Historia larga Laviun Avez, el comienzo.

Tema en 'Novelas' iniciado por LaviunBee, 9 Julio 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: Sinopsis-Portada
     
    LaviunBee

    LaviunBee Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    658
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Laviun Avez, el comienzo.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    137
    PicsArt_07-09-08.00.35.jpg
    1533018394821.jpg
    SIPNOSIS】​




    Aquella silueta femenina era sin duda una sombra compleja, ocultando bastante misterio. Pocas personas habían podido conocerla de verdad, solo pocos se dejaron hundir en aquella vida y oscuridad mágica de su misterio. O pocos tuvieron la oportunidad de conocerla en mas de una sola vez.

    Pero pocos han sido realmente capaces de conocer como comenzó toda la historia, en esta siguiente ronda podrán ser capaces de conocer el pasado para seguir el presente de la chica pelilavanda que a ciertas personas ha intrigado, por lo que sigan leyendo, la puerta hacia el pasado del misterio empieza a ser abierta para el mundo.



    "El misterio nunca queda atrás, nace, crece y se revoluciona. Nunca se sabe cuando terminará..."
     
    Última edición: 30 Julio 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Threadmarks: Capítulo 1
     
    LaviunBee

    LaviunBee Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    658
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Laviun Avez, el comienzo.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    416
    PicsArt_07-09-08.00.35.jpg
    Capítulo 1



    El color de aquellos ojos daban cierta curiosidad, te daban intriga de saber si en verdad eran naturales o eran pupilentes, la época era futurista, no había forma de desconocer el siglo veintiuno, tampoco era normal su color de cabello, mas opacado pero igual de llamativo. ¿Quién acaso podría tener aquel color rosado, casi violáceo, aquel lavanda? Muchos creerían que aquella joven se lo había teñido para llamar la atención, muchos se hacían teorías de que la mujer estaba chiflada y que por ello todo lo que usaba se debía a aquello, su vestimenta era de un tono neutro, color negro, violeta oscuro que hacía resaltar su tono de piel crema, pero lo que más llamaba la atención era el...¿por qué de la extraña manera en que ocultaba su rostro de la gente? bajo aquel cuello largo de su mangas largas violeta oscuro, y se mantenía con perfil bajo, nunca llamaba la atención, sólo lo debido u obligatoriamente estricto en realizar contacto con el resto.

    Aquella chica, que no buscaba desenvolverse de entre el resto, desde que sucedió aquella maldición nunca mas había intentado ser parte de algún grupo de personas, nunca se sabía si algunos de ellos sería una persona de alma oscura, nunca sabrías en quien confiar realmente, todos te daban la espalda, te traicionaban, hasta el ser que parecía mas indefenso.

    Laviun lo tenía muy en claro, desde que había vuelto con su familia a mudarse en otro distrito de Estados Unidos, un lugar bastante frecuente lejos del bosque y montañas, del cual estaba acostumbrada. En el vecindario todo era normal hasta que la conoció, a ella, nadie pensaría que aquella joven de melena rubia podría causar tanto daño como para dejarla maldita por solo un error suyo, un desliz en su amistad.

    Aquella joven se llamaba Adaliz Quiz, la primera vez que la vio parecía una buena alumna, tímida, la típica chica nerd que todos recargaban sus bromas pesadas, hasta que Laviun no soportó aquellas injusticias y la salvó de las molestias innecesarias. Pero nunca se había imaginado que había hecho el primer contacto con el diablo mismo, en vez de salvar a un cordero había salvado al lobo mismo que la traicionaría y sería la causante de su desgracia, por un fallo diminuto.


    "Nunca se sabe cuan enferma está una mente, cuando es esta quien es capaz de mortificar y destruir tu paz interna..."
     
    Última edición: 10 Julio 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Threadmarks: Capítulo 2
     
    LaviunBee

    LaviunBee Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    658
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Laviun Avez, el comienzo.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1480
    PicsArt_07-09-08.00.35.jpg
    Capítulo 2

    Edad de los personajes: 14 y 15
    Grado: Noveno grado, escuela



    La bailarina iba danzando en el mar del sueño, retomando las notas musicales del violín, los tambores y la voz de Nassi en el fondo, sus movimientos eran delicados pero llenos de fuerza, moviendo la cadera al son de la musica de "La vie est belle", la oscuridad era la compañía.

    Las luces de la oscuridad eran inundadas por pequeños toques violáceos, y que en cada vez los sonidos de chasquidos de manos la impulsaban a moverse acorde a la canción, sumergiéndose en aquel misterioso lugar, quien mostraba como gente desconocida se unía a aquel hermoso como hipnótico baile que impulsaba a su cuerpo obedecer.

    Sus manos acariciaban con aquellos movimientos seguros de izquierda a derecha, sus hombros cobraban vida junto con los brazos que parecían danzar con el aire, mientras en tiempos de silencio daba saltos delicados, para luego moverlos acorde a las trompetas, sus pies se movían diestros a la canción.

    Hasta que la lanzaban al punto mas alto, y la volvían a agarrar en vuelo, para luego empezar a bailar por sentir la necesidad ardiente en ella, hasta que un brillo la cegó, y despertó con la respiración acelerada.

    —Laviun despierta o llegarás tarde, hay un día muy bello por delante —resonó la voz de su madre, Elianne.

    Laviun jadeó amortiguado, se removió en su cama, volviendo a voltearse de costado en ella, tapándose el rostro del sol.

    —Arg...—se quejó.

    Odiaba la luz del amanecer cuando se presentaba abruptamente, y más aun cuando su madre era la responsable. El dolor de cabeza debido al cambio brusco de oscuridad a luz, empezó a martillar su cabeza, duras y firmes punzadas amenazaban con no terminar fieles a la orden de su madre, por lo que no tuvo de otra que levantarse y comenzar el día.

    Una vez que se había alistado para tener oficialmente las clases en aquella nueva ciudad, volviendo a comenzar desde cero. Intentando olvidar nuevamente la desgracia que parecía no querer dejar de acompañarla, era debido a ello que siempre era la solitaria, la calmada, la...reprimida.

    Este año se había mudado de casa debido a que en la anterior, por culpa de unos sucesos normales, robos e inseguridad del vecindario, habían irrumpido en su hogar, asesinando y llevando consigo a su mejor amigo, doliéndole hasta en lo mas profundo de su alma su marcha, aquel ser celestial de colores crema y miel, juguetón y leal, su primer súper amigo. Su compañero de travesura, su mascota de la infancia, Junior, un collie manso y juguetón que hasta el fin de sus días le otorgó la felicidad plena. Pero como toda linda historia tuvo un final heroico pero triste, el ladrón que había ingresado al hogar aquella noche con el plan de robar, amenazó la vida de ella, con un arma de fuego, pero antes que le llegara a ella el daño que posiblemente la hubiera hecho desaparecer de la vida, su mejor amigo se cruzó en el camino de la bala, protegiéndola, y atacando fervientemente al enemigo para protegerla. Ella intento ayudar con el susto y miedo impregnado en su sistema nervioso, dándole al ladrón con la sartén en la cabeza, logrando que así juntos abatieran al enmascarado.

    Quizás aquello hubiese sido un alivio, pero no, para ella aquello fue el comienzo de su pesadilla, su mejor amigo estaba perdiendo mucha sangre, ella intentaba detenerlo.

    —¡Mamá! ¡Papá!—los llamó exaltada.

    Sus padres hicieron todo lo que estuvo a su alcance, el ladrón había sido arrestado, ellos habían llevado a Junior a urgencias, pero no pudieron hacer mucho, la bala había tocado él corazón de aquel animal, matando sus posibilidades de sobrevivir.

    Sus padres sabían que sería duro para ella superar la muerte de su mascota, pero cuando los días fueron pasando ella empezó a ser mas distante, iba todos los días en el patio trasero y acariciaba las huellas impregnadas en las paredes, los típicos ataques rabiosos que su cachorro tenía con los gatos. Ella pasaba gran parte del tiempo allí, tanto que sus padres tomaron la decisión de cambiar de ambiente, e ir a un lugar mas seguro.

    Pensaban que con ese cambio, todo mejoría, pero entendían que quizás se ilusionaban con esa idea, ya que aquel cachorro había sido el primer amigo que ella había hecho en el orfanato. Y que la habían adoptado con la compañía de aquel animalito, por lo que su muerte no sería tan rápido de sanar. Pero tenían la esperanza, que con mudarse, ella conociera e hiciera amigos nuevos, y se olvidara de ese pesar.



    •✦───────────•✧​



    Ante aquel recuerdo Laviun suspiró y se propuso enfrentarse a la nueva realidad. Nunca fue de pertenecer a un circulo social, ni amistad, por que la mayoría de las veces la catalogaban de rara, por tener el cabello de un color muy poco frecuente, el lavanda.

    Tampoco tomaba mucho en seriedad ser la mejor alumna, solo lo necesario, a pesar que entendía con facilidad todo tipo de información.

    Simplemente era una joven tranquila sin ningún motivo para sobresalir, o eso ella creía, hasta que quiso sentirse parte de un grupo de chicas.

    —Buenas, ¿podría sentarme con vosotras?—preguntó amigable Laviun.
    —Claro, hay mucho asiento—contestó una joven de cabello castaño.
    —¿Eres nueva no?—pregunta otra, pero de cabello pelirrojo, con un tono seguro y firme—Por cierto, soy Liliann
    —Oh, lo siento, soy Elida —vuelve a hablar la joven de cabello castaño con una sonrisa.
    —Si, me acabo de mudar, me llamo Laviun —contesta con una suave sonrisa tímida.

    En poco tiempo fueron entablando conversación, hasta que otra chica de ojos verde y cabello color miel, se acercó entusiasta con un chico parecido a ella.

    —¡Hola chicas!—saludó la joven de unos 14 años.

    El joven solamente las sonrío tímido, y eso había hecho que Laviun lo viese tierno.

    —Hola, Andrea, Andrés —saludaron al unisono Liliann y Elida.

    Laviun se sintió incómoda, y solo se dedicó a sonreír levemente.

    —Oh, hola, lo siento, soy Andrea, y él es mi gemelo Andrés, un gusto...—saludó amigable la joven de ojos claros.
    —Laviun Avez, un gusto —contestó sonriendo tímida.
    —Me gusta tu cabello, ¿es real?—preguntó el joven, tímido.
    —Uhm..si, gracias —contesta Laviun—¿Entonces? ¿En qué grado vas?—pregunta incómoda.

    Ambos habían empezado a entablar una conversación amistosa mientras que las demás iban hablando de chicos. A Laviun le había caído bien ese grupo, y Andrés también. Había encontrado un amigo en quien apoyarse, y quizás no había amanecido con el pie izquierdo.

    Aquel chico, era tímido, compasivo, gracioso, y respetuoso con ella. Era bastante calmado en comparación con su hermana. Iban al mismo curso. Sentía que en él podía confiar.


    •✦───────────•✧​



    Las semanas fueron pasando, las chicas eran agradables, pero poco a poco se iban haciendo pesadas con ella, y no sabía bien el por qué de aquello. Empezaron a distanciarse de ella, cada vez que quería hablar con ellas, están las ignoraban, otros días se burlaban de ella, hasta que un día su paciencia colmaron.

    —¿Pero que les pasa?¿Porque son así conmigo?—preguntó Laviun, confusa.
    —Ay, no te hagas de la mosquita muerta—soltó un comentario con asco Andrea.
    —¿Qué..?—preguntó incrédula Laviun.
    —Tu me robaste a mi hermano, por tu culpa ya ni me hace caso—se acerca amenazante a Laviun.

    No entendía a que se debía este ataque, pero intentó parecer firme. Era cierto que pasaba mas tiempo con Andrés, pero en estas últimas semanas, aquel ojiverde la ignoraba y le dolía, no sabía porque.

    —Debes estar confundida, Andy..—empezó a decir Laviun, pero la joven frente a ella le había golpeado la mejilla a palma abierta.

    El rostro de Laviun ardía, y el coraje que la abundaba empezaba a querer salir. Pero una voz la detuvo.

    —¡Eres una bruta! Te pedí y dije bien que no te la tomaras con ella. Me decepcionas hermana —dijo una voz tras ella, firme y triste, pero luego giró preocupado hacia Laviun.—¿Te encuentras bien?

    Laviun aun no estaba entiendo nada, y solo acertó en asentir levemente. Pero Andrés no se sentía conforme, por lo que la llevó a un lugar mas tranquilo.

    Explicándole debido a su rostro que expresaba profunda confusión, que su hermana estaba celosa de ella, porque ahora no era su única preocupación para él, sino que Laviun también. Por que sin querer se había enamorado de ella, Laviun se sentía como en una burbuja, estas eran emociones muy fuertes para ella.

    Por lo que se quedó en silencio sin saber que responder.

    —Laviun, ¿quisieras ser mi amigovia? Te quiero y no te estoy mintiendo, es verdad...—comenta Andrés.

    Aquella joven pelilavanda lo observó, de verdad lo quería pero temía por su seguridad. ¿Aceptaba o no?

    —¿Que dices nena?—pregunta con dulzura aquel ojiverde.
     
    Última edición: 10 Julio 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,190
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Comenzaré con correcciones y recomendaciones.

    C1:
    "...no había forma de no conocer el siglo veintiuno..." En lugar de usar 'no conocer', podrías usar 'desconocer'. Aunque esto es recomendación y no es que esté mal.
    "...¿por qué de su extraña manera que ocultaba su rostro de la gente?..." En lugar del 'su' podrías usar un 'la' y en ese espacio entre 'manera que' usar un 'en'. Lo recomiendo ya que esta oración suena un poco extraña.
    "Aquella chica, que no buscaba desenvolverse de entre el resto, desde que sucedió aquella maldición, nunca mas había intentado ser parte de algún grupo de personas, nunca se sabía si algunos de ellos sería una persona de alma oscura, ..." Aquí faltaron algunas comas (en azul), sobran unas 's' (subrayadas).
    "...sería la causante ..." Aquí va un 'la' en lugar de 'el', ya que se hace referencia a Adaliz, quien supongo es mujer por como se hace referencia a ella en el resto del escrito.
    C2:
    "...quien mostraba como gente desconocida..." No entendí esta frase, o le sobra o le falta algo, pero no encuentro qué es lo que falta.
    "...mientras, en tiempos de silencio, daba saltos delicados..."
    "...Laviun jadeó amortiguado, se removió en su cama, volviendo a voltearse de costado en ella, ...." Una tilde y separaste 'voltearse'.
    "...infancia, Junior, un collie ..." Nombres propios siempre en mayúscula.
    "...pero antes que le llegara a ella, el daño que posiblemente la hubiera hecho desaparecer de la vida, su mejor amigo se cruzó en el camino de la bala..."
    "Ella intentó ayudar con el susto y miedo impregnado..."
    "—Sí, me..."
    "—Hola, chicas..."
    "—Uhm..sí, gracias —contesta Laviun—¿Entonces? ¿En qué grado vas?—pregunta incómoda."
    "Aquel chico, era tímido, compasivo, gracioso, y respetuoso con ella. " Aquí sobran comas.
    "...ellas, estas las ignoraban, otros días se burlaban de ella, hasta que un día su paciencia colmaron." Aquí sería un 'colmó', 'se agotó'.
    "—¿Pero qué les pasa?¿Por qué son así conmigo?..."
    "—¿Qué dices, nena?..."

    Seguiré con la historia. Por el primer capítulo, que es muy corto y mejor se hubiera llamado prólogo, fue el que me atrajo, ya que pareciera que se viene una tragedia, espero sea una buena tragedia y no una tragedia romántica. Aunque más trágico que la muerte de Junior no creo que pueda ser.
    Dejas en claro que se está armando un romance adolescente entre la protagonista y Andrés, que sucederá con esa confesión, tan repentina, espero se vea en el siguiente capítulo. Le daré una oportunidad a la historia a ver que tal la desarrollas, ya que, aunque tiene pinta de ser un romance, pusiste que es misterio/suspenso, y siempre estoy ansioso para un buen misterio.
     
    • Ganador Ganador x 1
  5.  
    LaviunBee

    LaviunBee Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    658
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias por las correcciones, hoy recién me estaba percatando de las faltas, ayer las escribí entre la hiperactividad, y emovión del momento que no me di cuenta de pequeños detalles, los corregiré, gracias algunos no sabía >u\
    Las tragedias románticas no suelen salirme bien, por lo que la historia no recae en ello xD
    ¡Gracias!, Aunque parezca de romance, todo lo que está pasando solo es una vista del pasado para conocer el presente. El amor casi es neutro ya que Laviun no tiene mucho que ver con el amor. Mas se torna misteriosa y peligrosa. Espero desarrollarla mejor que la primera temporada xD.
    Gracias por las correcciones me han servido bastante. xD ¡Salud y mucha lokura!
     
    • Adorable Adorable x 1
  6. Threadmarks: Capítulo 3
     
    LaviunBee

    LaviunBee Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    658
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Laviun Avez, el comienzo.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1178
    [​IMG]
    Capítulo 3.




    —Laviun, ¿quisieras ser mi amigovia? Te quiero y no te estoy mintiendo, es verdad...—comenta Andrés.

    Aquella joven pelilavanda lo observó, de verdad lo quería pero temía por su seguridad. ¿Aceptaba o no?

    —¿Qué dices nena?—pregunta con dulzura aquel ojiverde.

    Parecía sincero, sentía de alguna manera que no estaba mintiendo, por lo que solo ocultó su rostro al abrazar sus rodillas.

    —¿Prometes no cambiar?—pregunta Laviun sin levantar la vista.

    Andrés la quería de verdad, pero de cierta manera entendía su punto, quizás estaba siendo muy precipitado, pero observaba que aquella niña lo había endulzado con su dulce personalidad y mirada. Por lo que se arrodilló a su nivel, acariciando suavemente su cabello lacio, con aroma a cereza.

    —Confía en mí... te lo prometo, mírame —suplica suavemente el ojiverde.

    Laviun se sentía extraña, no estaba tan segura en confiar para que la volviesen a lastimar. Pero recordó una frase que siempre decía su madre: "Si no te arriesgas, no ganas", pero que era lo que realmente quería, estaba confundida.

    —Gana el derecho, y te tendré confianza... me siento confundida por el momento —contestó con sinceridad Laviun, levantando la mirada.

    Sorprendiendo a Andrés, pero sonrió al tener chance, por lo que la besó en la frente suavemente.

    —Lo haré y no te arrepentirás —anunció seguro el joven ojiverde.

    Pero lo que no sabían era que cierta chica con melena miel, ojos verdes se mordía el labio enojada y celosa por aquella escena. Prometiéndose que esto no se quedaría así.

    •✦───────────•✧​

    PRIMER MES


    Cada semana Andrés lograba que Laviun estuviera feliz a base de escenas graciosas, una que otra vez le robaba besos en la mejilla, ocasionando que la pelilavanda se sonroje y se oculte entre su capucha negra que le había regalado.

    —¡Laviun mírame! A-uuahh... —dijo imitando el sonido de un mono.

    Ocasionando que la pelilavanda se volteara con el ceño fruncido, y ría al verlo. Andrés se encontraba colgado de las vigas de madera de la entrada principal del colegio, y con una agilidad loca, se abalanzó, cayendo a su lado, sacando una banana de su bolsillo trasero, para ella.

    —Eres un monito muy tierno, gracias —sonríe levemente Laviun, aceptando la banana.
    —Para mi bella nena, todo lo sería por ti—le guiñó el ojo, pícaro y divertido.

    Aquel gesto aun ocasionaba que Laviun sintiera sus mejillas sonrojarse. Se pasaban juntos divirtiéndose entre cada receso. Siendo ellos mismos.

    •✦───────────•✧​

    【SEGUNDO MES】

    Los exámenes se acercaban, por motivos muy extraños ninguno podía quedar junto en los recesos, porque siempre Andrea venía diciendo que necesitaba su ayuda, y alejaba a su hermano de Laviun, el aceptaba con tal de que su hermana terminara con este capricho de mal gusto.

    —¡Ya basta! No, ya esta, ¿que te traes hermana? Todas las veces que me llamas no son tan importantes como lo decías, me dijiste que una abeja te picó, no te veo dañada —dice serio Andrés, odiaba que le mintieran.

    Andrea sabía perfectamente eso, por que aquello había comenzado por su padre, al engañar a su madre. Por lo que se sintió arrepentida.

    —Quería que me prestaras atención... siempre estas con ella, y no conmigo—contesta Andrea.
    —Ay hermana, ven acá —suspiró mientras la abrazaba, sabía que en parte tenía razón.

    Andrea sollozó al comprender cuánto extrañaba estar así con su hermano.

    —Si tan sólo te dejaras conocerla, podríamos pasarla juntos, ella no te culpa ni está enojada contigo, la quiero hermana, pero a ti nunca te dejaría de querer...Eres mi gemela, desde el principio estuvimos juntos —dijo Andrés, mientras la abrazaba.
    —Lo sé ...sólo yo... sentí que todo se terminaba... sentí celos de ella...—se sincera mirando a su hermano, enseguida limpia sus lágrimas.
    —Ella es a quién quiero para sanar las heridas de padre, pero tu eres quién sana mis heridas del alma, por ser mi alma gemela, mi gemela brillante. Así que, termina con este lío, y volvamos a tener una mejor vista —suplica Andrés.

    Andrea se percató que su hermano realmente no había cambiado, sólo... se había enamorado. Él seguía siendo su gemelo, su hermano. Por lo que prometió no causarle más problemas y apoyarlo en sus momentos de felicidad.

    •✦───────────•✧​

    【TERCER MES】

    Las cosas con Andrés y Laviun iban tan bien, que los maestros inclusive les parecía tierno verlos en pareja, deseaban que ambos fuesen así, eran aplicados en las materias, ayudaban en lo que podían, y siempre se apoyaban en las buenas como en las malas.

    Hasta que llegaron las vacaciones, y fue allí cuando todo tuvo que terminar por el bien de ambos. El lío que se había formado escapaba de sus manos, y aunque ambos se querían mucho, el destino marcó su final.

    Andrea había cometido un error, se había rebelado en contra de sus padres en una fiesta, en ella perdió la responsabilidad que le inculcaron, y bebió hasta perder la consciencia de lo que hacía, se acostó con un chico que ni conocía, y ninguno había puesto la debida atención en usar condón. Por lo que las consecuencias de su rebeldía fueron viéndose, la madre de ambos hermanos se guiaba por el chisme del vecindario, a pesar de ser dulce, era mas de querer mantener su apariencia como la familia perfecta. Y aquel desliz de Andrea había manchado la reputación de la familia, por lo que al ser menores de edad, tuvieron que seguir las decisiones de sus padres, y mudarse de país. Para que nadie supiera de su acto de atroz según la madre. Obligando que Andrés tuviera con pesar dejar a la que por fin era su amigovia, libre, ya que no sabía como lidiar con apoyar a su hermana y seguir en su relación. Laviun aceptó con valentía y pesar su decisión, pero deseó ante todo, lo mejor, porque gracias a él pudo conocer el amor del bueno.

    •✦───────────•✧

    El tiempo fue pasando, ella decidió permanecer lejos de la popularidad para quedarse a salvo, en el perfil bajo. Liliann y Elida se había vuelto mas engreídas, astutas y coquetas. No la quería en su grupo por haber escuchado rumores de Laviun, cosas no ciertas pero tampoco buscaban la verdad. Un tiempo ella fue su conejillo de burlas, pero al estar siempre sola, pacífica, había adquirido una escalofriante seriedad que, cuando la molestabas, ers de temer, por lo que les daba cierto terror. Por lo que cuando aquella joven de melena rubia había llegado, todas las burlas habían ido hacia ella.

    Las primeras veces Laviun sólo se quedaba pensativa analizando la situación hasta que una burla colmó su ser. Encendiendo un oscuro y deprimente recuerdo de ella.

    —Jajajaja... miren nada más, la rubia sin sesos vino...¿Adivina que escuchamos por allí?—preguntó burlona Liliann
    —Al parecer nadie te quiere, eres solo una huérfana molesta—dice Elida con asco.
    —¡No lo soy! ¡Lárguense!—dijo temblando la rubia.
    —Tú, no te atrevas a desafiarme huérfana estúpida —sonrió prepotente Liliann.
    —¡Ya basta!—explotó la paciencia de...
     
    Última edición: 10 Julio 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,190
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    No puedo señalar los errores como quisiera por estar desde el teléfono. Pero resalto que te siguen faltando tildes, comas y algunos detalles que releyendo encontrarías facilmente.
    Este capítulo pudo ser mas largo, dar mas énfasis en la relación de Laviun y Andrés, como para sentir la separación de estos, ya que se leyó como algo que sucedió y ya. No temas en alargar los escritos y tomarte tu tiempo, ya sea que publiques un capítulo por semana o mas tiempo.
    El problema con los celos de Andrea se solucionó muy fácil, pero el otro problema tal vez no. Me pareció entender que quedó embarazada, pero no fue muy claro, al menos no para mí.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso