de Inuyasha - lluvia de amor (sesshomaru y lin )

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por naima, 28 Mayo 2009.

Cargando...
  1.  
    kathguitar

    kathguitar Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    64
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Hola!! Siempre te estoy leyendo, y esta conti me gusto.. Solo me quede con la duda de que estara tramando Naraku? Como es eso de que usara a mi Sesshy para lograrlo.. hay!! me dejaste con dudas y ya quiero la conti :(
    jajaja que risa lo de Inu cuando dice: "o talvez once y hacemos un equipo de fútbol americano" jajaja ese parte si que me divirtió.. Cuídate. Te estaré leyendo
     
  2.  
    Asurama

    Asurama Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Octubre 2008
    Mensajes:
    657
    Pluma de
    Escritora
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Te digo algo? no me gusta lo que hace Naraku, pero por lo que dice, creo que ya no me gusta nada...
    jajaja, me causó mucha gracia la pelea entre Miroku y Kouga, justo frente a Naraku se les ocurre discutir.
    Inu fue tan tierno con lo del Kinder... se nota que quiere bastante a Kagome
    jeje

    Por cierto, Rin es tan inocente... me enternecí con la parte del diario íntimo en el capi anterior. a diferencia de todo mundo, yo sí creo que ella sabe quién es él y que lo ha reconocido pero no se lo dice.
    Quizás él la recuerde o no, pero de todos modos no estuvo bien leerle el diario a su nov... su compañera de clases, perdón.
    Ojalá estén bien, aunque no entiendo por qué los informes sólo apuntan a la parte académica y has olvidado decir cómo lo consiguieron... jejeje :) bueno, Luchy estará leyendo
     
  3.  
    naima

    naima Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    16
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    lluvia de amor (sesshomaru y lin )
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    2079
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    hola, aqui esta mi nuevo capitulo esta un poco largo pero espero les guste.

    Capitulo 8

    A la mañana siguiente, el cielo estaba nublado parecía que iba a llover. Aun así, ella debía ir a la escuela, pues tenia prueba de algebra
    –Ya me voy abuela— dijo mientras cerraba la puerta. Iba en dirección a la escuela cuando al doblar la esquina, un joven se le acerco por detrás para decirle.

    —¿Lista para tu prueba?
    —No tanto, un poco nerviosa en realidad.
    —No te preocupes, todo estará bien.
    —Sí, eso creo.
    —Vamos, apresúrate, no querrás llegar tarde Lin.
    —Si, espérame Sesshoumaru no camines tan rápido.
    —Solo así te apresuras Lin.
    Al llegar a la escuela, Lin entro rápidamente pero Sesshoumaru no pudo hacer lo mismo, pues lo detuvo una joven de ojos rojos.
    —Espera Sesshoumaru
    —¿Quien eres y como sabes mi nombre? –pregunto el chico de ojos color ámbar con cierta intriga, pues miraba a la joven pero no lograba reconocerla
    — Soy la nueva enfermera de la Elite School y me llamo Kagura y se tu nombre por que el director me lo dijo.
    —¿Por qué el director te dijo mi nombre?
    —Pues quiere que te haga un chequeo, porque eres el estudiante nuevo. No sabemos como estás de salud y el director no quiere correr riesgos.
    —Bueno ¿Qué debo hacer para realizarme los exámenes y qué comprueben que estoy sano?
    —Eso ya lo veremos. Acompáñame a la enfermería
    —Bueno, pero tengo clases
    —No hay problema yo misma te llevare a tu salón cuándo termine.

    Por otro lado, Lin estaba frente a una hoja que llevaba por titulo “Prueba de Algebra” Lin estaba muy nerviosa, sentía que todo lo que había estudiado con Sesshoumaru se le había olvidado, no podía recordar nada, lo único que se le venia a la mente era el rostro de Sesshoumaru, no podía concentrarse. Kagome la observo y pensó que Lin no había estudiado, pues sabia que no era muy buena en algebra. Sin embargo a ella le parecía muy facial así que decidió ayudar a su amiga para que no reprobara
    —Lin, Lin—
    — ¿Eh? ¿qué pasa?
    —¿Cual quieres? cópiame
    —Eh… Kagome... no, nos pueden cachar
    —Pero…
    —Shhh Kagome, no quiero que te reprueben por mi culpa.
    —Esta bien
    Lin sabia que esa era la única forma de contestar algo pero no podía permitir que el maestro las sorprendiera copiando y las reprobara a las dos. Se concentro un poco más e hizo el intento, recordó algunas cosas pero parecía que Sesshoumaru había abarcado todo el espacio de su cabeza. Contestó lo que pudo y lo que no, lo invento pues no podía dejar toda la prueba en blanco.

    Al terminar el chequeo, Kagura iba seguida por Sesshoumaru. Ella se detuvo, se dio la vuelta y lo miro por unos segundos
    —¿Qué habrá hecho este chico tan guapo para enojar a Naraku?— se preguntaba
    —Oye ¿me irás a dejar a mi salón o qué?
    —Ah, sí claro. Vamos
    —Bien –dijo. Esa chica le daba mala espina
    Cuando estaban por subir las escaleras para llegar al salón de Sesshoumaru, sonó el timbre y todos los alumnos salieron de sus salones como caballos corriendo por la pradera, felices contentos, algunos gritando.
    —Mira, no te llevaré al salón –dijo la joven de ojos rojos—. Adiós, que tengas buen día.
    —Tú igual –contestó Sesshoumaru mientras la veía alejarse
    Tres jóvenes salían hablando del salón
    —Qué fácil estuvo la prueba ¡verdad amor? –dijo un chico peliplateado
    —Si, estuvo fácil. Aunque no para todos –decía mirando a Lin que tenia la mirada perdida—
    —Vamos a celebrarlo –dijo el joven.
    —No, yo no puedo chicos, lo siento –decía Lin mientras caminaba en otra dirección.
    —Pero Lin, espera –dijo Kagome
    —Déjala amor, ha de estar triste. Hay que dejarla un momento a solas
    —¿Tú crees, Inuyasha?
    —Si, vamos a celebrar nosotros dos ¿te parece?
    —Bien –dijo en un tono triste, pues seguía preocupada por su amiga—
    Mientras caminaba, Lin se detuvo en las escaleras y levanto la vista, mirando hacia el salón donde Sesshoumaru recibía sus clases.
    –¿Qué me pasa? —se preguntaba mientras volvía a bajar la mirada.
    —¿Qué te pasa pequeña? –dijo una voz mientras levantaba su mentón con la mano
    —Sesshoumaru —dijo con un tono de voz muy alegre
    —Si ¿Qué te pasa?
    —Es que voy a salir mal en la prueba.
    —¿Por qué? pensé que lo habíamos estudiado todo y que lo habías entendido
    —Sí, pero es que no pude concentrarme
    —¿Sí? ¿En qué estabas pensando?
    Lin guardo silencio porque no podía decirle que él había ocupado su pensamiento durante toda la prueba.
    —Lin. Oye, Lin
    —¿Qué?
    —Te quedaste ida y no me contestaste
    —No es nada —decía mientras miraba en otra dirección
    —¿De verdad ¿
    —Si, me tengo que ir, adiós – le dijo mientras se alejaba a paso ligero
    —Espera Lin –dijo al ver cómo se alejaba—


    Decidió seguirla aunque tenia clases, pero no le importo. Ya había perdido la primera hora por estar con la enfermera. Corría tras Lin mientras tres jóvenes los observaban
    —¡Waw! Qué linda esta esa niña –dijo Miroku
    —Ay, Miroku, ya vas con tus perversiones –dijo Koga
    —Ay ya no vayan a empezar a discutir otra vez –les dijo Kagura algo alterada
    —Cálmate –le dijo Miroku—. Ya cásate, amargada.
    —¿Qué dijiste? –le dijo mientras cerraba el puño
    —No, nada
    —jejeje está bueno, por pervertido –le dijo Koga gozando cómo Kagura lo había hecho temblar
    —Ay cállate, Koga
    —Miren lo que paso, idiotas. Por su culpa los perdimos –decía Kagura muy molesta
    —Será por tu culpa amargada –le dijo Miroku—
    —¿Qué me dijiste? –le dijo aún mas alterada
    —Ya basta –dijo Koga—. Vamos a buscarlos, han de estar en el centro comercial

    Mientras tanto, Sesshoumaru corría tras Lin, quien parecía que no quería que la alcanzara
    —Ya deja de seguirme, Sesshoumaru. Quiero estar sola
    —No puedo dejarte sola
    —¿Por qué no? yo no le importo a nadie
    —A mí me importas
    Esas palabras hicieron que Lin se detuviera y volteara para quedar frente a frente con Sesshoumaru
    —¿De verdad yo te importo?
    —Claro, Lin –le dijo mientras tomaba su mentón y se inclinaba para dar un pequeño beso en sus labios—
    —Sesshoumaru –le dijo Lin rápidamente—. Pero si no me conoces, ¿cómo te importo?
    —Te conozco más de lo que crees Lin, eres tú la que no me conoces a mi.
    —Sí, pero es que eres tan misterioso y te cierras rápidamente al tocar temas personales.
    —Si, pero me gustaría que supieras sobre mi vida
    —¡De verdad? –decía Lin mientras caminaba
    —¿A donde vas?
    —Ven, sígueme
    Él la siguió por la calle hasta llegar a una brecha. Se preguntaba a dónde lo llevaba, pero no le importo y la siguió hasta llegar a un pequeño bosque. Lin seguía caminado y él la seguía hasta llegar a un arroyo. Sesshoumaru no se atrevió a preguntar como conocía ese lugar, aunque la duda lo mataba.
    Ambos estaban sentando frente al arroyo, que tenia a su alrededor árboles y plantas silvestres. Ese arroyo era donde Lin iba cuando estaba triste. Nunca había llevado a nadie ahí, ni siquiera su mejor amiga Kagome. Era un lugar muy solitario, así que nadie la escuchaba llorar, cantar, reír o hablar sola.


    —Cuando Inuyasha y yo éramos pequeños nuestra mamá murió de leucemia —le decía Sesshoumaru—. Yo tenía siete años e Inuyasha seis. Yo era muy apegado a mi mamá, estuve con ella hasta su ultimo segundo de vida y nunca le solté la mano. Ella me dijo antes de morir que fuera feliz, pero yo no podía serlo porque toda mi felicidad giraba alrededor de ella —esto ultimo lo decía con un nudo en la garganta—, ya que ella salio embarazada cuando era muy joven, nos regalo toda su juventud a mi hermano y a mi así que cuando mi papá comenzó a salir con mujeres, me enojé mucho. A Inuyasha no le importaba, ya que todas las nuevas novias de mi papá nos compraban regalos, los cuales yo siempre tiraba a la basura. Mi mamá tenia una hermana gemela, la cual se ofreció para llevarse a uno de nosotros con ella al extranjero, porque pensó que mi papá no podría cuidarnos a ambos y rápidamente yo me ofrecí y a mi papá no le importo.
    Me fui con mi tía. Primero, me llevo a Francia, donde estudié solo un año. Ella me pidió que fuera el mejor alumno y así lo hice. Yo la obedecía en todo, porque ella era idéntica a mi madre y era como si ella aun estuviera viva.
    ›› Luego, viajamos a Inglaterra, donde estuvimos dos años. Fueron dos de lo años más felices de mi vida yo tenia diez años y todo lo que había ahí me emocionaba. Mi tía me llevaba a cualquier parte, odiaba estar encerrada entre cuatro paredes, así que solo la pasábamos fuera. Pero ella comenzó a ponerse muy mal y al ir al doctor. Le diagnosticaron leucemia, al igual que a mi mamá. Viajamos para Estados Unidos, donde le aplicaron tratamiento, pero no le ayudaba, en lugar la estaba matando. Vivimos en Estados Unidos durante siete años hasta que ella murió lenta y dolorosamente, pues no había donador de medula que fuera compatible, ya que su tipo era muy raro. Pasó sus últimos momentos de vida conmigo, yo estuve a su lado siempre, no me quería separar de ella para nada. En sus últimos momentos, me dijo que fuera libre, que fuera feliz, porque un ave es feliz si vuela en plena libertad. Para mí, fue doloroso, fue como ver morir a mi mamá por segunda vez.
    —Eso es muy doloroso –le dijo Lin con rastros de lagrimas en los ojos—
    —Si —le dijo Sesshoumaru ocultando su rostro en el cual había mucho sufrimiento mucho dolor—
    —N..n.oo. te preoc..u.pe..s —le dijo Lin entrecortado. Las palabras no se le articulaban muy bien—
    Él la miro y vio que ella lloraba. La jaló para sí, la puso sobre su pecho y la abrazo tan fuerte como si quisiera fundirla en él mientras las nubes también lloraban. La lluvia caía y sus lagrimas no se reconocían. El cielo sufría junto a ellos, compartía su dolor por un instante que se volvió eterno, en el que hubo un silencio en donde solo se escuchaban las gotas de lluvia caer. Ellos se encontraban bajo una lluvia de amor en la que solo existían el cielo, la lluvia y ellos dos.
    La lluvia no cesaba. Lin y Sesshoumaru decidieron pararse bajo a un árbol.
    Sesshoumaru le decía
    —Ya se clamara— pero parecía que el cielo decía todo lo contrario, porque llovía más fuerte. Ella temblaba y él la abrazaba para darle de su calor. Ella se dio cuenta que Sesshoumaru la abrazaba muy fuerte, como si no quisiera soltarla, nunca levanto la mirada y miro el rostro de él. Se veía tan dulce, tan sereno. Cuando él agachó la mirada, pudo ver aquella dulce mirada que buscaba. Se separó rápidamente de él y le dijo
    —Eres tú
    —¿Qué pasa? —Le dijo Sesshoumaru muy extrañado
    —Eres…mi primer amor y…el único.
    —Sesshoumaru recordó esas palabras del diario de Lin
    —Sí, eres tu –le dijo Lin mientras se paraba un poco de puntillas para poder besarlo
    Sesshoumaru se extraño un poco pero respondió al beso de Lin y la volvió abrasar mientras la lluvia caía cada vez más fuerte. Ella lo abrazo también y la lluvia ya no era una simple lluvia, era un melodía al compás de ellos, era una música perfectamente sincronizada, era su lluvia de amor

    bueno hasta pronto, cuidense nos leemos pronto.
     
  4.  
    kathguitar

    kathguitar Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    64
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Se me mojaron los ojos!! Esa conti estuvo muy linda y tierna, Sessh es tan lindo!! Me encanto la actitud de Lin al consolarlo y escucharlo. Lo del beso wow!!! estuvo romantiquisimo.

    FELICIDADES!! has mejorado un monton. Sigue asi, y ya quiero la conti!!!

    Cuidate te estare leyendo
     
  5.  
    naima

    naima Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    16
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    lluvia de amor (sesshomaru y lin )
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    1937
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    hola aqui esta mi nuevo capitulo
    quiero dar gracias a lube por ser mi beta y a todos los que han hecho posible este ff.
    gracias kathguitar por tu comentario. bueno aqui esta la conti

    Capitulo 9

    Al calmar un poco la lluvia, Lin y Sesshomaru caminaban por la calle, tomados de la mano hasta que a unos cuantos pasos se encontraron con dos hombres y una mujer que los miraban fijamente. Lin se asusto un poco y apretó la mano de Sesshomaru este le dijo
    —No temas Lin. yo te protegeré
    —¡Si! —Decía esta con un poco de miedo en la voz—
    Caminaron hasta llegar a donde se encontraban los jóvenes, Sesshomaru reconoció rápidamente a la chica; era la enfermera de la escuela.
    —Déjennos pasar —les dijo Sesshomaru—
    —No podemos, chico – le dijo Koga—
    —¿Por qué no?
    —Por que nuestro jefe quiere verlos
    —No conocemos a tu jefe
    —Pues él si los conoce a ustedes, así que no se resistan y suban al auto
    —¡No! Ya déjennos pasar –les decía Sesshomaru muy amenazante mientras Lin le sujetaba la mano—
    —Ya, niño, no te resista –le dijo Miroku— mejor sube por las buenas
    —¡no!
    —Bueno, no digas que no te lo advertimos
    — Déjame –decía Lin mientras Kagura la jalaba para hacerla soltar a Sesshomaru—
    —¡Oye suéltala! –le dijo Sesshomaru—

    Mientras Sesshomaru intentaba defender a Lin, Miroku le golpeo la espalda dejándolo inconciente, Lin se asusto mucho y gritaba. Kagura se exaspero y también la golpeo dejándola inconciente, los subieron al auto y los llevaron a aquella casa rodeada por un enorme muro, donde los espera un joven de ojos rojos junto a su fiel amigo. Al ver a los dos jóvenes, Naraku se emociono mucho y mandó a llevarlos a una habitación atrás de su mansión, preparada justo para los chicos.
    —Bueno, pueden marcharse –les dijo Naraku a todos, entregando el dinero acordado a cada uno—
    —¡Espera! –dijo Miroku—
    —¿Que? – dijo Naraku un poco alterado—
    —Yo quiero ver
    —Este espectáculo es privado
    —Por favor, mira que tuvimos que buscarlos bajo la lluvia y de seguro pescaré un resfriado… por favor, por favor, por favor.
    —¡Bueno! si así te callas te puedes quedar –le dijo Naraku dirigiéndose a la misma habitación donde habían llevado a los chicos—
    Al llegar a la habitación, Lin y Sesshomaru se encontraban despiertos pero no podían decir nada ya que estaban amordazados, ellos pudieron ver a Naraku, Bankotsu, Miroku y Koga, quien se había quedado a ver

    Naraku, les dedico una mirada a los jóvenes y una picara sonrisa antes de que sus labios pronunciaran
    —¡Que comience la diversión!

    En una mansión, de los barrios ricos y privados se encontraban un señor de cabello blanco; frente a una inmensa puerta dando vueltas de un lado a otro, mientras miraba el reloj cada cinco segundos.
    —Oye, papá tranquilízate –dijo un joven de cabello blanco y ojos claros—
    —¿Cómo quieres que me tranquilice? Mira la hora que es, y tu hermano no aparece. Ese jovencito se esta saliendo de la línea ¡pero me va oír!, ¡Me va oír!
    —Ya, papá, tranquilízate, de seguro Sesshomaru ha de estar con su novia.
    —¡¿Novia?! No se suponía que el era el educado y correcto, y tu el vago y el mujeriego ¿que ya cambiaron los papeles?
    —¡Bah! Cuando estás histérico eres insoportable, con razón Sesshomaru no viene a casa. –decía mientras subía las escaleras de aquella mansión—

    En una casa rodeada por un inmenso muro, en el pequeño cuarto en la parte de atrás se encontraban dos jóvenes atados a una silla, amordazados para que no asustaran a los empleados de aquella gran casa.
    —Mira niña no llores más porque entonces… si lo vas a lamentar, mira a tu noviecito, está muy callado ya no se cree el héroe, jajá jajá…, si tu mirada matara chico, pobre de mi –decía Naraku mientras rodeaba de un lado a otro a Lin y a Sesshomaru—

    —¡waw! Naraku si esta bien loco lleva horas rodeándolos y amenazándolos –decía Miroku a Koga, quien se encontraba a la par de el observando a Naraku atormentar a esos jóvenes—
    —¡si! ¿Crees que deberíamos pararlo? –dijo Koga—
    —¡No! Claro que no, para eso nos pagan lo recuerdas.

    Mientras ellos miraban, la mente de Naraku trabajaba a la velocidad de la luz ya había planeado qué hacerles y Bankotsu se encargaba de los detalles en cuanto el llegara; Naraku comenzaría con su “diversión” como el decía. En unos minutos, caminaba Bankotsu con una olla de carbones encendidos rumbo al cuarto.

    —Ya llegue —dijo el acalorado joven
    —¡Bien! Por fin… ¿cuanto te tardas?, bueno pero ya no importa –decía mirando a los jóvenes—
    Naraku había pedido esa olla que no solo contenía carbones encendidos, sino que también un cuchillo grande y al rojo vivo, parecido a los que usan los carniceros, Naraku lo saco con una pinza enorme, lo sujeto con un trapo por el mango pues estaba extremadamente caliente, entonces miro a los dos jóvenes y de manera irónica, decía

    —¿Por cual de los dos inicio? ¿cuál puede darme más entretenimiento en mi juego? ¿cuál lo soporta o lo goza más?, ah, ya lo tengo, primero será ella.

    Después de eso, levantó la falda de Lin hasta dejar descubierto medio muslo, Lin gemía al ver el enorme cuchillo y lo que mas le aterraba, era que este emitía un calor que podía hacer mas daño de lo que parecía, lentamente, Naraku se acerco y puso un lado del cuchillo. Sollozos y gemidos era lo único que Lin podía hacer para expresar tanto dolor, la piel se le había quedado pegada en el cuchillo y había quedado un horrible marca en la cual la carne se veía quemada, Sesshomaru gemía igual que Lin, pues tampoco podía gritar y, al ver el abominable y cruel acto de Naraku, se había enojado más, pero no podía hacer nada pues, seguía atado. Naraku vio que Sesshomaru estaba en desacuerdo a tal acto y pensó que el joven se merecía algo más especial, metió el cuchillo de nuevo en la olla para poder calentarlo aun más y que Sesshomaru pudiera oler la piel de Lin, que se quemaba pegada en una de las cara que le puso del cuchillo, esta vez se dirigió a Sesshomaru con el cuchillo en las manos, lo coloco en el antebrazo del joven que se encontraba sujeto por el mango de la silla, Naraku lentamente con el cuchillo lo fue introduciendo en el antebrazo de Sesshomaru al ir sacándolo poco a poco lo movía de un lado a otro lo que hacia que Sesshomaru gimiera con mas fuerza, pero no era el único pues Lin observaba tal acción y las lagrimas rodaban por sus mejillas. Al sacar totalmente el cuchillo, éste se encontraba frió, lo que quería decir que Sesshomaru tenia quemaduras extremadamente severas.

    Naraku reía mientras Bankotsu, Miroku y Koga, observaban tal acto.

    —A este tipo le encanta ensuciarse las manos ¿verdad? –dijo Miroku—
    —¡Si! Le encanta no sabes cuantas victimas a tenido en este cuarto, pero la mayoría han sido niños. –dijo Bankotsu respondiendo a su pregunta—
    —¿Y eso que tiene? –pregunto Koga—
    —Es que Naraku dice que los niños no aguantan nada, pero los tortura, por que son presas fáciles –respondió Bankotsu—
    —¿Y que niño ha matado recientemente? –pregunto Miroku—
    —A un niño llamado Shippou, o algo a si.
    —¿El niño que la policía buscó tanto? —dijo Koga—
    —¡Si ese! –agregó Bankotsu—
    —¿Y como oculto su cadáver? Si la policía lo busco hasta debajo de las piedras; Porque como su papá es el comandante de la policía, no se daba por vencida de encontrar su cuerpo o al niño con vida –pregunto Miroku—
    —¡Es que no lo enterró! se lo dio de comer a sus perros. como posiblemente hará con estos chicos cuando se aburra, y díganme ¿Cómo saben tanto de ese niño ustedes?
    —Yo… lo vi. en la televisión –dijo Miroku—
    —Y yo… lo leí en el periódico, por que yo si leo no como otros, ¿verdad Miroku? –dijo Koga—
    —¡ohh!... ¡Que bien! – dijo Bankotsu quien los miraba con mucha desconfianza por lo que decidió salirse del cuarto—

    Naraku pasaba el cuchillo de un lado a otro de la cara de Lin, quien no dejaba de llorar mientras Sesshomaru lo observaba y se aguantaba el dolor de su antebrazo.
    —¡Me aburrí!
    Dijo Naraku mientras tiraba el cuchillo a un lado y tomaba las pinzas y sacaba una pequeño carbón el cual miro y dijo —Este no me sirve para nada solo para hacer una pequeña quemadura, todo lo que Bankotsu trajo es pura basura, ustedes merecen algo mejor—
    Saco cada una de las cosas que Bankotsu le había llevado, levanto el recipiente se puso atrás de los jóvenes y lo volteo dejándolo caer en Lin y en Sesshomaru, quienes gemían con fuerza; Naraku se disponía a salir para buscar algo más; cuando Miroku lo detuvo y le dijo
    —No te muevas
    —¿Por qué no? —pregunto muy violentamente Naraku—
    —Porque quedas arrestado –dijo Koga—
    —Ah sí… ¿por quien?... ¿por ustedes? –dijo Naraku saliendo violentamente apartando a Miroku—
    Al salir, Naraku pudo ver su casa rodeada de policías, pero no lo podía creer.
    —¿Cómo pasó esto?
    —El mismo Bankotsu te delatoó sin querer.—dijo Miroku—
    —Sabia que era un idiota; lo mataré cuando lo vea.
    —Pero para tu mala suerte, ¡huyo!
    —¿Y por que delito me van a culpar?
    —Por asesinar al niño Shipo y por torturar a estos jóvenes –dijo Koga—
    —Y secuestrar, no lo olvides, amigo
    —Claro, gracias Miroku
    —¿Que ustedes no se odiaban? –pregunto Naraku—
    —¡Claro que no! lo fingimos para poder atraparte, como nos vamos a odiar si somos cuñados.
    —¡Idiotas! no crean que me van a atrapar tan fácil –dijo Naraku—

    Naraku se dirigió al cuarto de nuevo golpeando primero a Koga y a Miroku al entrar cerro la puerta, miro a los jóvenes y corrió hacia un ventana donde de el otro lado se encontraba una motocicleta subió y se dirigió en dirección contraria a los policías; quien al verlo huir comenzaron a seguirlo, con una considerable distancia, a los kilómetros de seguirlo se encontraba un joven en un automóvil en un estado de ebriedad bastante alto, el coche se encontraba bloqueando la carretera, Naraku volteaba hacia atrás constantemente y no vio el coche hasta impactar con el, la motocicleta se destruyo con el impacto, pero el conductor salio volando y fue a dar a unos metros de ahí, lo encontraron inconciente y lo llevaron al hospital en calidad de detenido.
    En el mismo hospital se encontraban dos jóvenes con quemaduras, mientras les hacían los estudios, en uno de los jóvenes salio positivo, a la enfermedad leucemia mieloblástica aguda.


    espero les halla gustado nos leemos pronto cuidense!!!
     
  6.  
    naima

    naima Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    16
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    lluvia de amor (sesshomaru y lin )
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    1937
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    hola aqui esta mi nuevo capitulo
    quiero dar gracias a lube por ser mi beta y a todos los que han hecho posible este ff.
    gracias kathguitar por tu comentario. bueno aqui esta la conti

    Capitulo 9

    Al calmar un poco la lluvia, Lin y Sesshomaru caminaban por la calle, tomados de la mano hasta que a unos cuantos pasos se encontraron con dos hombres y una mujer que los miraban fijamente. Lin se asusto un poco y apretó la mano de Sesshomaru este le dijo
    —No temas Lin. yo te protegeré
    —¡Si! —Decía esta con un poco de miedo en la voz—
    Caminaron hasta llegar a donde se encontraban los jóvenes, Sesshomaru reconoció rápidamente a la chica; era la enfermera de la escuela.
    —Déjennos pasar —les dijo Sesshomaru—
    —No podemos, chico – le dijo Koga—
    —¿Por qué no?
    —Por que nuestro jefe quiere verlos
    —No conocemos a tu jefe
    —Pues él si los conoce a ustedes, así que no se resistan y suban al auto
    —¡No! Ya déjennos pasar –les decía Sesshomaru muy amenazante mientras Lin le sujetaba la mano—
    —Ya, niño, no te resista –le dijo Miroku— mejor sube por las buenas
    —¡no!
    —Bueno, no digas que no te lo advertimos
    — Déjame –decía Lin mientras Kagura la jalaba para hacerla soltar a Sesshomaru—
    —¡Oye suéltala! –le dijo Sesshomaru—

    Mientras Sesshomaru intentaba defender a Lin, Miroku le golpeo la espalda dejándolo inconciente, Lin se asusto mucho y gritaba. Kagura se exaspero y también la golpeo dejándola inconciente, los subieron al auto y los llevaron a aquella casa rodeada por un enorme muro, donde los espera un joven de ojos rojos junto a su fiel amigo. Al ver a los dos jóvenes, Naraku se emociono mucho y mandó a llevarlos a una habitación atrás de su mansión, preparada justo para los chicos.
    —Bueno, pueden marcharse –les dijo Naraku a todos, entregando el dinero acordado a cada uno—
    —¡Espera! –dijo Miroku—
    —¿Que? – dijo Naraku un poco alterado—
    —Yo quiero ver
    —Este espectáculo es privado
    —Por favor, mira que tuvimos que buscarlos bajo la lluvia y de seguro pescaré un resfriado… por favor, por favor, por favor.
    —¡Bueno! si así te callas te puedes quedar –le dijo Naraku dirigiéndose a la misma habitación donde habían llevado a los chicos—
    Al llegar a la habitación, Lin y Sesshomaru se encontraban despiertos pero no podían decir nada ya que estaban amordazados, ellos pudieron ver a Naraku, Bankotsu, Miroku y Koga, quien se había quedado a ver

    Naraku, les dedico una mirada a los jóvenes y una picara sonrisa antes de que sus labios pronunciaran
    —¡Que comience la diversión!

    En una mansión, de los barrios ricos y privados se encontraban un señor de cabello blanco; frente a una inmensa puerta dando vueltas de un lado a otro, mientras miraba el reloj cada cinco segundos.
    —Oye, papá tranquilízate –dijo un joven de cabello blanco y ojos claros—
    —¿Cómo quieres que me tranquilice? Mira la hora que es, y tu hermano no aparece. Ese jovencito se esta saliendo de la línea ¡pero me va oír!, ¡Me va oír!
    —Ya, papá, tranquilízate, de seguro Sesshomaru ha de estar con su novia.
    —¡¿Novia?! No se suponía que el era el educado y correcto, y tu el vago y el mujeriego ¿que ya cambiaron los papeles?
    —¡Bah! Cuando estás histérico eres insoportable, con razón Sesshomaru no viene a casa. –decía mientras subía las escaleras de aquella mansión—

    En una casa rodeada por un inmenso muro, en el pequeño cuarto en la parte de atrás se encontraban dos jóvenes atados a una silla, amordazados para que no asustaran a los empleados de aquella gran casa.
    —Mira niña no llores más porque entonces… si lo vas a lamentar, mira a tu noviecito, está muy callado ya no se cree el héroe, jajá jajá…, si tu mirada matara chico, pobre de mi –decía Naraku mientras rodeaba de un lado a otro a Lin y a Sesshomaru—

    —¡waw! Naraku si esta bien loco lleva horas rodeándolos y amenazándolos –decía Miroku a Koga, quien se encontraba a la par de el observando a Naraku atormentar a esos jóvenes—
    —¡si! ¿Crees que deberíamos pararlo? –dijo Koga—
    —¡No! Claro que no, para eso nos pagan lo recuerdas.

    Mientras ellos miraban, la mente de Naraku trabajaba a la velocidad de la luz ya había planeado qué hacerles y Bankotsu se encargaba de los detalles en cuanto el llegara; Naraku comenzaría con su “diversión” como el decía. En unos minutos, caminaba Bankotsu con una olla de carbones encendidos rumbo al cuarto.

    —Ya llegue —dijo el acalorado joven
    —¡Bien! Por fin… ¿cuanto te tardas?, bueno pero ya no importa –decía mirando a los jóvenes—
    Naraku había pedido esa olla que no solo contenía carbones encendidos, sino que también un cuchillo grande y al rojo vivo, parecido a los que usan los carniceros, Naraku lo saco con una pinza enorme, lo sujeto con un trapo por el mango pues estaba extremadamente caliente, entonces miro a los dos jóvenes y de manera irónica, decía

    —¿Por cual de los dos inicio? ¿cuál puede darme más entretenimiento en mi juego? ¿cuál lo soporta o lo goza más?, ah, ya lo tengo, primero será ella.

    Después de eso, levantó la falda de Lin hasta dejar descubierto medio muslo, Lin gemía al ver el enorme cuchillo y lo que mas le aterraba, era que este emitía un calor que podía hacer mas daño de lo que parecía, lentamente, Naraku se acerco y puso un lado del cuchillo. Sollozos y gemidos era lo único que Lin podía hacer para expresar tanto dolor, la piel se le había quedado pegada en el cuchillo y había quedado un horrible marca en la cual la carne se veía quemada, Sesshomaru gemía igual que Lin, pues tampoco podía gritar y, al ver el abominable y cruel acto de Naraku, se había enojado más, pero no podía hacer nada pues, seguía atado. Naraku vio que Sesshomaru estaba en desacuerdo a tal acto y pensó que el joven se merecía algo más especial, metió el cuchillo de nuevo en la olla para poder calentarlo aun más y que Sesshomaru pudiera oler la piel de Lin, que se quemaba pegada en una de las cara que le puso del cuchillo, esta vez se dirigió a Sesshomaru con el cuchillo en las manos, lo coloco en el antebrazo del joven que se encontraba sujeto por el mango de la silla, Naraku lentamente con el cuchillo lo fue introduciendo en el antebrazo de Sesshomaru al ir sacándolo poco a poco lo movía de un lado a otro lo que hacia que Sesshomaru gimiera con mas fuerza, pero no era el único pues Lin observaba tal acción y las lagrimas rodaban por sus mejillas. Al sacar totalmente el cuchillo, éste se encontraba frió, lo que quería decir que Sesshomaru tenia quemaduras extremadamente severas.

    Naraku reía mientras Bankotsu, Miroku y Koga, observaban tal acto.

    —A este tipo le encanta ensuciarse las manos ¿verdad? –dijo Miroku—
    —¡Si! Le encanta no sabes cuantas victimas a tenido en este cuarto, pero la mayoría han sido niños. –dijo Bankotsu respondiendo a su pregunta—
    —¿Y eso que tiene? –pregunto Koga—
    —Es que Naraku dice que los niños no aguantan nada, pero los tortura, por que son presas fáciles –respondió Bankotsu—
    —¿Y que niño ha matado recientemente? –pregunto Miroku—
    —A un niño llamado Shippou, o algo a si.
    —¿El niño que la policía buscó tanto? —dijo Koga—
    —¡Si ese! –agregó Bankotsu—
    —¿Y como oculto su cadáver? Si la policía lo busco hasta debajo de las piedras; Porque como su papá es el comandante de la policía, no se daba por vencida de encontrar su cuerpo o al niño con vida –pregunto Miroku—
    —¡Es que no lo enterró! se lo dio de comer a sus perros. como posiblemente hará con estos chicos cuando se aburra, y díganme ¿Cómo saben tanto de ese niño ustedes?
    —Yo… lo vi. en la televisión –dijo Miroku—
    —Y yo… lo leí en el periódico, por que yo si leo no como otros, ¿verdad Miroku? –dijo Koga—
    —¡ohh!... ¡Que bien! – dijo Bankotsu quien los miraba con mucha desconfianza por lo que decidió salirse del cuarto—

    Naraku pasaba el cuchillo de un lado a otro de la cara de Lin, quien no dejaba de llorar mientras Sesshomaru lo observaba y se aguantaba el dolor de su antebrazo.
    —¡Me aburrí!
    Dijo Naraku mientras tiraba el cuchillo a un lado y tomaba las pinzas y sacaba una pequeño carbón el cual miro y dijo —Este no me sirve para nada solo para hacer una pequeña quemadura, todo lo que Bankotsu trajo es pura basura, ustedes merecen algo mejor—
    Saco cada una de las cosas que Bankotsu le había llevado, levanto el recipiente se puso atrás de los jóvenes y lo volteo dejándolo caer en Lin y en Sesshomaru, quienes gemían con fuerza; Naraku se disponía a salir para buscar algo más; cuando Miroku lo detuvo y le dijo
    —No te muevas
    —¿Por qué no? —pregunto muy violentamente Naraku—
    —Porque quedas arrestado –dijo Koga—
    —Ah sí… ¿por quien?... ¿por ustedes? –dijo Naraku saliendo violentamente apartando a Miroku—
    Al salir, Naraku pudo ver su casa rodeada de policías, pero no lo podía creer.
    —¿Cómo pasó esto?
    —El mismo Bankotsu te delatoó sin querer.—dijo Miroku—
    —Sabia que era un idiota; lo mataré cuando lo vea.
    —Pero para tu mala suerte, ¡huyo!
    —¿Y por que delito me van a culpar?
    —Por asesinar al niño Shipo y por torturar a estos jóvenes –dijo Koga—
    —Y secuestrar, no lo olvides, amigo
    —Claro, gracias Miroku
    —¿Que ustedes no se odiaban? –pregunto Naraku—
    —¡Claro que no! lo fingimos para poder atraparte, como nos vamos a odiar si somos cuñados.
    —¡Idiotas! no crean que me van a atrapar tan fácil –dijo Naraku—

    Naraku se dirigió al cuarto de nuevo golpeando primero a Koga y a Miroku al entrar cerro la puerta, miro a los jóvenes y corrió hacia un ventana donde de el otro lado se encontraba una motocicleta subió y se dirigió en dirección contraria a los policías; quien al verlo huir comenzaron a seguirlo, con una considerable distancia, a los kilómetros de seguirlo se encontraba un joven en un automóvil en un estado de ebriedad bastante alto, el coche se encontraba bloqueando la carretera, Naraku volteaba hacia atrás constantemente y no vio el coche hasta impactar con el, la motocicleta se destruyo con el impacto, pero el conductor salio volando y fue a dar a unos metros de ahí, lo encontraron inconciente y lo llevaron al hospital en calidad de detenido.
    En el mismo hospital se encontraban dos jóvenes con quemaduras, mientras les hacían los estudios, en uno de los jóvenes salio positivo, a la enfermedad leucemia mieloblástica aguda.


    espero les halla gustado nos leemos pronto cuidense!!!
     
  7.  
    kathguitar

    kathguitar Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    64
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Estuvo muy buena la conti!!, pero te habias tardado mucho en ponerla, pero gracias por seguir con el fic, yo siempre te estoy leyendo.
    No puedo creer Shippo!! muerto!! no!!!!!!!!! :( Malvado Naraku se lo dio a los perros a comer. Si no supongo mal Miroku y Koga quieren vengar la muerte de Shippo no??
    Sera que mi Sesshy tiene Leucemia?? NO!!! por que me lo enfermas??
    BUeno, de todos modos, espero la continuacion y espero la pongas pronto ehh!!! no me hagas esperar mucho. Me encanta esta historia. <Aunque me encantaria que hicieran mas sobre Naraku y Kagome.. jaja yo y mis gustos>.
    CUIDATE, TE ESTARE LEYENDO...
     
  8.  
    Asurama

    Asurama Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Octubre 2008
    Mensajes:
    657
    Pluma de
    Escritora
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Tardó en ponerlo por culpa del Beta
    o sea yo.
    Tenganle paciencia, que Tafy está cambiando de Beta. Tuve que renunciar, pero encontrará a un beta nejor ToT, lo sé
     
  9.  
    inuykagXever

    inuykagXever Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Junio 2009
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    hola
    me encanto tu fics la havia leido hace tiempo pero con lo edspistada que soy no se si te escribi algo y lo borraron o si no he escrito nada aun
    bueno en el 2 caso
    me encanto tu fics esta genial muy interesante
    pobre de mi cuñadito no me digas que tiene la misma enfermedad que su madre y su tia porfa no me lo mates as un milagro te lo pido porfa
    jajajajajaja mi inuyasha en esta fic como en muchas otras que he leido es malo y pesado con su lindo hermanito y aveses un lanzado con kag bueno eso no importa ahora espero que floresca el amor entre sessh y rin aunque con lo leido anteriormente esto ya florecio hace que rato y creo que hasta frutos puede dar *ha las cosas que digo yo ablando de jardineria* bueno y porfa ponle conty que esto hace arto rato que lo ley y no has puesto la continuacion buno no importa
    sayonara :)
     
  10.  
    naima

    naima Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    16
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    lluvia de amor (sesshomaru y lin )
    Total de capítulos:
    11
     
    Palabras:
    3532
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    hola!!!! ¿como estan?...
    primero quiero pedir disculpas por tardarme tanto en poner este capitulo.
    segundo mil gracias por sus comentarios tambien quiero agradescerles por tomar un poco de su tiempo y dedicarselo a mi ff.
    bueno me tarde un poco pero este capitulo esta laaargo

    aclaraciones como sabran ya no tengo beta y no busque otro porque me iva tardar mas tiempo en publicar el capitulo

    si el capitulo esta lleno de errores entiendanme y disculpenme hise lo mejor posible.
    bueno despues de tanto bla..bla...bla aqui esta el capitulo espero les guste.
    cuidense y hasta pronto.

    Capitulo 10

    Despertó en una habitación de techo blanco, paredes igual, una ventana al norte que era cubierta por unas cortinas blancas, que se movían ondeadamente por el viento porque uno de los vidrios estaba abierto, recorrió la habitación con sus ojos color ámbar, miro un buró al lado suyo, pequeño, algo desgastado, de color café; tenia dos gavetas pero las dos estaban cerradas y no hizo el intento de abrirlas, del otro lado una silla pequeña no le tomo importancia, aunque, le llamo mucho la atención una pintura que estaba sobre aquella silla; contenía una mujer con una sombría el la mano, la lluvia le caía y estaba triste lo podía descubrir por las facciones de su cara, era un cuadro muy triste pero interesante a la vez. Al dejar de pensar en aquel cuadro se vio el mismo, tenia una bata puesta; era del color de las paredes, le dolía todo el cuerpo, aunque quería arrancarse el brazo era lo que mas le dolía. El efecto del calmante estaba pasando y el dolor regresaba a su cuerpo. De pronto por la puerta de la habitación entro una mujer vestida de blanco, con una jeringa en la mano, se acerco a el y sin ninguna consideración le dejo ir la jeringa en el brazo.
    - ¡Oiga! Tenga cuidado
    - Lo siento jovencito pero esto es para que no te duela el cuerpo por las quemaduras.
    - ¿usted sabe que paso con la chica que venia con migo?
    - No, no lo se lo siento
    En ese momento surgieron mil preguntas en su cabeza pero la enfermera salia del cuarto más rápido de lo que entro.

    En una enorme sala llena de sillas, ordenadas en fila esperaban angustiados, un señor peliplateado sentado en una silla con una tasa de café en la mano y la angustia en la boca, llevaba toda la noche esperando alguna noticia de su primogénito. Junto a el se encontraba un chico de ojos claros con su mismo color de cabello llevaba el mismo tiempo que su papá ahí, se levantaba cada vez que veía un doctor pasar, para preguntarle sobre su hermano y su amiga pero siempre le contestaban lo mismo -espera jovencito-
    Estaba muy enojado de escuchar las mismas palabras. Pero había una chica que lo tomaba de la mano y le daba fuerza aunque sus ojos estaban aguosos y se le caía una lágrima de ves en cuando al no saber nada de su mejor amiga.

    Se acercaba a ellos un señor de bata blanca con un estetoscopio en el cuello, un papel en la mano que era el expediente clínico. Se dirigió ha hablarles sobre los dos jóvenes y porque no los habían dejado verlos.
    - familiares de Sesshomaru o Lin
    - nosotros, yo soy el padre de Sesshomaru
    - yo soy el doctor Jaquen
    - ¿como están los chicos?
    - Pues, la joven Lin esta bien y se recupera solo tiene algunas quemaduras y una quemadura de segundo grado en el muslo pero de lo demás esta bien, el joven sesshomaru tiene una herida en el brazo pero se le están aplicando calmantes, aunque….
    - ¿Qué que ocurre con mi hijo?
    - El joven presenta una enfermedad en la sangre, sus células…
    - ¿Qué?, no puedo creerlo tiene la misma enfermedad que su madre… Leucemia
    - Si, el joven presenta leucemia
    - ¿Se va a morir doctor? ¿se va a morir mi hermano? – decía Inuyasha con algo de temor en la vos –
    - No, no el joven presenta leucemia mieloblastica aguda
    - ¿Qué quiere decir con eso doctor?
    - Mire señor, si encontramos donante de medula compatible para su hijo el se puede salvar.
    - ¿Y yo puedo ser donante?
    - Claro señor, hay que hacerle las pruebas
    - Me la puedo hacer ya
    - Claro, acompáñeme.
    - ¡Espere! ¿Podemos ver a los chicos? –pregunto Inuyasha
    - ¡ah, claro! No, no pueden
    - ¿Porque no? –pregunto Kagome
    - Porque los chicos tienen que ser interrogados
    - ¿Interrogados? ¿Para que?
    - Para poder echar preso al hombre que les hizo daño
    El doctor se alejo acompañado por el papá de Sesshomaru, mientras kagome e inuyasha se quedaban con las ganas de querer ver a los chicos, kagome se aferraba a los brazos de Inuyasha; mientras el pensaba como ayudar a su hermano.

    Despertó, con un horrible dolor; junto a ella había una señora como de setenta años que cabeceaba cada tres segundos, estaba con los ojos cerrados sentada sobre una silla se veía tan serena y en paz, no parecía la señora dura y rígida que solía ser en realidad daba una apariencia de una abuela muy dulce. La miro un momento con mucho detenimiento para grabar esa imagen en su mente. Fue despertando poco a poco y en un momento había abierto completamente los ojos, la miro, y dijo
    - ¿ya despertaste?
    - Si, abuela
    - Que bien… ¿como te sientes?
    - Me duele un poco, pero bien
    - Que bueno porque los policías están esperando interrogarte.
    - ¿interrogarme?
    - Si, para encarcelar a ese tipo.
    - Uhh…si que bueno, pero tu estarás conmigo
    - No, claro que no, yo tengo turno hoy.
    - Pero…
    - Pero nada, yo tengo que trabajar y punto.
    Salio de la habitación sin despedirse y sin mirar hacia atrás, después que ella salio unos minutos mas tarde entraron unos policías y se sentaron junto a ella ha escuchar todo su relato de lo que había pasado.

    -despierta, decía una vos femenina a su oído cada ves se hacia mas clara, abrió sus ojos rojos poco a poco para encontrase con su iguales no entendía que pasaba había una chica de cabello negro, unos ojos color rojos vestida con traje de enfermera se hizo mil preguntas en su cabeza pero solo una a la chica.
    - ¿donde estoy?
    - En el hospital… te atraparon.
    - ¿Que?... no puede ser. –Poco a poco las imágenes de su accidente venían a la mente y de pronto como un golpe inesperado lo recordó todo.
    - ¿Qué paso Naraku te quedaste muy callado?
    - No, nada
    - Kagura, sabes ¿donde esta Bankotsu?
    - No nadie lo sabe no han podido atraparlo
    - Ese mal…….
    - Cállate si los policías te oyen hablar pensaran que estas bien y te llevaran detenido.
    - Tienes que ayudarme a escapar Kagura
    - No, no puedo si apenas la libre… quieres que me persigan a mí.
    - Tienes que ayudarme kagura
    - No ya dije que no
    - ¡KAGURA! Ayúdame
    - No Naraku.
    - Kagura… –la ira lleno su cabeza y nublo su vista, tomo a la chica del cuello y lo apretó, ella lo aruño en las manos e intentaba soltarse; pero la diferencia de fuerza era enorme, el la seguía apretando hasta el punto que sus pulmones ya no recibieron aire, se fue quedando poco a poco y en un instante ya no se movía, su cuerpo frió y sin vida callo sobre el buró que estaba junto a la cama botando una lámpara que estaba ahí, haciendo un ruido enorme, que los policías escucharon y no dudaron en entrar.
    Miraron a la chica sin vida posada sobre el buró Naraku los miro detenidamente eran tres policías.
    - Podré matarlos –pensó
    Se intento levantar de la cama mientras dos policías se acercaban y uno revisaba el cadáver le advertían que no se levantara pero Naraku hizo caso omiso a sus advertencias
    - ¿Qué pasa? –Pregunto muy asustado – no siento mis piernas –se quito las sabanas que cubrían de la cintura para abajo y al quitarlas pudo ver que solo tenia los muslos de las rodias hacia abajo se lo habían amputado se lleno de desesperación. Y comenzó a gritar
    - ¡MIS PIERNAS! ¡MIS PIERNAS! ¡MIS PIERNAS! ¿Qué me paso? ¡MIS PIERNAS!

    Los gritos se escuchaban por todo el hospital un doctor y tres enfermeras fueron hacia la habitación de Naraku y mientras las enfermeras le ponían un calmante el doctor le explicaba que por el accidente sus piernas habían salido muy heridas y tuvieron que amputarlas porque había riesgo de que le diera una gangrena, lo ultimo Naraku no lo pudo escuchar pues el calmante había hecho efecto y se había quedado completamente dormido.
    - doctor ya nos podemos llevar al señor –pregunto un policía
    - si, ya le daré de alta. Me imagino que el doctor de la cárcel le quitara los vendajes.
    - si –dijo otro policía

    Después que los policías lo habían interrogado, yacía acostado sobre la cama se había quitado una almohada de su cabeza y la había puesto bajo el antebrazo que le dolía, poco a poco cerraba sus ambarinos ojos para ser arrullado por los brazos de Morfeo, pero eso no fue posible porque el doctor entro con una enfermera, la enfermera checo todos sus signos vitales, mientras el doctor leía el expediente miro a Sesshomaru por un segundo y bajo la vista hacia el expediente, unos segundos más; lo coloco al pie de la cama y le hablo a Sesshomaru
    - ¿Cómo te sientes?
    - Bien doc…
    - llámame Jaquen… ¿quieres?
    - esta bien… Jaquen
    - Sesshomaru debo decirte que de tu brazo estas mejorando
    - eso quiere decir que me darán de alta pronto
    - No lo creo Sesshomaru porque se te ha detectado una enfermedad en tu sangre…se te ha detectado leucemia.
    Sesshomaru al oír esas palabras recordó cuando su madre se lo había dicho y cuando se lo habían detectado a su tía, sabia el final que le esperaba pensaba que si ellas no se habían salvado el tampoco lo haría; el doctor intentaba preguntarle si quería practicarse las quimioterapias pero Sesshomaru no escuchaba ninguna palabra de lo que el doctor decía le pidió que se saliera y que no dejara entrar a nadie porque no quería ver a nadie. El doctor le tomo la palabra y prohibió la entrada a todos.

    Una chica de ojos color chocolate, le insistía a una enfermera que la llevara a ver a su “amigo” que estaba hospitalizado igual que ella; la enfermera seguía negándose y le decía que no podía caminar que tenia que recuperarse, Lin seguía insistiendo la enfermera no quiso llevarla pero dijo que traería información del joven.
    Al momento la enfermera fue y regreso un poco rápido le comento a Lin que Sesshomaru estaba bien y recuperándose de las quemaduras, pero, no le quiso decir de la enfermedad que le habían detectado solo le comento que no dejaban que nadie lo viera, Lin se entristeció pues quería verlo pero se alegro al saber que estaba bien.

    Sesshomaru se encontraba de pie frente a la ventana, miraba el cielo que se había nublado, le cruzaba la idea de si el se iba ir al cielo, como era aquel lugar, coloco una mano en el vidrio y vio reflejada a su madre ahí, estaba tan hermosa como el día en que la había perdido. Hizo una silueta de su rostro con los dedos y le dijo pronto estaremos juntos… Mamá. A su oído se acerco un susurro que le dijo
    - para estar juntos falta mucho pequeño
    Sesshomaru se volteo inmediatamente y pudo ver a su madre ahí parada frente a el, no lo podía creer se masajeo los ojos por un momento y aun así ahí seguía.
    - Ma…má
    - Hola pequeño… tengo que decirte esto rápido porque no me han dado mucho tiempo tienes que luchar por salvarte
    - No, tú no luchaste
    - No yo no luche porque yo ya era muy feliz desde el momento en que te tuve en mis brazos fui feliz, cuando tuve a tu hermano fui doblemente feliz y al tener a tu padre era completamente feliz no tenia por que luchar ya había conseguido lo que cualquier ser viviente quiere… La felicidad.
    - pero nos dejaste
    - no nunca los deje siempre estoy a su lado, los e cuidado cada segundo de su vida y seguiré cuidándolos hasta que nos reunamos en un futuro lejano
    - Mamá te dio miedo la muerte
    - no claro que no la muerte es una etapa de la vida de cualquier ser vivo unos deben morir para que otros vivan, además lo que viene después de la muerte no están malo. Recuerdas esa frase que tu tía decía

    La vida es un sueño del que solo se despierta con la muerte
    Es cierto en la vida tienes muchas limitaciones, en la muerte no hay nada imposible al despertar del sueño que es la vida llegas aun lugar donde las costas son blancas donde la montañas siempre tienen un color verde iluminado por una luz muy tenue.
    Recuerda pequeño para poder morir hay que vivir. –ella comenzaba desaparecer tomo la mano de Sesshomaru y la apretó muy fuerte y le dijo

    – se feliz

    Sesshomaru miro nuevamente al cielo que estaba totalmente nublado y comenzó a llover mientras el miraba por la ventana una chica algo adolorida entraba por la puerta, lo miro, tenia la mano apoyada en la ventana camino con dolor hacia el y le dijo
    - ¿estas bien Sesshomaru?
    - Lin ¿que haces aquí?
    - Quería verte
    Sesshomaru la miro un momento se dio la vuelta nuevamente ala ventana y miro lo que había sobre su mano era un dije en forma de Luna creciente atado a una cadena de plata se dio la vuelta miro al Lin y recordó las palabras de su madre

    se feliz.

    Se acerco a Lin y le rodio el cuello con la cadena, Lin se lleno de asombro al ver tan hermosa cadena y se apresuro a preguntarle
    - ¿de quien es?... es hermosa
    - Era de mi madre y ahora es tuya
    - No… no puedo aceptarla
    - Claro que si, te la doy como prueba de que contigo soy feliz –sesshomaru se acerco a Lin y la rodio con un brazo bajo su cabeza hasta quedar frente a ella y le robo un beso fugaz luego le pregunto ¿Lin quieres ser mi novia?
    Lin lo miro, muy sorprendida el corazón le latía muy fuerte parecía que en cada latido gritaba Si se detuvo un momento a pensar dejo salir un suspiro y le dijo
    - Sesshomaru yo… si quiero ser tu novia.
    Paso un mes la temporada de lluvia se hacia cada vez mas larga cada ves que ellos estaban juntos llovía Lin acompañaba a sesshomaru a las quimioterapias su piel se estaba haciendo mas blanca pero su cabello aun no se caí iba una ves por semana, era la cuarta semana del mes y Sesshomaru y Lin se encontraban en el hospital el doctor se acerco a ellos y les dijo:
    - Sesshomaru te tengo buenas noticias ya encontramos dónate de medula
    - ¿de verdad doc…? ¿Quién?
    El doctor llamo a un chico de cabello plateado que se encontraba en el consultorio
    - aquí esta tu donante el es…
    - Inuyasha –dijeron Lin y Sesshomaru al mismo tiempo, Lin no tardo en ponerse de pie y abrasar a Inuyasha mientras Sesshomaru se hacia un millón de preguntas de porque lo iba a hacer pero solo se acerco a el y le dio la mano mientras le agradecía, Inuyasha no se hizo esperar y le dio un enorme abrazo mientras le decía al oído –me debes una ja…ja. Sesshomaru lo miro y le dio una sonrisa de medio lado y le dijo –eres un tonto.

    Pasaron dos semanas el transplante se llevo acabo; Sesshomaru estaba aliviado de ya no hacerse mas quimio. Inuyasha se recuperaba y Kagome lo cuidaba pero era muy estricta aunque debes en cuando Inuyasha sacaba una de sus bromas y le decía que le diera un baño de esponja de cuerpo entero y eso hacia que Kagome se enojara y lo mantenía más tiempo en la cama. Lin y Sesshomaru habían quedado de verse en el arroyo se había vuelto el lugar secreto de los dos, Lin esperaba a Sesshomaru mientras miraba el dije de luna creciente que le había regalado cuando sesshomaru se acerco a Lin la lluvia se acerco a ellos, Sesshomaru obvio la lluvia y se dispuso a besar a Lin mientras jugaba con su lengua, la lluvia caía más fuerte y Lin se separo de el y le dijo:

    - tu y yo juntos bajo una lluvia de amor.

    El la miro, la acerco a el, la abrazo y bajo su cabeza hasta quedar frente a frente, ella miro el brillo en sus ojos, recordó, aquella mirada y se sintió feliz pero no se lo dijo ni le pregunto a el si era feliz porque sabia que sus ojos le estaba diciendo que con ella era completamente feliz; se acercaron hasta quedar a escasos centímetros y se besaron bajo la lluvia… bajo la lluvia de amor.

    “con cada gota de lluvia nace una amor si lo aprendes a ver con el corazón.”
    FIN
     
  11.  
    kathguitar

    kathguitar Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Mayo 2009
    Mensajes:
    64
    Re: lluvia de amor (sesshomaru y lin )

    Que!!!! ya termino?? tan pronto?? :(
    Pues la verdad para no tener beta, te ha quedado bonito.
    Me mato ese Inuyasha pidiéndole a Kagome que le hiciera el baño de esponja jajajaja :D
    Te quedo muy romántico el final, y me gusto que volvieras a hacer énfasis en el tema "lluvia de amor", pues te felicito, has realizado un muy buen trabajo y espero que sigas escribiendo.
    Te cuento, ahora soy fiel lectora de varios fics aquí en cemzoo, así que quiero seguir leyendo tus trabajos.

    Tchiaou
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso