Lo que el destino nos prepara.....

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por mickis, 22 Octubre 2009.

Cargando...
?

¿Que les parece mi fic?

Poll closed 30 Mayo 2010.
  1. Me encanta! es una historia de lo más cool!

    1 voto(s)
    33.3%
  2. Esta bien...pero puedes mejorar

    1 voto(s)
    33.3%
  3. mmm...quiza deberías intentar hacer algo mas genial que esto

    0 voto(s)
    0.0%
  4. masomenos, te faltan muchos detalles

    1 voto(s)
    33.3%
  5. es un asco! prefiero leer libros de ciencia q esta basura!

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Creavend

    Creavend Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    22 Febrero 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritor
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Pues yo acabe de leer ese cap ayer alli de las doce y media, pero hoy tenia examen (tenia porque lo acabo de acabar :)) y por eso no me meti.


    Repecto a eso comentare dos cosas:

    1.- tienes razon, pero a mi parecer el ultimo capitulo supero muchos de esos problemas y comenso a bajar el ritmo un poco.

    2.- Exactamente, hay cosas que de hecho son imposibles (Donde demonios estan los padres de todos esos?)

    Como sea, me gust el rechaso y depresion que se muestran en el ultimo capitulo, me parece que la historia mejora
    TOy corto de tiempo, entonces bye
     
  2.  
    Tsubaki

    Tsubaki Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    17 Septiembre 2009
    Mensajes:
    470
    Pluma de
    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    ¡Hola! ¿Cómo está todo? :D En otro aspecto… ¡PERDÓN! Lo siento mucho por no haber venido antes ToT es que he estado DEMASIADO ocupada ._. Todo esto de la escuela y asdasdasdasd xD Pero bueno, vamos a esto ;) En primera, como no pude ver el capitulo pasado, los evaluare a ambos xD ¡OK! ¡Vamos!

    Capítulo 6:

    Narración: Como he dicho muchas veces… ¡Has mejorado Notablemente! Eso es algo que debo admitir ;) A cada cap te vas haciendo más grande en cuanto a la narración ^^ Sólo un detalle que te he mencionado y no has tomado en cuenta: Usa puntos al finalizar cada párrafo. Si no le pones puntos, no se ve como un libro de verdad. Ése es el fallo que he podido notar en la narración ;)

    Ortografía: Has mejorado considerablemente. Parece que estás usando Word, ¿Eh? ;) Bueno, de todas formas tienes unos cuantos errores:



    Como vez, es “Que podría” y “Más”… No es mucho este error, sólo te pido que trates de no escribir capis que tengan palabras pegadas, eso no se ve bien.


    Es todo lo que “mis ojos ciegos pudieron ver” xD

    Trama: Mm… ¿Cómo te digo esto? De veras me gustó el capítulo, te lo juro. El único detalle es que me pareció de relleno U_U Y es que en el capi 6 sólo estuvo la conversación y la reflexión de Jun y Yuko. Pero ¡¿Qué importa?! Aún así me encantó ^^

    Capítulo 7:

    Narración: Me gustó como narraste :o como ya te dije arriba, estás mejorando muchísimo ;)

    Ortografía: En el capi 7 no vi muchas faltas, solo unas pocas tildes y ya ;)

    Trama: Pobre Jun ToT su prima la menosprecio ._. Ojalá pronto se sienta mejor.

    Bueno :D es todo :P me dices cuando salga el próximo cap! Bye! xD
     
  3.  
    Tsubaki

    Tsubaki Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    17 Septiembre 2009
    Mensajes:
    470
    Pluma de
    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    ¡Hola! ¿Cómo está todo? :D En otro aspecto… ¡PERDÓN! Lo siento mucho por no haber venido antes ToT es que he estado DEMASIADO ocupada ._. Todo esto de la escuela y asdasdasdasd xD Pero bueno, vamos a esto ;) En primera, como no pude ver el capitulo pasado, los evaluare a ambos xD ¡OK! ¡Vamos!

    Capítulo 6:

    Narración: Como he dicho muchas veces… ¡Has mejorado Notablemente! Eso es algo que debo admitir ;) A cada cap te vas haciendo más grande en cuanto a la narración ^^ Sólo un detalle que te he mencionado y no has tomado en cuenta: Usa puntos al finalizar cada párrafo. Si no le pones puntos, no se ve como un libro de verdad. Ése es el fallo que he podido notar en la narración ;)

    Ortografía: Has mejorado considerablemente. Parece que estás usando Word, ¿Eh? ;) Bueno, de todas formas tienes unos cuantos errores:



    Como vez, es “Que podría” y “Más”… No es mucho este error, sólo te pido que trates de no escribir capis que tengan palabras pegadas, eso no se ve bien.


    Es todo lo que “mis ojos ciegos pudieron ver” xD

    Trama: Mm… ¿Cómo te digo esto? De veras me gustó el capítulo, te lo juro. El único detalle es que me pareció de relleno U_U Y es que en el capi 6 sólo estuvo la conversación y la reflexión de Jun y Yuko. Pero ¡¿Qué importa?! Aún así me encantó ^^

    Capítulo 7:

    Narración: Me gustó como narraste :o como ya te dije arriba, estás mejorando muchísimo ;)

    Ortografía: En el capi 7 no vi muchas faltas, solo unas pocas tildes y ya ;)

    Trama: Pobre Jun ToT su prima la menosprecio ._. Ojalá pronto se sienta mejor.

    Bueno :D es todo :P me dices cuando salga el próximo cap! Bye! xD
     
  4.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    57
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Chikos y chikas, les pido que me perdonene por no estar en contacto ultimamaente,
    ya que he estado demasiado ocupada con temas de mi colegio.
    Pero seguiré la conti, xq ya la imaginación se me viene volando jeje xD
    Espero y ma disculpen por el retraso... bye :D
     
  5.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1620
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola, disculpen la gran tardanza, pero tenía que estudiar pues me llevo una materia, pero bueno, ya volví je je…

    Nuestra amiga Jun, está pasando por momentos realmente estresantes, pero no sabe lo que está por ocurrir. Disfrútenlo


    8º Capítulo: El accidente fatal, narrado por teléfono




    “6:30 p.m. Me encontraba tirada en mi cómoda cama, envuelta en las cálidas sábanas que me cubrían, durmiendo plácidamente, sin señales de alguna pesadilla sádica o algo por el estilo, todo era pacífico y armónico en mi mundo mental. Como es debido, me levanté y preparé mi desayuno diario, para después, hacer un par de compras.”
    “Hoy estaba en un estado se suma felicidad, ya que luego de tantos días de soledad y desesperación, se abriría por fin, el camino a mi reencuentro con Kisame-kun, la persona a la cual había estado esperando, luego de tantos momentos impacientes…”
    “2 horas después, terminé mis compras, y entrando a mi hogar, me encontré con el insoportable sonido del teléfono. Con solo escucharlo, me explotaba los tímpanos tan sensibles que tengo, así que dejé a un lado de la mesa las pesadas compras que fueron cargadas y transportadas por mis ligeros y delgados brazos, y cogí inmediatamente el móvil”

    -¿Hola?


    -¿Hola? ¿Eres tú Jun-chan?-preguntó una voz masculina, a la cual reconocí de golpe y suspiré en ese momento, dejando caer mi mano suavemente.


    -¿K-kisame-kun?-le pregunté a la persona que me hablaba del otro lado


    -Sí, Jun-chan. Soy… yo-me respondió entrecortado por una fuerte tos que emitía su garganta


    -¿E-estás bien? ¿Por qué toces tanto? ¿Estás enfermo?-decía desesperadamente, sabiendo que su estado no era normal, por la tos que tenía seguidamente


    -Algo así…me parece que nuestro reencuentro se cancelará-me dijo calmadamente, yo no comprendía lo que había dicho en ese momento.


    -¿Cómo que se cancelará?-le pregunté llorando


    -¿Acaso estás con otra chica?-seguí preguntando, entre sollozos, y con un río de lágrimas, recorriendo mis ojos


    -No te preocupes…no es eso, pero si te lo cuento, vas a llorar más de lo habitual, créeme.-me respondió, teniendo un tono de voz muy calmado.


    -No importa si lloro más, yo te amo, y me vas a decir lo que te pasa, te guste o no-insistí, mientras seguí inundada en mi mar de lágrimas, que por un instante, refregué mi mano sobre mi rostro, para limpiar aquellas gotas de tristeza que empapaban mi vestuario.


    -OK, pero después no digas que no te lo advertí-me sugirió, tomando un poco de aire y exhalándolo, para comenzar con su relato, que por su gran respiro, presentía que iba a ser bastante largo…


    -Escucha con muchísima atención amor, no quiero que te asustes tanto por mí-se preocupó


    -¿Es muy grave lo que me vas a contar?-


    -Creo que viéndolo con tu punto de vista, sería súper gravísimo-me advertía con gran calma


    -No importa, cuéntame todo-insistí nuevamente


    -OK, no te desesperes tanto pero, estoy en el hospital.-me dijo, seguido de su molesta tos


    -¿Qué?


    -Así es, he tenido un accidente-


    -¿C-cómo pasó eso?


    -Bueno, iba caminado junto con boxy (su perro). Lo llevé a pasear al parque, a la plaza, etc. Y éste iba corriendo tan rápido que me tropecé con un árbol, pero lo peor fue que después de eso quedé tan mareado, que me dirigía a la calle sin razón, que cuando pasó un auto a toda velocidad, atropelló mi cuerpo. Ahora estoy en el hospital, con un yeso cubriendo gran parte de mi cuerpo, salvo el brazo derecho y mi cabeza está completamente vendada, pero estoy bien.


    -¡¿Cómo que ahora estás bien?!-le grité exasperada


    -Calma Jun-chan, no es para tant…-pero fue interrumpido, gracias a un grito realmente poderoso que emití, al enterarme de la noticia


    -¡¿Cómo que no es para tanto?!-lo miré fijamente a los ojos, levantando su mentón con la mano


    -¡Pudiste haber muerto allí, tienes suerte de no ser tan débil, al menos agradece que siempre te ejercitas para ser más fuerte, de lo contrario, ya comprarías tu propia muerte, y con eso, me la venderías a mí, para que me pase lo mismo!-gritando, le dije aquellas palabras entrecortadas, por unas largas lágrimas.


    -Jun-chan, yo…no se que decirte…-en eso, seguí llorando a mares, y Kisame-kun, escuchaba aquél llanto y dejó salir, una frase, sumamente tranquilizante


    -Jun, escúchame. No quiero que sufras por mí, soy un tonto lo sé, eso es algo común entre los chicos. Pero entiendo que estés realmente estresada por lo que pasado, te comprendo y sé lo que sientes por mí, soy un idiota, si no hubiera llevado a poxy a pasear, nada de esto podría haber pasado, lo siento-aquellas pacíficas palabras, me hicieron pensar que debía preocuparme aún más.


    -¿No digas eso, tú no eres un tonto, además los accidentes pasan alguna vez o no?-le pregunté, haciendo que mi tono de voz suene más tranquilo


    -Sí, pero, no quiero que te preocupes por mí, si lo haces estarás más que estresada mi amor


    -No hace falta mencionar mi estrés, siempre estoy de esa forma


    -Hum-sonrió aunque no lo viera, pero se sentía.


    -¿Por qué sonríes, Kisame-kun?-esa pregunta lo dejó asombrado, ya que no sabía que podía sentir su cálida risa


    -Porque me encanta que te preocupes por mí, me hace sentir muy querido Jun-chan-eso hizo que mis ojos se abrieran de total asombro por aquella respuesta, que por decirla, estaba llorando.


    -Oh, Kisame-kun, no llores, está todo bien-le dije tratando de consolarlo


    -Si ya lo sé, pero esta es la primera vez que alguien se preocupa por mí-eso me sorprendió bastante


    -¿Cómo que la primera vez?-dije confundida


    -Sí, tú eres la primera Jun-chan-ahora estaba más que perdida en mis pensamientos.


    -¿P-pero y tus padres? ¿Ellos no se preocupaban por ti?


    -A veces lo hacían, pero tú lo haces siempre. ¿Te debo importar mucho verdad?


    -Pero claro que sí, tendrías que saberlo, tú eres…el amor de mi vida, te lo aseguro-y diciendo esto, escuché nuevamente la tos de Kisame-kun, pero cada vez empeoraba.


    -Escucha, tengo que colgar, pero quiero que sepas que yo te a…-pero fue interrumpido, ya que por alguna razón, suspiró y cerró los ojos lentamente, hasta quedarse, completamente inconsciente.


    -¿Kisame-kun? ¿Estás ahí? ¡¿Kisame-kun?!-gritaba angustiada, ya que tenía el presentimiento de que se estuviese muriendo por alguna enfermedad que haya contraído en ese accidente. Sin más palabras, colgué el teléfono, y me encaminé, directamente al hospital en el que se encontraba…

    Nota: 1) ¿Qué pasará con Kisame? ¿Puede que el accidente lo haya matado? ¿Se quedó sin respiración, se le cortó el pulso o tuvo un paro cardíaco? Descúbranlo en el siguiente capítulo: El amor que tengo hacia ti, siempre va a curarte
    2) Sé que el capi fue muy corto, pero bueno, hasta acá llego


    Hola, espero que les haya gustado el capítulo, espero sus comentarios. Chau. ^^
     
  6.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    ¡Hola! ¡Uh! La verdad es que lamento mucho la tardanza de los comentarios ¡y mira, me he perdido tres capítulos! Lo siento mucho :(

    Bueno, morí en el capitulo este, claro está. Kisame me resulta... Muy dulce *-* Y sí, la verdad, es que es un tonto e,é xD ¡Dios! Al igual que el perro ese e,é Casi mata a Kisame x'DD Al igual, que en cierto modo me resultó agradable la preocupación de Jun por él :3

    Sólo noté algunos errores, pero ya, nada importante. Y el más importante, fue uno de interpretación:

    Los signos de pregunta están mal ubicados como ves, en la última palabra `¿o no?´ ¿entiendes? (; Bueno, a pesar de eso me gusta la trama que va tomando de ahora en más la historia, es decir, en los últimos capitulos. Me mataron las preguntas del final, y claro, haciendo que mi `intriga´ crezca más x'D ¿Que le habrá pasado a Kisame? e,é ¡Quiero saber! :(

    Okey; sigue escribiendo, chica (;

    Nos leemos

    MiiKuuZ
     
  7.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    152
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola a todos, solo escribo para hacer una diminuta corrección:
    en la frase donde jun dice:
    -¡¿Cómo que no es para tanto?!-lo miré fijamente a los ojos, levantando su mentón con la mano
    (corrección)
    -¡¿Cómo que no es para tanto?!-grité exaltada, como si no le importara que su vida podria estar en peligro

    Espero y me disculpen, pero no me daba cuenta de que aun seguian hablando por tel, jeje xD
    Sin más me despido....
    sayo a todos y grax x todos sus post :D
     
  8.  
    Creavend

    Creavend Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    22 Febrero 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritor
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    ¡Despetar del destino!
    ¿Se oye chido no? xD
    Ok hace años que no entraba, pero ya saben, los examenes y eso no me dejan.

    Muajajajaja, ahora si regrese para comentar [mucho]
    Me gusto el cap, esos cambios drasticos son interesantes, aunque tal vez demasiado pasajeros...

    Note por alli algo raro



    Em... ¿No te parece que esas oraciones quedarian mejor juntas?

    "-¡¿Cómo que no es para tanto?!-lo miré fijamente a los ojos, levantando su mentón con la mano.-¡Pudiste haber muerto allí, tienes suerte de no ser tan débil, al menos agradece que siempre te ejercitas para ser más fuerte, de lo contrario, ya comprarías tu propia muerte, y con eso, me la venderías a mí, para que me pase lo mismo!-gritando, le dije aquellas palabras entrecortadas, por unas largas lágrimas."

    Y alli mismo note que faltaron puntos, antes de proseguir con la informacion despues del guion tambien se utiliza punto, como esta marcado. Hay pocos, pero seria bueno revisarlos.
     
  9.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    3150
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Holaz, gomene por la tardanza, pero estuve tan ocupada estudiando para rendir formación ética, y… ¡me saqué un 8!
    OK, a lo del fic. Pondré un capítulo demasiado interesante….Ojala les guste.


    9º Capítulo: El amor que tengo hacia ti, siempre va a curarte




    5 minutos después de la conversación…


    “Realmente no sabía que le sucedía a Kisame-kun, al juzgar por su pausado respiro y el aire cortado de sus pulmones, pensaba que podía haber muerto mientras hablábamos por el móvil. Mis ojos se ensancharon como nunca antes, sentía que el corazón se desprendía de mi cuerpo fácilmente, comenzaba a temblar constantemente, no sabía si era por el frío o por algún extraño presentimiento, recorriendo por todo mi ser. El reloj marcaba las 13:30 horas, y con cada minuto, cada segundo que pasaba, era como un fuerte golpe en el pecho, estaba insegura de aceptar la frase tranquilizante de mi amado, ante el grito que hice, a causa del accidente fatal narrado por él mismo. Por algún inesperable pensamiento, cerré lentamente mis ojos, para escuchar la voz que se había callado por mas de 3 días, me concentré en todo lo que me decía, cada palabra, cada frase estaba más certera, sin embargo, lo dicho por ésta no se compararía con su imagen física, que si bien esa misma era la mía al transformarme, pero varios aspectos de aquella voz, le pertenecían a mi propia persona. Aunque mi más grande sueño, desde que conocí a esta maravillosa modificadora de personalidad, era ver su cuerpo entero, su aspecto físico realmente, pero hasta ahora, solo me conformé por escucharla hablar…”


    -Jun. ¿Me escuchas?-me preguntó casi susurrando


    -Valla, pero si eres tú. Cuanto hace que no me hablabas ¿no?-le dije con cara seria, cruzada de brazos.


    -Eso no te incumbe, deja de meterte en mis asuntos, bastarda-esa fue su respuesta. Verdaderamente se encontraba muy furiosa, y eso me preocupó, aunque era normal.


    -G-gomene-respondí cabizbaja-No era mi intención ser así, lo siento mucho-


    -Ah, ya que…-estaba desinteresada-Bien, quiero que me escuches con muchísima atención-me propuso, con un tono de voz que cambiaba, de feroz a amable.


    -Hai, te escucho-acepté su pedido, y dándole más fuerza a mi mente, empecé a centralizar toda mi mente en sus palabras tan sabias, y algunas no tanto.


    -OK, sé que estás pasando por momentos estresantes debido a mi presencia, y tal vez, a mi frecuente ausencia.-eso me hizo recordar, todo lo vivido con ésta hasta ahora, inclusive los problemas presentes en todo este tiempo-Maté a tu mejor amiga, tu amado Kurou te ha dejado por otra-recordé a Lashi-chan, y a Kurou-san, la muerte de aquella amiga, y el abandono de mi primer amor-Además, tu prima te ha dejado también-en ese momento, mi mente recordaba la vez que vino a visitarme y me dejó, al igual que los demás, por ser un…monstruo, y con unas largas lágrimas, sollocé silenciosamente, cubriendo mi rostro, con el brazo izquierdo-Pero hubo momentos felices ¿No es verdad? Tú y Kisame-san, son una linda pareja, de veras-fue lo que me dijo al final de su discurso, y así guardamos casi 2 minutos de silencio entre ambas. Al escuchar aquél nombre, mi corazón latía tan rápidamente, que ahora tenía la necesidad de quebrantarse por completo, antes de recibir más nostalgia proveniente de mí, no tuve alternativa, y me largué a llorar desesperadamente.


    -¡Kisame-kun! ¿¡Por qué!?...grité con una fuerza extraordinaria, tanta que todos los vecinos miraban al lugar donde se había sentido el grito-¿¡Porqué tienes que estar herido!? ¿¡Por qué no puedo ser yo la que esté así!?De mi rostro, seguía largando la secreción de tristeza abundantemente.


    -Jun, escucha. Con llorar no solucionarás nada, así que cálmate, por favor-me pidió amablemente, y me tranquilicé fácilmente


    -H-hai, gomene-decía frotando mi mano sobre mi cara, tratando de sacarme las lágrimas


    -Te diré solo una cosa, como dice un viejo dicho…“Debes hacer lo que sientes”. Si sientes que tu amado morirá, debes ir al hospital y acompañarlo por un momento, pero no creo que se salve después de eso.


    -Sí, creo que tienes razón. Si me quedo aquí todo el tiempo, jamás cumpliré el sueño de estar para siempre con Kisame-kun. Tengo que ir a verlo, o por lo menos, llorar su muerte.-ese comentario final, la sorprendió bastante, con un leve suspiro bastó para saberlo.


    -OK, Jun, me siento… realmente orgullosa de ti, haz cambiado bastante-


    -Tú también haz cambiado, voz interna-abrí los ojos, y sin pensarlo 2 veces, me dirigí al hospital, donde se encontraba mi novio, herido.



    Mientras tanto…(narra Kisame)


    “Eran las 15.45 p.m., estaba solo, lleno de heridas leves en todo el cuerpo, pero las interiores eran mucho más que graves. Sentí como me costaba levantar mis brazos, mover la cabeza, y mis pies, estaba muy paralizado por aquél golpazo. Mis heridas comenzaban a abrirse lenta y dolorosamente, dejando caer unas cuantas gotas de sangre a la camilla y al suelo, empapándolos con ese color rojo pasión que salía de mi organismo interno. Creía haber percibido que mis órganos se desmoronaban poco a poco, dejando con un alma sin vida, en esos momentos me puse a pensar en la vida que tuve desde que nací, hasta lo que estoy sufriendo ahora…pero uno de mis pensamientos me hizo recordar a alguien muy especial para mí y comencé a recordar…”


    -----Flash Back-------



    “Hace 5 años, en la escuela Torisho-sama, mi primario, estaba en el aula de 7 º grado, con 12 años de edad. Ésta era inmensa, con ventanas, puertas, pisos, sillas, escritorios y demás cosas importadas de España, siendo de colores llamativos y hechos en oro. Se pagaba bastante caro en aquél colegio privado, pero lo único que me importaba, era tener un grandioso futuro, graduarme luego en la secundaria, conocer a una chica bonita y muy bondadosa, tener un noviazgo, casarme y tener los hijos que quiera, verlos crecer, desarrollarse, disfrutar del embarazo de mi mujer, acompañarla siempre, entregarme a ella en cuerpo y alma permanentemente, entre otras cosas, tener una gran familia era mi más grande sueño. Y por alguna razón uno de ellos se estaba cumpliendo antes de tiempo…”


    -OK, chicos. Abran sus libros en la página 156-pidió mi profesora de matemáticas


    -Hai-todos asentimos


    -Pero antes, quiero que conozcan a una nueva compañera, ella viene de la ciudad de Hanyou-no me llamaba mucho la atención, no me daba importancia, en lo absoluto.-Por favor, pasa Junifer Taisho- y diciendo eso le dejó pasar, y para ver lo que los demás hacían, me integré en su observación, no pude creer lo que había visto. Aquella muchacha, era realmente una arte viva de belleza, con un gran físico, un hermoso cabello rojizo oscuro, ojos negros bien llamativos, y además, el uniforme se le veía muy encantador.


    -O-ohayo a todos- saludó tímidamente, moviendo la mano, pero ocultando su cara.


    -Vamos Junifer, siéntate donde más gustes-le propuso a la niña


    -Hai-y empezó a buscar un lugar donde sentarse, hasta que lo encontró, ¿Y qué creen? El asiento estaba al lado del mío, pero no lo dudó y se quedó allí. No tenía nada de importancia lo que hacía, pero algo me intrigaba bastante de ella, por un lado sacaba los materiales de escuela necesarios, pero por el otro lado, miraba una extraña foto, o más bien, un dibujo. Esas bobadas no llamaban mi atención, pero por curiosidad me atreví a preguntarle…


    -¿Qué haces Junifer?-me acerqué a ella lentamente


    -E-estoy viendo un dibujo de la familia que no tengo, y que nunca tendré-me respondió, a punto de sollozar, aunque no entendía lo que me decía, la contuve colocando mi mano en su húmeda y fría cabeza, debido a que hace un momento se había dado un baño antes de venir.


    -¿Cómo que la familia que no tienes? ¿Acaso eres huérfana?-me preocupé, por una simple razón, odiaba ver a las niñas llorar, y más si ésta estuviese al lado mío.


    -Así es, desde los 4 años, he sido criada y protegida por una mujer del orfanato, que tuve que abandonarla-me dijo tristemente pensativa y cabizbaja.


    -¿Por qué lo haz hecho? ¿No te trataba bien?


    -Sí, ella era muy humilde y gentil conmigo, pero el problema es mi personalidad oculta, sé que soy tímida y demás, pero por dentro, siento la necesidad de golpear algo o alguien cuando me enfurezco por ciertas razones que no puedo mencionarlas, es un secreto.


    -Entiendo-fue mi dicho-Ah, gomene. Olvidé presentarme. Soy Kisame Yasu, mucho gusto, amiga-le extendí mi mano y correspondió el saludo.


    -El gusto es mío, soy Junifer Taisho, pero ya sabes mi nombre, así que dime Jun, amigo-me sonrió, y esa cálida risa suya me inundó el corazón de alegría. Ya que, por primera vez, Jun no se molestó en ser mi primera y mejor amiga, en cambio, los demás, solo se aprovechaban de mí por ser el más inteligente del colegio, aunque eso cambió cuando llegué a la secundaria, y mi etapa adolescente comenzaba a surgir dentro de mi ser, modificándome, poco a poco , física y mentalmente…


    ------Fin Flash Back-------

    -Creo que ya lo entiendo perfectamente-diciendo esto recordé…. -“El problema es mi personalidad oculta, sé que soy tímida y demás, pero por dentro, siento la necesidad de golpear algo o alguien cuando me enfurezco por ciertas razones que no puedo mencionarlas, es un secreto.”-eso me hizo entrar en razón finalmente, todo se me estaba aclarando.- ¿Quiere decir que Jun-chan ya sabía acerca de la existencia de su transformación? ¿Por qué no me lo ha contado desde un principio? Según ella, me dijo antes que todos le temían, al saber que mató a Lashi-chan, y a una de sus ex-amigas, pero pronunció en sí misma, la llegada de su nueva persona y eso la cambiaría totalmente para siempre. ¿Su destino fue marcado para matar? ¿Nació para ser una asesina? ¿Y si su transformación avanza constantemente me seguirá recordando?-en ese momento, recuperé la movilidad de todas mis articulaciones, pero luego de unos minutos padecí de un paro cardíaco inmenso. Me sostuve en pecho, escupía sangre por doquier, mencionando también, la pérdida de la misma en otras partes de mi cuerpo, y estoy me dejó una duda… ¿Acaso me estoy muriendo? Parece que mi vida no fue tan larga después de todo, y ni siquiera cumplí mis sueños más preciados-empecé a recostarme lentamente en la camilla-Jun-chan, espero que me perdones, pero si es lo que el destino preparó para mí, lo aceptaré. Adiós, amada mía- y diciendo esto, cerré mis ojos, con el fin de introducirme en el más allá…



    Mientras tanto con Junifer… (Narra Jun)



    “Luego de 2 horas de esperar a una enfermera que me atendiera, apareció alguien muy conocido para mí…y me sentí un tanto más aliviada, pero sus palabras me espantaron al máximo.”


    -Doctor Hiruko-grité, tratando de llamar su atención


    -¡Junifer Taisho! ¿Cómo le va?- preguntó emocionado de verme, luego de 7 largos años


    -Eso no importa. ¿Usted atiende a un joven llamado Kisame Yasu?-lo agitaba rápidamente


    -Sí ¿Tú eres su novia?-esa pregunta causó un leve sonrojo en mi rostro, que apenas podía notarse


    -Eso no importa. ¿Él se encuentra bien verdad-la pregunta hizo que el doctor bajara la cabeza, como símbolo de disculpa


    -Lo lamento pero…Kisame-san ha muerto-eso me aterrorizó


    -¿Qué? ¿Cómo que murió?- comenzaba a sollozar fuertemente


    -Lamentablemente no andaba nada bien del corazón luego de ese gran golpe en su pecho, pero en 2 horas, sufrió de un gravísimo paro cardíaco y solo tuvo la opción de entrar en el mundo de la muerte. En verdad perdóneme-pero no lo pensé y corrí a verlo, aunque ya no estaba con vida. Al llegar…


    -¡Kisame-kun!-me acerqué velozmente a su cuerpo o más bien cadáver, envuelto en sábanas cubiertas de tanta sangre roja y caliente y me decidí despertarlo a como diera lugar.-Amor mío, responde por favor. ¡Kisame-kun por favor! ¡No mueras! ¡Te necesito en este mundo! ¡Debes volver a mí! ¡Yo te pertenezco y eso lo sabes!- pero no hubo alguna señal de reacción alguna, y no sé por que razón mi voz interna me hablaba.


    -Creo que llegaste tarde Jun, lo lamento mucho, en verdad


    -No, aún no es tarde, tú misma me lo haz dicho. Debo acompañar a mi novio, hasta en la muerte, pero no por eso debo morir, si debo hacer lo que siento en realidad hacia él, entonces lo que siente mi corazón es que Kisame-kun va a salvarse-ese comentario mío la dejó perpleja


    -¿A qué te refieres con eso? Ya ha muerto. No puedes revivirlo-aún no entendía lo que estaba por suceder en aquella habitación


    -No lo entiendes, hasta tú misma me brindaste aquél don extraordinario. Mi querida voz interior, acabas de darme el poder de curar, la solución a la muerte-le aclaré, haciendo que ésta pudiera darse cuenta de mis palabras.


    -Pero, es imposible yo nunca tuve ese pod…-pero fue interrumpida por mí.


    -Solo observa, bienvenida a mi nuevo ser, Tsukira-san- y diciendo esto, coloqué mis manos sobre el pecho de Kisame-kun, haciendo que salieran de ellos, unas luces segadoras color celeste bien brillantes y con una energía sorprendente, introduciendo ese poder en el cuerpo de mi mejor amigo de la infancia, durante estos últimos 5 años, dándole una segunda oportunidad, para que pueda cumplir todos sus sueños y concederse sus propios deseos.

    -“¿De dónde ha sacado ese poder? ¿Acaso la profecía de hace 2000 años era cierta? No puedo creerlo”-pensaba mi voz interna, al verme con algo inesperado corriendo por mis venas.


    -Ya casi… Falta un poco. Solo un minuto más y… volverás a renacer, porque el amor que tengo hacia ti, siempre va a curarte, te lo aseguro.- y diciendo esto, provoqué un leve movimiento de manos de Kisame-kun, y poco a poco, abría lentamente sus ojos.


    -¿J-Jun-chan?-se sorprendió al haberme visto


    -Kisame-kun ¿Estás bien?


    -No lo comprendo-miró detenidamente sus manos, colocándolas en su pecho, justo donde se hallaba su corazón.-Yo debería estar muerto pero… ¿Cómo es que volví a la vida? ¿Jun-chan, tienes algo que ver en esto?-me preguntó desesperado


    -La verdad es que te quería hablar de eso luego, pero me conformo con verte vivo, sano y salvo mi amor-me acerqué a su cara y cerré la conversación con un tierno y cálido beso, siendo también correspondido por mi amado, mi mejor amigo y mi compañero de porvida, Kisame Yasu.


    OK, hasta aca lo dejo, valla inspiración que tuve para hacer este capítulo, ojala les haya gustado, espero sus post con ansias bye…

    Notas: ¿A qué se refirió la voz interna de Jun cuando pensó que la profecía de hace 2000 años era cierta? ¿Y lo de ser la chica de la misma? ¿De donde habrá sacado Jun el poder de resolver la muerte de otros? Descúbranlo en el siguiente capítulo ( no voy a poner el título ahora, porque lo estoy pensando jeje^^)
     
  10.  
    Tsubaki

    Tsubaki Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    17 Septiembre 2009
    Mensajes:
    470
    Pluma de
    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    ¡Hola! :D ¿cómo estás amiga? Yo estoy pasando por aquí a leer tu fic. Perdón por no haber venido antes U.U Es que he estado muy ocupada. PEro no te preocupes, me lo leí entero. ;)

    Narración: Excelente narración, queridA. Creeme que cada día y en cada conti progresas más. :D No hay nada que corregirte en cuanto a esto. ¡Estás super! *---*

    Ortografía: Aún tienes fallas. Pero son muuuuuy pequeñas. ;) Sólo noté la del famoso "cómo". Entonces, recuerda que es "como" del verbo comer. El otro "cómo" es el ideal para algunas de tus faltas. ;)

    Trama: Muy bueno el cap. :) En verdad me gustó muchisimo. :D Pobre Kisame D: murió y volvió a la vida. ¡Genial Jun! *,*

    Bueno, eso es todo por hoy :D ¡Bye!
     
  11.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    3487
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola a todos, lamento la gran tardanza pero, ya he pensado en un capítulo muy interesante, ojala les guste…



    10º Capítulo: la identidad de mi voz interna, el secreto es revelado (1ª parte)



    “Luego del extraño suceso en la recámara del hospital, me puse a pensar en un millón de cosas. En primera, al reconocer a mi voz interior me sorprendió que me haya hablado furiosa y a la vez, tiernamente. Se podía decir que ella también esté sufriendo cambios de personalidad al darme gran parte de ella, debido a las frecuentes transformaciones. En segunda, quedé realmente perpleja descubriendo que dentro de mí llevaba una gran fuerza mágica o algo por el estilo, una duda que quise hacérmela en el instante en el cual había revivido a Kisame-kun. Sin embargo, la tercera cosa que me dejó con más preguntas fue el dicho de que yo soy, la chica de la profecía, según lo dicho por aquella voz que daba vueltas mi cabeza. Lo único que podía hacer era buscar mis propias respuestas, descubrir su verdadera identidad, y saber controlarla aún mejor. No deseaba convertirme en una asesina todo el tiempo, aunque lo disfruto, pero tengo metas importantísimas que cumplir en mi vida, como terminar la secundaria, tener una carrera, buscar un empleo fascinante, casarme y formar una familia, entre otras cosas como vengarme de las personas que siempre me odiaron, de todos los que me dijeron puras burlas y sobre todo, de muchos que hasta quisieron matarme…”



    -Sigo sin entenderlo-la voz de mi amado hizo romper la barrera pensativa.


    -¿Ah?-volteé hacia su rostro pálido y húmedo por el sudor que corría en cada esquina y parte de su suave y tierna piel.


    -Aún no entiendo. ¿Como es que me haz revivido?-levantó lentamente sus manos mirándolas detenidamente.


    -Es mejor que veas mis manos en vez de las tuyas Kisame-kun-le dije enseñándole las mismas.


    -Respóndeme esa pregunta, por favor-se le notaba nervioso, confuso y muy demacrado.


    -Kisame-kun-bajé mi cabeza-¿Acaso tú querías morir?-le dije a punto de llorar.


    -¿Morir?-el también bajó su cabeza seriamente-No lo sé-esa respuesta me dejó muy confundida.


    -¿Cómo que no sabes? ¿Es un sí o un no?


    -La verdad me quedé confuso con lo que hiciste conmigo, por eso te dije que no lo sé, aunque en mis tiempos deseaba estar muerto-mis ojos se ensancharon como nunca antes.


    -¿Por qué dices eso? ¿Qué ocurrió en tu pasado? ¿Puedes contármelo?-le pedí acercándome a un costado de la camilla y le sostuve la mano.



    -Con tal de contártelo me hace recordar, pero yo te amo y confío en que jamás te alejarás de mí ¿Verdad?-me miró con una cara tierna y triste levantando de a poco mi mentón.


    -Por su puesto que no, nunca abandonaría al chico que me brindo toda su amistad, su amor y alegría, te lo juro por mi vida-coloqué mi mano derecha en su mejilla, dándole un beso cálido en la frente-Puedes confiar en mí para lo que sea, en serio-y diciendo esto inhaló un poco de aire y luego lo exhaló, comenzando así su relato.


    -OK, desde que mis abuelos me contaron esto, creí que siempre iba a quedar solo-eso me dejó intrigada en el alma.


    -¿Solo?-miré hacia el cielo visible en la ventana de la habitación-¿Qué te han contado?


    -No sé por donde comenzar-el también lo miraba detenidamente-¿Sabes algo? Aunque tengamos 5 o más años de amistad, nunca te he contado que tuve una vida realmente miserable-al escuchar eso no me dio tanta importancia, pero algo me decía que venía la peor parte y me quedé quietecita escuchando y entendiendo capa párrafo y oración.



    “Hay muchos cuentos, de todo tipo; de hadas, de terror, de fantasía, de aventuras e incluso historias dramáticas, pero el relato de Kisame-kun era mucho peor que cualquier historia terrorífica. Desde que comenzó a narrarla, sentí que me estaba por contar lo que jamás supe de él o de su familia. Cada palabra, cada oración me ponían mucho más nerviosa por saber el final de aquel cuento, pero no importaba si el final fuese malo o bueno, yo siempre lo seguiría amándole, porque tiene ese no se qué que me encanta y me mantiene muy atraída hacia él…”



    -Yo nunca, pero nunca, había sabido que mis padres fueron asesinados el día en que nací, y mis abuelos jamás me dejaron compartir una sonrisa, un juego, una tristeza o alguna travesura con nadie, mi infancia fue la perdición de toda mi vida, ni siquiera ellos me hacían compañía alguna, siempre estuve solo, por eso antes quería morir y te respondía como si no supieras que lo dije alguna vez-bajando su cabeza y derramando una lágrima en sus sábanas, que por cierto lo había notado, así que puse mi mano en su cabeza masajeando lentamente su cabello castaño.


    -Kisame-kun, jamás en la vida me haz contado que tú también habías perdido a tus padres, al igual que yo, Y eso que tenemos que ser abiertos, sin ningún secreto que no nos hayamos contado mutuamente-esas palabras le abrieron los ojos a mi novio totalmente sorprendido y a la vez demasiado dolido en el interior.


    -Lo sé y perdóname-levantó la mirada-Pero cuando se lo empiezo a contar a alguien, todos esos recuerdos, esas pesadillas pasadas vuelven a mi mente y me duele en el alma haberlos vivido en ese momento-en ese momento, las lágrimas de dolor de Kisame-kun comenzaron a salir de su rostro pálido y eso me llamó mucho la atención.


    -Tú también debes disculparme-esa frase le intrigó.


    -¿Por qué lo dices Jun-chan?-solo solté una leve sonrisa.


    -Al ser tan presumida por dentro, siempre pienso que cuando una persona narra la peor historia de su vida, calculo que no va a ser tan terrible como la mía, por eso quiero disculparme-me apoyé en mis brazos seriamente.


    -No te preocupes por eso, tú más que nadie ha sufrido más o hasta lo mismo que yo, no hay necesidad de que me supliques perdón, en serio-aquellas palabras me sorprendieron muchísimo, no podía creer que luego de 15 años de una vida llena de desgracia y soledad se abriría paso a paso, el camino que me llevaría a una existencia mucho más pacífica, aunque con maldad, pero sumamente placentera y acompañada. Kisame-kun puso su mano sobre mi cabeza llena de pensamientos, emociones e inclusive ideas, masajeándola suavemente revolviendo mis cabellos por doquier, él era mi única esperanza, la puerta que abriría mi ruta a un nuevo y mejorado destino.


    -¿Kisame-kun?-levanté mi mirada hacia sus ojos marrones.


    -Dime-me sostuvo del mentón, con otra mano en mi cintura.

    -Te amo…te amo, siempre te he amado y jamás en toda mi existencia te dejaría de lado porque tú, eres demasiado especial para mí y eso lo sabes de memoria-con esa frase cerré nuestra discusión con un cálido y tierno beso que luego se tornó a violento y apasionado.


    (1 semana después…)


    “Pasaron 7 días desde que Kisame-kun se estaba recuperando en el hospital de la ciudad luego del accidente, y transcurrieron los mismos, desde que mi voz interior me habló de algo que no había escuchado antes. Es normal que se sorprenda ante mis poderes, pero que luego mencione que soy la chica de una supuesta profecía era muy anormal en ella y tenía que buscar respuestas rápido. Pero dejando a un lado esas cosas, el amor que tenemos entre mi amado y yo iba mejorando de a poco, no importaba si era rápida, lenta dolorosa o gozosamente, siempre y cuando aquella curación fuera efectiva. A Kisame-kun le dieron de alta esta semana, y su médico de cabecera me recomendó cuidarle y atenderle en todo lo que necesite, además de vigilarle muy bien en caso de hacer cualquier imprudencia, con gusto Kisame-kun aceptó mi propuesta de que pasara todo su proceso de recuperación en mi casa, después de todo, debía estar cerca de mí.”



    -Bien, ya llegamos lindo-le dije dulcemente llevándolo a mi hogar en silla de ruedas que por cierto le incomodaba mucho.


    -¿Es necesario que esté en ésta maldita silla?-se quejaba rato a rato de la incomodidad brindada por aquel transporte.


    -Sí, es necesario-asentí con la cabeza-El doctor me dijo que debes intentar estar lo más quieto posible por lo menos hasta 4 días-ese comentario le provocó una exaltación terrible a Kisame-kun.


    -¡¿Qué?!-sus ojos se ensancharon-¡¿Estás bromeado verdad?!-me agarró fuertemente de los hombros.


    -Quisiera que no fuera verdad, pero debes probar-le calmaba colocando mi mano en su hombro izquierdo-Hazlo por tu salud, hazlo por mí-esa última palabra le endureció más la paciencia.


    -OK, lo haré. Pero con 3 condiciones-me susurró al oído seductoramente.


    -¿Cuáles son? Te escucho-pregunté oyendo cada palabra de su propuesta.


    -Te quedarás conmigo siempre, no te separarás de mí nunca, y cuando quieras o estés lista podríamos pasar al siguiente nivel-esa frase me sorprendió tanto, que terminé sonrojada con un tomate.


    -¿Al siguiente nivel? Pero no vallamos muy rápido, no te precipites Kisame-kun-cubría mi rostro con los brazos para que éste no notase mi enrojecimiento al máximo.


    -Solo te aviso, pero yo estoy más que preparado ¿Sabes?-me miró con una cara pervertida y maliciosa a la vez, me hablaba seductoramente tocando con sus cálidas manos, toda la piel que cubría mi brazo.


    -Hum-mis ojos se ocultaron en mi flequillo y sonreí sin que el lo notara-¿Tú crees que vas a estar listo en esas condiciones? ¿Después de todo lo que ha pasado aún te mantienes firme?-esas preguntas le intrigaron a Kisame-kun.


    -No entiendo lo que dices Jun-chan-entonces me volteé mirándolo fijamente a los ojos con una expresión de enojo y a la vez, de tristeza.


    -Es simple Kisame-kun-le agarré del mentón-Luego de 3 o 4 largos días de tanta soledad que soporté gracias a mi locura asesina, y de tu internación en el hospital debido al accidente que haz tenido, es increíble que sigas en pie con tu camino-eso le sorprendió mucho, mientras que yo cubría mi rostro para que asó, no pueda notar las lágrimas de dolor saliendo de mis ojos-¿Cómo puedes seguir adelante, y estar dispuesto a hacer lo que sea, después de las heridas que tienes? Yo me siento angustiada cada vez que me pasa algo con mi otro ser, y aunque pueda controlarla, terminaría con la existencia total de la humanidad. Es por eso que ahora me mantengo atrás, para no asesinar a más gente-en ese momento aquel muchacho se me acercaba cada vez más, él también se entristecía bastante con cada palabra de esa frase dicha por mí últimamente. Éste llegó a mí, colocando su mano izquierda en mi hombro derecho y deslizando su otra mano en mi espalada, terminaron mis lloriqueos con un tierno y confortable abrazo.


    -Lamento si sufriste demasiado en mi ausencia, y más cuando me encontraste herido, sabes que siempre me comporto como si nada me importara. Sin embargo temía estar muerto luego de todas las heridas en mi cuerpo que sangraban, pero las cosas ya pasaron y debemos seguir adelante, nos queda una larga vida por vivir y eso lo sabes-esas pacíficas palabras me tranquilizaron, haciendo que correspondiera su abrazo y quedamos así por 20 minutos o más.



    “Kisame-kun tiene mucha razón, aunque pasemos por momentos realmente estresantes, debemos continuar con nuestra vida cotidiana, sin mirar atrás. Su rostro, abrazo y todo su cuerpo y alma me lo han dicho y lo entiendo perfectamente, a mi amado le ha pasado lo mismo en su infancia, sin embargo el nunca retrocedió, jamás se rindió en la vida, conoce los sentimientos verdaderos del dolor, la soledad e incluso el odio. Pero no le costó nada proseguir con su destino, descubriendo emociones positivas como amistad, alegría, compasión, e incluso el amor; yo nunca creí encontrar aquellos sentimientos que ponían felices a las personas, antes creía que encontraría la felicidad eterna el momento de mi propia muerte, pero ahora entendí que no es necesario quedar muerto para saber donde está ella. Aunque tenga hermosos momentos con mis seres queridos, las únicas personas que me entienden, estoy con el simple deseo de acabar con esta pila de dudas sobre mi voz interna; no necesito que se marche de mi existencia; solo quiero que se controle de vez en cuando para darle a mi vida el final feliz que tanto espera.”



    -No tienes por que lamentarlo, después de todo creo que aprendiste de tus errores ¿Verdad?-dije en forma de regaño.


    -hay, supongo que sí- dijo expresando molestia-Nunca más sacaré a pasear a mi perro-y diciendo eso largué mi risa más encantadora a tal respuesta, que por cierto a Kisame-kun le agradaba verme feliz.
    Luego de ese pedacito de alegría reflejado en mis labios, ambas personas nos quedamos en silencio absoluto, un momento sin emitir ningún sonido que se adueñara de la sala, hasta que...



    -¡Crash!-se escuchó un estallido de vidrio.


    -¡¿Qué fue eso?!-me aferré fuertemente a Kisame-kun.


    -Tranquila, iré a ver-trataba de levantarse pero le era imposible.


    -Será mejor que vayamos a ver juntos, ya no puedes caminar, debes reponerte- y diciendo eso, llevé a mi novio en silla de ruedas hasta el lugar del estallido pero el me interrumpió.


    -Espera Jun-chan. Si tú vas, podrías quedar herida, aún no sabemos lo que está pasando allí-no me detenía por nada aunque es verdad que no sabíamos lo q sucedía en aquel lugar, pero para ser honesta, algo en mi interior me decía que debía dirigirme hacia ese salón.


    -No te preocupes, no me va a pasar nada gracias a ella-dije señalando mi cabeza, que por cierto, Kisame-kun lo entendió ya que le he contado mis asesinatos frecuentes e incluso, de mis transformaciones.


    -Al menos no solo la tienes para la matanza, también te protege ¿No es así?-su mirada fue algo extraña y melancólica ala vez, pero su rostro dibujaba una leve sonrisa.


    -Si, creo que nos estamos llevando bien-dije sarcásticamente, y con un tono burlón, continuando mi camino. Cuando llegamos al lugar, observamos la ventana rota de la cocina, pero lo demás se encontraba intacto, pero lo que más me intrigó fue que el destrozo lo causó una piedra, que llevaba envuelta un pedazo de papel escrito.


    -¿Qué es eso Jun-chan?-señaló la piedra mientras la miraba detenidamente.


    -No tengo la menor idea, voy a ver-diciendo esto me agaché lentamente en caso de ser una trampa, agarré aquel objeto y desamarrando la cuerda que sostenía al papel, desenvolví esa hojita blanca y comencé a leer lo q llevaba escrito con tinta roja oscura…


    “Junifer Taisho:


    Si estás leyendo esta carta envuelta en una piedrecilla, debes venir a la siguiente dirección que te daré cuando acabe el escrito. Es de suma importancia tu presencia ya que tenemos que hablar seriamente, sobre tu oscuro y sádico pasado, la voz interna de tu mente, la que te hace ser tan malvada y asesina frente a uno de tus seres queridos. No hay tiempo, apenas termines de leer este papel vendrás corriendo a mi lugar de residencia. Aún no sabes quien soy, pero de seguro que me reconocerás debido a la noticia que te contaré cuando vengas aquí, hasta creo q estarás boca abierta. Mi dirección es: Av. Suna al 2500, es una casa muy vieja y notarás que parece abandonada. Rápido, mientras menos tardes, mejor será nuestro tiempo de charla y así te contaré todo sobre Tsukira.

    PD: Lamento ella rotura de tu ventana, espero que me perdones.
    A. T.”



    -Imposible-grité captando la atención de Kisame-kun.


    -¿Ah?-dijo curioso mirándome extrañado.


    -Alguien más sabe sobre mi voz interna, no solo tú y Yuko-chan. Otra persona desconocida lo sabe-mis manos temblaron mientras dejaron caer la carta debido a un temor inexplicable para mí, nose porque reaccioné de esa forma.


    -¿Y qué quieres que hagamos?


    -Iremos a donde está esta persona que resulta conocerme, iremos juntos- y diciendo esto, agarré nuevamente la silla de ruedas de Kisame-kun, llevándole hasta el lugar residente de mi desconocido escritor…



    Hola, espero que les haya gustado el capítulo, por poco y ya iban a cerrar mi fic, pero aquí les puse la primera parte de…. ¡La segunda temporada! Como lo dicho, en el capi nº 9 acabó la 1ª temporada de esta historia, por eso cuando termine la nueva portada del fic, se las dejo en la Pág. del cuento.


    Nota: ¿Qué más le espera a nuestra amiga de 15 años en la vida? ¿Y de quien provenía la carta misteriosa? ¿Por qué no se muestra el nombre del escritor en vez e siglas? ¿Quién es A. T.? Estas preguntas serán respondidas en la segunda parte. Chaitoh jejejeje
     
  12.  
    XiMe ChAn

    XiMe ChAn Guest

    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    me encanta, amiga sigue asi...
    continua pronto!!!
     
  13.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    21
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    lamento mi gran tardanza, ya saldra la segunda parte jeje... esperen plisss xD
     
  14.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    4575
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola, grax por sus post, realmente estoy contenta de q mi fic se haya vuelto popular. Vallamos directamente al grano, y gomene x mi larga tardanza….


    10º Capítulo: la identidad de mi voz interna, el secreto es revelado (2ª parte)

    “Partimos rumbo a la casa señalada en aquella carta que revelaba la noticia de que mi voz interior es conocida por otra persona más que mis amigos, aunque llevar a Kisame-kun en silla de ruedas era agobiante debido al peso que cargaba ésta, no importaba lo difícil que sea, pues debía estar acompañada por mi amado, siempre. Recorrimos la enorme cuidad, pasando por 9 cuadras, 12 semáforos, y nos costaba cada vez más por el enorme tránsito de gente que se encontraba en cada semáforo que nos parábamos al ponerse color rojo, también estaba preparada una mochila en mi espalada por cualquier acontecimiento que le pasase a mi novio, debido a su dada de alta repentina del hospital. Por ahora no mostraba nada extraño en su cuerpo, pero quien sabe que le pueda pasar; hasta algo insignificante como una leve enfermedad, puede causar una epidemia o malestar mortal…”


    -¿Kisame-kun te encuentras bien?-le pregunté asomando mi cabeza cercad e él.


    -¿Ah?-al parecer se despertó de un pensamiento-Sí, por supuesto. ¿Por qué lo preguntas?-bajó su cabeza mirando las ruedas de su silla.


    -¿En qué estabas pensando?-me decidí a preguntarle debido a su extraño comportamiento.


    -Yo…yo solo…yo solo quiero…volver a ser el mismo de antes-respondió susurrándome muy bajo, aunque se podía escuchar y estallando a llorar silenciosamente.


    -Ah-suspiré aliviada- Creí que era muy grave lo que te estaba pasando mi amor-ese comentario lo sorprendió muchísimo.


    -¿¡Qué!?- gritó fuertemente.- ¿¡Acaso no es grave que esté en esta maldita silla!?-y mientras lo hacía, su llanto se volvía cada vez más desconsolado y eso me inquietaba mucho. Para mí, ver sufrir a mi ser mas amado en toda mi vida me rompía el corazón en mil pedazos, así que toqué su hombro y lo acaricié suavemente con el fin de poder calmar su gran frustración.


    -Escucha, sé que estás pasando por un momento indeseado para ti, pero te prometo que todo estará bien-en ese momento su llanto iba cesando lentamente-solo es cuestión de tiempo, además haz mejorado bastante-coloqué mi mano sobre su cabello, masajeándolo lentamente.


    -Jun-chan-susurró muy cerca de mí.


    -¿Si que tienes?


    -¿Tú crees que me recuperaré pronto?-apretó con muchísima fuerza sus puños, como símbolo de enojo.-Créeme que ya he perdido las últimas esperanzas que me quedaron para seguir con mi vida, y estoy realmente furioso, pero a la vez muy destruido por dentro.-eso realmente agudizó mi dolor en el corazón latente que se encontraba en mi cuerpo.


    -Por favor mi amor, no pierdas las esperanzas-aún hablándole no resultó-¿Acaso es que no confías en mí?-eso le llamó demasiado la atención.


    -Pues, por su puesto que sí-levantó finalmente su cabeza mirándome a los ojos.


    -¿Y entonces? ¿Por qué no crees que te curaras?-bajó nuevamente su cabeza, dejándose ver la mitad de su rostro.


    -Porque…y-yo… ¡Porque yo soy débil!-eso me dejó perpleja.


    -¿A qué te refieres con eso? No eres débil Kisame-kun.


    -¡Siempre fui débil y no cambiaré, nunca!-al oír eso, decidí hablarle seriamente.


    -Eso no es cierto, tú eres el chico más fuerte y rudo de toda la escuela. ¿Si eres débil quién me protegerá de cualquier peligro? Yo te amo demasiado como para que siga tu dicho, por favor créeme. De no ser por tu honestidad y tu comprensión, nunca hubiéramos sido novios-ese comentario le abrió bien grande los ojos a Kisame-kun.


    -Creo que tienes razón Jun-chan. ¿Quién diría que la muchacha más tímida e indefensa del curso se enamoraría de un joven tan fortachón y valiente como yo?-respondió sonriente y sarcásticamente, tanto que me dio mucha gracia.


    -Es verdad-reí-Pero ahora no estoy tan indefensa, y mi timidez se va yendo de a poco-señalé mi cabeza dirigiendo mi dedo a mi voz interna, y luego me acerquen lentamente hacia su rostro cortando la conversación con un tierno beso, que también fue correspondido.


    -Debo decir que es muy cierto mi querido cuerpo-pronunció aquella voz, como si hubiera escuchado toda nuestra conversación.


    -Oye, esto es raro…-llegué a decir.


    -¿Ah?-dijo mi novio volteando a verme.


    -¿Por qué ya no me duele la cabeza cuando hablo contigo?-eso era muy curioso.


    -La primera vez que te hablé te ha dolido mucho, porque tu mente aún no se acostumbra a mi presencia-respondió mi voz interna.


    -¿Con quién hablas Jun-chan? ¿Acaso hablas con el/ella?-se preguntó impresionado por mis reacciones y respuestas, además de preguntas q le hacía a esa vocecilla situada en el centro de mi mente, pero no podía escucharlo.


    -Escúchame bien jun. Puede que me hayas manipulado, de no ser así ya habrías acabado con el mundo entero-eso me intrigó muchísimo.


    -¿A qué te refieres con eso?-tuve que preguntarle.


    -Hum-dijo-Eso lo descubrirás cuando llegues a esa casa-y se esfumó apenas me lo dijo, una gran mansión apareció de la nada.


    -¡J-Jun-chan! ¿Viste eso?-dijo exaltado señalando aquella casa desconocida.


    -Sí que extraño. ¿Quieres acompañarme?-le pedí.


    -Pues…-me hizo un gesto con su mano para que me acercara-Me da un poco de miedo, pero igual iré contigo.


    -¿Por qué haz hecho ese gesto? ¿Nunca haz tenido miedo en toda tu vida?-eso hizo que bajara su cabeza pero sonriendo.


    -Bueno, es naturaleza de los hombres no tener temores-me respondió-Sin embargo, las casas embrujadas me dan algo de miedo ¿entiendes?-rascándose la nuca-Pero igual iré contigo, no quiero dejarte sola-fue lo último que dijo y respondiéndole con un simple gesto facial nos introducimos en la extraña mansión.



    “A lo largo del largo del sendero de piedras que llevaban a la dicha vivienda, se notaba que había estado abandonada hace más de 100 años, por su apariencia, la del exterior de la casa y sus alrededores. Los techos llenos de moho con las chapas oxidadas, paredes de madera podridas con agujeros pequeños en los cuales cabían termitas, los vidrios de las ventanas rotos, el patio de la casa era algo muy fuera de lo común por sus plantas, todas parecían de la edad prehistórica, pero algo raro se podía observar a lo lejos, la chimenea aun seguía humeando, como si alguien estuviera allí dentro y eso es lo que más nos aterró. Al llegar a la puerta principal, tocamos el timbre para saber si era cierta mi hipótesis, pero por más que lo tocábamos varias veces, nadie atendía; así que decidimos entrar sigilosamente para explorar un poco el lugar por dentro y era mucho más espeluznante cuando una persona, que parecía ser un hombre, apareció de la nada, como si fuese una persona poseída por algún espíritu del más allá, ya que sus ojos eran totalmente blancos. Por mi parte me encontré en una situación temerosa, pero Kisame-kun se decidió a protegerme de mi temor, haciéndole frente a la rara persona situada frente a él…”


    -¿¡Quién eres!? ¿¡Acaso quieres asustar a mi novia!?-gritó furioso al ver que ese ser acercándose más a nosotros.


    -No se preocupen, los estaba esperando-respondió en voz bien baja juntando sus manos.


    -¿Q-qué dijiste? ¿Nos esperabas? ¿Para qué?-se atrevió a preguntar.


    -Deberías saberlo, ustedes leyeron mi carta-en ese momento me levanté como un resorte recordando el suceso.


    -E-espera Kisame-kun-dije llamando la atención de éste.


    -¿Ah? ¿Qué pasa Jun-chan?


    -No lo lastimes, creo que el es A.T.-eso le intrigó mucho.


    -¿A.T.? ¿De qué hablas?-se ve que había olvidado por completo las siglas de aquella carta.


    -Recuerda la sigla que usó como código en la carta que leímos antes de venir aquí-fue ahí cuando todo tuvo sentido para él.


    -¡Es verdad!-por fin entendió-¿Ósea que este viejo es el que escribió la carta?


    -Así es, y lamento la rotura de la ventana-alcanzó decir aquél señor.


    -No se preocupe, pero vallamos al grano-dije llamando su atención-Usted dijo que me quería aquí para hablar sobre mi voz interna ¿no?-


    -Sí, es un asunto de total urgencia-y con un gesto de manos nos hizo pasar a la sala, sentándonos en un sofá acogedor y bastante amplio.


    -¡Vamos viejo, suelta todo ya!-insistió Kisame-kun.


    -Por favor señor, si quiere puedo preguntar las cosas de a una y me las va respondiendo-le propuse.


    -De acuerdo, me es más fácil-fue lo que respondió y así empezamos nuestro cuestionario.


    -En primera… ¿Cómo se llama?


    -Mi nombre es Azilyo Taisho-ese dato me sorprendió al máximo.


    -¿¡T-taisho!? ¿¡P-pero como es q-que tiene el m-mismo apellido que y-yo!?-pregunté tartamudeando a los gritos.


    -Será porque deberías saber que soy tu tatara tatara abuelo-esa respuesta me entró en la mente, clavándose en mis pensamientos, haciendo largar un leve sollozo de felicidad.


    -¿Qué? ¿Pero si tú no deberías estar muerto?-me levanté del sofá de golpe, dirigiéndome hacia él. ¿Acaso hay más de mi familia que estén con vida?-preguntaba realmente emocionada por conocer a uno de mis parientes antepasados.


    -Lo lamento-el también comenzó a llorar-Pero no, nadie de nuestra familia pudo que dar vivo después de ese ataque-eso me hizo llegar a una duda muy importante.


    -¿Ataque?-alcanzó a preguntar mi amado.


    -Así es-bajó la cabeza-Todos murieron en el acto, ni si quiera tus padres han sobrevivido, lo siento tanto por ellos-empezó a llorar desconsoladamente.


    -¿Puedes contarme lo que pasó? ¿Con mis padres, toda mi familia?-esa pregunta hizo que mi ancestro levantara su cabeza, decidido a narrarme lo ocurrido.



    -----------------Flash Back-------------------------------- (Narra Azilyo)

    “Hubo una gran batalla entre clanes, hace 15 años atrás, cuyo premio era que el clan que vencía a las demás familias sería nombrado el clan más fuerte del mundo. Por desgracia, cada 95 años, teníamos enormes pleitos con el segundo clan más resistente, nuestros adversarios de la familia Shaoly. Casi siempre venían a enfrentarnos, y a veces terminaban la guerra perdiendo, por más que poseían armas y escudos realmente duros y fuertes, el espíritu luchador de nuestra familia concluía triunfando en cada pelea que teníamos. Según los dioses, creadores de los Taisho, pronunciaron una leyenda, ésta decía que una nueva vida nacería de una mujer bestia y de un hombre sobresaliente de nuestra familia, y que ésta vida, sea varón o mujer, tendría que cargar con el espíritu de un antepasado semejante a la criatura traída a este mundo, llevando así una vida llena de confusiones, ya que este ancestro haría cambiar la historia del clan Taisho, sin embargo el cuerpo dominante tendría la opción de elegir una vida armónica, o una existencia llena de matanza. Justo en ese día, 26 de julio del año 2025, la profecía se cumplió, gracias a tu oportuno nacimiento. En ese entonces, tu padre luchaba con todas sus fuerzas para proteger a tu madre que daba a luz a tu cuerpo…”


    -Hum-dijo un hombre pelirrojo mientras luchaba-¿Desde cuando los Shaoly se han reproducido tanto? ¡Hay demasiados, mas que la última vez que peleamos-y diciendo eso lanzó un rayo con una espada que cargada con su mano, matando a los que se situaban a su alrededor.


    -¡Ah!-gritó una mujer dentro de una cabaña.


    -¡Kanae-chan!-respondió el grito-¡Espera, ya voy!-se fue corriendo a aquel lugar.


    En esa cabaña….


    -Resiste un poco más onesan-decía una joven de cabello rubio y ojos emperlados, que sostenía la mano de su hermana.


    -¡Ya vine, al fin los derroté! ¿Qué ha pasado? Escuché a Kanae-ch…-pero fue interrumpido por la rubia joven.


    -Nemaru-san, hay un problema en el parto. Mi hermana ya casi tiene una pizca de aire y se debilita cada vez más debido al esfuerzo que está haciendo. Si sigue así, morirá antes de que el bebé nazca.-dijo desesperada por el estado ésta sufría.


    -Entiendo, ayudaré un poco, no te preocupes. Tú encárgate del bebé, que yo le daré más fuerza para que lo intente de nuevo-la joven respondió un sí con gesto facial y empezaron a ayudar a dar a luz a la mujer.


    -Espero que esto sirva-dijo susurrando muy bajo, posicionando las manos de distintas formas, creando diversos símbolos- “Chakra blanco: Translación de energía”-y diciendo esto colocó sus manos iluminadas por un aura blanca, una el pecho y otra en su vientre, dándole la energía suficiente como para despertar de su inconsciencia.


    -¿Ah? ¿Pero que f…?-pero fue interrumpida a causa de que su marido la observaba.


    -Sh-le cerró la boca con un dedo-No hables, casi mueres, tienes suerte de tener un marido espiritista-decía tratando de calmar a su mujer-Seguiré dándote energía para que pueda nacer mi hijo/a.


    -Nemaru -kun…-susurró levemente. ¿Pero que pasó con los dem…?-se interrumpió así misma por las contracciones-¡Ah!-se agarró muy fuerte el vientre.


    -Resiste hermana por favor, ya falta poco-decía la rubia tratando de ver si el bebé se asomaba.


    -Yiner-san ¿Puedes verlo?-preguntaba Nemaru, que sostenía a su mujer por la espalda.


    -¡Sí, hay está!-gritó emocionada.-Vamos hermana, ya vi su cabeza, sigue pujando-pero aunque su marido le daba mucha energía, la mujer estaba totalmente débil.


    -Ah-suspiró ésta-Nemaru-kun-lo llamó dulcemente.


    -¿Hm?


    -Hay algo que no te he dicho desde que me preñaste-eso no le llamó mucho la atención, pero quiso escuchar.


    -¿Qué hay con eso?


    -Antes de que muera, quiero que…-tomó un poco más de aire-Quiero que cuides muy bien a mi bebé, siendo al chica de la profecía debe ser así. Además, tiene que Estar bien emocionalmente para poder tener la opción de sus 2 personalidades-cerró lentamente los ojos-Te amo y siempre te amé-dijo susurrando, como sus últimas palabras.

    -Kanae-chan-apretó sus dientes-Eso será imposible.


    -Kanae-onesan-dijo sollozando, mientras cogía una criatura, nacida del cuerpo de su hermana mayor.


    -¡Bua! ¡Bua!-lloraba un bebé recién nacido por el frío.


    -Nemaru-san, tenga, es una niña-dijo entregando a la pequeña bebé envuelta en una toalla rosada, lo cuál éste la cogió.


    -Tú-miró a la niña-Mataste a mi mujer, tu madre. Aunque seas la chica de la profecía, jamás te aceptaré como mi hija, pues llevas en ti, la destrucción del planeta. Junifer Taisho, es el nombre que escogí con tu mamá antes de que nacieras, y ese nombre lo llevarás de por vida-diciendo esto, le entregó la bebé a su cuñada-Yiner-san, necesito que me hagas un favor muy grande.


    -¿Cual es?-preguntó mirando la cara de Nemaru, que estaba completamente llena de furia.


    -Encárgate de Junifer. Por favor cuídala y hazla escoger el mejor camino para que lleve una buena vida, tal como quiso Kanae-chan-bajó su cabeza, y acarició la cabeza de su hija por única y última vez.


    -¡Espera!-gritó-¿Adonde iras?-lo miró detenidamente.


    -Voy a reunirme con mi mujer-dijo entre sollozos-Es lealtad de parejas-cuando dijo su frase final, una luz celeste iluminó todo su cuerpo, llevándose poco a poco su alma, dejando en la tierra su propio cadáver.

    ---------------Fin de Flash Back------------------------------------ (Narra Junifer)


    “Luego de esa larga narración que obtuvo como recuerdo de mi pasado, mi propio nacimiento, el nombre de mis padres, como fue que murieron, todo lo que me ha contado este antepasado que apenas conozco desde hace 15 minutos, me quedó grabado en la cabeza, en mi mente, la fuente de mis pensamientos, el hogar de mi voz interna que tenía que ver con mi difunta familia desde hace generaciones. Lo que más quería llegar a saber era su propia identidad y la forma de poder detener sus ataques asesinos, pero luego de escuchar a mi pariente pasajero, supe que solo se detenía eligiendo el camino correcto. Sin embrago, todo lo hice mal, porque no me he dado cuenta que mi propia personalidad la elegí el día que la conocí a mi voz, y para empeorar las cosas me largué a los llantos…”


    -Ahora entiendes lo que en verdad ocurrió-dijo Azilyo, lamentando la muerte de mis padres.


    -Jun-chan, lo siento mucho-decía Kisame-kun tratando de calmar mis llantos-No debiste haber escuchado eso-me abrazó tiernamente.


    -¿Por qué?-correspondí su abrazo pero lo estaba apretando tanto que empezó a dolerle mi fuerza, aun así seguía calmándome-¿Por qué tuve que ser yo la chica de la profecía?


    -Nadie sabe, a veces el destino juega mal con nosotros, y así nos causa problemas, complicaciones como nos pasa a todos nosotros-esas palabras me aliviaron, fueron de muchísima ayuda.


    -Sí-me separé de él limpiando mis lágrimas-Tienes razón, pero debo saber más sobre mi familia y aun más sobre mi voz antepasada-dije refiriéndome a Azylio.


    -Hum-dijo él bajando su cabeza-Supuse que dirías algo así, Jun-cuando terminó de decir esa frase me obsequió algo muy especial.


    -¿Qué es esto?-me intrigué al abrir en envuelto de papeles-¿Un libro?


    -Y no solo cualquier libro-se acercó a mí-Esta es la biografía del clan Taisho-eso me sorprendió de lo que jamás me había exaltado-Con solo leer toda la historia te darás cuenta de que mi madre, Tsukira Mizashi, es tu voz interna debido a que se parecen demasiado, tal y como lo predecían nuestros dioses en aquella época-en ese momento tuve que preguntar.


    -¿¡Tú madre es mi voz interna!?-se me calló el libro de las manos-¿Cómo es que pasó todo esto? Explícame por favor-insistía gritando


    -¡Vamos viejo, dinos que es lo que estás ocultando!-Kisame-kun se enfureció cada vez más, a tal punto que deseaba darle un golpe, pero era algo fantástico de ver, ya que al tocarlo su cuerpo se convertía en polvo, como si fuese un fantasma del pasado-¿Qué?-se aterró al instante.


    -Hum-nos miró con seriedad-Si lees el libro te darás cuenta por ti misma, nos vemos cuando hayas elegido bien que hacer-al terminar se esfumó por completo, solo quedó una montaña de polvo.


    -¿Y ahora que harás Jun-chan?-preguntó mirando el libro.


    -Debo descubrir mi verdadera historia-guardé el libro y regresamos a nuestros hogares, como debe ser.



    Hola de nuevo, muchas gracias por todos sus comentarios, ojala vengan más, lamento nuevamente la larga tardanza, pero bueno, problemas míos son los que cosas como estas pueden pasar ¿no? jeje…
    Nota: ¿Qué más le espera a nuestra amiga Junifer en su nuevo viaje al aprendizaje? ¿Acaso es cierto que Tsukira Mizashi es su voz interna? ¿Ese libro revela toda la historia, o se oculta algo realmente impactante? Todo eso y más en el capítulo 11 de mi fic, nos vemos…
    2) ah me olvidaba, para los que no saben la portada de este fic ya esta dibujada en paint, se los debajo del fic o sino les doy el link de mi album, que tambien esta alla.

    Nombraré a los respectivos personajes por su color de cabello:

    Lashi-Kurou (Novio de esta)-Tsukira(su voz)-Junifer-Kisame-Yuko-Yasumi(Prima de Jun)

    [​IMG]
     
  15.  
    Hitomi-chan

    Hitomi-chan Líder de Editores

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Enero 2010
    Mensajes:
    1,153
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola, la verdad nunca había leído un fic original, pero la trama que manejas es interesante, y la historia atrapa.

    Escribes bien amiga, gracias por invitarme a leerlo.
     
  16.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    amiga cometes muchos errores, debes poner verdana 3 no 2 y
    te recomiendo que hagas un poco mas de rrelleno en algunas partes,
    espero comprendas de todos modos me gusto mucho ^-^
    aunque tienes que sea mas interesante y intrigante
    eso funciona un consejo de escritora a escritora.

    bueno me boy.

    atte:razon
     
  17.  
    Dany-chan

    Dany-chan Guest

    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    Hola mishu me gusto mucho tu historia eres muy buena escritora
     
  18.  
    mickis

    mickis Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Abril 2009
    Mensajes:
    44
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Lo que el destino nos prepara.....
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    37
    Re: Lo que el destino nos prepara.....

    atencion:

    como me cambie de nombre de usuario (soy sabaku no mika cambiada xD) si se puede, reescribo el fic pero como tenia q ser...
    espero y me disculpen
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso