Explícito de Naruto - Los chicos de al lado

Tema en 'Fanfics de Naruto' iniciado por Tarsis, 13 Junio 2018.

Cargando...
  1.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    970
    Pd: Dedicado a Insane


    VI.




    —Te acostaste con mi hermano —La acusó.


    Sakura parpadeó sorprendida sonrojándose. Cómo lo sabía Sasuke? Acaso Itachi andaba diciéndoselo a todo el mundo.


    —¿Itachi te dijo algo? —cuestionó apretando los puños sintiendo la rabia aflorar en su interior.


    —No. Pero tienes la cara de “mujer bien cogida”cada vez que el sale de tu casa, es obvio. —Puso los ojos en blanco dejándose caer en el sofá con indiferencia. Ella le lanzó el cojín dándole de lleno en la cara.


    —Eres un idiota.


    —No más que tu si crees que mi hermano siente algo por ti. No eres más que una cara bonita y un culo joven para él. Ni siquiera dudaría en compartirte conmigo si se lo pidiera.


    —¿C-Compartir? ¿A qué te refieres? —inquirió avergonzada.


    Sasuke sonrió, clavando su mirada en ella como un depredador hambriento.


    —Pobre Sakura… sólo eres un niña ingenua. —Se burló, provocándola.


    —No creo que Itachi haga algo así. —Se irguió, aunque sus palabras no sonaron del todo seguras.


    —Ponlo a prueba. —La retó, moviéndose hasta sentarse a su lado incomodándola con su cercanía—. No serías la primera que compartiríamos. No sabes lo rico que es tener a una mujer llena por completo. Que él se la está cogiendo mientras ella me la chupa hasta tragarse cada una de mis gotas. No sabes lo rico que es que ruegen por más y no saben a cual de los dos pedirle —le susurró como si le estuviese confesando algo—, sé que también rogarías, pero para que ambos te tengamos a la vez y tu estes en el medio completamente llena de nosotros.


    Sakura sintió como su intimidad comenzaba a palpitar violentamente, como su corazón. Se estaba excitando y ambos lo sabían, ella intentó pararse para alejarse de él pero la sujetó de la muñeca empujándola de nuevo al mueble.


    —No seas una niña asustada y asúmelo. Te excita.


    Sintió la mano de Sasuke bajo su falda rozando su delicada ropa interior, ella brincó empujándole, pero él la sometió con facilidad, haciendo que su espalda pegara del respaldar del mueble.


    —Admítelo —gruñó, dejando que sus dedos se deslizaran en su vagina húmeda y completamente lubricada—, ella no miente. —Sonrió con suficiencia incrustando el dedo en su interior hasta lo más profundo haciendo que la pelirosa soltara un gemido sin poder evitarlo.


    —Suéltame, Sasuke. ¡Suéltame bruto! —Intentó pegarle en la espalda pero sólo logró posicionarse mejor para que él literalmente la empezara a coger con los dedos. Se mordió los labios reprimiendo los gemidos que querían salir, y pese a que en sus ojos brillaban lágrimas de verguenza su sexo lo estaba disfrutando, se adhería a los dedos del hombre como un guante, jalándolos nuevamente en su interior.


    —Yo soy un bruto, ¿y tu que eres? Mira esto...—sacó sus dedos y se los mostró, completamente mojados de sus líquidos vaginales—. No te resistas, es lo que ambos queremos.


    La volteó colocándola boca abajo en el mueble e inmovilizándola con el peso de su cuerpo arriba de ella. Le levantó la falda e hizo a un lado la ropa interior de encaje. Sasuke sonrió, todas las mujeres eran excesivamente predecibles en torno a Itachi.


    —Sasuke, no, por favor —rogó la fémina, pero todo su cuerpo se estremeció al sentir la palmada firme en el cachete de su nalga.


    —Silencio —ordenó.


    Toda réplica murió en sus labios en cuanto su cuerpo sintió la intrusión y se derritió por completo. Escuchó la ronca y chocante carcajada de Sasuke, pero aun así no podía hacer nada para callarse, en cada embestida que sentía le llegaba al útero no podía evitar soltar un gritito de placer y dolor. La empaló una y otra vez con rudeza y fuerza mientras ella mordía los cojines y empujaba su trasero hacia arriba contra él.


    —Eres una pequeña masoquista —murmuró en su oído, sintiendo como sus paredes vagianles se contraían contra su pena succionandolo deliciosamente e indicando que su orgasmo estaba cerca—. Te gusta duro. —La nalgada sonó marcando su piel pálida.


    Explotó sintiendo como su cuerpo se volvía de gelatina y la sensación eléctrica se esparcía por todo su cuerpo deliciosamente. Sintió el miembro aun erecto de Sasuke presionar contra su entrada trasera y saltó, aunque él la atrapó en el aire y la volvió a colocar en donde estaba.


    —N-No, Sasuke, nunca lo he hecho por allí, por favor no...—rogó.


    —Mejor aún —presionó, haciéndola gritar. Ella pataleó hasta que las lágrimas se empezaron a desbordar.


    —T-Todas mis primeras veces son para Itachi...—sollozó, haciendo que Sasuke se detuviera frunciendo el ceño.


    —Si no puedo tener tu lindo culito, te daré hasta que no puedas caminar. —Gruño, volteándola y sentándola de frente en el mueble para posicionarse entre sus piernas, haciendo que sus rodillas tocaran sus pechos—. Y sólo lo dejo ir, porque sé que te compartiremos. De lo contrario, tomaría tu culo quisieras o no.


    La penetró hasta que su miembro fue completamente engullido y dejando clara su óptima condición física no dejó de bombear en su interior hasta que Sakura le rogaba entre sollozos que parara. Se salió de ella mientras su semilla se derramaba sobre la camisa del uniforme de la chica exhausta debajo de él. Las piernas se le fueron al piso sin fuerza en el momento que Sasuke se puso de pie y se abrochó sus pantalones.


    Sakura no podía ni siquiera moverse o respirar pausadamente.


    —Sí, ahora tienes cara de bien cogida otra vez. —Repuso con diversión inclinándose sobre su rostro—. Nos estaremos viendo, sabes que luego será por dos…


    Sakura escuchó la puerta principal cerrarse tras él. Así que, por este tipo de sexo es que las personas se vuelven adictas. Y ella apenas comenzaba a caer en ese agujero.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  2.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Cuando llevas tatuado en la cabeza el Sasusaku forever y fuerzas a la escritora por varios meses y por fin logras la continuación :bil:

    Marica estuvo buenísimo. Entré en pánico cuando iba a penetrarla por atrás porque Itachi le advirtió algo, y navegué en mi mente de que hubiese pasado si se la metía por ahí y luego Itachi se enterara (?) Drama modo on, jaja.

    Sé que ya se acerca el final y eso me parte el corazón, porque el lemmon te sale bien y que utilices mis personajes favoritos es despampanante, así que aquí estaré esperando lo que prosigue, de otro modo volveré a acosarte el whatsapp <33
     
    • Adorable Adorable x 1
  3. Threadmarks: VII. (Parte I)
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    1015

    VII. (Parte I)




    Estaba como un gatito asustado y acorralado. De su escuela literalmente corría a su cuarto. Tenía miedo de la última amenaza de Sasuke. Sí, había disfrutado, pero no estaba lista para un experimento como ese… No podía negar que le temblaban las piernas de sólo imaginarlo, pero, imaginar y sentir no era lo mismo.


    Tenía miedo, también muchas dudas. ¿Le dolería? Ninguna de sus amigas había experimentado un trío aún, no sabía a quién preguntarle.


    Y se estaba escondiendo porque sabía que si los veía, no podría decirles que no.

    .

    .

    .

    —Te confieso que me pone un poco nerviosa dejarla con Sasuke, son cercanos de edad, y las hormonas y todo aquello —admitió la Sra Haruno, ganándose una sonrisa completamente tranquilizadora de su compañero.


    —No tiene que preocuparse, Sasuke estará en la universidad, creo que tiene una fiesta —. La tranquilizó, llevándose a los labios el café que su vecina le había invitado.


    —Entonces sí, me harías un grandísimo favor Itachi, aquí está la llave de repuesto.


    —No se preocupe, vaya tranquila yo me haré cargo de todo. —Le sonrió calmado e inocente.


    .

    .

    .

    —P-Pero mamá, seré una carga completa para él. ¡Puedo quedarme sola, no tengo cinco años! —Se quejó al borde de un ataque de nervios.


    —Sakura no tengo tiempo para esto, el avión me va a dejar. Lo siento cariño, pero fue una emergencia de trabajo, nos veremos en una semana. Tienes dinero y suficiente comida. Itachi te llevará al colegio, fue muy amable al ofrecerse, así que no te pongas malcriada.


    —Pero mamá…


    —Nada de peros, te amo. —Besó la coronilla de su única hija antes de salir de la casa.


    Acababa de ser completamente vendida al diablo.


    .

    .

    .

    Sentía todo su cuerpo vibrar por el placer, no lograba ver bien el rostro borroso, ni del que estaba delante hundiéndose completamente en ella ni del hombre que la estaba llenando por detrás. Ella sólo sentía que su cuerpo llegaba al límite desmoronándose hasta no ser más que un saco flácido de carne.


    Se despertó agitada, aferrándose con fuerza a las sábanas cubriendo su piel. Su pecho subía y bajaba y un pequeño sudor perlaba su piel de porcelana.


    —¿Estabas soñando algo rico Sakura? —inquirió con una sonrisa lobuna el pelinegro, mientras se llevaba el dedo a la boca chupándoselo. Se llevó las manos a los ojos, frotándoselos para aclarar su visión. ¿Estaba alucinando? Dos pares de ojos negros, profundos y oscuros la observaban fijamente haciendo que su piel picara. Eso no podía ser una alucinación.


    —¿Q-Qué hacen aquí? —Intentó que su voz sonara enojada, pero se quebró y no fue más que un intento de reclamo.Ambos cuerpos varoniles se inclinaron hacia la cama, tomando cada uno asiento a un lado de ella.


    —Sakura, debo cuidar de ti —contestó Itachi con seriedad. La mencionada se sonrojó, pensando en su particular forma de cuidarla, no creía que esa haya sido la idea particular de su madre cuando pidió que la ‘cuidara’.


    —¿Qué estabas soñando? —Sus ojos parecían reírse. Ellos lo sabían, sabían que estaba soñando.


    —No lo recuerdo —negó tontamente.


    —Pues por lo mojada que estabas cuando puse mis dedos en ti, algo rico estabas soñando. —Se mofó, haciendo que ella se detuviera en el gesto de chuparse el dedo cuando se despertó.


    —¿Acostumbran a acosar chicas dormidas? —atacó sintiéndose molesta y vulnerada.


    —Sólo cuando esa chica me debe algo —respondió el mayor, acariciándole con suavidad la mejilla y dejando que sus dedos bajaran por su cuello y luego por el contorno de sus sesos hasta detenerse sobre la tela de su pequeño short de dormir. Ella sintió como la piel se erizaba ante su contacto sin poder evitarlo. Podía mentir con su boca, pero no con su cuerpo.


    —¿Sabes lo que pasará hoy aquí, o no Sakura? —Preguntó, dibujando distraídamente círculos en su piel. Ella se estremeció, curvando hacia atrás los dedos de los pies. Sintió otro par de manos acariciarle la espalda, giró el rostro asustada y Sasuke le devolvió la mirada con una sonrisa retadora, mientras su mano pasaba a la parte delantera de su pecho afianzándose en su busto.


    —Te hice una pregunta Sakura —exigió Itachi, al tiempo que Sasuke pellizcaba uno de sus oscuros pezones haciéndola gritar. Ella se apresuró a asentir hacia Itachi, con sus orbes esmeralda siguiendo el movimiento de sus manos hasta la liga en la cintura de sus shorts. Él deslizó la tela fuera de ella lentamente mientras el menor seguía jugando como un niño con sus pezones ya duros e inflamados, apretandolos, jalandolos, amasandolos, haciéndola suspirar. Todo su cuerpo se tensó de inmediato al sentir los dedos de Itachi serpenteando por su entrepierna, jugando con ella, delineando la forma de su ropa interior de algodón, haciendo que su sexo palpitara excitándose.


    Ella dejó caer su cabeza hacia atrás en el momento que la cálida boca de Sasuke succionó uno de sus senos. Jugó con su lengua, dibujando círculos y lamiendo esos preciosos y erectos piquitos hasta enloquecerla.


    —Creo que a la niña le gusta, Sasuke —. Se rió Itachi, dejando que sus dedos se deslizaran por los labios de su vagina, húmedos por su excitación creciente—. Te voy a ir explicando, Sakura. Para que todo sea más placentero para ti. Necesitamos excitarte lo suficiente, para que tu cuerpo esté lubricado y nos recibas a ambos sin problemas.


    Se mordió los labios para acallar un gemido al sentir su dedo medio deslizarse en su abertura dispuesta. El silencio del cuarto sólo se rompía por el sonido acuoso de sus propios fluídos mientras él literalmente la tomaba con sus dedos, agregando otro más entras y saliendo de ella y tocando puntos que ella misma jamás se había tocado en sus pobres exploraciones personales. Sintió sus músculos y dedos contraerse ante la inminente ola de su primer orgasmo, succionando los dedos del intruso hasta que su cuerpo abandonó toda tensión.


    Ambos hombres se pararon, con una sonrisa satisfecha comenzaron a desnudarse poco a poco mientras dejaban que el delicado cuerpo de la fémina se recuperaba. El juego apenas comenzaba.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  4.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Sakura morirá en el campo del placer.

    Jaja, me da mucha gracia la madre de Sakura que la vende a satanás y no se da cuenta. Es inocente y confiada sólo porque Itachi lo inspira. ¡Lo amo!

    Pobre Sakura la han pillado justo cuando soñaba haciéndolo con ellos, y ellos lo sabían. Qué malditos.

    Esperaré la continuación con ansias <33
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  5. Threadmarks: VII. (Parte II)
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    803
    VII. (Parte II)


    Escuchó el sonido metálico de las hebillas de sus correas al tocar el suelo, humedeciéndose los labios con expectación. Un espectáculo hermoso a los ojos, dos dioses griegos desnudos y erectos frente a ella.


    —Eres una niña traviesa, Sakura —Le susurró Itachi, mientras cuatro manos comenzaban a jugar sobre su piel caliente. Al fin su boca atrapó la suya en un beso que Sakura esperaba con ansiedad. Lo besó, agarrándose de sus cabellos hambrienta, devorando su boca y dejándose devorar. Sasuke a su vez deslizaba sus manos por sus pechos hinchados y por sus piernas desnudas, hasta pararse nuevamente en su cavidad húmeda aun por su reciente orgasmo. Los gemidos fueron acallados uno a uno por los labios de Itachi que escasamente la dejaban respirar. Cuando por fin se separó de ella, Sakura jadeó por aire y su cuerpo adolorido ya estaba en el borde de un segundo orgasmo. Sasuke se puso de rodillas, enterrando su cara entre sus piernas, lamiendo, saboreandola. Ella sollozó su nombre cuando sintió uno de sus dedos penetrar su ano y la presión la hizo explotar por segunda vez. El desde allí sonrió, viéndola a los ojos con una mirada malvada y sensual. La colocó de lado, mientras hundía nuevamente su cara entre sus piernas, pero esta vez, Itachi también lo hizo, pero entre sus nalgas apretadas mientras su cuerpo se tensaba como una guitarra ante cada sensación. Sentía que estaba viendo estrellas, que estaba tocando el cielo y su cielo tenía el doble cara pero el mismo apellido.


    —Esta es la parte pequeña, espera a que sientas algo más grande —. Se burló Sasuke, sintiendo como los musculos internos de su vagina succionaban sus dedos. Se inclinó y le lamió el clíctoris, Sakura gritó colvulsionando ante el orgasmo que invadió nuevamente su cuerpo. Sasuke sacó sus dedos, llevándolos a su boca los lamió.


    —¿Tu adelante y yo atrás? —Fue la simple pregunta del menor que hizo que el corazón de Sakura se acelerara.


    Itachi la agarró como una muñeca sin peso, colocándola en cuatro.


    —Todas sus primeras veces son mías. Este culo —. Le dio una fuerte nalgada que la hizo gritar y le dejó los dedos marcados en la piel rojiza—, también es mío. Tómalo a él en tu boca —ordenó. Sasuke se colocó en la orilla de la cama, al alcance de los delicados labios femeninos que lo envolvieron engulléndolo con lentitud. Sintió los dedos comenzar a jugar en su ano, masajeandolo y humedeciéndolo. Ella siguió chupando a Sasuke, dejando que sus caderas se moviesen en el vaivén de su ritmo. El dolor hizo que abriera la boca, en el momento que la punta del pene de Itachi comenzaba a empujar en su estrecho trasero, Sasuke la tomó de la cabeza, obligándole a continuar recibiéndolo en su boca, acallando los gritos que se empeñaban en salir por el dolor al sentir como el mayor se hacía camino en su culo virgen. Ambos comenzaron a moverse al mismo ritmo, penetrando su boca y su ano a la vez, las lágrimas comenzaron a caer de sus ojos, el dolor, el placer, la falta de aire, todo mezclado en una sensación.


    —Y-Ya...—Intentó decir, pero Itachi golpeó más fuerte, haciendo que sus testiculos chocaran contra su entrada adolorida. Sus piernas fallaron, pero el hombre detrás suyo la mantenía firmemente agarrada mientras se la cogía sin piedad.


    Se detuvieron ambos, dejando que ella agarrara aire, pero sin salirse nunca de ella. Se sentó en la cama, agarrando sus piernas hasta pegárselas a los pechos y dejar expuerta su vagina completamente aguada. Sasuke se subió a la cama colocándose sobre ella.


    —¡Esp...!


    La palabra murió en sus labios, en el momento que su gruesa virilidad se adentró en ella sin miramientos hasta el fondo. Las caderas de Itachi se movían hacia arriba entrando y saliendo de su ano lubricado por los fluídos que se desbordaban de su vagina. Sasuke empujaba con fuerza contra ella, sosteniéndose con sus fuertes brazos para no aplastarlos.


    Nunca se había sentido tan llena en su vida. No podía pensar en nada más que la sensació de ambos entrando y saliendo de ella, llenándola, tomándola, haciéndola sufrir y terminar tantas veces que sentía el ardor y el dolor de seguir siendo penetrada una y otra vez sin consideración. Sintió el semén caliente deslizarse por sus piernas haciendo que gimoteara de dolor en el momentos que ambos se salieron de ella. Dejándola con esa sensación de vacío y sin poder moverse.


    No supo en que momomento se quedó dormida. Ni cuando despertó nuevamente siendo tomada por ambos. No sabía si era de noche, o de día. Si había amanecido o seguía oscuro. Toda noción del tiempo se perdió completamente durante esa semana que su madre pasó fuera de la casa.



    No recordaba ni siquiera su nombre.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
  6. Threadmarks: Epílogo
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    337
    Epílogo.


    Abrió la nevera para tomar un poco de leche antes de sentarse en la mesa donde su madre continuaba hablando sin que ella le escuchara mucho.


    —Nunca esperé que mi viaje se alargara dos días más, lo siento hija. ¿Todo bien mientras no estuve? ¿Itachi verificó que estuvieses bien? —Le preguntó, sentándose con ella en el comendor. Sakura se limitó a asentir con una sonrisa, mientras sus ojos verdes rememoraban momentos.


    Habían cuidado perfectamente de ella, varias veces sobre ésta mesa, en el piso, en el sofá, en el baño, en cada cuarto. En cada momento. Hasta que su cuerpo no podía tomar más, hasta que lloraba de dolor al ser penetrada. Habían cuidado tan bien de ella que de niña ya no quedaba nada en su cuerpo. Habían jugado con ella a su antojo, matando hasta la ultima gota de ingenuidad e infantilismo de su cuerpo. La habían hecho llorar orgasmo tras orgasmo, habían hecho que se ahogara tragando hasta la ultima gota de semen que chupaba de sus penes. Habían jugado con ella hasta dejarla sin poder caminar. Si su mamá supiese lo bien que la cuidaban...


    —Son unos buenos chicos, al menos estoy tranquila de que te puedo dejar vigilada con alguien cuando salga.


    —Sí, además, no soy una niña mamá. —Sakura puso los ojos en blanco, mientras revisaba su teléfono distraídamente.


    "Trae tu culo aquí antes de que me vaya a la universidad. Tengo ganas."


    —Mamá, Sasuke se va ésta tarde a la universidad, ¿puedo pasar el rato allá?


    —¿Está Itachi?


    Sakura se limitó a asentir.


    —Entonces puedes ir.


    Ella sonrió y le dio un beso en la mejilla antes de subir a su cuarto a cambiarse. Sólo cambió su camisa y se colocó una falda fresca, sin nada debajo.


    ¿Qué podía decir? Esta experiencia le había dejado una enseñanza muy importante.


    Todo es mejor cuando viene de a dos.



    ***
    Hace tiempo que no escribía un long fic completo. Pero aquí está, para ti bella bella Insane :<3:
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  7.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Fue una buena historia Tarchus <333 Muy picante y erótica. Me gustó el cómo narras las escenas sexuales, y el cómo hizo juego la personalidad dulce y cobarde de Sakura por lo imponente de los dos hermanos, causándome gracia la pregunta de Sasuke en el penúltimo capítulo, haciéndose el tonto para estrenar el culo de Sakura, jajaja. Itachi es todo un depredador. Y la mamá de Sakura agrega lo cómico a la historia, por su inocencia al confiar en Itachi y cuidándola de Sasuke por lo de las hormonas, (?)

    Nos seguiremos leyendo en el resto de tus historias, saludos.
     
  8.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,430
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Se volvió una adicta.

    Hahaha no me lo esperé. Bueno pensaba que seria cosa de una vez y que le gustaría pero que lo negaría ante todos y ante ella misma pero vaya que la has puesto consciente de si misma y que no puede negar lo innegable, le gustan, ambos, lo que le hacen y lo que le hacen sentir.

    Fueron unos últimos capítulos candentes y demasiado explícitos pero con el título y el inició de la historia se esperaba. No me imagino a la pobre Sakura resistir tanto por tantos días y lo que mas me mató fue su madre, su propia madre, la habia vendido al mismísimo demonio jajaja.

    Pero ella sacó su verdadero ser y mas con ellos dos asi que no habia vuelta atras y ese trio seria eterno por que no creo que ella vuelva a conformarse con tan poco.

    Me sorprendió como narraste las cosas y que las escenas fueran tan visibles, fue bastante real e interesante. Es curioso ver esa faceta tuya.

    Me gustó bastante, fue un buen long y espero ver mas tuyos (:
     
    • Adorable Adorable x 1
  9.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Jajajaja realmente se me complicó bastante escribir esas escenaaas. Tuve que pensarlo mucho mucho. No soy fe escribir tan explícito. No quería que sonara vulgar. Pero tampoco quería hacerlo romántico y chimbo. Y bueno... salió esto.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso