No Gyarados por favor no… tenga piedad, ya se lo dije yo no sabía que usted tenía una trampa para ellos justo en la entrada secreta del Cráter Marino. ¡es más ni tenia idea que existiese dicha entrada! — se intento defender.

    —Justo eso es lo que más me disgusta en estos momentos de ti… Se suponían que como ese par de sabandijas son exploradores debían encontrarla, no me importaba si durasen días, debían entrar por ese lugar para ser emboscados por mis secuaces— explicaba el villano— Pero tuviste que aparecer TÚ... y llevarlos de la manera segura… ¡UN PLAN DE MESES ECHADO AL BASURERO POR UN SOPENCO QUE SE METIO EN LO QUE NO LO LLAMARON! —gritó lleno de ira Gyarados al pequeño Pokemon al punto de casi dejarle sordo.

    —por favor yo no sabia... ¡perdóneme la vida es lo único que le pido! — Pedía clemencia el psíquico— haré lo que sea para que me perdone mi “error”…

    —¿lo que sea? Que te parece si empiezas a serme útil, ya dijiste que no podrías tele transportarme… ¿pero que me dices de tus... visiones? —sugirió con malicia.

    —¿mis visiones? *Glup* ¿se refiere a utilizas mis sueños para poder observar donde se encuentran esos chicos? — cuestiono con temor el rehén.

    —por su puesto… es una buena idea, podría observarles, ubicarlos donde están exactamente y atacarles de sorpresa— explicaba su nuevo plan el malvado Pokemon.

    —lo lamento… — decía Abra— ¡pero me temo que no lo haré!

    —¿cómo que no? ¿Acaso deseas morir idiota? — le cuestiono con ira el tipo agua.

    —¡claro que no! Pero prefiero morir a tener que perjudicar a ese par de chicos, son buenos muchachos no merecen algo así… —respondía con valor el de ojos como hendijas— ¡tengo mis principios y entre esos esta el no traicionar a aquellos que en algún momento llegue a ayudar!

    —en ese caso dime… entre tus principios esta dejar morir en manos de viles y… descorazonados villanos la vida de un inocente niño? — regresaba su sonrisa envenenada.

    —a... ¿a que te refieres? —dudaba Abra.

    —Mejor que él te responda…— dijo Gyarados mientras que entre su cola sostenía en cuerpo frágil y débil de Manaphy.

    —Jozz... Pika… Ayúdenme… los necesito…—decía a duras penas el pequeñín celeste dejando caer una pequeña lágrima por su mejilla.

    —¡ERES UN MONSTRUO! ¡DEJALO EN PAZ! — le exigía.

    —de acuerdo entonces ya tenemos un trato…—decía lleno de confianza el tipo volador— tú has lo que te pido y yo dejare al niño en paz…

    —yo... yo… — Abra no sabía que responder, de una o cualquier manera alguien saldría afectado o gravemente herido. Lo recapacitó después de darle mil vueltas al asunto, respondió— acepto…

    —perfecto…— articulo el desalmado villano y dejo en el suelo a su pobre victima, el cual ya se encontraba desmayado desde hace pocos minutos— me iré un momento a buscar a mis demás secuaces y cuando regrese espero que tengas ya todo listo “señor principios”… MUAJAJAJAJAJA— seguida de su orden solo se le vio desaparecer entre las sombras.

    —Chicos perdónenme…— y dicho esto, Abra procedió a proyectar sus sueños.

    *Fin Flashback*

    —No… No puedo darme por vencido ahora… Tanto esos chicos como ese pequeño azul me necesitan ahora. — exclamaba decidido el psíquico— yo fui en parte el culpable de que se metieran en esto y los ayudare. ¡No importa nada los ayudare! ¡Yo debo ser fuerte!— y dicho esto Abra con las pocas fuerzas en su poder logro romper las cuerdas que le ataban.

    —¡soy libre! Ahora a buscar al pequeño y luego rescatar a los chicos… Gyarados tal vez yo no sea un explorador pero tengo la valentía de uno. Te arrepentirás de haberte metido conmigo y esos chicos— y dicho esto Abra se dirigió al campo de batalla.

    “No cantes victoria. Esta vez sí pienso ganar la batalla”
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    xpokemaster

    xpokemaster Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Febrero 2011
    Mensajes:
    68
    Pluma de
    Escritor
    Esta narrativa es pulcra y sencilla, fácil de digerir y muy disfrutable, buenas partes de comedia, un poco demasiado cliché del anime pero está bien, no es algo malo a menos qué se sobre explote. Las peleas son buenas, pero se alargan bastante, aunque bien este podía ser la base de la historia ya qué tal vez no dure tanto. Me gustó mucho y quisiera seguir leyendo, ojalá todos tus problemas se resuelvan. Sólo falta un poco de descripción del ambiente, no sé ni cómo es donde están ni si pasaron por un lugar en la grieta a llegar con Gyarados y ello. Es un error común por lo qué veo y qué solía pasarme. No es estrictamente necesario claro, pero cuándo creas un nuevo lugar se agradece conocerlo ya qué así expande uno la visión.
    Le pongo un 9.5 a pesar de todo, eres muy buena sólo te tardas un poquitín mucho en subir nuevos capítulos xD, pero sé que eres buena y deseo seguir leyéndote.
    Un consejo, mete a fans en el fanfiction, o a amigos de pérdida, ya que es uno de los aspectos que más disfruté en el dungeon, conseguir nuevos pokémon, que sean representante de mis amigos y así ir en aventuras, llegar a nuevos lugares contra enemigos más difíciles pero seguir sin importar que, pienso que es una de las magias de los fanfiction de mystery dungeon
     
  6.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    muchas gracias por los consejo y de verdad planeo seguirlos! :D y con respecto a los de los amigos y fans si pensaba hacerlo pero más adelante en la historia este solo es el comienzo (el cual se me a alargado XD)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hmmm... en verdad fue un buen episodio, aunque se me hizo MUY corto.

    En verdad, para lo que hemos esperado todos, es muy poco contenido... ¿Cuántos KB en Word pesó en total?

    Quizás se me hace corto por la cantidad de flashbacks. Pero bueno... ese Gyarados es despiadado. Una mierda de Pokémon... y uno pensando que el que salía en el videojuego era malo, pero este... ugh. Realmente malvado

    Y sí... yo también pondría que TODOS los pokes aprendan los ataques que se le vengan en gana. El límite de 4 por poke es una tontería en verdad.

    Ahora veamos cómo termina la batalla... pero no sé si estaré vivo dentro de 3 meses...

    OK, solo bromeo xD


    ==[Nathancito estuvo aquí :3]==
     
  8.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    3053
    Perdonen el atraso con este capitulo! ya se que son muy pocos los que siguen este fic pero aun así perdonen! D el cole, la casa, la familia todo es una dificultad :/(la compu muere -.- jajaja) pero hice lo que pude y aqui esta! :D gracias si siguen leyendo esto después de todo se agradece!
    (perdonen si suena medio ñoño el capitulo tengo rato de no escribir)
    -------------------------------------------------------------***********************************************---------------------------------------------------------------------

    ¡La revancha de Gyarados, tercer round! ¡Unidos vencerán!


    —¡Aqua Cola! — exclamó Gyarados con total enfado y conecto a Pikachu de una sola vez.


    —¡Rayos! Aaaa duele… — decía Pikachu después del impacto, en su costado se podía apreciar la herida producida por el anterior ataque.


    —jajaja tranquilo mocoso pronto estarás inconsciente al igual que tu amiga y dejara de dolerte— decía con sorna el villano provocando ira en el eléctrico.


    —eres un… un infeliz Gyarados— decía Pika con desprecio, al mismo tiempo que caía de rodillas al suelo, el golpe le estaba empezando a afectar se percataba que era más fuerte de lo que había pensado— ¿qué esperas conseguir derrotándonos?

    —Eso no es de tu incumbencia “amarillito”. ¡Aqua cola! — y sin aviso volvió a conectarle un golpe a Pikachu con su cola haciéndolo gemir de dolor.


    —«¡demonios! El solo hecho de ya haberme golpeado una vez con su aqua cola me hizo suficiente efecto como para llegar a emparejar los resultados que tanto me habían costado lograr»— pensaba Pikachu retorciéndose del dolor en el suelo al mismo tiempo que divisaba a Jozz aún inconsciente sobre el suelo—«Jozz… por favor despierta pronto, creo q no podre con él solo…»


    —Veo que aun estas despierto, déjame arreglar eso— decía burlón el villano a la vez q se asomaba una maléfica sonrisa en su rostro— ¡colmillo hielo!


    —«Rayos me alcanzará… No creo poder soportar un tercer golpe, perdóname Jozz te falle»— pensó Pikachu a la vez cerró sus ojos esperando el impacto de la cola sobre su cuerpo.


    — ¡Barrera! — Se oyó exclamar y frente a Pikachu apareció una barrera la cual lo protegió del ataque— Gyarados te lo imploro ten compasión de este chico— decía Abra desde atrás del villano al mismo tiempo que intentaba mantener la barrera que había proyectado frente a Pikachu.


    — ¿Tú de nuevo? ¡No te bastaba con estropear el plan a primera instancia sino que también te entrometes en la pelea pequeña sabandija! — gritaba lleno de ira el tipo agua.


    —Te lo advierto Gyarados, aléjate del chico o me veré forzado a atacarte— decía el psíquico tratando de sonar amenazante, aunque su cuerpo lleno de golpes y su notable cansancio no le ayudaran en nada.


    —« ¿Abra? ¿Por qué él está aquí no se suponía que le temía a esta cueva?» — se preguntaba a si mismo Pikachu mientras intentaba reincorporarse aprovechando la distracción que le habían proporcionado anteriormente.

    —No me hagas reír enclenque, estas en una situación igual o peor que estos mequetrefes…— reía maliciosamente— ¿Qué te hace pensar que puedes hacer frente a mí? ¿Acaso necesitas otra paliza como la que te di con anterioridad?


    —No me interesan tus amenazas Gyarados, puedes hacer conmigo lo que desees pero deja a esos chicos y al niño en paz.


    —Oblígame…— finalizó el villano con una sonrisa llena de maldad. Justo cuando estaba listo para atacar el cuerpo de Gyarados fue impactado por un ataque rápido en su costado derecho. — ¡AAARGG! ¡Maldita sea quién fue! — se quejaba del dolor.


    —Déjale en paz Gyarados— decía entre jadeos Pika, el cual parecía estar en su límite después de ese último ataque— esta pelea es entre tú y yo.


    —Vaya, vaya al parecer eres hueso duro de roer enano…


    —Más de lo que imaginas cara de lagartija.


    —¡Maldito mocoso! ¡Muérete de una sola vez! —bramó Gyarados soltando un coletazo al azar por el enfado.


    Pikachu sabía que hacerlo rabiar no era la mejor idea en estos momentos. Sin embargo era lo único que le brindaría el tiempo suficiente para planear un plan. El tiempo pasaba y Jozz no despertaba, sumándole que quien sabe cómo se encuentra Manaphy en estos momentos el cuál podría estar al borde de la muerte con cada minuto que pasaba en esa pelea.


    —¡Ya lo tengo! — exclamó — ¡Abra- san póngame atención! — dijo llamando la atención del psíquico el cual estaba un poco ido, tal vez por el cansancio o el simple hecho de estar frente a semejante pokemon— ¿Ves a la Eevee que está allí inconsciente? Necesito que la alejes más del campo de batalla e intentes despertarla. Si lo consigues y notas que este bien dile que tome a Manaphy y salgan de aquí. Yo me encargare personalmente de este rufián.


    —E… Espera chico, ¿estás seguro de lo que dices? Estas muy herido y no creo que puedas hacerle frente— dudaba Abra sobre la “orden” que le habían implicado.


    —No me interesa. Solo llévatela donde esta Manaphy y apenas despierte que se larguen. Si para cuando salgan de la cueva crees que tienes las agallas para volver con gusto aceptare tu apoyo — dijo con tono sereno y sin dejar de observar cada movimiento de Gyarados el cual prestaba detallada atención a las palabras dichas entre los otros dos pokemon.


    Era obvio para Abra que no importase lo que dijera Pikachu no cambiaría de opinión. Así que solo precedió a asentir y corrió hacía donde Jozz y con sumo cuidado la alzo hasta colocársela sobre el hombro y así poder cargarla.


    —¿Dónde está el pequeño?


    —Allí arriba de esa plataforma— señalo Pikachu al mismo tiempo que esquivaba un ataque sorpresa de su contrincante.


    —De acuerdo usare lo último de fuerza psíquica que me queda y me transportare hasta allí— y dicho esto y desapareció dejando el campo de batalla completamente solo para los dos contrincantes.


    —Perfecto ahora habrá más espacio en cuál pueda restregar tu rostro contra el suelo— dijo Pikachu con cierto tono de burla.


    —como estas tan seguro microbio… a como yo lo veo yo tengo más probabilidades de salir victorioso— contesto Gyarados con sorna.


    —Con eso te equivocas Gyarados. ¿Sabes por qué? — preguntó Pikachu dejando ver una sonrisa presumida— ¡Porque ahora esto es PERSONAL! ¡PUÑO TRUENO!


    ***Plataforma cerca del campo de batalla***


    —Vamos chica despierta tú amigo y el niño lo necesitan— se oía decir de forma afligida el pokemon color amarillo a la vez que intentaba despertar a la ex humana.


    —¿Mmm? ¿Qué sucedió? — se preguntó Jozz mientras iba recobrando el conocimiento— ¡Waa Pika Manaphy!


    —Tranquila chica no te esfuerces tanto podrías marearte.


    —¿A quién le importa? Necesito ir a ayudar a Pika.

    —Me temo que no te dejare… Tu amigo me pidió que te sacara de esta cueva lo antes posible junto a ese pequeñín a la par tuya.


    —¿mmm pequeñín? — se preguntó a sí misma y se volvió para observar justo a su lado el cuerpo de su pobre “hijo” completamente maltratado— Manaphy por favor háblame— le suplicaba a la vez que intentaba despertarlo.


    —Jovencita no se apresure el niño está muy afectado no creo q se despierte— le aconsejo el mayor.


    —Ese maldito de Gyarados me las pagara… Manaphy por favor intenta despertar— volvía a intentar Jozz pero esta vez con más tacto y tranquilidad.


    —Mmm.. ¿Mana? — se oyó decir por lo bajo. Manaphy empezó a despertar con dificultad— ¿Jozz eres tú?


    —Sí Manaphy soy yo. Gracias al cielo estas vivo. — exclamó llena de alegría abrazando al pequeño azul intentando contener las lágrimas— ¿te encuentras bien?


    —Del todo no pero… Me siento mejor ahora que he podido verte mami Jozz— dijo el infante con una pequeña sonrisa a pesar de que sus ojos reflejaban el intenso dolor por el que estaba pasando.


    —Manaphy— fue lo último que dijo y volvió a abrazarlo. Hacía ya tanto tiempo en que no le veían y ahora que podían debía ser en estas circunstancias era una verdadera tortura.


    Tal vez Jozz no era su verdadera madre pero sentía el mismo dolor de como si lo fuera, y sin darse cuenta de sus ojos empezaron a caer pequeñas y silenciosas lágrimas. Abra solo podía observar en silencio la escena mientras que su corazón se destrozaba interiormente. No podía llegar a imaginar todo lo que ha debido pasar el par de jóvenes durante esta “misión” solo para saber que su “pequeño” se encontraba vivo.


    —Emmm… Disculpen por interrumpir su emotivo encuentro pero tengo que sacarlos pronto de aquí. Me lo ordeno el Pikachu ese que se está enfrentando a Gyarados.


    —Cambio de planes Señor Abra. —dijo Jozz recuperando su tono firme en su voz— Cuida de Manaphy aquí, yo bajare a ayudar.


    —¿Qué? Pero tú amigo…


    —Señor Abra créame lo digo por experiencia— le interrumpió y tomando un poco de aire prosiguió— el Pikachu de allí abajo solo es un soquete suicida que cree que después de semejante paliza que nos ha proporcionado ese maldito de Gyarados podrá arreglárselas solo.


    —Pe… Pero…—y volvió a ser interrumpido.


    —Y además… Ese pelmazo no solo me ataco con la guardia baja dejándome inconsciente por quien sabe cuántos minutos. Sino que osó meterse con Manaphy y eso es algo que no le perdonare JAMÁS. Así que si me disculpa iré a patearle la cola a ese desgraciado— y dicho esto la eevee empezó a bajar para así poder llegar nuevamente al campo de batalla.


    —Mucha suerte Mamá—exclamó Manaphy dando a entender su apoyo hacia Jozz.


    —Gracias Mana aun que el que necesita suerte es ese villano— río con cierta malicia— ese idiota cometió un gran error… Ahora esto es personal.


    ***Campo de batalla***


    —¡Vuelve aquí Gyarados, no huyas! — gritaba Pikachu, Gyarados hacía de las suyas y se alejaba cada vez más con la intención de que fuese más difícil que le acertaran los ataques— «maldición esto se está empezando a volver tedioso. Sin mencionar que me quedo sin fuerza para los ataques»


    —¿Qué sucede mocoso? Te has quedado sin fuerzas, que pena… ¡Me temo que este es tu fin! ¡Cola- Aqua! — exclama Gyarados.


    —¡No tan rápido cara de trucha! — se oyó una voz femenina proveniente de arriba— ¡AZOTE! — exclamó una vez más la ex humana mientras su cola impactaba contra la del tipo agua contratacando.


    —¿maldita, tú no estaba inconsciente? — dudaba el villano.


    —alguien tan débil como tú no puede derrotarme tan fácil— respondía arrogante la Eevee— ¡Poder Oculto!


    —Aaaaaaaarrrr…..— exclamó Gyarados lleno de dolor, el golpe le había dado de lleno en el rostro, dejándolo momentáneamente ciego.


    Jozz por su parte al ver que su enemigo se encontraba distraído debido al dolor se dirigió a donde su compañero dispuesta a ayudarle.


    —¿Pikachu estas bien?


    —Sí, gracias interveniste justo a tiempo— respondía el amarillo con la respiración entre cortada, sus fuerzas poco a poco le abandonaban debido al cansancio y a la herida en su costado la cual trataba de ocultar de los ojos de us compañera— ¿No deberías estar con Manaphy y Abra fuera de la cueva? — le interrogo.


    —Les dije que me esperaran más arriba, por nada del mundo te dejaría terminar esta batalla tu solo. Esto es personal entre tú, yo y ese imbécil— gesticulaba Jozz llena de coraje.


    —Pero aun sigues débil por el golpe de ahora temprano además estuviste inconciente un buen rato— le reprendía Pikachu.


    —¡Al carajo con eso! — exclamó un poco irritada sorprendiendo a su compañero— De no ser porque vine estarías estampado contra la pared debido a la cola- aqua.


    —Odio admitirlo pero tienes razón— decía con gracia Pikachu— dejémonos de charlas y terminemos este trabajo.


    —Tú lo has dicho… Pikachu yo me encargo de atacarlo directamente tú intenta acertar golpes de lejos.


    —De acuerdo, aunque tengo que decirte que calculo no poder hacer más de dos impactruenos.


    —¡Entonces apresurémonos!


    —Malditos mocosos ahora si se la ganaron. ¡Daré fin a este mal chiste de una buena vez! — dijo el villano recobrando un poco de control y dispuesto a atacar— ¡Colmillo Hielo!

    —¡Poder Oculto! — exclamó Jozz y nuevamente ambos ataques colisionaron entre, esta vez provocando una espesa nube de polvo alrededor del campo— Pikachu ahora usa impactrueno.

    —A la orden… ¡Impactueno! — gesticulo el amarillo y un gran rayo impacto en el cuerpo de Gyarados.

    —Gyaaaa… no... ¡NO PUEDE SER! — gritaba desesperado Gyarados mientras era electrocutado intentando poner resistencia al ataque.

    —Funciono Pikachu, le dimos a Gyarados— decía entusiasmada la ex humana— Ahora una vez más y al mismo tiempo.

    —¡Por supuesto! — dijo Pikachu tomando nuevamente su posición preparándose para el ataque.

    —¡PODER OCULTO! ¡IMPACTRUENO! — gritaron al unísono y ambos ataques volvieron a impactar sobre su oponente esta vez provocando aún más efecto.

    —Noooooooo……— exclamaba lleno de dolor el villano, sus últimas fuerzas los abandonaron y de una buena vez cayó al suelo, aunque aún permanecía consiente.

    Pasaban los segundos, Pikachu y Jozz no bajaban la guardia, esperaban ansiosamente ver los parpados de su oponente caer y dar por enterado la victoria. Al final la espera valió la pena y Gyarados quedo inconsciente en el suelo. Fue entonces cuando el rostro de nuestros héroes se ilumino y se pudo observar sus enormes sonrisas.


    —¡Pikachu lo logramos, ganamos! — gritaba eufórica Jozz al mismo tiempo que se lanzaba a los brazos de Pikachu, el cual aún adolorido la recibió de brazos abiertos.

    —jeje pues vaya que sí jeje— decía Pikachu al mismo tiempo que abrazaba con las pocas fuerzas que le quedaban a Jozz tratando de ocultar tanto su sonrojo como la herida en su costado.

    Sin embargo, no muy lejos de su pequeña celebración, el rostro de Gyarados volvía a sonreír y poco a poco se intentaba reincorporar.

    —Idiotas, es hora de dar fin… — susurraba al mismo tiempo que alrededor de su cuerpo empezaba a salir montones de agua formando pequeñas yolas— ¡SURF! — exclamó a todo pulmón llamando la atención de los héroes los cuales observaban con horror la escena que se formaba frente a ellos.


    —¡PSÍQUICO! — se oyó no muy lejos y de repente unas ondas psíquicas se dirigieron a atacar a Gyarados, las cuales al parecer lograron impactar en él ya que su ataque se vio interrumpido y nuevamente cayó al suelo esta vez completamente inconsciente.

    —¡Señor Abra! — exclamó Jozz al ver que el último ataque fue causado por este.

    —Lamento la tardanza chicos, pero no podía dejar al pequeño atrás— decía con tono vacilante a la vez que mostraba a Manaphy montado en su espalda.

    —¡Manaphy! — dijeron ambos exploradores al ver a su hijo sano y salvo una vez más. Y sin pensarlo mucho corrieron en dirección donde estaban dejando por fin el campo de batalla.


    ***Cerca del campo de batalla***


    —¿Manpahy cómo te encuentras? — preguntaron alarmados los exploradores a su “hijo”.

    —Me siento débil todavía pero estaré bien— decía el niño con una débil pero tierna sonrisa, la cual enterneció el corazón de ambos “padres” a quienes no tardaron las lágrimas en aparecer en sus rostros.

    —Ma... Manaphy…— decían al unísono el equipo tratando de no llorar, se limitaron solo a retirarlo de la espalda del psíquico y formar un abrazo entre los tres.

    —Hasta por fin la familia reunida nuevamente— decía Abra con una sonrisa mientras observaba la escena frente a él.


    Jozz sealejo del abrazó dejando a Manaphy y Pikachu solos un momento mientras ella se dirigía donde Abra.


    —Señor Abra…— le dijo llamando su atención— perdone todas las molestias que le hemos provocado el día de hoy y gracias por el apoyo de no ser por usted nunca hubiéramos podido llegar hasta aquí y derrotar a Gyarados. — decía Jozz con la cabeza inclinada en señal de reverencia— ¡Estamos en deuda con usted!

    —jejeje Tranquila niña que me harás sonrojar— decía el psíquico avergonzado— no me des tantos méritos lo de Gyarados fue mera suerte estaba casi seguro que mi ataque no le dio. Por favor para.


    —Por favor señor Abra no haga que la reverencia de esta niña sea en vano, la humildad es buena pero debes admitir tus logros— se oyó decir en el fondo una serena y calmada voz.


    —¡Walrein! — exclamó Manaphy al reconocer la voz— estas bien.

    —Jajaja Manaphy que alegría verte sano y salvo y juntos a tus “padres”.

    —¿Señor Walrein ya se encuentra mejor?— le cuestiono Pikachu.

    — Si puedes estar tranquilo, yo en tu lugar me preocuparía por esa herida en tu costado. — le aconsejo el mayor.

    —¿Herida? ¿Qué herida? — se preguntaba Jozz a la vez que intentaba inspeccionar a Pikachu el cual evitaba que la fémina le tocase.

    —Deja, deja que no es nada— decía nervioso Pikachu.

    —Déjame ver Pikachu— le suplicaba la chica a su amigo, Pika ya cansado de tanto forcejeo, el cual solo lograba que le ardiera su herida, se dio por vencido y termino mostrándosela— ¡Pikachu por los cielos!

    —Ya déjala que no es nada en casa me curo ahora salgamos de aquí que esta grieta me pone de los nervios.

    —Pero… *suspiro* bueno está bien que terco eres…— comentaba por lo bajo resignada, al fin y al cabo tenía razón ya en casa se curarían las heridas.


    Abra y Walrein al ver la escena empezaron a reír para sorpresa de los más jóvenes, los cuales sin entender del todo se sumaron a la risas al poco tiempo.

    Al final el grupo se dispuso a tomar rumbo a buscar una salida la cual no implicara a Walrein o Abra usar sus pocas fuerzas restantes y se adentraron un poco más profundo en la grieta dejando atrás el campo de batalla y allí a su enemigo aún inconciente.

    Sin embargo ellos no imaginaban el gran error que cometieron al hacerlo.

    ***Campo de batalla***



    —Vaya, vaya,vaya… Pero mira la paliza que te metieron Gyarados… Parece que tu venganza se fue por el drenaje— decía una voz misteriosa oculta entre las sombras.

    —Qu…¿Quién eres?¿Qué quieres? — preguntaba adolorido Gyarados mientras recobraba lentamente la conciencia— fuiste tú ¿no?... Ese ataque psíquico con costos me roso sin embargo recibí otro impacto en la espalda… ¿Tú fuiste verdad?

    —Eres más listo de lo que pareces… Pues sí, fui yo quien te ataco en último momento… Y a la segunda pregunta te respondo nada más y nada menos que lo mismo que tú… Venganza. — decía la voz con un tono cada vez más macabro.

    —¿Qué quieres decir?

    —Ya lo sabrás, pronto lo sabrás…— terminó el pokemon misterioso a la vez que empezaba a reír de una manera enfermiza y siniestra.


    “Prepárense Equipo PikaJozz… Esto solo es el comienzo…”
     
    Última edición: 20 Octubre 2013
  9.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Al fin leo! :D Me gusta tu estilo, Jozzy... simple pero bonito n__n

    No hallé muchas fallas ortográficas, salvo que poner que un poke grite "AAAAAA", así, sin hache, es algo... eeem... no sé, creo que infantil xP

    Oh, me imagino quién es ese Pokémon que tronó al Gyarados... pero mejor verlo a futuro, creo xD

    OK, ahora espero que todo salga bien para Pika y Jozz -w-

    Nos vemos...

    ==[Nathancito estuvo aquí :3]==
     
  10.  
    MyNameIs

    MyNameIs El Usuarío Feliz :33

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2010
    Mensajes:
    106
    Pluma de
    Escritor
    OwO, hace añares no me paso por este fic :( y has mejorado demasiado creo yo :O !
    No tengo nada que decir, simplemente genial, me pregunto qué ocurrirá en el próximo capítulo :O
    Una que otra falta de ortografía he visto pero no son muchas :D


    Me pregunto quíen sera el que ataco a Gyarados :O

    Saludos, espero la continuación !
     
    Última edición: 25 Noviembre 2013
  11.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    3272
    Aquí Jozz reportándose y con un nuevo intento de capitulo... Creo que después de tanto tiempo croe que otra vez estoy agarrando el toque a escribir como antes! bien!! :D jajajajaja
    Aún así pido disculpas de antemano por errores o incoherencias o que la historia vaya un poco de prisa! Sin más preámbulos espero que disfruten! Cambio y fuera!
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    “Sal en la herida”

    Encontramos a nuestros héroes caminando rumbo a la “entrada secreta”, mencionada con anterioridad por Gyarados, con la intención de lograr salir de una vez por todas del Cráter Marino. Walrein ayudaba a Abra a salir, mientras que Pikachu se encargaba de cargar al dormido Manaphy entre sus brazos y Jozz llevaba la mochila, a insistencia de esta, para que Pikachu no peligrara a lastimarse más su herida con el roce de esta.

    —Llegamos por fin— exclamó aliviado Abra— chicos déjenme aquí sigan ustedes.

    —¿Estás seguro compañero? — le preguntó Walrein.

    —Si muy cerca de aquí se encuentra mi hogar, le diré a mi hermana que me atienda, apresúrense ustedes a llegar su aldea y así curar al niño— finalizó Abra con una enorme sonrisa tratando de convencer al equipo, aunque en realidad no lo estaba logrando del todo ya que sus rostros aun mostraban un poco de inseguridad.

    —Pero señor Abra es lo menos que podemos hacer por toda su ayuda, déjenos atenderle— suplicaba Jozz intentando convencerlo nuevamente con su cara “tierna”.

    —Muchachos estaré bien, y tú niña no intentes convencerme con esa mirada de cachorro. Ya caí una vez, no volverá a pasar. — decía entre risas el mayor delatando a la exploradora.

    —Jozz por favor no abuses de tus “dones” — reprochaba Pikachu con un ligero tono de molestia, provocando en Jozz cierta pena al ser descubierta haciendo de las suyas nuevamente.

    —Al menos lo intente— decía excusándose la ex humana— Bueno señor Abra respetamos su decisión pero permítanos hacer algo en forma de gratitud por todas sus molestias. Pikachu entrégaselo por favor.

    —Por supuesto— dijo el amarillo y se dispuso a sacar algo de la mochila—Aquí está, Señor Abra esto es una muestra de agradecimiento de parte del Equipo PikaJozz— y dicho esto Pikachu hizo entrega del objeto.

    —Q.. ¿Qué es? —cuestionaba Abra a lavez que habría su mano y observaba el objeto. Era un pequeño broche de bronce con las letras “PJ” grabado en el.

    —Es un broche oficial de Equipo PikaJozz, con el puesto usted será reconocido como explorador oficial del gremio y podrá realizar misiones junto a otros miembros del equipo o podremos pedirle su ayuda si es necesario o está en sus posibilidades brindarla— explicaba Pikachu.

    —¿Yo? ¿Un explorador? — se cuestionaba así mismo Abra, no lograba asimilarlo todavía— Por favor no, no lo merezco ahórrenselo.

    —Amigo mío tu valor estuvo a prueba en los último acontecimientos, si esta pareja de exploradores te han dado este reconocimiento es tu deber aceptarlo con honor— le decía Walrein con calma tratando de que el psíquico pudiese comprender la importancia de dicho regalo.

    —Pues en ese caso es un honor aceptarlo. No duden en llamarme si algún día me necesitan— dijo brindando su mano a los exploradores.

    —Nos veremos pronto señor Abra. Tenga cuidado camino a casa— dijo Pika aceptando el apretón de manos.

    —Gracias de nuevo por todo y no olvide que también puede contar con nosotros si presenta algún problema— decía Jozz con una sonrisa.

    —No lo olvidare. Que tengan buen viaje y gracias por la aventura. —y dicho esto el Abra tomo rumbo a su hogar.

    Seguido de esto el grupo tomo rumbo nuevamente a su hogar en Aldea Tesoro ya allí darían su informe al inspector Magnezone sobre el villano derrotado que se encontraba en las profundidades del cráter para que pagara por sus fechorías, o al menos eso imaginaban, ya que no sabían que en esos momentos su anterior enemigo ya no se encontraba en dicho lugar.

    ***Cerca del Cráter Marino***

    —Gracias por la ayuda, supongo…— decía un ya sano Gyarados a la sombra misteriosa la cual aún se encontraba guardando su distancia del tipo agua.

    —No me des las gracias… Es lo que hacen los compañeros ¿no? — decía el misteriosos pokemon con cierto tono sugerente.

    —¿Compañeros dices? Pero si tan siquiera tienes la confianza de mostrarme tu rostro y ya me llamas de esa forma— reclamaba un poco ofendido— ¿Quién eres y qué deseas?

    —No, no, no… Estas equivocado no desconfió de ti, todo lo contrario, estoy dispuesto a poner toda mi fe en ti, simplemente no te apresures en cuanto estés completamente sanado te lo explicare con todo. Y si preguntas por mi nombre, eso es algo que no tiene relevancia alguna. — explicaba el pokemon con toda calma y serenidad— y con respecto a lo que deseo como te lo dije antes… venganza al igual que tú.

    —¿Y cómo esperas obtenerla?

    —Ya te dije que por ahora no te diré nada, descansa, se paciente y pronto comprenderás…

    —Lo que tú digas…— decía sin ganas Gyarados, parecía que hablar con este sujeto era tiempo perdido, pero al fin y al cabo era el que lo había “ayudado” y de cierta forma se lo debía— ¿Entonces cómo debo llamarte?

    —Llamame… Señor Oscuro— finalizó seguido de una macabra y tenebrosa carcajada, logrando ponerle todas las escamas de punta al azul.

    ***Aldea Tesoro***

    —Al fin casa—exclamó Jozz al divisar las escaleras que daban camino al Pokegremio— me adelantare para avisar a Chatot y los demás que necesitamos atención médica.

    —De acuerdo nosotros iremos a nuestro paso— respondió Pikachu.

    No pasaron más de dos minutos y la mitad del Pokegremio se encontraba abajo auxiliando al grupo de heridos. Chatot y Gran Bluff se encargaron de ayudar a Walrein y tratar de cargarlo hasta la tienda, mientras que Sunflora tomo a Manaphy de los brazos de Pikachu seguido de Loudred que ayudo al amarillo a seguir caminando, su herida había logrado ponerlo al límite la última hora y ya le estaba costando mantenerse de pie.

    Ya todos adentro Gran Bluff se encargó de curar las heridas de Walrein, mientras que Chatot ayudaba a Sunflora a tratar al menor ya que estaba en un estado muy inestable. Loudred y Chimecho prosiguieron a dejar a Jozz y Pikachu en donde era su antiguo cuarto y empezar a tratar sus heridas. En el caso de Jozz solo era una ligera contusión en su cabeza, sin embargo la herida de Pikachu en su costado era grave y debieron pedir ayuda a Croagunk para que hiciese algún tipo de ungüento que ayudase a sanar.

    Se acercaba la hora de cenar y ya todos se encontraban mejor de todos sus males. Esperaron un poco más para que Manaphy recobrara la conciencia y en cuanto lo logró Gran Bluff ordeno a todos en el gremio que preparasen la cocina para poder celebrar.

    —¡Salud por el Equipo PikaJozz! — grito Wigglytuff al cielo, desencadenando el choque de copas alrededor de toda la mesa.

    —¡Salud! — respondían todos en la mesa celebrando.

    —¡Salud también por nuestro viejo amigo Walrein y el pequeño Manaphy! — volvía a gritar el rosado.

    —¡Salud! — respondían una vez más.

    —¡Y salud por las manzanas! ¡Chachiii! — gritaba aún más eufórico el jefe del pokegremio. Precia que se le estaba yendo de las manos el brindis.

    —¿Salud? — respondían dudosos y entre risas los demás pokemon al notar la ingenuidad de su jefe al “brindar” por todo.

    —Gran Bluff no se emocione el brindis ya paso— le decía Chatot al oído a pesar de que la mayoría lograban oír— y ahora cuéntenos pareja que fue lo que sucedió en concreto.

    —Bueno al parecer ustedes tenían razón y si era una emboscada— empezó a explicar Pikachu entre bocados.

    —D… ¿De verdad? — respondieron todos al unísono.

    —Sep… Pero no por el que la escribió sino por alguien externo… Fue el señor Walrein quien la escribió después de ser atacado por Gyarados y de secuestrar a Manaphy— prosiguió Jozz.

    —Entonces Gyarados sabía que Walrein pediría ayuda a ustedes y así poder atraparlos— decía Chatot analizando la historia— Ya veo… Eso explica el que Walrein viniera junto a ustedes con tantas heridas.

    —Así es viejo amigo. Pero gracias a estos valientes chicos estoy aquí junto a ti Bluff disfrutando de esta cena. Son valientes los chicos a los que entrenas— decía alagando Walrein.

    —No sigas Wal que harás que a Chatot se le suba la cabeza. ¡Chachiii! — bromeo Wigglytuff.

    —Gran Bluff eres un poco cruel—decía cabizbajo Chatot.

    —Jajaja gracias señor Walrein— agradecía Pika apenado— sin embargo no negaremos que nos dio una buena paliza ese Gyarados.

    —Es verdad Pika pero gracias al señor Abra logramos ganar y salvar a Manaphy—decía alegre su compañera a la vez que abrazaba al pequeño situado junto a ella.

    —¿Señor Abra? ¿Acaso un nuevo amigo del Equipo? — pregunto animada Chimecho.

    —Así es Chimecho, mañana en cuanto pueda vendré a darte los datos necesarios para el registro—le respondió a su amiga.

    —¡Genial! Esperare con ansias— finalizo la psíquica.

    —Entonces díganos pareja. ¿En su opinión como logro Gyarados darles semejante paliza? — cuestionaba esta vez Bidoof a la pareja.

    —Mmm... Es duro de admitir pero se notaba que Gyarados ya tenía tiempo entrenándose para esta supuesta venganza en cambio nosotros los últimos meses solo hemos hecho el vago por la falta de misiones. — decían decaídos ambos exploradores.

    —Oh vamos no se sientan mal equipo. Todos hemos tenido una vez en nuestras vidas donde nos hemos sentido desanimados de hacer las cosas que nos apasionan. Ahora lo que deben hacer es entrenar más hasta la próxima misión y ya verán como nadie podrá hacerles frente— animo el Gran jefe a su subordinados.

    —Tiene razón Wigglytuff. Jozz a partir de mañana entrenaremos duro— exclamó decidido Pikachu a su compañera.

    —Tú lo dijiste Pikachu. Nadie podrá enfrentarnos, seremos más y más fuertes. — le respondía igual de entusiasmada.

    —Sí yo también quiero entrenar con ustedes. ¡Wiiii! — decía alegre Manaphy.

    —No tan rápido Manaphy. Tú aún estas en crecimiento y no puedes permanecer mucho tiempo fuera de tu hábitat y como tutor tuyo es mi deber entrenarte hasta que puedas sobrevivir fuera de nuestro hogar — le reprendía Walrein con un tono calmado pero lleno de peso hacia el pequeño.

    —Owww… Pero yo quiero estar con Jozz y con Pikachu…— decía triste el niño.

    —Vamos Manaphy no te pongas triste es por tu bien, aún estas débil por todo lo que ha pasado hoy y aún eres muy joven— trataba de calmarlo Pikachu— pronto cuando tengas más edad y estés sanado en totalidad vendrás y entrenaremos juntos.

    —¿Lo dices en serio? — le cuestionó el niño al amarillo con los ojos llenos de esperanza.

    —Lo prometo— le respondió con una sonrisa.

    —¡Viva! — exclamó el pequeño azul saltando sobre su asiento por la alegría.

    —Bueno gente creo que es hora de dormir. Walrein y Manaphy será un placer que se queden esta noche en el Pokegremio pueden tomar prestada una habitación de los novatos o la mía como gusten— ofrecía Chatot.

    —El honor es nuestro querido amigo. Y con la de novatos bastara, nos iremos mañana en la mañana así que no necesitamos muchos lujos— respondía cortes el de los grandes colmillos.

    —Bueno y los demás ya saben a su habitaciones pronto— ordeno Chatot a su alumnos.

    —Chatot, Croagunk y yo nos tomaremos la molestia de acompañar al Equipo PikaJozz hasta su hogar y luego regresaremos— explicaba Loudred.

    —De acuerdo no tarden en volver— finalizó el volador y todos prosiguieron a dirigirse a su habitaciones.

    Loudred y Croagunk acompañaban a Jozz y Pikachu hasta la entrada de su hogar, mientras que Jozz iba hablando con Loudred sobre la última pelea que había tenido este con Sunflora y ella intentaba aconsejarle, Croagunk iba un poco más atrás ayudando al amarillo con la mochila para que este no se lastimara aún más su costado. Cuando llegaron, Croagunk prosiguió a dejar la mochila hasta abajo, mientras Jozz y Loudred terminaban su charla arriba.

    ***Dentro del Risco Sharpedo***

    —Muchas gracias Croagunk pero no tenías que bajar yo hubiera podido dejar la mochila— decía Pikachu mientras se sentaba en un pequeño banco.

    —Tranquilo Pikachu, estás herido y Loudred muy hablador, tenía que ayudarte o esa herida podría empeorar— se explicaba el tipo lucha con una media sonrisa— y hablando de esa herida…

    —Emm si sobre eso Croagunk— decía un poco nervioso Pikachu— ¿podrías no decirlo muy fuerte? Luego Jozz podría escucharte y yo le dije que no era nada grave y no deseo que se preocupe.

    —Por su puesto tratare que ella no se entere— decía comprensivo el morado— pero tendrás que ir mañana donde Chimecho para que te revise de nuevo, no querrás que se infeccione. Y si eso llega a pasar yo no seré el que se aguante a Jozz reclamando por qué no se lo dijiste antes— le advirtió.

    —jejeje por su puesto Croagunk mañana a primera hora la visitare— respondió nerviosos el eléctrico.

    Croagunk y Pikachu siguieron hablando unos cuantos minutos más hasta que llego Jozz para avisar de que Loudred ya se marchaba. Después de despedirse, ambos exploradores empezaron a preparar sus camas para poder irse a dormir.

    —Oye Pikachu…— se oyó decir Jozz en la oscuridad de la base.

    —Dime Jozz— respondió su amigo con calma y un poco soñoliento.

    —¿Cómo estas de tu herida?

    —Aaa… Bueno mucho mejor— decía un poco nervioso Pikachu, la verdad es que volvía a doler mucho su costado y hasta sentía como le ardía un poco— ¿Tú cómo sigues de tu cabeza?

    —Mucho mejor…— respondía la ex humana un poco pensativa— ¿será mejor que nos durmamos no crees?

    —Creo que sería lo mejor— respondía Pikachu con un hilo de voz, el dolor y el sueño le estaban ganando la batalla.

    —Buenas noches Pikachu… Descansa. —fue lo último que dijo la exploradora y en cuestión de minutos se encontraba ya en un profundo sueño.

    La noche proseguía y los exploradores se encontraban ya en su quinto sueño, parecía que no importara que sucediera a su alrededor, nada lograría despertarlos. Sin embargo a lo lejos del Risco Sharpedo, se podía divisar una extraña figura, la cual a la distancia, no dejaba de observar a la pareja. Los minutos pasaban y la extraña figura no se alejaba, alrededor de una hora después apareció junta a ella otra una extraña sombra debajo de ella, solo que era de un mayor volumen y no encajaba con la forma en concreto de la figura a lo lejos.

    ***Cerca del Risco Sharpedo***

    —Ya se había tardado mi señor…— decía la figura un poco impaciente— por un momento creí que ya no vendría y me tocaría ejecutar el plan yo solo.

    —Deberás perdonarme Banette… Pero mi más resiente subordinado y sus heridas me han tenido ocupado todo el día— decía de forma calmada la sombra más grande a la figura, la cual resultó ser un pokemon— y si hablamos sobre el plan, podrías irme contando como va todo por el momento.

    —Sí Señor. Vera he estado aquí observándolos como usted me ordenó, ya llevo alrededor de unas seis horas contando también el tiempo que estuve esperando a que llegaran y empezaran a dormir— explicaba el misterioso Banette al que parecía ser su jefe.

    —Excelente Banette. Ahora dime que piensas sobre la situación que te había planteado ahora más temprano cuando armamos el plan— ordenaba la sombra, la cual parecía ser otra especie de pokemon que por alguna razón prefería ocultar su identidad.

    —Bueno Señor tal y como me informo usted ahora temprano ese Pikachu tiene una herida en uno de sus costados— explicaba el fantasma a su superior— no es profunda y si se trata no llegaría a ser nada grave en mi opinión— terminaba de explicar el boca-ziper.

    —Ya veo… En ese caso creo que podríamos echar un poco de “sal” en esa herida… ¿No te parece? — decía la sombra con cierto tono envenenado en su voz.

    —Creí que nunca lo diría Señor— y con una macabra sonrisa Banette empezó a formar un aura oscura alrededor de todo su cuerpo y sus ojos tomaban un ligero brillo— ¡Maldición! —exclamó el tipo fantasma y en instantes el aura que envolvía su cuerpo fue lanzado en dirección a Pikachu, el cual recibió de lleno, sin embargo no noto y siguió en su profundo sueño.

    —Magnifico mi fiel secuaz… Ahora permíteme darle un toque especial— decía en completa serenidad la macabra sombra— ¡Pesadilla! — exclamó y una esfera oscura callo sobre el explorador, que al contrario del anterior ataque, este parecía que empezaba a dar frutos al instante sobre el tipo electrico que comenzaba a revolcarse sobre su cama.

    —Espectacular Señor, eso ha sido asombroso— exclamó Banette mientras aplaudía a su jefe— ¿Ahora piensa quedarse a ver como su plan marcha a la perfección?

    —Me temo que no puedo, tengo otras cosas pendientes— decía recobrando la serenidad la sombra— pero cuento contigo para que todo marche como debe ser.

    —Será un honor para mí poder contar con su confianza para sus planes mi Señor— alababa Banette.

    —No esperaba menos de ti Banette— dijo la misteriosa sombra. De repente la sombra desapareció de debajo del pokemon y comenzó a materializarse un tipo de mano sobre la cabeza de este y le empezaba a dar pequeñas palmadas, parecía ser la misma sombra de todo este tiempo solo que de una forma más “solida” — ahora será mejor que te apresures…falta poco para que amanezca y tienes que seguir el plan.

    —Sí Señor, me esconderé hasta que vea que sea el momento justo y seguiré el ataque.

    —Perfecto… — dijo una vez más la sombra, la mano que anteriormente estaba sobre Banette desapareció y volvió a ser una figura intangible.

    Sin embargo cuando parecía que la sombra ya había marchado y Banette pretendía tomar rumbo hacia su escondite, frente a su rostro se empezaron a materializar un par de ojos verdes que lo miraban de forma amenazante, mirada la cual ya conocía y sabía que nada bueno significaba.

    —Por cierto Banette que no se te olvide… ¡Yo confió en ti! — se oyó decir la sombra y los verdes ojos frente al pokemon tomaron un brillo atemorizante logrando helar todo el cuerpo del tipo fantasma. Lentamente el par de ojos comenzaron a desaparecer dejando el camino libre para Banette el cual aún seguía congelado en el aire y con la mirada perdida.

    —Como usted diga… Señor Oscuro — finalizó Banette, y recobrando el aliento se dirigió su escondite y de esta manera poder proseguir con el plan.

    ***Dentro Risco Sharpedo***

    El sol empezaba a mostrar sus primeros rayos de luz y junto a estos el lecho de nuestros héroes comenzaba a iluminarse, sin embargo esto era solo en el exterior ya que dentro de la mente de uno de nuestros héroes estaba siendo dominado por la oscuridad.

    Y allí se encontraba Pikachu, nuestro héroe moviéndose de un lado a otro sobre su cama en lo que parece un intento de despertar, en su rostro se notaba a simple vista la agonía que estaba sintiendo, quien podría imaginar la lucha que se estará liberando dentro de su mente en estos precisos momentos.

    Los minutos pasan lentamente y parece que poco a poco sus fuerzas le abandonan, solo se pueden oír los pequeños gemidos de dolor que no logran llegar a los oídos de su compañera que se encuentra dormida junto a él y ligeros balbuceos sin sentido aparente.

    —Se… Señor Oscuro— es lo último que se le oye decir al pobre explorador. Su cuerpo deja de moverse, sus fuerzas le abandonan sin embargo en su rostro se puede admirar que la batalla interna aún no termina.

    “La verdadera pesadilla apenas está empezando…”
     
  12.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ooooh... excelente episodio nuevo :B. Creo saber quién es ese "Señor Oscuro", pero... me pareció graciosa una parte... en donde se vuelve una mano sombría y le da palmaditas en la cabeza a Banette, como si fuera un perro xDDDDD

    Pero bueno, de todas maneras... fue un gesto muy bonito en la historia -w-. Y gracioso... xD

    Bueno, el episodio en general estuvo muy bueno n___n. No hallé errores xP.

    Espero sigas con ese ritmo :B. Y espero yo recuperar el mío T_____T

    Nos vemos, loquilla... sigue así >:B


    ==[Nathancito estuvo aquí :3]==
     
  13.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    3312
    Hola hola a todo el mundo aquí ahorrándome una larga bienvenida por que son las 5 a.m. y ya quiero ir a dormir jajajaja solo espero que lo disfruten! bye! n.n
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    "Una eterna pesadilla"

    Ha pasado alrededor de una hora y nuestra heroína empieza revolverse de un lado a otro sobre su cama en señal de estar a punto de despertar. Su ceño se frunce al sentir la fuerte luz del sol sobre sus parpados, lentamente empieza a abrir sus pequeños ojos marrón aún sin acostumbrarse a la molesta luz sobre ellos, sin embargo no parece tener deseos de levantarse.

    «Mmmm… Ya amaneció… No me quiero levantar todavía estoy cansada» —pensaba la ex humana con aire cansado, la noche se le había pasado más rápido de lo deseado y sentía que no le había bastado para recargar energías de su anterior misión— «Tal vez pueda dormir un poco más…»— se decía a si misma intentando conciliar el sueño, sin embargo parecía imposible con tanta luz a su alrededor— «¡rayos no puedo! Tendré que levantarme…»—se lamentó y acto seguido comenzó a estirar su cuerpo.

    —Oeee… Pikachu tenemos que levantarnos…— exclamó Jozz intentando despertar a su compañero a lo lejos, sin notar que este no lograba escuchar su voz— tenemos que ir con Chimecho— continuo de expresar, acompañado de un gran bostezo.

    Sin embargo al otro extremo de la guarida se encontraba Pikachu aún en su guerra interna, en su rostro se observaba la angustia y dolor que estaba pasando en esos momentos y que estaba siendo ignorado por alto por su compañera.

    —Pika despierta ya… ¿Cómo puedes dormir con tanta luz alrededor? — cuestionaba su compañera mientras se acercaba a su amigo lentamente, aún sin percatarse de su estado— no me obligues a hacerte cosquillas para que despiertes— finalizo la chica con una sonrisa, sin embargo no duro mucho después de voltear al pequeño amarillo y notar el estado en que estaba— ¡Pikachu! — grito horrorizada al ver la imagen frente a ella.

    El grito se hizo estremecer por todos los rincones del Risco Sharpedo, llegando a ser un ligero eco en los alrededores de Aldea Tesoro.

    ***Bazar Kecleon***

    —Y unas cuantas bayas aranja si me hace el favor— pedía Loudred al dependiente cortés mente aunque sin mucho ánimo en su voz.
    —A la orden señor— respondió lleno de energía el Kecleon verde e inmediatamente se dirigió a la trastienda para traer el pedido.
    —Vaya no comprendo la necesidad de Croagunk de mandarme a mí a hacer este tipo de mandados…— se quejaba el tipo normal— ¡soy un explorador no el cartero de nadie! — gritaba molesto llamando la atención de los demás clientes y los demás alrededor.
    —Ya, ya Loudred tranquilízate estas asustando a los demás clientes— le trataba de calmar el Kecleon morado— ¿si tanto te molesta ser el mandadero por qué aceptaste?
    —Bueno la verdad… es que hoy no hay mucho movimiento en el gremio y estaba un poco aburrido— admitía con cierta pena el de la gran boca.
    —En ese caso no deberías quejarte— señalo Kecleon un poco molesto.
    —Oye hermano no regañes a los clientes que no es bueno para el negocio— se oyó decir detrás de ellos, la voz provenía de su hermano el verde el cual cargaba una bolsa llena de bayas aranja.
    —Lo que no es bueno para el negocio son los gritos sin razón— arremetió su gemelo.
    —Loudred no le tomes importancia a mi hermano, su instinto de hermano mayor lo obliga a regañar a todo aquel menor que él— decía con una pequeña sonrisa burlona el de verde.

    —Emm chicos… las bayas…— decía Loudred tratando de cambiar el tema y que el par de hermanos dejaran de discutir, aunque no parecía que lo llegaran a oír.

    —Yo no lo regañaba solo le hacía ver su error con un tono de voz un poco alto y serio— se defendió el mayor de los hermanos cruzándose de brazos.
    —No intentes usar conmigo la misma escusa que con mamá cuando perdías los estribos y me gritabas— le reclamo un poco molesto el menor.
    —¿De qué escusa estás hablando? es la verdad…

    —Muchachos dejen de pelear no interesa— decía Loudred una vez más intentando calmar la discusión de los gemelos.

    —¿Cuándo dejaras de ser tan gruñón? Con esa actitud no me extraña que este soltero— soltó con sorna el verde.
    —No me hagas reír… El raticate diciéndole dientón al ratata. Que yo sepa tú estas igual de solo que yo— reclamó.
    —¿Pero he tenido más parejas que tú verdad “golancito”? — finalizó el menor, haciendo rabiar más a su hermano con la oportuna comparación con la amarga y seca baya.
    —Estoy seguro que más de la mitad de esas “parejas” tuyas son mentira— atacó el mayor.
    —Aun siendo así seguiría siendo más que las tuyas— contraataco.

    La pelea continuaba y parecía que no iba a llegar a tener fin, o al menos eso pensaba Loudred que seguía aún observando el espectáculo que le estaban brindando los gemelos. Estaba a punto de dejar el dinero sobre el mostrador, tomar la bolsa con las bayas y volver al gremio antes de que llegara a más la discusión sin embargo algo llamo su atención alrededor, parecía haber escuchado una voz, o más bien… un grito.

    —Admítelo siempre has estado celoso de mi— se oyó decir el Kecleon morado.
    —¿Yo? ¿Celoso? — le cuestionaba su hermano— Tus argumentos carecen de sentido, al igual que tu cabeza de un cerebro.
    —¿cómo te atreves….— el mayor estaba a punto de responder sin embargo se vio forzado a callar cuando una gran mano purpura le tapo su boca al igual que a su hermano.

    —¿Quieren callarse? No me dejan escuchar— amenazó Loudred, dueño de las manos que sostenían ambas bocas de los gemelos. Estos solo se miraron entre si y asintieron. El par de hermanos solo observaban en silencio la concentración de su cliente y como las orejas del pokemon se movían en diferentes direcciones en busca de algo.

    Loudred se encontraba completamente concentrado, no era común en el verle con una mirada tan seria, sin embargo la situación lo meritaba. Había escuchado un grito, de eso estaba seguro, sin embargo no lograba averiguar de dónde provenía o mejor dicho, de quien. Fue entonces cuando volvió a oírlo, el mismo grito, apenas descifro de dónde provenía su sereno rostro se transformó en uno lleno de temor.

    —¡Jozz! — fue lo último que dijo y soltando a ambos gemelos empezó a correr en dirección al hogar de la exploradora apartando a todo aquel que se interpusiera en su camino.

    ***Dentro Risco Sharpedo***

    —Pikachu despierta vamos— rogaba de su compañera mientras lo movía un poco de su cama intentando despertarlo— Pikachu no me hagas esto reacciona— suplicaba la ex humana mientras que de sus ojos se asomaban unas pequeñas lágrimas.

    Sin embargo no conseguía respuesta de su compañero. Solo podía observar como su respiración se aceleraba a cada minuto y pequeñas gotas de sudor frío caían de todo su cuerpo.

    —¿Qué hago? ¿Qué hago? — se cuestionaba una y otra vez, su compañero no despertaba y nadie lograba acudir a su llamado. Ir en busca de ayuda no era un opción factible, lo que le podía suceder en su ausencia era inimaginable y no deseaba tomar el riesgo— ¡Pikachu! — gritó una vez más intentando despertarlo.
    —Se… Señor Oscuro…— se le oyó decir débilmente al eléctrico, parecía que estaba despertando, sin embargo no había ninguna otra señal, llevaba ya alrededor de 5 minutos diciendo lo mismo y aun así no despertaba.
    —Pi… Pikachu…—se oía decir Jozz con la voz quebrada —¿Quién diablos es el Señor Oscuro? — se preguntó y tomando una bocanada de aire trato de contener sus impulsos de atacarse a llorar. Desvió su mirada del agobiado rostro de su amigo y se centró en la herida del costado de Pikachu, no sabía por qué pero algo le decía que eso tenía que ver con lo que le sucedía a su amigo, sin embargo no imaginaba el cómo podían estar conectados ambos problemas.

    Jozz solo permanecía allí estática, observando como su compañero se movía de un lado a otro susurrando al tal “Señor Oscuro”, sin saber que podía hacer, tratar de despertarlo era inútil y parecía que nadie lograba escuchar sus suplicas. Se empezaba a dar por vencida, su cabeza le empezaba a dar vueltas, el estrés de la situación producía que su golpe en la cabeza le comenzara a molestar. Sin embargo no iba a dejar que eso la venciera y haciendo caso omiso se acercó más al cuerpo de su amigo, trataría de despertarlo otra vez no importaba que. Fue entonces cuando un ligero susurro la saco de sus propios pensamientos.

    —Jozz…— decía Pikachu con una voz débil y de sus mejillas se empezaron a desprender pequeños rayos eléctricos.
    —¿Pikachu? — pregunto sorprendida Jozz, al parecer que su compañero ya empezaba a despertar y sin pensarlo se acercó más para poder observar como sus mejillas parecían prepararse para lanzar un ataque— ¡Oh rayos! —fue lo último que se le escucho y de pronto una cegadora luz envolvió toda la habitación seguido de un grito de dolor, cuando la luz desapareció por completo se podía ver como una electrocutada Jozz yacía en el suelo, el ataque había impactado de lleno en ella.
    «Maldita sea…» — pensó en su adentros al percatarse de lo que había sucedido, la situación ya se estaba saliendo de control y Pikachu inconscientemente estaba lanzando sus ataques a diestra y siniestra. Levantó un poco la cabeza y vio como las rojas mejillas se preparaban para lanzar un nuevo ataque— «Por favor… Que venga alguien»— suplicó y cerrando sus ojos se preparó para el siguiente impacto, sin embargo nunca llego.
    —¡Jozz yo te ayudo! — se oyó gritar una estruendosa voz desde la entrada y en seguida Loudred hizo acto de presencia, justo a tiempo para alejar a la exploradora del rango del ataque y protegerse él también del mismo ataque.

    Nuevamente una enorme luz se apodero de toda la habitación, solo que esta vez no hubo ningún herido.

    —Lo… Loudred— dijo entre cortadamente la exploradora al ver a su salvador. El morado había logrado entrar a la habitación y apartar a la exploradora justo a tiempo antes de que fuese impactada nuevamente por el impactrueno.
    —Jozz vine lo más pronto que pude ¿Qué sucede aquí?—el de las grandes orejas le exigió una explicación mientras la colocaba delicadamente sobre el el suelo.
    —Loudred ayúdanos por favor… Pikachu no puede despertar, se encuentra muy pálido, parece enfermo y de un momento a otro ha comenzado a atacar— explicaba lo más rápido que podía con la voz entre cortada— Tienes que llevarlo al gremio yo no puedo.
    —¡De acuerdo! — exclamó e inmediatamente se empezó a acercar al amarillo con suma precaución, nuevamente Pikachu lanzó un ataque, esta vez impactando de lleno a Loudred, sin embargo este no le tomo la menor importancia y en un movimiento rápido tomo al explorador entre sus brazos y se dirigió a la salida— Jozz quédate aquí, llevare a Pikachu lo más pronto posible.
    —Espera yo voy contigo— dijo la exhumana sin embargo en su intento de ponerse en pie calló contra el suelo.
    —No espérame, aún sigues débil apenas consiga llegar al Pokegremio enviare a alguien a que venga a ayudarte— y dicho esto salió de la guarida cargando al pobre explorador.
    —Bien…— fue lo único que logro pronunciar Jozz que todavía se encontraba en el suelo— «Aguarda Pikachu… Pronto estarás mejor»— pensaba ella mientras intentaba ponerse en pie nuevamente.

    Alrededor de toda la Aldea Tesoro se podía escuchar a Loudred gritando que se apartaran de su camino, ocasionando que uno que otro habitante chocara entre sí, iba a toda velocidad tratando de llegar lo más pronto posible al gremio y así pudieran atender al explorador. Los ataques involuntarios del eléctrico cada vez eran más seguidos, provocando ralentizar el andar del purpura, sin embargo cada vez notaba como la intensidad del ataque iba disminuyendo poco a poco en señal de que las fuerzas del pokemon le abandonaban.

    —Vamos amigo aguanta un poco más ya vamos a llegar— dijo el tipo normal y segundos después ya se encontraba atravesando la entrada del Pokegremio.

    ***Dentro del Pokegremio***

    —Mmm…. Ese par debieron estar aquí desde hace rato — decía Chimecho un poco ida en sus propios pensamientos.
    —¿Qué par Chimecho? — preguntaba Bidoof a escuchar a la psíquica hablar sola.
    —Se refiere a Pikachu y Jozz… Croagunk ayer les solicitó que apenas tuvieran la oportunidad se dirigieran aquí para revisarles las heridas — explicaba Sunflora con total serenidad.
    —Sin embargo no se han presentado todavía, ni si quiera estuvieron presentes hoy cuando Manaphy y Walrein se marcharon a su hogar— continuo Chimecho.
    —Ya tranquilízate Chime, yo les dije que se presentaran apenas despertasen y con la última misión que tuvieron no me sorprendería que siguieran durmiendo— respondía Croagunk mientras daba vueltas con un cucharon al líquido dentro de su caldero— el que en realidad se está tardando es Loudred con mi pedido— pensó en voz alta.
    —No me sorprendería que allá provocado que los gemelos comenzaran a discutir y ahora no logre que se puedan calmar— le respondió la tipo planta— sería la tercera vez en el mes— finalizo con cierto tono cansado.

    Después del comentario de Sunflora, Chimeco y Bidoof no pudieron evitar reírse por lo bajo al imaginar a Loudred en esa situación. Las constantes discusiones entre los gemelos eran famosas entre todos los habitantes de Aldea Tesoro y sus alrededores, discusiones las cuales podían llegar a extenderse hasta límites inimaginables.
    Sin embargo sus risas se vieron interrumpidas por un grito que se extendió por cada rincón del Pokegremio, llamando la atención de todos en el lugar.

    —¡Chimecho! ¡Croagunk! Quien sea, ayuda— se oía decir Loudred mientras bajaba las escaleras e ingresaba al primer piso del Pokegremio, Chimecho impulsivamente se llevó sus pequeñas manos a la boca tratando de ahogar un gemido de asombro mientras que Croagunk de la sorpresa dejo caer su caldero al suelo debido a la sorpresa derramando todo su contenido en el suelo, los demás solo observaban la escena completamente anonadados.
    —¿Loudred que sucedió? — cuestiono Sunflora aún sin procesar por completo lo que sus ojos tenían al frente.
    —No lo sé… Jozz dice que Pikachu no logra despertar y parece que se está quedando sin fuerzas— explicaba lo más pronto posible.
    —Rápido llevénlo al segundo piso, al viejo dormitorio y que alguien avise a Gran Bluff y a Chatot— ordenó Croagunk.
    —Y alguien vaya ayude a Jozz, ella aún sigue en el Risco Sharpedo, está un poco débil ya que Pika la ataco sin querer— añadió Loudred mientras se dirigía escalera bajo.
    —Yo iré, Sunflora ve tú con ellos y avisa a Chatot y a Gran Bluff— dijo Bidoof y emprendió rumbo a Risco Sharpedo mientras Sunflora seguía a los demás al segundo piso.

    Ya habiendo llegado al segundo piso Loudred se dirigió lo más rápido que pudo hasta la habitación y recostó al explorador sobre su vieja cama. Chimecho que se encontraba detrás de este se apresuró en tomar la temperatura del chico y tratar de encontrar sentido a lo que sucedía, en cuestión de segundos apareció Croagunk cargado de frascos con pócimas y todo tipo de plantas medicinales, seguido de Sunflora que guiaba a sus superiores hasta donde pasaba la crisis.

    —¿Cómo se encuentra? — preguntó el emplumado al llegar al dormitorio.
    —Está sudando frío, sin mencionar que su pulso esta acelerado y no parece poder recobrar la conciencia— explicaba la tipo psíquico.
    —Y hace poco estaba lanzando ataques eléctricos inconscientemente, sin embargo parece que ya se ha quedado sin fuerzas— continuo el tipo normal.
    —Esto es extraño— decía Gran Bluff con su ceño ligeramente fruncido, era extraño ver al jefe con un semblante tan serio sin embargo la situación lo meritaba— ¿Croagunk intentaste darle una de tus pociones ya?
    —Me temo que no tengo nada que ayude a despertar a alguien Gran Bluff— se lamentaba el tipo veneno.
    —Si me permiten decirlo, creo que está teniendo una pesadilla— añadió Sunflora. Después de escuchar eso ambos superiores se miraron entre si y como si se hubiesen leído la mente ambos salieron de la habitación camino a su despacho.
    —Ya regresamos iremos a buscar algo ustedes traten de despertarlo— se oyó la voz de Chatot al final del pasillo, los demás no comprendían que acababa de pasar.
    —Vamos Sunflora ayúdame a hacerle viento a Pika— pidió Chimecho a su amiga y está sin pensarlo acato a su pedido.

    Las chicas intentaban despertar al eléctrico sin embargo los minutos pasaban y no existía progreso alguno, tan si quiera una señal de que el pokemon estuviera dispuesto a abrir sus ojos y en vez en su rostro solo se podía reflejar la angustia y desesperación.

    ***Pesadilla de Pikachu***

    Se podía observar como el subconsciente de Pikachu se encontraba absorto en una completa y absorbente oscuridad, parecía un gigantesco abismo del cual nuestro héroe trataba huir a toda costa, corriendo de un lado a otro.

    —¿Qué rayos es este lugar? ¿Por qué no puedo salir? ¿Dónde está la salida? — se cuestionaba así mismo una y otra vez Pikachu mientras seguía corriendo sobre la nada— Vamos, respóndeme de una buena vez— le exigía a su alrededor esperando que alguien respondiera su dudas.
    —Ya te lo dije mi amarillo amigo… Esto es una pesadilla, no existe salida— se oía una lúgubre voz en todo el lugar.
    —Imposible… Otras veces he tenido pesadillas y no se veían de esta forma— reclamaba el amarillo sin aflojar su paso.
    —Jajaja pero claro… Esta es una pesadilla especial… Fue hecha por mi especialmente para ti y para que nunca logres salir de aquí— volvía a decir la misteriosa voz.
    —No sabes con quien te estas metiendo “Señor Oscuro” yo no soy fácil de vencer— decía el explorador tratando de sonar confiado.
    —Todo lo contrario enano… Sé muy bien a quien me enfrento— la voz hizo una pequeña pausa— y como debo enfrentarlo— y dicho esto unas extrañas sombras empezaron a salir del suelo capturando por completo al explorador.
    —¡Cobarde! — se quejó el eléctrico al verse atrapado por las misteriosas sombras.
    —Te lo advertí enano… y ahora para que empieces a tomar esto en serio, a continuación nos deleitaremos con una grata presencia— y de repente frente a Pikachu apareció su compañera y amiga.
    —¡Jozz no! — exclamó con horror Pikachu al ver como las sombras comenzaban a aprisionarla igual que a él.
    —Pika ayúdame— suplicaba la Eevee con lágrimas en los ojos, al mismo tiempo que las sombras se la llevaban lejos poco a poco.
    —¡Maldito déjala en paz! — gritó lleno de furia Pikachu e inmediatamente empezó a acumular electricidad en sus mejillas, o al menos eso creía hasta que se percató que de ellas no estaba saliendo ni un mínimo rayo— ¿Qué me hiciste miserable? — le cuestionó.
    —¿No creías que ibas a poder usar tus poderes verdad? Puede que esta sea tu pesadilla, pero quien reina en este lugar ahora soy yo— exclamó y una desquiciada risa se apodero de todo el lugar, poniendo de punta la piel de cualquiera que llegase a escucharla— ¡Desaparézcanla! — ordenó y las sombras comenzaron a sumergirse en el suelo y con ellas Jozz.
    —¡Pikachu! — se oyó el grito desesperado de la chica mientras poco a poco iba siendo tragada por la oscuridad.
    —¡Jozz! — gritó Pikachu al ver como su compañera desaparecía frente a sus propios ojos, luchó un poco más e intento liberarse de su agarre sin embargo este empezó a incrementar su fuerza y a presionarlo sin compasión— ¡Aaaarrgg…!— gimió el eléctrico ante el dolor.
    —¡Exacto así me gusta! Grita, suplica, pide clemencia… ¡Ríndete ante el gran Señor Oscuro!— dijo la voz y nuevamente dio rienda suelta a su desquiciada y malévola risa.

    “Que esta pesadilla nunca acabe…Que se convierta en una eterna pesadilla”
     
    Última edición: 19 Enero 2014
  14.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, Jozzy n__n. Al fin salí de vacas *O*. El año escolar no terminó del todo bien pero no quiero hablar de ello, sino de tu fanfiction

    Muy buena la discusión de los hermanos Kecleon xD. Creo que en el animé al menos discutían porque las discusiones del juego de Exploradores del Cielo se cuentan con los dedos de 1 mano no mas xD

    Y Loudred... ese tipo siempre me hace reír -w-. ¿Algún día se graduará? Deberían cambiar la prueba por algo con menos músculo y más cerebro xD (los que hayamos jugado Exploradores del Cielo entendemos :B)

    Pero lo malo es que... el episodio se me hizo cortísimo. Aunque se perdona porque la trama tuvo casi nula distracción xD. Pobre Pika... espero que logre salir de esta, porque lo veo MUY difícil

    Espero el próximo episodio n__n
     
  15.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Nathan gracias!! *-* siempre me encanta recibir comentarios de tu parte es tan kawaii!!

    Y la verdad la discusión entre los hermanos no estaba planeada solo me surgió la idea después de que unas amigas (gemelas) estuvieron durante una semana completa solo discutiendo y lo que más sobresalía era lo de: "solo por que eres la mayor" "al menos mis novios tienen cerebro" y así! XD me alegro de que la idea te diera gracia (y por cierto no fue hasta rato después que leí en la wiki que el hermano mayor es el verde no el morado aun que para mi es al revés punto! jaja)

    Y sobre más bien siento que este capitulo lo hice ver de una manera demasiado serio con respecto a como yo me imagino que es él, aunque lo de la prueba te doy la razón a ese paso del gremio solo el equipo protagonista se puede graduar! XD

    Para terminar felicidades por estar en vacaciones! A mí pronto se me acaban D: y eso es malo T-T muuuuy malo! jajajaja espera el próximo capitulo y tratare de hacerlo más largo! gracias otra vez por comentar eso motiva! hasta pronto Nathan!

    Cambio y Fuera!
     
    Última edición: 20 Enero 2014
  16.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    3097
    Wiiiiii que emoción capitulo #10!! yeiii XD
    Pido disculpas a mis pocos lectores pero el inicio a clases siempre es duro! (más si es tu último año) y no tuve el tiempo necesario para poder escribir D: waaa pero no me podía dar el lujo de no dormir! Así que un poco tarde pero aquí está! Espero que lo disfruten! :)
    **********************************************************************************************************************************************************


    “El despertar de una esperanza”


    Pasan los minutos y el eterno silencio dentro del pokegremio empieza a tornarse sepulcral, aquellos que hace unos instantes eran ajenos a lo que sucedía en las recamaras comenzaron a preocuparse desde las afueras del pasillo, aún más al ver como sus superiores salieron a toda prisa de aquel lugar y la angustia comenzó a invadir sus cuerpos.


    —¿Papi crees que sea algo grave? — cuestionó Diglett a su padre localizado al lado de él al mismo tiempo que mantenía la mirada ida hacia el oscuro pasillo.

    —Puedes estar seguro de eso mi pequeño— respondió el mayor sin el mínimo intento de delicadeza, no era necesaria ya que las circunstancias eran más que obvias al ver como Chatot y Gran Bluff salieron del lugar.

    —Y… Ya veo— dijo casi en un susurro el pequeño tipo tierra— ¿Crees que Jozz se encuentre bien? — volvió a cuestionar.

    —A eso me temo que no tengo respuesta alguna, solo podemos confiar en que Bidoof la traerá con bien— dijo en completa calma a la vez que daba media vuelta y emprendía ruta hacia el puesto de vigilancia— Vamos hijo, no podemos descuidarnos y permitir que algún intruso venga encontrándonos en estas circunstancias.

    —Sí papá— fue lo único que se limitó a decir Diglett y siguiendo a su padre se dirigió hacia su puesto para poder asistir a su padre.

    Mientras tanto, en el hogar de los héroes, la ex humana aún yacía tendida en el suelo luchando por lograr ponerse en pie, sin embargo parecía que las fuerzas no estaban de su lado.

    —¡Vamos maldita sea, de pie! — exclamaba Jozz a la vez que trataba nuevamente de ponerse en pie y ver como sus patas temblaban debido a los débil que se encontraba— Pikachu me necesita no tengo tiempo para esto…—gruño con molestia y en cuestión de un par de segundos volvió a caer directo al suelo— ¡Maldición! — gritó la exploradora, haciendo retumbar el eco alrededor de toda la guarida.

    Cercano a la guarida, una misteriosa sombra merodeaba el lugar, observando detalladamente los intentos de levantarse de la pobre exploradora.

    —Esa pequeña tonta...— dijo la sombra, cuya verdadera identidad era Banette— es persistente, lo admiro— siguió el tipo fantasma, al mismo tiempo que en su rostro comenzó a formarse una siniestra y espeluznante sonrisa— creo que podre entretenerme un poco más antes de seguir mi plan. Y dicho esto, el fantasma se aproximó, situándose sigilosamente justo detrás de la exploradora y comenzó a cargar energía entre sus manos.

    —¡Demonios! — volvió a quejarse Jozz, tomando fuerzas nuevamente intento levantarse una vez más, sin embargo, un escalofrío empezó a recorrer toda su espalda y sintiéndose observada por alguien, lentamente volteo su rostro, sorprendiéndose con una enorme esfera de color purpura frente a ella— ¿Qué significa esto?

    —¡Bu! — exclamó con diversión Banette y automáticamente la energía concentrada entre sus manos hizo explosión, lanzando a Jozz al otro extremo de la habitación— Kukukuku ¿a qué sabe el emparedado de bola sombra?

    —Qu… ¿Quién eres? — preguntó con dificultad la tipo normal mientras buscaba a su atacante más no lograba hallarlo por ningún lado.

    —Por aquí enana—la llamó y en el preciso instante en que la aclamada voltio, fue recibida por unas garras envueltas en un aura oscura, mandándola nuevamente lejos de su atacante— ¡Idiota! Como se nota lo débil que te encuentras pequeña pelmaza— exclamó burlón.

    —¿Quién eres? ¿Qué quieres? — preguntó de nuevo la exploradora tratando de reincorporarse.

    —Kukuku… como si fuera a decirte mi nombre enana— respondió burlón el fantasma al mismo tiempo que empezaba a acercarse lentamente hacía ella— y lo que quiero es solo mantenerte ocupada aunque creo que se me está empezando a pasar la mano…

    —«¿Acaso será él el causante de lo de Pikachu?»— se cuestionó a sí misma la exploradora mientras posaba su mirada en su atacante, a simple vista cualquiera diría que era un pokemon común y corriente, sin embargo después de los anteriores ataques era obvio que era más fuerte de los que aparentaba por no decir astuto al aprovechar la falta de fuerzas de Jozz.

    —Mira niña me estoy aburriendo así que al grano… Ríndete ya y no tendrás que sufrir más— dijo de forma amenazadora Banette mientras acercaba más su rostro hacía el de la chica y su sonrisa burlona se ensanchaba cada vez más— ¿Qué me dices?

    —Digo que mejor te vayas al infierno… — gruño y con las pocas fuerzas que aún tenía lanzó un mordisco, que desafortunadamente fue esquivado con facilidad.

    —Mala elección enana…— una bola llena de energía se hizo presente nuevamente en manos del tipo fantasma, no obstante se vio interrumpido al ver su cuerpo ser atravesado por un pequeño cuerpo color marrón— ¿ah? ¿Quién demonios eres? — preguntó completamente aturdido Banette.

    —Rayos creo que usar tacleada no fue la mejor idea— se oyó decir al pequeño pokemon que en estos momentos atravesaba el cuerpo del fantasma, resultando ser Bidoof.

    —¿Eres idiota? Los ataques tipo normal no afectan a los fantasmas— exclamó un aún atónito Banette— Ahora si aprecias tu vida será mejor que te alejes de mí.

    —Ah oh… ¡Claro! — dijo el pequeño tipo normal e inmediatamente prosiguió a extraer la otra parte de su cuerpo del en esos momentos intangible fantasma, provocando a su vez la extraña sensación de escalofríos en ambos— wooo eso ha sido extraño…

    —Más que extraño ha sido grotesco, y ahora aparta de mi camino si no deseas salir herido— amenazó fúrico el de los cierres.

    —¿Qué? ¿Cómo crees? He venido a rescatar a Jozz de tus sucias manos villano…— exclamó valiente el aprendiz de explorador mientras se situaba justo al frente de su compañera herida.

    —Bi… Bidoof… ¿Qué paso con Pika? — preguntó débilmente Jozz.

    —No te preocupes Jozz, Pika ya debe de estar siendo atendido en estos momentos, he venido a ayudarte a ir al gremio— le explico el de los grandes dientes a la chica la cual parecía tener la mirada perdida debido al cansancio— Sin embargo no esperaba que alguien estuviera aquí atacándote… ¿Espera que se hizo? — dijo confundido al no ver al enemigo alrededor.

    —Bidoof no hay tiempo que perder, debe estarse dirigiendo al gremio para poder atacar a Pika— dijo la ex humana apoyándose en el costado del pequeño pokemon para no perder el equilibrio.

    —Cl… Claro Jozz, enseguida.

    —a y una cosa más… Gracias Bidoof…—finalizó la exploradora, desplomándose sobre el cuerpo del aprendiz, el cual no pareció molestarse en lo absoluto y sin decir nada más la acomodo sobre su lomo y emprendió camino. Debía recargar aunque sea un poco de energía antes de llegar al gremio y así poder advertir sobre el enemigo.

    ***Oficina del Gran Bluff***

    Mientras tanto, Chatot y Wigglytuff buscaban con desesperación entre todos los cofres de la habitación. Papeles, mapas, viejos tesoros, manzanas perfectas, todo estaba esparcido alrededor de la oficina, los muebles desacomodados y los jefes del lugar aún sin hallar lo que tanto buscaban.

    —Gran Bluff, no la encuentro por ningún sitio— decía preocupado el tipo volador tratando de acomodar un poco el desorden del lugar.

    —¡CHACHI! ¡La he encontrado! — exclamó eufórico de color rosa, entre sus manos se encontraba el preciado objeto que tanto buscaban, la pluma lunar.

    —Maravilloso Gran Bluff, apresurémonos y vamos a despertar a Pikachu antes de que sea tarde— y asintiendo ambos, abandonaron la oficina y dirigiéndose a toda prisa hacia los dormitorios.

    Habiendo llegado al lugar, Sunflora y Loudred decidieron ceder su lugar a Gran Bluff y Chatot, los cuales quedaron completamente aterrorizados con la escena frente a ellos, ahora el cuerpo de Pikachu no solo se veía pálido y débil, sino que alrededor de esté se observaba como un aura de oscuridad que daba la impresión de estarlo consumiendo cada vez más. Chimecho que aún se mantenía tratando de despertar al explorador parecía estar al borde del llanto, mientras que Croagunk asistía tomando el pulso del eléctrico.

    —Gran Bluff tenemos que hacer algo su pulso se encuentra cada vez más acelerado— exclamó el tipo veneno.

    —No hay duda de que está bajo los efectos del ataque pesadilla— dijo Chatot— Bidoof ya ha tardado demasiado, Sunflora ve y fíjate que pasa por allá, Loudred trae agua y alimento— ordenó a sus subordinados.

    —¡Sí señor! — exclamaron ambos aprendices e inmediatamente se dirigieron a sus respectivas labores.

    —Croagunk dame espacio por favor, Chimecho trata de levantar un poco la cabeza de Pikachu por favor—pidió Wigglytuff y ambos acataron órdenes. Con Chimecho sosteniendo la cabeza de Pikachu, Gran Bluff logró tener más accesibilidad y sin pensarlo dos veces, acerco la pluma lunar a la frente del amarillo, provocando que el aura a su alrededor empezará a desparecer.

    —Lo ha logrado Gran Bluff— dijo Croagunk sin poder creerlo. Se acercó hacia el eléctrico y volvió a tomar su pulso, poco a poco volvía a sus ritmo natural.

    —Fue la pluma lunar, es por eso que hemos logrado acabar con la pesadilla— explicó con un poco más de calma Chatot.

    —Miren, parece que Pikachu ya está despertando…— llamó la atención la psíquica y todos volvieron a ver al aludido, su semblante había cambiado y parecía que los colores regresaban a su cuerpo— ¿Pika estas bien?

    —Chimecho no lo fuerces… Esperemos que Loudred regrese con la comida para que pueda recuperar fuerzas—aconsejo Croagunk tratando de acomodar al explorador en una posición más cómoda.

    —¡Regrese! — se oyó decir tras de ellos a Loudred, sin pensarlo mucho extendió hacia su compañero una gran manzana el cual la tomo y se la ofreció al herido.

    —Vamos Pika, muerde un poco necesitas recuperarte— acerco Croagunk la manzana hacia Pikachu y este le brindo un pequeño mordisco.

    —Gra… Gracias muchachos…— agradeció con un poco de dificultad el amarillo y después de darle unos cuantos mordiscos más a la fruta decidió preguntar— ¿Dónde está Jozz?

    —Ella está siendo traída hasta acá en estos momentos, pronto debería estar con nosotros— respondió Wigglytuff— ¿Espera a donde crees que vas? — cuestionó alarmado al ver que el pokemon hacia intentos de irse.

    —Está en peligro, debo irla a salvar— respondió Pikachu decidido y entre temblores y tropezones logró ponerse de pie.

    —¡No seas insensato! — exclamó Chatot aturdido, ¿cómo era posible que existiera alguien tan cabezota? — Chimeco, Croagunk sosténganlo— ordenó. Sin embargo antes de que los nombrados pudiesen hacer algo, Pikachu se desplomo al suelo acompañado de un desgarrador grito de dolor.

    —¡Pikachu! — gritaron todos los presenten alrededor y trataron de llevarlo nuevamente a la cama. Wigglytuff sin pensarlo mucho acerco nuevamente la pluma lunar hacia la frente del explorador dejándolo completamente asombrado al ver que ya no surtía efecto— No puede ser la pluma lunar debería… ¡Debería haber funcionado!— exclamó alarmado Chatot al observar la falta de reacción de parte del objeto.

    —Eso es porque no es una pesadilla— se oyó decir detrás de ellos e inmediatamente todos volvieron a ver. Allí se encontraba Jozz arres costada al costado de Bidoof y Sunflora junto a ellos— ¡Sunflora, la ventana, ahora! — y sin dudar un segundo, una semilla bomba fue lanzada dirección donde la ventana, sin embargo antes de hacer contacto en esta choco contra un cuerpo, el cual inmediatamente comenzó a retorcerse y apegar alaridos.

    —¡Malditas! ¿Cómo demonios sabían que era yo? — cuestiono llenó de ira Banette apareciendo frente a los demás presentes, mientras que los gritos de Pikachu se volvían más intensos.

    —Lo supuse después que huiste del Risco Sharpedo… Sabía que ibas a intentar atacar a Pika— respondió Jozz con cierta dificultad, sus fuerzas aún no regresaban.

    —¡Me las vas a pagar! ¡Maldi…—comenzó a realizar su ataque, sin embargo antes de que pudiera terminar de pronunciar el ataque, una nueva semilla bomba hizo contacto en su cuerpo— ¡Infelices! ¡Piensen también en su amigo, imbéciles! — exclamaba el fantasma mientras volvía a retorcerse del dolor.

    —Pika estará bien es fuerte, así que sera mejor que te vayas si no quieres terminar incinerado… ¿Me escuchaste? — amenazó Chatot el cual era el culpable del último lanzamiento— No nos obligues q ser rudos contigo…

    —Baahh… Mi trabajo aquí está hecho…— decía Banette mientras se ponía en pie y proseguía a salir de lugar por medio de la ventana— Pero la próxima me las cobrare, sépanlo. ¡Buajajaja!— soltó con sorna acompañado de una burlesca sonrisa y despareció del lugar.

    En el momento en que Banette se alejó por completo del lugar, los gritos de Pikachu cesaron y nuevamente lograba recobrar el sentido. Sunflora prosiguió a levantar a Jozz entre sus manos y poder acomodarla en la cama junto a su compañero que ya había sido colocado allí nuevamente con ayuda de Chimecho y Croagunk.

    Pasando alrededor de una hora y después de que las nuevas heridas habían sido ya atendidas y pudiendo desayunar con tranquilidad, Wigglytuff que se había mantenido en completo silencio decidió romper el silencio.

    —¡CHACHI! Parece que hoy ha sido un día un poco ajetreado, ¿no les parece? — preguntó a su alrededor con su típico tono inocente, logrando desconcertar a los demás.

    —Wigglytuff sin bromas por favor, no creo que sea el momento— dijo Pikachu sin mucho cuidado.

    —Niño más respeto, no puedes hablarle así a Gran Bluff— regaño Chatot inmediatamente—«sin importar cuánta razón tengas…»— pensó para sí mismo.

    —Tranquilo Chatot, no importa todos somos amiguitos aquí. ¡CHACHI! — exclamaba nuevamente con tono inocente el rosado, cualquiera diría que no había estado presente en lo anteriormente ocurrido.

    —Supongo que no tienes remedio— mencionó cansada Jozz, aunque debía admitir que de alguna manera a ella si le parecía divertida la escena.

    —Desearía decir que esta conversación me anima, pero creo que después de todo lo ocurrido nada lo hace— decía el eléctrico un poco decaído, los demás a su alrededor pudieron notar la tristeza que se asomaba en sus ojos acompañado de las intensas ojeras, logrando un semblante más frío aún en su mirada.

    —Pikachu cariño, con todo respeto…— comenzó a decir dudosa Chimecho— pero, ¿crees que podrías decirnos cómo era tu pesadilla?

    Ante la pregunta, Pikachu se sobre saltó y por impulso volvió a ver a su compañera, la cual le devolvió una mirada de preocupación y tristeza ante la cual suspiro pesadamente como respuesta. Medito un poco sus palabras y prosiguió a responder.

    —Era… Por así decirlo, un abismo— comenzó a explicar— no había nada más que oscuridad a mí alrededor y…— dudó un poco, inhalo pesadamente y decidió continuar— había alguien que me tenía aprisionado— finalizó.

    —¿Nada más? — preguntó curioso Bidoof.

    —Ya sé que suena un poco ridículo, pero a pesar de ser algo tan simple era…

    —Horrible— continuó su compañera— Pikachu puedes estar tranquilo, nosotros vimos como sufrías por esa maldita pesadilla, puede que parezca simple pero a juzgar del estado en que estabas es fácil saber que dentro de ella era un verdadero calvario— finalizó Jozz.

    —No te imaginas cuanto— siguió Pikachu bajando la cabeza.

    —Lo creas o no si me lo imagino. Al fin y al cabo me atacaste mientras dormías— se explicó, Pikachu solo volteo a verla sorprendido sin lograr entender nada, ella solo suspira y prosigue a contestarla duda reflejada en el rostro su amigo— solo diré que me alegro de que seamos amigos y no enemigos. No creo poder ser contrincante para tus impactruenos.

    —Lo lamento.

    —Tranquilízate, Croagunk se encargará de mis heridas— sonrío.

    —Oigan yo tengo una duda…— interrumpió Loudred— ¿Qué se supone que fue lo que le paso a Pikachu después de despertar? Es decir, oí decir que no era una pesadilla, ¿qué era entonces?

    —Es un ataque tipo fantasma llamado maldición, el pokemon enemigo te “maldice” y provocándose daño en sí mismo causa que su víctima sufra también las consecuencias— explico Croagunk a su compañero.

    —Por esa razón ese banette no podía arriesgarse a recibir más daño, ya que a pesar de que el daño en el afectaba a Pika, él ya había sido dañado con anterioridad y podría debilitarse— terminó de explicar Chatot.

    —Ya veo...

    —¡CHACHI! A ver aprendices creo que será mejor que dejemos solos al equipo PIKAJOZZ que tanta pregunta los aturdirá, ¿no creen? — decía Gran Bluff a sus subordinados, los cuales asintieron al instante y prosiguieron a retirarse, no sin antes no desear un “Recupérense pronto” a ambos miembros del equipo— ahora ustedes dos… respóndanme, ¿Quién creen que sea el responsable de todo este espectáculo? — preguntó con voz serena, llamando la atención de ambos exploradores.

    —Me encantaría decir que Banette es el culpable de todo, sin embargo, parece ser del tipo que suelen seguir órdenes, no el que las da— dijo Jozz— alguien tan impulsivo no podría ser su propio jefe.

    —Eso y además que antes de irse dijo “mi trabajo aquí está hecho”, lo que nos hace creer que debe haber alguien que lo ha mandado a hacer esta misión— prosiguió Pikachu.


    —Ya veo…— dijo Chatot— ¿Y alguna idea de que pokemon sea o quién es?


    —Por mi parte no se me ocurre nadie— respondió un poco dudosa—«Solo espero que no sea él»—pensó.

    —Por mi parte no sé de qué pokemon pueda ser sin embargo sé que se hace llamar Señor Oscuro. Al menos así se hizo conocer en mi pesadilla— finalizó Pikachu.

    —Un villano que no da la cara y da un nombre clave… Suena interesante ¿no es así? — cuestionó Gran Bluff con una gran sonrisa en el rostro.

    —¿Gran Bluff qué insinúa? — preguntó con miedo su compañero, esas sonrisas no solían ser acompañadas por buenas ideas.

    —Despreocúpate Chatot selo que hago— le respondió y dirigiéndose nuevamente a los exploradores y sin borrar aun su sonrisa— tienen tres días para recuperarse.

    —Nos va a quedar sobrando un día— dijeron ambos con una sonrisa victoriosa.

    —¡Perfecto! Vámonos Chatot, deben dormir un poco…

    —S... Sí señor— respondió un poco dudoso y antes de marcharse les hizo entrega de la pluma lunar a ambos exploradores— Traten de no despegarse de esto por favor… Mucha suerte— finalizó y abandonó el dormitorio.


    —Bueno… Parece que tenemos una misión— dijo sonriendo la ex humana a su compañero.

    —Ya lo creo…— respondió entre bostezos a su amiga.

    —Deberías dormir, yo estaré a tu lado y evitare que algo te pase— decía en suma calma Jozz.

    — Gracias Jozz— fue lo último que dijo Pikachu y con una pequeña sonrisa quedo profundamente dormido.

    “No dejare que nada te pasé… No en mi guardia”
     
    Última edición: 18 Abril 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Está genial, Jozzy! Valió la pena la espera :3

    Lo más gracioso es que sabes bien la frase del Gran Bluff: ¡CHACHI! xD Me recuerda la versión española del juego Pokemon Mundo Misterioso... aunque creo que es mucho mejor si la juegas en inglés. Bueno, cosa mía no mas -w-

    Y otra cosa... parece que Jozz y Pika llevan más tiempo tirados y hechos papilla que de pie... pobre par. ¿Dónde están los demás miembros de su equipo? Deberían haberse manifestado por ahí e_e...

    Pero son detalles, creo yo n__nU. Seguro que pronto veremos al resto del equipo xD. ¡Mierda! Ya se activó mi modo impaciente o__ó *inserte tic*

    ¡Sigue escribiendo así de bonito, amiga! <3 Yo debería hacer lo mismo xP

    Atte. Nathancito
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    BlackyJoZZeRock

    BlackyJoZZeRock Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Abril 2011
    Mensajes:
    151
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Los Exploradores del Cielo han Regresado: ¡Equipo PIKAJOZZ adelante!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    2692
    Nuevamente disculpas a mis pocos lectores. Incontables los montones de problemas que se me han presentado @_@ el año pasado me graduaba de bachillerato y no tuve mucho tiempo, durante las vacaciones tuve la computadora averiada y para terminar de cag*rl* este año la U a consumido gran parte de mi tiempo u.u sin embargo aquí traigo la continuación. espero que lo disfruten.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    “Velando sueños”


    Han pasado ya dos días desde que Pikachu despertó de la pesadilla infundida por el “Señor Oscuro” y desde que junto a Jozz, se les encomendó la misión de descubrir quién es este aparentemente nuevo villano y poder poner fin a sus planes malvados.

    —¡JOZZ! — se oyó un gritó provenir desde los dormitorios, los demás integrantes del gremio ni se inmutaron al escucharlo y siguieron realizando sus labores.
    —¿A qué pasó? — cuestiona una aturdida y adormilada exploradora.
    —Pasa que otra vez te volviste a quedar dormida… ¡SOBRE MI! — le explicó completamente exaltado su compañero.
    —¡Oh! jejeje lo siento Pika es sin querer… Supongo que eres cómodo— se excusó la ex humana.
    —Que yo sea “cómodo” no es excusa para que duermas sobre mi espalda— decía molesto el amarillo, sin embargo se podía divisar sin mucho cuidado como un pequeño sonrojo adornaba su rostro— además tú fuiste la que dijiste que ibas a velar mi sueño mientras nos estuviéramos recuperando…
    —Lo sé… Soy una pésima compañera, ni si quiera puedo mantenerme en vela un par de minutos— decía un poco decaída la ex humana.
    —Oh vamos no seas tan dura contigo misma, no es culpa tuya tú también debes dormir… ¡Pero encima mío no!
    —jejeje lo lamento pero ya lo dije, tú eres...
    —sí, sí cómodo gracias… Ahora sé a qué me dedicare cuando me retire de ser explorador.

    Y dicho esto, fueron necesarios solo unos cuantos segundos para que ambos exploradores comenzaran a reír a carcajadas. Pasaron los minutos y las risas empezaron a ceder un poco, unas pequeñas lágrimas se asomaban en los ojos de ambos pokemon y se podía notar como les faltaba un poco el aire de tanto reír, sin embargo a finalizar, se podía notar una enorme sonrisa en ambos.

    —Para alguien que no ha dormido bien el último par de noches tienes buen sentido del humor— dijo Jozz aún entre riendo.
    —Amargarme tampoco hará que me sienta mejor— añadió Pika con mostrando una pequeña sonrisa, sin embargo en su rostro se podían notar unas muy marcadas ojeras.
    —Supongo que tienes razón— respondió ella — Prometo esta noche si velar tú sueño.
    —No es necesario Jozz estaré bien— decía el amarillo tratando que su cansancio no se notara mucho en su voz.
    —No seas terco Pika. Soy tu amiga y compañera, es mi deber— finalizó la chica brindándole una enorme sonrisa al eléctrico.
    —Si así lo deseas…— le respondió su amigo con media sonrisa— Ahora será mejor que dejemos de hacer el tonto y vayamos a nuestra misión.
    —Sí señor Pikachu— exclamó la tipo normal imitando un saludo militar provocando una pequeña risa en su compañero.
    —¿No tienes remedio cierto? — dicho esto, ambos exploradores salieron de su habitación rumbo a la sala principal


    ***Mientras tanto en algún oscuro bosque***


    Vegetación muerta, troncos huecos y un camino de tierra por el cual parecía que nadie recorría desde hacía años cubierto de una densa niebla y rodeado de árboles que a simple vista daban la horrible sensación de estar en el lugar equivocado con su lúgubre apariencia era el paisaje que se podía apreciar alrededor de todo el lugar. No había duda que se tenía que estar muy mal de la cabeza para querer pasar por ese lugar de buenas a primeras, sin embargo, allí en medio del sendero era posible divisar la silueta de un par de pokemon que con forme pasaba los minutos se iban adentrando más y más al escalofriante bosque.

    —¿Estás seguro que es una buena idea? — se oía decir a una de las siluetas, parecía asustada juzgando por su tono de voz.
    —Fujika ya te dije que dejes de preocuparte por mi…— se oyó responder la otra silueta, sin embargo al contrario de la otra, no parecía tratar de ser silenciosa en lo absoluto.
    —Pe… ¡Pero Banette! ¡Es del Señor Oscuro de quién hablamos! — exclamó completamente atemorizada la pokemon, provocando que varios noctowls y murkrows salieran volando del lugar y de paso lograran disipar un la neblina dejando ver mejor a ambas figuras— ¡Oh cielos la neblina! — volvió a exclamar la voz, la cual sin la neblina, se podía ver con claridad que pertenecía a un Froslass.
    —¿Fujika quieres dejar de ser tan infantilmente asustadiza? Somos pokemon fantasma por si acaso se te olvida— le respondió su acompañante, el cual resultó ser ni más ni menos que el mismo Banette que días atrás ataco a la pareja de exploradores.
    —Es que yo, no es el bosque, bueno es horrible pero uno se acostumbra, pero es que…— se intentaba de excusar la pobre fantasma, sin embargo parecía que sus nervios le ganaban la partida.
    —No tengo tiempo para estas tonterías…— dijo completamente resignado Banette y aceleró su paso a través del bosque dejando ligeramente a Froslass.
    —¡Espera Banette no seas cruel! Soy tu amiga y me preocupo por ti no debes ser tan malo conmigo.
    —No me vería en la necesidad de ser cruel de no ser porque alguien no deja de dar lata— respondió de forma cortante el del zíper en la boca.
    —¿Dar lata? Mira ya sé que no te gusta cuando me preocupo por ti porque en veces suelo ser un poco extremista…— explicaba la fantasma— Pero estamos hablando del tú mintiéndole al gran y tenebroso Seño…— trató de decir Fujika, sin embargo una mano sobre su boca impidió que las palabras pudieran seguir saliendo de esta.
    —Mira Fujika— se oyó decir a Banette, el cual era dueño de la mano que ahora impedía que su amiga pudiera seguir hablando— nos conocemos desde que somos niños, hemos estado en buenos y malos momentos, más malos que buenos... —suspiró con pesar y lentamente se acercó al oído de la fantasma— y es por eso que me tomo la molestia de decirte que eres una “voz de trueno” en todo tu esplendor y que debemos tener cuidado— susurró— No sabemos quién podría estar escuchando nuestra conversación en estos momentos.
    —Da… Dami…— titubeó Fujika, en su rostro se veía una combinación de asombro y pena.
    —Fujika que no se te olvide que ahora solo soy Banette, no se te vaya a ocurrir llamarme por mi nombre— advirtió y en un abrir y cerrar de ojos Banette se separó de la tipo hielo y volvió a su camino.

    Ella sin embargo quedó inmóvil en el mismo sitio donde la anterior escena había tenido lugar y con el pasar de unos cuantos minutos se decidió a alcanzar a su amigo.


    ***Entrada al Pokegremio***


    Han pasado un par de horas y nuestros héroes ya se encuentran en la salida del pokegremio esperando las últimas instrucciones de sus superiores.

    —¿Todo listo? — pregunta Gran Bluff, el cual se encontraba frente a los héroes.
    —Todo listo gran bluff— respondieron ambos exploradores.
    —Perfecto, ahora pongan atención estas son su indicaciones— dijo con autoridad Chatot— deberán ir a las afueras de Bosque Niebla, se cree que allí ha habido últimamente movimientos sospechosos de diferentes pokemon, Bidoof y Croagunk ya están camino al Bosque Nocturno para asegurarse que por allá todo este bien, si tienen algún problema no duden en comunicarse con el gremio.
    —¡sí señor! — dijeron al unísono el quipo, acto seguido tomaron rumbo hacia su destino.

    Fue cuestión de unos cuantos minutos para que las figuras de ambos exploradores se perdieran en el camino, dejando el anterior lugar en completo silencio, el cual fue interrumpido por un sonoro suspiro proveniente de Chatot.

    —¿Sucede algo Chatot? ¿Acaso no confías en nuestros muchachos? — pregunto con curiosidad Gran Bluff.
    —Yo no lo llamaría falta de confianza en ellos Gran Bluff, es solo que todo ha sido tan repentino…— le contesto el pequeño emplumado, en su rostro se podía reflejar cierta preocupación.
    —¿A qué te refieres exactamente? — cuestiono el rosado.
    —Me refiero a que hace tan solo un par de semanas todo estaba tan tranquilo por aquí, las típicas misiones de escolta, recolección de objetos o hallar a algún pokemon extraviado…— Chatot volvió a suspirar— y de repente hay secuestros de niños y extraños pokemon provocando horribles pesadillas a los exploradores.
    —Deberás disculparme amigo, pero no logró comprender hasta dónde quieres llegar.
    — Quiero decir que si tan solo todo esto sucediera en otro lado, o quizás a otro equipo explorador sería un poco más “razonable”… Pero no es así, ambas situaciones de alguna manera están conectadas y eso es lo que no me deja estar tranquilo…
    —El no saber de qué forma están relacionadas ambos — interrumpió Wigglytuff. — Oh más bien, no tener la certeza de si lo que se sospecha es lo correcto. ¿Me equivoco?
    —Me ha leído la mente Gran Bluff— respondió el multicolor.
    —Tranquilo Chatot, de alguna manera yo también lo he pensado.
    —Pero Gran Bluff, si usted también lo ha pensado, ¿cómo puede estar tan tranquilo?
    —Porque tengo fe en ellos— dijo Wigglytuff al mismo tiempo que volvía a ver su amigo tratando de trasmitirle un poco de su paz— ya no son los exploradores novatos que conocimos, son los héroes del tiempo al fin y al cabo, y tenemos que confiar en que sean o no ciertas nuestras sospechas, ellos sabrán resolverlo.
    —Es sabio señor, espero algún día ser tan buen líder como usted— dijo Chatot como respuesta mientras esbozaba una pequeña sonrisa.
    —No es momento de halagos Chatot— respondió risueño el jefe del gremio— Mejor entremos y sigamos con nuestras labores—Chatot solo asintió como respuesta.
    —Fue bueno un poco de paz mientras duro…— finalizó el emplumado a la vez que entraba al gremio.
    —¡CHACHI! — exclamó Gran Bluff como respuesta.


    ***Sendero Bosque Niebla***


    Mientras tanto, el par de héroes seguían camino al Bosque Niebla al mismo tiempo que el cielo oscurecía cada vez más y más.

    —Pika se está haciendo de noche creo que deberíamos descansar— dijo Jozz a su compañero.
    —¿No dormiste suficiente ahora temprano? — respondió de forma burlona el amarillo, provocando que Jozz inflara sus mejillas en modo de molestia.
    —Lo decía porque los últimos días no has dormido bien mal agradecido— respondió cortante la ex humana.
    —En ese caso puedes estar…— un sonoro bostezó interrumpió las palabras del eléctrico— tranquila.
    —Lo siento pero no hablo idioma bostezo— esta vez fue el turno de ella de responder burlonamente.
    —Muy graciosa Jozz— dijo Pika con cara de pocos amigos.
    —Deja de ser orgulloso y descansemos.
    —Está bien tú ganas descansaremos.
    —¡Bien! — exclamó la eevee y empezó a acomodar el lugar de descanso.

    Después de aproximadamente unos 30 minutos, el equipo estaba cenando unas cuantas bayas mientras rodeaban una pequeña fogata, creada gracias a una semilla bomba.

    —Oye Pikachu… — llamó la atención Jozz.
    —¿Qué sucede? — cuestionó Pika entre mordiscos.
    —Nada, simplemente estabas muy callado y quería saber si te sucedía algo.
    —Vaya lo lamento— se disculpó — supongo que el cansancio me tiene un poco aislado.
    —¿Un poco? Desde que empezamos a cenar ha sido como estar en un cementerio— respondió un poco alterada la ex humana.
    —De verdad lo lamento Jozz.
    —Tranquilo tampoco es tu culpa— dice comprensiva— pero creo que deberías dormir ya, parece que en cualquier momento te desmayas del sueño.
    —A veces suenas como mi madre— dijo entre risas.
    —Y tú como un hijo desobediente— respondió entre risas también— Ahora duérmete yo haré la primera guardia.
    —Está bien— finalizó Pikachu con un largo bostezo, fueron necesarios unos cuantos segundos para que callera completamente dormido.

    Sin embargo después de unos cuantos minutos un alarmado Pikachu se despierta acompañado de un sonoro grito.

    —¿Pikachu que sucede? — le pregunta alterada su amiga, esta le pone una pata sobre la frente y nota que está sudando frío.
    —Perdón no quería asustarte, es solo que me empecé a soñar que los dolores del ataque maldición volvían y entre en pánico— se explicaba el amarillo con la respiración entre cortada— será mejor que yo haga la primera guardia.
    —¡¿QUÉ?! Tienes que estar de broma, no dormiste ni media hora.
    —No importa, yo hago la primera guardia— seguía diciendo un alarmado Pikachu.
    —¿Cómo esperas que yo duerma mientras estas aquí como un maldito zombie? — reclamó la color marrón.
    —Mira Jozz entonces recojamos todo y sigamos nuestro camino— y sin esperar respuesta alguna Pikachu comenzó a recoger todas las cosas del equipo y a guardarlas en la mochila.

    Ya estando todo recogido ambos exploradores emprendieron rumbo una vez más, sin embargo Pikachu iba con un paso apresurado lo cual preocupaba a Jozz la cual se encontraba poco más atrás de él.

    —Parece que estamos en persecución Pikachu— le dijo la eevee con tono molesto y a la vez preocupado.
    —No exageres, no voy tan rápido.
    —Para alguien que camina en dos patas mientras carga con una mochila repleta de cosas si lo haces.
    —Tengo una buena condición eso es todo.
    —Pikachu estás cansado y es de noche— decía un poco molesta— es peligroso nos podrían emboscar.
    —Somos un equipo explorador, no hay de qué preocuparse — respondió sin desacelerar el paso.
    —Sí, pero uno de nosotros no está en sus 5 sentidos.
    —Ya te dije que no te preocupes— respondió Pika con un poco de pesadez— debes tranquilizar…— y sin poder terminar la frase, el pequeño amarillo se desplomo en el suelo como peso muerto.
    —¡Pikachu! — exclamó aterrorizada y corrió a su lado.

    Ya estando a su lado Jozz prosiguió a quitarle la mochila y darle vuelta a su compañero para ver su estado, volvió a colocar la pata sobre la frente de este y vio que aún seguía con fiebre fría, sin pensarlo mucho comenzó a sacar nuevamente las cosas de la mochila en busca de una vaya aranja que poder darle a su amigo. Ya habiéndola encontrado prosiguió a ayudar a este a poder morderla un poco y después de un tiempo empezó a recobrar la conciencia.

    —¿Pikachu estas bien? — le cuestionó.
    —No, la cabeza me da vueltas— respondió Pika mientras se sostenía la cabeza haciendo señal que le dolía— ¿qué me paso?
    —Te desmayaste Pikachu, te dije que teníamos que descansar— regaño la marrón.
    —Tenías razón lo admito— dijo con pesar mientras volvía a acostarse en el suelo y cerraba los ojos.
    —Dame unos minutos para acomodar un poco aquí y sacar las mantas para que te puedas dormir cómodo.
    —El que te diera la razón no quiere decir que fuera a descansar— respondió serio mientras trataba de levantarse de nuevo.
    —Pikachu no me obligues a tener que dejarte inconsciente para que puedas descansar— respondió igual de seria Jozz mientras seguía buscando las mantas.
    —¿Acaso no entiendes? — preguntó Pikachu con desesperación— no puedo dormir, las pesadillas no me dejan me están volviendo loco y lo peor es que podría volver a hacerte daño con un ataque — su respiración comenzó a agitarse, volvió a ver hacia su compañera la cual lo observaba con una mirada llena de tristeza.

    Jozz sin poder decir nada solo le hizo una señal con la cabeza de que se acercara al lado de ella, señal la cual Pikachu acató sin discusión alguna, ya estando a su lado sintió como era rodeado por la manta que anteriormente su compañera estaba buscando y lentamente se empezaba a acurrucar en la esponjosa cola de ella.

    —Cálmate Pika, te está dando un ataque de pánico— le decía la eevee a su compañero mientras acariciaba dulcemente la cabeza de este tratando de hacerlo sentirse mejor.
    —¿Vas a estar bien? — cuestionó Pika ya un poco más calmado.
    —Voy a estar bien Pika— le respondió Jozz brindándole una cálida sonrisa— Ahora duerme.
    — Yo… yo… yo no sé qué haría si vuelvo a hacerte daño— finalizó Pikachu quedándose dormido de inmediato.
    «Tranquilo Pika, yo sé que no me harás daño»— pensó para sí misma Jozz para luego depositar un pequeño beso en la frente de su amigo.

    Pasaban las horas y mientras Pikachu seguía dormido, Jozz velaba sus sueños.


    “Va a ser una larga noche”
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Adicto Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,277
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Interesante :D muy buena conti, Jozzy n_n.

    Pobre Pikachu, sigue teniendo pesadillas u__u. Ojalá se le vayan pronto... aunque eso haya dado lugar a un excelente chiste de lo que él se dedicará a hacer cuando se retire de explorador xD

    Y si se retira junto con Jozz (supongo), ¿Quién será su sucesor de líder? O_O

    Okey, con esas cosas aparte... Banette me recordó un poco a Gengar de los primeros Pokemon Mundo Misterioso (Azul y Rojo), no sé por qué... aunque al menos tiene una amiga llamada Fujika, una Froslass bocona y miedosa xD. Me da risa n__n y ternura :33

    Vamos a ver qué más pasa a futuro :L. Y que no demores tanto xD

    Bye n__n/
     
    • Adorable Adorable x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso